jueves, 22 de octubre de 2015

LOS CAMPAMENTOS DEL FRENTE DE JUVENTUDES (1)


En el marco del Estado y del Movimiento
Las circunstancias particularmente difíciles por las que transcurría la vida nacional durante el nacimiento de la Organización Juvenil (prolegómeno del F. de J.), en plena Guerra Civil, marcó su propia realidad.


Era lógico que las fuerzas nacionales quisieran mantener en su Organización Juvenil los mismos criterios de unidad que ya se habían aplicado en lo político y en lo militar.

Por ello, el Decreto 333 de 4-8-1937, abría las puertas a la Delegación Nacional de Organizaciones Juveniles, donde automáticamente pasaron a formar parte todas las organizaciones preexistentes.1

Esta puerta, que encontraba su marco en los Estatutos de Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista, se transformó en ley propia el 6 de Diciembre de 1940, en cuyo artículo primero se establece que el Frente de Juventudes se organiza como una sección de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S.2 3  4

El Estado delegaba en el Frente de Juventudes la educación política, física y deportiva; la formación del hogar para las niñas, la organización de campamentos, colonias, albergues, cursos…5

Movimientos juveniles españoles

La técnica de acampada comenzó a practicarse en España hacia 1893, con la creación del Centro Excursionista de Cataluña13, que el 23 de Junio de 1905, adquirida su primera tienda de campaña, la instaló en el Pla dels Estanyols (Canigó), con seis acampados14.

En la Renclusa se celebra el primer centenario de la ascensión al Aneto. Se celebra el primer campamento de alta montaña de la Federación Española de Montañismo en los Picos de Europa, y el segundo en Collado Jermoso15

Comenzada la Guerra por unos llamada Civil y por otros de Liberación, la Organización Juvenil de Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacionalsindicalista, aglutinó a la juventud, evitando con ello, quizá, llamamientos a filas similares a los de la quinta del biberón, realizados en la llamada zona roja, así como el exilio de niños llevado a cabo por las autoridades de la República. (Se calcula en unos 12.000 los evacuados por medio de Socorro Rojo Internacional; 10.000 más a través de la Federación Nacional de Pioneros, y unos 8.000 por intermedio del Comité Auxiliar de Niños)17

En 1939 se inicia la reorganización de los Exploradores de España por parte de una Comisaría Nacional Provisional.

Movimientos Juveniles Extranjeros

La Sociedad Industrial rompe con toda una serie de esquemas sociales que hasta el momento habían informado la convivencia humana. Dichos esquemas son suplidos por el asociacionismo o por las bandas en el campo juvenil.

Ante este fenómeno, la Iglesia reacciona a mediados del siglo XIX y crea sus propios organismos. Así, en 1855  nace en Inglaterra la Asociación Cristiana de Jóvenes Hombres mientras en Italia el Oratorio Festivo y en Francia, impulsada por Albert de Munt, Acción Católica, habían nacido en 188022.

En 1896, impulsado por Hoffman Folkesamb, se crean las wandervogël alemanas, a los que sigue, en 1877, y en Inglaterra, los Boy Scouts, impulsados por el general Roberto Baden Powell.

Estas asociaciones realizaron sus primeros campamentos en 1907.23

Relaciones del Frente de Juventudes con otros movimientos juveniles europeos

Si bien política y organizativamente el Frente de Juventudes se consideraba un movimiento netamente español, no debemos olvidar sus relaciones dentro del ámbito internacional, y especialmente, por su cercanía, el europeo.

Como primer dato destacable, señalar el viaje que realizaron 400 flechas y 200 flechas azules, huérfanos de la revolución y de la guerra, en el mes de Julio de 1937 a Italia, así como el iniciado en Sevilla, rumbo a Alemania, por parte de una centuria de flechas, el 27 de Agosto de 1938.25

A pesar de todo, esta etapa campamental ya había perdido la profundidad de que hacía gala en los primeros tiempos, ya fuese con muchachos españoles, marroquíes, saharauis o guineanos.

Influencia de los Movimientos Juveniles Europeos en la ideología pedagógica del Frente de Juventudes

Dice Aldo Agazzi32 que el escultismo fue una llamada a los sentimientos de honor, de caballerosidad, camaradería, orgullo, deseo de actuar con responsabilidad, de vivir al aire libre, típicos del muchacho que entra en la pubertad y atraviesa la adolescencia. No es propiamente un método escolar, es mucho más: es un sistema de vida, unido con una especial técnica y didáctica formativa, que se resume en la espontánea aceptación de una ley, en una obligación solemne confirmada con una promesa continuamente renovada. Es decir, se trata de un método educativo del que la misma escuela puede sacar fecundas enseñanzas, que forma a unos hombres, mediante el conocimiento verdadero del niño.

Como veremos en el desarrollo de las diversas etapas del presente trabajo, el Frente de Juventudes perseguía ideales similares a los apuntados y, quizás, corregidos y aumentados.

Es conveniente tener presente que quienes impulsaron y desarrollaron el Frente de Juventudes eran antiguos miembros del escultismo español que, en el Frente de Juventudes, impulsaron sus principios pedagógicos.

Por otra parte, los movimientos juveniles tienen entre sí características muy comunes, siendo el fin perseguido objeto específico de la ideología que impulsa a cada uno de ellos, y no es ningún secreto que el Frente de Juventudes era un movimiento Nacional-Sindicalista.


El protagonismo de los jóvenes, no como seres incapacitados que deben recibir todo de los demás, sino como personas que deben formarse para la consecución de un mundo mejor. Protagonismo en la realización de los objetivos; protagonismo en brindar ayuda; protagonismo en ser mejores que los demás, no en el sentido crematístico de la palabra, sino en el sentido espiritual de la misma.

Principios radicalmente opuestos a los imperantes en la sociedad actual. Principios que fueron erradicados por una sociedad de consumo, siempre tan despreciada y combatida en el seno del Frente de Juventudes.


25 Sancho Dávila. De la O.J. al Frente de Juventudes pp. 106 y 107
32 Aldo Agazzi. Historia de la Filosofía y la Pedagogía. Tomo III pp 454-455


1 Boletín del Movimiento de Falange Española Tradicionalista y de las JONS nº 2 de 15 de agosto de 1937
2 Revista Mandos nº 9 de Septiembre de 1942 Pag 133 y sig.
3  4 En el artículo segundo de la citada ley se incluye al S.E.U. como agrupación de los escolares de Centros de Enseñanza Superior.
La agrupación por edades difería también en cuanto a sexos, correspondiendo a los varones cuatro grados:
·         Siete a once años
·         Once a quince
·         Quince a dieciocho
·         Dieciocho a la edad de ingresar en filas
Existiendo para las mujeres un encuadramiento más corto, que abarcaba de los siete a los dieciséis años.
5 Artículo IX de la Ley de 6-12-1940
13 Butlletí del Centre Excursionista de Catalunya. Octubre 1936
14 Boletín de la Sección de Montaña y C.A.D.E. (C.E.C.) Barcelona 1948-1949
El 23 de Junio de 1907 se instalan las dos tiendas que poseía el CEC, en el Puigmal.
En 1919, la Secció d’Esports de Muntanya organiza las primeras excursiones colectivas de 15 días, a base de campamentos sucesivos en diferentes valles y lagos del Pallars.
En 1925, en Vignemal, 5 socios del CEC construyen el primer iglú pirenaico
En 1928, la Secció d’Esports de Muntanya inicia la organización anual de unos grandes campamentos fijos de alta montaña, en diversas tandas de 8 a 10 días. El de éste año se instala en San Mauricio, eligiéndose nuevos lugares para los años sucesivos.
15 Anales del CEC 1939-1945 pp. 247-248
17 José Antonio Elola Olaso. El robo inicuo de un trozo de alma española. Mandos nº 75 Marzo 1948 pp. 130 a 132
22 Pascual Pascual Recuero. Cuatro Emblemas…
23 Aldo Agazzi. Historia de la Pedagogía. Tomo III pag. 454

0 comentarios :

 
;