martes, 9 de febrero de 2016

La conquista británica de España (XVIII)


O’Higguins era hijo del Marqués de Osorno, virrey de Perú. San Martín en 1814 se aliaría con Pueyrredon y con O’Higgins, que era hijo del Marqués de Osorno, virrey que había sido de Perú y había pasado largas temporadas en Londres al amparo de Miranda; entraría en Chile, donde siguiendo con el plan británico, organizó una armada suministrada por Inglaterra y servida por marinos británicos, cuyo comandante era Lord Cochrane, que se dirigió a la toma de Perú.

Los términos “británico” y “masonería”, sin llegar a serlo, aparecen como sinónimos. Así, “en 1815, cuando San Martín se desempeñaba como gobernador intendente de Cuyo, alrededor de medio centenar de residentes británicos en Mendoza formaron la compañía de milicias patrióticas de cazadores, incorporada al Batallón de Cívicos Blancoscuya misión era la defensa del territorio en caso de invasión. Debe tenerse en cuenta que el porcentaje de ciudadanos británicos residentes en esa ciudad era elevado, por cuanto ella fue asignada como lugar de residencia a numerosos prisioneros de las invasiones inglesas de 1806 y 1807. Los oficiales de la compañía fueron elegidos por sus integrantes; recayendo la jefatura en el capitán D. Juan Young. Aunque las milicias no debieron afrontar ninguna invasión, algunos de sus miembros se incorporaron al Ejército de los Andes, entre ellos el capitán Young.”[1] En enero de 1817 cruza los Andes con un ejército, conforme al plan británico que, como hemos visto, había sido gestado por Maitland, personaje con el que, al parecer, San Martín tuvo contactos durante su estancia en Inglaterra; plan que, según se desprende del desarrollo de la campaña de San Martín fue seguido al pie de la letra, pues coinciden en lo referente a la toma de Mendoza y en lo referente al paso de los Andes, a la campaña de Chile y la acometida marítima sobre Perú.
El Brigadier General William Miller, 1860

Los británicos, en el plan citado entendían que “Un coup de main sobre el puerto del Callao y la ciudad de Lima podría resultar probablemente exitoso, y los captores podrían obtener mucha riqueza, pero ese triunfo, a menos que fuéramos capaces de mantenernos en el Perú, terminaría provocando la aversión de los habitantes a cualquier conexión futura, de cualquier tipo, con Gran Bretaña”.[2] Ese efecto quedaría contrarrestado si la acción era llevada a cabo por los “libertadores”. El primer paso se daría en Buenos Aires el 8 de octubre de 1812, deponiendo al cabildo que, de hecho, ya actuaba de forma independiente. 

El cumplimiento del plan, por otra parte, y como ya venimos señalando en otros asuntos, como en el caso de Bolívar, por ejemplo, estaba supervisado por personal inglés cualificado; así, si Bolivar contaba con O’Leary, ”en el Ejército de los Andes, San Martín contó además con los servicios del General William Miller, un inglés que había peleado bajo las órdenes de Wellington en Waterloo”[3], y ”antes de iniciar la expedición a Chile, San Martín se mantuvo en contacto con el Comodoro William Bowles, nuevo Comandante en Jefe de la estación sudamericana de la Armada Real, a quien el Libertador confió, en Buenos Aires, sus planes y problemas.”[4] Y sobre ellos, San Martín estuvo asesorado por el agente británico James Paroissien, quién, cuando en 1824 “el libertador” pasó a servir a su majestad británica en Londres, lo acogería en su casa.[5] Posteriormente, Paroissien “regresó al Perú y, a las órdenes de Bolívar, acompañó al Gral. Sucre en su invasión del Alto Perú. Pero ni corto ni perezoso, Paroissien se involucró en diversos proyectos de minería propiciados por empresas británicas. La británica Asociación de Minería de Potosí, La Paz y Perú lo designó director de sus minas potosinas en abril de 1825.” [6]  

Notas: [1] Anónimo. soldados ingleses y extranjeros en el ejercito de los andes [2] Terragno, Rodolfo. Maitland & San Martín. Pag. 21 [3] Terragno, Rodolfo. Maitland & San Martín. Pag. 204 [4] Terragno, Rodolfo. Maitland & San Martín. Pag. 204 [5] Diego Paroissien: ¿Patriota o agente británico? [6] Diego Paroissien: ¿Patriota o agente británico? 

0 comentarios :

 
;