domingo, 17 de abril de 2016

Tal día como hoy, 17 de abril

 EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

El 17 de Abril de 1492 se firmaban las Capitulaciones de Santa Fe, que comenzaban por llamar a Colón “don Cristóbal Colón”, con lo que quedaba incluido en el número de la nobleza española.Las concesiones principales estipuladas en el acuerdo eran:

—Poseería Colón el título de almirante con las mismas prerrogativas reconocidas en Castilla, con carácter vitalicio y transmisión hereditaria perpetua.
—Sería Colón virrey y gobernador de las islas y tierras que descubriera, pudiendo proponer a los Reyes ternas para las personas que hubiesen de gobernar, bajo su autoridad, las distintas provincias; los monarcas quedaban obligados a escoger uno de los tres nombres.
—Gozaría del diezmo, no del quinto, de todas las riquezas o mercancías que allí se obtuvieran.
—Ejercería jurisdicción en aquellas querellas originadas por la explotación comercial de las islas y tierras por él descubiertas.
—Tenía Colón privilegio para participar con una octava parte en todas las empresas mercantiles que negociasen en las nuevas tierras.

El 17 de Abril de 1709 escribía Felipe V a su abuelo Luis XIV de Francia: “Jamás dejaré a España sino con la vida, y prefiero, sin comparacion, mucho mas perecer disputando en ella el terreno palmo á palmo al frente de mis tropas, que tomar ningun partido que mancillase, si me atrevo á decirlo así, la gloria de nuestra casa, que yo si puedo no deshonraré ciertamente” .  Un acto extrañamente gallardo que sin embargo queda empañado por la irrefrenable sumisión que finalmente señala cuando para acabar la frase refiere: “quedándome el consuelo de que trabajando por mis propios intereses trabajaré tambien por los de Francia, para quien es absolutamente necesaria la conservación de España.

El 17 de abril de 1711 fallece el emperador de Austria José I. Asegurándose Inglaterra el predominio comercial a costa de España, Francia e Inglaterra habían iniciado conversaciones secretas a principios de 1711 para sellar la paz en España. Algo que, con el fallecimiento del emperador José I, ocurrido el 17 de abril, tomó decididamente cuerpo, ya que el heredero de José I era su hermano, el archiduque Carlos. Inglaterra no permitiría que la corona austriaca y la española recayesen en la misma persona. Evidentemente, en 1711, los intereses de Inglaterra habían variado muy sustancialmente con la muerte del emperador José I de Habsburgo, acaecida el 17 de abril de 1711. Señala José Calvo Poyato que “los tories, después de su victoria del año anterior, controlaban sin problemas la Cámara de los Comunes donde no habría dificultades para aprobar la propuesta. Pero la situación se planteaba de forma muy diferente en la Cámara de los Lores, donde los partidarios de la guerra eran mayoría, sobre todo porque el duque de Marlborough un decidido partidario de la guerra ejercía una gran influencia. En esta coyuntura la actuación de la reina Ana fue decisiva tomando una decisión insólita, basada en que el nombramiento de los lores era una prerrogativa regia. Nombró en un solo día doce nuevos pares del reino que era el número necesario para hacer que los partidarios de la continuidad de la guerra quedasen en minoría. Era algo sin precedentes en la historia de Inglaterra. Para comprender la actitud de la reina Ana es conveniente señalar que una de las cuestiones que se habían abordado en las conversaciones mantenidas con los franceses era la relativa al apoyo que Luis XIV prestaba a las pretensiones de Jacobo Estuardo de convertirse en el sucesor de la reina Ana. La soberana inglesa, pese a haber dado a luz en dieciocho ocasiones, carecía de descendencia directa, al haber nacido muertos todos sus vástagos o haber fallecido poco después de nacer. En esas circunstancias Ana había designado como su sucesor a Jorge de Hannover, príncipe elector del Imperio perteneciente a una familia declaradamente protestante. Los representantes franceses aseguraron que su rey estaba dispuesto a retirar su ayuda al Estuardo. En buena medida, la reina Ana deseaba, al margen de otras consideraciones como su enfrentamiento personal con Marlborough, allanar el camino para la llegada al trono de la que sería la dinastía hannoveriana.

El 17 de abril de 1839 Guatemala se separó de las Provincias Unidas de Centroamérica.

0 comentarios :

 
;