domingo, 1 de mayo de 2016

Tal día como hoy, 1 de mayo

 EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

El 1 de mayo de 1558 se inicia el proceso inquisitorial contra el obispo Carranza.

El 1 de mayo de 1835 sería nombrado Espartero comandante general de Vascongadas, de donde el ejército liberal tan sólo controlaba las capitales.

El 1 de Mayo de 1841, el Papa Gregorio XVI pronunció la célebre alocución consistorial «Aflicitas in Hispania res», en la que censuraba la actitud de España en relación a la religión, al mismo tiempo que se hablaba de la persecución anticatólica.

El 1 de Mayo de 1855 se publica la ley de desamortización de Madoz declarando en estado de venta todos los predios rústicos y urbanos, censos y foros, pertenecientes al Estado, al Clero, a las Órdenes Militares de Santiago, Alcántara, Calatrava, Montesa y San Juan de Jerusalén; a Cofradías, obras pías y santuarios, al secuestro del ex infante don Carlos, a los propios y comunes de los pueblos, a la beneficencia, a la instrucción pública, y cualesquiera otros pertenecientes a manos muertas, ya estén o no mandados vender por leyes anteriores. (Artículo Primero).

El 1 de mayo de 1860, el pretendiente carlista, conde de Montemolín, hizo una declaración pública:  «Declaro pública y solemnemente á la faz del mundo, que, persuadido íntimamente de la ineficacia de las tentativas hechas en favor de los derechos que creo tener á la corona de España, y deseoso de que en lo que me concierne ó al abrigo de mi nombre no sean turbadas la paz y la tranquilidad de mi patria, de mi propio movimiento y de mi libre y espontánea voluntad, renuncio desde ahora para siempre á los derechos precitados, protestando hacer este sacrificio en el altar de la patria... Empeño, pues, mi palabra de honor de no consentir nunca que mi bandera sea levantada en España, y declaro que, si por desgracia se hallase en el porvenir quien invocase mi nombre, le tendré por enemigo de mi honor. Declaro igualmente que, en seguida de haber recobrado mi libertad, ratificaré esta renuncia voluntaria, para que en tiempo alguno pueda ponerse en duda la espontaneidad con que la he hecho. Sea el premio de este sacrificio la libertad de mi patria.

El 1 de mayo de 1871 comenzó a publicarse el Boletín Oficial del Gran Oriente de España y al año siguiente veía la luz el Diccionario Masónico de bolsillo, de Pertusa. En esta última obra se decía que la francmasonería era: una asociación de hombres libres y de buenas costumbres, que tiene por único y exclusivo objetivo el mejoramiento social de la humanidad. Según Pere Sánchez, esta fue una masonería con una muy poco disimulada vocación política en la que no pocos personajes utilizaban su estructura e influencia para escalar al poder y al prestigio, a lo que no hacía ningún asco la institución siempre que el político en cuestión favoreciese sus intereses. No es exagerado afirmar que a algunos de ellos se le concedieron los 33 grados en tres días y que muchos otros, que ostentaban cargos importantes, difícilmente sabían algo de la masonería y no asistían a los trabajos masónicos. De ideología progresista y composición burguesa, era entonces el prototipo de masonería latina, de características bastante diferentes de la anglosajona, como el anticlericalismo militante o el apoyo a determinadas revoluciones políticas. Esta masonería, propia de la Europa latina, se convirtió al positivismo científico y al sufragio universal en la segunda mitad del siglo XIX y alguna de estas obediencias incluso eliminó de sus estatutos la obligatoriedad de reconocer la existencia del Gran Arquitecto del Universo (Dios).
 

El 1 de mayo de 1898 la flota de Dewey venció a la escuadra española de Filipinas, en la batalla de Cavite. Esta mismo día, el teniente Andrés S. Rowan, del ejército usense, coordina en Báyamo las acciones del ejército invasor con los separatistas cubanos.

0 comentarios :

 
;