jueves, 12 de mayo de 2016

Tal día como hoy, 12 de mayo

El 12 de Mayo del año 1284, a pesar de la maldición de su padre, ascendía al trono de Castilla y León Sancho IV, segundogénito de Alfonso X, que era nieto de Jaime I y admirador de la cultura árabe y judía, pero tuvo que hacer frente a  Alfonso de la Cerda, hijo de Fernando, su hermano, el primogénito de Alfonso X, que había fallecido en combate en 1275, y conforme a las Siete Partidas le correspondía la corona. Sancho IV fue reconocido por la mayoría de los pueblos y de los nobles, pero al mismo tiempo hubo un grupo bastante numeroso de partidarios de los Infantes de la Cerda. Durante todo el reinado de este monarca hubo luchas internas y peleas por alcanzar el poder. Uno de los personajes que más discordias provocó fue el infante don Juan (hermano de Alfonso X), el perturbador del reino en tiempos de Sancho el Bravo, el aliado del rey de Marruecos contra su hermano, el que asesinó al hijo de Guzmán el Bueno y a su causa se unió el noble don Lope Díaz III de Haro, VIII Señor de Vizcaya.

El 12 de Mayo de 1475 Alfonso V de Portugal casó con Juana la Beltraneja, su sobrina, y reclamó el trono de Castilla. Para hacer efectiva la reclamación de la Beltraneja, un ejército de catorce mil infantes y cerca de seis mil caballeros avanzó hacia Plasencia donde se incorporó el duque de Arévalo y el marqués de Villena, de gran influencia en Castilla la Nueva por sus inmensos estados, que se extendían desde Toledo a Murcia, quienes tras celebrar la boda de Alfonso y Juana el 12 de Mayo, procedieron a proclamarlos reyes de Castilla. Lo mismo había hecho el duque de Arévalo, que disfrutaba notable crédito en Extremadura, y en el mismo bando ingresaron el marqués de Cádiz, el Gran Maestre de Calatrava, un hermano de éste y el arzobispo de Toledo, Alfonso Carrillo.  Comenzaba un periodo en el que Castilla contaba con dos casas reales reinantes. La guerra estaba garantizada, y las fuerzas de Isabel se limitaban a quinientos caballeros y a un embarazo que acabó malográndose con tanta actividad militar. Pero el tiempo de los Reyes Católicos, el tiempo de España, había llegado, y en pocos días Fernando logró organizar un ejército voluntario compuesto por cuatro mil hombres de armas más ocho mil jinetes y treinta mil peones; gente sin preparación militar, pero adicta a sus reyes, y la reina se hace con la voluntad de la población de Toledo, que para desdoro de su arzobispo y de forma voluntaria se alista para luchar a favor de sus Reyes.

El 12 de mayo de1551 se funda en Lima (Perú)  la Real Pontificia Universidad de San Marcos, primera universidad de América.

El doce de mayo de 1898, la escuadra usense del almirante Sampson bombardeó San Juan de Puerto Rico. Desde el treinta de abril de 1797, la plaza de San Juan no había disparado un solo tiro de guerra: ciento y un años de paz.

0 comentarios :

 
;