martes, 12 de julio de 2016

Comentarios a la constitución europea (4)

Esa actuación europea que sufrió el Imperio Romano de Oriente; ese hostigamiento por parte del mundo hedonista europeo, es el mismo que desde hace cinco siglos ha venido sufriendo España (y el conjunto de la Hispanidad) por parte del mismo enemigo.

Sí, ciertamente tropas europeas tomaron partida en ocasiones en la lucha contra los moros en España, pero sólo los templarios lo hicieron de una manera decidida y con espíritu cristiano.

La norma, en cualquier caso, era diametralmente opuesta al espíritu de la Cruzada española. Hasta el extremo que la Batalla de las Navas de Tolosa, hecho de primordial importancia en el desarrollo de la Reconquista, se vio libre de la intromisión europea, aunque se hallaban presentes en el terreno.

Sencillamente la voluntad de los europeos no coincidía con la filosofía de la Reconquista, y se automarginaron. La batalla de las Navas de Tolosa fue el primer hecho histórico, tras la asonada árabe, donde todos los reinos hispánicos plantaron cara al invasor… Y lo hicieron sin los europeos, como siempre.

Mientras tanto, la mezcla de sangre era el síntoma esencial del pueblo español. Sólo dejaba de mezclarse quien se automarginaba… la inmensa mayoría de los judíos; la inmensa mayoría de los moros…la inmensa mayoría de los europeos…

España expulsó al moro, y su ímpetu la lanzó al Atlántico, a África y a Europa, pero ni en África ni en Europa tuvo éxito; hasta el extremo que en el apogeo de la Historia, uno de los mejores reyes que jamás han sido en la historia de la humanidad (por cierto, medio europeo de sangre), Carlos I, se vio en la obligación de dividir su imperio, separando definitivamente Europa de la Hispanidad. Y es que tuvo que comprobar la imposible comunión entre una y otra.

La Hispanidad, desde siempre, es diametralmente opuesta al mundo europeo.

Indios araucanos durmieron en el fuerte Santiago la noche en que fueron vencidos militarmente, y sólo el pensamiento humanista y cristiano, hispánico, puede ser capaz de crear la figura del “defensor universal del indio”, encarnado nada menos que en un fraile, Fray Bartolomé de las Casas, cuya “Brevísima noticia histórica de la destrucción de las Indias” no es sino una sarta de majaderías; eso sí, emitidas con la noble voluntad de defender la Justicia.

A los diez años de que el gran Hernán Cortés conquistara México, existían diccionarios quechua-español; escuelas… Y a los cien años, universidades distribuidas en toda América. Y las relaciones con los nativos, de guerra y de amor.

El mismo Hernán Cortés tuvo unas relaciones más que íntimas con Malinche desde el primer momento de pisar tierra mexicana.

Igualito que los europeos en Norteamérica, donde la primera escuela primaria se constituyó en el siglo XIX, para los hijos de los conquistadores, y donde a los indios se les trató peor que a animales.

0 comentarios :

 
;