sábado, 16 de julio de 2016

Tal día como hoy, 16 de julio

Efemérides históricas

La batalla de Las Navas de Tolosa, llamada en la historiografía árabe Batalla de Al-Uqab, finalmente enfrentó el 16 de Julio de 1212 en las inmediaciones de la población jiennense de Santa Elena al ejército aliado en una actuación que puede entenderse como la primera iniciada por quienes, juntos, constituían España, contra el ejército numéricamente superior del califa almohade Mohamed Al Nasir (Miramamolin). Saldada con una importantísima victoria del bando cristiano, esta batalla fue el punto álgido de la Reconquista y el principio del fin de la presencia musulmana en España.

El 16 de julio de 1813 se emite la declaración de independencia de las Provincias Unidas de Nueva Granada.

El 16 de julio de 1816 Simón Bolívar revocó su decreto de "guerra a muerte" de 1814 que había tenido tan dramáticas consecuencias, y cuyo relato nos deja Pedro Pérez Muñoz en sus cartas:“No han perdonado al fiel patriota y al criollo ilustrado, pues víctimas del furor de sus paisanos, han perecido igualmente en los cadalsos y en las hogueras…/… Caracas… ha sido cubierta de luto enteramente, sin perdonar al laborioso isleño, a los padres europeos y hasta los moribundos enfermos fueron amarrados con sogas contra unas tablas y arrojados a las violentas llamas."

El 16 de julio de 1872 Don Carlos cruza la frontera por Zugarramurdi. Alentados por su presencia, los carlistas efectúan una fulgurante ofensiva que consolida su dominio sobre Guipuzcoa, Vizcaya (donde los liberales solo conservan Bilbao y Portugalete) y Navarra, donde culmina con la toma de Estella, capital histórica del Carlismo, el 24 de agosto. Las acciones de Allo y Dicastillo consolidan un triunfo de trascendental importancia.

El 16 de julio de 1873, el pretendiente carlista, Carlos VII, hacía su entrada en Navarra por Zugarramurdi y la sublevación cobraba nuevos bríos. El Ejército Liberal perdía progresivamente la iniciativa, viéndose obligado a concentrar sus fuerzas en las capitales. Mientras tanto, los carlistas se hacían dueños del interior y establecían allí sus propias Diputaciones para administrar el territorio. Dominaban toda Vizcaya, salvo Bilbao y Portugalete; toda Alava, salvo Vitoria; la mayoría de Guipúzcoa, excepto Guetaria, Tolosa (que caería en 1874) y la zona comprendida entre Hernani, Irán y San Sebastián, y en Navarra eran suyas las merindades de Pamplona –menos la capital–, Estella y Sangüesa.

El dieciséis de julio de 1898, capitulación de Santiago de Cuba ante el ejército de los EE.UU. En un memorando fechado el día anterior se denuncia la lamentabilísima situación de las fuerzas españolas, que se ven obligadas a rendirse. 

2 comentarios :

Juan Pedro Sanchez Alvarez dijo...

Muy interesante

Sr. Ronin dijo...

la foto no se agranda, por lo demas perfecto

 
;