jueves, 18 de agosto de 2016

Antonio Pérez, el primero entre los traidores (V)

LA CONSPIRACIÓN CONTRA DON JUAN DE AUSTRIA

Para esas fechas Antonio Pérez ya llevaba años a la sombra del rey. “Fue nombrado Secretario del Rey el 17 de Julio de 1567. El 8 de diciembre de ese mismo año recibió el titulo de Secretario de Estado encomendándosele la negociación de Italia.”  y ya llevaba años amasando una fortuna a base de sobornos que iba recibiendo, y que, de haber sido conocidos por Felipe II hubiesen significado su final político.  ¿Fue esta situación la que provocó el asesinato de Escobedo como huída hacia delante de Pérez? Tal vez, pero a la luz de lo que llevamos tratado, no pasa de ser una hipótesis; ¿plausible?, sí, pero hipótesis.

Como ya hemos señalado, en medio de todo estaba también el conflicto con la nobleza; “el grupo de los belicista, de los “duros” en el conflicto de los Países Bajos, estaba encabezado por el duque de Alba, gran enemigo de Antonio Pérez porque no toleraba que la gente baja hubiera llegado a controlar el gobierno del estado. Don Juan de Austria, que militó en el grupo belicista, evolucionó más adelante hacia el bando contrario,”   pero en el asunto de Escobedo, el consultado sería el marqués de los Vélez, que desde la guerra de las Alpujarras tenía cierto resquemor hacia Don Juan de Austria, y por el contrario estaba cercano a Antonio Pérez. Juntos, Antonio Pérez y Luis Fajardo, Marqués de los Vélez, tramaron el asesinado de Escobedo, que brindaron como necesidad de estado a Felipe II, quién, “después de oir de los labios del marqués de los Velez que, aún con el sacramento en la boca votaría la muerte de Juan Escovedo, decidióse al fin a decretarla, dando á Antonio Perez el cargo de la ejecución.”

En otro orden de cosas, el 24 de Julio de 1568 “Cuando murió el príncipe Carlos, Felipe II no tenía sucesor para el trono y en la corte se empezó a pensar en la posibilidad de que don Juan de Austria heredara el cetro español.”   Extremo que en ningún caso desagradaba a Felipe II, que según opinión generalizada quería a don Juan, más como padre que como hermanastro.

Toda esta situación se cocía con los intereses de Don Juan de Austria por medio. Don Juan reclamaba para sí un reino; lo había intentado en Túnez el año 1573, y como consecuencia de haber desobedecido las órdenes de su hermano, perdió La Goleta. Luego fue enviado como gobernador de los Países Bajos, y pretendía invadir Inglaterra para coronarse rey. Esta idea no le parecía mal a Felipe II, pero la estimaba precipitada, y prefería mirar primero la boda de D. Juan con María Estuardo; pero el juego político de los Países Bajos, donde Guillermo de Orange estaba jugando un papel de primer orden, potenciaron la idea de que D. Juan iba a casar con Isabel de Inglaterra; algo que estaba siendo tratado por él mismo y por el Papa; pero todo era con la idea de enmarañar las relaciones de Don Juan con su hermano el rey Felipe II, quién por otra parte era puesto al corriente de todos los contactos.

0 comentarios :

 
;