jueves, 29 de septiembre de 2016

Tal día como hoy, 29 de septiembre

 

EFEMÉRIDES HISTÓRICAS


El 29 de Septiembre de 1833 fallece Fernando VII y vienen del exilio los responsables del trienio liberal: Cea Bermúdez, Martínez de la Rosa (conocido como Rosita la pastelera)… y de inmediato, en 1834, los frailes fueron acusados de haber envenenado las aguas, lo que provocó una epidemia de cólera, y este fue el argumento para llevar a cabo una feroz persecución religiosa que se llevó por delante a toda una comunidad, excepción hecha del padre Muñoz, cuñado de la reina, a quién le es respetada la vida. Otros conventos no conocieron supervivientes; sus miembros eran asesinados a la vista de las fuerzas del orden. Los desórdenes, según escribe Martínez de la Rosa se cobraron la vida de 300 víctimas. Los desórdenes se extendieron a Zaragoza, donde un fraile renegado, Crisóstomo de Caspe, destacó por su sadismo en medio de la inmunidad y sería fusilado posteriormente por los carlistas; a Murcia; a Reus, donde quemaron todos los templos; a Barcelona, donde hacen lo mismo; a Valencia… Se crean juntan independientes en Cataluña, Valencia, Zaragoza, Andalucía… cuya primera misión es exterminar a los religiosos y crear constantes desmanes. La descomposición de lo que quedaba de España.

En Zaragoza, el 29 de septiembre de 1866 las turbas intentaron quemar el palacio arzobispal, pero “algunos republicanos de orden y revolucionarios de mejor sentido” evitaron el desmán. En Valladolid, los demócratas se hicieron dueños de la situación y convirtieron el templo de los Mostenses en “templo de la libertad” para sus reuniones políticas. La Junta de Lérida derruyó una parroquia y cerró el Seminario Conciliar, medida esta muy frecuente, que se repitió en Salamanca, Valladolid, Tortosa y Málaga. En Huesca, el obispo fue expulsado el 8 de octubre por la Junta revolucionaria85. Las Juntas de Barcelona y Calatayud decidieron la expulsión de los jesuitas…/… No faltaron Juntas muy moderadas en su conducta hacia el clero. La de Valladolid, aunque expulsó a los jesuitas, se mostró respetuosa con el cardenal, que confesó haber recibido díariamente testimonios de respeto de toda clase de personas, incluyendo a los miembros de la Junta revolucionaria. En Astorga, el obispo se congratulaba de lo juiciosa y pacífica había sido la actuación de la Junta local87. La de Santander se apresuró a comunicar que su principal objetivo era conservar el orden y consagrar un respeto religioso a la propiedad, y solo explicitó el derecho a la Soberanía Nacional88. La Junta de Cuenca y otras se pusieron decididamente a favor de la Iglesia. La Junta de Burgos no tomó ninguna medida contra las órdenes religiosas.

El 29 de septiembre de 1873, Jaén se sumará al pronunciamiento cantobalista eligiendo una Junta tripartita.

0 comentarios :

 
;