miércoles, 14 de septiembre de 2016

Tal día como hoy, catorce de septiembre


EFEMÉRIDES HISTÓRICAS


El 14 de septiembre de 791 accedía al trono de Asturias Alfonso II. Un personaje merecedor de especial atención, engendrado en una vasca por el violento y feroz Fruela, educado en la corte por sus tíos Adosina y Silo, desplazado del trono por su tío Mauregato, refugiado durante años entre sus parientes vascones, que a los veinticinco años accede al trono como consecuencia de la derrota sufrida por Bermudo el diácono, que logra escabullirse del intento de rapto llevado a cabo en la aceifa del mismo año que tomó el trono; posteriormente depuesto por un oscuro levantamiento, tras lo cual repone el orden gótico y ordena lo que ya podrá llamarse corte real, y que reina más de cincuenta años en lucha contra los poderosos ejércitos de Córdoba, apareciendo con sus huestes en cualquier punto de su alargado reino que iba del Pirineo al Atlántico llevando una vida casta, pura, inmaculada. Insisto, merecedor de atención especial. En su reinado se descubrió el sepulcro de Santiago, que tanto bien haría en la Reconquista de España.

El Emperador Don Carlos, en Barcelona, á 14 de Septiembre de 1519. El mismo, y la Reina Doña Juana, en Valladolid á 9 de Julio de 1520. En Pamplona, á 22 de Octubre de 1523. Y el mismo Emperador, y el Príncipe Gobernador, en Monzón de Aragón á 7 de Diciembre de 1547. Don Felipe II, en Madrid, á 18 de Julio de 1563. Don Carlos II, y la Reina Gobernadora, en esta Recopilación. Que las Indias Occidentales estén siempre reunidas á la Corona de Castilla, y no se puedan enajenar.

El 14 de Septiembre de 1823, Riego se enfrenta a las tropas aliadas y es derrotado por los franceses en Mancha Real y Jódar (Jaén) y es  capturado y conducido preso a Madrid, donde redactaría su retractación: “ Yo Rafael de Riego, preso y estando en la capilla de la Real Cárcel de Corte, publico el sentimiento que me asiste por la parte que he tenido en el sistema llamado constitucional en la revolución y en sus fatales consecuencias , por todo lo cual, así como he pedido y pido perdón a Dios de todos mis crímenes igualmente pido la clemencia de mi santa religión, de mi rey y de todos los pueblos e individuos de la nación a quienes haya ofendido en vida, honra y hacienda. Suplicando como suplico a la Iglesia al Trono y a todos los españoles, que no se acuerden tanto de mis excesos como de esta exposición sucinta y verdadera, la cual solicita por último, los auxilios de la caridad española para mi alma”.

0 comentarios :

 
;