viernes, 2 de septiembre de 2016

Tal día como hoy, dos de septiembre


EFEMÉRIDES HISTÓRICAS


El 2 de Septiembre de 1561, renovación de las Ordenanzas del Tribunal de la Inquisición  por el inquisidor Fernando Valdés. Estarían vigentes hasta la abolición de la Inquisición y señalaban que los inquisidores pasarían la información de los casos a teólogos, que serían los encargados de determinar si había error en materia de fe. Sólo entonces, y con pruebas suficientes, se pedía la prisión, que debía ser decretada de común acuerdo por los inquisidores, siendo que si no había pruebas no se debía requerir ni reconvenir al testificado. En caso de discordancia entre los inquisidores, debían pasar el caso al consejo. Cuando se determinada la prisión, el alguacil procedía al tiempo que secuestraba bienes para mantener al preso, dando el correspondiente recibo. Al preso no se le dejaba dinero ni papel ni se le permitía comunicación alguna sin licencia de los inquisidores. En la sala de audiencias se le interrogaba sobre su genealogía y se le pedía que relatase su vida Todo lo anotaba el notario. El fiscal presentaba la acusación sin indicar quién le había denunciado. Se le nombraba abogado, que se entrevistaba con el reo en presencia de un inquisidor. Posteriormente se comunicaba al fiscal la respuesta obtenida, procediéndose a la prueba con el acusado, el abogado, el fiscal y el tribunal. Los testigos declararían en solitario frente al tribunal y el notario, que comunicaría lo relativo al reo y sólo al reo, ni mencionar ninguna otra persona. El reo obtenía cuantas audiencias pedía. Al reo no se le indicaba quién testificaba. El reo que abjuraba se le imponía una penitencia. Al reo convicto de herejía, negativo y pertinaz, se relajaba a la justicia secular. No salía en auto de fe, y era sobreseída la causa del reo que, condenado a la relajación, se convertía y confesaba. El reo podía apelar a la Suprema.  Las sentencias de absolución se publicaban, si así lo pedía el interesado, sin indicar las causas, para salvar el buen nombre del acusado. A todo asistía el notario tomando nota de todo. Los sambenitos eran expuestos en la parroquia.

El 2 de septiembre de 1841 el recién nombrado regente, Baldomero Espartero, impuso la desamortización de bienes del clero secular.

0 comentarios :

 
;