miércoles, 16 de noviembre de 2016

Tal día como hoy, diciséis de noviembre

EFEMÉRIDES HISTÓRICAS


El Concilio VIII es abierto por Recesvinto el 16 de Noviembre de 691 (era hispánica, que comienza el año 38 a. C.), por lo que estamos hablando del año 653. En la apertura, si bien lo hace a título y potestad de rey, como venía sucediendo desde el III Concilio de Toledo, las expresiones utilizadas son efectuadas con sumisión a la voluntad del concilio.

El 16 de noviembre de 1532, Atahualpa había encerrado en Cajamarca a toda la fuerza de Pizarro, rodeándola de un ejército de miles de indios. Se presentó Atahualpa ante Pizarro, montado en una silla de oro. Le fue ofrecida una biblia que tiró como objeto de poco interés, mostrándose displicente. Entonces resonó un cañonazo de demostración. Entonces hubo una acometida de los españoles que desalojó de la plaza a los indios, quedando prisionero Atahualpa, quién confesó las intenciones que traía, y que no eran otras que escoger a quienes le podían servir de esclavos y matar a los demás. Prisionero Atahualpa, y al parecer con la intención de ganar tiempo y reorganizar su ejército, propuso entregar una ingente cantidad de oro que alcanzaría lo que cupiese en la habitadión donde d¡se contraba, hasta la altura de un hombre con el brazo levantado, así como otro aposento, de plata. En este interín, Huascar, el hermano de Atahualpa, de quién era prisionero, escribió a Pizarro exponiendo sus derechos, por lo que se ordenó fuese trasladado a Cajamarca, pero los partidafrios de Atahualpa lo asesinaron, mientras el ofrecimiento de Atahualpa se retrasaba. Dándose cuenta Pizarro de la trampa, que estapa permitiendo la concentración de guerreros de Atahualpa, que al mando de Chalicuchima se estaban concentrando en Jauja. En mayo de 1533 todavía no habían cumplido el acopio de oro, y Pizaro lo dió por zanjado, si bien, por prudencia, no dejó marchar a Atahualpa. El valor estimado del oro entregado ascendía a 1.326.539 pesos de oro, que fueron repartidos tras separar el quinto real.

El 16 de noviembre de 1643 Diego de Arce y Reinoso tomó posesión del cargo de Inquisidor General.

El 16 de noviembre de 1700 subió al trono Felipe V, y su entronización fue  aceptada unánimemente por los reinos de las Coronas de Castilla y de Aragón, cuyos fueros juró observar, pero  hacia 1706 tal unanimidad se había quebrado, en gran parte motivada por la situación internacional, que apetecía la fragmentación de España, y aspiraba a colonizar los territorios de la Monarquía Hispánica. Mª Anne de la Trémoille, sería nombrada por Luis XIV de Francia camarera mayor de aquel, con el encargo de tutelar al joven rey; posición que sería confirmada cuando Felipe casó con Maria Luisa Gabriela de Saboya, el once de Septiembre de 1701. Pero es que Las instrucciones que emitía Luis XIV eran determinantes; por ejemplo, “el embajador de Francia ha de ser ministro de Su Majestad Católica, y es preciso que, sin tener el título, ejerza las funciones, ayudando al rey de España a conocer el estado de sus negocios y a gobernar por sí mismo.”  Pero la influencia sería mayor. “La otra vía principal para hacer llegar la autoridad de Luis XIV fue la correspondencia dirigida a Felipe V. Aunque el envío de estas cartas se había iniciado con la partida de éste de Versalles, al igual que ocurría con la mantenida con otros miembros de la familia real –en especial con su padre, el Delfín; sus hermanos, los duques de Borgoña y Berry; o madame de Maintenon–, las urgencias de la guerra desde finales de 1701 otorgarían mayor trascendencia a este canal de comunicación entre ambos monarcas. A partir de esas fechas y hasta bien avanzada la Guerra de Sucesión, Luis XIV utilizó este recurso para tratar de gobernar la Monarquía española y orientar las decisiones políticas de su nieto. A veces el tono empleado es claramente conminatorio, fundamentalmente cuando estaban en juego importantes intereses franceses o se censuraban posiciones de Felipe V y sus ministros no compartidas en Versalles".

El 16 de Noviembre de 1870, las Cortes eligen rey a Amadeo de Saboya. Votaron por él 191 diputados; sesenta y tres, por la república; veintisiete por el duque de Montpensier; ocho por Espartero; dos por Alfonso de Borbón (futuro Alfonso XII); uno por la duquesa de Montpensier, y diecinueve votos en blanco.

0 comentarios :

 
;