miércoles, 11 de enero de 2017

Tal día como hoy, once de enero


EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

El 11 de Enero de 1505, tras la muerte de la reina Isabel se convocaron las cortes en Toro, donde, entre otras muchas cuestiones, se cedía a Aragón la mitad de las rentas que se sacaran de las Indias. No es menuda la cuestión si tenemos en cuenta que Aragón no había querido participar en la hazaña del descubrimiento, y se complica cuando el 75% de la población española de aquellos momentos era castellana, repartiéndose el resto entre Aragón, Portugal, Granada y Navarra. Visto desde nuestra óptica no tiene la menor importancia, pero visto desde el momento sí la tenía, ya que los reinos tenían haciendas diferenciadas, y Castilla era la que más había aportado económicamente, y sobre todo humanamente, ya que si nos hacemos un reparto ideal, que por supuesto no pudo llegar a cumplirse al llevar Portugal su campaña aparte, y guardando la equivalencia proporcional, por cada aragonés, navarro portugués o granadino, a Castilla le tocaba aportar dieciséis colonos.



El 11 de enero de 1677 es destituido por Carlos II el primer ministro Valenzuela, poniendo en su lugar a su tío, Juan José de Austria, que acabó defraudando todas las expectativas que el pueblo tenía puestas en él, y que prácticamente se limitó a desterrar en Manila al anterior primer ministro, Valenzuela, que se había ganado la enemistad de todos.

El 11 de enero de 1838 Cabrera asedia Benicarló. Durante el curso de la acción, un buque británico abrió fuego contra los ejércitos patriotas, a lo que Cabrera respondió con la amenaza de prender al cónsul británico.

El 11 de enero de 1874, José Lopez Dominguez, General en Jefe del ejército sitiador del Cantón de Cartagena dio el indulto a quién entregase las armas, excepto a los que pertenecieron a la Junta, presidida por Roque Barcia. A este ultimátum, la Junta respondió exigiendo reconocimiento de todos los grados y empleos concedidos durante la insurrección; -Movilización de los voluntarios para ir al Norte; Reconocimiento de los presidarios, como fuerza armada, con destino también al Norte;- Reconocimiento de la deuda cantonal;-Indemnización de los daños y perjuicios sufridos por la propiedad;-Indulto a los prisioneros de guerra hechos en Chinchilla, y por último-Que nadie sea desarmado y que las tropas sitiadoras sean recibidas a tambor batiente.

El 11 de enero de 1874, ocho hombres del cantón manchego, seis de ellos militares de caballería, al mando de los cuales estaba el alférez Tomás Guzmán, robaron animales y bastimentos en un caserío, y sabotearon las infraestructuras del ferrocarril.

0 comentarios :

 
;