miércoles, 8 de febrero de 2017

Las "formas" del comunismo (5)

Mentira y exterminio, arma política (3)


Como muestra un botón. En el genocidio que cometió con los kulaks (agricultores), éstos, lógicamente, no estaban de brazos cruzados, lo que motivó que un rojo expusiese el conflicto a Lenin, que “le escuchó con la risa maliciosa que iluminaba sus ojos cuando los hechos venían a darle la razón: Al asegurarle yo que los campesinos nos iban a zurrar, Vladimir-Ilich rompió a reír: Claro que sí, camarada, que os zurrarán, y no será la primera vez si no dejáis molidos a los kulaks antes de que ellos os muelan a golpes a vosotros. Y Lenin, tomando una hoja de papel, trazó algunas frases urgentes, dirigidas a los obreros de Petrogrado, rogando a su interlocutor que se encargase él mismo de trasmitírselas. He aquí los principales párrafos de este breve mensaje:
“El camarada K... ha estado en el gobierno de Simbirsk; ha podido ver la actitud de los kulaks frente a los pobres y frente a nuestro poder. Y ha comprendido lo que ningún marxista, ningún obrero consciente debe poner en duda: que los kulaks execran el poder de los Soviets, el poder de los obreros, y que lo derribarán infaliblemente si los obreros no reúnen en el acto todas sus fuerzas para prevenir su ataque contra los Soviets y no los reducen a la impotencia antes de que hayan tenido tiempo de reunirse.”  Diría que es sintomático.

Pero, para redondear el principio leninista del uso de la mentira, no hay sino recurrir, al azar, a otra obra de Lenin para encontrarlo con la siguiente perla: “este partido veía un signo particular de su "revolucionarismo" o de su "izquierdismo" en el reconocimiento del terror individual, de los atentados, que nosotros, los marxistas, rechazábamos categóricamente… Claro es que nosotros condenábamos el terror individual únicamente por motivos de conveniencia.”

Terrorismo y mentira son, así, elementos consubstanciales del comunismo.

Y los obreros… carne de cañón, argumentos… Así, mientras antes del triunfo de la revolución bolchevique, Lenin demostraba su extremo disgusto por los resultados de la agitación llevada a cabo para la revuelta campesina de 1905 porque: "Desgraciadamente, los campesinos destruyeron sólo una decimoquinta parte de las propiedades; sólo un decimoquinto de lo que ellos deberían haber destruido." (Lenín, "Collected Works", 2da edición, Vol. 19, pág. 279”  , catorce años más tarde, cuando él estaba en el poder, “dio las órdenes para disparar contra los obreros si era necesario, lo cual realmente sucedió cuando pacíficos demostrantes en Astracán fueron baleados en marzo de 1919. Dos mil obreros fueron asesinados. (Igor Bunich, "El Partido del Oro", St. Petersburgo, 1992, pág. 58-59.) En Yekaterinoslavl, cien obreros que construían el tendido del ferrocarril fueron asesinados a tiros por haber intentado organizar una huelga. El tiroteo de obreros de esta forma continuó hasta la mitad de abril de 1919.”

Terrorismo y mentira. “Es el error más grande creer que la NEP significa el fin del terror. Continuaremos el terror después, y también el terror económico, escribió Lenín a León Kamenev (en la realidad Rosenfeld) el 8 de marzo de 1922.” 

Pero dentro de ese terror, es de destacar la gran mortalidad que hubo en Ucrania siete años antes; los palmeros comunistas señalan que fue provocada por las malas cosechas y por una gripe que se extendió por toda Europa. No obstante, tanto el régimen nazi como el liberalismo presentaron el asunto como un genocidio. “El periodista canadiense Douglas Tottle, demostró con rigor esa falsificación en su libro "Fraud, Famine and Fascism; The Ucrainian Genocide Myth From Hitler hot Harvard ", editado en Toronto en 1987. Entre otras cosas, Tottle demostró que el material fotográfico presentado (fotografías horribles de niños desnutridos), fue sacado de publicaciones del año 1922 cuando millones de personas murieron en la guerra y por el hambre cuando 14 ejércitos extranjeros invadieron la URSS durante la guerra civil de 1918 a 1921.”  Al final, ¿qué hay de verdad en el asunto? ¿Hubo gripe mortal llamada “española? Parece que sí. ¿Hubo malas cosechas?... Parece que sí. ¿Hubo intervención directa del régimen comunista tanto en la matanza como en la falta de suministro de alimentos?... Parece que sí.


0 comentarios :

 
;