viernes, 10 de febrero de 2017

Tal día como hoy, diez de febrero

EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

El 10 de Febrero de 1873, abdicación de Amadeo de Saboya. La tradición madrileña asegura que al mediodía del 11 de febrero de 1873 al rey Amadeo I le comunicaron su “despido” mientras esperaba su comida en el restaurante del Café de Fornos. De inmedíato, anuló el pedido, recogió a su familia, renunció al trono y, sin esperar la autorización de los diputados (según exigía el artículo 74.4 de la Constitución de 1869) se refugió en la embajada italiana.

El 10 de febrero de 1878 se acuerda la Paz de Zanjón firmada entre el Ejército separatista Cubano y Arsenio Martínez Campos. En el acuerdo se estipulaba que Cuba disfrutaría de condiciones políticas, orgánicas y administrativas similares a Puerto Rico, se reconocía una amplia amnistía y libertad para colonos y esclavos asiáticos de las filas insurrectas. La promesa de abolir la esclavitud se estrelló en el Parlamento (en el que los terratenientes cubanos tenían su representación y veían grandes perjuicios en la medida), lo que obligó a Martínez Campos (entonces Presidente del Gobierno), desencantado, a dimitir, y fue con Cánovas en 1879 cuando se aprobaron los términos definitivos del acuerdo, cuyas bases eran:
Primera.—La isla de Cuba recibirá la misma organización política y administrativa que tiene Puerto Rico.
Segunda.—Amplio perdón para todos los delitos políticos desde 1868 y libertad para los que estén sufriendo sentencia y para los prisioneros políticos y perdón general para los desertores de las filas españolas.
Tercera.—Se dará libertad á los negros y chinos que estén en el campo insurgente.
Cuarta.—Ninguna persona que reconozca al gobierno español en virtud de este tratado, podrá ser obligada á hacer la guerra á no ser que se establezca la paz en todo el territorio.
Quinta.—A todas las personas que desean salir de la isla se les darán medios para hacerlo, sin entrar en poblado, si así lo desean.
Sexta.—Se hará la capitulación de cada fuerza en lugares despoblados donde se depositarán las armas.
Séptima.—El general en jefe español, con objeto de facilitar la adhesión de otros departamentos á estas condiciones, dará
libre paso para todas las vías terrestres y marítimas.
Octava.—Las bases anteriores se consideran generales para todos los departamentos de esta Isla que acepten las proposiciones.

0 comentarios :

 
;