miércoles, 8 de febrero de 2017

Tal día como hoy, ocho de febrero

EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

El 8 de Febrero de 1814 Simón Bolívar da una orden espectacular: “Señor comandante de La Guaira, ciudadano José Leandro Palacios:


• Por el oficio de US., de 4 del actual, que acabo de recibir, me impongo de las criticas circunstancias en que se encuentra esa plaza, con poca guarnición y un crecido número de presos. En su consecuencia, ordeno á US. que inmediatamente se pasen por las armas todos los españoles presos en esas bóvedas y en el hospital, sin excepción alguna.
Cuartel General Libertador, en Valencia, 8 de Febrero de 1814.
A las ocho de la noche.—Simón Bolívar.”
Para justificar esta actuación, el panegirista y controlador británico Daniel O’Leary, no encuentra otro camino que el adentrarse en la historia negra creada por ellos mismos, y acto seguido pone en manos de españoles aquello que los británicos demostraron dominar a la perfección, y afirma: “Para establecer su poder, los conquistadores al llegar á la América, recurrieron al crimen y al derramamiento de sangre humana, y sangre y crimen fueron los medios que emplearon al cabo de tres siglos para sostener su vacilante poder. La índole del sur-americano había sufrido un cambio sorprendente durante aquel largo intervalo. Ya no era el humilde indio, manso é incapaz de resistencia, del siglo decimosexto. Tan sólo le quedaba de los aborígenes el recuerdo de sus sufrimientos y la conciencia de las injusticias, al par que del progenitor europeo había heredado el valor para vengarlos.”  Claro, es un relato que, debiendo aplicarse a los territorios dominados por los británicos, lo cierto es que tampoco se puede aplicar, porque, ¿dónde están los aborígenes para que se puedan lamentar?

En la noche del 8 al 9 de enero de 1892 centenares de campesinos encabezados por Fermín Salvochea entraron en Jerez proclamando la anarquía y la muerte de la burguesía. Armados con herramientas y alguna arma de fuego, deambularon por las calles y trataron de liberar a los presos de la cárcel. Tras una media hora en la que no atacaron las casas pero resultaron linchados dos jóvenes del municipio, se disolvieron ante el asalto de la guardia civil.

0 comentarios :

 
;