martes, 28 de febrero de 2017

Un repaso al genocidio (8)


La Gran Bretaña es la madre de los grandes genocidios, de cuyos principios se han nutrido otros grandes genocidas.

Así, “mientras esto sucedía en Francia, en Inglaterra se mantenían en pleno vigor las leyes dictadas contra los católicos y contra los disidentes de la Iglesia oficial. Los irlandeses, sobre todo, padecían el yugo más terrible que se ha impuesto jamás á pueblo alguno. Refiriéndose á ellos escribía lord Macaulay: "Se permitió vivir á los católicos de Irlanda; ser útiles; cubrir la tierra; pero fueron sentenciados á suerte parecida á la de los ilotas en Esparta, á la de los griegos en el Imperio otomano, á la de los negros en Nueva York. Todo individuo de la casta sometida fue excluido terminantemente de los empleos públicos; fuera cualquiera el camino que tomase, á cada paso se hallaba detenido por una restricción vejatoria.”

“Entre 1845 y 1849 mueren cerca de 2 millones y medio de irlandeses en la hambruna provocada por la política colonial británica.”  Estos mismos métodos serán utilizados por el comunismo, un siglo después en Ucrania.

La historia del genocidio británico es, con mucho, la de mayor recorrido, pero señalemos, a modo tan sólo de ejemplo, que en los cinco años citados, y dividiendo por cien la cifra facilitada por Julián Juderías, resulta que en sólo cinco años, y sólo en Irlanda, los ingleses provocaron 42 veces más muertes que la Inquisición en 350 años y en toda la Hispanidad… o lo que es lo mismo, acoplando los plazos y las cifras, el Imperio británico, en esta ocasión demostró ser 3646 veces más letal que la Inquisición; con una peculiaridad, cada proceso de la Inquisición era eso, un proceso, con acusación, defensa, pruebas, dilaciones, recursos… y delito comprobado del que el reo no se arrepentía; algo que no se puede aplicar a los casos de la hambruna.


Los Boer
                           
“Durante el Guerra de los Bóer, dónde el nombre "campos de concentración" también fue usado. 26.000 mujeres y niños Boer fueron asesinados por hambre en los campos británicos; 20.000 de ellos tenían menos de 16 años de edad.”

Los datos citados son de lo más comedido, y por ese motivo vamos a tomarlos como referencia. Hay otros datos que señalan que “En 1902 los británicos invaden Sudáfrica, para arrebatársela a otros imperialistas, los holandeses. La guerra provoca más de 100.000 muertes. Los británicos utilizaron campos de concentración, que servirían de ejemplo a Hitler para sus campos de exterminio.”

Las dos guerras de los Boer duraron en conjunto tres años. Los británicos no pudieron respetar la vida de los inocentes. sólo en Suráfrica, y acogiendo los datos menos sangrientos, los ingleses provocaron 43 veces más muertes que la Inquisición en 350 años y en toda la Hispanidad… o lo que es lo mismo, acoplando los plazos y las cifras, el Imperio británico, en esta ocasión demostró ser 5055 veces más letal que la Inquisición; con una peculiaridad, cada proceso de la Inquisición era eso, un proceso, con acusación, defensa, pruebas, dilaciones, recursos… y delito comprobado del que el reo no se arrepentía; algo que no se puede aplicar a los casos de la hambruna.






1 comentarios :

Jackobs dijo...

Cierto Cesáreo... a nosotros nos golpea con especial interés el caso irlandés así como el holandés en el sur de África. Sin embargo este tipo de políticas venían siendo empleadas con total normalidad tanto por ellos ( India ) como por sus concesionarios ( USA, Guerra de la triple alianza ) aunque siempre fuera de un contexto europeo.

 
;