miércoles, 9 de agosto de 2017

Las "formas" del comunismo (8)

Las Colectivizaciones


Pero en la Rusia de 1914 “la situación del campesinado era similar a la esclavitud feudal zarista, sobre todo en las granjas estatales, los Kolzsjos; los obreros industriales estaban obligados a jornadas de trabajo extenuantes, dada la caída en picado de sus salarios, que sin embargo no les procuraban medios suficientes de subsistencia. Los sindicatos también estaban controlados y las protestas eran reprimidas como actos de traición.”



Y la esclavitud se extendió no sólo al mundo agrícola, y el exterminio no se limitó a Ucrania. En 1918, “Desde la socialización de las pesquerías y la ejecución de los principales piscicultores, esta ciudad rica en pescado (Astrakán) –la desembocadura del Volga proveía ella sola decenas de millones de libras anuales- llegó incluso a carecer de arenques, cuyo comercio fue prohibido bajo pena de detención tanto de vendedores como de compradores… Los víveres eran confiscados, vendedores y compradores fusilados. Astrakán, rodeado de trigo y de pescado, perecía de hambre. La ciudad era como una isla cuyos habitantes mueren de sed en medio de un mar de agua potable…”

No era sólo Astrakán; todo el imperio soviético estaba sumido en el hambre, siendo que había reservas suficientes para alimentar a toda la población. Los culpables, según la propaganda soviética, eran otros… “Los campesinos acaudalados negaban el trigo a las ciudades.”  El caso es que estaba en vigor la nueva ley “¡el que no trabaja no come!”

El 10 de Marzo de 1919 se declaró huelga en Astrakán. “El mitin de diez mil obreros que deliberaban pacíficamente sobre su penosa situación material fue rodeado de ametralladoras, marinos y granaderos. Los trabajadores se negaron a disolverse y entonces se hizo fuego contra ellos. De inmediato, las ametralladoras crepitaron, dirigidas sobre la multitud compacta reunida, y las granadas de mano empezaron a estallar… De pronto resuena un cañonazo y luego una explosión sorda… Un obús estalla y luego otro y otro… Dos mil víctimas han caído en las filas obreras… Telegramas que hablaban de insurrección fueron enviados a la metrópolis. El presidente del consejo de guerra revolucionario de la República de los soviets respondió con un telegrama lacónico: ‘Reprimid sin piedad’… Se fusilaba en los sótanos…Muchos hombres fueron precipitados al Volga, atados… Fue a principios de abril cuando las ejecuciones empezaron a decrecer en número.”

Los habitantes de Astrakan resistieron como pudieron. Cuarenta y siete comunistas murieron en las revueltas, y los comunistas obligaron a asistir a las exequias a los supervivientes de Astrakan mientras el verdugo Mieknochin decía a las tropas: “Habéis cumplido con vuestro deber revolucionario con mano de hierro, sin un estremecimiento… Los obreros son los responsables por haberse dejado impulsar por la provocación.”

0 comentarios :

 
;