sábado, 28 de octubre de 2017

Un repaso al genocidio (12)

Exterminio de los indígenas en Oceanía

Con el Imperio británico, “En algunos casos los negros no solamente fueron segregados, humillados y obligados a trabajar de forma esclava, sino que sencillamente fueron exterminados. Ese fue el caso de los nativos de Australia, conocidos como aborígenes. Estas personas, que habían vivido en la Oceanía durante miles de años, sufrieron uno de los genocidios más grandes en la historia del colonialismo. El fundamento ideológico para este exterminio fue el darwinismo, que había llegado a la conclusión de que los aborígenes eran salvajes y evolutivamente inferiores.”

Señala Darwin que “La selección natural, como se acaba de hacer observar, conduce a la divergencia de caracteres y a mucha extinción de las formas orgánicas menos perfeccionadas.”

Y dice más: “hemos de creer que, si todos los animales y plantas de la Gran Bretaña fuesen puestos en libertad en Nueva Zelandia, una multitud de formas británicas llegaría, en el transcurso del tiempo, a naturalizarse allí por completo, y exterminaría a muchas de las formas indígenas…Por el contrario, por el hecho de que apenas ningún habitante del hemisferio Sur se haya hecho salvaje en ninguna parte de Europa, podemos muy bien dudar de que, en el caso de que todas las producciones de Nueva Zelandia se dejasen en libertad en la gran Bretaña, un número considerable fuese capaz de apoderarse de los puestos actualmente ocupados por nuestros animales y plantas indígenas ”

¿Quién habla de racismo?, ¿quién habla de interculturalidad?

“Más de un autor ha preguntado por qué en unos animales se han desarrollado las facultades mentales más que en otros, cuando tal desarrollo hubiese sido ventajoso para todos; por qué no han adquirido los monos las facultades intelectuales del hombre. Podrían asignarse diferentes causas; pero, como son conjeturas y su probabilidad relativa no puede ser aquilatada, sería inútil citarlas. Una respuesta definitiva a la última pregunta no debe esperarse, viendo que nadie puede resolver el problema más sencillo de por qué, de dos razas de salvajes, una ha ascendido más que la otra en la escala de la civilización, y esto evidentemente implica aumento de fuerza cerebral.”

Dirán que no, que esto no es racismo, ni nacionalsocialismo. Lo que contraría es la posición pública y la actuación llevada por parte de los vencedores de la II Guerra Mundial contra los nacionalsocialistas… ¡Si coinciden en todo y por todo!

“En 1870 el antropólogo evolucionista Max Muller del London Antropological Review había dividido a las razas humanas en siete categorías. Los aborígenes australianos aparecían en la posición inferior, mientras que la raza aria aparecía en la superior. H. K. Rusden, otro darvinista social, decía lo siguiente de los aborígenes:”La supervivencia del más apto significa que la aplicación de la fuerza o poder es lo conveniente o correcto. Por lo tanto acogemos y cumplimentamos sin remordimientos la ley inexorable de la selección cultural al exterminar a sangre fría las razas inferiores Maorí y australiana… apropiándonos de sus patrimonios”. H.K.Rusden. 1876” 

El derecho del inglés está, por supuesto, por encima de cualquier otro derecho. Por eso, los restos de aborígenes que milagrosamente sobrevivieron a las cacerías organizadas por los ingleses, “Al iniciarse el siglo XX, … vivían en reservas y en zonas controladas, y sus desplazamientos estaban limitados por ley. Tenían pocas posibilidades laborales y seguían empleándose en las explotaciones agrícolas donde no percibían sueldo (en algunos casos se les daba una pequeña compensación) y recibían comida, ropa y alojamiento a cambio de su trabajo.”



0 comentarios :

 
;