viernes, 8 de diciembre de 2017

Las "formas" del comunismo (10)

La Cheka


“En la Unión Soviética la tortura física era llamada "medios de influir físicamente". El reglamento CC20 del PCUS de enero de 1939, firmado por Stalin, enfatizaba que "los medios de influencia física" no eran un crimen sino que por el contrario debían ser usados más frecuentemente "contra los enemigos públicos que se rehúsan a cooperar durante los interrogatorios y no revelan a los culpables y conspiradores que todavía continúan sus actividades anti-soviéticas". "Tales medios de influencia deberían ser usados en el futuro para destruir a la clase enemiga, y aunque algunos han mancillado esos medios, deben ser usados para conseguir confesiones. Los líderes del Partido deben asegurar la necesaria amplitud y extensión del uso de estos medios".



Un elemento indispensable a tener en cuenta en los métodos de influir físicamente son las checas, elemento de tortura y terrorismo que también fue usado en España, en los años treinta, como era usado en el resto del mundo soviético.

A continuación la descripción de la cheka existente en la antigua sede del KGB en Lituania: Se trata de habitáculos con capacidad máxima para una persona donde sólo se puede permanecer erguido o sentado en una gruesa tabla con una superficie que no llega a los 20 centímetros, disponiendo, para él solo de una estancia oscura de cerca de tres metros de alto.

Otra estancia de la cheka está amueblada con un camastro, y frente a él lo que podemos calificar de conserjería. Un largo pasillo da acceso a una serie de celdas entre la que hay una sala de torturas debidamente acolchada; otra especialmente diseñada para duchas frías, un patio de unos diez metros cuadrados anexo a unas celdas sin techo, y en un sótano, una sala de tiro para la ejecución de los reos.

Se trata de una lección de historia, abierta a cualquiera que quiera recibirla si viaja a Vilna.

Pero, ¿Cuál es el origen de la cheka? “La victoria de los bolcheviques sobre sus adversarios en la guerra civil no se llevó a cabo exclusivamente con las victorias de su ejército, fue necesario un esfuerzo monumental para controlar de una manera férrea toda la economía y la sociedad dominada por ellos, y ello no fue fácil pues las fuerzas opositoras eran abundantes y poderosas. Para ello fue necesario exterminar al enemigo político a través del exterminio físico, político o bien atemorizarlo a través de un calculado terror. Sólo así se entiende, entre otras cosas, las requisas a los campesinos. Para llevar a cabo su empresa el Partido contó con una herramienta de incalculable valor: la policía secreta o Checa.”

Así, aunque cuando oigamos hablar de “cheka” nos venga a la cabeza un sitio lúgubre y terrorífico destinado a torturar y asesinar a la gente, debemos ser conscientes que eso tan sólo era la cárcel de la cheka, ya que la cheka en sí era un “cuerpo policial creado por Dzierzynski siguiendo las órdenes de Lenin el día 20 de diciembre de 1917 y recibió el nombre de “cheka”que son las siglas de “Comisión Especial”. A partir de ese momento la cheka se convirtió en una herramienta formidable en manos de Lenin y sus allegados. Lenin, Trotski y Dzierzynski eran partidarios de “matar más de la cuenta que correr el riesgo de ser derrocados”, con esta frase comprendemos cómo utilizaron los bolcheviques a la cheka para conservar el poder. En ese contexto debemos inscribir la orden de asesinar a Nicolás II y su familiar en Ekaterimburg, en la noche del 16 al 17 de julio, en un momento en que los ejércitos blancos se aproximaban a la zona y que podían convertir al zar en una fuente legitimadora de su política. Aunque Lenin achacó la orden a los bolcheviques locales, hoy tenemos evidencias de que partió del Comité Central del partido. ”

“Esta organización del terror se había fundado el 7 de diciembre de 1917, pero oficialmente no existía. Sólo el 18 de diciembre de 1927, Pravda publicó el decreto que establece la cheka oficialmente.”

No obstante, la cheka existe desde el 10 de Diciembre de 1917, por decreto del Soviet de los comisarios del pueblo del día 7 de Diciembre, publicado en “Izvestia” nº 248 de 18 de Diciembre, a partir de la cual se crean nuevas checas locales el 22 de Marzo de 1918.

Y desde que la cheka fue constituida, “las listas de ejecuciones aparecían publicadas en el diario "Semanario Cheka" y otra prensa oficial. Los medios de difusión empezaban a utilizarse como una efectiva arma psicológica como lo demuestra este párrafo transcrito en una de sus ediciones: “Por el asesinato del camarada Egorov, obrero de Petrogrado en misión en un destacamento de requisa, 152 “guardias blancos” han sido ejecutados por la Cheka. En el futuro se adoptarán medidas aún más rigurosas contra aquellos que levanten su mano contra el brazo armado del proletariado”.

Podemos hacernos cargo de las primeras actuaciones llevadas a cabo por la cheka remitiéndonos a“Un número de Izvestia (del 24 de octubre de 1918), que sólo citamos a título de ejemplo, da dos columnas de informaciones de esta clase. Examinémoslas. La cheka del distrito de Egorievsk condena a cinco semanas de cárcel y a treinta mil rublos de multa a especulador que ha insultado a un comisario durante el registro… La del barrio de Meschovsk fusila a un expolicía “diligente cien-negro”, y añade: “La población está tranquila”. La de Kozel anuncia simplemente que se ocupa de reprimir la agitación de los popes y los kulaks. En Mineevsk un socialista-revolucionario es pasado por las armas. En Perm se recurre sobre todo a la aplicación de multas. La comisión publica un boletín a fin de tener a la población al corriente de sus actividades… Sigue la nueva rúbrica: “Guerra a la corrupción”. Ha sido fusilado un juez de instrucción de la Comisión Central Panrusa y su escribiente, convictos de haber aceptado dádivas. Sigue una lista de dieciséis criminales que han sido pasados por las armas por orden de la Comisión Central: se trata de monederos falsos, de bandidos, de un soldado rojo de la cheka que había confeccionado una estampilla falsa de una cooperativa, de un comisario de la cheka que había intentado vender un revolver. La Comisión de Koalas fusila a un ciudadano culpable de haber se entregado a manejos contrarrevolucionarios. La Comisión de Chui anuncia la ejecución de siete “ladrones, asesinos y provocadores”.

La cheka jugaría un papel de primer orden en el desarrollo del sistema policial-jurídico comunista, como hemos señalado, basado en el terror. Así es que el 26 de Junio de 1918 Lenin escribía una carta a los miembros del Comité central en la que recalcaba: ”Hay que estimular la energía y el carácter de masa del terror contra los contrarrevolucionarios.”

Existía una cheka superior, la cheka Panrusa; de ella dependían las checas provinciales, y de éstas, las checas de distrito, siendo independientes de otros poderes. La acusación debía formalizarse dentro de los cinco días siguientes a la detención (Izvestia 25-4-1919).

Las instrucciones emanadas señalaban el imperio del terror: “Deben tomarse considerable número de rehenes entre la burguesía y los oficiales. De modo que, a la menor tentativa de resistencia, debe fusilarse en masa a esos rehenes. Los comités ejecutivos provinciales de los soviets deben hacer en este aspecto gala de una iniciativa particular… Deben fusilar sin vacilaciones a todos aquellos que mantienen relaciones con los guardias blancos… Ni la menor vacilación, ni la menor indecisión en la aplicación del terror de masas. (periódico de la cheka 22-9-1918)”

“Las checas deben rendir cuentas a los soviets, pero éstos, o las secciones pertenecientes a estos, no pueden en ningún caso diferir o detener las órdenes dadas por la cheka Panrusa. (periódico de la cheka 22-9-1918)”
“Los comisarios para la Justicia y Asuntos Interiores no pueden intervebnir en los asuntos de la checa. (periódico de la cheka 29-9-1918)
“Que al exterminar a los contrarrevolucionarios no tiemble su brazo (Krasny Match 18-8-1919)

Las personas detenidas no deben ser consideradas como castigadas, sino como aisladas provisionalmente de la sociedad en interés de la revolución, y las condiciones de su internamiento no deben revestir carácter punitivo. (Orden 186 de 30-12-1921)

“Fue Lenín quien comenzó los primeros juicios-farsas. Así, sometió a doce social revolucionarios en un juicio en 1922. El propio Lenín había propuesto todo tipo de engaños necesarios para provocar este caso. Stalin usó métodos similares durante los años 1936-37. Fue Lenín quien pidió los arrestos de socialistas y comunistas extranjeros en Rusia. Le dio rienda suelta a la Cheka.”

“Para los años 1937-38 varios testimonios coinciden en contabilizar entre seis y ocho millones de presos políticos. Sólo en Moscú existían 3.000 interrogadores. El físico Alexander Weissberg, que estuvo preso en la cárcel de Kharkov de marzo de 1937 a febrero de 1939, estima que el 5,5 por ciento de la población de la región pasó por la cárcel; en esta  proporción coinciden otros testimonios, lo que supone, consultando el censo de 1939, un total de 8,5 millones de detenciones. Otros cálculos, el del yugoslavo Dedijer, y  de Uralov, funcionario del Partido, lo rebajan a 7 millones.”

Autores contrarios al régimen leninista señalan que “Lenín pensaba que los rusos no eran lo suficientemente capaces de llevar a cabo su terror ya que eran demasiado bien intencionados. Por ello es que prefería a los judíos. Naturalmente, no todos los judíos se unieron, sólo los peores, los más llenos de odio y los más fanáticos. Este hecho, que Lenín creyera que los judíos eran mucho más eficaces en la "lucha revolucionaria" fue guardado como 'secreto estatal' por orden de Joseph Stalin, a pesar del hecho que María Ulyanova quería hacerlo público unos años después de la muerte de Vladimir Lenín. La hermana de Lenín creyó que este hecho habría sido útil en la lucha contra el antisemitismo (Dagens Nyheter, 15 de febrero de 1995).

Según informa el mismo autor, en esta época“La Cheka estaba bajo el control de judíos, según dicen los documentos ahora disponibles. Mucho de esto ya era conocido en 1925. El investigador Larseh escribió en su libro "La Sed de Sangre del Bolchevismo" (Wurttemberg, pág. 45) que el 50 por ciento de la Cheka lo formaban judíos con nombres judíos, el 25 por ciento eran judíos que habían tomado nombres rusos. Todos los jefes eran judíos.”   Y afirma que “El judío extremadamente cruel, Mikhail Kedrov (en la realidad Zederbaum) ahogó a 1.092 funcionarios rusos en el Mar Blanco en la primavera de 1920.”   Datos que son facilitados por un autor letón que debió huir de la dominación soviética.

Se establecieron 1000 tribunales de la checa, en los que durante 1920, se ejecutaba una media de cinco personas por día.

Llegamos a un punto que la duda nos invade, y sólo el conocimiento de que el relativismo más absoluto es la base de la ideología marxista-leninista y que ahí cabe absolutamente todo nos hace reproducir lo que leemos, aunque quedemos un tanto escépticos: “Lenín dio órdenes para matar a tantos estudiantes como fuese posible en varios pueblos. La Cheka arrestaba a cada joven que llevara una gorra escolar. Ellos fueron liquidados porque Lenín creía que los próximos intelectuales rusos serían una amenaza para el régimen soviético. (Vladimir Soloukhin, "A la Luz de Día", Moscú 1992, pág. 40.)”   Una cuestión sí es incuestionable: la persecución de quién vistiera sombrero, gafas o bastón, aspecto que se repetiría con Pol Pot.

Otro caso que también parece incuestionable, al menos teniendo como referencia lo que hicieron en España en 1936, reforzado por lo expresado a miles de kilómetros, en la sede del KGB en Vilna, es que“Las detenciones no tenían garantías jurídicas, y, en caso de juicios, éstos eran llevados de forma arbitraria, y con la sola presencia del jefe de la Cheka y un juez, sin tener derecho el detenido a un abogado, y si no tenían pruebas, no importa, se inventaban, o bien, obligaban mediante tortura al acusado a confesar delitos y crímenes que no había cometido (tenían 52 "procedimientos materiales" métodos de tortura física o psicológica ,con los cuales abatir la resistencia del acusado), colocaban también testigos falsos, u otros a los cuales habían obligado a confesar por los métodos anteriormente señalados.”

“Varias fuentes cuentan cómo los Chekistas en Kharkov pusieron a las víctimas en una fila y clavaron sus manos a una mesa, hacían un corte en las muñecas con un cuchillo, vertían agua hirviente sobre las manos y tiraban de la piel. Esto era llamado "sacar el guante". En otros lugares, la cabeza de la víctima era puesta sobre un yunque y era lentamente aplastada con una prensa a vapor. Aquellos que deberían sufrir el mismo castigo al día siguiente eran obligados a mirar. Los ojos de dignatarios de la iglesia eran arrancados fuera de sus orbitas, sus lenguas eran cortadas y los enterraban vivos. Hubo Chekistas que acostumbraban a abrir el abdomen de sus víctimas, seguido de lo cual, cortaban un trozo de su intestino delgado sacando una pequeña porción y esta la clavaban a un poste del telégrafo y, con un látigo, forzaban a la desafortunada víctima a caminar en círculos alrededor del poste hasta que todo el intestino había sido  desenredado y la víctima moría.”

Estos extremos, expuestos por Jüri Lina le parecen a este comentarista un tanto sospechosos, y hasta parece que han sido producidos por los mismos que llevaron a efecto las verdaderas torturas y genocidios bajo el comunismo, a fin y efecto de que quienes los lean acaben desconfiando, no ya de la fuente sino de que tales actos de genocidio hayan sido llevados jamás a cabo. No obstante, quedan relatados. El motivo de no eliminarlos, sean ciertos o falsos, y a falta de conocimiento cierto sobre el asunto, es que, aunque es difícil llegar a creer que tales actos de crueldad puedan ser llevados a efecto por ninguna persona, por muy malvada que sea, sí son plausibles desde la órbita de la doctrina comunista.

La Unión Soviética fue la creadora de la cheka, pero la idea la exportaron allí donde el comunismo iba teniendo adeptos. Y en España, ¿cómo influyó el invento? Sobre las chekas en España, señala César Alcalá que, durante la guerra civil "estas sólo se crearon en aquellas ciudades donde el Gobierno de la República se fue asentando. Así, se crearon en Madrid, Comunidad Valenciana y Barcelona".

0 comentarios :

 
;