miércoles, 10 de enero de 2018

Anotaciones para un estudio del priscilianismo (y 13)

Pero tuvieron éxito en el campo civil, ya que Macedonio, magister officiorum, obtuvo del emperador nuevo rescripto, a tenor del cual debía ser anulado el primero y restituidos los priscilianistas a sus iglesias, dando comienzo a una persecución anticatólica.100

Itacio interpuso apelación ante el prefecto Gregorio de la Galia, pero Graciano revocó la orden y apoyó a Prisciliano.101

Por esas fechas Clemente Máximo acabó con la vida de Graciano y fue coronado emperador. El tirano español entró victorioso en Tréveris, y su compatriota Teodosio, que estaba lejos y no podía acudir a la herencia de Graciano, tuvo que tratar con él y cederle las Galias, España y Britania para evitar mayores males. Corría el año de 384, consulado de Ricimero y Clearco.102

Itacio envió a Máximo un escrito contra Prisciliano y sus secuaces, lleno de mala voluntad y de recriminaciones, según dice con su habitual dureza Sulpicio Severo.

Bastaba con la enumeración de los errores gravísimos anticatólicos y antisociales de aquella secta gnóstica para que Máximo se determinara al castigo; pero más prudente que Itacio, remitió la decisión al sínodo de Burdeos, ante el cual fueron conducidos Instancio y Prisciliano. Respondió el primero en causa propia, y fue condenado y depuesto por los Padres del concilio, a quienes no parecieron suficientes sus disculpas.

Hasta aquí se había procedido canónicamente; pero, temeroso Prisciliano de igual sentencia, prefirió apelar al emperador, a cuyos ministros esperaba comprar como a los de Graciano; y los obispos franceses, con la inconstancia propia de su nación (dícelo Sulpicio, que era galo), consintieron en que pasase una causa eclesiástica al tribunal del príncipe, a quien sólo competía en último caso la ejecución de los decretos
conciliares.103

Las acusaciones que Prisciliano recogió de los «libella» de Hidacio de Mérida e Itacio de Ossonuba aparecen también confirmadas tanto por el Commonitorium de Orosio, como por las cartas de Toribio de Astorga y posteriormente por los cánones del concilio de Braga. En todos estos casos junto con las herejías propiamente cristianas aparecen las de prácticas paganas, demonolatria que es lo mismo y magia.104

Las acusaciones de Orosio se centraban en lo siguiente: Prisciliano, más miserable que los maniqueos, en cuanto que también confirmó su herejía con el Antiguo Testamento, enseñando que las almas, nacidas de Dios, existen en una especie de receptáculo, donde, instruidas por los ángeles, prometen ante Dios combatir. Descendiendo luego por ciertos círculos, son aprisionadas por los principados malignos y, según la voluntad del
príncipe vencedor, son encerradas en diversos cuerpos y obligadas a suscribir un contrato de vasallaje. Así, sostenía que tenía que prevalecer la astronomía, pues aseguraba que Cristo rompió ese autógrafo, clavándolo en la cruz por su pasión, como el mismo Prisciliano dice en una carta: "Esta primera sabiduría consiste en entender en los tipos de las almas las naturalezas de las virtudes divinas y la disposición del cuerpo, en
la cual parece que el cielo y la tierra están atados, y todos los principados del siglo parecen encadenados, pero la victoria es alcanzada por las disposiciones de los santos.

Porque el primer círculo de Dios y el autógrafo divino de las almas que han de ser enviadas a la carne lo tienen los Patriarcas; ese contrato ha sido hecho con el consentimiento de los ángeles, y de Dios, y de todas las almas, que poseen la obra contra la milicia formal, etc.". También sostuvo que los nombres de los Patriarcas son los miembros del alma: Rubén en la cabeza, Judá en el pecho, Leví en el corazón, Benjamín en los muslos, y así por el estilo. Por el contrario, en los miembros del cuerpo están distribuidas las señales del cielo, a saber: aries en la cabeza, taurus en la cerviz,
géminis en los brazos, cáncer en el pecho, etc., queriendo dar a entender que las tinieblas eternas y el príncipe del mundo proceden de estos elementos.105





NOTAS
100 Historia de los heterodoxos españoles. Marcelino Menéndez Pelayo Pag. 108
http://www.filosofia.org/aut/mmp/hhein1.htm
101 Historia de los heterodoxos españoles. Marcelino Menéndez Pelayo Pag. 108-109
http://www.filosofia.org/aut/mmp/hhein1.htm
102 Historia de los heterodoxos españoles. Marcelino Menéndez Pelayo Pag. 109
http://www.filosofia.org/aut/mmp/hhein1.htm
103 Historia de los heterodoxos españoles. Marcelino Menéndez Pelayo Pag. 109
http://www.filosofia.org/aut/mmp/hhein1.htm
104 RELIGIOSIDAD CÓSMICA Y SIMBOLOGIA PAGANA EN PRISCILIANO. SANTIAGO
FERNÁNDEZ ARDANAZ http://revistas.um.es/ayc/article/view/61551/59311
105 San Agustin, Obras completas. CONSULTA O MEMORIA DE OROSIO A AGUSTÍN SOBRE EL
ERROR DE LOS PRISCILIANISTAS Y ORIGENISTAS.Traductor: P. José María Ozaeta

0 comentarios :

 
;