domingo, 22 de abril de 2018

La familia, base de la sociedad (XV)

Según el Decreto de 1929, a cada mujer asalariada que diese a luz se le concedería un subsidio, subvención o premio de 50 pesetas. Se le daba por cada parto, y, por tanto, el hecho de tener en él dos o más hijos no le daba derecho a dos o más subsidios, sino a uno , y el motivo de conceder el mismo era que el Estado español reconocía que se daban a España hijos que la defendían y brazos que la enriquecían.

Alegaba el decreto que no hacerlo era un grave daño para España entera, porque, “según la ciencia médica, aumenta su mortalidad y su morbilidad, es decir, es causa de que haya en España más muertos y más enfermos, aumenta, por tanto, el presupuesto de su miseria y de su dolor; disminuye, en fin, su masa, su fuerza y su bienestar.

Por eso es justo que todos contribuyan a evitarlo, y por eso está muy bien que el Estado, que nos representa a todos, gaste alguna partecita de su presupuesto en dar a las madres, que trabajan por un salario o un sueldo, un subsidio que disminuya el daño” . El mismo decreto deja claro quién da el subsidio: “Les da este subsidio el Estado, es decir, se lo damos y pagamos entre todos los españoles, porque el Estado español no tiene más dinero que el que los españoles le dan o le han dado” .

En lo tocante a políticas familiares, el régimen surgido del 18 de Julio volcó todos sus esfuerzos en el reconocimiento de los derechos que son propios de la familia, no sólo en lo tocante a la maternidad, sino en todos los ámbitos.

En este sentido, en fecha 2 de Febrero de 1940 se establece un régimen de subsidio de vejez ; El 18 de Abril de 1947 se crea la Caja Nacional de Seguro de Vejez e Invalidez , que permitía a la persona que había enviudado, la percepción de más de una pensión, si había cotizado debidamente para ello, lo que permitía vivir con algo más de holgura a algunas personas.

Esta posibilidad fue cortada en 1990 , cuando los beneficiarios se vieron obligados a renunciar a una de las dos pensiones que percibían. Eso sí, eran libres de elegir a cual de ellas renunciaban.

Los pensionistas del Régimen General no necesitaban período previo de cotización para tener derecho a las asignaciones de protección a la familia por contraer matrimonio y por nacimiento de hijos .

En función de los Pactos de la Moncloa, las ventajas reconocidas en 1942 fueron extinguidas en 1978, con la publicación del Real Decreto Ley 36/1978, de 16 de Noviembre.

En la misma se extinguían los siguientes organismos : Instituto Nacional de Previsión, Servicio del Mutualismo Laboral, Mutualidades Laborales y demás Entidades Gestoras de estructura mutualista y los siguientes Servicios Comunes del Sistema de la Seguridad Social:

-    Caja de Compensación del Mutualismo Laboral.
-    Comisiones Técnicas Calificadoras.
-    Fondo de Garantía de Accidentes de Trabajo.
-    Fondo de Pensiones de Accidentes de Trabajo.
-    Fondo Compensador del Seguro de Accidentes de Trabajo y Enfermedades     Profesionales.
-    Asistencia a los Pensionistas.
-    Recuperación y Rehabilitación de Minusválidos.
-    Los Servicios Sociales de Empleo y Acción Formativa, Promoción Profesional Obrera, Universidades Laborales y de Higiene y Seguridad en el Trabajo.

Alguno de los cuales no tuvieron el menor reflejo en la nueva legislación. Sencillamente desaparecieron, como es el caso de las Universidades Laborales.

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/04/la-familia-base-de-la-sociedad-texto.html

0 comentarios :

 
;