miércoles, 4 de abril de 2018

Sobre la herejía (15)

En sus orígenes, Cristo era considerado ante todo como un Mesías, en definitiva un ser mortal, el cual había sido elegido por Dios para realizar sus designios y que por ello podía llamársele Hijo de Dios; a esta doctrina se la llama adopcionismo. Sin embargo, en la Iglesia cristiana fue creciendo en importancia la opinión de que Cristo había preexistido como Hijo de Dios a su encarnación humana en Jesús de Nazaret, y que había descendido a la Tierra para redimir a los seres humanos; a esta nueva doctrina se la denomina encarnacionismo. Esta nueva concepción de la naturaleza de Cristo trajo aparejados varios problemas teológicos, ya que se discutió si en Cristo existía una naturaleza divina o una humana, o bien ambas, y si esto era así, se discutió la relación entre ambas (fundidas en una sola naturaleza, completamente separadas, o relacionadas de alguna manera).

El encarnacionismo prendió fuertemente en el mundo gentil, y especialmente en el occidente del Imperio Romano, mientras que las iglesias orientales defendían nociones más cercanas al adopcionismo. Arrio había sido discípulo de Pablo de Samosata, un predicador oriental del siglo III, y creía que Cristo era una criatura, aunque concedía que había sido la primera criatura formada por el Creador.

En la lucha de los encarnacionistas contra los arrianos hay varios factores a tomar en cuenta, como trasfondo de la discusión doctrinal:

· Había una lucha de poder entre la Iglesia de Roma y las iglesias orientales, en una época en que la supremacía de la primera no estaba bien asentada todavía. Las iglesias orientales apoyaron a Arrio, mientras que las occidentales tendieron a apoyar a los encarnacionistas.

· Pablo de Samosata había sido apoyado por la reina Zenobia de Palmira, enemiga mortal del Imperio Romano, y el emperador tendía a apoyar el
encarnacionismo.

· Por razones psicológicas, el encarnacionismo gustaba más a las clases acomodadas del Imperio (que vivían en Grecia o Roma), mientras que el
Adopcionismo gustaba más a las clases empobrecidas (las que predominaban en las regiones orientales del Imperio).

San Atanasio, secretario de San Alejandro, obispo de Alejandría, y el mismo obispo, se enfrentaron acaloradamente con Arrio. Para calmar las disensiones. Constantino, que practicaba la religión mitraica y se ocupaba de restablecer la paz religiosa y el orden civil envió cartas a San Alejandro y a Arrio censurando sus acaloradas controversias relativas a asuntos sin importancia práctica y aconsejándoles que se pusieran de
acuerdo sin demora.103 Para suavizar la situación, fue enviado Osio a Alejandría, que vio imposible reducir al primero y opinó por la celebración de un concilio. Juntóse éste en Nicea de Bitinia el año 325, con asistencia de 318 obispos, presididos por el mismo Osio, que firma el primero después de los legados del papa, en esta forma: Hosius episcopus civitatis Cordubensis, provinciae Hispaniae, dixit…. Aquel concilio, el
primero de los ecuménicos, debe ser tenido por el hecho más importante de los primeros siglos cristianos, en que tanto abundaron las maravillas. 104

Al fracasar la mediación de Osio, Constantino convocó el concilio de Nicea. El emperador puso a disposición de los obispos los medios de transporte públicos y las postas del imperio; incluso, aportó provisiones abundantes para el mantenimiento de los asistentes durante el Concilio. Eusebio de Cesarea habla de más de 250 obispos.

San Atanasio, miembro del Concilio, habla de 300 y en su carta "Ad Afros" menciona explícitamente 318. Parece que el presidente fue, realmente, Hosio de Córdoba, asistido por los legados papales , Víctor y Vincencio. 105

El emperador Constantino decidió actuar para poner fin a las disputas teológicas, no porque estuviera especialmente interesado en la materia, ya que de teología sabía bien poco, sino porque podrían suponer a la larga un motivo de desestabilización social.106

San Atanasio nos asegura que las actividades del Concilio no se vieron, de ninguna manera, perturbadas por la presencia de Constantino. 107

Fue el Concilio de Nicea, el 20 de mayo del 325 D.C., donde el partido anti-arriano bajo la guía de San Atanasio, diácono de Alejandría, logró una definición ortodoxa de la fe y el uso del término homoousion (consustancial, de la misma naturaleza) para describir la naturaleza de Cristo.
««Creemos en un solo Dios Padre omnipotente... y en un solo Señor Jesucristo Hijo de Dios, nacido unigénito del Padre, es decir, de la
sustancia del Padre, Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no hecho, consustancial al Padre...»» (Manual de Doctrina Católica Denzinger - Dz 54).

San Atanasio, reconocido como "Padre de la Ortodoxia", recibió una educación clásica y teológica de Alejandría, donde fue ordenado diácono y también nombrado secretario del obispo Alejandro. Como experto teológico en el Concilio de Nicea, En 328 sucedió a Alejandro como obispo de la sede sobre la que iba a presidir durante 45 años.

Diecisiete de ellos los pasó en el exilio, que se le impusieron en cinco ocasiones distintas entre 335 y 366.108. En reacción a los que negaban tanto la plena humanidad y la plena divinidad de Jesucristo, Atanasio explicó cómo el Logos, la Palabra de Dios, se unió con la naturaleza humana y cómo su muerte y resurrección venció la muerte y el pecado.

Trabajó las implicaciones de pasajes bíblicos sobre la Encarnación y aseguró la unidad del Logos y la naturaleza humana en Cristo. Sostuvo que si Cristo no era de la misma naturaleza (homoousios, "tener el mismo ser") con Dios el Padre, entonces la salvación no sería posible y si Cristo no eran plenamente hombre, entonces la naturaleza humana no podía ser salvada. 109

Notas:
103 PRIMER CONCILIO DE NICEA http://ec.aciprensa.com/wiki/Primer_Concilio_de_Nicea
104 Historia de los heterodoxos españoles. Marcelino Menéndez Pelayo
http://www.filosofia.org/aut/mmp/hhein1.htm
105 PRIMER CONCILIO DE NICEA http://ec.aciprensa.com/wiki/Primer_Concilio_de_Nicea
106 El arrianismo. Juan Antonio Cabrera Montero. http://historia.libertaddigital.com/el-arrianismo-
1276240018.html
107 PRIMER CONCILIO DE NICEA http://ec.aciprensa.com/wiki/Primer_Concilio_de_Nicea
108 San Atanasio http://mb-soft.com/believe/tsom/athanas.htm
109 Id. Id.

1 comentarios :

Josean Figueroa dijo...

La posición ariana es más lógica; lo que triunfó en Nicea fue la verdadera 'herejía', tanto en la creencia, como en la imposición de un pensamiento único ortodoxo.

 
;