sábado, 12 de mayo de 2018

ENEMIGOS DE ESPAÑA GOBERNANDO ESPAÑA: EL CASO DEL SUBMARINO (VII)

Los argumentos que aducían esos espías que ostentaban los más altos cargos públicos eran que

Si el submarino resultaba otra experiencia más de resultados más bien decepcionantes, nada importante ocurriría. Pero si Peral obtenía un éxito completo eran de esperar serias complicaciones: en primer lugar, una competición desesperada por obtener el nuevo arma, ya mediante el espionaje, el pacto o la propia experimentación; prohibición de la exportación de dichos materiales y presiones a terceros países para que se abstuvieran de hacerlo, y, por último, una guerra preventiva antes de que el futuro enemigo pusiera a punto la nueva y decisiva arma. (Rodríguez 2007: 206)

¡Deseaban el fracaso! Tal vez por eso, al mismo tiempo que empezaba la materialización del proyecto comenzaron los sabotajes; así el 1 de enero de 1888, cuando iba a probarse, Peral detectó que habían saboteado las pilas, a las que  habían sacado el bicromato de potasa y lo habían sustituido (una mano criminal) por tinta roja, con la seria idea de que la prueba fuese un fracaso. (Peral 1934: 28)

El 7 de marzo de 1888, el señor Zaharoff, agente de Nordenfelt, sin el conocimiento del equipo de Peral, realizó una visita al Arsenal de La Carraca, inspeccionando al parecer el submarino en construcción. El escándalo surgió inmediatamente, pero el gobierno echó tierra sobre el asunto. No sucedió lo mismo cuando Carlos Casado del Alisal, tras haber entregado 20.000 libras para el desarrollo de la nave fue invitado por Peral a visitarlo. En esta ocasión, Peral recibió una reprimenda.

Esa reprimenda servía para indicar que el gobierno se preocupaba por el asunto… Sin embargo, en la presentación que en abril se hizo del submarino ante la reina, Sagasta no tuvo curiosidad de ver cómo se resolvía un problema en el que España tenía ya el precedente glorioso del intento de Monturiol. Ese desprecio volvería a manifestarlo en las pruebas del submarino, cuando, como consecuencia de las malas artes del gobierno, se trataba de un secreto conocido por los más legos. Al realizarse las mismas, contaron con una gran expectación popular y de espionaje; sin embargo, ninguna autoridad española, ni civil ni militar, estuvo presente en este acontecimiento.

Sagasta, con su actuación, dejaba evidente que el asunto protagonizado por Zaharoff pocos días antes quedaría sin aclarar. Al fin, no sería ese el último inconveniente puesto por el gobierno democrático y la Regencia. La dotación del submarino no acababa de configurarse porque permanentemente se les asignaba todo tipo de comisiones extraordinarias. (Peral 1934: 61)

Sion embargo, y a pesar de los políticos, Peral culminaría sus experimentos el 8 de septiembre de 1888 cuando botó el submarino en San Fernando (Cádiz), siendo evaluado por una comisión de marinos presidida por el capitán general Florencio Montojo Trillo, que dio el visto bueno, tras haber demostrado su manifiesta viabilidad, dando una autonomía de 66 horas y un radio de acción de alrededor de 500 kilómetros.

Los inconvenientes, no obstante, estuvieron presentes en este mismo acto. Un nuevo sabotaje intentó hundir el barco antes de echarlo a flote: Una pala de las hélices, misteriosamente, había sido rota.

Los sabotajes se alternaban con los desprecios de los políticos. Pero es que esos mismos desprecios estaban presentes en la misma comisión supervisora.

Julio Álvarez Cerón, miembro de la comisión técnica se burló antes de la botadura diciendo que la nave tendría menos estabilidad que una canoa y que al lanzarlo al agua, éste daría vueltas como una pelota. Peral con una tiza le marcó la línea de flotación del barco. Este marino recibió el encargo tras la guerra colonial de dirigir la construcción del crucero Príncipe de Asturias, siendo imposible moverlo de las gradas durante su botadura, tras acudir a técnicos que solucionasen el contratiempo el navío se botó solo. (Santos 2016)

El éxito ya no se podía ocultar, y como consecuencia, recibió una felicitación del ministro de marina, Rafael Rodríguez Arias.

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/05/enemigos-de-espana-gobernando-espana-el_10.html

0 comentarios :

 
;