jueves, 28 de junio de 2018

Un repaso al genocidio (16)

Hay quien afirma que “Los campos de concentración nazis se quedan pequeños comparados por ejemplo con los 30 millones de muertos de hambre en la India colonial británica en la década de 1870 ante la mirada indolente y la inacción del gobierno colonial inglés, que veía morir a millones mientras tenía enormes graneros repletos de cereales para la exportación y organizaba los mayores banquetes de la historia de la humanidad celebrando de la coronación de la Reina Victoria (hay datos de que alguno de aquellos banquetes llegó a reunir 60.000 comensales invitados entre las clases altas de distintas naciones ¡y cuya duración llegaba a ser de una semana! )”



Treinta millones de muertos en diez años que, siguiendo la costumbre, siempre exceptuada la Inquisición, dividiremos por 100 a la hora de realizar los cálculos. Nos quedan 300.000 víctimas de su graciosa majestad en el módico plazo de diez años.

“Entre 1876 y 1902 se concatenan una serie de hambrunas, provocadas por el colonialismo británico a través de sus políticas liberales y malthusianas, en India, China, Brasil, Etiopía, Corea, Vietnam, las Filipinas y la isla de Nueva Calcedonia, que provocan cerca de 60 millones de muertos. A destacar la hambruna india de 1876-1879, cuyo responsable directo fue el virrey británico Lytton, que costó la vida a más de 10 millones de personas y la de 1896-1902, principalmente “gracias” a la políticas británicas y a la ideología colonialista y racista del virrey George Curzon, que causaron 19 millones de muertos. También una terrible hambruna asoló la India décadas más tarde, en 1943-1944, costando alrededor de 4 millones de muertos cuya responsabilidad recae sobre el Imperio británico. Esta hambruna sirvió de acicate para la lucha por la independencia en la India.”

Volvamos a calcular. Sesenta millones, dividido 100 son 600.000, más los 300.000 ocasionados en un periodo idéntico inmediatamente anterior, 900.000. Con este dato,  los ingleses provocaron 129 veces más muertes que la Inquisición en 350 años y en toda la Hispanidad… o lo que es lo mismo, acoplando los plazos y las cifras, el Imperio británico, en esta ocasión demostró ser 25165 veces más letal que la Inquisición; con una peculiaridad, cada proceso de la Inquisición era eso, un proceso, con acusación, defensa, pruebas, dilaciones, recursos… y delito comprobado del que el reo no se arrepentía; algo que no se puede aplicar a los casos de la hambruna. Y a los muertos de 1943 no los incluimos.

“En la tarde del domingo 13 de abril de 1919. En la ciudad de Amritsar, situada en el Punjab, al norte de la India… Todo transcurría con normalidad, pero las aclamaciones de la multitud hicieron que el comandante inglés de la ciudad, el general Reginald Dyer, perdiera su sangre fría. A las cinco de la tarde ordenó que una tropa de cincuenta soldados se situara a la entrada de la plaza donde se celebraba la reunión. Sin mediar aviso, los soldados se situaron a unos ochenta metros de la multitud y el oficial británico, asustado por algunas increpaciones, ordenó disparar contra la masa indefensa. Más de mil fueron heridos y corrían sorprendidas por la violencia e irracionalida de las tropas británicas.”

En 1948 los ingleses “dividen Pakistán e India asesinando a 300.000 inocentes.”
“Las relaciones comerciales entre China e Inglaterra se inician en 1699. Durante el siglo XVIII el consumo de opio se había extendido por todo el territorio chino. A pesar de encontrarse prohibido por las leyes chinas, el tráfico del opio fue perseguido y monopolizado por los ingleses desde 1799 hasta 1834…Los hijos de Inglaterra tuvieron el raro honor de ser los precursores del narcotráfico a gran escala al introducir masivamente el opio en China envenenando a su pueblo, lo que trajo aparejado las Guerras del Opio y la Rebelión Taiping. Los historiadores estiman que durante este trágico período (1840-1865) fueron muertos cerca de 60 millones de chinos, una cifra equivalente al total de fallecidos en la Segunda Guerra Mundial.”

Dividamos las cifras por cien… ¿600.000 más? La medalla de oro al genocidio se la lleva, sin dudar, la Gran Bretaña.

TEXTO COMPLETO: http://www.cesareojarabo.es/2018/06/un-repaso-al-genocidio-texto-completo.html

2 comentarios :

Wolfson dijo...

Verdades que no se dicen.

Purificación Aguirre dijo...

la perfida bretaña

 
;