viernes, 24 de agosto de 2018

Los campamentos del Frente de Juventudes (XVII)

Iniciativa

Ya hemos visto las actividades desarrolladas y encaminadas a la preparación de los acampados, en lo relativo al espíritu de supervivencia, con enseñanzas tales como la construcción de sombrajos, zanjas de desagüe, orientación, etc.



A partir de aquí, donde se daban unas bases para la supervivencia, se encuentra presente la libertad de actuación en la pedagogía del Frente de Juventudes.

La formación incesante y continua de Mandos, mal puede concebirse si no es haciendo inteligente y constante uso de los procedimientos educativos que conducen a la formación de la personalidad en nuestro sentido español y católico. No puede conducir ni entusiasmar a los demás quién no tiene una recia personalidad188

Este concepto activista de la formación se ve constantemente plasmado… poco aprende la juventud de la experiencia de los mayores si no se consigue que ella misma “viva” esta misma experiencia189… Sería absurdo pretender que un niño aprendiese a andar sin caerse y darse muchos coscorrones190.

La iniciativa era condición exigida… En una buena centuria no solamente se aceptan, sino que se piden las iniciativas de las escuadras, considerándose insuficiente que se contenten con obedecer cumpliendo tal vez a la perfección las órdenes que reciben; pero sin ser fuente de actividades… Una prudente y vigilada autonomía en la disposición de material, propio manejo del fondo de escuadra, etc., también contribuyen a la efectividad de las consignas de autodirección e iniciativa en las distintas actividades que pueden ser propias de tales pequeñas unidades191.

Sólo queda añadir la cita del Reglamento Interior de la Tienda, la confección de elementos para uso de la escuadra, el terreno de la escuadra (todos ellos ya tratados), para hacernos una idea de la importancia de la iniciativa en la vida campamental.


Alegría

Este término, que conoce quizá su punto más álgido en la realización del Fuego de Campamento, no abandona en ningún momento la vida campamental.

La alegría, para que un campamento desarrolle toda su labor formativa, debe empezar con el día, y debe imperar a lo largo de todas las actividades, como medio de interesar al muchacho.

Como muestra, podemos recurrir a la de hacer limpiar un mismo cristal, cada uno por una cara, a dos muchachos que se habían enfadado.

Pero este hecho, que puede resultar sencillamente de la actuación concreta de un mando, no pasa desapercibida. Como afirma Roberto Cuñat reiteradamente, en técnicas de campamentos todo está inventado; sólo es necesario ponerlo en práctica.

El Frente de Juventudes, que como ya he argumentado tenía en la canción uno de sus principales medios formativos, tenía referencias en la misma para combatir la tristeza.

Son varias las canciones que hacen referencia a este tema: ME GUSTA LO DIFÍCIL192, LUCEROS193… y de entre ellas, una muy específica:

GUARDA TUS PENAS194

GUARDA TUS PENAS EN EL FONDO DEL MORRAL
Y RÍE YA.
PONTE CONTENTO Y ASÍ VENCERÁS
LA DIFICULTAD.
SIEMPRE ESTARÁS ALEGRE,
NUNCA TRISTE ESTARÁS.

GUARDA TUS PENAS EN EL FONDO DEL MORRAL
Y RÍE YA
SI LA NIEVE NO TE DEJA ANDAR
NO HAY QUE DESESPERAR JAMÁS.

Y lógicamente, no podían faltar las explicaciones al respecto, tanto en consignas, p.e. CON NOBLEZA Y ALEGRÍA195, como en los manuales del acampado… Virtud y vigor nunca se muestran con la cara de la tristeza… Un joven triste no es otra cosa que un triste joven. No merece estar en posesión de ese maravilloso tesoro de la juventud…196

La alegría es la manifestación de un alma limpia y de un temperamento joven. Sirve siempre con alegría.197

Ni las contrariedades ni la dificultad pueden ser jamás motivo de desaliento198


Responsabilidad

Si antes hemos hablado de iniciativa, hay que inferir que ésta no puede ir separada de un sentimiento de responsabilidad, dado que de otra forma, aquella quedaría en puro acto de libertad primaria, inconsciente.

Para calibrar la importancia de este aspecto podemos recurrir a las consignas:

NO ERES TÚ SOLO
SERVIR A LA VERDAD
O CRECE O MUERE
O VOLAR O DESPEÑARSE199

Son algunas de las que, a diario, eran explicadas por el Jefe de Formación y comentadas por escuadras.

La responsabilidad no era privativa de los mandos, que no eran pastores guiando un rebaño de muchachos sin criterio, sino personas que debían insuflar inquietudes.

Las normas al respecto, repetidas una y otra vez a lo largo de manuales y hojas volantes, consignas y consejos, pueden resumirse en el siguiente juicio:

Desde el reglamento de tiendas hasta los servicios que se encomiendan al acampado, todo contribuye a fomentar e iniciar este sentido de responsabilidad. La formación del carácter no es otra cosa que una educación para la libertad, mediante el sentido de la responsabilidad.200.

El resultado de este sentido de responsabilidad se reflejó en múltiples ocasiones, bien coincidiendo con tragedias locales201, bien en otras circunstancias particulares202.

La responsabilidad debía entenderse con una doble vertiente: Individual y colectiva.

Individualmente, el muchacho debía ser responsable de sus actos, aunque no hubiese nadie delante para reprender su conducta. No cumplir con esta premisa es un negativo y fatal ejercicio del estilo individual.203

Colectivamente debía asumir esa misma responsabilidad, cuyos extremos se pueden resumir en:

Un constante hacer de la propia personalidad un acto permanente de servicio a la Organización y a la comunidad.
Sentir la responsabilidad de ser español; luchar por la unidad de los hombres y las tierras de España.
Amar a Dios, y sobre este amor levantar sus pensamientos y acciones.
Hacer de la propia vida, alegría, humildad y servicio, para el estudio y el trabajo en corresponsabilidad con los demás20

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/04/los-campamentos-del-frente-de_15.html

0 comentarios :

 
;