lunes, 24 de diciembre de 2018

Los campamentos del Frente de Juventudes (XIX)

Actividades

En los campamentos de las Organizaciones Juveniles



La vida en los campamentos de las OOJJ, como en el resto de las actividades, estaba imbuido por el espíritu guerrero del momento.

Por otra parte, si bien existía una organización unificada, las actividades para chicos diferían de las de chicas, motivo por el cual, los horarios de campamentos eran también distintos para unos y para otras.215

Con estos horarios, llevados a rajatabla, se mantenía en constante ocupación al acampado, existiendo por encima de todo algo  espiritual que en aquellos entonces se llamaba camaradería.

Las actividades, como se puede inferir, giraban en torno a varios conceptos esenciales: la exaltación de la Patria, del Nacionalsindicalismo, de la salud personal y de la disciplina, y todo, enmarcado en un espíritu sobrenatural, en la presencia de Dios.

La carrera matinal, obligada para todos, incluido el Jefe de Campamento, cumplía una clara función: despertar a los acampados y anunciar un día de constantes trabajos.

Los servicios, tanto los de guardia del Campamento como los de mantenimiento general (los de las tiendas dependían directamente de cada escuadra), estaban encomendados a sendas escuadras que, por turno, les tocaba el servicio de día.

La limpieza, verdadera manía216, era comprobada a diario por el Jefe de Campamento, acompañado por el médico y por el Jefe de día, tras haber dado tiempo a los acampados para recoger los petates y hacer la limpieza pertinente de cada tienda, así como el arreglo de sombrajos217 y la decoración del particular jardín de escuadra.

Durante esta revista, el secretario del campamento tomaba nota de las puntuaciones que, tanto a nivel personal como por escuadra concedía el Jefe de Campamento y el médico, premiando la limpieza. Estas puntuaciones servirían para resaltar públicamente a aquellos que mejor puntuación hubiesen obtenido.

Las canciones de esta primera época, si bien son dignas de consideración. No son, cuando menos en número, de la importancia que las del propiamente llamado Frente de Juventudes.

El 12 de Marzo de 1938, mediante circular de la O.J., se instituía como himno de las Organizaciones Juveniles el Prietas las Filas, obra del poeta vallisoletano J. Villanueva, inspirado en Salamanca ante un desfile de las Organizaciones Juveniles.

El himno, que perduró en la Organización Juvenil Española hasta el año 1976, está reproducido en el capítulo Educación, sus medios.

Canciones, marchas, deportes, cuidado del entorno, eran actividades de los acampados, pero no las únicas: la repoblación forestal, la confección de periódicos, y un largo etcétera, en el que se encontraba la biblioteca campamental, ocupaban el tiempo de los acampados.

Los años 39 y 40, ya relajados de la realidad viva de la guerra, vieron incrementado considerablemente el número de lectores en campamentos.

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/04/los-campamentos-del-frente-de_15.html

0 comentarios :

 
;