viernes, 11 de enero de 2019

DESARROLLO HISTÓRICO DEL SEPARATISMO EN FILIPINAS (7)

La situación llevó a que se celebrasen Consejos de guerra en los que se puso de manifiesto que Andrés Bonifacio se había ofrecido a Japón, extremo que aparece como cierto, ya que Japón comunicó a España lo tratado. Por otra parte, también parece cierto que, al margen de la comunicación al gobierno español, Japón estaba dispuesto a tomar Filipinas bajo la condición de que la sublevación fuese generalizada.

El conflicto creado por Bonifacio afectó también al propio movimiento separatista; así, el mismo día en que Polavieja presentaba su dimisión se reúnen las facciones del Katipunan en una sesión tormentosa, donde se acuerda establecer una República de Filipinas, saliendo elegido presidente el general Aguinaldo y vicepresidente Mariano Trías, quedando Andrés Bonifacio como Director de Interior. Pero continúa desarrollándose la reunión que finaliza con las pistolas encima de la mesa. Bonifacio declara nula la asamblea y todos los acuerdos alcanzados. No obstante, los demás nominados juran sus cargos en la Iglesia del Convento de Tejeros. Bonifacio es detenido y herido por los seguidores de Aguinaldo, siendo juzgado por sedición contra la República y condenado a muerte, junto a su hermano Procopio. A pesar de la intervención de Aguinaldo para conmutarle la pena, Bonifacio y su hermano son fusilados por los militares, capitaneados por el comandante Makapagal. Aguinaldo se retira a Byak-na-Bató donde instala sus cuarteles generales y la capital de la revolución. En esta ciudad es redactada la primera Constitución filipina, en idioma español, por Isabelo Artacho y Félix Ferrer, donde se declara la “emancipación de la monarquía española”, siendo el Tagalo el idioma oficial y primer presidente de la República el general Emilio Aguinaldo, siendo vicepresidente Mariano Trías. (Gómez)

Pero el movimiento centrífugo ya llegaba también a la Península. Por estas fechas empezaba en Cataluña un movimiento separatista que reclamaba un régimen autonómico análogo al otorgado a Cuba. Los altercados de catalanistas y de carlistas se sentían con vigor, si bien no acababan de tomar cuerpo.
Primo de Rivera acabó negociando la paz con Aguinaldo en el conocido Pacto de Biacnabató, donde se convino que Aguinaldo y unas decenas de dirigentes de la insurgencia recibirían 400.000 pesos y se marcharían a Hong Kong.
En dicho pacto se estipulaba:
1º.- La expulsión, o por lo menos secularización de las órdenes religiosas, y la abstención por parte de éstas de toda intervención en la administración civil 2º.- Amnistía general para todos los rebeldes, y garantía de seguridad personal contra todo acto de venganza después de haber aquéllos regresado a sus  hogares.
3º.- La adopción de medidas que pusieran término a los abusos manifiestos que se cometían en la administración pública.
4º.- Libertad de la prensa para denunciar la corrupción oficial.
6º.- Abolición de los sistemas de deportación secreta de políticos sospechosos.

E1 15 de Noviembre de 1897 se firmó el Pacto de Biacnabató (ver anexo), convenio que firmaron en el palacio de Malacañang el general Primo de Rivera y Pedro A. Paterno, y ratificó por telégrafo el 14 de Diciembre Sagasta, Presidente del Consejo de Ministros.
Los principales términos del pacto eran los siguientes:

Los jefes filipinos depondrán sus armas y reconocerán la soberanía española en Filipinas.
Los jefes principales viajarán al extranjero y recibirán ayuda monetaria para su mantenimiento.
Aguinaldo recibirá una carta de crédito de 400.000 pesos.
Entrega al gobierno de 225 armas de fuego; 2.382 municiones, 20 cañones y dos sables de oficial, recogidos en Byak-na-Bató
-Después de la entrega de 700 armas modernas, Pedro Alejandro Paterno recibirá dos cheques por 200.000 pesos cada uno; uno de ellos en efectivo inmediato y otro después de proclamarse la amnistía general y entonarse el solemne Te Deum de acción de gracias. (Que, en efecto, se realizó en la Catedral de Manila).

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/02/desarrollo-historico-del-separatismo-en.html

0 comentarios :

 
;