martes, 5 de febrero de 2019

EL TRÁFICO NEGRERO EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XVIII (1)

EL TRÁFICO NEGRERO EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XVIII

El tráfico de esclavos es inmemorial, y del asunto tratamos en otros capítulos de este trabajo. Ahora nos ceñiremos al asunto en lo que toca a los siglos XV a XVIII, y en el ámbito de España.
En este periodo, y ya en el siglo XIV,  encontramos esclavos negros, y por supuesto moros en las Españas peninsulares, del mismo modo que en el mundo árabe, además de gran cantidad de esclavos negros, había un fluido comercio de esclavos blancos capturados por los barcos piratas que atacaban las costas a lo largo del Mediterráneo, en principio con la idea de reclamar rescates, pero en muchas ocasiones con un destino cierto a la esclavitud de todo tipo, cuando el rescate no podía llevarse a cabo.



En este tiempo de naturalidad en la tenencia de esclavos, existía un comercio reglado de los mismos, en el que competía en grado de igualdad con cualquier tipo de mercaderías, y al mismo, junto a los cautivos moros hechos prisioneros en la secular lucha contra los moros, se habían añadido en estos tiempos los negros importados por los portugueses, que desde Lisboa se distribuían por toda la península.

Valencia se convirtió en el principal mercado ibérico por detrás de Lisboa, con más de 7.000 cautivos registrados en la Bailía General del reino durante el reinado de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, de los que al menos 5.133 procedían del tráfico negrero atlántico. (Armenteros 2012: 283)

Pero centrándonos en el hecho de la esclavización de los negros, debemos convenir que esa situación era normal en todos los ámbitos y en todos los lugares, porque la esclavitud era tenida como un hecho normal, y hasta bondadoso. Algo que choca hoy a la mirada de cualquier curioso, pero que en la época tenía pocas discrepancias, que por cierto, también existieron en base a la doctrina cristiana.
Así, la Iglesia conoció al respecto varias tendencias; unas no se daban por enteradas de la situación; otras directamente tomaban parte en la tenencia de esclavos, que era cuestión menor y para nada contradictoria con la doctrina que exige, eso si, trato humanitario para con los esclavos, y no sólo eso, sino también los reconoce como hijos de Dios al mismo nivel del amo, y siendo que Dios tiene predilección por el más débil.
En medio de esas contradicciones, Portugal comenzó a importar negros esclavizados, siendo que los primeros negros secuestrados por traficantes portugueses llegaron a Portugal el año 1445; era el inicio del tráfico, que en los últimos años del siglo XV tenía ya sus circuitos establecidos.

En 1482, Bartolomeo y Giovanni di Corrado Berardi, primo de Gianotto, habían entregado hasta un centenar de esclavos negros a un florentino residente en Valencia. Pronto se les asoció el mismo Gianotto, quien primero residió en Lisboa antes de desplazarse a Sevilla, en 1485. Desde la capital hispalense, Gianotto no solo se vinculó con los asuntos comerciales de los Medici, con quienes colaboró en la financiación de los primeros movimientos andaluces de Amerigo Vespucci y Cristóbal Colón, sino que también afianzó sus relaciones con Bartolomeo y Giovanni hasta que, el 16 de julio de 1486, los tres obtuvieron una prerrogativa de los Reyes Católicos que les autorizaba a «venir a enviar a estos nuestros reynos de Castilla e de Aragón sus fustas e galeras e mercadurías e esclavos e esclavas, e trabtar e comprar e vender en ellos» (Armenteros 2012: 285)

En el asunto de la trata la cuestión se tornaba ya espinosa. Poseer esclavos sería una cosa, pero esclavizar y traficar con esas mismas personas, otra muy distinta, que difícilmente encontraba apoyo moral, y cuya ejecución generalmente estaba estigmatizada por la sociedad. ¿Hipocresía? ¿Tal vez tergiversación? ¿errónea interpretación?... Tal vez, pero en cualquier caso, y aunque difícil de justificar dialécticamente, justificable a tenor de los escritos de los padres de la Iglesia, que señalan que Dios no hace distingos entre libres y esclavos.


Texto completo en el siguiente enlace: http://www.cesareojarabo.es/2018/09/el-trafico-negrero-en-espana-hasta-el.html

0 comentarios :

 
;