domingo, 24 de febrero de 2019

Los campamentos del Frente de Juventudes (XX)

En los campamentos de las Falanges Juveniles, el logro de los objetivos citados anteriormente pasaban por la realización de una serie de actividades que a continuación vamos a tratar.



La vida campamental estaba totalmente ocupada por la actividad (el activismo pedagógico era el porqué de los Campamentos); no existía un momento sin su actividad específica, ya fuese de tipo cultural, ya de tipo físico- deportivo.

Estas actividades, más amplias y más completas en la etapa inmediatamente anterior, a la que acabamos de hacer referencia, se llevaban a cabo cubriendo un horario previamente estudiado, intentando eliminar la improvisación.

El horario no podía ceñirse a las mismas normas si se trataba de un turno de las Falanges Juveniles (posteriormente la O.J.E.), que si se trataba de aprendices o de escolares, dándose mayor importancia a determinado tipo de actividades en uno o en otro caso.218

Hora Toque Actividad

7:00 Diana Se levanta inmediatamente todo el mundo. Se conceden                          
cinco minutos para que todos se vistan con el uniforme deportivo (calzón y camiseta), cojan toalla y demás útiles de aseo.

7:05 Llamada Forman todos en sus respectivas unidades, y, al mando de sus jefes,  
efectúan una breve carrera (no más de dos minutos), cuyo fin principal es desperezar a los muchachos y hacerles reaccionar.
Acabada la carrera, se hacen unos movimientos respiratorios, y, acto seguido, cada unidad procede al aseo personal en el sitio designado.
Terminado el aseo personal, todos vuelven, por unidades, a sus respectivas tiendas y proceden inmediatamente a levantar los faldones de las tiendas, para su ventilación.
A continuación, todos se visten con la camisa y pantalón reglamentarios. Los que voluntariamente deseen asistir a la Santa Misa en días laborables, acuden a la tienda - capilla a las siete y media. Queda expresamente prohibida toda formación obligatoria o coacción a este fin.
En el instante de la Consagración se dará por el cornetín un toque de atención, seguido del himno nacional, a cuya señal deberán arrodillarse todos los acampados que se encuentren dentro del radio de visibilidad de la Capilla, poniéndose en posición de firmes todos los demás.
8:15 Llamada Las Jerarquías del Campamento se sitúan ordenadamente en el centro            
de la formación, detrás del Jefe de Campamento. Éste (si no hay otra jerarquía superior) se prepara para izar banderas, asistido de otros dos jefes, invitados o acampados distinguidos con este honor. Se da la voz de firmes, y si hay banda, ésta ejecuta el himno nacional. Si no la hay, se iza cantando el Cara al Sol   (en el primer supuesto se canta después de izar), terminando con los gritos reglamentarios, etc.
Acto seguido se reza para impetrar la ayuda divina en las tareas del día.
A continuación, el secretario les da la orden del día, que se escucha firmes, ordenándose descanso al terminarse la consigna.
Seguidamente se desarrolla ésta y se hacen públicas las advertencias o indicaciones especiales a que haya lugar. Asimismo, el secretario procede a leer las puntuaciones del día anterior. Se rompen filas, con las voces: ¡Por el Imperio hacia Dios! ¡Viva Franco!
Romper filas.
8:30 Fajina Forman los acampados en sus respectivas unidades y, al mando de sus
jefes, se dirigen al comedor, provistos de plato, vaso y cuchara.
Cada pelotón se coloca en el sitio previamente designado. No se sienta nadie ni empieza a comer sin la venia de su respectivo Jefe de Unidad, así como tampoco éste sin la del Jefe de Campamento. Cada Pelotón debe poseer sus utensilios comunes de comida (gaveta, fuente, cazo y espumadera), debidamente numerados. Cada día, el Jefe del Pelotón nombra a unos escuadristas que son los únicos que van a recoger las raciones en la cocina y las reparten luego a todos. Los demás esperan en su sitio, para no armar confusión en la cocina.
Durante la comida no se confundirá el natural bullicio juvenil con otros desórdenes inadmisibles (gritos a voz pelada, batallas amistosas, etc.). Todos los desperdicios se vierten en unos cubos que deben encontrarse siempre a mano.
Cada Pelotón es responsable de la limpieza absoluta en la mesa y sitio que le corresponde.
Terminado el desayuno (no se levanta nadie antes que los Jefes), cada unidad se dirige al fregadero para lavar los cacharros, y de allí regresa a sus tiendas. Cada Jefe de tienda responde personalmente de que a los camaradas enfermos les sea llevado el desayuno (así como luego la comida) a su tienda y a la enfermería.
9:00 Reconocimiento y relevo Los acampados que precisen reconocimiento médico se dirigen al relevo médico del Campamento, con el fin de ser reconocidos. Si son escuadristas, deben ir acompañados de su Jefe de tienda, quién podrá
informar al médico de cuantos detalles ampliatorios sean necesarios.
Del mismo modo, cada Jefe de tienda debe dar parte a su superior Jerárquico, y a continuación al médico, de aquellos camaradas que no puedan acudir al reconocimiento por estar encamados.
Los camaradas nombrados para los distintos servicios acuden prontamente a ponerse bajo las órdenes del Jefe de Día. Con los destinados al Servicio de Guardia y Vigilancia hará el relevo, siguiendo las ordenanzas militares prescritas para el caso, especialmente cuando se trata de cadetes.
Los demás serán remitidos a sus servicios correspondientes, dándoles las necesarias instrucciones.
Para el servicio de orden y policía téngase en cuenta muy especialmente las observaciones consignadas, debiéndose proceder inmediatamente a la limpieza general del Campamento, con el fin de que esté dispuesto para la Revista de Policía; es decir, para que el Jefe de Campamento no encuentre el menor defecto.
Al mismo tiempo, bajo la dirección de cada Jefe de tienda, todos los acampados proceden a ordenar y limpiar escrupulosamente la suya y su parcela, así como a efectuar toda clase de trabajos utilitarios (colgadores de ropa, sombrajos de calzado, pozos para cantimploras, soporte para platos y vasos, etc.), y de embellecimiento (adornos y dibujos alegóricos a nuestras gestas, consignas de tierra o arena, con serrín de madera y teñido de anilina, entradas de tiendas, carteles con el nombre de la misma, etc.).
Las parcelas en los Campamentos de Cadetes no deben degenerar en adornos o dibujos demasiado infantiles. Así como los Flechas pueden y deben entretenerse en ejecutar adornos con flores, hojas, piedrecitas, los cadetes se emplearán solamente en dibujos y ejecuciones que respondan a un sentido viril y artístico a la vez.
10:30 Revista En un campamento de Flechas es éste, quizá, el acto más formativo del día y del que más provecho puede sacar un Jefe de Campamento inteligente.
Forman todos los acampados al pie de sus respectivas tiendas, dispuestos para la revista general de limpieza. El Jefe del Campamento, acompañado de las principales jerarquías y del Jefe de Día, procede a revisar cada tienda, recibiendo de cada Jefe de éstas la novedad. Inspecciona cuidadosamente la limpieza, no solamente del interior de la tienda, sino también de su parcela y alrededores. No debe verse un solo papel, residuo, etc. El Secretario va tomando la nota diaria de arreglo y limpieza de cada tienda, de acuerdo con la apreciación del Jefe de Campamento. Esta nota tiene en cuenta, por un lado, el estado de limpieza de la tienda, y por otro, las mejoras apreciadas en el orden interior de las mismas y en la ejecución de trabajos utilitarios, comparados con los de las demás tiendas. Tomando en serio esta revista y dando cada día una puntuación, que se lee solemnemente al arriar o izar banderas, se consigue una emulación entre todos los acampados, que es una de las claves del éxito en un Campamento.
A medida que se van revistando las tiendas, el Jefe del Campamento manda romper filas a cada Escuadra o Pelotón; pero todo el mundo permanece en sus tiendas hasta el siguiente toque.
Acto seguido, el Jefe del Campamento pasa revista a todos los Servicios del Campamento, incluyendo letrinas, comedores, cocina, almacenes, entrada, etc., procurando que exista una limpieza absoluta en todos los lados.
Hará las indicaciones pertinentes a todos los Jefes de Servicio y, especialmente, al Orden y Policía, para que se subsanen inmediatamente las deficiencias que puedan haber.
11,15 Llamada Forman todos los acampados en sus respectivas Unidades, poniéndose éstas a las órdenes del Jefe de Educación Física, para las actividades de gimnasia educativa y juegos deportivos. Si el nivel de instrucción militar de los acampados es anormalmente bajo puede emplearse, durante los dos o tres primeros días, parte de esta clase para iniciarlas.
Luego, la misma clase de Educación Física y las Formaciones generales sirven para perfeccionar el estado de instrucción, tanto individual como colectiva.
Terminada la clase, se dirigen las unidades a sus tiendas o directamente a la playa, río, etc.
12:00 Llamada El Jefe de Educación Física dirige el baño o ducha de acuerdo con el médico, vigilando que no se bañe el que no debe hacerlo. Se tendrá especial cuidado con los baños de sol excesivos en los primeros días.
El Jefe de Campamento cuidará personalmente de que se efectúe el baño únicamente en los lugares acotados para este fin, con la vigilancia necesaria (cordón de buenos nadadores) para evitar desgracias, siempre posibles.
12:45 Alto Vuelven los acampados por unidades, a sus lugares de formación.
13:00 Fajina Forman los acampados (uniformados) en sus respectivas unidades y, al mando de sus Jefes, se dirigen al comedor provistos de los utensilios propios del caso. Se seguirán iguales normas para el reparto
de la comida y orden en el comedor, que las ya indicadas para el desayuno.
Una vez hayan regresado las diversas Unidades a sus tiendas, con los cacharros limpios, se deja en libertad a los acampados para que permanezcan en sus tiendas o en otros lugares sombreados, si hace calor, dedicados al reposo completo. No se permite ninguna actividad física.
15:50 Llamada Forman todos los acampados en sus respectivas Unidades, provistos de papel, lápiz y cancionero para la clase de canto, única actividad factible después de la siesta ya que no se puede exigir mucha atención a los acampados.
16:30 Clase teórica alterna de Religión y Moral o Educación Política.
Según el caso, dirigirá esta actividad, o bien el  Capellán, o bien el Jefe de Formación Política.
Ambos cuidarán de bajar a nivel de los Flechas, de acuerdo con las normas dadas en los capítulos correspondientes.
17:00 Alto Cesa la clase y vuelven las unidades a sus respectivos lugares de formación y tiendas.
17:15 Llamada Forman todos los acampados en sus respectivas Unidades. Se dedica este tiempo a Mi actividad preferida, buscando y admitiendo las sugerencias e iniciativas de los muchachos, expresada no en forma tumultuosa y desordenada, sino a través de las Unidades Orgánicas – principalmente las Escuadras -. Es el momento para toda clase de competiciones, juegos y deportes bajo la dirección del Jefe de Educación Física, así como de prácticas de utilidad premilitar bajo el jefe de dicha especialidad. Muchos preferirán dedicarse a trabajos de aeromodelismo y trabajos manuales, y no faltarán quienes soliciten alguna clase teórica sobre cualquier materia de tipo religioso o político.
Los juegos recreativos (feria), por su especial carácter, no son elegibles por los propios acampados, sino que se utilizarán por el Jefe de Campamento como un instrumento de máxima alegría y expansión siempre que sean acreedores a ello los acampados. No precisa, pues, tener el carácter de actividad diaria y en ellos participarán todos los muchachos.
19:30 Alto Vuelven las unidades a sus respectivos lugares de formación y tiendas.
19:40 Llamada Este toque va precedido de una llamada de atención cinco minutos antes, para aviso de los que no están debidamente uniformados.
Formación general de todos los acampados, con el uniforme reglamentario de Campamento. Las unidades se dirigen a la Plaza de José Antonio.
Se procede a arriar banderas con igual ceremonia que por la mañana. Primeramente, se da lectura por el Secretario a la Orden del día siguiente, en la parte referente al nombramiento de servicios, y el Jefe de Campamento da las advertencias o indicaciones especiales a que haya lugar. A continuación, y previa la voz de firmes, se reza la oración por José Antonio, y a continuación dos Padre nuestros, Ave María y Gloria; uno, por los caídos por el triunfo de nuestros ideales, y otro por España, la Falange y el Caudillo.
Terminados estos rezos, el Jefe de Día, auxiliado por dos miembros de la guardia, hace la ofrenda de la corona, confeccionada por los camaradas que se encuentran en Servicios Técnicos. Una vez colocada la corona, el Jefe del Campamento da el grito de Caídos por Dios, España y su Revolución Nacionalsindicalista, contestado unánimemente por el de Presentes. En este momento, debe sonar el toque de Oración, saludando todos los mandos. Vuelve la formación a la plaza y se rompen filas.
20:00 Fajina Forman los acampados, con el uniforme de Campamento, en sus respectivas unidades y, al mando de sus Jefes, se dirigen al comedor, provistos de los utensilios propios del caso. Se seguirán iguales normas para el reparto de la comida y orden en el comedor, que las ya indicadas en el desayuno.
21:00 Empezando a esta hora el Fuego de Campamento, que debe ser para los acampados la hora de más alegría y expansión, no se toca llamada ni se forma. Se avisará a los acampados de la manera más alegre y animada posible (charanga improvisada, megáfono, altavoz, etc.) que ha comenzado la sesión.
Bajo la denominación de Fuego de Campamento se comprenden todas aquellas actividades que caen también dentro de la categoría de diversión (cine, radio, coros, representaciones teatrales, pantomimas, concursos de chistes, etc.).
Al terminar el Fuego, el Jefe de Día acompañado de los componentes de la guardia, procede a quemar la corona que se colocó el día anterior en la Cruz de los Caídos. Se acaba el Fuego de Campamento cantándose –puestos firmes- el Prietas las Filas y explicando el Capellán la Máxima Religiosa del día.
22:00 Retreta Todos los acampados se retiran a sus tiendas para acostarse. Comienza la guardia de noche. Cada Jefe de tienda dirige una breve oración antes de acostarse, a su escuadra, o rezan todos el Santo Rosario.
22:15 Silencio Se apagan todas las luces del Campamento, salvo las de servicios y alumbrado general. Se exige un silencio completo en todas las tiendas.
Los Jefes de Unidades, antes de retirarse ellos mismos a sus tiendas, pasarán una revista general, comprobando que cada tienda está debidamente cerrada, los vientos no muy tirantes, etc. Darán el correspondiente parte verbal, por vía jerárquica, al Jefe de Campamento.

En los Campamentos de la Organización Juvenil Española:

7:30 Diana. Gimnasia. Aseo. Arreglo de tiendas
8:15 Izar banderas. Oración. Consigna.
8:30 Desayuno.
9:15 Revista.
9:45 Actividades rotativas.
12:30 Baño
14:00 Comida. Una vez finalizada, descanso.
16:00 Actividad rotativa.
20:30 Arriar. Oración. Ofrenda. Máxima religiosa.
21:00 Cena
22:00 Fuego de Campamento (o actividad nocturna)
23:00 Silencio.

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/04/los-campamentos-del-frente-de_15.html

0 comentarios :

 
;