sábado, 30 de marzo de 2019

América, parte sustancial de la Patria Hispánica (7)

El derecho era la base de las relaciones dentro de la Corona, y tomó forma en las “Cortes de Indias”, similares a las cortes peninsulares, donde eran jurados los herederos del trono de las Españas. Estas cortes estaban extendidas por toda América, con cuatro sedes: Santo Domingo, Santiago de Cuba, México y Cuzco. Se argüirá que a las mismas tenían acceso las personas que estaban más de acuerdo con el poder establecido y cumplían las expectativas del sistema, pero esa es cuestión que merece tratamiento aparte, sencillamente comparándola con la realidad actual en los distintos parlamentos que queramos tomar como ejemplo. En el peor de los casos, si acaso acababan constituyendo una casta, en ello no veremos grandes diferencias con lo que ocurre en la actualidad.



Por todo ello, y como afirma Guillermo Céspedes del Castillo,“aplicar el concepto de colonia, nacido en el siglo XVII en la América inglesa y francesa, a la América indiana cuyos orígenes se remontan a los albores del siglo XVI, más que un error constituye un anacronismo.”  Y hasta se puede afirmar que un acto de mala fe por parte de quienes han tenido y tienen voluntad de mantener separado lo que por justicia histórica jamás debió separarse.

Así, el decreto de 22 de febrero de 1809, que es citado por los autores británicos como un logro de los constitucionalistas, y que reza “Los vastos y preciosos dominios, dice, que la España posee en las Indias no son propiamente colonias ó factorías como las de otras naciones, sino una parte esencial é integrante de la monarquía española”  , en ningún momento representa una variación en el estatus de América, sino un nuevo reconocimiento de una realidad que venía siendo efectiva desde el descubrimiento.

En un mundo que desde la Ilustración tiende a la uniformidad, y frente a ella,“debe resaltarse la organización de carácter múltiple de la Monarquía Española, que permitía la existencia de unos Virreinatos, dotados de gran autonomía para su funcionamiento, en los que precisamente, por su lejanía del Rey, se procedía a institucionalizar en mayor grado que en la propia península el aparato del Estado, así junto al Virrey, representante directo del Soberano, surgen Consejos y órganos de gobierno, que tiene atribuidas funciones concretas por el Monarca.”

El virrey era el máximo representante de la Corona, pero hay más. “Se llega a dotar a las Indias de un gobierno propio, separado del de los otros reinos de la monarquía. A1 igual que el de ellos, depende directamente del rey, asistido por un cuerpo permanente, supremo y especializado, análogo al que existe para Castilla, para Aragón y los otros reinos. Tal es el Real y Supremo Consejo de Indias, establecido en 1524.”

“España trasplanta al continente americano su propia organización social y política, que a su vez es fruto de las profundas transformaciones habidas en la península en el siglo XV, justo en el momento que el Poder Real, ayudado por una incipiente burguesía se ha impuesto o se está imponiendo a los poderes localistas y autárquicos.”

Pero ese trasplante no representa eliminación ni exterminio, sino organización jurídica que vertebra toda la sociedad, y a aquellos que desean permanecer más apegados a sus costumbres ancestrales, se les facilita la vida civil de su ámbito y se les reconoce como “república de indios”, siendo que, como señala José Mª Rosa, “la república de indios posee Cabildo a semejanza de las villas, y como éstas carece de autonomía militar. Las resoluciones de su Cabildo son válidas previa aprobación del Corregidor español designado por el gobernador de la provincia.”

Texto completo en: http://www.cesareojarabo.es/2018/03/america-parte-sustancial-de-la-patria_30.html

0 comentarios :

 
;