jueves, 8 de agosto de 2019

Las "formas" del comunismo (20)

Juicios y ejecuciones (7)

En los barrios obreros, fueron los mismos trabajadores quienes procedieron a crear sus tribunales… El público participaba en las deliberaciones, y se tomaba de entre ese mismo público el acusador y el defensor. La misma concurrencia era la que dictaba el veredicto.”



Ese mismo año, el informe de las enfermeras de la Cruz Roja establece que sólo en Kiev se cometieron 3000 ejecuciones… En Odessa, 2.200… En Turquestán, 2.500… (Luego seguirían los crímenes en 1920, 1921…) En Crimea, 3000… En Kuban, en un solo día, 2000…En Ekaterinodar, 1600… En Sebastopol 8000… En Tiflis… En tantísimas ciudades y pueblos. Las cifras se suceden y se incrementan de manera inenarrable. Tanto, que la carnicería de Crimea de 1920-1921 originó una inspección especial del
Comité Central Ejecutivo Panruso. La matanza duró varios meses. Se fusilaba, y se ahorcaba utilizando todos los postes, todos los árboles, incluso los monumentos.

“Entre septiembre y octubre de 1918 se efectuaron Ejecuciones masivas de
"rehenes burgueses" en Moscú, Petrogrado, Tver, Nijni-Novgorod, Viatka, Perm,
Ivano-Voznessensk, Tula... etc. Número estimado de víctimas: 10.000 a 15.000
ejecutados sumariamente.”

El terror rojo, como por otra parte no tenía intención en disimular, era la acción terrorífica, extremadamente violenta, indiscriminada y criminal, ya concebida por el propio Marx, y perfectamente llevada a ejecución por los genocidas marxistas.

Parece que las autoridades soviéticas no eran inconscientes del genocidio que estaban llevando a cabo; por eso se defendían afirmando que “el terror del zarismo estaba dirigido contra el proletariado. La policía zarista estrangulaba a los trabajadores que luchaban por el régimen socialista. Nuestras Comisiones Extraordinarias fusilan a los grandes propietarios, a los capitalistas, a los generales que intentan restablecer el régimen capitalista. ¿Percibís este... matiz? ¿Sí? Para nosotros, los comunistas, es por completo suficiente.”  A lo que parece, en el régimen comunista había más grandes propietarios, capitalistas y generales que obreros en la rusia zarista.

“Los primeros telegramas del sur que daban cuenta de las ejecuciones en masa de oficiales fueron publicados en Petrogrado durante la segunda quincena de enero. En ellos se describía los acontecimientos de Crimea. Algunos oficiales, puestos al frente de destacamentos tártaros, se habían apoderado de la Península y habían fusilado a sus prisioneros bolcheviques. La llegada de los marinos rojos restableció la situación.
Uno de los telegramas del 20 de enero, en el que se relata el bombardeo de Yalta por dos torpederos rojos, termina con estas líneas: “Han sido pasados por las armas varias decenas de oficiales. Fueron rematados en la orilla del mar; se les ahogó lanzándolos al agua con una piedra al cuello. Sus cadáveres flotan en el puerto; dos grandes comerciantes han sido fusilados. Hechos análogos ocurrieron en casi todas las poblaciones de Crimea. El terror rojo brotaba en aquellos paisajes, que son los más hermosos y apacibles de Rusia.”  Lo que es de destacar es que la noticia es facilitada por los mismos que hacían estas barbaridades.

Pero esta actuación no surge de manera espontánea. Ya en 1906 escribe Lenin: “Tengamos presente que se acerca la gran lucha de masas. Esta lucha equivale a la insurrección armada. Dentro de lo posible, deberá ser simultánea en todo el país. Las masas deben saber que marchan a una lucha armada, sangrienta, desesperada. Deben compenetrarse del desprecio a la muerte, que es el que ha de asegurarles la victoria. Hay que llevar adelante la ofensiva con la mayor energía; el santo y seña de las masas ha de ser la agresión y no la defensa; el exterminio implacable del enemigo ha de constituir su objetivo; la organización de la lucha será flexible y de gran movilidad; se arrastrará a la acción a los elementos vacilantes del ejército. El partido del proletariado consciente debe cumplir su deber en esta gran lucha.”

El manifiesto divulgado en 1920 por el enviado especial de la cheka del norte, K. Lander a los distritos del Don y de Kuban y del litoral del Mar Negro, muestran que las carnicerías enunciadas (simples muestras de lo que se relata en diversos escritos, alguno de los cuales apócrifo), tienen, no obstante bastante verosimilitud. Dice el bando en cuestión: “Los pueblos y ciudades que oculten a los “blancos” y a los “verdes” serán destruidos; toda la población adulta será fusilada y todos sus bienes confiscados. Todas las personas que hayan prestado auxilio a las bandas serán fusiladas. La mayoría de los que se hallan en las montañas han dejado parientes en los pueblos. De todos estos se hará un censo y, en caso de ataque de las bandas, todos los familiares adultos de los que combatan contra nosotros serán fusilados y los niños enviados al centro de Rusia. En caso de ataque general contra pueblos y ciudades nos veremos obligados a aplicar en estas zonas el terror de masas; por cada agente soviético muerto serán ejecutados centenares de habitantes de estas aldeas y pueblos.”

http://www.cesareojarabo.es/2018/06/las-formas-del-comunismo-texto-completo.html

0 comentarios :

 
;