miércoles, 11 de septiembre de 2019

DESARROLLO HISTÓRICO DEL SEPARATISMO EN FILIPINAS (11)

Durante la guerra,  el ejército americano masacraría al pueblo filipino, y tras ella llevaría a cabo uno de los metódicos genocidios con los que los anglosajones han sembrado el mundo, y que en esta ocasión segó la vida de centenares de miles de indefensos filipinos, hombres, mujeres y niños.



Entre los años 1899 y 1913 Estados Unidos de América escribió las páginas más negras de su historia. La invasión de Filipinas provocó una feroz reacción del pueblo filipino. 126.000 soldados estadounidenses fueron llevados para sofocar la resistencia. Como resultado, 400.000 filipinos murieron por efectos de la guerra y un millón de civiles a causa de las dificultades, los asesinatos en masa y las tácticas de tierra quemada llevadas a cabo por los estadounidenses.

El Presidente Aguinaldo es acusado de promover el asesinato del General Luna por lo que es perseguido y capturado en Palánan, provincia de Isabela (Luzon). Finalizada la guerra contra USA, Emilio Aguinaldo vivió prácticamente arrestado en su residencia, durante toda su vida hasta que falleció en el año 1964 a los noventa y seis años de edad.
Sus hermanos masones, sobre todo estadounidenses, se encargaron de divulgar su directa participación en los asesinatos tanto del General Luna como de Andrés Bonifacio. Estos asesinatos fueron desmentidos siempre por él mismo, pero nunca se atrevió a publicarlo. (Gómez)

Durante la contienda hasta 1902 murieron 20.000 militares filipinos y 4.234  estadounidenses. El número de civiles filipinos que perecieron como consecuencia directa de los enfrentamientos sobrepasó el millón de personas (que para el año de 1899, la población del país rondaría aproximadamente los nueve millones), más del 10% de la población. Este evento se llama Genocidio filipino (Estados Unidos ordenó a su ejército no tomar prisioneros y matar a todos los mayores de diez años). La quema de aldeas, las torturas y las violaciones por parte del ejército estadounidense también fueron abundantes.
Estados Unidos practicó la tortura de las llamadas curas de agua, en las que obligaban al prisionero a ingerir cantidades ingentes del vital líquido, produciéndose muchas veces la muerte por colapso.
Tras la derrota, Filipinas se convirtió en una colonia de Estados Unidos, que impulsó su cultura e idioma en las islas. Finalmente, el 4 de julio de 1946, tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos concedió a Filipinas una independencia más nominal que real.
Hasta aquí el desarrollo del separatismo en Filipinas. Sólo nos queda hacer una reseña de la actuación adoptada por el gobierno español con los patriotas naturales de Filipinas.
En Cuba y Puerto Rico queda sobradamente demostrado que, ni mucho menos, se trató de la rebelión de un pueblo contra una metrópoli; cubanos eran muchos oficiales; cubanos eran varios generales; cubanos eran muchos soldados. ¿Qué sucedió en Filipinas? También queda señalado que la soldadesca era mayoritariamente filipina, como también queda señalado que hubo muchas deserciones, pero… ¿era todo así?
Iniciadas las revueltas, en 1897 se organizó una unidad de caballería compuesta por doce jinetes y comandada por Eugenio Blanco, natural de Luzón, de la etnia de los macabebes, y con la autorización del capitán general Ramón Blanco y Arenas, en tres días, sometió a los rebeldes de Magabun, provincia de Bulacan. Su servicio fue con carácter gratuito, por puro patriotismo de los macabebes.
Personalmente, la acción le reportó el grado de capitán del ejército, pero no sería la única que llevarían a cabo. Posteriormente organizó otra partida y acabó formando una Compañía de Voluntarios.
Los macabebes asistirían a los frentes a que fuesen destinados. Finalmente fueron enviados, ya como soldados del ejército español, a Las Marianas, donde acabarían sufriendo el mayor desprecio del gobierno español cuando fueron licenciados en diciembre de 1899.

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/02/desarrollo-historico-del-separatismo-en.html

0 comentarios :

 
;