miércoles, 9 de octubre de 2019

De Isabel II al sexenio revolucionario (1)



Muerto Fernando VII el 29 de septiembre de 1833, asume la regencia, apoyada por los liberales, María Cristina de Borbón como Reina Gobernadora, en nombre de su hija Isabel II, que contando tres años de edad es nombrada princesa de Asturias. En principio no parecía que fuesen a producirse cambios.



El uno de octubre, Carlos María Isidro es proclamado rey por sus partidarios y publica el “Manifiesto de Abrantes”, donde se proclama rey con el nombre de Carlos V, y daba comienzo la Primera Guerra Carlista (1833-1840). Hubo levantamientos en Talavera y Valencia, seguidos por otros en Castilla, Navarra y las provincias vascas, en forma de partidas rurales organizadas por Zumalacárregui. La guerra se extendió por Vascongadas, Cataluña, Aragón, el Maestrazgo, Galicia, Asturias y La Mancha, tomando especial virulencia en Vascongadas y Cataluña.

En el Manifiesto de Abrantes proclamaba el pretendiente:

No ambiciono el trono; estoy lejos de codiciar bienes caducos; pero la religión, la observancia y cumplimiento de la ley fundamental de sucesión y la singular obligación de defender los derechos imprescriptibles de mis hijos... me esfuerzan a sostener y defender la corona de España del violento despojo que de ella me ha causado una sanción tan ilegal como destructora de la ley que legítimamente y sin alteración debe ser perpetuada. Desde el fatal instante en que murió mi caro hermano (que santa gloria haya), creí se habrían dictado en mi defensa las providencias oportunas para mi reconocimiento; y si hasta aquel momento habría sido traidor el que lo hubiese intentado, ahora será el que no jure mis banderas, a los cuales, especialmente a los generales, gobernadores y demás autoridades civiles y militares, haré los debidos cargos, cuando la misericordia de Dios me lleve al seno de mi amada Patria, a la cabeza de los que me sean fieles. Encargo encarecidamente la unión, la paz y la perfecta caridad. No padezco yo el sentimiento de que los católicos españoles que me aman, maten, injurien, roben ni cometan el más mínimo exceso... Abrantes, 1 de octubre de 1833.

Como respuesta, el 4 de Octubre de 1833 se publicaba el “Manifiesto de la reina” en el que exponía su voluntad de contentar a carlistas y a liberales. Y es que si el carlismo era el sentimiento popular,

El liberalismo moderado era la fórmula apoyada por la burguesía periférica y por los hombres de negocios que empezaban a tener, en Madrid, cierta importancia. La inclinación de la Corte hacia el bando moderado liberal «no sólo representó una actitud de defensa de los derechos sucesorios de la recién nacida princesa Isabel, sino una tendencia de la burocracia fernandina a orillar el violento choque que se presentía entre exaltados y carlistas. (Cepeda 1981)

En el manifiesto Maria Cristina afirmaba:

Tengo la más íntima satisfacción de que sea un deber para mí conservar intacto el depósito de la autoridad real que se me ha confiado. Yo mantendré religiosamente la forma y las leyes fundamentales de la monarquía, sin admitir innovaciones peligrosas, aunque halagüeñas en su principio, probadas ya sobradamente por nuestra desgracia. La mejor forma de gobierno para el país es aquella a que está acostumbrado. Un poder estable y compacto, fundado en las leyes antiguas, respetado por la costumbre , consagrado por los siglos, es el instrumento mas poderoso para obrar el bien de los pueblos, que no se consigue debilitando la autoridad, combatiendo las ideas, las habitudes y las instituciones establecidas, contrariando los intereses y las esperanzas actuales para crear nuevas ambiciones y exigencias, concitando las pasiones del pueblo, poniendo en lucha o en sobresalto a los individuos y a la sociedad entera en convulsión. Yo trasladaré el cetro de las Españas a manos de la Reina, a quien le ha dado el Rey, íntegro, sin menoscabo ni detrimento, como la ley misma se le ha dado. (Incógnito 1844: 131


Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/06/de-isabel-ii-al-sexenio-revolucionario.html

0 comentarios :

 
;