lunes, 28 de octubre de 2019

UN REPASO AL GENOCIDIO (24)

Pero prosigamos con los genocidios musulmanes:

“En 1958, Pakistán se convirtió en una dictadura y la oposición en la franja oriental creció. Las tensiones desembocarían finalmente en la Guerra de Liberación de Bangladesh que estalló en 1971 después de que la Liga Awami ganara las elecciones nacionales el año anterior. El 25 de marzo de 1971, el ejército pakistaní lanzó la operación Searchlight con el objetivo de acabar con la Liga y sus seguidores. Los militares asaltaron la universidad de Dacca y en las calles de la principal ciudad de Bangladesh fueron asesinadas unas 30.000 personas. El 10 de abril, la Liga Awami declaró la independencia del país.

La guerra continuaría, sin embargo, durante los nueve meses siguientes, periodo en el que se calcula que murieron entre 1 y 3 millones de bengalíes (Rummel, 1994). El 16 de diciembre de 1971 el ejército indio y el Mukti Bahini (o luchadores por la libertad de Bangladesh) vencieron a los militares pakistaníes y tomaron más de 90.000 prisioneros de guerra. La venganza de los bengalíes costaría la vida a unos 150.000 pakistaníes.”

Hemos ido avanzando en la historia, dando pinceladas de algunos genocidios, y nos situamos en el momento actual, que no es sino el permanente presente del medievalismo islámico.

“El llamado integrismo o fundamentalismo islámico, que en nombre de la religión comete crímenes que harían palidecer a los mercenarios de la Guerra de los Treinta Años, es la encarnación actual del odio teológico y una amenaza real para la civilización. El día 30 de agosto de 1997, ayer mismo, cerca de 300 personas eran asesinadas en la aldea de Rais, a 20 kilómetros de Argel, por un ejército de 400 terroristas vinculados al extremismo islámico. La suspensión de las elección en 1992 para evitar la victoria del Frente Islámico de Salvación (FIS), desencadenó en Argelia una guerra, con el fanatismo religioso como telón de fondo, en la que han muerto cerca de cien mil personas. "En mi país, los ciudadanos son degollados sin piedad, cortados en mil pedazos con hachas y destripados por bombas y coches atiborrados de explosivos", relata en enero de 1997 un periodista argelino -director del diario El Watan-, que en 1991 fue amenazado de muerte por los terroristas, él y toda su familia. "Niños, mujeres y viejos, nadie está libre de esta terrible barbarie. Estos últimos días, una serie de atentados terroristas, especialmente horribles y de una violencia inexplicable y, hasta ahora, desconocida, han sumido todavía más si cabe a Argelia en el drama, la sangre y las lágrimas. Y todo parece indicar que la situación tiende a agravarse. Nada indica, en efecto, que este terror vaya a desaparecer o mitigarse a corto plazo". Su previsión fue tan certera que, sólo en este mes de agosto de 1997, han sido bárbaramente asesinadas un millar de personas.”  Y lo que es más triste, en 2013, como en 1013, se sigue la misma dinámica.

“En total, durante una sola década no menos de medio millón de víctimas árabes y musulmanas fueron asesinados por árabes y musulmanes.”

En los años noventa, más de 200.000 ciudadanos fueron muertos en Argelia - la mayoría de ellos por grupos islámicos extremistas. ¿Cuál fue la respuesta de la mayoría de los árabes y musulmanes? Una mezcla de entretenimiento y de presentar justificativos para los asesinos y terroristas. Durante esos años, el movimiento Taliban abusó también de los chiítas, azeríes, tayakos, y otras minorías, y nadie hizo nada por detenerlo.

Y en 1991, Saddam asesinó a centenares de miles de chiítas iraquíes y kurdos.

Y el Islam sigue ejecutando a quién le place y cuando le place. Para ello le basta ser fiel al Corán.


TEXTO COMPLETO:  http://www.cesareojarabo.es/2018/06/un-repaso-al-genocidio-texto-completo.html

0 comentarios :

 
;