lunes, 11 de noviembre de 2019

DESARROLLO HISTÓRICO DEL SEPARATISMO EN FILIPINAS (y 12)

Llegada esta fecha, con Filipinas en poder usense y vendidas las Marianas, los macabebes solicitaron, como españoles que eran, ser repatriados a la Península, a lo que ya a todos los efectos se había reducido España.

Pero no contaban con que en España, el gobierno no estaba compuesto por españoles sino por agentes británicos con pasaporte español, que como tales no atenderían a razones, ni de fidelidad, por supuesto, ni de deudas contraídas.
Se les adeudaban dos mensualidades por un monto de 13.000 pesos… pero esa era una cuestión menor. Se les debía alguna condecoración, algún reconocimiento a su valor y a su fidelidad… Pero ni eso fue atendido por el gobierno de Su Majestad. Sencillamente se les licenció, se les abandonó.

Blanco falleció el 4 de diciembre de 1925; año y medio más tarde, el 5 de agosto de 1927, un grupo de seis macabebes que habían tomado parte directa al mando del Coronel, Mariano García, Alberto Sawal, José Blanco, Januario Casio, Diego Magat, Hilario Sawal y Baltazar Sawal, solicitaron del Gobierno español, en carta dirigida al Rey, ayuda en forma de pensión o de otra índole ya que estaban al borde de la indigencia; no acudían en demanda de pago por sus servicios y confiaban en que el Gobierno español no abandonara en la indigencia a los que fielmente le habían servido.
El Rey desestimó dicha petición argumentando que carecían de derecho a lo que solicitaban. (Pozuelo 1998: 158)

Como toda compensación, el gobierno español les ofreció que continuasen al servicio de Alemania.
Tristes acontecimientos que fueron sufridos en primera persona por el pueblo hispano-filipino… y por quizás el principal protagonista de la tragedia, Emilio Aguinaldo, que en entrevista concedida a Guillermo Gómez Rivera el dieciséis de diciembre de 1958, decía:

Al llegar a Filipinas inmediatamente hice que se declare la independencia de Filipinas de España esperando que los Yanquis nos apoyen. Pero me traicionaron. ¡Nos traicionaron! En vez de apoyarnos como aliados nos provocaron la guerra muy adredemente porque su intención era robarnos la reserva en oro y plata que acumulamos en Malolos bajo la custodia del Gral. Antonio Luna y el Capitán Sevillano Sevilla. Esa reserva vale más de mil millones de dólares y nos lo robaron al caer Malolos en manos de Arthur MacArthur. Y me persiguieron hasta Palanan, La Isabela, para capturarme. No se atrevieron a ejecutarme porque no les convenía hacer eso. Me quieren vivo para echarme la culpa del asesinato de Andrés Bonifacio y el de Antonio Luna.

También en entrevista concedida a Luis María Ansón el 15 de febrero de 1964 diría Aguinaldo:
La Madre Patria— dijo, y yo sentí un nudo en la garganta—. La Madre España. Después de a Filipinas yo amo a la Madre España y querría ir algún día a ella... Los norteamericanos nos traicionaron, nos traicionaron, nos traicionaron...

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/02/desarrollo-historico-del-separatismo-en.html

0 comentarios :

 
;