domingo, 12 de enero de 2020

ENEMIGOS DE ESPAÑA GOBERNANDO ESPAÑA: EL CASO DEL SUMBARINO (XVII)

Todos los enemigos de España tenían plena libertad para atacar al genio, y los más conspicuos, los miembros de la Junta, obtuvieron posteriormente importantes cargos públicos. La conspiración había triunfado y era el momento de repartir los merecidos premios.



Así, Montojo fue elegido senador por la provincia de Cáceres y ministro de Marina, año que también ascendió a Vicealmirante. Estupenda carrera para el artífice de la batalla de Cavite ocho años después. ¿Echaría en falta el submarino en esta ocasión?... ¿o tal vez esa batalla fue la culminación de su carrera?
El submarino fue varado poco después a escasos metros del lugar donde solo un par de años antes había sido botado. Comenzó así un periodo de abandono que condujo paulatinamente al más absoluto e incomprensible de los olvidos, siendo remitidas algunas de sus piezas a los Estados Unidos.
Peral se vio abocado en pocos meses a pedir su baja en la Armada y el proyecto del submarino quedó abandonado por completo.
De poco sirvió a Peral su más que lógico enfado. La prensa, manifiesta aliada del gobierno, se negó a publicar el manifiesto que Isaac Peral redactase en su descargo. En el mismo afirmaba:

el Consejo Superior de la Marina, el ministro de Marina y los asesores extraordinarios con que el ministro quiso robustecer ese Consejo, han cometido todos errores muy graves, arrastrando al Gobierno a sancionar .una determinación injusta y arbitraria, y como al adoptar estas determinaciones que toda España conoce, se han causado, en mi opinión, graves perjuicios morales y materiales al país, se han desconocido con fundamentos especiosos, derechos míos personales que están amparados por las leyes vigentes, se han cometido verdaderas inconveniencias lamentables y ya irremediables y se me han inferido, pública y oficialmente, agravios, que no creo haber merecido como premio a mis modestos, pero leales servicios. (Peral 1934: 191)

En Francia, en Alemania, en Rusia, en cualquier país en que las defensas militares están bien organizadas, es considerado como delito de alta traición el revelar las disposiciones militares de una fortaleza, y el nacional o extranjero que es sorprendido en estas maniobras, es considerado como espía, a quien los gobiernos interesados aplican las más severas penas de la ley marcial. En España, en el caso actual, ha sido un miembro del Gobierno el que ha mandado estampar en la Gaceta el secreto de una importante defensa militar de la Nación. (Peral 1934:)

La prensa,  fiel servidora del régimen, sin embargo, sí publicaba y se manifestaba con la elegancia que le es propia. Así,  “La Época” de 10 de enero de 1891 arremetía contra Peral:

Sentimos decirlo; pero en estos momentos resulta perfectamente claro que el señor Peral, hombre científico, es a la vez más impresionable y más personal de lo que debía esperarse de un hombre dedicado al cálculo; como también que carecía en absoluto de la experiencia do lo que son en España la política, los políticos y el vulgo…/…

Los hechos así lo han probado, en el caso actual, del modo más palmario. Se ha gastado en el submarino un millón de pesetas, y el resultado ha sido que no sirve para navegar bien a flote ni bajo del agua; que no so puede reformar, por ser los planos defectuosos, y que no sirve ni aun para la defensa de puertos, puesto que es visible de día a larga distancia…./…

el Estado ha empleado la suma relativamente considerable, de un millón de pesetas en investigaciones de carácter científico, sin conseguir que ese sacrificio sirva siquiera de estímulo para un objeto poco atendido hasta aquí en nuestro país; antes al contrario, ha servido para estimular la falsa popularidad, la declamación sedicente patriótica y el triunfo del vulgo, que todavía en estos momentos repite «que el pueblo juzga de los descubrimientos científicos con el corazón y no con la cabeza…/…

La causa única de ese triste resultado consiste, en nuestro concepto, en la inexperiencia del señor Peral, que se ha dejado extraviar por la falsa popularidad y que no ha meditado bien acerca de la posición y de las responsabilidades del Gobierno en el asunto del submarino.

Así escribe la historia el sistema…

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/05/enemigos-de-espana-gobernando-espana-el_10.html

0 comentarios :

 
;