miércoles, 15 de enero de 2020

La esclavitud en las colonias europeas (3)

A partir de este momento Jamaica llegó a ser el mayor exportador de azúcar a escala mundial.

A principios del siglo XVIII, Jamaica presentaba desde el punto de vista demográfico, una pequeña élite de hacendados blancos y una mayoría de esclavos negros. Sin embargo, esta mayoritaria población negra registró altas tasas de mortalidad debido a las enfermedades, el exceso de trabajo y a las severas y miserables condiciones de vida de las plantaciones; como bien afirma Turner, “La esclavitud en Jamaica mataba”. (Rezzonico)



Y aunque la carencia de derechos  sería la norma en las colonias europeas, en 1661 fue promulgado en Barbados el Código de la Esclavitud, que pretendía regular el castigo de los cimarrones, pero que finalmente significó amparo legal para las técnicas de castigo ya aplicadas con anterioridad.

Ya en el preámbulo del Código se establecía que los negros serían tratados como bienes muebles (Chattel Property) en las cortes de la isla. Dicho preámbulo rotulaba a los negros como “una especie de gente pagana, salvaje, insegura y peligrosa” (Citado por Scott & Shade 66). El Código de Esclavitud de Barbados de 1661, no sólo significó la institucionalización legal de la esclavitud sino también sirvió como base y modelo para los Códigos de Esclavitud adoptados en otras colonias británicas, como los de Jamaica de 1664 y 1696, entre otros. (Rezzonico)

Y no sería sólo Barbados... En 1663 Maryland proclamó unas leyes por las que todos los negros eran considerados esclavos, extendiéndose su condición a su descendencia. Y en 1664 se estipulaba que los esclavos debían serlo de por vida, al tiempo que se prohibía el matrimonio entre mujer blanca y hombre negro, siendo condenada a esclavitud perpetua la mujer que casase con un negro.
No fueron los únicos códigos. Sirva como muestra  el código de esclavos de Virginia, proclamado en 1682 . En el mismo se dictó la pena de muerte a todo aquel esclavo que escapase de sus amos.
Sirva, para remarcar la existencia de códigos de esclavos, que el adoptado en Jamaica no permitía a los amos matar arbitrariamente al esclavo, aunque si resultaba muerto accidentalmente  durante el castigo, no había responsabilidad jurídica.
Códigos posteriores, como el de 1696, condenaba al asesino a ser quemado en la mano, y en 1717, se prohibió mutilar a los esclavos, bajo pena de cien libras. 

el código de esclavos de 1664, explícitamente, delegaba derechos estatales soberanos al dueño de esclavos decretando que todos los delitos menores serían juzgados y resueltos por el dueño del esclavo o esclavos. Además de legitimar la facultad directa de los propietarios para castigar a sus esclavos, el Estado proporcionaba los recursos para la punición de éstos en forma privada por parte de sus amos. En ese sentido, los amos podían contratar empleados gubernamentales, tales como el “common whipman” (azotador común, usual), para flagelar a sus esclavos. Este azotador parece haber sido un individuo empleado por la jurisdicción cuyos servicios también podían ser comprados por el dueño de la plantación. (Rezzonico)

Y es que en estos momentos, los esclavistas sentían la necesidad de promulgar códigos especiales para los esclavos.  De ahí que Francia, como consecuencia de la revuelta acaecida en Martinica promulgase el Code Noir el año 1685, por el cual se obligaba bautizar a todos los negros (art 2), prohibía cualquier otra religión (art. 3) y obligaba a respetar los domingos y fiestas de guardar (Art. 6), se prohibía a los negros portar armas (art. 15), las reuniones eran castigadas con penas que podían llegar a hasta la muerte (art. 16); se les prohibía el comercio (art 18-19), se estipulaba el mínimo de comida para los impúberes (art. 22), se les prohibía el alcohol (art. 23), a los amos se les obligaba a la manutención y el vestido de los esclavos (art. 24-25-26), a cuidar al esclavo en la vejez (art 27). Los esclavos podrían ser procesados (art 32), pero no podrían ser parte (art 31), estipulaba pena de muerte al esclavo que agrediese al amo (art 33), el robo podía acarrear la pena de muerte (art 35), el esclavo que huía durante un mes, era condenado a la mutilación de las orejas y si llegaba a dos meses, se le cortaba un brazo (art 37), el esclavo podía ser fustigado por el amo, pero no mutilado ni ejecutado (art 42), los esclavos eran declarados bienes muebles (art 44), se respeta la unidad familiar (art. 47).

Texto completo: https://www.cesareojarabo.es/2019/09/la-esclavitud-en-las-colonias-europeas.html

0 comentarios :

 
;