miércoles, 26 de febrero de 2020

Los Campamentos del Frente de Juventudes (XXVI)

Actividades culturales

Amplia fue la formación en Campamentos, y amplia, como consecuencia fue la formación cultural.

Si dada su relevancia hemos tratado el canto como actividad cultural, ahora vamos a abordar el resto de las actividades encaminadas a desarrollar la imaginación.



Hay que tener en cuenta que los Campamentos no tenían como único objetivo la vida al aire libre, sino que entendían a ésta como una auténtica escuela. Consecuencia de ello es que, con este tipo de actividades, se buscaba el cumplimiento de una segunda cuestión, cual es la función formativa.245 .

Los objetivos, en todo caso, se hallan enmarcados en una metodología encaminada a la sociabilidad .

Las actividades, que son la justificación del Campamento, abarcaban los más diversos aspectos; desde el teatro hasta el aeromodelismo; desde la poesía a la prensa, pasando por la música y por las manualidades246.

También se trabajaba el coleccionismo, y se efectuaban excursiones con interés cultural.

Para encauzar la afición por estos aspectos, en la etapa de la Organización Juvenil Española se crearon diversos tipos de proeles: guerrillero, paracaidista, intendente, rastreador, táctico, cartógrafo, etc., completados por otro tipo de especialidades, en este caso, timoneles, que a su vez se dividían en dos amplios grupos: de estudio y formación y de cultura y arte247.

Estos proeles debían conseguirse tras un curso de capacitación, para el que se manejaban unos manuales específicos de cada tema, y se impartían charlas relativas a cada proel.

La pintura y el dibujo encontraba rápida expresión al plasmarse en los murales, prensa gráfica campamental que alcanzó enorme éxito.

Otro aspecto a tener en cuenta es el teatro, no en tanto que representase una mayor dedicación en la vida campamental, donde fuera de la hora del Fuego de Campamento no conocía mayor expresión, sino en cuanto a la labor desarrollada ya fuera del ámbito veraniego.

Así, podemos referirnos al T.E.U. (Teatro Español Universitario), o a las mañanas del camarada, donde actuaban actores surgidos en cada hogar.

No obstante, se remarcaba que allí donde sea posible, y preferiblemente construido por los propios acampados, se organizará el teatro de títeres y el de escuadra. Ambos funcionarán a las órdenes del instructor de arte, dentro de las normas generales que para su funcionamiento ha dado repetidas veces esta Asesoría Nacional de Cultura y Arte. El teatro de títeres de las Delegaciones Provinciales hará los desplazamientos posibles a los campamentos enclavados en la provincia.248

Al frente del citado departamento se encontraban personas como D. Luis de Sosa o Abad Ojuel.

Los títeres, por otra parte, merecían especial atención como medio formativo de los flechas más pequeños. Manuel Sáinz – Pardo, Oficial Instructor, definía así el teatro de títeres: “Dos son las cualidades que atribuimos a los títeres: educativos y recreativos, aunque, en definitiva, podemos reducirlo a la mínima expresión y afirmar que la mejor cualidad que tienen los títeres es la de ser eminentemente educativos, puesto que el recrear, el divertirse con estos muñecos no es más que una de las muchas facetas educativas que tienen”249

Por otra parte, los instrumentos necesarios para la realización de este tipo de espectáculo son, y más en Campamentos, fáciles de improvisar, con lo que el carácter formativo aumenta. Así, en esta actividad se desarrollan cualidades como las literarias, las manualidades, y el arte de mover los muñecos sincronizados con el texto que se recita.

Texto completo: http://www.cesareojarabo.es/2018/04/los-campamentos-del-frente-de_15.html

0 comentarios :

 
;