sábado, 30 de mayo de 2020

La esclavitud en España y las leyes (1)

La esclavitud en España y las leyes


El hecho de la esclavitud se remonta a la prehistoria, como a la prehistoria se remonta el hecho de la guerra, de donde parece surgir como alternativa clemente a la ejecución del vencido.
Como consecuencia, la legislación más antigua conocida hace mención a este detalle.

Capítulo aparte merece el estudio de este aspecto, y a él nos remitimos en el trabajo global sobre la esclavitud en el mundo, no sin  señalar aquí, al objeto de dar luz al asunto, la importancia que, como texto legal tiene el Código de Hammurabi, uno de los conjuntos de leyes más antiguos del que se tiene noticia, que consta de un total de 1245 leyes. Se ubica en Mesopotamia, se basa en la ley del Talión y data del siglo XVIII antes de Cristo, y en él Hammurabi, rey de Babilonia, enumera las leyes que ha recibido del dios Marduk para fomentar el bienestar entre las gentes.
Del citado código parece interesante entresacar algunas leyes que nos ayuden a ubicarnos en el contexto del asunto que estamos tratando. Nos limitaremos a resaltar algunos aspectos que quedan sobradamente claros, pero que nos interesa queden fijados en nuestra mente para que posteriormente salten  a nuestro pensamiento cuando en otras circunstancias nos encontremos con hechos semejantes.
Según el mencionado Código,  que reserva el calificativo de “hombre” para el hombre libre.

Si un hombre compra o recibe en depósito plata u oro o un esclavo o esclava o un buey, o una oveja, o un asno, o lo que sea, de manos de un hijo de un hombre o del esclavo de un hombre sin testigos ni contrato, ese hombre es un ladrón; será ejecutado. (Código de Hammurabi: Ley 7)

Observemos en la redacción de esta ley cómo un  esclavo, además de poder ser vendido y comprado como una cosa, tiene potestad para actuar como sujeto activo en un acto comercial que se reconoce como válido (de manos de un hombre o del esclavo de un hombre…)

119 § Si las deudas se apoderan de un hombre y tiene que vender a una esclava que ya le haya dado hijos y el dueño de la esclava paga todo el dinero que le había prestado el mercader, que redima a su esclava. (Código de Hammurabi: Ley 119)

Observemos en esta ley que, con las salvedades que queramos, existe un principio de resguardo de la familia, y la esclava, por el hecho de ser madre, tiene unos derechos, sutiles, pero derechos. En ese mismo sentido  gira la ley 170 del mismo Código.

170 § Caso que la esposa principal de un hombre le haya alumbrado hijos, y su esclava también le haya alumbrado hijos, (si) el padre, en vida, les declara a los hijos que le haya alumbrado la esclava: «Sois hijos míos», y los considera en todo iguales a los hijos de la mujer principal, que los hijos de la mujer principal y los hijos de la esclava, cuando al padre le haya llegado su última hora, hagan partes iguales de los bienes de la casa del padre; el heredero preferido, hijo de la esposa principal, escogerá una parte y se la quedará. (Código de Hammurabi: Ley 170)

También en esta legislación existe el principio de vientres libres.

175 § Si un esclavo del palacio o un esclavo de individuo común toma (por esposa) a una hija de señor y ella alumbra hijos, el dueño del esclavo no reclamará como esclavos a los hijos de la hija de señor. (Código de Hammurabi: Ley 175)

Siguiendo con la antigüedad, pero dando un importante salto en el tiempo, damos también una muy superficial visión a Grecia, y en ella al filósofo que más influencia ha tenido en los últimos dos mil años: Aristóteles, que afirma que la esclavitud entra dentro del derecho natural y señala el paralelismo existente entre ésta y la superioridad natural del hombre sobre los animales.
Los principios sobre los que basa su defensa de la esclavitud los remite el pensador a la misma naturaleza.

Está claro que  unos son libres y otros esclavos por naturaleza, y que para éstos el ser esclavos es conveniente y justo. (Aristóteles: Política, 59)

Y de esa naturaleza, sigue afirmando Aristóteles, forman parte tanto los que son naturalmente libres como los que son naturalmente esclavos, siendo que  no solamente para el libre, sino también para el esclavo, la esclavitud es útil y justa.
Y matiza más:

Todos los seres que se diferencian de los demás tanto como el alma del cuerpo y como el hombre del animal (se encuentran en esta relación todos cuantos su trabajo es el uso del cuerpo, y esto es lo mejor de ellos), estos son esclavos por naturaleza, para los cuales es mejor estar sometidos a esta clase de mando (Aristóteles: Política, 58)



Texto completo en el enlace.... https://www.cesareojarabo.es/2018/10/la-esclavitud-en-espana-y-las-leyes.html

0 comentarios :

 
;