viernes, 5 de junio de 2020

EL TRÁFICO NEGRERO EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XVIII (y 8)

Ese incremento del número de esclavos y el consiguiente desarrollo del tráfico esclavista aglutinó en torno al tráfico a un nutrido grupo de inversores españoles, deslumbrados por la mecánica comercial británica, que vieron su oportunidad de negocio con la brecha que les abría Inglaterra en el tráfico.



Uno de los asientos aprobados en estos años fue el de la Compañía Gaditana de Negros, solicitado por don Miguel de Uriarte al año de llegar al trono Carlos III. Respaldaban su petición José Ortuño Ramírez, marqués de Villarreal, Lorenzo Arístegui, Juan José de Goico, Francisco de Aguirre y la Compañía de Enrile. Todos pertenecientes al grupo de vascos afincados en la bahía de Cádiz. Se firmó por tiempo de diez años para abastecer la demanda de Cartagena, Portobelo, Santo Domingo, La Habana, Santa Marta, Cumaná, Trinidad, Orinoco, Veracruz, Honduras y Campeche. La Compañía estaría bajo bandera española y se comprometía a pagar 40 pesos por derecho de marca. Su “mercancía” la obtendría de Guinea, Senegal, islas de Cabo Verde y Gorea. Fijó como lugar de distribución Puerto Rico…/… En líneas generales el asiento establecía que la Compañía se comprometía a introducir 15.000 negros en los diez años: 1.500 negros en Cartagena y en Portobelo; 400 a Honduras y Campeche; 1.000 en Cuba; y entre 500 y 600 en Cumaná, Santo Domingo, Trinidad, Margarita Santa Marta y Puerto Rico. Se autorizó a la Compañía a internar los negros para poder abastecer a los demás puertos americanos. Pero tanto en un caso como en otro, tendría que pagar de derechos de marca 40 pesos por pieza de Indias. (García Fuentes 1976: 46)
La Compañía quebró en 1772 y el asiento fue concedido a la Compañía General de Negros, que gestionaban Aróstegui y Aguirre. Entre los años 1773 y 1776 se ocupó del abastecimiento de negros en las tierras españolas de América. Con la finalización de esta Compañía termina el último monopolio de la historia de la trata. (García Fuentes 1976: 47)

No serían los únicos, pues desde el final del monopolio, otros se dedicaron a la misma labor, siendo que cuando en 1820 España suprimió la trata, existían muchas otras empresas que se dedicaban al mismo negocio, destacando por ciudades Barcelona, con 146 embarcaciones, que constituían un 7,45% del total de las embarcaciones de tráfico negrero con Cuba, y un 24,7% de las españolas… Y la casa real tenía parte directa en el negocio.
Es de destacar que esta actividad, que nunca fue significativa en España, comenzó a desarrollarse justo cuando la abolición de la esclavitud estaba presente en todas las discusiones, y siendo que en 1791 se sublevaban los esclavos en Haití; en 1801 se proclamaba la libertad de los esclavos en Santo Domingo; en 1803 Dinamarca prohibía el tráfico de esclavos; en 1804 Haití declaraba su independencia; en 1807 Inglaterra abolía la trata en sus colonias; en 1808 prohibía la entrada de esclavos y lo mismo sucedía en los Estados Unidos; en 1811 se establecían los tribunales contra la trata en Sierra Leona; entre 1814 y 1820, Holanda, Portugal, Suecia, Francia y España suprimían la trata de negros…
También en Brasil se notó esta misma incidencia, siendo que en los veinte años inmediatamente posteriores al monopolio británico, fueron introducidos cerca de doscientos mil esclavos.
Es justo en este momento cuando la población negra de Cuba comienza a crecer de forma espectacular

durante 1815 se dice que llegaron unos 9000, frente a 17.000 en 1816. Esta última cifra superaba incluso la del año de la paz de Amiens. En 1817 las importaciones de esclavos alcanzaron las 25.000 personas; en 1818 casi 20.000; 15.000 en 1819, y 17000 en 1820. Así pues, los cinco años comprendidos entre 1816 y 1820 vieron la importación de al menos 100.000 esclavos; más, probablemente, del total de los importados hasta 1790. (Thomas 1971)

Es tan significativo ese tráfico iniciado en 1762 y desarrollado muy especialmente en el siglo XIX, que se estima que  la mitad de los esclavos llevados a la América española en cuatro siglos fue trasladada en ese periodo a las Antillas, más exactamente a Cuba, aunque también a Puerto Rico, siendo que de los aproximadamente 800.000 esclavos llevados a Cuba, más de 600.000 arribaron durante el siglo XIX.
Baste comparar estas cifras con las registradas desde 1595 hasta 1736 en Cartagena de Indias

Periodo     Nº de navíos         Nº de esclavos Periodo de Trata
1595-1601 196 23.317 Asientos Portugueses
1622-1631   88 12.518 Asientos Portugueses
1698-1702   57     9.853 Cia. de Cacheu
1714-1736   65 10.601 South Sea Company
(Gutierrez Azopardo: 191)
Pero como centrarse en el principal puerto esclavista puede al fin llevarnos a engaño, señalemos que

Para el período de 1521 a 1550, el cálculo más fiable, el de Philip D. Curtin, ofrece un total de 15.000 negros desembarcados en Hispanoamérica (un promedio anual de 500), y para los años que van de 1551 a 1595, la cifra se eleva sólo a 36.300 individuos (un promedio anual de 810). (Browser: 138)

La comparación es espectacular. Pero es que a ello hay que añadir que durante todo el Imperio Español, Cuba había sido el territorio que menos esclavos había recibido.
En el Caribe, Cuba y Puerto Rico eran la excepción de la norma. Cuando Inglaterra tomó militarmente La Habana, en 1762, la población negra era notablemente inferior a la población blanca, lo que contrastaba con Jamaica, Barbados, Antigua… donde la población blanca se circunscribía a las guarniciones militares, siendo que la práctica totalidad de la población era negra y esclava.


Texto completo en el siguiente enlace: http://www.cesareojarabo.es/2018/09/el-trafico-negrero-en-espana-hasta-el.html

0 comentarios :

 
;