jueves, 28 de febrero de 2019 0 comentarios

Un repaso al genocidio (20)

Genocidio Islámico

Las persecuciones islámicas tienen un largo recorrido. Cada día tenemos noticias de la feroz actuación del Islam, tanto en aquellos lugares donde está impuesto y directamente es impensable hasta la libertad de santiguarse, como en aquellos lugares donde está en curso la invasión.

martes, 26 de febrero de 2019 0 comentarios

La crisis del siglo XVII (XIX)

El cardenal infante Fernando, que desde los diez años había sido dedicado a la Iglesia como cardenal, demostró que tal designación había sido un error, pues su verdadero interés era el militar. Con su flamante título de general de los ejércitos en 1634 se disponía a trasladarse de Nápoles a Flandes cuando fue llamado por Fernando de Absburgo para combatir en Baviera contra las tropas suecas de Gustav Horn, para la conquista de Nordlingen. Ahí se dirige, y aniquila las tropas suecas de Bernardo de Weimar. Doce mil cadáveres, 80 cañones, 4000 furgones y 300 banderas son las pérdidas de los suecos.

lunes, 25 de febrero de 2019 0 comentarios

EL MANDO POLÍTICO MILITAR EN CUBA DURANTE EL SIGLO XIX (XII)


Con esta situación, el 20 de enero de 1892 abandonó Polavieja la gobernación de Cuba, siendo sustituido provisionalmente por José Sánchez Gómez, quién el 11 de julio de 1892 transfirió el mando a  Alejandro Rodríguez Arias, que falleció el 15 de julio de 1893.

domingo, 24 de febrero de 2019 0 comentarios

Los campamentos del Frente de Juventudes (XX)

En los campamentos de las Falanges Juveniles, el logro de los objetivos citados anteriormente pasaban por la realización de una serie de actividades que a continuación vamos a tratar.

viernes, 22 de febrero de 2019 0 comentarios

La familia, base de la sociedad (XX)

Y eso parece correcto. Apoyar a la familia, facilitar la vida a la familia, hacer carreteras, puentes, hospitales, pantanos, colegios, todo ello para la familia, es lo que debe hacer el Estado.
El Estado debe limitarse a cumplir con su obligación, que no debe ser otra que el amparo de los derechos de la persona, de la familia y de la sociedad y la promoción de un orden social justo en el que todo interés particular quede subordinado al bien común, en el bien entendido que jamás el bien común podrá ser contrario al bien de la familia.

jueves, 21 de febrero de 2019 0 comentarios

LA INQUISICIÓN: INSTRUMENTO DE LA UNIDAD NACIONAL (5)

Al acceder los Reyes Católicos al trono vivía en España un número considerable de judíos —entre 70.000 y 100.000—, asentado en más de dos centenares de aljamas.”

La propaganda antiespañola no duda en multiplicar las cifras. “Después de la publicación de esta ley, salieron de Cataluña, del reino de Aragón y de Valencia y de las demás provincias sujetas a la dominación de Fernando, cerca de un millón de judíos, la mayor parte de los cuales murieron miserablemente. Esta expulsión de judíos produjo a los demás reyes católicos una gran alegría.”

miércoles, 20 de febrero de 2019 0 comentarios

Aspectos económicos de la España del siglo XIX (6)

No recaía sólo en los conflictos señalados la responsabilidad del maremagno del siglo XIX. El desorden administrativo, que si venía siendo endémico se encontraba particularmente agudizado en estos tristes tiempos, llevó al barón de Meer, a la sazón capitán general de Cataluña, a alterar el orden administrativo de aquellas provincias , solo en virtud de un bando, variar la división de su territorio, hecha por una ley, suprimir intendencias, quitar las autoridades puestas por el gobierno, y sustituirlas en fin con otras nombradas militarmente por él mismo. Excesos que irritaban a sus administrados, que se veían vejados además con destierros, prisiones y otros malos tratamientos , que llamaron la atención de las cortes, y por último del gobierno, quien se vio precisado a separarle, por decreto del 1.° de junio, remplazándole con el general D. Jerónimo Valdés. (Flórez 1844 II: 585)

martes, 19 de febrero de 2019 0 comentarios

1898, LA GUERRA EN FILIPINAS (6)

Además, todos los buques norteamericanos eran de acero, mientras que los españoles sólo eran de acero el Isla de Luzón y el Isla de Cuba; el casco de los demás era de hierro, y el del Castilla, de madera.

lunes, 18 de febrero de 2019 0 comentarios

Antonio Pérez, el primero entre los traidores (XX)

Es el caso que el 13 de mayo de 1591 se acordó el traslado de Pérez a la cárcel de la Inquisición, pero tardaron dos semanas en llevarla a efecto por las dificultades planteadas por los fueros de Aragón. “Refiere el alguacil que, habiéndose personado en la Cárcel de los Manifestados, donde se encuentran recluidos los relacionados en los mandamientos de prisión a él dirigidos, no pudo cumplir con su cometido por cuanto el Alcaide de esa prisión, Antonio de Ores, negó la entrega de los presos que estaban bajo su custodia.”

sábado, 16 de febrero de 2019 0 comentarios

El aprendiz de Quijote (Texto completo)




CAPÍTULO I




Era el último día de clase, y los niños, alborozados por las inminentes vacaciones, quemaban con sus risas y ocurrencias los últimos momentos que pasarían juntos antes del inicio del nuevo curso.

El maestro, que a duras penas podía contener la algarabía, se despidió de todos:

Hasta el próximo curso. Espero que paséis unas buenas vacaciones y que cuando nos volvamos a encontrar vengáis con fuerzas renovadas.

El grupo se disolvió en un gran bullicio, partiendo cada uno cuando sentían cerca la hora de la comida.

Roger y Juan llevaban el mismo camino. Vivían en el mismo barrio; eran compañeros de colegio desde preescolar, e inseparables amigos de juego y de trastadas, diseminadas desde la misma salida de clase hasta que se veían forzados a encerrarse en casa, obedeciendo finalmente a los requerimientos de sus progenitores.

0 comentarios

La expulsión de los judíos en 1492 (3)

Paralelamente, un significativo número de conversos lo era sólo de palabra. “Se casaban con miembros de las familias de sus antiguos correligionarios, y solían continuar viviendo en el mismo barrio…frecuentaban las sinagogas… formaban asociaciones religiosas con objetivos titularmente católicos… Eran judíos en todo… y cristianos…en la forma.”

jueves, 14 de febrero de 2019 0 comentarios

El Tratado de Utrecht (y 6)

A cambio de todo eso, España recibía una promesa que por supuesto sería incumplida: En el artículo III de las cláusulas de garantía se marcaba que “Su Sacra Majestad cristianísima juntamente con su Sacra Majestad Británica, y los Señores Estados Generales de las Provincias Unidas de los Payses-Baxos, prometen por sí mismos, sus herederos y sucesores, no inquietar jamás directa ni indirectamente á su Sacra Majestad Imperial Católica, á sus herederos y sucesores, en alguno de sus reynos, estados, ó dominios que actualmente posee en virtud de los Tratados de Utrecht y de Baden, ó que adquiera por el Tratado presente…/… Igualmente sus Majestades cristianísima y Británica, y los Estados Generales se obligan expresamente á no dar ó conceder protección alguna ni asilo en ningun parage de sus dominios á los súbditos de su Sacra Magestad Imperial Católica que esta tiene al presente declarados por rebeldes, ó los declare en adelante…”

martes, 12 de febrero de 2019 0 comentarios

LA INQUISICIÓN Y LOS JUDÍOS (10)

Pero esa implacabilidad de los conversos hacia los judíos de religión, ¿de qué era consecuencia? Parece achacarse la culpabilidad de los enfrentamientos con los judíos a aquel que se enfrenta a los judíos, salvándose siempre la buena voluntad del judío y consiguientemente condenando a la injusticia la opinión o la actuación de quien adopta una postura contraria. No parece justo que tal suceda. Como hemos visto, los judíos que dejaban de serlo, los conversos, eran designados de dos formas por los que permanecían en el judaísmo: “anusim” (forzados) para aquellos que habían dejado el judaísmo por miedo, pero que seguían siendo judíos, y “mahram” (cosa prohibida) que por deformación lingüística derivó en “marrano”, para aquellos que habían abandonado el judaísmo y habían abrazo el cristianismo. ¿Quién atacaba a quién?, ¿quién ejercía la maledicencia sobre quién? Evidentemente, mientras que en la sinagoga se rezaba por los “anusim”, no se era tan piadoso con los “mahram”. Evidentemente, el enfrentamiento con los judíos, por naturaleza, debía estar encabezado por los “mahram”, que eran los primeros destinatarios de las iras judías. Y así sucedería; así, los principales predicadores cristianos contra el judaísmo eran justamente “mahram”, marranos, y como los “mahram” eran mayoría absoluta en los conversos, el reto en el sionismo estaba servido.

domingo, 10 de febrero de 2019 0 comentarios

El auto de fe (1)

El auto de fe era el acto solemne en que se leían las sentencias que declaraban la inocencia de los reos falsamente acusados y en que se reconciliaba con la Iglesia a los culpables arrepentidos.”

viernes, 8 de febrero de 2019 0 comentarios

Las "formas" del comunismo (17)

Juicios y ejecuciones (4)

Estadísticas, como le gustaba decir a Stalin. Es el caso que en 1937 se realizó un censo de población, pero sus resultados fueron destruidos y sus organizadores fueron enviados a campos de trabajos forzados del sistema acusados de haber sido “saboteadores”, debido a que el recuento arrojó cifras de población bastante menores a las que se podía esperar del crecimiento vegetativo, y  ponía en evidencia el genocidio llevado a cabo por el comunismo. El citado censo daba una población que no llegaba a los 162 millones de habitantes, lo cual nos permite hacer unos cálculos. En 54 años (1937 a 1990), la población creció en 128 millones de personas, o lo que es lo mismo, el 79,01%. Sin embargo, en el periodo anterior, el que va de 1897 a 1937, la población creció en 38 millones, o lo que es lo mismo, un 30,61%. Como se trata de periodos distintos, 54 años en el primer caso y 40 años en el segundo, podemos estimar que al crecimiento constatado en el periodo de 1937 a 1990 le correspondería en 1897-1937 un crecimiento del 58,52%, o lo que es lo mismo, sin genocidio, la Unión Soviética hubiese tenido una población de, aproximadamente, 197 millones el año 1937. La pregunta que surge es ¿dónde están los 35 millones de personas que faltan?

jueves, 7 de febrero de 2019 0 comentarios

La expulsión de los moriscos (y 6)

El marqués de Caracena, publicó el bando real que tenía en su poder, mandando que fueran expulsados todos los moriscos de aquel reino y trasportados a Berbería (22 de septiembre). Los principales capítulos de esta terrible ordenanza eran:—que en el término de tercero día todos los moriscos, hombres y mujeres, bajo pena de la vida, habían de embarcarse en los puertos que cada comisario les señalará;—no se les permitía sacar de sus casas más que la parte de bienes muebles que pudieran llevar sobre sus cuerpos;—no habían de ser maltratados, vejados ni molestados de obra ni de palabra;—durante la embarcación se les daría el necesario sustento;— cualquiera que encontrare a un morisco desmandado fuera de su lugar pasados los tres días del edicto, podía impunemente desvalijarle, prenderle, y hasta matarle si se resistía;—imponíase pena de muerte a los vecinos de cualquier lugar en que se averiguase haber quemado los moriscos, escondido o enterrado alguna parte de su hacienda;—en cada lugar de cien vecinos quedarían seis, los más viejos, escogidos por los señores entre los que hubieran dado más muestras de cristianos, para que pudieran enseñar a los nuevos pobladores el modo de cultivar los campos;—los niños menores de cuatro años podrían quedarse, si querían ellos y los padres lo consentían;—los menores de seis años, hijos de cristiana vieja, se quedarían con su madre, pero el padre, si era morisco, sería expulsado.”

miércoles, 6 de febrero de 2019 0 comentarios

LA ESPAÑA ULTRAMARINA DURANTE LAS GUERRAS CARLISTAS (3)


¿Y por qué O’Donnell pidió el aplazamiento de una cuestión de vital importancia para España? A falta de evidencia documental nos queda sólo la especulación, y ésta nos lleva a creer que su condición de agente al servicio de Inglaterra le impelía a hacerlo.

Al respecto cabe recordar que en 1843, el secretario del Consejo de Ministros, Vicente Sancho, reconoció públicamente, y con satisfacción, que Inglaterra consideraba a España su Protectorado.

Las acciones tendentes a evitar la reunificación de Santo Domingo eran frenéticas. Los agentes usenses gestaron una insurrección el mes de febrero de 1863, preámbulo de la importante insurrección de agosto. En esta ocasión, Puerto Plata fue asediada, y Méndez Núñez acudió a socorrerla.

Esta revuelta sorprendió a quienes actuaban honestamente, y hasta a quienes servían al gobierno español, protegido de Inglaterra, en Santo Domingo. Así, el general Gándara, concluía que

“la anexión fue un propósito político, perseguido con astucia y logrado con habilidad, gracias a la candidez de nuestros hombres públicos y a la apatía o la indiferencia del pueblo dominicano…/… llevaron a Santo Domingo desde la tolerancia sin conflictos de nuestra autoridad a una revolución violenta, apasionada y sanguinaria que determina un cambio pasmoso.” (Gándara 1884: 13)

Un análisis que no aclara las circunstancias de la sublevación y la presenta estrictamente como revuelta de los dominicanos, sin referencia alguna al evidente intervencionismo físico, militar y político, de agentes británicos y usenses.
Por su parte, los generales Rivero y Dulce, el 20 de septiembre de 1863 enviaron una larga misiva al gobierno en la que indicaban los siguientes extremos:

Esta revolución justifica de un modo indudable que el país quiere su independencia.
El gobierno aceptó la anexión, pero es dudoso que los que la propusieron contasen con el voto unánime del país.
Sus tendencias son a favor de su independencia por voluntad propia acaso excitada por instigaciones extrañas.
El pueblo ni deseó ni quiso ser regido por su antigua metrópoli.
La anexión no fue espontánea sino forzada, y por consiguiente debe cesar.
La más prudente solución de tan ingrato asunto, la más beneficiosa, patriótica y honrosa, sería después de reducir a la obediencia al pueblo sublevado, renunciar a la dominación del territorio de Santo Domingo. (Gándara 1884: 155)

De esa misma opinión se manifiesta el general Gándara, quién dice más, acusando de toda la situación a Santana, que fallecería el 14 de junio de 1864:

…él, fantaseando sobre la situación de la isla, empujó al gobierno español a aceptar una oferta que obedecía sólo a interesados manejos de personal egoísmo; él malgastó los tesoros de nuestra Hacienda y sembró de cadáveres de uno y otro bando el suelo dominicano. (Gándara 1884: 177)

Y el 30 de septiembre de 1864 se celebró una conferencia entre los rebeldes dominicanos y en el general Gándara, lo que significó reconocimiento de beligerancia por parte de España; una actuación, una más, de difícil comprensión. Los dominicanos presentaron una propuesta por la cual reconocían la superioridad española, al tiempo que España reconocía su independencia. (Gándara 1884: 325)

Por estas fechas, la prensa moderada de la Península reclamaba el abandono de Santo Domingo a toda costa, y la prensa liberal la guerra a todo trance.

Es necesario señalar, no obstante, que cuando se produjo la anexión

Todos los partidos españoles representados en las Cortes de Madrid favorecieron la anexión de Santo Domingo a España. Apenas dos de sus representantes se opusieron a ella, aunque sólo el senador Antonio Alcalá Galiano lo hizo por razones políticas prácticas, no por formalismos burocráticos. (Marte 2012: 19)

martes, 5 de febrero de 2019 0 comentarios

EL TRÁFICO NEGRERO EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XVIII (1)

EL TRÁFICO NEGRERO EN ESPAÑA HASTA EL SIGLO XVIII

El tráfico de esclavos es inmemorial, y del asunto tratamos en otros capítulos de este trabajo. Ahora nos ceñiremos al asunto en lo que toca a los siglos XV a XVIII, y en el ámbito de España.
En este periodo, y ya en el siglo XIV,  encontramos esclavos negros, y por supuesto moros en las Españas peninsulares, del mismo modo que en el mundo árabe, además de gran cantidad de esclavos negros, había un fluido comercio de esclavos blancos capturados por los barcos piratas que atacaban las costas a lo largo del Mediterráneo, en principio con la idea de reclamar rescates, pero en muchas ocasiones con un destino cierto a la esclavitud de todo tipo, cuando el rescate no podía llevarse a cabo.

domingo, 3 de febrero de 2019 0 comentarios

Sobre la herejía (20)

Contra ese cuento absurdo que llama avaro y tímido al Osio autor de la carta a Constancio y dos veces confesor de la fe, hemos de poner el testimonio brillante de San Atanasio, que con él lidió bizarramente contra los arrianos: «Murió Osio protestando de la violencia, condenando la herejía arriana y prohibiendo que nadie la siguiese ni amparase... ¿Para qué he de alabar a este santo viejo, confesor insigne de Jesucristo?

viernes, 1 de febrero de 2019 0 comentarios

LA CONQUISTA BRITÁNICA DE ESPAÑA (XXXVII)

 

ASPECTOS ECONÓMICOS DE LA ESPAÑA DEL SIGLO XIX

Los atentados a la salud pública no eran atendidos, como quedó demostrado, siendo que eran conscientes de su existencia, y como hemos señalado, la venta del subsuelo era, en el momento de producirse, ilegal, pero como la redacción de leyes es uno de los hitos de este régimen que hoy perdura el asunto quedaría dentro de la ley al año siguiente de haber sido perpetrado, al redactarse una nueva legislación de minas.

La Ley de Minas de 1871 supuso una desamortización de los recursos naturales. Las minas  fueron subastadas públicamente, siendo en muchas ocasiones compradas por empresas extranjeras.

Esta nueva ley acabaría teniendo otras consecuencias en el desarrollo industrial, ya que dio lugar al nacimiento de la siderurgia vasca, en clara relación con la explotación de las minas de hierro de Vizcaya y Santander, por parte de compañías inglesas, que a su vez crearon en la ría de Bilbao los primeros altos hornos de la zona. En 1871 la empresa inglesa The Cantabrian Iron Cia. creó en Sestao el primer alto horno (San Francisco), el éxito indujo a otros grupos capitalistas a la creación de nuevas empresas, así surgen la Vizcaya, la Iberia, los Altos Hornos, que terminaron fusionándose en 1902 con el nombre de Altos Hornos de Vizcaya S.A.

Evidentemente, estamos en unos momentos de gran desarrollismo; así, en Barcelona se montó la primera central eléctrica en el año 1873.

Sin embargo, y como consecuencia de los contratos leoninos que eran alegremente aceptados por unos gobiernos cuya dependencia de intereses extranjeros queda meridianamente plasmada en sus acuerdos y contratos, en 1873 (año de la primera república) las arcas del estado seguían vacías permanentemente, de lo que inexorablemente eran acusados los gobiernos anteriores, y para solucionar el problema, las cortes aplicaron una subida generalizada de impuestos por todos conceptos: Importación, exportación, matrículas, títulos, cédulas, documentos bancarios, carruajes…y finalmente sobre los huecos de las fachadas (puertas, ventanas), fomentando la denuncia al destinar un tercio de las multas a favor del denunciante.

¿Qué impuestos extraordinarios se crearon?: el llamado de carga y policía naval, con efectos desde el 1 de noviembre y que gravaría con un 5% las mercancías destinadas al extranjero, con un 2% las llevadas a Ultramar, y con un 1% el comercio marítimo interior. En segundo lugar, el llamado de timbre, representado por sellos de 5 y 10 céntimos de peseta con la leyenda de impuesto de guerra, y que sería el impuesto más generalizado, al gravar cartas, billetes de lotería o de espectáculos públicos y transportes, multas, papel del Estado, matriculas, documentos bancarios, títulos y cédulas en general, pólizas, libros de comercio, etc. Incluso las provincias que normalmente estaban exceptuadas del uso del sello, tuvieron que contribuir en este caso de modo excepcional.

Los productos mineros se vieron también gravados, con un 3% el hierro y la hulla, y con un 5% el resto de los minerales, que los propietarios de las minas tenían que abonar por trimestres vencidos. Curiosamente aquí Inglaterra no reaccionó como lo haría el año 1879 cuando provocó la conocida como Guerra del Salitre entre Chile por una parte (con apoyo subrepticio británico, incluida la armada, que llegó a actuar con claras formas piráticas), y Perú y Bolivia por otra. Guerra que concluiría en 1883 con un único beneficiado: Inglaterra.

Además, los Ayuntamientos tenían que entregar el 5% de su presupuesto de ingresos, pudiendo elevar éste en la cantidad del impuesto.

Pero si los políticos tienen una virtud es la de encontrar ocasión para sacar dinero, así se inventaron el impuesto de lujo, que se aplicó a los carruajes. Este impuesto no era igual para todas las ciudades; así un coche de dos caballos o más, en Madrid pagaría 250 pesetas frente a las 100 en un pueblo inferior a 5.000 habitantes.

El más llamativo de todos los impuestos creados es uno que, extrañamente no ha perdurado: el impuesto sobre los huecos de las fachadas, por el cual  todas las puertas, ventanas y balcones que dieran a la vía pública eran objeto de imposición, señalándose, como en el caso de los carruajes, distintos baremos según el número de habitantes de la población, siendo que la puerta de Madrid pagaba ocho pesetas anuales, mientras que la puerta de un pueblo con menos de 1000 habitantes pagaba una.

Para evitar el fraude, se penaba con multa de 5 pesetas los casos de omisión.
 
;