viernes, 15 de enero de 2021

NADA EN COMÚN


Cesáreo Jarabo Jordán


ÍNDICE

1953.......................................................................... página 3

1954.......................................................................... página 4

1955.......................................................................... página 5

1956.......................................................................... página 5

1957.......................................................................... página 6

1958.......................................................................... página 7

1959.......................................................................... página 7

1960.......................................................................... página 7

1961.......................................................................... página 7

1962.......................................................................... página 8

1963.......................................................................... página 11

1964.......................................................................... página 12

1965.......................................................................... página 12

1966.......................................................................... página 18

1967.......................................................................... página 18

1968.......................................................................... página 19

1969.......................................................................... página 21

1970.......................................................................... página 24

1971.......................................................................... página 27

1972.......................................................................... página 27

1973.......................................................................... página 30

1974.......................................................................... página 31

1975.......................................................................... página 33

1976.......................................................................... página 39

1977.......................................................................... página 44

1978.......................................................................... página 48

1979.......................................................................... página 52

1980.......................................................................... página 69

1981.......................................................................... página 96

1982.......................................................................... página 106

1983.......................................................................... página 113

1984.......................................................................... página 118

1985.......................................................................... página 120

1986.......................................................................... página 123

1987.......................................................................... página 132

1988.......................................................................... página 134

1989.......................................................................... página 135

1990.......................................................................... página 137

1991.......................................................................... página 139

1992.......................................................................... página 141

1993.......................................................................... página 143

1994.......................................................................... página 145

1995.......................................................................... página 148

Nada en común

2

1996.......................................................................... página 151

1997.......................................................................... página 154

1998.......................................................................... página 157

1999.......................................................................... página 160

2000.......................................................................... página 162

2001.......................................................................... página 165

2002.......................................................................... página 189

2003.......................................................................... página 217

2004.......................................................................... página 235

2005.......................................................................... página 256

2006.......................................................................... página 279

2007.......................................................................... página 307

2008.......................................................................... página 325

2009.......................................................................... página 351

PROYECCIÓN......................................................... página 389

Nada en común

3

NADA EN COMÚN

18 De Julio de 2015, 6 de la mañana.

No ha dormido Cesáreo en toda la noche. En su mente ha revivido toda su historia

particular. Incluso recuerda acontecimientos ocurridos meses antes de nacer. Y es que

Cesáreo entiende que lo que constituye el ser de una persona no se circunscribe a sus

vivencias estrictamente personales, sino que se amplia, necesariamente, a las

circunstancias de su entorno, y entorno de su vida es, sin lugar a dudas, como mínimo,

los momentos que la preceden. Mucho más; entiende él que su entorno histórico se

prolonga a lo largo de los siglos precedentes. No le resulta extraño el Cid, ni Julio

César, ni Alejandro... Pero el tiempo apremia y debe acotar, no lo más interesante, sino

lo más inmediato.

REPASO HISTÓRICO

1953

Esperó a nacer Cesáreo el penúltimo día del año, en un lugar al que siempre ha

guardado un gran cariño que no le ha impedido otros grandes amores. Gascueña, el

pueblecito de Cuenca que le vio nacer siempre estará en su corazón.

Durante este año acontecieron hechos importantes. El 5 marzo fallecía el genocida

Stalin. Dejaba en funcionamiento 80 campos de concentración a lo largo de todo el

territorio soviético, y una cifra de muertos que los más optimistas sitúan en torno a los

cuatro millones y los más pesimistas por encima de los doscientos millones (incluyendo

en esta cifra no sólo los genocidios cometidos en sus territorios, sino los desarrollados

en todo el mundo comunista, incluida España bajo su dominación entre 1936 y 1939).

La Santa Sede y España firman el primer concordato desde 1851, cuando los gobiernos

masónicos promovieron leyes tan injustas como la desamortización de Mendizábal,

mediante la cual, privaron a la Iglesia, y a España, de enormes bolsas de cultura que se

diluyeron en la nada y en intereses particulares. No era el Concordato una concesión de

derechos al régimen del 18 de Julio ni a Franco, sino el retomar de unas actuaciones que

Nada en común

4

procedían de la Edad Media; actuaciones que Franco, en alguna ocasión, manifestó no

entender, ya que debía presentar una terna entre la que era elegido por el Vaticano quién

debía cubrir la vacante. Pero era algo que no dependía de él, sino de los derechos

históricos.

A partir de éste año, el sacerdote, en las ofrendas de la Misa, pedía por España y por el

Jefe del Estado.

En enero de este año, Eisenhower accedía a la presidencia de los EE.UU.; hecho que no

pasaría desapercibido en España, ya que este mismo año entraría España en la

UNESCO, y ello significaría el primer paso en la descomposición nacional. Durante

este año, a cambio de las bases que hipotecaban la libertad de España, llegaban los

coletazos del plan Marshall. Cesáreo recuerda que años adelante, cuando él iba a la

escuela, sus compañeros recibían, recuperado de un gran cajón de madera, una ración de

leche en polvo que llevaban a su casa; donativo de los “amigos gringos”. Nunca acabó

de dar gracias porque a él jamás le dieron una de aquellas raciones. Su padre era alcalde

del pueblo.

Los gringos, como los franceses un siglo y medio antes, tomaban posiciones para

controlar España. Zaragoza, Torrejón, Morón y Rota serían los mordiscos del invasor, a

través de donde inocularían el virus de la democracia.

Empezaba en España el desarrollismo. Su principal muestra, la inauguración de la

fábrica de SEAT en Barcelona.

Pero todo esto, pensaba Cesáreo, era algo que sucedía sin que él mismo se diese cuenta.

1954

El 1 de Enero de 1954, moría un héroe: Millán Astray.

Siempre fue una controversia en el pensamiento de Cesáreo este personaje. Lo admiraba

por sus acciones militares al tiempo que lo denostó por su actitud ante D. Miguel de

Unamuno, si bien, finalmente, sin bajarse de su profundo unamunismo, llegase a

comprender también a aquel por su enfrentamiento en la Salamanca de 1936. Y es que

el genial maestro, “se pasó” el 12 de Octubre de 1936, cuando alterado ante el ¡Viva la

muerte! proferido por los legionarios, lanzó un discurso pagano en el que afirmaba:

"¡Éste es el templo de la inteligencia! ¡Y yo soy su supremo sacerdote!”. La inteligencia

de Millán haciendo que Carmen Polo cogiese del brazo al maestro evitó agresiones por

parte de los legionarios presentes. El disgusto aceleró la muerte del maestro.

Cesáreo, que se definía como “unamuniano”, no entendía que ambos personajes,

señeros en la Historia de España, imprescindibles para el ser de España, hubiesen tenido

una relación tan triste. Claroscuros de nuestra historia.

El mes de Febrero, el Vaticano concedía a Franco el Gran Collar de la Orden Suprema

de Cristo, máxima condecoración concedida por el Vaticano, que no ha vuelto a ser

concedida.

Las circunstancias parecían ir de cara para España. Stalin había fallecido, y tuvo lugar la

repatriación de 229 miembros de la División Azul que lograron sobrevivir al genocidio

Nada en común

5

del Gulag. Con ellos regresarían varios niños de los que el gobierno rojo de Negrín

envió a Rusia, así como otros marineros secuestrados durante la contienda, algunos

desertores y algunos alumnos de aviación que habían quedado en poder de la URSS

cuando finalizó la Guerra de Liberación.

1955

En 1955, contando Cesáreo un año y 3 meses, se firmaba el Pacto de Varsovia, tratado

militar auspiciado por el régimen marxista de la Unión Soviética, y que aglutinaba a la

práctica totalidad de los países que estaban en su órbita.

Y es que la Unión Soviética, había dejado de ser aliada del mundo capitalista, de quién

había dejado de recibir todo el apoyo que le permitió ganar la Segunda Guerra Mundial.

Este año supuso un impulso especial en la economía nacional. Se aprobaba el plan

Nacional de la Vivienda, que posibilitaba la misma a un importante número de familias

españolas... y el despoblamiento del campo en beneficio de la ciudad, especialmente

Madrid, Barcelona, Bilbao...

Como colofón del régimen, España era admitida en la ONU... Y es que España,

claramente había dejado de tener dos para tener ONU...

Este mismo año moría Ortega y Gasset, personaje señero en la historia del pensamiento,

que tanto influiría en el de Cesáreo.

1956

En febrero de 1956 se sucedieron una serie de incidentes en la Universidad de Madrid,

que culminaron con un falangista herido de bala y la remodelación del gobierno, con

destituciones de envergadura como la de Ruiz Giménez y Raimundo Fernández Cuesta.

Nada más sucedió entonces. Eso, y un manifiesto firmado por los cabecillas de la

revuelta que con el nombre de “desde el corazón de la Universidad”, fue firmado entre

otros por Ramón Tamames, Enrique Múgica, Fernando Sánchez Dragó...

Juan Carlos de Borbón mataba a su hermano en Estoril el día de Jueves Santo de 1956.

Un certero disparo de pistola alojaba una bala en la cabeza del chiquillo, que moría en

el acto. Sobre el hecho, ni hubo ni hay... ¿ni habrá comentarios? Juan Carlos de Borbón

contaba 18 años, y estaba estudiando en la Academia General Militar de Zaragoza.

Francia, unilateralmente, da la independencia a Marruecos. España se ve forzada a

seguir los mismos pasos. Es interesante, no obstante, señalar que mientras en el

Marruecos francés estaban prohibidos los partidos políticos de carácter marroquí, la

prensa estaba sujeta a censura, no existían derechos civiles, la enseñanza sólo era en

francés, y había un gobierno centralizado en París, en el Marruecos español estaban

autorizados los partidos políticos, la prensa era libre, tenían derecho de asociación; la

enseñanza era en árabe y en español. Cuando menos curioso...

Otro hecho relevante de éste año 1956 fue el retorno de parte del peor expolio ejecutado

por la democracia en 1936. Veinte años después vuelven 1919 hombres españoles que

fueron robados a España y enviados a la URSS cuando eran niños. Otro logro de la

democracia. Luego no les haría falta cometer semejante felonía. Más tarde preferirán,

sencillamente, abortarlos.

Nada en común

6

El 28 de Octubre comienza a retransmitir TVE, que puede hacerse eco de la muerte de

Pío Baroja y de la invasión de Hungría por parte de las tropas del Pacto de Varsovia.

Los éxitos del régimen siguen siendo manifiestos, ya que España entra en la OIT, se

edita la Gramática Catalana, de Pompéu Fabra, y sale al mercado “El Capitán Trueno”,

un personaje de tebeo cargado de valores cristianos y valores humanos; un héroe que

asume el espíritu de Don Quijote, y que es, en definitiva, una expresión de caballero

hispánico que irremisiblemente también influiría en el alma de Cesáreo.

1957

El mes de febrero parece siempre destacar en el calendario gubernamental. Así, el

veinticinco de Febrero de 1957 se constituye el primer gobierno tecnócrata del régimen,

donde entran ministros que, en su vida particular, son miembros del Opus Dei. Y es que,

el Opus Dei significa para el régimen de Franco un puntal de especial importancia.

Monseñor Escrivá de Balaguer recibió el año anterior, en 1956, la Gran Cruz de Isabel

la Católica, en reconocimiento por la meritoria labor desarrollada a lo largo de los

treinta años de vida del Opus Dei; meritoria labor y heroica actividad llevada a término

en medio de la democracia, con peligro evidente de la propia vida, que pudo salvar

gracias a que, en plena conflagración, abandonó el territorio dominado por la

democracia, y pasó a la Zona Nacional, donde pudo seguir libremente con sus

actividades.

Ahora veía parte de los frutos, manifestados en el nombramiento de ministros al

servicio de España, en el Régimen que primero, le salvó la vida.

Pero Europa seguía su propia marcha. El veintitrés de Marzo se crea la CEE

(Luxemburgo, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Bélgica), institución que, basada en

el materialismo más feroz, en el liberalismo, y bajo normas estrictamente masónicas, ha

ido deglutiendo a los diversos pueblos europeos, y por extensión, hasta Italia y España.

En el terreno de la economía, en ámbito puramente europeo, en mayo sale de fábrica el

primer “600”. Todo el símbolo de una época de desarrollismo y tecnocracia, puente

hacia el materialismo y el liberalismo europeos. Puente a la democracia.Pero la realidad

seguía. Afortunadamente, en España había todavía hombres, y a las agresiones de los

moros en Sidi Ifni y en Sahara fueron debidamente respondidas.

Por su parte, los coletazos de la última etapa democrática seguían perviviendo entre

asaltos y asesinatos, pero la Guardia Civil y la Policía cumplía a la perfección con su

obligación. Así, el día treinta de agosto moría “El Facerías” en enfrentamiento con la

policía en el barrio de San Andrés. Curiosamente ese barrio barcelonés sería el de

Cesáreo.

Otro hecho significativo de este año fueron las trágicas inundaciones del catorce de

Octubre en Valencia. Fueron de tal magnitud que Cesáreo cree que recuerda la noticia

de las mismas... Y tenía en aquel entonces tres años y diez meses.

Y es seguro que tuvo que escuchar algo de las mismas, cuando por la radio, y después

de “Matilde, Perico y Periquín”, que tanto disfrutaba, y donde el pobre Periquín acababa

Nada en común

7

cada día con el rostro santiguado por su padre, escuchaba “el parte” de las diez de la

noche.

Volviendo a Periquín. Es curioso cómo el condenado Periquín no tenía ningún trauma...

¿O acaso acabó de Presidente de Gobierno?

1958

Entre tanto, en un intento de tranquilizar el conflicto del África Occidental, Sidi Ifni y

Sahara se convirtieron en provincias españolas, pero parece que el asunto no pretendía

sino enmascarar la triste realidad, ya que al propio tiempo, el primero de Abril (el día

que se conmemoraba la victoria sobre la tiranía democrática), se firmaba un tratado con

Marruecos mediante el cual se le entregaba Tarfaya, con una franja de territorio que

mutilaba la integridad del Sahara Español desde el paralelo 27º 40’ hasta el río Draa,

con una superficie de 20.000 km2 y una población de diez mil habitantes.

Los hechos más relevantes del año en que Cesáreo cumpliría cinco, se cerraban, a nivel

nacional con la publicación de la Ley de Convenios Colectivos y con el fallecimiento, el

nueve de Octubre, del Santo Padre Pío XII.

1959

El año 1959 se inicia con un hecho señero... e incomprensible. Una banda de

desarrapados acaba derrocando a un tirano, Batista, en Cuba. El hecho es punto menos

que incomprensible, y acaba resultando tan detestable como el propio Batista. Y es que,

lamentablemente, parece que el mundo hispánico no acaba de despertar de una pesadilla

cuando cae en otra pesadilla peor si cabe.

Dentro de España, se suceden tres hechos de envergadura: la inauguración del Valle de

los Caídos, extraordinario mausoleo que recuerda, no ya la barbarie de la democracia,

que sería justo, sino lo terrible de un enfrentamiento civil que, a la postre, fue provocado

por esa misma democracia; el reconocimiento de Guinea y Río Muni como provincias

españolas, y el nacimiento del crisol de la nueva democracia: la organización terrorista

ETA.

1961

España ya tenía Ley de Convenios Colectivos; una legislación que junto a la

Magistratura de Trabajo y todo el derecho de Trabajo, inequívocamente volcado en

beneficio de los trabajadores, y a años luz de las legislaciones democráticas, sería tirado

por la borda, a mano de los lacayos del sistema capitalista y democrático, encuadrados

en los sindicatos “de clase”.

Al amparo de esa Ley se firma el primer convenio colectivo en Altos Hornos del

Mediterráneo (otra empresa ejemplar que sería desmantelada por las autoridades

democráticas con el único fin de satisfacer a sus amos europeos); un convenio que fue

precedido por un conflicto colectivo.

Casi de forma simultánea se suceden dos hechos de envergadura internacional; el 12 de

Abril, Yuri Gagarin se convierte en el primer hombre que viaja por el espacio exterior, y

Nada en común

8

el día 16, los cochinos gringos reciben un escarmiento en la bahía que lleva su nombre.

Intentaban invadir Cuba y salieron escaldados. ¡Bien por Fidel!

¿Qué pasa? ¿era comunista Cesáreo? ¿era castrista? Ni por mientes. Era, sencillamente,

español, hispánico. Quienes no eran españoles ni por supuesto hispánicos, sino

europeos... jugaban al engaño, que es lo que mejor les va. Así, la Monarquía

manifestaba su adhesión al Movimiento.

El régimen social aprobaba el Plan de Vivienda 1961-1976. Se construirán más de 3

millones de viviendas.

Los niños, en Gascueña, debían acudir a la escuela, y al bulto de los libros, que serían

poco más que la enciclopedia “Álvarez”, debían añadir un ceporro. Con él se

alimentaría la estufa que calentaba la clase.

Mientras Cesáreo desarrollaba su infancia en Gascueña, el diecinueve de Mayo de 1960

Franco había visitado Barcelona. En el Palau de la Música cantaron el “Cant de la

senyera” de Maragall.

1962

La evolución económica de la España de los años sesenta estaba marcada por la

emigración y el desarrollismo. José Antonio Girón, a la sazón ministro de Trabajo,

despedía importantes contingentes de trabajadores que, con contrato de trabajo, se

desplazaban a trabajar a Alemania. Nada que ver con la inmigración sufrida por España

en los últimos años del siglo XX y primeros del XXI.

A nivel interno, y durante esos mismos años, también se produjo una gran migración

provocada por la transformación económica en que se había envuelto España. El

desarrollismo se concentró en las Provincias Vascongadas, cinturón industrial de

Barcelona, y Madrid. Todo el esfuerzo nacional se volcó en esos tres polos de

desarrollo.

La España agrícola cedía paso, de manera decidida, a la España industrial. La España

agrícola sucumbía. Quien quería aplicarse a los tiempos y acometía la mecanización del

campo tenía mucho por delante que hacer. Todas las posibilidades eran suyas.

Todas las posibilidades, y desgraciadamente todos los riesgos. El padre de Cesáreo

acometió la mecanización de la agricultura, y todas las circunstancias se aliaron en

contra de él. Una mala cosecha, una gravísima avería en el tractor, y la voracidad de los

bancos, siempre alejados de las necesidades de las personas, siempre esperando la

carroña, como buenos buitres, provocaron la huída del campo a la ciudad de una familia

que por naturaleza estaba destinada a ser elemento esencial de Gascueña. Febrero de

1962 fue el año.

El cambio resultó espectacular. Pasaban de una inmensa casa donde cabían todos:

familia, mozos, caballerías, cerdos y gallinas, a una vivienda de 60 metros cuadrados

donde ocho personas debían acomodarse en dos habitaciones porque la tercera se

dedicaba a taller de montaje de molinos de café, y de donde saldría el pago de las

obligaciones contraídas con los bancos.

Nada en común

9

Hubo días en los que se montaban hasta 800 molinillos de café, que se cobraban a 5,25

pesetas por unidad. El padre de familia dejó sus funciones de empresario agrícola y

tomó las funciones de mozo de cuerda. Tiempos difíciles.

Los molinitos seguían en casa, y al día siguiente debían entregarse, doscientos,

cuatrocientos... ochocientos. Indefectiblemente eran entregados.

Confeccionar ochocientos molinitos de café, en un día y con los condicionantes citados,

no es tarea fácil. Y sin embargo es posible. La voluntad humana es capaz de grandes

cosas.

El primer día en Barcelona no fue del todo del agrado de Cesáreo, y es que un chiquillo

que estaba de visita en un piso vecino, le espetó al cruzarse en la escalera: “ets de

poble”. A Cesáreo se le quedó la cara a cuadros. No entendió, pero le pareció que quién

le dijo aquello era un gilipollas, y cosa extraña, se calló y retuvo la expresión para

preguntar sobre la misma. Transcurridos los años, extrañamente, no se le había

olvidado.

Ets de poble. Eres de pueblo. Y a mucha honra, hubiese respondido Cesáreo caso de

haber conocido el significado.

Siempre fue de pueblo. Seguía siendo de pueblo en éste instante decisivo de su vida. La

cultura agraria que inundaba su ser era la culpable de la actual situación. ¿Por qué no

era condescendiente? ¿Por qué no callaba y dejaba pasar? ¿Por qué no se ocupaba de

vivir y dejar que los demás murieran?

Porque seguía teniendo la cultura agraria de la España inmortal; una cultura agraria y

guerrera que había hecho difundir por medio mundo la cultura hispánica, cristiana, que

conformaba el espíritu de Cesáreo y que había sido erradicada por unos políticos, de

izquierdas y de derechas, eminentemente enemigos de España.

Unos políticos que, ajenos al espíritu de España, primero alejaron la España política de

la Hispanidad, obligando al pueblo a reinterpretarse como europeos, cuando la verdad

histórica, bien alejada de esa voluntad interesada de los enemigos de España, se

encuentra más cercana de los intereses de Perú, de Filipinas o de Argentina que de los

intereses de Francia, Alemania o Inglaterra, por ejemplo.

Ets de poble. Siempre fue de pueblo, siempre fue universal, porque el pueblo español no

es el que se siente atado a la gaita y al arroyo. El pueblo español es el que se derrama

por el mundo; el que vierte su sangre por salvar a la Humanidad. Ahora Cesáreo

demuestra que, evidentemente, “és de poble”.

Antes tronchado que doblado; antes muerto que transigiendo una mentira. Y esa

voluntad se va a cumplir en breve. Cesáreo dejará de existir en éste mundo. Y todo para

hacer cumplir la legalidad vigente... Y todo por negarse a aceptar lo establecido.

Con lo fácil que resultaría salvar la cuestión renunciando a los principios cristianos,

humanistas y españoles, y sin embargo, cabezón, se obceca en los mismos. Además, ni

tan siquiera es necesario que proclame que renuncia a tales principios. Lo que debe

Nada en común

10

hacer, sencillamente, es callar. Ni tan siquiera se le exige mentir; decir que la eutanasia,

el aborto, la homosexualidad, la mentira, la traición, la pornografía, el vicio, lo sucio...

son derechos humanos irrenunciables. Tan solo debe callar. Nada más. Pero

inequívocamente, “és de poble”, y eso no tiene salida en la sociedad libre y democrática

que-nos-hemos-dado-a-nosotros-mismos.

¡Se lo han dicho tantas veces! Se lo han dicho auténticos amigos. Se lo han dicho seres

queridos. Le ha costado social y profesionalmente a lo largo de su vida, pero siempre se

ha negado a doblegarse.

Para fomentar el espíritu de superación, no faltó en la vida de Cesáreo constantes

argumentos.

Desde la ventana del comedor podía observarse una barraca habitada por una familia

completa. Saliendo por la puerta principal, a escasos diez metros, en un minúsculo

barranco donde terminaba la calle Santapau de Barcelona, otra familia ocupaba otra

barraca.

Ni una ni otra duraron mucho tiempo. El desarrollo urbanístico de Barcelona se las

tragó, pero esa realidad también marcó la esponja espiritual de este niño que iba

creciendo en medio de una serie de dificultades que las tomaba como naturales, de las

que nunca se lamentó, que no le restaron felicidad y alegría a la vida, pero que le

marcaban claramente la diferencia existente entre felicidad y bienestar.

El desarrollo urbanístico de Barcelona, como el de las principales ciudades españolas,

estaba enmarcado en el desarrollo general de España, que inequívocamente se producía

a expensas de la España rural.

Pero no era sólo la economía y el desarrollo lo que en aquellos momentos se estaba

produciendo. Estamos en 1962, y el régimen quería entrar en el Mercado Común, a

pesar de que el informe Bilkerbach exigiese que acceder al mismo, el país debía gozar

(o padecer) de un régimen democrático.

En esa situación, en Munich, auspiciados por los demócratas europeos, 118 españoles se

reunieron en el Hotel Regina Palace para hablar del futuro político de España. Entre

ellos, 38 procedían del exilio.

Ahí se marcaron las directrices que, transcurridos los años, demandaría “libremente” el

pueblo español. Entre ellas se encontraba la atomización nacional mediante el

“reconocimiento de la personalidad de las distintas comunidades nacionales”, y la

monarquía.

El Contubernio de Munich, conforme a los análisis de los propios demócratas del

momento, como Juan Pablo Fusi, Tuñón de Lara o Fernández de Castro, sólo sirvió para

destacar “la insignificancia de la oposición democrática al franquismo”.

Era un paso más, en absoluto inconexo. Julio Cerón Ayuso, hermano de quien fuera

ministro de comercio con Franco, José Luis Cerón Ayuso ya había iniciado la acción

destructora, y en el seno de lo que más daño podía hacer al alma de los españoles: La

Iglesia.

Nada en común

11

Entre 1953 y 1956, en Madrid, Barcelona, Santander, Sevilla y otras ciudades, se

llevaron a efecto algunas reuniones en los locales de centros católicos obreros de las

JOC y la HOAC. El diplomático Julio Cerón se relacionaba con gentes del exilio, y en

Madrid entró en contacto con el cura Malagón, es decir, con los núcleos HOAC y JOC.

En un convento de monjas de Carabanchel comienzan a convocarse reuniones en las

que Julio Cerón intenta agrupar, bajo el nombre de ‘Tomás Moro’, a los núcleos

marxistas infiltrados en la Iglesia. Se empieza a hablar sobre marxismo y revolución, y

se crea el FLP (Felipe), que participa decididamente en la organización de una supuesta

huelga general convocada por los comunistas para el 18 de Junio de 1959.

Otros hechos de envergadura se sucedieron en España durante este largo 1962. Se

nacionalizó el Banco de España; un nuevo gobierno, más tecnócrata, tomó las riendas;

una huelga en Asturias y una cadena de atentados terroristas en San Sebastián, Madrid,

Barcelona y el Valle de los Caídos, se confabulaban con las inclemencias del tiempo,

que provocaban unas graves inundaciones en el Vallés barcelonés.

1963

El 3 de Junio de 1963 murió el Papa Juan XXIII, que en 1962 había inaugurado el

Concilio Vaticano II, y que finalizaría, con graves consecuencias para la Iglesia, en

particular para la española, bajo el reinado de Pablo VI, en 1965, un papa al gusto de los

vencedores de la II Guerra mundial.

Procedía escolarizar a Cesáreo, e ingresó en la Academia Virrey Amat, y su primer

profesor, don Pero. Era don Pedro un jovial maestro entregado con entusiasmo a su

humanística labor. Le gustaba la educación y sabía hacer que los alumnos lo quisieran,

no como a un padre, porque se hacía sentir maestro, sino como a un maestro.

Cuando alguien desobedecía, cuando no cumplía las normas, el castigo era inmediato y

en público. El reo, tras escuchar “vine aquí, qu’et donaré un mastegot” debía introducir

la cabeza entre las piernas del maestro, quién propinaba unos cachetes allí donde la

espalda pierde su honorable nombre.

¡Gracias don Pedro! Decía Cesáreo ésta noche aciaga. ¡Qué diferencia con la LOE!

¡Qué diferencia con la situación de la escuela española en los años de democracia!

Entonces, don Pedro, no hacía falta la Asociación para la defensa de los derechos del

Profesor... Ni la Asociación para la defensa de las víctimas del delito... Ni la Asociación

para la defensa de las Víctimas del Aborto... Ni la Asociación para la defensa de las

Víctimas del Terrorismo... Ni la Asociación para la defensa de tantos y tantos delitos

que el sistema democrático ha convertido en derechos inalienables.

Ahora, don Pedro –se dirigía idealmente a su antiguo maestro- la libertad se basa en

poder protestar de las infinitas injusticias que están amparadas por leyes infames. Pero

protestar bajito, de forma sumisa, suplicante, humillante... porque lo que en éste sistema

procede, para hacerse valer, es asemejar incompetencia, nulidad, estupidez, y sobre

todo, villanía.

Fue muy corto el curso con don Pedro.

Nada en común

12

El veintinueve de Julio se producen sendos atentados terroristas en la Dirección General

de Seguridad y en la Delegación Nacional de Sindicatos Madrid, con el resultado de

varias decenas de heridos. Los culpables, dos demócratas, son detenidos, juzgados y

ejecutados el 17 de Agosto del mismo año.

En octubre se funda “Cuadernos para el diálogo”, una publicación donde se reunirían

todos los que defendían la democracia. Un ejemplo que no conoce parangón inverso en

el régimen democrático, que, obviamente, no deja resquicio a la disidencia política.

También en octubre Franco visitó Barcelona. El motivo del viaje fue dar ánimos tras las

lluvias torrenciales acaecidas en Septiembre del año anterior.

Los recuerdos de Cesáreo se limitaban a ingente cantidad de personas gritando ¡Franco,

Franco, Franco! Eran obreros, miles y miles de obreros coreando el nombre del jefe del

Estado.

Este año 1964 se instituye la retransmisión dominical de un partido de balompié.

Medida alienante de la población que sólo es un preámbulo de lo que en democracia se

utilizaría hasta el agobio.

1965

La Iglesia clausuró el Concilio Vaticano II en 1965. Sus consecuencias fueron bastante

tristes para la Cristiandad, y por supuesto para toda España; no en vano España y

Catolicismo son consubstanciales.

La apertura dialogante con el mundo moderno que era aconsejada por el Concilio mutó

en el caso de España por un desapego a la tradición y a la esencia cristiana, por parte de

laicos, sí, pero muy especialmente por un importante sector del clero, al que no se

sustrajo la Jerarquía.

Su voluntad de promover el desarrollo de la fe católica se vio truncada, dando paso

precisamente a lo contrario, a una laxitud de la fe, y a una laxitud de las costumbres,

llegando al extremo de defender postulados democráticos que por otra parte no han sido

admitidos en la estructura de la propia Iglesia.

De triste recuerdo para la Iglesia española, y para España, son nombres como Tarancón,

Cirarda, Argaya, Añoveros, Jubany o Setién. Tan sólo un pequeño grupo de obispos

encabezados por Don Marcelo González y por Don José Guerra Campos se mantuvo

fiel a la ortodoxia católica, pero se vio condenado al ostracismo. Un hombre de la

categoría intelectual de Monseñor Guerra Campos, sería relegado en 1973 a la diócesis

de Cuenca, diócesis que, históricamente, lo es de castigo.

Los nuevos nombramientos de obispos vinieron a engrosar el cartel de “progresistas” al

frente de las diócesis españolas, y es que, a pesar de un concordato que permitía al Jefe

del Estado elegir entre una terna propuesta, jamás se llegó a cumplir el requisito.

Motivo: Franco había manifestado a sus íntimos que, del mismo modo que él no

presentaba una terna al Vaticano cuando nombraba un general, no veía lógico que el

Vaticano le presentase una terna para elegir un obispo.

Pero esa prerrogativa no la había marcado él, sino que era una cuestión histórica que le

trascendía. ¿Cómo la obvió? Marcando inexorablemente el primer nombre de la lista.

Nada en común

13

Como en el Vaticano se dieron cuenta de la costumbre, optaron por situar en primer

lugar el nombre que deseaban poner al frente de la diócesis vacante.

Las secularizaciones de sacerdotes sucedieron al final del Vaticano II como una plaga

de langostas. Los curas “obreros” ayudaron irremisiblemente a la desacralización de la

religión (¡como si un sacerdote “como procede” no tuviese suficiente labor a realizar

durante todo el día y durante todos los días del año!). El Vaticano perdió el norte; la

Jerarquía perdió el norte, y la Iglesia en su conjunto perdió el norte, y por supuesto los

fieles. El objetivo principal del Concilio Vaticano II se vino rotundamente al suelo.

El desconocimiento de las verdades fundamentales de la Fe, por parte de la mayoría de

los católicos, llegaría en pocos años a ser alarmante. A los veinte años del Concilio

Vaticano II, las vivencias de un bautizado iban quedando reducidas a una sensiblería

que hace referencia a tradiciones populares ligadas al pueblo natal o, incluso, a

imágenes que, desde la perspectiva del sujeto, no tienen casi relación con la Virgen o

con los santos que representan. Preguntemos a los devotos de aquellos que ya

pertenecen a la Iglesia celestial sobre cualquier aspecto de la vida de los objetos de sus

devociones y entenderemos de lo hasta aquí afirmado. De hecho, pueden presenciar

ofensas a Cristo, a María o a la Iglesia o contemplar impasibles películas con idéntico

argumento sin sentirse ofendidos. Da lo mismo que la Virgen tuviera más hijos o no o

que los tuviera Jesús con la Magdalena. El alejamiento de muchos, que se confiesan

católicos, de la dogmática católica, es mayor que aquel que sufrieron, por ejemplo, los

primeros protestantes.

Algo similar sucedería con el comportamiento moral de bastantes miembros de nuestra

Iglesia. Aún conociendo la doctrina católica, el relativismo que profesan conlleva que el

creyente no se sienta afligido por la conculcación de la misma en materias que deberían

afectar, gravemente, a su conciencia. Público y notorio son las expresiones repetidas de

"para mí no es pecado" vivir en concubinato o abortar o el mal llamado matrimonio gay,

etc.

Algo bueno, no obstante, tuvo el Concilio Vaticano II para los cristianos: no marcó

ningún dogma, y el propio Pablo VI tuvo que reconocer que el humo del Infierno se

había introducido en la Iglesia.

Tardaría décadas la Iglesia española en intentar encontrar nuevamente el camino. Fue

preciso que aquellos pastores vendidos al oro del sistema, y al propio Demonio,

muriesen, para que una nueva generación de pastores tomase decididamente las riendas

y volviese a la Iglesia al lugar de donde nunca debió salir.

Hasta que Dios tuvo a bien regalar a la Cristiandad el pontificado de Juan Pablo II, la

Iglesia seguiría derroteros ajenos a su doctrina durante más de una década, y España en

concreto sufriría muy de cerca este sinsentido. No fue sólo que el cura bajase del

púlpito; no fue sólo volver el altar hacia el pueblo; no fue sólo que los curas dejasen de

vestir como curas y las monjas como monjas; no fue sólo que pasase a comulgar de pie

y en la mano; no fue sólo que... Lo más importante es que el relativismo tomó

posiciones en la Iglesia. El pecado comenzó a ser relativo. Ese fue el mal que entró en la

Iglesia con el Concilio Vaticano II. En algunos conventos (o mejor, es de suponer que

en algunos no lo hacían), en vez de atender las horas de oración, veían la televisión.

Nada en común

14

No obstante, otra vez recordaba Cesáreo que, a pesar de todo, el Concilio Vaticano II no

marcó ningún dogma. Ésa, a la postre, sería la puerta de retorno a la esencia del

pensamiento cristiano dentro de la Iglesia.

En Junio de 1967 ocurrió la “Guerra de los 6 días”; un conflicto entre árabes y judíos

que duró 6 días con la victoria de Israel sobre los árabes, y en la que ocuparon los Altos

del Golán. El señor Moreno, profesor que tenía Cesáreo cuando cursaba tercero de

bachillerato, supo hacer vivir el hecho histórico en las mentes de sus pupilos.

También el señor Moreno era un maestro que difícilmente ha podido sobrevivir al triste

devenir de España. ¿Cómo habrá sobrellevado la barbaridad del estado de las

autonomías? ¿Y la destrucción de la educación a través de las leyes educativas? Cesáreo

se preguntaba si habría sobrevivido a la LOGSE.

La tarde de los sábados, y en general el fin de semana, comenzó a dedicarlo al club

juvenil de la Parroquia de Santa Eulalia de Vilapiscina, donde duró poco tiempo, ya que

su hermana Ángela conoció a un chico que era Jefe de Centuria de la O.J.E., en el

Hogar Valencia, y allí se marchó.

Cierto día se incorporó a la Academia un chico que tenía un comportamiento peculiar;

se llamaba Ricardo y era de la edad de sus compañeros, entre doce y trece años.

Al salir de clase, por la tarde, en alguna ocasión, entre juego y juego, llegaron a quemar

banderas del Reino Unido que previamente habían sido pintadas sobre un papel por

Cesáreo, en quién ya empezaban a despuntar sentimientos patrióticos.

Con Ricardo las cosas derivaron por otros derroteros. El primer día que se unió al grupo

al salir de clase, cuando llegaron al lugar de juegos, Ricardo invitó a sus compañeros a

un “Bisonte”. ¡Qué malos se pusieron todos!

Con el tiempo Cesáreo fue fumador, y en ocasiones, jalonadas por su definitivo

abandono del tabaco que en alguna ocasión se alargó durante cuatro años, no volvió a

fumar “Bisonte”, seguramente ni aunque le hubiesen pagado por ello.

Pero no fue el tabaco la peor aportación del amigo Ricardo. En cierta ocasión abordó a

una niña que pasaba por allí e intentó darle un beso. Eso situó a Cesáreo en una posición

difícil. Todos sus amigos reían las gracias de Ricardo. Todos eran muy buenos chicos,

pero todos, salvo él, rieron la gracia con la niña. Cesáreo aguantó el tirón no sin

recriminar tan deleznable hecho. No volvería a suceder. No volvería a suceder...ese

hecho, pero sí otros.

En ese mismo curso, y en fecha no muy posteriores a lo ocurrido con la niña, cierta

tarde, jugando jugando, y en pandilla, se alejaron un poco de su centro de actividades, y

allí Ricardo robó huevos en una tienda.

Nuevamente Cesáreo afeó la acción, y como no era atendido, optó por abandonar el

grupo y marchar solo.

Nada en común

15

Las almas más cándidas del curso, Antonio, Joaquín, Santiago, Jorge... hasta ocho

niños, continuaron junto a Ricardo, que tras robar los huevos robaron también hortalizas

para pasar al estadio siguiente, que consistió en estampar el botín contra los comercios

de su propio barrio.

Como no podía ser menos, los chicos fueron reconocidos, y como entonces no corrían

estos tiempos, la protesta llegó a la Academia. D. Laureano demostró el genio que debía

demostrar; no otro. Llamó uno a uno a los delincuentes, y “milagro”, Cesáreo no fue

llamado.

Empezaba la buena estrella que le seguiría toda la vida. En ésta ocasión de forma justa,

porque no participó en nada.

La discreción marcó el hecho. Con el tiempo, llego a descubrir que junto a la discreción

navegó el bien hacer de las autoridades.

Ricardo desapareció de la Academia; nunca más se supo de él. Cesáreo suponía que

posteriormente engrosaría la población penal de España, y una vez llegada la

democracia, y dados sus méritos, con toda seguridad acabaría siendo delegado de

educación de la Comunidad Autónoma. Pero este extremo nunca fue corroborado.

No se puede decir de Cesáreo que, si no se vio envuelto en el lío de Ricardo, fue por

pusilanimidad. Y no se puede decir, porque en la clase existían dos alumnos que se

llevaban la palma en castigos: José y Cesáreo. ¿Motivos? Sin lugar a dudas inocentes.

Recuerda con alegría el castigo de estar tres meses de rodillas, como recuerda con

alegría aquel día que fue castigado, él y toda la clase, ¿niñas incluidas? (ahora tiene

dudas), a un bofetón por parte del señor Moreno.

¿Por qué sería la torta? Ahora, cualquier psicólogo tarado verá en el hecho una

alteración de la psique del Sr. Moreno. Pobre hombre. Lo que sucede es que debía estar

hasta el gorro de aquella tropa, y la única manera de reconducirla era asentando su mano

sobre las tiernas mejillas de quién se había pasado. La tropa acabó dándole las gracias,

al menos Cesáreo, que siempre recordó el hecho con cariño, y lo que es más curioso,

habiendo olvidado por completo qué provocó tan justa reacción.

Y es que, en aquellos momentos, los educandos no tenían “profesionales de la

educación” al frente de las aulas, sino maestros; personas que creían en la educación,

que se lo tomaban a pecho; personas que, como es el caso, si tenían que dar una torta, lo

hacían con dolor y sin remordimiento... y con la anuencia de los progenitores. Nada que

ver con la triste realidad de la educación en España en el último cuarto de siglo XX y

hasta la fecha.

Ahora, en vez de maestros hay “profesionales de la enseñanza”; pobres personas a las

que la administración no les permite superar su situación de funcionarios; a quienes se

les obliga a ser incapaces de comprender que están tratando con personas; pobres

personas que en demasiadas ocasiones se ven acosados por unos chiquillos que han

perdido su condición de educandos y ejercen como auténticos tiranos, discípulos de un

sistema antihumano cuyo fin es crear esclavos; de un sistema que, para cubrir sus

objetivos, quita toda autoridad a quienes debían ser maestros, al tiempo que engaña a

Nada en común

16

quienes debían ser educandos, invistiéndolos de unos supuestos derechos que a la

postre, amén de amedrentar a sus educadores, hará de ellos mismos unos siervos

indefensos; unos pobres autómatas sin ningún tipo de criterio que, fácilmente

manipulables, se creerán libres al poner una papeleta en una urna con el objetivo de

legitimar el gobierno del tirano; del mismo tirano que lo mantiene inculto, manipulado

por unos medios de comunicación incalificables, y totalmente incapacitado para

ejercitar cualquier acto de libre albedrío.

¿Qué habrá sido de D. Pedro?; ¿qué del señor Moreno? Ambos, por cuestiones de edad

estarán jubilados hace años, pero ¿habrán aguantado el tirón? ¿se habrán adaptado al

sistema? ¿o habrán sido de los que han optado por el engaño de la prejubilación

anticipada al objeto de huir de su triste situación?

Lo que resulta evidente es que, entonces, ni los chicos ni los maestros necesitaban

“ayuda psicológica”. Curiosamente ahora es justo al revés. Curiosamente, ahora, en

democracia, los “profesionales de la enseñanza” se ven obligados a buscar ayuda

médica, psicológica y policial, mientras los educandos se ven abocados a la

delincuencia, a la falta de respeto a quién les rodea, a agresiones de otros compañeros, a

atención psicológica... Pero pueden votar. Para el sistema, el cambio es positivo. Dicen

que todos somos más libres...

La toma de contacto con la O.J.E. fue sumamente significativa para Cesáreo. Allí

conoció el desarrollo de la libertad y el desarrollo del pensamiento. En vez de escuchar

que todos éramos iguales, como sucede ahora mismo y desde hace casi medio siglo,

cuando debemos constatar que unos son más iguales que otros, vivió desde el primer

momento la igualdad.

Un uniforme austero garantizaba que nadie hiciese alardes; garantizaba una primera

igualdad que se mantendría en todos los aspectos de la vida que permitía contemplar lo

que realmente hacía distintas a las personas: su capacidad de entrega y su capacidad de

discernimiento.

Allí comprobó que en el capítulo de derechos, ciertamente todas las personas debemos

ser iguales; y ello implica la diferencia en lo tocante a las responsabilidades.

Y es que las personas son distintas unas de otras, y casi casi podemos decir que cuanto

más distinta es una persona, es más igual a las demás.

Una persona se identifica como tal en tanto en cuanto se reconoce a sí misma como ente

autónomo, distinto de los demás. Cuestión de la socialización, y para el caso, cuestión

de la OJE, imbuir en los educandos que esa individualidad, debiendo fomentarse, jamás

debe enfrentarse a los intereses de la sociedad, sino que, bien al contrario, y como nos

enseñase Nuestro Señor Jesucristo, cada uno debe aplicar sus talentos, no en beneficio

exclusivamente propio, sino al servicio de la comunidad, al servicio de la Patria.

En el Hogar Valencia se integró en una escuadra, organizada jerárquicamente, con su

Jefe de Escuadra y su Subjefe, la cual se integraba en una Centuria, y ésta en un Hogar,

cada una con sus respectivos mandos. El mando estaba reservado para los mejores, y

para los mejores en todos los aspectos. La jefatura no era democrática, sino que surgía

de la propia esencia del grupo.

Nada en común

17

¿Quién era el jefe de escuadra? Aquel que en el seno de la escuadra demostraba mejores

cualidades era elevado a la jefatura por sus propios compañeros.

Los otros mandos del Hogar... o en su caso del Campamento, estaban representados por

otros compañeros que habían demostrado cualidades para el mando; cualidades para

desarrollar las actividades propias de cada momento, y además habían realizado los

correspondientes cursos preparatorios, con una formación pedagógica que les capacitaba

para el desarrollo de sus funciones.

Toda actividad desarrollada en la OJE perseguía un fin concreto, enmarcado,

indisolublemente, en la formación integral del chico. El objetivo era formar hombres

viriles y responsables en la vida, desarrollar la iniciativa y la invención; la salud, la

energía física y espiritual; la alegría de vivir; el amor al prójimo. La enseñanza no era

reglada, sino vivida, enmarcada en la virtud y el esfuerzo y exigencias personales.

A los mandos se les exigía formación de lo más variada, donde no escapaba formación

para actuar ante un incendio o ante un accidente, ante una inadaptación de un muchacho

o ante actividades de aire libre.

Una formación que les permitió realizar labores que perduraron en el tiempo; desde la

repoblación forestal de grandes extensiones de territorio, que transcurridas décadas

pudieron ser arrasadas por el fuego y la incompetencia de los políticos democráticos,

hasta la formación de maestros o de agricultores. Eugenio Martí Sanchís, Jefe Nacional

de Rurales del Frente de Juventudes tuvo mucho que decir al respecto.

Y es que, primero la O.J., posteriormente el Frente de Juventudes, y finalmente la

O.J.E., desarrollaron una serie de funciones de lo más variado, tendentes todas a la

formación integral de una juventud que debía ser el futuro de España.

Parece mentira que, tras cuarenta años de desarrollar ésta actividad, fuese todo tirado

por la borda, despreciado hasta el infinito, olvidado con saña, e insultado sin límites por

quienes, careciendo de toda virtud, se adueñaron de los resortes económicos, sociales y

políticos de España.

Y es que, un fallo tuvo el Frente de Juventudes y la O.J.E.: Apartarse del poder;

despreciar al sinvergüenza sin ejercer acciones oportunas. Creaba ángeles para un

mundo corrompido por demonios, pero ángeles que no imitaban a San Gabriel.

Eran los Campamentos de la O.J.E. ámbitos de libertad, de igualdad, de Justicia.

Ámbitos, cotos cerrados a la realidad cotidiana, monopolizada por los demonios

familiares de siempre, derechistas, tiranuelos que despreciaban en lo más profundo de

su alma la actividad humanista desarrollada por estos idealistas.

En los campamentos se encontraban chiquillos de todos los rincones de España;

gallegos y andaluces; canarios y catalanes; y murcianos, y guineanos... Todos en

igualdad, con un objetivo común: la revitalización de España en todos sus aspectos; la

igualdad entre todos los españoles.

Nada en común

18

¡Cuántas canciones se cantaban! ¡Cuántos acentos distintos!, ¡cuánta hermandad!,

¡cuánta felicidad! Es una verdadera pena que las últimas generaciones de españoles se

hayan visto privadas de tanta generosidad y tanta apertura de espíritu.

Sí, decididamente la OJE dejó su impronta en el espíritu de Cesáreo. No cabe duda que

ahí aprendió a amar a España y a la Justicia. Y no cabe duda que su inadaptación a un

sistema político eminentemente inhumano procede de estas experiencias.

1966

El diecisiete de enero de 1966, un transporte militar de los Estados Unidos perdió cuatro

bombas atómicas en Palomares. El perjuicio económico para la zona se alargaría hasta

entrado el siglo XXI. Fraga quitaría importancia al hecho, bañándose en la Playa de

Palomares junto al embajador de los EEUU.

El nueve de marzo, en el convento de Capuchinos de Sarriá, en Barcelona, se reunía el

Sindicato Democrático de Estudiantes, en un acto que sería conocido como “la

Capuchinada” según ellos y “la Cachupinada” según otros... Prolegómeno democrático

de lo que habría de acontecer diez años después.

En Septiembre, la elección de enlaces sindicales de la CNS, muestra de la libertad que

sería la gran desconocida una década después, permite la representación sindical al

amparo de unas leyes sociales que serían eliminadas al llegar la democracia.

El treinta de Noviembre se desata un conflicto laboral en Laminación de Bandas en Frío

de Echevarri, Vizcaya, que duraría 5 meses.

En el secular conflicto de Gibraltar, la ONU ordena iniciar relaciones tendentes a

devolver la soberanía a España, pero como es evidente, los ingleses no están por la

labor. Su tradicional piratería no sucumbirá. Como consecuencia, el veinticuatro de

Octubre se cierra la verja de Gibraltar, que no será reabierta, lógicamente, hasta llegar la

democracia.

1967

Los años no corrían en balde. Se celebró en España el Referéndum para la modificación

de la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, que finalmente sería promulgada el 10

de Enero de 1967.

Los falangistas se opusieron al mismo, ya que definitivamente se fulminaba, de forma

legislativa, toda esperanza que pudiera existir sobre el anhelado estado

Nacionalsindicalista. Se instauraba, con título de rey, al heredero de la más nefasta

dinastía monárquica que jamás hubiese conocido España. Pero ¿qué poder tenían los

falangistas? Sencillamente ninguno.

El referéndum, y como siempre sucede en todo referéndum, lo ganó quién lo planteó. La

propaganda del régimen cantaba que la Ley de Sucesión se la habían dado los españoles

a sí mismos. Curiosamente, años después, el sistema democrático usaría la misma

expresión para referirse a la constitución de 1978.

Nada en común

19

La fórmula aplicada: la de siempre. ¿Conocía el pueblo lo que votaba?; ¿conocía el

pueblo que estaba dando el primer hachazo al sistema de la Seguridad Social?

La verdad es que, comparado con lo que han hecho los políticos en el último cuarto del

siglo veinte y en lo que va del XXI, el hachazo era el propinado por un hacha de

madera. Pero se produjo el hachazo.

La gente no sabía lo que votaba, y el régimen, como copiando los métodos de los

regímenes democráticos, como dando pasos en ese democratismo letal, enmascaró el

referéndum con una vaciedad que arrastró a los votantes: SÍ A FRANCO. ¡Vaya falacia!

De ahí surgiría la propuesta de Juan Carlos de Borbón a título de sucesor en la Jefatura

del Estado que sería ratificada el 22 de Julio de 1969 por las Cortes, con 491 votos

contra 19 y nueve abstenciones.

Entre 1964 Y 1977 más de 500 compañías extranjeras instalaron fábricas en Barcelona.

El régimen estaba llevando a cabo el desarrollismo, que a costas de la España agrícola,

vertía todo el esfuerzo en núcleos como Madrid, Barcelona y Bilbao. Los pueblos de los

alrededores de Barcelona se llenaron de inmigrantes que acudían a fortalecer el tejido

económico y social de Barcelona mientras sus lugares de origen languidecían y morían

en la miseria y el abandono. Poblaciones como Santa Coloma de Gramanet,

multiplicaron su población por siete entre 1950 y 1970.

El activismo político provocó que el Gobierno cerrase la Universidad de Madrid y que

decretase el estado de excepción en Guipúzcoa; se entregó Ifni a Marruecos y se dio la

independencia a Guinea.

Coincidiendo casi en idénticas fechas, exactamente el 20 de Julio de 1969, ocurrió otro

hecho que fue seguido en directo por televisión por millones de personas, entre ellas el

propio Cesáreo, y del que, transcurridos los años, se generalizó la creencia de que se

trataba de otro fraude: el viaje del Apolo XI a la Luna. Dos fraudes de envergadura en

tres días.

1968

En 1968 salió a la luz “LA NOVA CANCÓ”, un movimiento político-musical que era

la punta de lanza de lo que vendría después. Con gran apoyo mediático y económico,

tuvieron amplia libertad para difundir sus ideas. Ciertamente encontraron cortapisas,

pero como todo en el régimen de Franco, dentro de una moderación que llama la

atención si se compara con la actitud de la democracia, cuando se ejercita una actividad

contra el sistema democrático.

Cesáreo, con el tiempo, sería muy aficionado a Juan Manuel Serrat, a quién, a pesar de

todo, lo considera un buen poeta. Lo que no acaba de entender es cómo en alguna

ocasión pudo cantar con sentimiento algunas canciones del amargado y antiespañol

Lluis Llach, en particular “Viatge a Ítaca”. El otro miembro destacado de la “Nova

Cançó”, del que Cesáreo jamás cantó una canción, era Raimon.

Nada en común

20

Cesáreo iba a cumplir quince años y era consciente de las necesidades familiares. Por

eso, durante las vacaciones escolares de 1968, cogió el periódico y buscó trabajo.

¿Dónde? En el Hotel Cristal, de botones.

De los pocos meses que trabajó en el hotel le quedan algunos recuerdos, como las

discusiones que a cuentas de Gibraltar tenía con la traductora oficial del hotel, a la sazón

inglesa. Y es que, como la cultura que había recibido no es exactamente la misma que se

ha impartido a la juventud española en las últimas décadas, pudo sacar a colación el

Tratado de Utrecht y el desprecio que de todo lo que es digno ha hecho gala la Gran

Bretaña.

Tenía claro Cesáreo su concepto de España y de la Hispanidad. Nunca se consideró

europeo, y aunque leía los periódicos franceses que el hotel ponía a disposición de los

clientes, ello no le hacía flaquear en su patriotismo... Ni en su negativa a entender

palabras extranjeras traídas por modernismo al idioma coloquial. Así, en el hotel tuvo

un pequeño problema, y es que un cliente, al que le gustaba empinar el codo, le pidió un

“yin tonic”. Como no entendía, transmitió la orden a un camarero pidiéndole “una

tónica”.

Afortunadamente el camarero, que conocía bien al cliente, cogió del brazo al chiquillo y

le exigió que transmitiese correctamente la orden. ¡Lo que hace el oficio!

Pocos meses duró su estancia en hostelería, si bien le quedó marcado que jamás volvería

al mismo. Vio demasiado servilismo que era incompatible con su espíritu.

Cesáreo entró de botones en el Banco Exterior de España, destinado en una sección,

propuestas, que en aquellos entonces ocupaba a doce personas: el jefe, un apoderado, un

subjefe, ocho empleados y el botones.

Buena gente. El jefe era un culé de tomo y lomo, y la primera pregunta que formuló al

nuevo botones fue de qué equipo era. Cesáreo, que jamás fue de ningún equipo, y

conociendo las aficiones de su jefe, le espetó que del Español.

Buen principio, contestó el señor Guillem. Pero mejor fue el desarrollo de su relación.

Más que culé, el señor Guillem era buena persona. Cada día iba Cesáreo a comprar al

quiosco el “Dicen”, “El Correo Catalán” y “El Diario Femenino”, y es que al señor

Guillem le gustaba estar bien informado.

Al poco se convocaron oposiciones para Auxiliar Administrativo, y Cesáreo las aprobó,

así como otras del mismo signo en el Banco Popular, y se vio forzado a elegir. Por

cuestiones de familia optó por Banco Exterior.

Bajo las miradas inquisitoriales de otra excelente persona, el señor Ferré, a la sazón su

jefe inmediato, se enfrascaba Cesáreo en canciones que le hacían más llevadera su

función, y en acaloradas discusiones con Antonio Gordo, otra excelente persona,

ubicado ideológicamente en el anarquismo, que tenía una pinta que en nada daba a

entender el alma que albergaba.

Gordo regaló a Cesáreo las Obras Completas de Platón, y Cesáreo a Gordo, las de José

Antonio. Fue el primer intercambio. Luego llegaron otros... y la sorpresa de encontrar a

Nada en común

21

Antonio Gordo en un homenaje a José Antonio Primo de Rivera. Y es que su alma

también era inmensa.

Mientras tanto, Cesáreo alternaba su trabajo profesional con los estudios. Desarrolló los

estudios de bachillerato superior y COU. en los Jesuitas de la Calle Caspe.

Este año, la organización terrorista ETA cometió sus primeros asesinatos. El siete de

Junio caía asesinado José Antonio Pardines. Guardia Civil. El dos de Agosto le tocaba

el turno a Melitón Manzanas.

El asesino de José Antonio Pardines, Javier Echebarrieta, moriría poco después en

enfrentamiento con la Guardia Civil. Este hecho, Wikipedia, la pésima enciclopedia de

internet lo trata de una manera singular. Además de evitar aplicar el adjetivo

“terrorista” a la banda, afirma que la policía “asesinó”… La redacción es la siguiente

“fue un destacado dirigente de ETA en los años 60, conocido por haber sido el autor

material del primer asesinato de la organización armada vasca. Echebarrieta fue también

el primer militante de ETA asesinado por la policía española, por lo que ha sido uno de

los iconos más recurrentes de ETA y de la izquierda abertzale.” Todo dentro de la

normalidad democrática.

Para arreglarlo, posteriormente a haber copiado este texto, ya en 2008, comprobó

Cesáreo que el texto había sido modificado como sigue:”Javier Etxebarrieta Ortiz, más

conocido como Txabi Etxebarrieta, fue un destacado dirigente de ETA en los AÑOS 60,

conocido por haber sido el autor material del primer asesinato de ésta organización y

también por ser el primer militante de ETA muerto en enfrentamiento armado con la

Guardia Civil, por lo que se convirtió en un icono dentro del entorno de ETA y de la

izquierda abertzale.

Durante algún tiempo hubo un busto de Txabi Etxebarrieta en la plaza Urretxindorra del

barrio bilbaíno de Otxarkoaga, hasta que fue retirado por el ayuntamiento en septiembre

de 2004, debido a las protestas de muchos sectores de la sociedad vasca.

Otras circunstancias jalonaron el año. Así, el veinte de Agosto, las tropas del Pacto de

Varsovia invadieron Checoslovaquia, el 12 de Octubre, día de la Hispanidad, se daba la

independencia a Guinea. Un dato, por supuesto sin importancia, se quedó grabado en la

mente de Cesáreo: Se dotaba con mil millones de Pesetas al Banco de Guinea. A finales

de Octubre se desarrollarían disturbios en la Universidad de Madrid.

1969

El ambiente estudiantil se mantendría alterado. Así el diecisiete de Enero siguiente fue

asaltado el rectorado de la Universidad de Barcelona, y la policía entró en el recinto

universitario de Madrid y de Barcelona. Como consecuencia de los disturbios, el día

veinticuatro fue decretado el estado de excepción, que sería levantado el 25 de Marzo.

Lo que resulta evidente es que el desarrollismo y la inmigración interior había

propiciado unas importantes desigualdades que la tecnocracia imperante era incapaz de

resolver. Sin embargo, sí era muy capaz de evitar la aplicación de las medidas que

supuestamente debía aplicar: las nacionalsindicalistas.

Nada en común

22

España se desarrolló asimétricamente. Así, Cataluña, Vascongadas y Madrid, los

grandes receptores de mano de obra y de generosas inversiones del gobierno alcanzaron

un desarrollo mucho más elevado que las provincias tradicionalmente agrícolas: las dos

Castillas, Andalucía, Galicia, Extremadura... Y justo ahí, donde se crearon grandes

bolsas de proletariado urbano, es donde surgieron los conflictos, que, casualmente,

fueron provocados por las clases acomodadas.

En el Colegio de Arquitectos de Barcelona se desarrollaba una exposición de la obra de

Miró; un pintor manifiestamente contrario al régimen, aseguran que perseguido... del

que Cesáreo llegó a comprender su arte cuando lustros después el “artista” se sometió a

una operación de cataratas. Al propio tiempo, en la Universidad, elementos

democráticos quemaban la bandera nacional.

En acto de desagravio, se convocó en la Plaza de la Universidad una gran manifestación

de afirmación patriótica, que años después, mamporreros de la democracia como María

Lorente y Pedro J. Ramírez, aseguraban que había sido nutrida, de forma forzada, por

funcionarios. Una cosa debe quedar Clara: En democracia, el número de funcionarios

multiplica significativamente al funcionariado existente en el régimen del 18 Julio, y la

relación de clientelismo, en democracia, es también significativamente mayor. En fin,

será verdad que acudieron funcionarios; ¿o es que tal vez no tenían derecho? Pero

también acudieron dos o tres personas que no eran funcionarios, como era el caso de

Cesáreo.

Concluida la manifestación de Plaza Universidad, los falangistas se concentraron en

Plaza de Cataluña y marcharon Ramblas abajo lanzando consignas contra el gobierno y

contra el Opus. Posteriormente se dirigieron al Colegio de Arquitectos, donde Cesáreo y

otros chicos fueron designados para recoger piedras, que acabarían estampándose contra

las cristaleras del Colegio de Arquitectos. La intervención de la policía impidió

mayores.

El estado, bastante menos intervencionista que el sistema democrático a la hora de

resguardar sus principios. Permitía la libre actuación de los elementos que le resultaban

manifiestamente hostiles, siempre que éstos se atuviesen a una mínimas normas de

convivencia, que prácticamente se limitaban a no citar con nombre y apellidos al Jefe

del Estado... y cuatro cosas más.

Una libertad real bastante más amplia que la conocida en el sistema democrático, donde

la posibilidad de pervivencia de cualquiera que se manifieste contrario al mismo es

inexistente de todo punto. Y es que, en democracia, una persona discrepante es primero,

un cadáver político; seguidamente un cadáver administrativo, y siguiendo en el tiempo

es un cadáver físico.

Para esta tercera fase, la democracia acabaría conociendo diversos capítulos; primero, la

actuación de los grupos terroristas, que harían una limpieza sistemática de personas y de

lugares, consiguiendo, en concreto en Vascongadas, el exterminio físico de quienes

podían encabezar un movimiento de sentido español. Quienes no serían asesinados,

eludirían el traje de madera poniendo distancia kilométrica entre ellos y su tierra natal.

El exilio provocado por la democracia, en particular en Vascongadas acabaría siendo de

una categoría mucho más lacerante que el provocado en 1939 tras la victoria que el

pueblo español obtuvo sobre la tiranía democrática de entonces.

Nada en común

23

Es el caso que el gobierno del momento, se manifestaba incapaz de llevar a efecto la

doctrina social que hacía años venía diciendo que conformaba el propio sistema, a

saber, la Nacionalsindicalista; no obstante, y comparando con lo que vendría después de

la muerte de Franco, llevaba una actuación más que digna.

Así, en Febrero de de 1969 se establecería que el 40% de la música emitida en los

medios fuese de autores hispánicos. Algo que, sencillamente, y habiendo padecido la

acción democrática a partir de 1976, era de agradecer.

En ese mismo año, el veintidós de Junio, y en aras precisamente de los intereses

nacionales, se cerraba la verja de Gibraltar como réplica a una nueva maniobra de

Inglaterra que daba a la roca un estatus contrario al Tratado de Utrecht.

Permanecería cerrada hasta que los gobiernos claudicantes la abrieron nuevamente en

1982.

Cierto que este hecho sirvió para justificar la subida del precio del correo, con la excusa

de usar la misma para atender los sueldos que los habitantes de la Línea de la

Concepción no volverían a percibir. Se incrementó el precio de los sellos de correos en

25 céntimos. Nunca volvería a bajar. Esta medida pudo servir para enmascarar la

entrega de Ifni a Marruecos, y algo peor incluso: la imposición de Juan Carlos de

Borbón, que el 23 de Julio juró en las cortes como sucesor a la Jefatura del Estado.

El ocho de Agosto de 1969 estalló el escándalo MATESA. Fue un lance monetariofiscal

de importancia que supuso varios miles de millones de pesetas. Coincide que los

Ministros de Hacienda y Comercio, Espinosa y García Moncó, eran miembros del Opus

Dei. El escándalo, que en comparación con los acaecidos en democracia no puede ser

calificado sino de “unas pesetillas”, significó una dura reacción por las autoridades del

momento.

¿Cual habría sido el desarrollo del escándalo MATESA en un régimen de censura de

prensa? se preguntaba Salvador Millet en el diario “La Vanguardia” de 29 de Agosto de

1969. Tal vez la respuesta la podemos encontrar en el escándalo RUMASA, acaecido en

los gobiernos del PSOE, o en el escándalo Filesa, o en el escándalo de Fórum

Filatélico...

En el mismo artículo se hace una loa de la banca privada en contra de la banca oficial,

aduciendo que aquella jamás hubiese dado créditos a una empresa como Matesa...

Cesáreo sonreía con tristeza al recordar estos extremos. Cesáreo sonreía porque era

conocedor del dominio total y absoluto que la banca llevaba tiempo ejerciendo sobre

una sociedad inerme, que se limitaba a ver la tele, a votar, a consumir y a pagar.

Jamás hubiese dado créditos como los de Matesa... ¿Por qué no callará la gente cuando

callada está más guapa? Y esa falacia, no obstante, fue publicada en un periódico

español, en 1969.

El analfabetismo alcanzaba entonces el 3,46% en España.

1970

Nada en común

24

Por aquellos entonces, finales de 1970, estaban encarcelados unos trescientos

colaboradores del terrorismo etarra. Acababan de asesinar a un taxista e iba a dar

comienzo el conocido como “Proceso de Burgos”, contra dieciséis terroristas. Se

dictaron seis penas de muerte que finalmente fueron conmutadas por Franco.

Fue el proceso de Burgos un hito en lo que podemos denominar prolegómenos de la

democracia. Todas las democracias del mundo tomaron partido por los terroristas

juzgados, y con ese respaldo, fue secuestrado Eugen Beihl, cónsul de Alemania Federal

en San Sebastián. La presión del terrorismo era evidente. Estaban sembrando el camino

para la instauración de un sistema democrático al que el pueblo español se mostraba

ajeno.

Y Cesáreo era consciente de éste desprecio por el sistema democrático porque él, en

aquellos justos momentos, era un acalorado defensor de un sistema que prometía ser el

paradigma de la bondad política.

Sí, en esos justos momentos se dedicaba Cesáreo a defender, en la sección de cartas al

director de “El Correo Catalán”, “Tele Exprés”, “La Vanguardia”, “Diario de

Barcelona”... el sistema democrático. Hacía auténticas piruetas intelectuales para apoyar

el sistema desde sus postulados, por otra parte firmes postulados, nacionalsindicalistas.

Por su parte, la prensa, y en ella quienes años más tarde dirían que durante el anterior

régimen no había libertad de expresión, cargaban las tintas contra quienes defendían

postulados patrióticos y sociales no socialistas. Efectivamente, no había libertad de

expresión para defender los postulados nacionalsindicalistas, mientras ellos sí tenían

libertad para tildar de “inmovilistas”, “reaccionarios” y “cavernícolas” a quienes tal

hacían.

Las campañas socavando el espíritu cristiano y nacional comenzaban a manifestarse.

“Sería curioso que se examinara el descenso y casi eclipse de la presencia de los

sacerdotes en las aulas. En gran parte han desaparecido los catecismos parroquiales...La

prensa católica –revistas, hojas diocesanas- son, en general, motivo de desorientación,

discusiones, enfrentamientos y creciente malestar...”1

La pérdida de norte por parte de los pastores de la Iglesia era manifiesta y dolorosa.

Hasta el extremo que en unos trabajos parroquiales sobre “reflexions per a una catequesi

d’adults” (reflexiones para una catequesis de adultos), el libro de texto era el conocido

como “Catecismo Holandés”, en el que entre otras cosas, una curiosa religiosa inicia el

temario con un curioso tema: “Evangelio y libro de Mao: mensaje de la acción”.

Aquellas aguas trajeron estos lodos...

Y es que, desde 1960 la HOAC, infiltrada por elementos marxistas, era colaboradora

indiscutible de las organizaciones que acabarían reflotando, una vez fallecido Franco,

toda la sopa de letras del materialismo “de izquierdas”.

La revista Fuerza Nueva, que en algunos asuntos resultó visionaria a pesar de las

críticas que el propio Cesáreo le lanzaba, decía verdades como que “cuando se viene

sustrayendo a la infancia, a la juventud, y a toda la sociedad de la auténtica enseñanza

1 denunciaba la revista Fuerza Nueva el 5-12-1970.

Nada en común

25

cristiana, se efectúa, sin más, un vacío que ya sólo se llena de escepticismo,

materialismo, e inmoralidad en todas sus declinaciones. No es que en otros tiempos no

existieran también estas taras humanas, pero ni eran tan extensas ni estaban avaladas por

el silencio eclesiástico y muchas veces con el espaldarazo de sacerdotes, religiosos y

religiosas”.

“A estas horas, la Conferencia Episcopal Española, corporativamente ante Dios y

España responsable de la enseñanza moral y la denuncia del mal, enfrascada con tantas

reivindicaciones de derechos de expresión y de no sabemos cuántas más libertades,

viene contemplando impasible este triste espectáculo, que afecta ya a su propia vida con

la masiva deserción de sus seminaristas, novicios y novicias, y con la desgraciada fácil

profecía de que en los próximos años desaparecerán muchos seminarios españoles.”2

Sí señor, aquellas aguas trajeron estos lodos... Premonitoriamente afirmaba también que

“permitiendo que persevere una situación de anemia moral, nos estamos jugando el ser

o no ser de España”.

La prensa de desgañitaba poniendo en ridículo a quién tales cosas decía. Lo más suave

que se podía leer era “ultra”, “inmovilista” o “fanático”... Y lo curioso es que, el propio

Cesáreo leía estas cosas con cierta sonrisa burlona. Sinceramente creía que Blas Piñar se

pasaba en su papel de defensor confeso de un régimen que Cesáreo estimaba digno de

ser combatido. Ahora, gustoso, rebobinaría la historia y cambiaría su actitud.

No obstante, el pueblo español seguía manteniéndose ajeno a la idea de la democracia.

Sencillamente vivía feliz, y sobre todo libre, en un sistema político que le garantizaba el

puesto de trabajo con unos Sindicatos y una Magistratura de Trabajo que no dudaba en

ponerse del lado del trabajador siempre que éste tuviese un mínimo de razón. Sí, vivía

alegre y confiado; excesivamente confiado; letalmente confiado.

Curiosamente Magistratura de Trabajo y Sindicatos serían las primeras instituciones que

el sistema democrático eliminaría, poniendo en su lugar el despido libre y la indefensión

más absoluta de los trabajadores, que acabaron viéndose abocados a unos horarios

laborales sin fin, a unos sueldos marcados por el interés de las partes (¿qué fuerza tiene

el trabajador frente al poderío del capitalismo?), y a la desaparición de un patrimonio

sindical acumulado durante décadas por todos los trabajadores, y que, de la noche a la

mañana democrática dejó de existir.

No obstante ser ajeno al sentimiento del pueblo español, que veía en los jueces los

garantes de su libertad y de su seguridad, el Proceso de Burgos fue convertido, por parte

de las democracias, por parte de las nuevas jerarquías de una Iglesia que se denominaba

católica, y por parte de los medios de comunicación, en un proceso al Régimen.

En las iglesias de Guipúzcoa y de Vizcaya se leyó una carta pastoral firmada por los

nuevos Elipandos, Cirarda y Argaya, condenando al tribunal del Proceso de Burgos, y

reclamando clemencia para aquellos terroristas que pudiesen ser condenados a muerte.

No hicieron lo mismo los Elipandos de turno cuando los asesinos juzgados segaron la

vida de tres españoles que se limitaban a cumplir sus obligaciones laborales.

2 Fuerza Nueva, 5-12-1970

Nada en común

26

Pero no terminó ahí la acción de zapa iniciada por los Elipandos. La Conferencia

Episcopal hizo una declaración apoyando a Cirarda y a Argaya.

Estas actuaciones señalaban, por una parte, una serie de alteraciones del orden público,

que los demócratas señalan como enfrentamientos entre manifestantes y policía, y que

en realidad se restringían a que, ante la aparición de la policía, los valientes

manifestantes salían huyendo.

Se produjeron importantes manifestaciones en los lugares que, curiosamente, habían

recibido a lo largo de los años todos los apoyos del régimen que a su vez fueron en

detrimento de otros lugares: Madrid, Barcelona, Bilbao, Oviedo, Sevilla, Pamplona.

La propaganda democrática, que siempre ha demostrado ser superior a cualquier otra

propaganda (careciendo de otras virtudes es lógico que así sea), hizo que, de entre los

zopencos, surgiesen nada menos que trescientos artistas e intelectuales catalanes que

tuvieron a bien encerrarse en la abadía de Montserrat, pidiendo “libertad, amnistía y

estatuto de autonomía”. ¿Qué hizo el sistema? Nada.

Se admira Cesáreo al comparar la actitud del régimen de Franco con la actitud del

régimen democrático ante el ataque intelectual o seudo intelectual. El régimen de

Franco no hacía nada. El régimen democrático, bien al contrario, condena al ostracismo

más feroz a quién se atreve a cuestionarlo.

¿Se puede comparar la actitud que tuvo el régimen de Franco con periódicos como por

ejemplo “Tele Exprés” de Barcelona con la actitud que tuvo el sistema democrático con

“El Alcázar”? Tele Exprés desapareció en democracia por circunstancias que Cesáreo

no quiere tan siquiera analizar. “El Alcázar” fue literalmente ahogado por el gobierno

democrático. ¿Y qué debemos decir de Cambio16 o Triunfo? La democracia no admite

la existencia de publicaciones que, como Cambio16 o Triunfo, ataquen la esencia del

sistema. Curiosamente, un régimen autoritario sí las admite. Duras críticas hacía José

Oneto en Cambio 16, allá en 1975.

Y es que la prensa, ya en aquellos entonces servía los mismos intereses que está

sirviendo ahora mismo. Mentía casi tanto como miente ahora mismo. Así, por ejemplo,

Diario de Barcelona decía el 6 de Septiembre de 1975, que el alcalde de Vilassar de Mar

había sido destituido, cuando la realidad era que el alcalde había presentado la dimisión.

Y no pasaba nada. Estaban ensayando en el noble arte de la mentira, que tanto

desarrollarían con los años. Y es que, confundiendo el culo con las témporas, el Director

General de Cultura Popular, Miguel Cruz Hernández, proclamaba lo que era tristemente

evidente cuando la mentira prima sobre la verdad de información: “No se le va a poner

una mordaza a la prensa”. Podría haber terminado diciendo: “Ya se encargará la prensa

de poner una mordaza al pueblo español”.

Por su parte, durante el proceso de Burgos, los abogados de los terroristas, Gregorio

Peces Barba, José María Bandrés y José Echevarrieta, se permitían el lujo de presentar a

aquellos asesinos como héroes...Y el régimen no hacía nada. Les dejaba.

Pasado el tiempo y sin admitir comparaciones, ni por parte del interesado ni por parte de

Cesáreo, ¿acaso sucedió lo mismo con el juicio llevado contra una excelente persona:

Don Antonio Tejero Molina? Sencillamente no.

Nada en común

27

Finalmente, los terroristas fueron indultados y pasaron, lógicamente, a engrosar el

activo de la democracia; de una democracia que fue antifranquista por conveniencia,

pero que, lo que es en esencia es antiespañola y anticristiana.

Entre unas cosas y otras, el espíritu quijotesco que anidaba en Cesáreo le exigía tener

una dama. La verdad es que no tenía muy claro este aspecto todavía, pero el caso es que

sus correrías con su amigo Pedro lo llevaron desde las rocas, a las que tenía gran afición

en escalar, hasta las muchachas, que no le atraían menos.

Era Pedro un amigo muy querido y muy lanzado en todos los campos. Ante los

pensamientos nacionalsindicalistas de Cesáreo respondía que él era anarcosindicalista.

No por nada, sino por llevar la contraria, dentro de un orden, a su amigo. La verdad es

que Pedro, a la sazón dos años mayor que él, llegó al conocimiento del

anarcosindicalismo gracias a su relación con Cesáreo, que tenía inquietudes políticas

que le llevaron a un peregrinaje en busca de lugar donde encajar.

En cierta ocasión, practicando su deporte favorito, la escalada, coincidió con miembros

del FRAP aficionados al mismo deporte. Tras una “amigable” charla, recibió su primera

amenaza de muerte.

1971

Estaba el régimen modernizando la legislación. El cuatro de Agosto de 1970 promulga

la Ley de Educación de Villar Palasí, y el once de Marzo de 1971 la Ley sindical, con

derecho de huelga.

España se estaba convulsionando, y el trece de Septiembre se reunió la Asamblea

Conjunta de Obispos y Sacerdotes, propiciada por Tarancón. Los Elipandos estaban

laborando el advenimiento de la democracia mientras el sistema procuraba la

representación popular a niveles más amplios. Así, el veintinueve de Septiembre se

celebraban elecciones por el tercio familiar. En Barcelona, dos candidaturas eran las que

más ruido hacían: la encabezada por los candidatos Barenys y Cassases, y la encabezada

por Juan Antonio Samaranch, quién proclamaba que llamaba “al pa, pa y al vi, vi”.

Cesáreo, junto a su amigo Santiago se divertía pintando en éstos últimos carteles una

segunda parte de la frase: “que será todo para mí”.

El siete de Noviembre, al amparo de las sotanas, se constituyó la Asamblea de Cataluña,

en la Iglesia de San Agustín, y el veintidós de Noviembre apareció el primer número de

una publicación que nunca debió ser admitida por un régimen que tuviese un mínimo de

dignidad: Cambio 16.

1972

Fue 1971 un año importante para la democracia. Empezaba a poner sus bases; bases que

ya no se quebrarían. El 13 de Mayo salía a la luz “Hermano Lobo”, que con Cambio 16

se unían a la funesta “Cuadernos para el diálogo”.

Buscando, tomó contacto con la “Guardia de Franco”. Tenía conocidos, falangistas

como él, que aprovechaban la estructura para reunirse y hacer alguna actividad. Hizo

acto de presencia en un cuartel de la Guardia de Franco y solicitó la admisión. Esa

Nada en común

28

misma tarde sucedieron dos acontecimientos en el cuartel que le inducirían a no volver a

pisarlo.

En primer lugar, un grupo de hombres que proclamaba su incultura, se organizaba como

rompehuelgas sin atender los principios que pretendían defender. Suficiente, pero lo que

decididamente le impulsó a no volver nunca más, a pesar de las llamadas que recibió

para retirar su carné de militante, fue que, estando reunido con quién le tomaba la

filiación, entraron dos individuos con un disco en las manos.

Sucedió por aquellas fechas que un grupo musical utilizó la letra del “Cara al Sol” para

hacer una canción comercial que tomó el nombre de “Amanecer”. Entre los azules, tal

hecho era una ofensa, y aquellos dos pobres hombres tenían el encargo de conseguir un

ejemplar.

Se presentaron con su trofeo y lo pusieron en el tocadiscos. La carcajada se le escapó a

Cesáreo entre el desabrimiento de los circundantes cuando una voz melódica entonó una

canción, muy conocida en aquellos días, cantada por un cantante de fama, y que nada

tenía que ver con lo que buscaban. Era en cuestión, “Amanece”. Sin lugar a dudas,

aquellas pobres personas tuvieron que acabar militando en CCOO o UGT.

Cesáreo no. Siguió buscando, y recaló en el Círculo Doctrinal José Antonio, donde

tomó contacto con personas extraordinarias y donde hizo amigos que perduraron toda la

vida. En particular Santiago; un hombre que no perseveró en los ideales que los habían

puesto en contacto, pero con el que siempre le unió una grande y sincera amistad, a

pesar de los avatares de la vida.

El Círculo Doctrinal José Antonio emitió unas pegatinas, modelo de propaganda

política absolutamente novedoso que años después proliferaría de manera más que

considerable, con tres textos distintos, de los que Cesáreo tan sólo se acordaba de dos.

Rezaban así:

“Ni sociedad de consumo capitalista ni dictadura marxista. Ante la traición, la

prostitución capitalista y el vandalismo marxista, proclamamos la violencia

revolucionaria”.

“Trabajador: no vendas tu fuerza de trabajo a cualquier precio. Un estado español y

sindicalista. ¡Arriba la Justicia Social! ¡Arriba España!” Eran francamente bonitos, con

los colores de Falange en un margen.

Joaquín Encuentra era el Secretario General del Círculo José Antonio; un falangista que

había sufrido la Guerra de Liberación. Doctor en medicina y con una gran cultura, no

dudaba en jugarse su prestigio en defensa de sus ideas, le hizo profundizar en el estudio

de la doctrina Nacionalsindicalista, del marxismo, del liberalismo, del anarquismo...,

pero quién recibió todo su cariño fue Julio, Julito, Julio Enrique de Sebastián y

Álvarez... y de las JONS, como le gustaba presentarse en los ambientes falangistas. Y

Diego Castillejo, un bohemio, buen escritor, buen aficionado a los toros, que treinta y

cinco años después, ya hecho un carcamal, allá en 2006, seguía con la idea de publicar

su tratado sobre la Tauromaquia, que ya tenía casi terminado en 1973. Y el tío Pedro, un

solterón como Julito y como Diego, al que amedrentaban los petardos.

Nada en común

29

Simultáneamente, un grupo terrorista, el F.A.C., Front d’Alliberament Catalá, efectuó

algún atentado en Cataluña.

En estas circunstancias, quiso la fortuna que coincidiese en clase, en los Jesuitas, con un

militante de FAC, quién un día dejó de aparecer por clase: Estaba implicado en unos

atentados. Por la prensa se enteró Cesáreo que Jaume había huido. No aparecería en

público hasta bien entrada la democracia, donde encontró buen acomodo. Demostró que

su ámbito, como no podía ser menos, estaba dentro de las estructuras del sistema.

Eran momentos difíciles. Cesáreo diversificaba sus tardes con el estudio y con las

actividades del Círculo José Antonio, al que estaba adscrito José Antonio Samaranch, a

la sazón Presidente de la Diputación de Barcelona; el mismo que andando los años sería

presidente del Comité Olímpico Internacional. Militancia un tanto extraña, ya que el

señor Samaranch se limitaba a pagar religiosamente una cuota que en ocasiones fue a

cobrar Cesáreo. No obstante, jamás trató con él, ya que una secretaria le hacía entrega

de un sobre que para el caso tenía en depósito.

En esos días, Don Blas Piñar pronunció un mitin en el Palacio de la Música. Estaba el

local literalmente repleto, y los militantes del Círculo José Antonio hicieron acto de

presencia al objeto de boicotearlo en lo posible.

Don Blas Piñar, quién pasados los años sería tenido en estima por Cesáreo, era

considerado entonces como un enemigo a batir, y es que, en aquellos entonces, las cosas

grandes que luego les unieron, estaban garantizadas, y sus divergencias se manifestaban

en la concepción de la sociedad, que para Cesáreo no podía separarse un ápice de la

doctrina Nacionalsindicalista.

Este mismo año conoció Cesáreo a una chica, Gema, hermana de un camarada por el

que siempre tuvo un gran aprecio, cuya influencia sobre Cesáreo fue de grado mayor.

Relación que les llevó incluso a pensar seriamente en el futuro.

En estas fechas se desarrollaba un conflicto laboral en la SEAT de Barcelona. No

recordaba Cesáreo qué lo había originado, sin embargo, en el Círculo Doctrinal José

Antonio redactaron un número especial de “Rojo y Negro”que sería distribuido en la

factoría, pero como fuese que Antonio, el hermano de Gema, se incorporaba a filas de

manera inminente, para hacerle una despedida simpática, organizaron la distribución por

las viviendas de los trabajadores.

Las celebraciones del Primero de Mayo, se centraban en aquellos momentos en un

espectáculo deportivo cultural de primer orden.

Sí, comenzaba a verse alguna algarada por las calles, pero lo que atraía inexorablemente

la atención era la “demostración sindical”, como dieron en llamar a aquel espectáculo.

Los Coros y Danzas de la Sección Femenina del Movimiento ponían en escena las más

espectaculares danzas y cantos que, bajo una dirección seria y metódica rescató del

olvido canciones, bailes, instrumentos y costumbres propias del pueblo español.

También Cesáreo era de la opinión que, a pesar de ser muy buena esa demostración, el

régimen lo organizaba para distraer la mente de las personas; como retransmitía

Nada en común

30

acontecimientos deportivos de importancia en los momentos críticos, cuando se suponía

o se sabía que existirían convocatorias subversivas.

Esa creencia se convirtió en certeza cuando, ya en democracia, no es que

retransmitiesen un evento deportivo; es que el deporte pasó a ocupar, y desde ese

momento in crescendo hasta el momento en que Cesáreo estaba recordando, la principal

cuota en los informativos, en la televisión, en la radio, en la prensa... Las discusiones de

las personas no se centraban en si había terrorismo o delincuencia. Lo que importaba de

veras era si su equipo había ganado un partido o si el árbitro había marcado una falta

inexistente a favor del equipo contrario. Eso es lo que de verdad llenaba el espíritu de

las gentes en democracia.

El ocho de diciembre estallaba el escándalo REACE, cuando en Redondela

desaparecieron cuatro millones de kilos de aceite con un valor de ciento setenta

millones de pesetas. Un asunto que se llevó por delante la vida del máximo responsable

de la empresa y de su esposa, preámbulo de lo que pocos años después sería una norma

democrática. Don Mariano Rajoy, a la sazón juez del escándalo, llegaría a ser puesto en

entredicho por los voceros de la democracia, quienes le acusarían de tapar los intereses

del hermano de Franco, que aparecía con alguna implicación en el asunto.

1973

El terrorismo empezaba también sus ensayos. Así, el primero de Mayo de 1973 era

asesinado por el FRAP el subinspector de policía Antonio Fernández Gutiérrez y el

nueve de Junio, Carrero Blanco era nombrado Presidente del Gobierno. No detentaría

mucho tiempo el cargo, ya que el veinte de Diciembre un atentado terrorista acabaría

con su vida en una acción espectacular que nunca sería aclarada.

Una bomba colocada bajo la calle por la que iba a diario después de asistir a Misa hizo

saltar por los aires al automóvil donde viajaba. Literalmente por los aires, ya que el

coche fue levantado 20 metros y fue a caer en el patio interior de un convento.

El hecho sucedía a los seis meses de haber sido nombrado presidente del gobierno. Fue

nombrado presidente provisional Torcuato Fernández Miranda, el mismo que años más

tarde sería cabeza pensante de la naciente democracia.

La banda terrorista desbarataba los planes del régimen. El asesinato fue reivindicado por

sus asesinos, quienes afirmaron: “Luis Carrero Blanco, hombre duro y violento en sus

actitudes represivas, era la clave que garantizaba la estabilidad y continuidad del

sistema franquista. Es seguro que sin él las tensiones en el Gobierno entre la Falange y

el Opus Dei se intensificarán.”

Se comentó que el general Iniesta Cano, ordenó ocupar las capitales de provincia, pero

nada sucedió sino el luto y las condenas generalizadas contra los asesinos, mientras los

periódicos hablaban de “criminal atentado”... Ya llegarían los años en los que estos

adjetivos, serían erradicados del vocabulario periodístico. En el puesto de Carrero fue

nombrado Arias Navarro.

Nada en común

31

Cesáreo siempre fue contrario al terrorismo, pero también era contrario al régimen de

Franco. Ahora, no obstante, lamentaba profundamente haber combatido aquel régimen,

ya que consideraba que el sistema democrático es infinitamente peor.

Por todo ello recordaba con tristeza el anónimo que envió a El Pardo. Él, despreciador

nato de los cobardes que envían anónimos, despreciador nato de quienes desprecian la

vida y asesinan mediante actos terroristas o de aborto, tuvo la desfachatez de enviar un

anónimo irreproducible cuando unos terroristas acabaron con la vida del almirante

Carrero Blanco. Se preguntaba si, en el más allá, habrá sido perdonado por acto tan

cobarde. Recordaba la estructura del escrito, y esa era su penitencia. Ese era su castigo.

Los acontecimientos se aceleraban. Hasta el momento, y desde el 7 de Junio de 1968,

los terroristas habían segado la vida a 10 personas, y algunos culpables habían pagado

por ello. Sin embargo la prensa, contrariamente a lo que posteriormente sucedería en el

periodo democrático, se explayaba atacando a las organizaciones adictas al régimen del

momento.

Recordaba Cesáreo muchos detalles, pero en particular la revista Mundo, especialmente

incisiva con quienes no manifestaban principios estrictamente democráticos.

Recordaba en concreto aquel número de Junio de 1973, donde, con el mismo espíritu

democrático, monolítico años después, ponía en un mismo saco a organizaciones nazis

como PENS o CEDADE, racistas y abortistas como los propios demócratas, con

organizaciones nacionalsindicalistas como FRENS, FES o FSR, al tiempo que

propugnaba la ilegalización de publicaciones de los mismos.

En esos mismos momentos se estaba llevando a cabo el proceso 1001 contra diez

dirigentes de CCOO, cuya cabeza destacada era Marcelino Camacho, y que se había

iniciado el mismo día del asesinado de Carrero Blanco. El clima laboral estaba

caldeado. Sin embargo, el puesto de trabajo estaba asegurado por unas leyes que, en

democracia, acabarían siendo liquidadas en unas supuestas mejoras que dejaban a los

trabajadores desamparados y una Magistratura de Trabajo que acabaría transformada,

diluida, “nadeada”, en los Juzgados de lo Social.

En este año de 1973 se produciría la Guerra del Yom Kippur, entre árabes e israelíes.

Este conflicto tendría una gran repercusión en el precio de los hidrocarburos, pero para

los españoles, y por decisión del ministro de Economía, Barrera de Irimo, no tendría

repercusión directa.

1974

El doce de Febrero de 1974, el nuevo presidente del Gobierno, don Carlos Arias

Navarro, presentaba su proyecto político, conocido como el espíritu del 12 de Febrero.

La ley de prensa, la ley de asociaciones políticas.

Aperturismo era la palabra de moda. Empezada a hablarse de asociacionismo político, y

a esa idea se unían todos los órganos de expresión; aperturismo que era usado en todos

los ámbitos, incluso en el de la Ley de Selectividad, que comenzó a movilizar a los

grupos estudiantiles.

Nada en común

32

Se produjeron manifestaciones que alcanzaban grados importantes de violencia. Cesáreo

no participaba en ellas, si bien se vio envuelto en una refriega cuando en unos minutos

de descanso en el instituto se vio acometido por una carga de la policía.

Tuvo que correr. Nunca más corrió huyendo; un compañero de clase, que con él había

salido a tomar un refrigerio, tropezó y cayó a pocos pasos de las porras que le

perseguían. Cesáreo le ayudó y juntos salieron corriendo para reintegrarse a la clase.

Antes habían oteado la calle Vía Layetana. Se vislumbraba una importante jarana, pero

los estudiantes optaron por reincorporarse a la clase.

Había otros grupos falangistas que pugnaban por hacerse un lugar. La Ley de

Asociaciones de Arias Navarro posibilitó que intentasen organizarse. Entre ellas, y de la

mano de Roberto surgió el Círculo Eugenio d’Ors, donde acabó integrándose también

Cesáreo.

Hombre de acción, Roberto no dudaba en enfrentarse al sistema, valiéndose de las

armas que tenía a su alcance, realizando declaraciones que escocían. Bien entrada la

democracia el activismo de estas personas se vio encaminado a la nada.

La convulsión por el “aperturismo” había tomado cuerpo en la prensa democrática y los

Elipandos seguían con su acción demoledora de valores cristianos y disfrazada de

“aperturismo”. Añoveros publicaba una “pastoral” más que discutible desde el punto de

vista cristiano y avaladora de los principios democráticos.

Con motivo de esta “pastoral”, el 24 de febrero del 1974 el Gobierno de España entró en

un grave conflicto con la Iglesia, ya que se trataba de una homilía absolutamente

favorable al separatismo vasco, por lo que el Gobierno de Arias Navarro decidió

expulsar al Elipando; la jerarquía eclesiástica, tras la que estaba, lógicamente, el

Nuncio, Luigi Dadaglio, de sospechosa militancia masónica, amenazó con excomulgar a

todos los políticos responsables; se llegó a hablar de romper relaciones diplomáticas con

el Vaticano, pero, finalmente, Añoveros no fue sancionado.

Contra esta situación José Antonio Girón entonaba el 28 de Abril un canto del cisne.

Nada había que hacer. El treinta de Julio se presentaba en París la Junta Democrática y

el 1 de Septiembre se constituía la Unión Militar Democrática, al tiempo que el cinco de

Diciembre estallaba el Escándalo Sofico, arruinando con él a un nutrido grupo de

pequeños y medianos inversores.

El 2 de Marzo de 1974 fue ejecutado en Barcelona un asesino del Movimiento Ibérico

de Liberación, Salvador Puig Antich, y en Tarragona Heinz Chez, culpable del asesinato

de un policía. Nuevamente las democracias aprovecharon la oportunidad para cargar las

tintas contra España.

El 19 de julio, Franco, que estaba gravemente enfermo de flebitis, delegó

provisionalmente en su sucesor, pero el 30 de julio abandonó el hospital, y reasumió sus

funciones. El 13 de septiembre, el brazo armado de la democratización, la ETA,

provocó una masacre en la cafetería Rolando, de Madrid. Asesinaron a once personas y

produjeron más de setenta heridos.

Nada en común

33

Albert Boadella y su grupo teatral “Els Joglars” pusieron en escena una obra titulada “la

Torna”, en la que atacaban al régimen, viniendo a justificar, a la postre, la actividad

terrorista. Pasados los años, cosa curiosa, la cercanía ideológica, en lo tocante a la

unidad de España, era evidente entre Albert Boadella y Cesáreo.

En lo económico, España había sufrido un cambio radical, también en lo que respecta a

la geografía: “Cinco provincias, Vizcaya, Madrid, Guipúzcoa, Barcelona y Gerona

pasaron, en diez años, de absorber el 38,15% de la renta interior al 40,75%, mientras las

cinco más desfavorecidas, Orense, Almería, Granada, Cáceres y Málaga, en esos

mismos años descendieron del 5,31 al 5,13%”3.

1975

En 1975 fueron convocadas elecciones sindicales, a las que, en el banco se presentaron

Antonio Gordo y Cesáreo. Eran elecciones en el seno de la CNS, sin presencia de

sindicatos democráticos.

Como era previsible, salieron elegidos los históricos, junto a Antonio Gordo y Cesáreo,

que serían la oposición. Con ellos tomó contacto un sindicalista democrático, Agustín

Oset, proponiéndoles colaboración que si no hubiese existido por medio el Servicio

Militar de Cesáreo, con toda seguridad no se hubiese producido, pero que,

evidentemente, no se pudo demostrar.

En Julio de 1975 fue llamado a filas, en la Marina. En esas mismas fechas era

desarticulada la ETA; duro golpe a la democracia que sería paliado con la colaboración

desinteresada de todos los partidos democráticos. La Platajunta sería un importante

apoyo para su reorganización.

Durante el servicio militar conoció a alguien que se llamaba Puig Antich. No tuvo valor

suficiente para preguntarle si tenía parentesco con el ejecutado.

Por circunstancias que luego no llegó a entender, pero sin duda motivadas por el

momento, Cesáreo se manifestaba contrario a realizar el servicio militar, hasta el punto

que, contra las indicaciones familiares, marchó con su quinta en lugar de realizar las

milicias universitarias, como tantas veces le habían recomendado en casa, donde se

sentían orgullosos del grado de Alférez de Complemento alcanzado por su hermano

mayor.

Ya tenía aprobado el primer curso de Pedagogía, y a pesar de marchar a la “mili”, se

matriculó de segundo curso. De hecho, sólo le sirvió para disfrutar de permisos a lo

largo del servicio, que se vieron dilatados en mayor o menor medida como consecuencia

de las huelgas que posponían una y otra vez los exámenes.

El periodo de instrucción lo pasó en Cartagena, con bastante más pena que gloria. Se

sentía literalmente en la cárcel. Durante los primeros quince días no pudo salir para

nada a la calle; ni él ni nadie, claro está, y éste hecho le marcó en su espíritu de natural

rebelde.

3 “Índice” 1 a 15 de Abril de 1975

Nada en común

34

A pesar de que no se presentó voluntario, fue nombrado cabo de marinería. Su rebeldía

le llevó a no coserse jamás los galones de su grado, ni en Cartagena, ni en Vigo, donde

cursó como cabo teletipista, ni posteriormente en Las Palmas, donde fue como

voluntario, ahí sí, ya que se estaba gestando la Marcha Verde de Marruecos sobre el

Sahara, y en Las Palmas estaba la Comandancia Militar.

En la tétrica función histórica del marxismo, una nueva asociación de criminales había

inaugurado su actividad en 1975, para redondear la llevada a cabo por los “chicos de

ETA”. Era el GRAPO, quién en su negra historia aportó a los hitos del terrorismo más

de 80 nuevos asesinatos. No había problema: para la democracia, y para sus

paniaguados de la prensa, el terrorismo era, sin lugar a dudas, fascista, y fascista era

todo aquel que pensase fuera de lo políticamente correcto, entendiendo que lo

políticamente correcto era lo más alejado del humanismo, del patriotismo, de la libertad.

No importa que los asesinados fuesen, como es lógico, españoles, contrarios al sistema

democrático, católicos... La prensa, los partidos políticos, miembros de la misma espiral

que componía el terrorismo, cumplían su función. Los asesinos físicos, ponían la bomba

o daban el tiro en la nuca, y después de llevarse por delante lo que ellos denominaban

“fascista”, entraban en función los órganos de los partidos y de la prensa, catalogando

de “fascistas” y de desestabilizadores de la democracia a los asesinos, con lo que

conseguían el objeto final de sus ideales; a saber: asesinar al enemigo político y

culpabilizar del asesinato al enemigo político asesinado.

Con una peculiaridad: rara vez, a los terroristas se les denominaba de esa forma, sino

que eran conocidos como “jóvenes”, “miembros de la organización...” y demás lindezas.

Y estábamos en el régimen de “la oprobiosa”... Tan sólo un aperitivo de lo que le

esperaba a España una vez estuviesen libres para actuar todos sus enemigos...

En esa misma prensa podía leerse: “El obrero común no perderá nada con el

comunismo; en cambio, ganará muchas cosas que actualmente no tiene: seguridad en su

trabajo, en sus enfermedades, en su vejez, en la educación gratuita de sus hijos, en su

vivienda...”4. Cesáreo estaba suscrito a ésta revista, donde podían leerse ideas de todo

tipo y color; antítesis de Cambio16, y que a primera plana publicaba títulos como: “los

yacimientos de pobres y su explotación”; “¿Ganó Franco la guerra civil?; ¿para qué

sirve el ejército?; ¿somos borregos los españoles?”. Lógicamente, “Índice” no pudo

sobrevivir en democracia.

Durante su estancia en Vigo fueron fusilados cinco asesinos del FRAP. Nuevamente

vivió España el acoso de las democracias que, inexorablemente, no tenía parangón con

las inexistentes reacciones ante los atentados terroristas de quienes gozaban en el sur de

Francia de un santuario que les permitía huir de la Guardia Civil.

En esas mismas fechas fueron asesinados tres guardias civiles en Guipúzcoa.

Completaban, hasta el momento, 12 asesinatos durante ese año, y 43 desde el primer

asesinato de la ETA en 1968.

Antonio Garrigues apuntaba la crisis de la Jerarquía eclesiástica: “La antítesis

cristianismo-marxismo todavía se mantiene bastante intacta en el campo teórico, pero en

el práctico esa contradicción en términos se ha reblandecido en parte por la

desorientación eclesiástica y en parte por las tácticas del marxismo, que han decidido

4 “Índice” 1-5-1975

Nada en común

35

superar barreras formales en beneficio de sus objetivos finales. Para los marxistas, un

católico confuso es más efectivo en la práctica que un teórico convencido”5.

Por su parte, los partidos políticos no disimulaban su connivencia con la ETA, Así en

Septiembre de este año y en el manifiesto-programa del PCE, firmado por el genocida

de Paracuellos, Santiago Carrillo, se lee en su página 141: “Todos los marxistas, todos

los revolucionarios tienen un puesto en el Partido Comunista. La incorporación al

partido de diversos sectores de ETA y la entrada colectiva de Bandera Roja demuestran

que organizaciones procedentes del nacionalismo revolucionario...” Nada de esto, por

otra parte, resultaba llamativo para Cesáreo.

En el cuartel de la ETEA (Escuela de Telecomunicaciones y Electricidad de la Armada),

o Escuela de Tontos Engañados por la Armada, como familiarmente se conocía la

institución, se instó a los soldados para que asistieran al funeral que se celebraría en la

Catedral. No obstante, existió una contra orden. Nadie debía salir del acuartelamiento.

Nunca sabremos el motivo de la contraorden, pero Cesáreo escuchó consejos de un

compañero instándole a que no atendiese la orden. Entre orden y orden, aún existiendo

contraorden por medio, sabía Cesáreo qué era lo que debía hacer, y se las agenció de

forma que le dejasen salir del acuartelamiento, y asistió, a título personal, al funeral de

aquellos hombres.

La indignación era general. Ya en la calle, se hizo un clamor la petición de pena de

muerte para los asesinos.

A la vuelta al cuartel, fue llamado Cesáreo al despacho del oficial de guardia, quién le

demandó de dónde venía. No en vano ya era conocido como desadepto al régimen.

Cesáreo, que nunca supo mentir, dijo claramente que conocía la contraorden, pero que

su espíritu de español, de cristiano y de persona le exigieron desatenderla. Esperaba un

arresto. Se quedó esperando.

Un momento agradable era el de la instrucción militar, y es que, entre los cursillistas

había un chico que medía menos de un metro cincuenta. Ese no era el motivo de la risa;

bien al contrario, Cesáreo sentía admiración por aquella persona que, pudiendo librarse

del servicio militar, fue voluntariamente.

El motivo de la risa era que, planteada la formación, el compañero bajito quedaba, solo,

en la última fila. Mientras la formación discurría encabezada por los más altos no había

ningún problema, pero la chirigota llegaba cuando ordenaban media vuelta, ¡ar! Seguía

la formación normalmente unos pasos, pero al poco, la carcajada era general, y es que,

como le faltaban referencias al que iba solo en cabeza, inexorablemente se desviaba en

un ángulo de cuarenta y cinco grados con relación a la formación. Ahí era el grito del

sargento, que ordenaba firmes para, inmediatamente, con el mosquetón suspendido en el

aire y cogido sólo con los dedos obligaba al paso ligero.

Era primeros de Noviembre cuando tras Vigo, recibió en Barcelona la notificación de

nuevo destino. Sucedía que le ordenaban marchase de inmediato a Las Palmas.

5 “Índice” 1 a 15 de Abril de 1975

Nada en común

36

Como su amigo Santiago trabajaba en la Compañía Transmediterránea, le pidió los

billetes y el consejo. Fue rápida la decisión, y es que al día siguiente partía el “Ernesto

Anastasio”; barco de carga que hacía escala en Valencia, Alicante, La Palma, Tenerife y

Las Palmas, en cuyo trayecto tardaba siete días. Otra alternativa era el “JJ Sister”, que

saliendo dos días después llegaba dos días antes.

Recibió un trato extraordinario en el barco, donde topó con la fauna más extraña que

pudiera imaginarse. Gente rara, recordaba. Viaje extraordinario, tranquilo y cómodo,

con turismo incluido.

Para evitar problemas, los libros de lectura que llevó Cesáreo a Las Palmas eran “El

Nuevo Testamento” y “La Ciudad de Dios”, de San Agustín.

Relativamente pronto acabó con éstas lecturas, y como iba decidido a no meterse en

follones, optó por la lectura generalizada, Marcial Lafuente Estefanía, pero esa afición

duró poco, y pasó a lecturas más acordes con su espíritu.

Sin embargo, durante las guardias tenía muy pocas posibilidades de lectura. La Marcha

Verde no era ninguna broma, y los moros estaban ahí... y para eso había pedido

voluntariamente este destino.

No obstante, no fue destacado en El Aaiun, sino que permaneció en Las Palmas. El

trabajo era frenético. Los teletipistas sólo tenían la obligación de permanecer en su

puesto durante las guardias, pero la verdad era que otros compañeros, y por supuesto

Cesáreo, doblaban guardias de manera voluntaria. A Cesáreo no le costaba mucho

hacerlo, porque conoció tantos arrestos como permisos para exámenes. Más o menos,

una tercera parte de arrestos, una tercera parte de permisos y una tercera parte de mili

normal.

Marruecos amenazaba con la invasión del Sahara con una marcha que, anunciaban,

estaría compuesta por 350.000 desarrapados. La ONU y los EE UU respaldaban las

actuaciones del tirano marroquí, mientras el gobierno del Príncipe pactaba a espaldas

del pueblo español y del pueblo saharaui la venta del territorio a su “hermano”

marroquí.

José Solís Ruiz, “La sonrisa del régimen”, a la sazón ministro secretario general del

Movimiento, fue el encargado por parte de la Regencia para llevar a efecto la venta del

Sahara. El 22 de Octubre, tras dos entrevistas con Hassan II, declaraba que habían

dejado abiertas las puertas para posteriores conversaciones. No cabía duda, la venta

estaba pactada entre el gobierno de la Regencia y el invasor marroquí. Sólo había que

esperar la muerte de Franco para perfeccionar el trato.

Todo lo demás, pura pantomima. Quienes fueron voluntarios a defender unos valores,

verían traicionada su entrega; tan traicionada como los propios saharauis, que se

manifestaban dispuestos a defender su territorio.

Alrededor del Sahara, en territorio marroquí, se concentraban multitudes de

desarrapados procedentes de todo el mundo árabe, mientras Solís anunciaba que las

conversaciones con Marruecos llevaban buen camino, y el hermano marroquí del por

Nada en común

37

entonces príncipe de España por la gracia de Franco, exigía vasallaje a los habitantes del

Sahara. Franco, mientras, se encontraba clínicamente muerto.

Por su parte, delegados del frente Polisario llevaban a cabo conversaciones tendentes a

que la venta no se llevase a efecto. Cesáreo, en Las Palmas, también mantuvo algún

contacto, en el convencimiento de que el Ejército Español no dejaría en la estacada al

pueblo saharaui.

El 6 de Noviembre comenzó la Marcha Verde, la presupuestada invasión del Sahara por

parte de Marruecos que venía anunciándose meses atrás con el objeto de amedrentar al

gobierno español, y a la que se unían “intelectuales” agarenos de otros lugares;

centenares de miles de desarrapados dispuestos a tomar un territorio que jamás debió

caer en su poder.

El Ejército español, al mando del general Gómez de Salazar minó el territorio

fronterizo, y manifestó que tras las medidas disuasorias, dispararía si fuese preciso, al

tiempo que en El Aaiun se manifestaba la población saharaui en defensa de su

independencia. Pedía a España que cumpliese con su obligación. Pero España ya estaba

en manos de sus enemigos; de los enemigos del pueblo saharaui, y de los enemigos de

España.

El catorce de noviembre, el gobierno de J. Carlos hizo una declaración en la que

entregaba el Sahara a Marruecos.

Llegó el 20 de Noviembre, cuatro y media de la madrugada. Cesáreo estaba de guardia,

y los teletipos comenzaron a funcionar de manera frenética. La duda pasó por la cabeza

de los que estaban de guardia. ¿Sería algo del Sahara?

Era la notificación de la muerte del Caudillo. Una fotografía hecha con teletipo se

plasmaba sobre el papel. Cesáreo cortó la cinta de teletipo. ¡Cuántas veces se habrá

arrepentido de este acto reflejo! Tuvo un documento histórico en las manos, que podía

haber hecho propio, y lo destruyó.

A partir de aquel momento comenzó uno de los momentos más tristes de la historia de

España. Cesáreo no sintió la muerte de Franco; es más, confió que con la misma llegaría

para España el momento del resurgir. ¡Qué error!

Centenares de miles de españoles despidieron emocionadamente a Franco. Cesáreo no

logró entender el hecho hasta décadas después.

Juan Carlos de Borbón I, ese ser creado a espaldas de España, pronunció un discurso

tras el juramento como rey, que nada aportaba al entendimiento de lo que maquinaba

sobre España. Marcaba a Franco como fundamental “para entender la clave de nuestra

vida política contemporánea”.

Para las Fuerzas Armadas, la ambigüedad: “deben tener la eficacia y la potencia que

requiere nuestro pueblo”. Naturalmente, todo dependía del sentido que se le quisiese dar

al pueblo. También manifestó que quería restaurar “la integridad territorial de nuestro

solar patrio”, con clara referencia a Gibraltar. Bien, quién quiso entender las palabras

con esperanza, vería truncada la misma. No era eso lo que el Borbón pretendía para

España.

Nada en común

38

Los buitres comenzaron su labor. José Solís, encargado por quién ya era rey, se

desplazó a Marruecos para tratar la venta del Sahara Occidental. El dieciocho de

Noviembre, dos días antes de la muerte de Franco, se trataba el asunto del Sahara en la

ONU; España se comprometía a abandonar el territorio antes del día veintiocho de

Febrero de 1976. Jaime de Piniés, embajador de España ante la ONU, hizo referencia a

Gibraltar. Puro trámite.

Ya no había Marcha Verde. Ahora comenzaba la evacuación del Sahara; una de las

páginas más vergonzosas de la historia de España. No cabía duda, había llegado la

primera base de la democracia.

Continuaba el trabajo. Ya era manifiesto que el ambiente de guerra que vivía la ciudad

de Las Palmas, con la infantería de marina preparada para entrar en acción en cualquier

momento, iba a acabar en breve, y así sucedió. La indignación era general, desde el

almirante jefe de la Zona Marítima de Canarias hasta el último marinero. Todos se

sentían traicionados.

Las tropas españolas en el Sahara se replegaron ante la triste mirada de los saharauis,

que veían cómo el enemigo marroquí esperaba en la frontera que el último soldado

español embarcase para lanzarse como buitres sobre el territorio y las personas recién

compradas. Cesáreo recibió el último parte emitido por radio desde el Sahara. El general

Gómez de Salazar se puso al micrófono y reclamó la presencia del Almirante.

El cuadro que presentaba el centro de transmisiones de la Comandancia General era

tétrico. El general Gómez lloraba, se lamentaba de la situación en que se encontraba y

que condenaba a España a uno de los más tristes papeles en la historia. Vencida y sin

haber presentado batalla, y el pueblo sahariano, al albur de su enemigo.

Los soldados españoles, tras destruir las infraestructuras de Villa Cisneros, entregaron

armas y pertrechos al pueblo que, indefenso, abandonado miserablemente por quién

tenía la obligación moral de defenderlo, aguardaba la invasión de su peor enemigo.

Página cerrada para la incipiente democracia española. Todo lo que quedaba por hacer

se tramitaría en la sordidez de los despachos diplomáticos. Y la mancha sobre España

perduraría por los siglos de los siglos.

Evidentemente, no había sido España la culpable de la situación, sino la corona y los

políticos. Con ese acto marcaron lo que tenían previsto realizar con España. Tarde o

temprano lo conseguirían.

Al releer el primer mensaje de Juan Carlos de Borbón como rey impuesto por Francisco

Franco, no puede el lector hacer otra cosa que ruborizarse. ¿Habrá vuelto a leerlo quién

lo pronunció el 22 de noviembre de 1975?: “La corona entiende como un deber el

reconocimiento y la tutela de los valores del espíritu”.

Todo lo planteado en el discurso como esencial fue metódicamente combatido y

aniquilado por los sucesivos gobiernos de la monarquía. El muerto al hoyo, y el vivo al

bollo.

Nada en común

39

Las muestras de dolor por la muerte del caudillo fueron impresionantes. No obstante,

con el cadáver aún caliente, el 29 de Diciembre, la revista Cambio 16, que en la feroz

censura del régimen fenecido se permitía atacar lo que le placía, publicaba un editorial

que con el título “Feliz año libre” reclamaba enterrar por fin una guerra civil que sólo

ellos mantenían viva, en su revanchismo.

En el primer gobierno de la Monarquía entraron como ministros personajes como

Manuel Fraga, en Gobernación; Areilza, en Asuntos Exteriores, y Antonio Garrigues, en

Justicia, todos estaban comprometidos con intereses extranjeros como la United States

Steel, IBM, Rank Xerox o General Electric, pero quien acabaría siendo definitivo fue

Torcuato Fernández Miranda, que nombrado presidente de las Cortes, acabaría siendo el

verdugo de las mismas.

El 20 de Diciembre se arriaba por última vez la bandera de España en el Sahara.

Paros, manifestaciones convocadas por todos los partidos democráticos al alimón con la

ETA, huelgas, atentados, secuestros, permitían que “El Correo Catalán” titulase el 18 de

enero. “AYER, UN DIA ALGO MENOS CONFLICTIVO”.

Desde 1968, el terrorismo (¿hay que aclararlo?.... marxista. ¿Acaso hay otro?), había

segado la vida a 43 personas... Y los terroristas que habían sido detenidos, ejecutados.

1976

Durante el año 1976, ETA segó la vida de diecisiete españoles más. El terrorismo se

hacía amo de España; quién sería árbitro de la política nacional hasta ser

definitivamente amo ya en el nuevo siglo XXI, inauguraba el año con un atentado

terrorista en el “Metro” de Madrid el día 13 de Enero. Ni mucho menos sería el único

atentado del mes, ni del año, ni del siglo... Pero ése era el precio que había que pagar

para llegar a la democracia.

El veintiséis de Marzo nacía la Platajunta (Coordinación democrática); el seis de abril se

fugaba de la cárcel de Segovia, de manera espectacular, un grupo de terroristas de ETA;

el cuatro de Mayo salía el primer número de “El País”; el 22 de Mayo el primer número

de la revista pornográfica “Interviú”; el 9 de Octubre se fundaba Alianza Popular, y el

diecisiete de Octubre “Diario 16”. No cabía duda, estábamos en democracia. Mientras,

en Las Palmas, Cesáreo continuaba su servicio militar. Propuesto para condecoración al

Mérito en el Servicio, fue finalmente desestimada la misma, que sí recayó en aquellos

compañeros que habían cubierto la totalidad del conflicto.

La vida en el cuartel se relajó bastante, y como estaba bastante tiempo arrestado, fuera

de las necesidades del servicio, tuvo más relación con el resto de la tropa, de la que por

cuestiones del propio servicio estaba desconectado en muchos aspectos.

En el cuartel había una fauna curiosa entre la que destacaba un pobre chico con más

sombras que luces; un pobre chaval con un coeficiente intelectual rayano en la

subnormalidad; era conocido como “el Melilla”, ya que era de esa ciudad.

La ociosidad, madre de todos los vicios, hizo que otros marineros con alguna luz más

que éste pobre chico, le hiciesen creer que él era medio moro, y que a los moros les

Nada en común

40

daba igual los hombres que las mujeres, así que, por lo visto (ese rumor corrió por el

sollado), una tarde, los “más listos” y el pobre Melilla, cogieron por su cuenta a otro

pobre chico que acababa de incorporarse y que por lo visto era invertido, y encerrados

en la cocina, el Melilla violó al otro.

Si es cierto el hecho o no, no lo pudo asegurar nunca Cesáreo. Sí recuerda, no obstante,

que en alguna ocasión los vio cruzándose, momento en que “el Melilla” le hacía al otro

algún gesto obsceno.

El aflore de los invertidos, que con tanto esplendor decoran el sistema democrático,

tuvo sus raíces en el régimen anterior. Hoja del Lunes de 15 de Septiembre de 1975 se

hacía eco de la representación de una comedia, en Madrid, donde se alababa este

horrible vicio.

Había más vicio en la Comandancia. Otro teletipista fumaba hachís. Con éste chico tuvo

otro problema. Recuerda cómo en una ocasión que estaban los dos arrestados, estaba

tumbado en la cama, en el sollado, y el sargento de guardia realizó una batida para

movilizar ociosos. Cesáreo llamó a éste chico, que no le hizo caso. Se acercó más, lo

zarandeó y seguía sin decir nada.

Llegó a darle de tortas, momento en que el otro se levantó, ebrio, y Cesáreo lo quitó de

en medio, llevándolo al servicio de transmisiones, donde había una cama, para las

guardias.

Cuando al día siguiente se había despejado, confesó no recordar absolutamente nada;

sólo que lo había pasado terriblemente mal. No era alcohol lo que llevaba en el cuerpo,

sino l.s.d. Pero lo que le causó especial indignación fue el trato con el simpático Pepe

Luis.

Era éste individuo un gaditano chistoso y juerguista, y “salao”. Con él hablaba Cesáreo

de muchas cuestiones, pero eran las filosóficas las que más atraían a Pepe Luis; en ellas

mostraba no tener la más remota idea, pero disfrutaba escuchando las explicaciones de

Cesáreo, a quién acabó apodando Alquimio. Alquimio por aquí, Alquimio por allá, Ja

ja, je je. El asunto es que el citado Pepe Luis, además de lo apuntado, era un invertido;

era “el invertido”; era el que organizó lo del Melilla.

Las buenas relaciones acabaron de pronto, radicalmente y sin posibilidad de vuelta atrás

una tarde que, encontrándose en la ducha Cesáreo, solo, apareció por allí Pepe Luis con

intenciones aviesas.

Cesáreo era un hombre de sangre caliente, y su aguante y trato simpático, ante un hecho

como ese, se colmó hasta los topes de forma virulenta. Mostró lo que puede hacer un

Alquimio cabreado hasta el infinito, y le mostró la ubicación de la enfermería. Y un

aviso taxativo: En adelante, si se le ocurría acercarse a más de diez pasos de su persona,

se vería forzado a volver a la enfermería. No era cobarde Cesáreo, ni en esa ni en otras

situaciones.

Con más tiempo libre, se dedicó a participar en la lucha política de Las Palmas. En el

Círculo José Antonio tomó contacto con José Manuel, una extraordinaria persona con

quién jamás rompería totalmente su relación, y con un individuo, Fernando Cabrera, un

Nada en común

41

elemento pequeño de cuerpo y de alma, capaz de destilar, como las víboras, los peores

venenos. Participaban en conflictos de distinto cariz, especialmente de carácter laboral,

bastantes de los cuales, de forma misteriosa, resultaban fallidos.

Comenzaron a nacer sospechas, y de contactos procedentes de militantes del PCE y del

PSOE, Cesáreo llegó al conocimiento de que el citado Fernando Cabrera, alias “El

loro”, era confidente del S.I.M. Tras un enfrentamiento más que acalorado, Cesáreo

tuvo la triste sorpresa de encontrar al mentado individuo en la Comandancia General.

No podía ser otro el motivo que chivarse de las actividades subversivas llevadas a cabo.

En connivencia con un compañero granadino, militante del PCE, organizaron una

coartada que alejaba a Cesáreo del lugar, el día del hecho problemático. Si fue por la

coartada o por otro motivo, el caso es que el momento de crisis pasó sin consecuencias.

El núcleo falangista de Las Palmas, como consecuencia del hecho, quedó totalmente

desestructurado, y Cesáreo fue introducido en la sede del PSOE, que a la sazón no

estaba legalizado, sino simplemente tolerado.

Pero evidentemente tampoco ahí estaba su sitio. Asistió a varias tertulias, en las que,

como tenía por costumbre, participaba activamente, hasta que un día le prohibieron la

entrada. Motivo: divergencias ideológicas. Y es que Cesáreo, continuaba formándose

desde aquellos ya lejanos días del Círculo José Antonio de Barcelona. Quién en 1980

sería alcalde de Las Palmas, Juan Rodríguez Doreste, fue quién prohibió la entrada en la

sede del PSOE a Cesáreo.

Por aquellos entonces había abordado la lectura de la obra de Nietzsche. Quiso la

fortuna que un día que estaba leyendo “Así habló Zaratustra”, dejase el libro encima de

un teletipo para atender un mensaje que se estaba recibiendo, con tan mala fortuna que,

en ese preciso momento, pasó el oficial de guardia a alguna cosa.

Al ver la obra allí preguntó airado quién era el lector. Cesáreo respondió que él,

debiendo dar las oportunas explicaciones, indicando que era estudiante de Pedagogía,

que estaba matriculado en la Universidad de Barcelona, y que la lectura de aquella obra

era de carácter obligatorio.

En general, la relación que tuvo con la oficialidad fue extraordinaria. En particular

recordaba con cariño a don Mario, Teniente de navío con una bondad, un patriotismo y

una cultura exuberantes.

Otra cosa recordaba de la suboficilidad. Excepción hecha de don Aurelio, un

subteniente chusquero, bonachón, fumador empedernido y comprensivo con sus

subordinados, de un sargento de milicias y de un tercer sargento, el recuerdo es bastante

triste. Afortunadamente, con los que tenía relación era con estos y no con los otros,

alguno de los cuales le tenía particular inquina. El peor de ellos era un borrachín nada

simpático, que se pasaba las guardias escupiendo pipas.

Mientras, en Barcelona, un payaso ordenado sacerdote, Luis María Xirinacs, montaba el

espectáculo ante la cárcel modelo pidiendo amnistía. Por su parte, patriotas le visitaban

ocasionalmente y le lanzaban bolsas de basura.

Nada en común

42

No era el único payaso que actuaba. El circo se estaba montando a toda velocidad y

todos querían tomar parte en el mismo. Comenzó a estudiarse la reforma de las cámaras

de representación, y las manifestaciones se sucedían. Los partidos políticos, de hecho

autorizados, exigían reconocimiento público y amnistía, al tiempo que los fantasmas del

pasado, los genocidas, la Pasionaria, Carrillo, hacían gestiones para volver del exilio.

Con sentido distinto, la revista Cambio 16, en el editorial del 26 de Enero apuntaba:

Los extremismos de uno y otro signo empiezan a desenfundar ya las espadas”. La única

verdad es que, a esa fecha, los del único signo que mataban se habían llevado por

delante a Manuel Vergara Giménez, guardia civil. Pero eso no tenía importancia. El

artículo terminaba con algo que se asemejaba a una amenaza: “O el gobierno toma la

iniciativa y nos fija cortos plazos para la democracia, o la triste sombra de Berenguer y

Caetano volverá a pesar sobre nuestras cabezas”.

En la misma revista, en su página 11, un artículo sobre el último asesinato de ETA y el

último secuestro, trataba a este grupo terrorista como “la Organización ETA V

Asamblea”, lo cual venía a demostrar “las tensiones entre los diversos grupos de ETA”,

y no precisamente otra cosa. Refiriéndose a los terroristas hablaba de “los jóvenes”, y es

que, por lo referido en el mismo artículo, el trato de la revista con los terroristas era

bastante fluido.

El acoso a las fuerzas del orden por parte de la prensa y de sus amos era evidente. Toda

provocación era presentada como un acto democrático, y toda represalia a esa

provocación, un punto más que vandálico. Las fotografías de policías cargando contra

los provocadores no eran contrarrestadas por otras fotografías ni por otros comentarios.

No obstante, en la revista Ciudadano de 15 de Febrero de 1976, en su página V, aparece

en primer plano un personaje enigmático, con gabardina y ajustándose unas gafas

negras, detrás del cual un policía antidisturbios esgrime una porra. Cesáreo siempre se

había preguntado sobre el significado de esa fotografía, sin haber conseguido sacar

ninguna luz.

El 5 de Abril, la revista Cambio 16 titulaba un artículo: “Impunidad”, pero contra lo que

pueda parecer, no hablaba de la impunidad con que actuaban los terroristas (El día

cuatro habían asesinado a dos inspectores, y el día 30 de Marzo a un obrero en

Placencia de las Armas), sino al hecho de que el director de “Doblón” “fue secuestrado

a punta de metralleta y torturado metódica y despiadadamente”, y reclamaban que

fuesen “detenidos los terroristas que le torturaron”.

Amén de que las torturas infligidas no necesitaron ningún tipo de asistencia médica,

Cesáreo quedaba extrañado al observar que, contrariamente a lo que ocurría al referirse

a los culpables de asesinato, a quienes se les denominaba “jóvenes”, en éste caso, a

quienes maltrataron al periodista democrático, se les denominaba claramente terroristas.

Curiosa diferenciación.

Como curiosa fue la denegación de permiso para celebrar una manifestación de “apoyo

al régimen y de rechazo a la subversión”, solicitada el 2 de Abril de 1976 por la

Confederación Nacional de Combatientes. Como curiosa fue la actuación del Cardenal

Jubany, quién invitado a celebrar una misa en las Atarazanas de Barcelona el 4 de Abril

del mismo año, se excusó, y no contento con ello, forzó que no se celebrase la liturgia,

a la que asistían unas 14.000 personas.

Nada en común

43

Curiosa actitud de un arzobispo que acompañó a las fuerzas nacionales en la liberación

de Barcelona, y que en 1960 afirmaba: “Todos los que recordamos aquellas fechas

sabemos lo que había de cristiano y de católico en las banderas victoriosas desplegadas

al viento de los Ejércitos Nacionales, y lo que había también de anticristianismo, de

persecutorio, en la zona que entonces se derrumbaba estrepitosamente en el fracaso más

rotundo de su derrota”.

Evidentemente, el terrorismo siempre ha conocido varios frentes; en el periodístico, el

periódico órgano del sistema “El País”, procuraba el constante entontecimiento de la

población, y ante un atentado (otro más) cometido en esa ocasión contra el coche de

Blas Piñar, no dudó en afirmar: “Ni contra los violentos queremos la violencia”.

Sucedía el 19 de Junio. Parece que en su lucha terrorista por crear confusión siempre

fueron avanzados en confundir “información” con “tergiversación”.

Lo que triunfaba en 1976, sin lugar a dudas, era el “destape”. La máxima libertad era

mostrar desnudeces. No era sino el principio.

El 1 de Julio dimitió Arias Navarro, y en su lugar fue puesto Adolfo Suárez quién en

opinión de Cambio 16 sería capaz, junto a Fernández Miranda, de utilizar el sistema

contra sí mismo... Efectivamente, el 14 de Septiembre se publicaba el decreto ley de

amnistía, que ponía en libertad a culpables de actos terroristas cometidos hasta 31 de

Julio de ese mismo año. Naturalmente, los presos comunes protestaron por la medida,

claramente discriminatoria.

El 10 de septiembre, Suárez presentó el proyecto de reforma, que sería aprobado el 18

de Noviembre mediante una operación que acabaría conociéndose como “el harakiri”.

El 15 de Diciembre el texto fue aprobado en referéndum, confirmando la creencia de

que todo referéndum es ganado por quién lo convoca.

Los progres no dudaban en identificar la pornografía y la deshonestidad con la libertad y

con la democracia. Ante semejante hecho, Cesáreo no dudaba en preguntar a quién tal

afirmaba si es que ellos, antes no... A lo que parece, evidentemente no...

La pornografía no es sino la expresión máxima de la impotencia, de la incompetencia

física e intelectual; artículos de consumo para los pobres seres mutilados intelectual y

físicamente, pero mutilados por su propia incapacidad, en absoluto achacable a nadie

más que a ellos mismos.

Combinando tergiversación política y manipulación sexual, proliferaron publicaciones

que, como la revista pornográfica “Intervíu”, contaron con notable preeminencia el los

quioscos. Luego llegaría a los cines, para terminar invadiendo todos los ámbitos,

especialmente la televisión. Hoy, la pornografía es el primer elemento de manipulación.

Pornografía e información deportiva pasaron a ocupar el primer puesto de

“información” ofrecido al pueblo español.

Llegó la hora del licenciamiento, y Cesáreo vio alargada su estancia en el Ejército, muy

a su pesar, mientras veía cómo sus compañeros de curso eran licenciados. Era el precio

Nada en común

44

que tenía que pagar por díscolo. Finalmente, a primeros de Diciembre de 1976 se vio

con “la blanca” en el bolsillo y marchó a casa.

Al aterrizar en El Prat, lo esperaba Gemma, pero la recepción no fue la que esperaba.

Estaba seria y nerviosa. Finalmente le espetó lo que la tenía en esa situación: le había

dado el salto con otro... pero ya había roto, le prometió llorando.

Su madre y su hermana mayor sufrieron la situación... Y su amigo Santiago, a quién

dedicaba el tiempo que, para descanso de su familia, salía a tomar el aire. Santiago era

lo que se llama un cachondo de tomo y lomo. La verdad es que, juntos, se lo pasaron de

maravilla.

El 30 de Diciembre era puesto en libertad Santiago Carrillo, que había sido detenido por

la policía el día 22 anterior. En vez de juzgarlos por genocidio, acabaría situándose

como padre de la constitución democrática. Mientras, Adolfo Suárez tomaba contacto

con los terroristas de ETA. Evidentemente, las cosas habían cambiado en España.

1977

El terrorismo estaba conformando la democracia. La indefensión ya era manifiesta,

hasta el extremo que el Presidente de la Diputación de Vizcaya, que dimitió por la

legalización de la bandera de la ETA, la ikurriña, envió una carta abierta al Ministro de

la Gobernación, Martín Villa, exponiendo el caso. Entre el texto había una frase

significativa: “En 1977 no se desea ser valiente, porque ya se sabe dónde se acaba”... El

8 de octubre era asesinado. También aseveró que “nuestra bandera jamás será respetada

por los partidarios de su ikurriña”

El exilio de Vascongadas comenzó a acelerarse. Todo aquel que no era connivente con

el terrorismo o no era lo suficiente precavido y callaba era señalado como reo de

muerte. La prensa democrática jugó un importante papel en este sentido. No, ni los

políticos ni los periodistas, ni los infiltrados en el clero eran cómplices de nada. Salieron

cerca de doscientas mil personas.

El 24 de enero de 1977, terroristas de ultraderecha asesinaron a cinco personas, de las

que cuatro eran abogados laboralistas comunistas, en la calle Atocha. Entonces, y sólo

entonces, los partidos democráticos se atrevieron a condenar el terrorismo.

El sistema aprovechó esta circunstancia, probablemente promovida por ellos mismos

para justificar lo que iban a hacer, y Suárez anunció la legalización del PCE el 9 de

abril, Jueves Santo, aprovechando las vacaciones de Semana Santa. El 18 de Febrero

había sido legalizado el PSOE. En esas mismas fechas se decretó la disolución del

Movimiento Nacional.

En mayo, el industrial José María Bultó era asesinado por los catalanistas aprendices del

terrorismo etarra.

En el peor de los casos, y suponiendo que los periodistas tuviesen razón al afirmar que

los atentados eran obra de quienes estaban dispuestos a un golpe de estado, el balance

de muertos en atentado era francamente favorable a los jóvenes democráticos frente a

Nada en común

45

los fascistas terroristas: 65 asesinatos desde 1968, contra cinco. Con una peculiaridad:

en año y medio habían asesinado a 22 personas, el 50% de los que se habían llevado por

delante en siete años.

El 15 de junio de 1977 se convocaron elecciones que fueron ganadas por la UCD de

Adolfo Suárez, con mayoría absoluta, y con una abstención del 20.98%. Pero la UCD

no era sino un azucarillo que acabaría deshaciéndose en la sentina democrática. Era el

germen de esa sentina, instrumento imprescindible de la misma.

De inmediato, las cortes resultantes, contraviniendo todo principio del derecho, se auto

invistieron de su calidad de cortes constituyentes, dando paso a la redacción de la

constitución que sería autorizada en las mismas, y a la que revestirían con una pátina de

legalidad mediante un referéndum, de esos que ganan siempre los convocantes, el 6 de

diciembre de 1978.

En estos años, las obras públicas eran inexistentes. No faltaba quien afirmara que esa

situación estaba provocada por el crecimiento desmedido que comenzaban a tener las

distintas instituciones, y que incrementaría su número hasta casi el infinito.

Cesáreo recordaba con sorna que, pocos años antes, a partir de la supuesta llegada a la

luna por los EE UU en 1969, se hacían chistes afirmando que si España hubiese querido

habría llegado antes poniendo, uno encima de otro a policías y funcionarios.

Es el caso que, los gobiernos de Suárez, acobardados por las críticas sarcásticas sobre

las obras llevadas a cabo por el régimen del que él mismo había sido un alfil de

importancia, y de las que a la postre se sigue beneficiando España, no realizaba ni aún

reparaciones perentorias en las infraestructuras. Bastante tenía con procurar evitar

conflictos en los funerales por los asesinados por el terrorismo.

En lo económico, como en lo político, el estado estaba esperando instrucciones

extranjeras. La inflación estaba a niveles del 20% en 1976 y pasó al 44% a mediados de

1977 frente al 10% de promedio de los países de la OCDE. El paro empezó su largo

crecimiento: ya se situaba en 900.000 personas de las cuales sólo 300.000 recibían

subsidio de desempleo y seguiría subiendo.

Los gobiernos de la democracia sólo encontrarán un pozo sin fondo con el que tapar su

inoperancia: los fondos de la Seguridad Social, que quedarán exhaustos, y es que algo

debían hacer, porque según Enrique Fuentes Quintana, «O los demócratas acaban con la

crisis económica española o la crisis acaba con la democracia». Poco importaba que a la

postre acabaran con el porvenir de todos los españoles: lo importante era que no se

acabase la democracia.

Por el banco pasaba a entregar documentaciones de una empresa cliente una chiquilla

exuberante que portaba un cesto del que colgaban dos cintas, una roja y otra con las

barras catalanas.

En la primera ocasión, concertó Cesáreo una cita vespertina con ella. Fue el principio de

un corto idilio. Al siguiente día apareció Cesáreo en el banco con las cintas en disputa.

Nada en común

46

Desde que volvió del servicio militar, acostumbraba Cesáreo a pasar, además de algunos

fines de semana, parte de las vacaciones estivales en Gascueña. Allí tuvo un idilio con

una chica del lugar, María, que a pesar de la claridad en la exposición de intenciones

que había hecho, no dudaba en acompañarle.

Lo que no dejaba de llamar su atención era que, de manera inexorable, cuando recalaba

en el pueblo, recibía la visita de la Guardia Civil. Pero no es que estuviese vigilado,

¡que va! La democracia no vigila a nadie.

Para facilitar la labor de la Benemérita, acabó llevando una carabina del 22, e

inexorablemente, se pasaba por el cuartel, donde buscaba a un guardia en concreto, con

el que iba a disparar unos cartuchos. El guardia en cuestión, como el que no quiere la

cosa, cogía un casquillo y lo guardaba. Hacía un buen servicio la Benemérita. Cesáreo

preguntaba al guardia si es que estaban preservando la integridad de los terroristas.

El 11 de Septiembre de este 1977, el establishment democrático organizó una inmensa

manifestación en Barcelona, en apoyo del Estatuto de autonomía. Congregó casi tantas

personas como las concentraciones que en recuerdo del Generalísimo Franco se

celebraban en Madrid cada 20 de Noviembre. Reclamaban “llibertad, amnistía y estatut

d’autonomía”.

Comenzaron a regresar las momias del exilio; entre ellas, alguien que demostró ser

menos nefasto que el resto: José Tarradellas, que sería el presidente de la Generalidad

hasta 1980. El 25 de Octubre, todos los partidos, ya amarrados a la teta nacional,

suscribieron los denominados “Pactos de la Moncloa”, que se saldaban con un derecho

de reunión y asociación que debilitaba considerabilísimamete a la CNS, la reforma del

Código Penal, que sólo beneficiaba a los delincuentes, y la reorganización de las

Fuerzas de Orden, que consistía en la politización de sus jefes.

Concretando, se pedía a los trabajadores que no mejorasen su nivel de vida durante ese

año. A los políticos no, claro. Ellos, en lo único que mostraban unanimidad era en lo

tocante a la subida de sueldo y dietas de “sus señorías”. La política presupuestaria que

iba a reducir el déficit público debía pagarla, naturalmente, el trabajador, que comiendo

democracia no necesitaba más. Lógicamente, se suprimía la seguridad en el trabajo,

dado su carácter franquista, y se abría la puerta de la contratación temporal, que era

mucho más democrática y aseguradora de los derechos de los trabajadores, como resulta

evidente.

Pero no quedaba ahí la cosa, porque a partir de entonces, la reforma tributaria obligaría

a todos los españoles a mantener unas estructuras que hasta la fecha habían sido

mantenidas por quienes más tenían. Cada españolito se vería forzado a realizar su

correspondiente declaración de renta, además de atender otro ramillete de impuestos de

la más variada procedencia, desde municipales hasta bancarios.

Cesáreo se quedaba admirado ante estas medidas, y comenzaba a tener francas

simpatías por el régimen anterior, consecuencia del desprecio que, aceleradamente,

estaba acumulando hacia el sistema democrático. Y es que, decía que le resultaba

admirable que, siendo unos ladrones los gestores que en los últimos cuarenta años había

tenido España, tenían para robar y para hacer infraestructuras, mientras que los

Nada en común

47

honrados políticos democráticos, con muchos más ingresos, se mostraban incapaces de

desarrollar nada positivo. Admirable.

También marcaban los Pactos de la Moncloa la aplicación de un control real a la

liquidez y solvencia de los bancos y cajas de ahorro. Sobre este aspecto también sonreía

Cesáreo. Resulta ser que en democracia, los beneficios de los bancos eran exponenciales

con relación a años anteriores. ¡Milagro!, pero qué bien lo hacen estos chicos.

¿Control de la banca? Por favor. ¿Desde cuando la banca se deja controlar por su

protegido? ¿Cuánto dinero cuesta un voto? En las primeras décadas del siglo XX, los

caciques compraban con dinero voto a voto. En esta democracia no sucede así, pero

¿cuánto cuesta la obtención de un voto?; ¿cuánto la de un millón de votos? ¿de dónde

sacan el dinero los partidos para conseguir su objetivo? ¿qué costo tiene ese dinero?

¿cuándo y cómo es devuelto ese dinero? Los bancos lo saben muy bien. Entonces,

¿quién controla a quién? ¿quién sirve a quién?

En la Universidad, como en el resto de la sociedad, el ambiente se estaba caldeando.

Cesáreo, que siempre fue autónomo, continuó en esa situación, ya que se veía incapaz

de ilusionar en la lucha a otros compañeros que, no obstante, coincidían

ideológicamente. Pero su seguridad económica y social pesaba más que los ideales.

Cesáreo se preguntaba si es que, acaso él, no tenía seguridad social y económica que

salvaguardar.

Los invertidos comenzaban a salir del armario. Se atrevían a salir travestidos a la calle,

y en particular en Rambla de Cataluña, donde algunos amigos de Cesáreo, tan

autónomos como él mismo, les hicieron alguna agradable visita. Cesáreo estaba

ocupado en otras cosas, en su lugar de trabajo, en la Universidad y en su militancia en

Alianza del Trabajo Nacionalsindicalista.

En la universidad, los invertidos militantes pretendían pasar como normal su situación;

ciertamente lo hacían de manera solapada, mediante la mecha que acabaría haciendo

estallar el petardo: el feminismo, cuyos insultos no se veían contrarrestados por nadie,

por lo que, coincidiendo con una charla que organizaron en la Facultad de Pedagogía,

colgó una pancarta en la entrada de la Facultad, e invadió los alrededores con una

octavilla que decía:

HOMBRE: (Se entiende por tal a quién lo es. ¿Está claro?

MUJER: (La misma aclaración que para el hombre)

Los seres degenerados, los que hicieron caer Grecia y Roma dominan hoy el mundo; los

enemigos de la cultura y amigos del vicio nos oprimen: LIBERÉMONOS.

HOMBRE, MUJER, sé consecuente. Compañeros, decid Claramente lo que pensáis

sobre los “honorables” homosexuales (maricones y tortilleras les llama el pueblo). ¿Por

qué son ellos libres de hacer lo que quieran mientras los hombres, las mujeres, tenemos

que someternos a las leyes que esos degenerados nos quieren imponer?

Toda especie que degenera, sucumbe, y la especie humana se encuentra en avanzado

estado de descomposición.

HABLEMOS SOBRE EL TEMA EL LUNES 5 DE DICIEMBRE A LAS 7:30 DE LA

TARDE, EN EL BAR

¡¡VIVA LA HUMANIDAD!!

Nada en común

48

La verdad es que, a la hora citada, Cesáreo estaba en el bar...tomando cerveza. No osó

tomar la palabra. Vamos, no se atrevió. Tal era el estado de libertad en que se

encontraba.

El 20 de Noviembre se congregó en Madrid una ingente cantidad de personas

conmemorando el fallecimiento de Franco y de José Antonio. Cesáreo no asistió. A

pesar de ello y de la lluvia, la concentración fue un éxito en cuanto a número de

asistentes. Los discursos, en defensa de España. Pero el enemigo era cada vez más

poderoso, y el silencio sobre la disidencia, atronador.

1978

En 1978 ETA asesinó a 67 personas. El terrorismo, el paro, el acoso a España, a las

fuerzas del orden, a la educación, a los principios espirituales, al Ejército, a los

funcionarios de prisiones... a todo, era el anuncio de lo que acabaría instaurándose en

España.

Cuando fue asesinado el director general de prisiones, Jesús Haddad, la revista del

sistema Cambio 16 afirmaba, con el lenguaje traicionero que siempre la ha calificado,

que el mismo fue asesinado “por extraños terroristas”6.

Las empresas que publicaban en la citada revista eran: Banco de Vizcaya, Banco

Pastor,“La Caixa”, Banco de Santander, Banco Central, Banco Urquijo (mucho

banco...), y Martini, Argos Vergara, Hoechst, Hewlett Packard, Coca-Cola, Adena,

Swissair, Agua Brava, Turavia, Damm, Iberia, Citroen, Rodier, Slendertone, Ginebra

MG, Grundig, Loewe, Camper, Canon, Bosch, Nixdorf, Liwe Española.

Los datos económicos indicaban que el camino elegido no era precisamente el mejor (¿o

tal vez sí?); se hizo público que durante los cinco primeros meses del año 1977 se

evadieron 55.000 millones de pesetas.

En febrero de este año se incrementaron las cuotas de la Seguridad Social. En Tarrasa

(Barcelona) se solicitó el cierre de cincuenta empresas del textil (en toda España,

desaparecieron más de mil empresas textiles a lo largo del año). Se declaró una

profunda crisis empresarial en Cataluña... Y se preveía que el coste de las elecciones

municipales ascendería a más de mil millones de pesetas, que deberían sumarse a los

cerca de 2000 millones que costaría el referéndum de la Constitución.

Una entidad bancaria nacida para el servicio de las personas y que, como el resto, por

acción decidida de los políticos sólo serviría a sus propósitos, la “Caixa”, editó moneda;

cartulinas por valor facial de una y de cinco pesetas, ya que estas monedas, no se sabe

exactamente por qué arte, escaseaban en los bolsillos de los españoles. También

escaseaba el resto de moneda… pero ese era otro cantar…

Se produjo una importante reforma en la organización y estructura de la Seguridad

Social que tenía como consecuencia la desaparición de organismos como el Instituto

Nacional de Previsión (INP), las Mutualidades Laborales y las Universidades Laborales,

dando paso a otros tales como el Instituto Nacional de Empleo (INEM) (mejor sería

llamarlo por su función: Instituto del desempleo), el Instituto Nacional de la Seguridad

Social (INSS) y el Instituto Nacional de la Salud (INSALUD). Este hecho representa el

6 Cambio 16 nº 30 2-4-1978

Nada en común

49

inicio del desmontaje de la Seguridad Social, cuyos fondos son aplicados para el

mantenimiento de parados.

La revista del sistema, “Intervíu”, echaba constantes capotes a quienes remaban en la

misma dirección que ellos; eso es lógico y encomiable. Así, el 13 de Abril de 1978,

exponían el caso de un pobre chico, casualmente terrorista del GRAPO, que estaba

paralítico por culpa de la policía, ya que “no tomó parte activa” en el enfrentamiento

que se ocasionó tras el asalto a una armería... Recibió un trato que “ni en los peores

momentos del franquismo”... Pobre... Este mismo número de la revista,

inequívocamente democrática, entre la lógica pornografía, entre la lógica justificación

de terroristas, entre la suciedad que le es propia, arremetía contra los pocos pastores de

la Iglesia que se mantenían en la fe.

Una revista tan católica podía decir cosas como:”Todavía quedan en este país obispos,

canónigos y curas que es como para echarse a temblar. Quieren perpetuar impunemente

su vasto y basto poder sobre las tierras y sobre las personas, arguyendo que lo tienen

sobre las almas. Y se comportan como verdaderos caciques. Y se defienden con

argumentos divinos de los ataques ostensiblemente humanos de quienes les acusan de

especular, de explotar. Y se desencadenan intrigas curiales tan grotescas como

anacrónicas. Y los que siguen fieles a Dios y a la Iglesia están, pura y simplemente

hasta las narices. INTERVIU recoge esta vez tres casos que pueden ilustrar, de manera

diversa, el problema: las diócesis de Jaén, Lérida y Oviedo.”...

Lógicamente la altura moral de esta revista, adornada por bellas señoritas (mamás de los

políticos, decía Cesáreo) enseñando lo más intimo de su geografía personal, que incluía

descarados apoyos al terrorismo, que colaboró manifiestamente con el terrorismo

publicando datos de personas que acabarían siendo asesinadas a los pocos días, que

realizaba reportajes infames bajo el título genérico de “La vuelta al mundo en ochenta

camas”, donde texto y fotografías resultan irreproducibles, podía ponerse como garante

en el análisis de la moralidad de terceros. Lo curioso es que no lo hacían sobre los

políticos del sistema ni, centrándose donde a ellos les interesaba, sobre Tarancón,

Setién, Jubany o cualquier otro Elipando, sino justamente sobre aquellos obispos que

podían ser reconocidos como católicos. Ellos, los caciques; ellos, los tiranos; ellos, los

generadores de suciedad, podredumbre y democracia; ellos, grotescos, intrigantes y

anacrónicos, arremetiendo como adalides de la verdad contra la Iglesia... Garantía que

los atacados eran gente honesta. Aún pasarían tristes años, pero finalmente volverían a

nombrarse Obispos Católicos; aún debía sufrir la iglesia española la presencia de Judas

en las más altas instancias de la misma. Ciertamente, el mismo Jesucristo, directamente,

tuvo ese traidor entre los primeros doce apóstoles, ¿qué podía extrañar que en la España

del siglo XX hubiese una docena de Judas ocupando el mismo lugar que el original?

¿Qué podía extrañar que los medios del sistema encumbrasen a los Judas y persiguiesen

a los demás? Todo normal.

El 6 de Agosto de 1978 moría Pablo VI, y el 26 del mismo mes era elevado al solio

pontificio Juan Pablo I.

Si la muerte de Pablo VI abría alguna expectativa a los católicos, recibieron un jarro de

agua fría cuando el 28 de Septiembre del mismo año moría sin aparente causa que lo

justificase el nuevo Papa Juan Pablo I.

Nada en común

50

Las sospechas de asesinato no abandonaron la mente de muchos católicos, entre los que

se contaba Cesáreo, hasta que transcurrido algún tiempo, el nuevo Papa Juan Pablo II,

elegido el 16-10-78, acabó protagonizando uno de los periodos más largos y fructíferos

de la historia de la Iglesia (26 años y 5 meses) y demostró que se trataba realmente de

un Papa, del Vicario de Cristo en la tierra.

El 22 de Agosto, en Managua, el Comandante Cero, Edén Pastora, tomaba el Palacio

Nacional y mantenía retenido a un importante número de personas, entre las que se

encontraba gran número de miembros del gobierno. Era el principio del fin de Somoza.

En España se creaba un movimiento de simpatía que, en el conflicto subsiguiente,

llevaría combatientes a Nicaragua. Cesáreo estuvo a punto de incrementar el número de

los mismos.

Tenía un amigo nicaragüense, compañero de facultad, hijo de un general del ejército de

Somoza, y miembro del Frente Sandinista. Cesáreo pidió excedencia en el banco, que

unida a su periodo vacacional, tenía previsto destinarlo a su lucha en Nicaragua. Otra

vez su Ángel de la Guarda lo libró.

Tardaron en concederle la excedencia, y en ese plazo tuvo mayor información de lo

acontecido con los viajes a Nicaragua. Estaban férreamente controlados por la Liga

Comunista Revolucionaria. Enterado de esta circunstancia dio una oportuna marcha

atrás.

Otra cosa hubiese significado, en el mejor de los casos, que hubiese pasado a formar

parte de las milicias del Comandante Cero. En el peor, y con toda probabilidad más

cierto, que hubiese sido asesinado por los marxistas.

En Septiembre, dentro de la campaña propagandista que estaba llevando a cabo ATNS,

Cesáreo, Mª Carmen y Bernardo, montaron un tenderete en la plaza principal de Santa

Coloma de Gramanet. A escasos veinte metros, Fuerza Nueva tenía instalado otro

tenderete. Ambos, con la bandera nacional. En derredor fue acumulándose un público

indeseado, atendiendo la llamada del alcalde, cura y comunista de Santa Coloma.

De pronto, aquella chusma irrumpió en el tenderete de Fuerza Nueva, y dando una

patada a la bandera española, lo tiró al suelo. Mientras los miembros de Fuerza Nueva

recogían las existencias y se retiraban, Bernardo y Cesáreo se aprestaron a defender la

bandera nacional ultrajada, y dieron una sinfonía de porrazos a aquellos rojillos que

osaban pasar de las palabras.

El ambiente lo recordaba Cesáreo como de circo romano donde el público exigía al

César la muerte del gladiador. La verdad es que entre aquel gentío, o “gentucío”, había

mucho veneno y muy poco valor. Dos hombres jóvenes los mantuvieron a raya, ¡y bien

a raya!, hasta que otro camarada que había sido llamado por Carmen, por teléfono, hizo

acto de presencia con un vehículo donde se montaron todos y marcharon del lugar.

La herida resultó dolorosa para los demócratas instalados en el ayuntamiento de Santa

Coloma, motivo por el que convocaron, para el domingo siguiente, una manifestación

“contra los fascistas”; vamos, contra ATNS, que les había enseñado los dientes.

Nada en común

51

Por su parte, ATNS no iba a quedarse de brazos cruzados, por lo que, nuevamente, pero

en esta ocasión con bastantes más efectivos, acudió a la manifestación convocada.

Cesáreo no acudió; motivo: Roberto, a la sazón Secretario General de ATNS se lo

prohibió. Se organizó una auténtica batalla campal. Lógicamente, la prensa democrática

dio el sesgo que debía dar. Otra cosa hubiese defraudado. Tuvo material para ilustrar

con fotografías cómo los “fascistas” aporreaban a los demócratas. A Dios gracias,

fotografías inversas no pudieron ser efectuadas. Ningún camarada de Cesáreo tuvo que

ser hospitalizado. Fue una gran satisfacción.

En noviembre se destapó el “gran escándalo golpista” de la Operación Galaxia. Una

charla de café entre varios patriotas, entre los que se encontraba el Comandante Sáenz

de Ynestrillas, que acabaría siendo asesinado (democratizado decía Cesáreo) por ETA,

y D. Antonio Tejero Molina. Fueron ingresados en la cárcel.

Se acercaba la fecha en que debía votarse la constitución. Cesáreo, que no había

superado todavía su triste experiencia con Gema, no respetaba mucho a las mujeres; sin

embargo tenía dos amigas, Eder y Maite, con las que siempre mantuvo una excelente

relación de estricta y sincera amistad. Ahora y no antes, pensaba que, tal vez, esta

relación, que duraría toda la vida, con sus lagunas de distanciamiento por la propia vida,

colaboró de alguna manera en su reconciliación con el sexo femenino.

Eran dos muchachas excepcionales. Al alimón con Santiago, disfrutaron los cuatro

juntos de una multitud de excursiones que les llevaron a los más dispares lugares de la

geografía catalana. Fueron auténticamente amigos.

Es el caso que un día de Noviembre de ese año, acudieron Cesáreo y Tere a la

celebración de la Santa Misa en la Parroquia del Congreso. La tranquilidad de espíritu le

fue rota a Cesáreo con la homilía. El señor que estaba en el ambón, revestido de

sacerdote, tuvo la desfachatez de proclamar que debía votarse en el próximo referéndum

del seis de Diciembre.

Cesáreo, cuya sangre en esa época era más caliente de lo que habitualmente siempre

fue, manifestó a su amiga que “iba a partir la cara del cura”. Se disponía a hacerlo

cuando lo pararon los ruegos de su amiga, que casi llegó a ponerse de rodillas.

Acabaron abandonando el templo con los nervios de Cesáreo bastante destemplados. No

pudo terminar la ceremonia, indignado por las palabras de quién debía proclamar el

espíritu cristiano y sin embargo obviaba el ateísmo implícito en un texto que acabaría

destruyendo lo español y lo cristiano en España.

Siguió su campaña contra la constitución en otros ámbitos; en la calle, en la

Universidad, en la radio... Por su parte, la institución eclesiástica mantendría su

coalición con sus enemigos, con los enemigos de la cristiandad y de España, durante

bastantes más años. Era muy duro para un cristiano ver cómo sus pastores caían más y

más en manos de sus propios verdugos.

El 6-12-1978 Cesáreo, como era lógico, y para no perder antigüedad, no acudió a las

urnas para votar la constitución. No quería decir ni sí ni no. Sencillamente la

despreciaba. No obstante, y como sea que la democracia incipiente estaba empecinada

Nada en común

52

en salir adelante al costo de lo que fuera, las empresas estaban obligadas a dar un

permiso de tres horas para que los tiranizados acudiesen a las urnas.

Cesáreo, harto de esa situación, pidió permiso para “no votar”. Su jefe, Adolfo del Val,

un hombre extraordinario, con una paciencia sin límite, no pudo soportar la broma y en

principio le denegó el permiso. Pero Cesáreo era un poco cabezón, e insistió hasta

obtener el mencionado permiso, con el aviso por parte de su jefe que le exigiría

justificante de haber ido a votar. A este extremo replicó Cesáreo que lo haría en vano,

porque él pedía permiso para no votar, y por supuesto no iba a votar.

El señor del Val, procurando resguardar su autoridad, dio pasos cerca del Jefe de

Personal del Banco, pero a lo que parece, el resultado fue negativo, porque jamás le

dijeron nada.

Con la democracia, las prioridades en asuntos internacionales se centraban en someterse

al Mercado Común y a la OTAN, donde finalmente, y sin consulta previa al pueblo

español (la verdad, Cesáreo se preguntaba para qué servía tal trámite) fue sometida la

soberanía nacional. El día 31 de Diciembre de 1978, la banda terrorista ETA añadió un

crimen más a su historia. Durante el año se habían cometido más de quinientos atracos a

entidades bancarias.

En el terreno económico, la inversión industrial se contrajo un ocho por ciento en el

conjunto de la nación; las inversiones públicas se redujeron un 43% con relación a

1975. En el de la seguridad ciudadana, durante este año se llevaron a efecto 500 atracos;

poco, comparado con lo que tenía que venir sobre España, pero que representaba un

800% de incremento comparado con el año 1972.

De hecho, recordaba Cesáreo cómo en aquellos felices días de 1972, un ordenanza del

banco efectuaba el reparto de efectivo a las agencias de Barcelona, utilizando una

furgoneta “dos caballos”, cargando la misma en medio del Paseo de Gracia y sin ningún

tipo de escolta. Ahora, el transporte se efectuaba mediante vehículos blindados

custodiados por personal armado.

1979

1979 empezó con el asesinato del gobernador militar de Madrid, y la petición de

dimisión del gobierno por parte de los escasos medios de comunicación que no comían

del pesebre, El Alcázar y El Imparcial. Iban a durar poco las protestas de los Pepitos

Grillos, verdaderos objetivos a batir por los gobiernos de la democracia.

Los conflictos laborales de todos los ámbitos competían en virulencia con el terrorismo

que se había adueñado de España. Mientras, el periódico del sistema por excelencia, “El

País”, no exigía al gobierno control de la situación, sino “disciplina para las fuerzas

armadas”. No cabe duda que sus subordinados obedecieron la orden transmitida por el

órgano del sistema. No importaba el ritmo de los asesinatos. Era la dinámica del

sistema. Lo que importaba era que los funerales se desarrollasen en silencio.

Nada en común

53

Casos menores eran las amenazas. En dos meses, en Bilbao, se recibieron cincuenta

llamadas amenazando bomba en los ferrocarriles. No sólo hacían explosión las que

efectivamente se ponían.

Era tal la situación, que el humorista Manolo Summers publicó un chiste que rezaba

desde televisión: “TVE ruega a los señores terroristas que no maten tan seguido porque

luego la extrema derecha politiza los entierros y es peor”. Real como la vida misma.

El caos laboral era el síntoma general. No había sector que se librase. La inseguridad

ciudadana, galopante. Ahora parece irrisorio, pero entonces llamaba profundamente la

atención, hasta el extremo que la propia prensa del sistema se alarmaba porque la

población adquiría todo tipo de armas para defenderse.

Pero ni el terrorismo ni la economía ni la cuestión laboral, ni la inseguridad ciudadana

eran problemas que preocupasen al gobierno democrático de Adolfo Suárez, quién en

Estrasburgo manifestó que Europa no sería Europa, mientras no pudiese contar con una

España democrática...

Parece que los europeos se emocionaron ante semejante declaración. Ellos, que llevaban

siglos pretendiendo asesinar España, se encontraban con que el presidente del gobierno

español les presentaba el cadáver en bandeja de plata. Sí, el 31 de enero de 1979,

Adolfo Suárez supo emocionar a los europeos.

En estos momentos, el Banco Exterior de España, donde Cesáreo seguía desarrollando

su actividad profesional, se había propuesto retirar una paga extra, conocida de

“utilidades”, y que representaba para los trabajadores, prácticamente, la devolución de

los impuestos que habían pagado a lo largo del año. Para tan delicada labor, necesitaban

la colaboración “desinteresada” de los sindicatos “de clase”. Colaboración que,

evidentemente, fue prestada.

La coartada era peregrina, pero estos chicos no se cortaban ante nada. Era el caso que,

para acceder a la citada prestación, era imprescindible que el trabajador alcanzase unos

emolumentos determinados, y quisieron los hados que en aquel momento existiesen dos

personas, dos botones recién incorporados, que se encontrasen en esa situación.

Los sindicatos democráticos, siempre dispuestos a apoyar al más débil, argumentaron

que la situación de esos botones (que en un año quedaría equiparada a los demás), era

inaceptable y discriminatoria, motivo por el cual, debían ser tratados igual que los

demás compañeros. Idílica predisposición que en un retrueque significó que,

graciosamente, toda la plantilla se viese privada del citado retorno. Algo que los

sindicatos verticales jamás hubiesen aceptado.

En tal situación de cleptocracia, Cesáreo salía a la montaña los fines de semana,

alternando sus excursiones con el grupo de amigos del mismo banco con las realizadas

con su amigo Pedro y con las que efectuaba la Escuela de Guías Montañeros de la

O.J.E.

En los ambientes de escalada se había generalizado una pésima costumbre consistente

en no ver con malos ojos el hecho del hurto de material de escalada. Al hecho se le

llamaba, no robar, sino eufemísticamente “recuperar”. Sería contagio democrático.

Nada en común

54

Ahora le parecía a Cesáreo que esos eufemismos son los culpables de la deplorable

degeneración que de manera continuada había sufrido España desde aquellos lejanos

años setenta hasta los actuales años diez del siglo XXI.

Se empezó con el eufemismo de la “recuperación”; se pasó al eufemismo del “género”,

de la “interrupción voluntaria del embarazo”, y finalmente de la “eutanasia”. En el

primero de los eufemismos cayó Cesáreo en un triste momento. “Se le cruzaron los

cables” y robó una cuerda... sin saber tan siquiera de quién era. Pero tuvo la fortuna que

su ángel de la guarda no estaba por la labor.

Quiso la fortuna que la citada cuerda fuese propiedad de un excelente camarada,

Ubaldo. Quiso la fortuna que éste dedujese quién podía haber hecho desaparecer la

cuerda, y quiso su determinación, reclamársela. Cesáreo la devolvió por medio de su

amigo Pedro, que además llevaba barba, pero quiso la fortuna que el portero fuese un

pésimo fisonomista, y asegurase que quién había hecho la entrega de la cuerda había

sido Cesáreo que nunca llevó barba.

Cesáreo reconoció ante sí mismo que no le estaba mal por haber acometido tan fea

acción, y siempre agradeció a su Ángel de la Guarda que hubiese sido tan poco discreto

en la ocasión.

Cesáreo dejó de frecuentar la EGM, por vergüenza. No obstante no perdió el contacto, y

años después retomó el trato con Uba, quién generoso, jamás hizo referencia al asunto.

Después de todo, no le vino mal a Cesáreo el desarrollo del asunto, y no acababa de dar

gracias a Dios por ello. Jamás volvería a pasar por esa vergüenza. Ninguna cosa

material merece la pena el coste de una amistad, el costo de la propia imagen. La

honradez debe ser una de las primeras prendas que identifiquen a un caballero español,

y Cesáreo era un caballero español.

El 1 de Marzo de este mismo año 1979 se convocaron nuevas elecciones generales que

ganaría la UCD de Adolfo Suárez, con una abstención del 31,63% y el 3 de Abril

elecciones municipales con una abstención del 40,20%. Las convulsiones que padecía

España eran incontrolables por un gobierno sin norte que sólo era capaz de perseguir las

manifestaciones de dolor que se hacían patentes en el eterno funeral que era España en

ese momento. Funeral que dejaría de existir cuando los asesinatos se produjeran con una

cadencia de seis minutos, cuando fuese legalizado el asesinato del aborto.

Para las elecciones del primero de Marzo, el gobierno gastó mil quinientos millones de

pesetas; al empresariado español, con la broma de los permisos que debían dar para

votar en día laborable, le costó 9369 millones, y los dos principales partidos, UCD y

PSOE, se gastaron dos mil millones... Y los otros 199 partidos, ¿cuánto se gastaron? Y

las preguntas finales, ¿quién adelantó el dinero? ¿tal vez la banca, de manera altruista?

¿Y quién pagó finalmente la juerga? Del rey, de la monarquía... nadie hablaba. Tema

tabú.

Mientras tanto, el hermano marroquí (¿de quién es hermano el hermano marroquí?),

seguía apresando pesqueros; el cardenal Tarancón almorzaba con el rey al tiempo que

pedía participación en las elecciones y prohibía la celebración eucarística en la

parroquia universitaria de Madrid, y las cortes amnistiaban y reconocían haberes a los

Nada en común

55

policías, guardias civiles y carabineros expedientados en la “zona republicana”, pero no

se hacía lo mismo con los de la “zona nacional”.

Asesinatos, huelgas, secuestros, encierros, ocupación de las cárceles por reclusos

organizados en la COPEL, amenazas, destrucción de monumentos, apresamiento de

pesqueros (y el gobierno español dando la razón a Marruecos)... Todo normal. Y quién

denunciase los hechos, indudablemente era un cochino fascista. Buenos ensayos de lo

que, transcurridas las décadas, iban a perfeccionar.

No engañaba la UCD en sus pasquines de las elecciones: “UCD cumple”. A la par, un

anuncio tétrico de lo que había de asolar España: “No habrá aborto”. Por su parte, el

cáustico Summers publicaba un chiste en el que se decía: “Creo que se presenta Martín

Villa por León”, y le respondía otro: “Pues se debía de presentar por buitre”. El 1 de

Marzo, UCD se declaraba partidaria del aborto... Y la Iglesia no prohibía a sus fieles

votar a quién tal hacía.

Por su parte, el PSOE se comprometía a defender Ceuta y Melilla, y marcaba su

posición ante la OTAN. En el XXVIII Congreso, celebrado en el año 1979 y en el que

Felipe González asumió la secretaría general del partido, marcaban que los objetivos

prioritarios eran el desmantelamiento de todas las bases extranjeras en territorio español

y el desmarque de la política de bloques militares. Evidentemente, una cosa es predicar

y otra dar trigo, y los socialistas saben a quién deben servir.

El 28 de Abril podía leerse en Diario de Barcelona: “El Ayuntamiento de Tolosa, en su

primer pleno, ha tomado por unanimidad…la retirada escalonada y a plazo fijo de las

fuerzas represivas de Euskadi Sur…La corporación…está compuesta por…PNV,…

Herri Batasuna,… Euskadiko Ezquerra,… PSOE …y PC.”

El sistema sabía que la forma de control social más efectiva pasaba por el control de la

educación, por el control de los medios de comunicación y por la propaganda. Esas

fueron asignaturas que el régimen fenecido nunca supo entender.

El sistema tenía y tiene muy claro que la mejor forma de mantenerse es evitando que los

súbditos piensen, y no encuentran mejor forma que suministrando pornografía a

porrillo, deportes televisados a porrillo, entretenimiento televisivo a porrillo, droga,

discotecas que emitan música estridente, y descontrol absoluto en el ámbito familiar.

Todos estos aspectos ya eran atendidos desde 1977 con gran diligencia por las

instituciones democráticas, pero con los años serían perfeccionadas sin solución de

continuidad, con una habilidad digna de otros objetivos.

El 18 de mayo se producía una protesta porque se había permitido una manifestación en

Barcelona en defensa de la Patria Española; el motivo: “las manifestaciones

protagonizadas por la extrema derecha en nada contribuyen a la gran tarea colectiva del

pueblo español de consolidar la democracia y su voluntad de convivir pacífica y

democráticamente”. ¡Toma ya! Firma la protesta la flor y la nata de la democracia:

CCOO, Movimiento Comunista de Cataluña y Organización d’Esquerra Comunista. Eso

sucedía mientras en Lemona era asesinado el propietario de un bar. “Curiosamente”, la

manifestación transcurrió sin incidentes. Pero eso no fue noticia porque, efectivamente,

las manifestaciones protagonizadas por “los fascistas” no solían acabar con disturbios.

Nada en común

56

Los titulares de la prensa democrática fueron: “los fascistas catalanes salieron a la

calle”; “manifestación ultra en Barcelona”. Cuatro días después era asesinado un policía

municipal en Sabadell. La prensa tituló asépticamente: “Presuntamente, una venganza

del GRAPO por la desarticulación de un comando”. Vamos, lo que se entiende por

igualdad de trato, por ecuanimidad.

Ese era el motivo por el que, el gobierno derechista que asentaba las bases para la

destrucción de España tuvo la genial idea de comprar delatores. El señor Martín Villa

tuvo la genialidad de decir: “Usted delata y le pagamos un millón”. El dinero, esa era la

máxima que asentaría la democracia. ¿La moral? ¿qué es la moral? Lo mejor será retirar

esa llamada del diccionario.

En el entorno cercano de Cesáreo, una circular firmada por CCOO y “Colectiu de

Treballador de Catalunya” (sic), arremetía en el mismo sentido. Cesáreo, a cuenta de la

misma, tuvo enfrentamientos con los “rojillos” que tuvieron como primera consecuencia

una bofetada que dio Cesáreo a un pobre manipulado por los manipuladores, y como

segunda consecuencia otra circular que entre otras cosas rezaba (es un decir): “Ante las

repetidas amenazas y bravuconadas de este personaje y acólitos, manifestamos que no

estamos dispuestos a tolerar ni un momento más hechos de ésta índole. Que quede claro

que a una próxima provocación tomaremos las medidas oportunas, ya sean legales o de

cualquier otro tipo”...”Estamos por defender la libertad de expresión y por eso no

practicamos la violencia ni agredimos a nadie...”... Firma: CC.OO-CC-TT-CNTTRABAJADORES

DEL BANCO EXTERIOR DE ESPAÑA.

El miembro de CCOO que recibió una bofetada, Ramiro, un buen chaval de quién acabó

siendo amigo, fue hábilmente utilizado para la ocasión. De eso se darían cuenta ambos

más adelante.

La cobardía de los sindicatos democráticos no acabó ahí. Cesáreo recibió una amenaza

de muerte, por escrito, y el escrito fue presentado en la Comisaría de policía, donde es

de suponer que se perdería en el cúmulo de amenazas, y olvidada ante los hechos reales

y concretos que acontecían a diario.

El 19 de Mayo, por mano de Rodolfo Martín Villa fue legalizada la Masonería, que

durante años había sido perseguida por el anterior régimen y su existencia había sido

reiteradamente negada por quienes se autocalificaban “progresistas”, propiciando

chistes burlescos contra quienes hablaban de ella, ahora era legalizada como una

institución honorable, manteniendo su condición de secreta, aún a pesar de que la

Constitución democrática prohibía taxativamente las asociaciones secretas. La

Masonería es, así, la excepción que confirma la regla. La logia regional de Cataluña se

denominaría “Lluis Companys”, en honor a que fue masón. ¿No era la masonería una

invención de Franco para amenazar que viene el coco?

El 25 de Mayo se producía un grave atentado en la cafetería California 47 de Madrid,

con un resultado de ocho muertos y cuarenta heridos. La prensa democrática informaba

que ya habían anunciado reiteradamente la posibilidad de que tal acto se produjese, ya

que en la cafetería se reunían muchos “ultras”. Naturalmente, la culpa era de los

“ultras”. Ese era el mensaje subliminal de la prensa democrática.

Nada en común

57

El 27 de Mayo, los titulares de la prensa democrática proclamaban que “la policía logró

que no se empañara el entierro. Los ultras no capitalizaron los funerales de los militares.

Despliegue policial sin precedentes frente a los forcejeos ultras”.

El 28 de Mayo, las fuerzas represivas del sistema cargaron contra una multitud de

personas que se había congregado en “California 47” para rezar el Rosario. El día 29, la

prensa democrática (Mundo Diario) titulaba “El terror negro amenaza”; motivo: había

sido quemada la puerta del local del PSUC en Rubí. En las mismas páginas del diario,

un artículo titulado “Cábalas sobre los autores”, tenían la desfachatez de insinuar que

los atentados terroristas eran cosa de las víctimas, ya que, según argüían, podían

provocar “una involución y la llegada al poder del Ejército”, y el diario “Avui”

proclamaba: “Los GRAPO acusan a los ultras de la bomba de California 47”. Mientras

tanto, Tarancón pedía que no se politizasen los funerales. ¿Más claro? Agua.

Mientras, la voz clamaba en el desierto. Su Santidad Juan Pablo II proclamaba que “el

cristianismo es diametralmente opuesto al marxismo”. También llamaba la atención

sobre el desviacionismo de determinadas órdenes religiosas, en particular de la

Compañía de Jesús, de la que destacaba tendencias secularizantes, relajación de la

austeridad y la disciplina, y desviacionismo doctrinal.

El clima de terror imperaba en toda España; amenazas de bomba en Juzgados,

hospitales, grandes almacenes. En estas fechas Madrid conoció una auténtica guerra

psicológica. El terror imperaba por todas partes. En esta situación, el gobierno no dudó

en lanzar a sus fuerzas represivas contra los asistentes a una manifestación antiterrorista

compuesta principalmente por mujeres y por niños. Sucedía el día 29 de Mayo.

Estas circunstancias que acogotaban España no eran ajenas al devenir diario de Cesáreo,

y es que la oficina principal del Banco Exterior de España en Barcelona era, entre otras

cosas, una gran acumulación de personas que sufría las mismas tensiones sociales que

convulsionaban la vida nacional. Sindicalistas y politiquillos de todo tipo y color

manipulaban a placer, exactamente igual que en otros ámbitos.

Cesáreo no podía sobrellevar aquella situación y se enfrentaba día tras día con los

sindicalistas que habían privado de derechos a todos los trabajadores, pero el poder del

sistema es omnipotente; nadie puede vender un refresco mejor que la Cocacola,

sencillamente porque la Cocacola tiene un inmenso poder económico. La marca vende,

la propaganda vende, y quién no puede destinar a la propaganda más que la centésima

parte de lo que gana, difícilmente puede competir con aquel que invierte el dinero que

sea preciso.

Esa es, en definitiva, la situación del sistema democrático. Los partidos políticos

carecen de los medios económicos para desarrollar sus campañas políticas, y para eso

está la banca, que financia a quién le place. Luego, quien gobierna tiene que devolver

favores. ¿Por qué será que es en democracia cuando más dinero gana la banca y cuando

la miseria está más generalizada? ¿Por qué será que es democracia cuando se gasta más

dinero y esfuerzos en propaganda?

Cesáreo llevaba su lucha particular, denunciando los asesinatos que los terroristas,

auténticos amasadores de democracia, iban cometiendo. En 1978 asesinaron a más de

80 personas.

Nada en común

58

Cada asesinato representaba una esquela que, confeccionada por Cesáreo y reproducida

en fotocopiadora, era distribuida por todo el edificio del banco. Indefectiblemente, los

militantes democráticos arrancaban los carteles y combatían por todas los medios

posibles a la persona de Cesáreo, quién por otra parte contaba con el apoyo de multitud

de compañeros que, acobardados, no se atrevían a respaldar sus actividades. Miedo era

el concepto bajo el que se estaba extendiendo la democracia. Miedo y estupidez, los

conceptos que la han enraizado.

Pero no era sólo el terrorismo. La delincuencia común estaba todavía fuera de la ley, por

lo que la inseguridad ciudadana evidenciaba su reinado. Por su parte, Felipe González

proclamada que “comparar ETA con los grupos terroristas europeos es un error”... Y

Mundo diario resaltaba el principal problema de España: “en 4 meses, 116 atentados

ultras”. Uno de ellos era el asesinato de un muchacho, ocurrido en una reyerta callejera

sin motivos políticos, con la mala fortuna de que el muerto era un militante comunista.

El resto, lesiones graves y daños a las cosas, que por alguna circunstancia no

encontraron a quién imputárselas.

Los enfrentamientos, que casi siempre se limitaron a lo verbal, y la convivencia con

estos elementos democráticos llevó a Cesáreo al convencimiento de que algo de razón

debía tener Darwin, con quién discrepaba en lo esencial, y esa concesión venía dada por

la actitud de los elementos marxistas con los que topaba. Curiosamente, nunca los veía

sonreír. Llegó al convencimiento de que, si no sonreían era, sencillamente, porque no

sabían y ese extremo le llevó a pensar que justamente ellos debían ser el famoso eslabón

perdido, ya que la sonrisa es una característica estrictamente humana.

Por su parte, los partidos democráticos movilizaban a sus masas en manifestaciones

“contra el fascismo”. ¿Qué era el fascismo? Todo lo que no estuviese con ellos, y lo que

no estaba con ellos, evidentemente, era España, lo español, lo limpio, lo honesto.

Algunos jóvenes españoles, mosqueados con tanto insulto, optaron por responder

directamente a tales provocaciones. Así, cuando los demócratas convocaban una

manifestación “contra el fascismo”, acudían a la misma. No eran muchos; más bien los

manifestantes les ganaban en número, como mínimo 20 ó 30 a 1. No obstante, los

rodeaban y los vapuleaban. Además, debían eludir la acción de la policía, que protegía a

quienes se manifestaban contra organizaciones legalmente constituidas. Mundo Diario

protestaba airadamente en sus páginas. En otra página contigua venía la noticia del

terrorismo: “Albañil asesinado”. Sin comentarios.

Cesáreo se preguntaba qué hubiese pasado, qué hubiese dicho la prensa democrática si

Falange, por ejemplo, hubiese convocado una manifestación contra el socialismo, o

contra el comunismo... ¿Acaso hubiese sido autorizada? Bien, en su contra sí era

autorizada. Además, las manifestaciones nacionales eran pacíficas; las de los rojos o las

de los anarquistas, inexorablemente, eran conflictivas.

Otros titulares de la prensa: “Sólo ondeará la bandera municipal en Tolosa”7; “Tafalla:

Los ayuntamientos pidieron la retirada de las F.O.P. de Navarra”8; “No se vislumbra la

7 EGIN 24-6-79

8 INFORMACIONES 25-6-79

Nada en común

59

recuperación económica”; “Euskadi: dejan la bandera”9; “Cataluña, sin soberanía”; “Los

gay contra la represión sexual”; “Preocupa el auge de los ultras”10... El mismo 28 de

Junio en el mismo periódico: “Bombas de ETA en la costa del Sol”... A eso se le llama

independencia informativa.

Mientras, el gobierno de UCD mantenía contactos con la banda terrorista ETA, y al

alimón, Telesforo Monzón, un parlamentario separatista manifestaba: “queremos con

toda nuestra alma desestabilizar España”.

La jerarquía eclesiástica seguía sin conocer el norte. Se estaba tramando uno de los

principales ataques contra la familia, la ley del divorcio, pero la Conferencia Episcopal

anunciaba que no habría cruzada antidivorcio. “Sería un petardo demasiado gordo”

decía monseñor Infantes Florido. Redactaron un documento que contenía graves

ambigüedades, y que no se hizo público hasta que fue rectificado por la Santa Sede. Por

otra parte, un documento ambiguo aprobaba la normativa sobre la enseñanza de la

religión. La ambigüedad parecía la máxima en una Iglesia española que difícilmente

podía ser reconocida como católica en sus cabezas visibles.

Por su parte, Su Santidad Juan Pablo II no cesaba de reiterar su oposición al divorcio.

El 12 de Julio, un misterioso incendio en el Hotel Corona de Aragón, en Zaragoza,

acabó con la vida de setenta y dos personas. Entre los clientes estaba Carmen Polo de

Franco. El gobierno siempre negó que se tratase de un atentado terrorista, pero el año

2000 reconocieron a las víctimas los derechos reconocidos a las del terrorismo. El ruido

de sables se dejó sentir.

Otro campo que el sistema no dejaba de lado era el de la educación. Parece ser que

subsistían textos en los que se hablaba de la Patria; “El Periódico” denunciaba el hecho

afirmando que no se ajustaban “a la actual realidad del país”. Mientras, ayuntamientos

democráticos descolgaban de la fachada la bandera nacional, y se editaban cromos con

contenidos pornográficos, que eran repartidos a los niños en los colegios. Esa es la

realidad del país hasta hoy. Los obispos catalanes por su parte, manifestaban “su deseo

de que en la legislación española ...queden plenamente reconocidos los derechos de

nuestro pueblo a su identidad nacional”. Evidentemente, su catolicismo se había

convertido en anglicanismo.

Los separatistas radicales venían celebrando en el Fossar de les Moreres de Barcelona,

un acto anual el nueve de Septiembre; como fuese que en 1978 quemaron una bandera

nacional, para el 9 de Septiembre de 1979, Alianza del Trabajo Nacionalsindicalista

solicitó permiso para realizar un acto de desagravio a la bandera. La prensa

democrática, entre las noticias de los atentados terroristas, recogía las protestas de los

separatistas por este hecho. Mientras, Suárez decía que “España es un estado de

naciones”, y finalmente, en lo único que se ponían de acuerdo sin fisuras los políticos

era en el aumento de los sueldos; de SUS sueldos.

Huelgas, atentados, insultos, agresiones, inseguridad ciudadana, cambio de nombres a

las calles (p.e. se quita la calle del “Ejército” y se pone calle “Gudari”; la Plaza de

9 El Periódico 26-6-79

10 Mundo Diario 28-6-79

Nada en común

60

España de Bilbao es rebautizada con “plaza Circular”...)... La democracia nuestra de

cada día.

En estas fechas, los separatistas catalanes sacaron una lista de “presos polítics catalans a

les presons de l’Estat Espanyol”. Resulta curioso la relación de los apellidos, que a la

postre, vienen a corroborar lo impropio del separatismo: De los cincuenta y cinco

delincuentes relacionados, treinta y cinco gozaban de dos apellidos no catalanes; ocho

era manifiestamente hijos de matrimonio mixto entre catalán y no catalán. Los doce

restantes tenían los dos apellidos catalanes o sólo constaba un apellido. Uno de ellos se

llamaba Josep Lluis Pérez Pérez, nombre muy parecido al de Josep Lluis Pérez Díez

antes de que procediese a cambiar sus apellidos por Carod Rovira, hecho que sucedió

unos lustros antes de acceder a la presidencia de la República Catalana. Pero bueno, ¿y

eso de charnego?

Los separatistas repartieron unas octavillas en las que manifestaban su incultura o su

perversidad, o ambas, desde la primera frase, mentira histórica donde las haya, que

rezaba así : “L’11 de setembre del 1714, l’exèrcit i el poble català van ser vencuts per

les tropes d’ocupacio del rei Borbó”... “El 11 de Septiembre de 1714, el ejército y el

pueblo catalán fueron vencidos por las tropas de ocupación del rey Borbón”. Ésa es su

verdad; pero claro, como en democracia no importa la verdad, sino que se abre a tantas

posibilidades de verdad como estúpidos o mentirosos pueda dar la naturaleza... Pues

eso. Ahí queda.

Aquel 9 de Septiembre pasaría a la historia con más de una nota trágica. El acto de

desagravio a la bandera española no fue autorizado, y sí lo fue el de los separatistas,

donde estaban presentes destacados representantes de la organización terrorista ETA

(hoy policía política del régimen democrático).

La prensa democrática (El Noticiero Universal de 10-9-1979) anunciaba que habían

asistido unas cuatro mil personas. Luego apuntaba que eso era en dos actos, en cada uno

de los cuales fueron unos dos mil los asistentes. Más adelante relata : “Al parecer, y

fruto de un choque entre independentistas y presuntos “ultras”, resultó herido por arma

blanca en el pecho el joven Francesc Camí, que se encuentra internado en la Unidad de

Vigilancia Intensiva del Hospital Clínico custodiado por la policía, y cuya presunta

vinculación con el PCE (i) ha sido desmentida por esta organización... Se arrojaron dos

cócteles molotov contra los vehículos de la Policía Nacional”. Aséptica información.

La verdad es que, tras ser apuñalado Camí, las fuerzas nacionales presentes en el lugar

iniciaron una carga generalizada contra los separatistas, que acabaron diseminándose

por el barrio gótico, por donde fueron perseguidos y acosados por los jóvenes españoles.

Recuerda Cesáreo que aquel día llegó cansado a casa. Había tenido una larga actuación

contra los separatistas. Muchos porrazos repartió ese día. Muchos brazos de separatista

en alto y gritando “Arriba España”.

En la Plaza de San Jaime instalaron un bodrio con hoces que denominaron “monumento

a los segadores” (en catalán, naturalmente). En la misma plaza había unos treinta

separatistas, con sus banderitas con la estrella solitaria y todo. Llegó Cesáreo con tres

amigos más; se acercaron al “monumento”, y en el mismo soltó un petardo verbenero

que provocó la alarma de los “seballuts”; acto seguido, los cuatro amigos cargaron,

Nada en común

61

porra en mano contra ellos, que huyeron despavoridos, no sin probar en sus espaldas

algún garrotazo que otro. Otros falangistas hacían lo propio por Plaza Urquinaona, Pza.

Cataluña,, Paseo Colón... La sangre de su amigo caído, Camí, que se debatía entre la

vida y la muerte, no iba a ser recuperada por ello, pero el sistema debía enterarse que

aún había hombres en España. Por parte nacional no hubo más heridos que Camí, quién

fue reconocido por su asesino y apuñalado en un descuido.

De algo sirvió el vapuleo de separatistas. La proyectada creación de un grupo terrorista

auspiciado por la ETA fue suspendida por éstos, tras el trato de que fueron objeto por

parte de las fuerzas nacionales.

La “Hoja del Lunes” de 10 de Septiembre afirmaba “los manifestantes se adentraron el

Barrio Gótico en persecución de un grupo fascista”. ¡Eso hubiesen querido ellos!

“Mundo Diario” del día 11 de Septiembre decía: “La presencia de la Fuerza Pública y

de los grupos de extrema derecha, que les aplaudían a su paso, provocaron que la zona

de Vía Layetana, Jaime I, Ramblas y Pza. Urquinaona fuese un campo de batalla, ni

esperado ni buscado por los organizadores del acto”.

“El Periódico” del día 11 incidía en lo mismo, con la misma información sobre el

apuñalamiento del supuesto miembro del PCE (i). Informaba también que “un grupo de

ultras colocaron un petardo en el monumentos a Els Segadors y apalearon a un grupo de

jóvenes que portaban banderas catalanas, que destrozaron con saña. Todo ello ante

varios guardias urbanos y mozos de escuadra que no intervinieron”.

Francesc Camí pasó a denominarse Francisco Camí cuando “El Periódico” de 28 de

Septiembre supo que el chaval no era, precisamente, separatista, sino falangista.

Sencillamente no podía ser de otro modo. Evidentemente para los demócratas, un

catalán que lo sea, y que evidentemente base en esa condición su españolidad, no tiene

derecho a llamarse “Francesc”, sino “Francisco”. Lo raro es que no recalificasen su

apellido como “Camino”. En definitiva, al revés, y renunciando a sus apellidos, se ha

hecho, como en el caso del charnego Carod Rovira.

La noticia era expuesta como sigue: “Un militante independentista, Francesc Xavier

Andréu Prat, fue detenido ayer y acusado de haber apuñalado el pasado 9 de septiembre

a Francisco (sic) Camí , de ideología ultraderechista.”

El mismo 11 de Septiembre aparecía la fotografía de una pintada que un par de días

antes había efectuado el mismo Cesáreo en la Diagonal, frente a Rambla Cataluña:

Decía el texto “VISCA EL COP D’ESTAT-UT”.

El Capitán General de la II Región Militar, teniente general Merry Gordon, abrió una

puerta a la esperanza cuando proclamó: “Si el Tercio, a la orden de nuestro jefe, que es

Su Majestad el Rey don Juan Carlos de Borbón I de España, y los mandos ordinarios

que le siguen nos indican que ataquemos, no va a haber alpargatas ni pelucas para que

corran, porque se quitarán de en medio como lo que son, como ratas”.

Lo que no sabía, u ocultaba, el señor Merry Gordon, era que el jefe y los mandos

citados no eran sino las ratas menos dignas de todas. Quedaba claro que el ejército,

antes español, sólo sabía celebrar funerales. Francamente eran muy bonitos los fastos.

Quedaba claro que, como funeraria era más efectiva que como ejército.

Nada en común

62

Más cierto estaba Enrique López-Sors, profesor de la Academia General Militar cuando

afirmaba ante el asesinato de un compañero “Si malo es que hayas muerto, Julián, casi

tan malo es lo que va a venir ahora. Me refiero a declaraciones de indignación, repulsa y

condena que van a pronunciar los estúpidos y los fariseos”. “Tampoco va a ser muy

digestible la voz oficial, que va a recomendar serenidad. Esa gente debe creer que la

serenidad se puede fabricar churros, sin advertir que ambas fabricaciones pueden ser

peligrosas. La de los churros –en clara referencia al incendio del hotel Corona de

Aragón- pueden conducir a un incendio de la churrería, y la serenidad, a la indiferencia,

a la apatía, a la insensibilidad, a la idea de “mientras no me toque a mí”.

¿Fue casual la retirada del general Merry y del comandante López-Sors? Seguro,

seguro. La duda ofende.

Mientras tanto, la prensa, el sistema, locos por implicar a las fuerzas nacionales en

asuntos de sangre, no dudaban en inventar cualquier cosa en el momento que descubrían

que algún delincuente tenía relación, aunque fuese de vecindad con un “ultra”. Pero ahí

quedaba la cosa, porque los delincuentes en cuestión jamás fueron reconocidos,

apoyados ni defendidos por los “ultras”, que por otra parte, bastante tenían en acudir a

los funerales que, para general satisfacción generaban titulares de prensa como: “El

funeral se desarrolló sin incidentes”. La prensa democrática11 consideraba intolerable,

de manera reiterada, las manifestaciones de repudio al terrorismo, mientras la policía del

sistema, inactiva en multitud de ocasiones con las manifestaciones insultantes y

violentas de los grupos marxistas, actuaba contra quienes osaban protestar por los

asesinatos. Mientras, “El Periódico”12 relataba actividades de los separatistas: “Por la

mañana se celebraron manifestaciones de algunos cientos de personas en San Sebastián,

Vergara, Rentería y Eibar, formándose barricadas en estas dos últimas poblaciones. Las

fuerzas de Orden Público tampoco hicieron aparición en la marcha registrada por la

tarde en Vergara”. Otros titulares de la prensa13 exponían “Ex policía nacional herido en

Bilbao por dos jóvenes”. El dos de octubre, una concentración pacífica compuesta

exclusivamente por mujeres de militares asesinados fue disuelta con lanzamiento de

botes de humo por parte de las fuerzas represivas uniformadas del sistema democrático.

La prensa democrática14 denunciaba: ”En la marcha de mujeres había militantes ultras”.

La prensa democrática publicaba cosas como las siguientes: “Cuando la policía sale a la

calle en Euskadi con material antidisturbios, todo el mundo corre, de derechas y de

izquierdas; hay miedo porque las balas de la Policía no discriminan. Esto no ocurre

cuando se sabe que actúa ETA. El pueblo no tiene miedo porque sabe que nada tiene

que temer”15.

Pero lo que no tenía el pueblo era otras cosas... Entre ellas, poder adquisitivo. Los

precios, en lo que iba de año se habían incrementado una media del 13,5%, mientras en

el sector agrario estaban al borde de la suspensión de pagos, y el coste de la Seguridad

Social, por mor del subsidio de desempleo, se colocaba por encima del billón de pesetas

11 “Informaciones” 25-9-1979

12 en fecha 28-9-1979

13 “Diario de Barcelona” 25-9-1979

14 El Periódico” 4-10-1979

15 ”El Periódico” 28-9-1979

Nada en común

63

anuales. Por su parte, el Banco de Bilbao anunciaba que la crisis económica que se

esperaba para 1980 sería la más grave de las que se conocían16.

Estaba consolidándose España como el país del engaño. Se descubrieron falsas

exportaciones por valor de más de 1.100 millones de pesetas, mientras el conocido

masón Garrigues Walker anunciaba que sería necesario “flexibilizar plantillas”,

eufemismo de “enviar trabajadores al paro”.

Todo ello sazonado con el incremento del 40% en el precio de las medicinas. Mientras

tanto, las empresas de seguridad privada comenzaban a hacer su agosto, el director

general de seguridad presentaba el “manual de autoprotección ciudadana” y el gobierno

llamaba a capítulo al general Milans del Bosch por osar quejarse de la situación.

Los Elipandos de Vascongadas escupieron una “pastoral” animando a votar en el

referéndum de autonomía, donde indicaban que desconocer y rechazar el referéndum y

“pretender interpretar los deseos del pueblo prescindiendo de los datos electorales,

refleja una actitud totalitaria incompatible con la ética cristiana”.

Lo que resulta incomprensible es que la Santa Iglesia haya permitido la permanencia de

semejantes infiltrados durante tantísimos años. Los únicos que son incompatibles con la

ética cristiana son ellos mismos. ¿Dónde está consagrada la democracia en la Iglesia

Católica? ¿Dónde? ¿Quién los ha elegido a ellos mismos?

¿Cómo ha impedido el sistema democrático un levantamiento armado del pueblo

español? Primero con tergiversaciones, represiones, liquidación del patrimonio sindical,

que fue repartido fraudulentamente entre no se sabe quién; esquilmando el patrimonio

de la Seguridad Social, que durante demasiados años fue usado para pagar el paro, cuyo

monto pasó de 6.000 millones de pesetas/año en 1969, a 200.000 de pesetas/año en

1980. Por contra, la protección a la familia y la asistencia sanitaria vieron recortados los

presupuestos.

Mientras, el sistema se gastaba quinientos millones de pesetas en el planteamiento de

los referendums de autonomía en Cataluña y Vascongadas (más los gastos ocasionados

por las horas de trabajo perdidas).

Todas estas situaciones tenían el alma de Cesáreo sumamente alterada. ¿Qué hacer,

cuando el alzamiento tan ansiado no se producía? El terrorismo no era propio ni de él ni

de los suyos; el terrorismo, no es una idea, sino un hecho histórico, que fue inaugurado

por la Revolución Francesa, y asumido, propagado, divulgado y hecho propio por el

marxismo leninismo (no es una idea, sino una realidad que cualquiera puede constatar

leyendo a Lenin y a Trostki, por ejemplo).

En este ambiente era necesario llamar la atención; manifestar que España, a pesar de los

políticos, a pesar de la democracia, estaba ahí. ¿Cómo hacerlo? llevando a cabo algún

acto que, sin parecerse ni de lejos a la actuación diaria de los demócratas ni de sus

aliados los terroristas, consiguiese algún eco, ya que las manifestaciones de ideas eran

sistemáticamente censuradas. Nadie que opine distinto de la democracia es atendido en

democracia. El ostracismo es el sitio común de quienes discrepan del sistema.

16 28-10-1979

Nada en común

64

Siendo así, y con la experiencia pasada del Fossar de les Moreres, trató Cesáreo con sus

camaradas Bernardo y José Antonio, de acabar con la placa de carácter separatista que

existía en tal lugar.

Una noche de lluvia fueron los tres, y mientras Bernardo vigilaba, Cesáreo se colocó de

pies sobre los hombros de José Antonio, y con su martillo de escalada literalmente

machacó la placa. Estaba dura, recordaba Cesáreo.

La prensa democrática, que con tanta complacencia y comedimiento trataba los

atentados sufridos por personas y cosas; la misma que trataba con simpatía los ataques a

los monumentos a los caídos, y su destrucción por incontrolados o por los mismos

ayuntamientos democráticos, trataba de otra manera el asunto de la placa del Fossar.

Decía “Mundo Diario” el 6-10-1979: “GAMBERRADA EN EL FOSSAR. Unos

gamberros, que otra cosa no cabe considerarlos, destrozaron el pasado jueves la lápida

colocada en el Fossar de les Moreres, justo en los momentos en que sobre Barcelona

descargaba una fuerte tormenta. En este caso no cabe hablar de neofascismo o lo que

fuere, sólo cabe pensar en la cerril ignorancia”. Todos los periódicos de Barcelona se

hicieron eco del asunto, en los mismos términos.

Curiosamente, por aquellos entonces se estaba llevando a cabo la “marcha azul”; un

rosario de actos públicos en aquellos lugares donde habían sufrido algún tipo de

atentado el monumento a los Caídos. El domingo 7 de Octubre, otra vez en Santa

Coloma de Gramanet, el ayuntamiento presidido por un cura rojo, hizo gestiones para

que el acto no fuese autorizado. Misteriosamente no lo consiguió, pero el domingo

organizó un espectacular lanzamiento de cócteles molotov, con el resultado de cuatro

heridos. Para mayor escarnio, el mismo ayuntamiento protestó ante las autoridades

gubernativas “por haber desoído las distintas peticiones del consistorio a lo largo de la

semana, por considerar que podría desembocar en incidentes como los ocurridos”.

No pasa nada. Los falangistas fueron cacheados antes de iniciarse las algaradas, y

posteriormente detenidos por la policía del régimen cuando fueron a comisaría a

denunciar ataques a sus vehículos y a ellos mismos.

La prensa del sistema17, que se cuidaba muy mucho de divulgar ninguna seña de

identidad de los provocadores marxistas-democráticos, exhibió un amplio álbum

señalando todo lo que pudieron conseguir: una fotografía del falangista que esgrimía

una pistola de fogueo, y la de otro que esgrimía una porra de las mismas con las que el

sistema hacía que los desaprensivos se hiciesen de oro vendiéndolas como

“autoprotección”. Ni una foto de los cócteles molotov democráticos; ni una foto de los

componentes de la manifestación ilegal democrática. Para éstos, el mismo trato que el

dado a los terroristas: silencio, oscuridad y comprensión. Sólo “El Alcázar” brindó un

homenaje a aquellos valientes muchachos que se enfrentaron al sistema opresor.

Al siguiente día, organizaciones marxistas volvieron a convocar otra manifestación

ilegal en el mismo lugar, organizando importantes algaradas, destrucción de mobiliario

urbano y ataque a personas, que se saldó con tres nuevos heridos. Lógicamente no hubo

fotografías. Entretanto, el otro terrorismo se llevaba la vida 3 personas más.

17 Mundo Diario 9 y 11-10-1979

Nada en común

65

La consecuencia final: la prohibición de más actos de desagravio. Nadie abrió

investigación sobre lo acontecido, a pesar del recurso presentado por FE de las JONS.

Cesáreo se preguntaba qué hubiese pasado si un acto similar hubiese sido convocado

por los demócratas y boicoteado por los falangistas. No digamos si, además, los

falangistas, saliéndose de su ética, hubiesen lanzado cócteles molotov. ¿Acaso el

gobernador civil hubiese prohibido nuevos actos democráticos?

Entre tanto, las huelgas continuaban; los colegios estaban desiertos de profesores, que

huían de Cataluña ante la persecución que comenzaban a sufrir; guardias civiles eran

sancionados por protestar ante los asesinatos reiterados de compañeros; los marxistas

continuaban organizando manifestaciones violentas de las que los periodistas daban

cumplida información sin fotografías, naturalmente. Y con letras de dimensiones más

que notables informaba que “La Guardia Civil mata a un etarra en un tiroteo”18.

Como se acercaba el referéndum por el estatuto de Cataluña, los Elipandos catalanes se

pronunciaron en el mismo sentido que los Elipandos vascos, mientras la prensa19

llevaba a cabo su perpetuo ataque a S.S. Juan Pablo II afirmando que “la jerarquía de la

Iglesia Católica ha experimentado una regresión y un endurecimiento de su actitud, tras

el nombramiento del actual Papa Juan Pablo II, según un sereno y crítico análisis que

cuatro conocidos creyentes catalanes realizaron anoche”. Análisis sereno y crítico que,

como no podía ser menos, atacaba la figura de Juan Pablo II al tiempo que defendía

posturas opuestas al cristianismo, aunque ciertamente acordes con muchos jerarcas de la

Iglesia española de aquellos momentos.

Mientras, del callejero de las ciudades españolas se descolgaban nombres señeros de la

historia y de la cultura, como Cervantes o Unamuno, y eran sustituidos por personajillos

que habían traído a España la desunión y la incultura, como Companys o Largo

Caballero, éste último manifiesto defensor de que la cultura no llegase a todos los

niveles, en especial a los obreros. Por su parte, la Generalidad avanzaba que el Estatuto

sería refrendado por el 67% de los catalanes, la prensa doctrinaria del sistema afirmaba

que “La abstención y el votar no, es como votar a Felipe V”20 y Fuerza Nueva se veía

obligada a desconvocar un acto en contra del estatuto al serle negado cualquier local

apto para el evento. Sólo se podía hacer propaganda a favor del “SI”, y afirmar cosas

como las que decía Telesforo Monzón: “Un día pediremos la entrada de Euskadi en la

ONU”21.

Los militantes falangistas, entre ellos Cesáreo, se unieron a una manifestación

convocada por Fuerza Nueva el 22 de Octubre. Se organizó una caravana de varios

cientos de vehículos que enarbolaban la bandera nacional y hacían tocar el claxon. Hubo

dispersión de vehículos, y cuando el que conducía Cesáreo quedó solo, de otro vehículo

le hicieron la señal de “muerte”. Cesáreo lo persiguió hasta darle alcance. Lo ocupaban

dos greñudos que comenzaron a emitir insultos que fueron zanjados con un puñetazo

por parte de Cesáreo.

18 El Periódico 20-10-1979

19 Tele Exprés 24-10-79

20 Hoja del Lunes 22-10-79

21 Diario de Barcelona 23-10-1979

Nada en común

66

La prensa democrática22 recogió este hecho de la siguiente manera: “En la calle

Villarroel agredieron a un automovilista porque interpretaron que les había increpado.

Le amenazaron con navajas y porras, abrieron la puerta del coche y le dieron una

bofetada, además de arrancarle todos los botones de la camisa de un tirón. El ciudadano

viajaba acompañado de su esposa y un bebé”. A eso se le llama libertad de información.

Entre actos terroristas, atentado a la sede de ATNS en Gerona, descubrimiento de un

túnel de 78 metros, preparado para atentar contra viviendas militares en Barcelona... se

desarrollaron los referéndums en Vascongadas y Cataluña que alcanzaron el primero de

ellos una abstención del 39,26% y el segundo del 40,87%.

De los votantes, el 7,1% votó en contra en Cataluña y el 6% en Vascongadas.

Lógicamente, los referéndums siempre los gana quién los convoca. La juerga costó al

pueblo español, en primera instancia, 5.939 millones de pesetas en propaganda

institucional, a lo que hay que añadir los millones de pesetas que gastaron los partidos

políticos. Se vuelve a preguntar Cesáreo quién puso ese dinero, y quién, a la postre,

acabó pagándolo, y en qué lo pagó.

La Iglesia española, por su parte, continuaba realizando prácticas anticristianas. En

Cataluña, poco a poco iba echando a los cristianos de la iglesia, realizando una serie de

medidas impropias de una Iglesia católica; el apoyo al estatuto, la relativización de los

dogmas, el apoyo al nacionalismo... Ya se pronunciaban pocas misas en español, pero a

finales de Octubre, un infiltrado, se supone que con la anuencia del Elipando de turno,

decidió suprimir las misas en español en la parroquia de San Esteban de Olot.

Ya Cesáreo empezaba a distanciarse de la caricatura que representaba la Iglesia en

Cataluña. Gran dolor, porque Cesáreo era profundamente católico. No lo iba a apear de

su fe la actitud de los Elipandos, pero a lo que no estaba dispuesto era a que, justo

aquello que debía facilitarle paz, le imbuyese más deseos de guerra.

Por su parte, los políticos seguían avanzando en todos los frentes: el terrorista, el del

paro, el de la inseguridad ciudadana, el de la deseducación primaria, secundaria y

universitaria, el del asesinato del aborto, el de la descapitalización de los fondos de la

Seguridad Social, el de la “desaparición” de los fondos de la CNS... Y ¡cómo no!, el del

incremento de sus propios sueldos.

Era tal la situación que hasta la prensa del sistema se ruborizaba. La prensa titulaba23:

“Concejales: sueldos escandalosos” y decía: Dado el nivel medio de salarios del país y

dadas las penurias económicas que padece nuestro ayuntamiento, los sueldos de

concejales y tenientes de alcalde resultan casi ofensivos. Parece como si la primera de

las preocupaciones democráticas de los nuevos consistorios –la segunda ha sido cambiar

la rotulación de las calles- se hubiera concretado en asegurarse unas suculentas

canonjías retributivas. No es hacer demagogia barata comparar la nula retribución de los

anteriores ediles y lo que cobran los actuales”. El asunto... “in crescendo”... “sine die”.

Por aquel entonces, se daba una gran profusión de emisoras piratas de radio. Alianza del

Trabajo creó la suya, denominada “La Voz de la España Nacional”, que empezó a emitir

el 27 de Octubre, y de la que era locutor Cesáreo. El técnico de sonido era Quique, y

22 El Periódico 23-10-79

23 Diario de Barcelona” de 30-10-79

Nada en común

67

quién montó toda la cuestión técnica, Jorge. Los programas eran grabados en la sede de

Alianza del Trabajo, y transmitidos por el propio Cesáreo quién transportaba la emisora

en su coche y se situaba en el Carmelo.

Pero La Voz de la España Nacional estaba en el punto de mira del sistema de derecho

que ya estaba oprimiendo España. Mientras las otras emisoras eran legalizadas en un

estatuto especial, La Voz de la España Nacional era secuestrada. Luego caería Diario de

Barcelona, previamente comprado por un grupo de presión nacional, y luego El

Imparcial y El Alcázar. Todo dentro de la más estricta legalidad democrática. Faltaría

más.

No obstante, otras publicaciones del sistema desaparecerían antes. El 12 de Noviembre,

el Grupo Mundo (Mundo Diario, Tele Express, Catalunya Express y 4-2-4) anunciaba

su cierre. No podían tirar adelante ni aún con las subvenciones. Acabaría cerrando en

Mayo de 1980. El pueblo se libraba de unos tiranuelos, pero se vería reforzada la

opresión en otros medios, como “El País” y demás medios, y por supuesto, la radio y la

televisión.

Pero antes de fenecer pudo titular Mundo Diario el 20 de Noviembre: “Demasiada gente

en el acto ultra del 20-N”. Mucha gente. “Cerca de 200.000 según observadores

neutrales y más de 800.000 según los organizadores” “Cada año hay más fachas”decía

el diario agónico del sistema. Finalizada la manifestación, veinticinco jóvenes fueron

detenidos y multados por las fuerzas represivas del sistema; motivo: llevar banderas

nacionales.

Fernando Vizcaíno Casas triunfaba con su “Y al tercer año resucitó”.

Curiosamente, se anunciaba que en la próxima redacción del Código Penal se incluiría

un artículo en el que se recogiera que “quienes impidan o (sic) obstaculicen la libertad

de expresión y de difusión podrán ser castigados con penas de arresto mayor y multas

desde 25.000 a 200.000 pesetas. Las mismas penas podrán aplicarse a quienes difundan

noticias falsas”. Curioso, se decía Cesáreo.

En ese momento se estaba llevando a cabo una fuerte campaña en defensa del asesinato

de nonatos. Curiosamente, y de forma inadvertida, el cardenal Tarancón hizo pública

una carta pastoral que satisfizo profundamente a Cesáreo. Pero, contrariamente a

Tarancón, Cesáreo sí creía lo que en ella se decía. Por eso luchaba contra el sistema.

Mientras, el PSOE fletaba aviones donde transportaba embarazadas a Londres para

abortar. Curiosamente, con los años pasaría al revés: el país del asesinato de nonatos

pasó a ser, sin lugar a dudas, España.

La Iglesia española había perdido el norte, eso era algo evidente. El Elipando de San

Sebastián, Setién, ante la ley del divorcio, que los políticos estaban discutiendo, no dudó

en manifestar que “el asunto hay que mirarlo desde una perspectiva política, ya que se

trata de una ley civil, y esta ley civil es la causante de los debates de esta Asamblea

Plenaria”. Tuvo que ser un obispo italiano quién proclamase la doctrina de la Iglesia

afirmando “En Italia ya hay ley de divorcio, pero las consecuencias han sido bastante

graves. En lugar de haber reducido las dificultades, las ha aumentado. En España no se

dejaba hablar a los pocos obispos católicos que tenía la Iglesia. Sí, Monseñor Guerra

Campos sabía distinguir perfectamente a los Obispos Católicos de los que no lo eran, y

lo manifestaba.

Nada en común

68

Ante la reforma de la Ley de Enseñanza, la Conferencia Episcopal emitió un

comunicado en el que, de manera extremadamente suave, domesticada, servil, criticaban

la ley que se estaba debatiendo en el Congreso de los Diputados. Disparos de fogueo

que, como era previsible, no sirvieron para nada sino para justificar la presencia de los

Elipandos ante la grey cristiana.

Ante la Ley del divorcio, se distribuyó una “Instrucción colectiva del Episcopado

español sobre el divorcio civil”. No decían ninguna mentira, pero la tibieza era la nota

predominante en el mismo. En ninguna ocasión se llamó a la conciencia de los

católicos. ¡Ay los tibios! ¿Qué dice Nuestro Señor sobre los tibios? Se preguntaba

Cesáreo.

La Masonería no estaba ajena a toda esta situación. Ya estaba legalizada desde el 19 de

Mayo de este año 1979, y quiso mostrarse en público.

Así, el 27 de Noviembre se reunió la Trilateral en Madrid, donde Antonio Garrigues

Walker anunció “la imposibilidad de que se produzca una involución o un golpe militar

de algún género y la mejora de la situación económica y del clima laboral factores de

consolidación de la democracia”. Allí se trató de la alternancia de los gobiernos que

tendría la democracia. Enrique Múgica anunció que “El PSOE es el partido de la

libertad en contra del Partido Comunista, impone el socialismo de la libertad. Quedó

Claramente marcado el futuro de los gobiernos que conocería España. ¡Qué visión la de

la Trilateral!

El régimen estaba tranquilo, y es que no se producían incidentes en los funerales por los

asesinatos terroristas. Sobre los asesinos, la prensa (Diario de Barcelona” de 30-11-

1979) decía: “los cuatro jóvenes huyeron en un coche azul...”. Mientras tanto, el

Teniente Coronel Tejero y el Comandante Sáenz de Ynestrillas continuaban en prisión

por el bluf de la “Operación Galaxia”, que sería arresto domiciliario a partir del 8 de

Diciembre, y las huelgas de enseñanza se enseñoreaban de las aulas. Las instituciones

democráticas se entretenían en presentar interpelaciones por “actuaciones ultras”

mientras la guerrilla (marxista, por supuesto) se adueñaba de Madrid quemando

autobuses y atacando a personas y cosas, con un epílogo en Barcelona que acabó con

unas manifestaciones sumamente violentas en las que aprovecharon la oportunidad para

arrancar el escudo de España que estaba incrustado en el monolito existente en la

Diagonal esquina Paseo de Gracia.

Mientras, la cultura democrática se imponía en todos los ámbitos. Las películas con más

tirón tenían títulos como “sexualidad en las aulas”, “Diario íntimo de una ninfómana”,

“El maravilloso mundo del sexo”, “África Ama”, “Un hombre para todas”... En fin,

años después dejarían de emitirse películas con esos títulos, y es que no los necesitaban.

Toda la programación, especialmente de televisión, estaba cargada de algo peor que los

títulos: su esencia. Ya no se podría ver ni programas de naturaleza.

En otro ámbito de cosas, la persecución ejercida contra todo lo español en Cataluña,

llevó, nada menos que al Elipando de Barcelona, Jubany, a declarar que “no debe haber

discriminación por razón de origen, de lengua o de cultura”. Evidentemente, esa

discriminación estaba alcanzando límites inaguantables que con el tiempo irían

fortaleciéndose, anulando todo lo que fuese o pareciese español. Curiosamente, las

Nada en común

69

derechas sólo denunciarían el hecho allá, en 2005, cuando habían sido sustituidas en el

control de la Generalidad por parte de las izquierdas.

Durante este año se produjeron en España 10.872 atracos24. En total, 131 personas

fueron asesinadas y 202 recibieron heridas graves. Las organizaciones marxistas

hicieron bien su trabajo en favor de la democracia. Evidentemente, fue España quién no

hizo bien los deberes.

En cuanto a la situación de la flota pesquera y del transporte por carretera, se encontraba

abandonada por un gobierno sin norte, al albur de franceses y marroquíes.

1980

El año 1979 había terminado con excarcelaciones de terroristas etarras, precio pagado

por el gobierno derechista para que fuese liberado Javier Rupérez; excarcelaciones que

siguieron produciéndose en enero de 1980.

Se consiguieron otros “logros” democráticos, como un acuerdo de pesca claudicante con

Marruecos. El gobierno hacía auténticas florituras para mantenerse en el poder. Tan era

así que el jefe de la “oposición”, Felipe González, decía de Adolfo Suárez que era “un

mono agarrado al trapecio”. Buena figura, sí señor.

Asimismo, Durante el año 1980, y a consecuencia de los acercamientos del gobierno de

UCD a la Alianza, la política del PSOE se transformó Claramente en anti OTAN. En

marzo de 1980 González hizo pública a nivel internacional su postura al defender en el

Congreso de la Unión de Partidos Socialistas de la Comunidad Europea la

neutralización y desnuclearización del Mediterráneo, algo completamente contradictorio

con la existencia del Tratado del Atlántico Norte, decían; algo que resultó contradictorio

con lo que finalmente acabarían perpetrando.

Siguiendo las consignas de la trilateral, la CEOE y la UGT, Ferrer Salat y Nicolás

Redondo, firmaron un acuerdo marco contra los intereses de los trabajadores que dejó

fuera de juego a CCOO. Las horas de trabajo perdidas en 1979 fueron de alrededor de

175 millones. Los políticos, por su parte, continuaban subiéndose los sueldos al mismo

ritmo que la gasolina.

El terrorismo seguía controlado, por los terroristas, claro. Así, un colectivo de

Baracaldo optó por enviar una carta a la prensa anunciando que la información que

habían dado en la revista “Intervíu” relativa a la militancia como “ultraderechistas” de

varios baracaldeses, no era cierta. La aclaración no era en vano, ya que ésta revista

pornográfica, colaboradora del terrorismo, facilitaba datos de supuestos “ultras” que

luego eran asesinados por los terroristas de pistola y bomba.

La prensa democrática25, publicaba una nota de esta revista, colaboradora desinteresada

del terrorismo, donde decía “De una manera brutal, con un tono de incitación a

24 El Correo Catalán 11-7-1980

25 El Periódico” de 10-1-1980

Nada en común

70

comportamientos propios de la Guerra Civil... cierta prensa española nos hace

prácticamente responsables, y casi coautores, de la muerte de Jesús García García en el

País Vasco. Con ello se señala nuestra cabeza a la ultraderecha española. Vaya esta

denuncia por delante y para llamar a cada cual a sus responsabilidades.” El terrorismo

etarra se llevó por delante, en 1980, a 96 personas. Cesáreo no recordaba todo, pero le

parece que no fue asesinado ningún demócrata, y menos, relacionado con Intervíu.

El 23 de Enero era asesinado Alfredo Ramos Vázquez, que también había sido señalado

en “Intervíu” para que los terroristas hiciesen el resto del trabajo. “Intervíu” intenta en

el comunicado hacer creer que el objetivo del asesinato era desestabilizar la democracia

y a la propia publicación.

Por otra parte, y para demostrar claramente el sentido del terrorismo, el separatista

Carlos Garaicoechea, presidente del Consejo General Vasco, calificó de “desafío

incalificable al propio pueblo vasco”26 el asesinato de tres miembros de la policía

autónoma. Nunca antes ni después volvió a hacer lo mismo.

En aras de la libertad de expresión, el diario institucional “Avui”27, reclamaba que fuese

clausurada la emisora “La Voz de la España Nacional”, lo que llevaría a cabo el día

siguiente, sin poder llegar a retransmitir un interesante monográfico sobre la cumbre

habida en Barcelona entre Blas Piñar, Giorgio Almirante y Pascual Gauchon. Una

entrevista desapasionada realizada por Cesáreo a los tres líderes de la derecha, con

comentarios neutrales dada la equidistancia política existente entre el entrevistador, los

entrevistados y el sistema político. Más adelante volvería a emitir.

La semántica era una cuestión muy tenida en cuenta por los políticos. Dejó de existir el

nombre de España, que era sustituido por “este país” y similares.

Finalmente, y tras meses de caldear el ambiente, con el silencio cómplice de la jerarquía

eclesiástica, el gobierno aprobaba la ley del divorcio el 25 de Enero.

Esa misma Iglesia del sistema, que ante el terrorismo se limitaba a emitir esporádicos

comunicados, que ante asesinatos respondió en alguna triste ocasión con negativas a la

celebración de funerales religiosos, no dudaba en enviar a S.S. Juan Pablo II una

“abierta crítica a Wojtyla por su actitud ante Euskadi”, como titulaba “El Periódico” de

31-1-1980.

El comunicado que los Elipandos vascos enviaron al Santo Padre decía cosas como:

“Creemos que su actitud a venido a ahondar la herida ya iniciada por su predecesor

Pablo VI, cuando no quiso recibir a las madres de los condenados en el ya famoso

Proceso de Burgos. Aquellos luchadores que no merecieron valoración positiva por

parte del Vaticano, son considerados por todos como generosos y limpios patriotas”...

“No sabemos si Su Santidad conoce la triste realidad de que en Euskalherría, la tortura

sobre los detenidos vascos es una práctica habitual en las comisarías”... “Las torturas y

los refugiados son simplemente un indicador, un termómetro de la realidad más

profunda, humana, ética y política que está en la raíz de nuestra situación y que es la

causa directa de los males que padecemos. Se trata del genocidio o supervivencia del

pueblo vasco.”....”los poderes centrales intentan recortar o anular lo que el pueblo

26 Mundo Diario 11-1-1980

27 de 26-1-1980

Nada en común

71

arranca”.... En su cinismo pretendían que el Santo Padre fuese tan estúpido como el

propio pueblo español, y confundiese víctimas y verdugos.

Por su parte, los Elipandos catalanes emitían un comunicado incitando al voto en las

elecciones al parlamento de Cataluña. “todos los ciudadanos deben ser conscientes de la

importancia de este hecho, ya que de las urnas han de salir los legisladores que regirán

nuestro pueblo; de entre ellos será elegido el president (sic) de la Generalitat (sic)”...

Consideraban “urgente la obligación de votar”... Los partidos se gastarían en estas

elecciones más de mil millones de pesetas, más la propaganda institucional, más las

horas laborales perdidas.

Afortunadamente, el Santo Padre conocía la situación española bastante mejor de lo que

politiquillos de todo tipo y color, instalados en las más diversas instancias, le hacían

saber. Por eso, fiel a la doctrina no se cansaba de decir: “España, sé tu misma”. ¡Toma

bofetada a los Elipandos!

La guerrilla urbana marxista, nuevamente aplicó sus técnicas en Madrid y Barcelona a

finales de enero y primeros de febrero, siguiendo una llamada de huelga general. En esta

vorágine, una militante marxista falleció en extrañas circunstancias (El PST dijo que

“fue salvajemente asesinada por un comando armado parapoliciaco”). Ahí sí que se

dejaron oír las voces exigiendo castigo para los ”culpables”, que por supuesto era

obligado reconocer que eran “fascistas”. La verdad es que nunca se aclaró el asunto, y

bien pudiera corresponder a un error de quienes son los únicos asesinos. Sea como

fuere, el hecho sirvió para que el marxismo volviese a mostrar su esencia, la suciedad,

en las calles de España.

En Barcelona, el “servicio de orden” de la manifestación de protesta, formado por

miembros de CC.OO, fue increpado por otros demócratas que pretendían una vía más

violenta, y que identificándose como “estudiantes”, acabaron ocasionando serias

algaradas. En Madrid, los manifestantes destrozaron lo que encontraron a su paso entre

Atocha y Vallecas, dando gritos y vivas a la organización terrorista ETA. A este

respecto, la prensa del sistema criticaba a la policía “tan susceptible a veces al escuchar

consignas de apoyo a ETA”28.

Los asesinatos terroristas continuaban con una cadencia terrorífica, pero más terrorífico

era el tratamiento que daba la prensa democrática a esos asesinatos. Los muertos, no

eran asesinados, sino que “resultaban muertos”; los terroristas no eran identificados

como terroristas, sino como “presuntos comandos de ETA”. Por otra parte, la

Asociación de la Prensa cerró filas en torno a “Intervíu”, como respuesta a la quema de

varios quioscos que lo distribuían, y “El Periódico”29 decía cosas como “Ahora el

terrorismo la ha tomado con Intervíu...”

Curiosa transposición de conceptos que sería la norma en la prensa democrática. La

esencia de la democracia.

Era tal la situación que un hecho sin importancia dio un vuelco al corazón de Cesáreo

cuando cierto día, de madrugada y con toda seguridad tras una noche de acción

propagandista o de juerga, no recuerda exactamente qué circunstancia envolvió el

28 Punto y hora 8 a 15-5-1980

29 En su edición de 5-2-1980

Nada en común

72

hecho, caminaba por una de las amplias aceras de la Avenida Meridiana y se encontró

con un hombre tirado a lo ancho.

Lo primero que pensó Cesáreo era que, dadas las condiciones padecidas, se trataba de

un asesinato. Se acercó al hombre y pudo observar que lo que sucedía era bien distinto.

El hombre, sin lugar a dudas, intentaba huir de la triste realidad a través del alcohol.

Lo puso en píe como pudo, y lo cargó hasta un centro hospitalario cercano, ubicado en

la misma Avenida. Creía Cesáreo que ahí acababa todo, pero se encontró con que el

centro, que era de carácter privado, se negaba a atender al hombre, y lo dejaba al

cuidado del mismo que lo había transportado.

Cesáreo siempre fue un poco cabezón, y manifestó que ni el hombre ni él saldrían de

aquellas instalaciones hasta que el asunto estuviese resuelto… El asunto lo resolvió una

patrulla de la policía municipal que, a requerimiento del centro, hizo acto de presencia

en unos minutos, no sin antes haber dado otro susto al samaritano.

Habían dejado a los dos hombres, de pie, en la recepción del hospital, y de pronto, el

hombre ebrio, encogió su rodilla hasta el pecho y, antes de que Cesáreo reaccionase,

embistió el suelo con la cabeza, abriéndose una enorme brecha.

A Dios gracias, instantes después entraba por la puerta la policía y se hacía cargo del

caso, despachando en el acto a Cesáreo que, por fin, pudo retirarse a descansar.

En el ínterin, Cristina Almeida, concejal comunista en el Ayuntamiento de Madrid,

distribuyó por los colegios públicos “El libro rojo del cole”; una bazofia con pretendido

carácter pedagógico; un texto antipedagógico y antihumano que apoyaba la

homosexualidad, el aborto, la pornografía y las drogas, entre otras lindezas, y que con el

tiempo acabaría implantándose como referencia filosófica para el sistema “educativo”

que imperaría en España en un plazo de pocos años.

La reforma educativa, o por mejor decir, la anulación de la educación, llevaba su

marcha imparable, con un punto más en Cataluña, donde se exigía “una coacción fuerte

sobre los maestros para que los niños aprendan a escribir catalán”30. Acabarían

aprobando un “Estatuto de Centros” que no fue sino el prolegómeno de la destrucción

del sistema educativo español.

En esta vorágine de sinsentidos, Cesáreo llevaba su particular lucha. El marxismo, por

la suya, desarrollaba la actividad que mejor sabe llevar a cabo después del terrorismo: la

desinformación.

Ambos extremos coincidieron nuevamente en el lugar de trabajo. Los marxistas

propagaban “la intensificación de las actividades criminales de los elementos

derechistas, que colocan bombas en locales de organizaciones de izquierda, que agreden

en los recintos universitarios, en barrios obreros (Vallecas) y que asesinan al militante

vasco, atentado reivindicado por el BATALLÓN VASCO ESPAÑOL; secuestran,

torturan salvajemente y asesinan a joven maestra militante del PST y de CC.OO.,

30 El Periódico 13-2-1980

Nada en común

73

Yolanda González y hace una semana matan a tiros en Vallecas a Vicente Cuervo

Calvo los miembros del partido de BLAS PIÑAR...”31.

El día anterior había sido asesinado Ignacio Arocena, taxista de Vitoria; el día 10,

Francisco Ventura Juliá había sido asesinado en Hospitalet; el día 9 era asesinado

Miguel Rodríguez Fuentes; el día 1, seis guardias civiles eran asesinatos en Vizcaya....

Agresiones, insultos, mentiras, extorsiones, robos... Cierto, en enfrentamientos habían

caído dos marxistas. En enfrentamientos. Evidentemente, lo que resultaba inadmisible

es que, quienes debían conformarse con su papel de víctimas, reaccionasen, no lo

admitiesen y ocurriese algo que ellos mismos no deseaban ... Lamentablemente esas

protestas de los marxistas sólo se producían de manera muy esporádica.

Cuando se producían, y alguien como Cesáreo les plantaba cara, reaccionaban con

escritos diciendo: “La actitud del miembro de la ATNS, Cesáreo, que provocando a

unos compañeros hacia el enfrentamiento físico, arrancaba sistemáticamente unas hojas

que criticaban la represión que padecemos los trabajadores. Esta actuación de

impedimento de la libre expresión, de búsqueda de enfrentamiento físico, tiene un

nombre: FASCISTA y policíaca, toda vez que amenaza a un compañero con

denunciarlo por apología del terrorismo, cuando ¡vaya cinismo! Él difundió el siguiente

comunicado:

Terrorista es todo aquel que comete actos de terrorismo, los encubre, favorece o

justifica.

La justicia debe caer sobre estos enemigos de la convivencia ciudadana con todo su

peso, pero como estamos oprimidos por un régimen democrático que versa toda su

efectividad en la puesta en libertad de estos asesinos, se encuentra justificada la acción

antiterrorista; como la cometida sobre la encubridora, miembro de un comando

informativo, Yolanda, muerta días pasados en Madrid, a manos de un comando

patriótico. Ya estamos hartos de contabilizar muertos en las filas de la militancia

meramente nacional.

Los atentados, ¡por fin!, serán respondidos con creces, si no por la justicia burguesa

democrática, sí por la justicia de los militantes nacionales.

¡¡ARRIBA ESPAÑA!! ¡¡VIVA LA LUCHA ARMADA ANTITERRORISTA!!.”

Seguía el escrito llamando a Cesáreo “enemigo de los trabajadores”. Y como tal

enemigo, recibió una carta anónima, enviada por correo, cuyo texto, confeccionado con

letras recortadas de periódico rezaba: “Cesáreo Hijo de Puta te vamos a cortar el cuello

un aviso”.

Naturalmente, y para general conocimiento, el texto fue convenientemente fotocopiado

y expuesto por las paredes del edificio de trabajo. El original fue regalado, autografiado,

a una amiga de Cesáreo, a la sazón telefonista del Banco. Al propio tiempo animaba

públicamente a los autores para que le repitiesen en la cara lo que le habían escrito. No

lo hicieron.

Cesáreo era consciente que se había extralimitado en el texto que, efectivamente,

difundió, y es que su estilo no era precisamente ese; era partidario de una guerra abierta

de liberación (como lo era ahora mismo), pero defender el asesinato, aunque la víctima

sea un asesino, no era ni podía ser su estilo.

31 suelto firmado por S.A.T., CC.OO. y UGT el 18-2-1980

Nada en común

74

El día 20 de Febrero moría asesinado Eugenio Saracíbar González. Otro atentado

“fascista”... ¡Faltaría más! Aquí claro está, las fuerzas represivas del régimen vigilaron

bien el funeral para impedir manifestaciones antidemocráticas. Quedaba manifiesto qué

era lo que permanentemente sería, hasta hoy mismo, una de las preocupaciones del

régimen: El silencio de quienes eran sus impenitentes enemigos.

Mientras tanto se había producido la invasión de Afganistán por parte de la Unión

Soviética, y como no podía ser menos, el PSUC la apoyó porque “No se puede ir contra

nuestra amada patria madre, que es Rusia”32.

La inseguridad ciudadana era manifiesta, ya que la legislación venía poniendo en

evidencia lo que sería perfeccionado años más tarde hasta el infinito. Para

contrarrestarla, el sistema aplicó todos sus medios, que no eran ni policiales ni de

justicia, sino cinematográficos. Así un actorcillo de tres al cuarto, José Sacristán, se

dedicó a protagonizar películas encaminadas a señalar que los “fascistas” eran los

terroristas, y que el miedo era un veneno sembrado por los mismos “fascistas”. Dos

perlas que lo encumbraron como actor de la democracia fueron “El Diputado” y “Miedo

a salir de noche”. Hubo más, pero estas intentó verlas Cesáreo. Intentó verlas, pero no

consiguió su objetivo dada la calidad de bodrio de las mismas.

En el capítulo de cine también tuvo Cesáreo otra experiencia. Fue en el pase de una

película de promoción del terrorismo. Se trataba de “El Proceso de Burgos”, en una sala

pequeña. La proyección ya había comenzado cuando entraron en la sala Cesáreo y José

Antonio. Nada más sentarse, no pudiendo soportar aquella exaltación del terrorismo,

ambos amigos comenzaron a proferir gritos e insultos contra la democracia. Primero

fueron siseos reclamando silencio, pero se acabó por cortar la proyección de la película.

Allí fueron los insultos; allí las amenazas; allí las invitaciones de los dos amigos para

que aquellos mostrencos cumpliesen sus amenazas. Nada. Nadie bajó hasta donde

estaban Cesáreo y José Antonio, quienes tras un rato prudencial optaron por marchar

antes de la llegada de las fuerzas represivas del sistema.

Llamaba la atención de Cesáreo la actividad recaudatoria del sistema. Estaban

acostumbrados a que la “oprobiosa”, que tanto robaba y tan mal lo hacía todo, no

aplicase impuestos directos a la mayoría de los españoles, sino tan solo a los poderosos

económicamente hablando, y además, sobre los bienes, un impuesto, el ITE, que

ascendía al 3%. Con esto, los inútiles del sistema franquista, organizaron una red de

pantanos gracias a la cual aún tenemos algo de agua; un sistema de carreteras que

ciertamente ha sido mejorado más que sustancialmente por el sistema opresor existente,

pero que ahí estaba, y una serie de servicios que la democracia ha tenido a bien retirar,

más que nada para mostrar que los españoles somos libres; es el caso que, además de lo

dicho, además de cobrar un 3% de ITE y hacer las obras públicas pertinentes, resulta

que, según dicen los políticos democráticos, el anterior régimen era una cueva de

ladrones.

Cesáreo, ahora, decía que, además de ladrones debían ser unos auténticos genios,

porque en democracia, el ITE franquista del 3% se convirtió en el IVA democrático que,

con sus respectivas escalas, llegaba hasta el 16%. Pero no quedaba ahí la cosa, porque el

ITE se aplicaba sobre los rendimientos de capital, y con la democracia ese impuesto se

32 La Vanguardia 21-2-1980

Nada en común

75

convirtió en retención del 25%. A todo ello hay que añadir el incesante incremento del

precio de la gasolina, que afecta a todos los sectores, y cuya mayor parte del costo son

impuestos directos.

Evidentemente, la democracia, además de en sangre, tiene otro precio en metálico que,

naturalmente, debe ser repartido democráticamente. Por eso, en algo que los políticos

democráticos siempre han estado de acuerdo es que el aumento de sueldos es sagrado

(el aumento de sueldos a los políticos, naturalmente). Así, desde el principio de la etapa

democrática, el asunto crematístico ha estado que quemaba. Noticias como “La nómina

municipal se come la mitad del presupuesto del 1980”33, era ampliamente superada por

las actuaciones llevadas años después, que permitían, además de que en 2006 que “El

Presidente de las Cortes Valencianas regala a cada diputado, un televisor de plasma (89

en total). El presidente de la Diputación de Alicante, ha regalado a los 31 diputados,

otro televisor de pantalla plana”, los ayuntamientos democráticos asignasen a sus ediles

sueldos diez veces por encima del salario medio interprofesional.

En 2006, un albañil, por todos conceptos, venía ganando entre cinco euros con

cincuenta por hora efectiva trabajada, sin derecho a vacaciones ni paga extra alguna. En

ese mismo momento, el sueldo de los políticos oscilaba entre los módicos 5.800 euros y

los módicos 8000 euros mensuales, lo cual, entendiendo que los políticos son unos

currantes y dedican, como media, incluidos sábados, domingos y fiestas de guardar, la

nada despreciable jornada de 10 horas diarias, les salía la hora al módico precio de

entre19,33 euros y 26,66 euros respectivamente. Dietas aparte, naturalmente. Dietas

que, al mismo albañil le parecerán acordes, ya que un político de 2006 se llevaba unas

dietas de 120 euros al día. Claro, si la media fuese de cinco horas diarias, les saldría a

38,66 euros y 53,32 respectivamente, y si acaso fuese de dos y media, les saldría la hora

a 77,32 euros y a 106,64 respectivamente, más dietas.

Por otra parte, las reformas fiscales han ido dirigidas directamente a asesinar la familia;

así, un soltero sin personas a su cargo con un sueldo de 30.000 euros al año; un esposo/a

que con dicho importe tenga que mantener a su cónyuge; o un esposo/a que con 33.000

euros anuales tenga que sacar adelante a su cónyuge y a sus cuatro hijos, cotizaron lo

mismo a Hacienda a partir de 2006.

Entre tanto, en diversos enfrentamientos acaecidos en varios lugares de España como

consecuencia de las reiteradas “manifestaciones antifascistas” convocadas por los

partidos democráticos, se produjeron contusionados, afortunadamente entre los

demócratas, y es que, misteriosa e inequívocamente, la presencia de un pequeño grupo

de españoles hacía poner pies en polvorosa a masas de demócratas.

Es el caso, que por estas fechas, el terrorismo, evidentemente marxista, en menos de dos

meses había segado la vida de 23 personas. Esto había ocasionado alguna protesta

airada de sectores de españoles, y ésta protesta, a su vez, había ocasionado, por parte de

las instituciones democráticas y de la prensa del sistema, la exigencia de que las

organizaciones nacionales fuesen marginadas (¡aún más!), e ilegalizadas.

Por parte de quienes al referirse a los asesinos lo hacían como “militantes vascos”,

“jóvenes”, y adjetivos similares, en “Hoja del Lunes” de 25-2-1980 se podía leer, como

33 El Periódico 22-2-1980

Nada en común

76

tantas otras veces en otros tantos sitios, adjetivos distintos para los españoles que

osaban defender el honor de la Patria; la noticia completa decía así:

“Un herido en Valladolid. Los ultras atacan de Nuevo: El joven José Antonio Mariscal

Hera resultó herido de gravedad en unos incidentes ocurridos en un bar de Valladolid en

la madrugada de ayer. José Antonio Mariscal fue agredido al parecer por un grupo

ultraderechista. (Así, los llamados ultraderechistas, pensaba Cesáreo, se desplazaban

como bandas de gamberros agrediendo a la gente). Por otra parte, otro joven fue

también herido de pronóstico reservado, a consecuencia de una pedrada recibida en un

enfrentamiento ocurrido ayer al mediodía en la misma capital vallisoletana. (parece

deducirse, ahora, que hubo enfrentamientos; vamos que unos y otros sacudieron

badana).

José Antonio Mariscal sufrió traumatismo encefálico y fractura de tabique nasal, siendo

calificado su estado de grave. En contra de las primeras versiones que afirmaban que el

joven fue herido tras una discusión política, la madre de la víctima afirmo a E.P. que su

hijo se encontraba tomando unas copas en un bar y de improviso irrumpió un grupo de

jóvenes que, provistos de porras y cadenas, atacaron al grupo en el que estaba José

Antonio Mariscal.

El otro joven herido ayer en Valladolid recibió una fuerte pedrada en un enfrentamiento

con grupos ultraderechistas. Los incidentes se produjeron en el transcurso de una

manifestación “antifascista”...

Era curioso cómo los marxistas eran “jóvenes”; vamos, eran tratados como los mismos

terroristas, y sin embargo los otros no eran jóvenes, sino “ultraderechistas”, “ultras”,

“fascistas”. Era curioso cómo los enfrentamientos eran provocados por “los ultras”. Y es

que las manifestaciones convocadas expresamente contra ellos..., eso no era

provocación, sino libertad de expresión democrática. Libertad de expresión que

verbalmente, en las manifestaciones democráticas se traslucía con gritos de “ETA,

mátalos”; “ETA, más metralletas”... Mientras en los ayuntamientos se retiraba la

bandera nacional.

El tratamiento que el sistema da al tema del terrorismo es, en esencia, la

complementariedad del mismo; en el tema del terrorismo hay quién asesina (las

organizaciones terroristas, inequívocamente marxistas e inequívocamente ligadas a los

intereses del sistema democrático), y en el tema político e informativo, las

organizaciones, partidos, sindicatos y prensa democrática, completan el círculo,

justificando, dulcificando, comprendiendo, matizando, desviando la atención y

convirtiendo en asesinos, de forma subliminal, a los asesinados, y a los asesinos, en

luchadores por la libertad.

Todos ellos, al alimón, ponen en igualdad de condiciones y tratamiento el hecho de

haber cometido un asesinato que el hecho de propinar un puñetazo, para

inmediatamente dar el paso siguiente y proclamar que los que dan el puñetazo son

terroristas; como sea que a los terroristas no se les define como tales; como sea que del

asesinato se habla poco, para no desestabilizar... y de quienes dan el puñetazo sí, el

siguiente paso es fácil, y la masa lo asume como certero en breve plazo: los terroristas

son los fascistas; los fascistas asesinan; los centenares de asesinatos que son cometidos,

los cometen los fascistas. Nada importa que los muertos sean correligionarios de los

“fascistas”, que sean españoles; nada importa que los asesinos sean quienes son.

Cesáreo, que repartió algunos puñetazos, es terrorista.

Nada en común

77

Posteriormente, los asesinos, reconocidos como luchadores antifascistas, demócratas de

toda la vida, ocuparán cargos que van, desde policía de uniforme, hasta concejal o

diputado democrático. El muerto al hoyo, y el criminal al bollo.

Tan es así que la Unión Sindical de Policía, realizó congresos en los que manifestó

cosas como las siguientes :” En la ponencia sobre terrorismo define a las actividades

terroristas como el resultado violento que tiene su origen en grupos marginales debido a

la represión social, política, etc., o en grupos que se automarginan. Se distingue

asimismo entre el terrorismo de derechas y el de izquierdas (evidentemente, el sistema

suspiraba por lo que nunca ha existido; a saber, lo que ellos denominan terrorismo “de

derechas”). El de derechas, que antes se encubría en el anonimato y contaba con el

apoyo del poder establecido y que va encaminado a defender las posiciones económicas

y políticas de unos determinados grupos sociales y se encubre en los ideales de Patria,

Justicia, etcétera (¡Olé la ecuanimidad!). Respecto al terrorismo de extrema izquierda, la

ponencia se centra en la ETA, ya que los GRAPO tienen unos oscuros orígenes y poco

claros fines. Las conclusiones señalan que para terminar con el terrorismo de ETA son

necesaria medidas políticas.”34.

Olé la manipulación informativa y política. Resulta ser que los centenares de asesinatos;

los atentados con bomba a diversos establecimientos; los secuestros, las amenazas, la

guerrilla callejera, el provocar un exilio que ya superaba las 200.000 personas... era un

tema secundario, marginal y comprensible desde el punto de vista político, mientras que

lo que realmente preocupa es el llamado “terrorismo de derechas”, que prácticamente se

limita a la emisión de gritos antidemocráticos. En el mismo periódico salía la siguiente

noticia, en un rincón del periódico: “detenidas cinco personas presuntas integrantes del

comando “Beriain” de ETA militar. Según la nota oficial del Gobierno Civil de

Navarra, a los detenidos se les ha intervenido una metralleta, cuatro granadas de mano y

abundante munición. Según la misma nota, este comando es presunto responsable de la

muerte de un guardia civil retirado el pasado 8 de enero en Alsasua”. Mientras, una

bomba hacía explosión en una fábrica de Oyarzun, dejando sin trabajo a cuarenta

trabajadores.

En el mismo periódico, y en noticia destacada, se señalaba: “la detención de varios

miembros terroristas de la extrema derecha que atacaron Amics de les Arts de Tarrasa y

Sabadell”. Naturalmente, no hubo heridos y contrariamente a los sucedido con los

etarras, éstos eran terroristas sin haber dañado a nadie y sin haberles aprehendido

ningún arma; los otros, “presuntos responsables de la muerte...”, y poseedores de un

arsenal.

La revista pro etarra “Punto y hora”35 proclamaba en el editorial: “El aire, arrogante y

altanero (impasible el ademán), el brazo extendido al sol...y la pistola o la navaja al

alcance de la mano... Son los fachas...

Los fachas que tímida o descaradamente se van adueñando de aceras y calles (se

bautizan como zona nacional), aunque en Euskadi tengan que atrincherarse en alguna

comisaría...De paisano o de uniforme son el enemigo del pueblo”.

Evidentemente, en la prensa había un buen elenco de guionistas para películas de

ficción.

34 Hoja del Lunes 25-2-1980

35 Edición de 8 a 15 de Mayo de 1980

Nada en común

78

En las cortes democráticas, por su parte, se encargaban de eliminar del código penal

aquello que fuese relativo a la moral pública y a destruir los signos de identidad de la

Patria36.

En el aspecto religioso, los infiltrados en la Iglesia descalificaban al Santo Padre; el

Elipando barcelonés, Jubany, declaraba que el Papa no debía desconocer que “Cataluña

tiene una personalidad tan acusada en todos los órdenes”... “Visitándonos, podría captar

la problemática pastoral y religiosa de nuestro pueblo que, nacido en le seno del

cristianismo, hoy pasa por momentos muy delicados, debido a su apertura a las

corrientes de toda índole venidas de Europa y también a los pocos años de estrenada

libertad democrática”. También manifestaba su comprensión hacia las personas que se

dedicaban a criticar sal Santo Padre. (Diario de Barcelona 4-3-1980).

¿Las noticias de prensa?: “Huye con su amante y se inventa un rapto político”; “los

piquetes no pincharon ruedas para no herirse”; “gritos a favor de ETA en Sevilla”; “la

enseñanza, otra vez campo de batalla político”; “Colapso por la huelga de RENFE”;

“incidentes tras detener a presuntos etarras”; “Excluyamos a los herederos de Franco”;

“cócteles molotov contra viviendas militares”; “primeras bofetadas en la huelga de

basureros”; “mandan a un manco a pegar carteles”; “los farmacéuticos piden permisos

de arma corta”; “Secuestran y hieren a un industrial en Vitoria”; “Un incendio destruye

los talleres centrales de RENFE (no parece relacionado con la huelga)”; “miedo a salir

de noche”; “121 autobuses averiados en la huelga de transporte”; “Bar de ultras,

quemado tres veces en quince días (según un comunicado de la asociación de vecinos de

Singuerlín, las repetidas denuncias formuladas contra el bar por escándalos y peleas han

originado que el propio Navajo se queme el bar para culpar a los vecinos)”; “No hay

corrupción en el Ayuntamiento de Madrid”; “8000 millones sin justificar en nóminas de

RTVE”; “Bomba desactivada en el tren Madrid-Cádiz” (son titulares al azar, aparecidos

entre 25-2-1980 y 8-3-1980). Hechos que sólo son una muestra de la realidad vivida en

España en democracia; en absoluto circunscribibles a un corto periodo de la misma.

El 9 de Marzo de 1980 se celebraron elecciones en Vascongadas y se abrió la puerta, de

par en par, al separatismo. El diario “El Alcázar” denunciaba en su editorial: “El sábado

comenzó el éxodo. Familias enteras, en especial de pueblos pequeños, donde los ojos de

la ETA vigilan a los electores se fueron a Castilla. En la autopista hubo que reforzar el

personal de cabinas para atender el éxodo. Además están los abstencionistas forzados.

Los que han tenido que huir de su tierra, porque nadie les garantiza la vida. Sólo en

Vizcaya faltan cerca de 40000 habitantes. Tantos como votos ha obtenido Alianza

Popular. Los “Huidos”, los tristemente huidos, hubieran sacado ellos solos dos

diputados. Y los que se fueron a Castilla para no votar, tantos como el PNV.

Ha ganado el terror. En ninguna democracia un resultado así puede considerarse

válido”.Terrible. Resulta terrible la última frase, cuando, por lo que se conoce en

España, eso, y sólo eso, es democracia.

Para celebrar los resultados, la guinda la puso, nuevamente, el terrorismo de la bomba,

con una nueva expresión en Bilbao.

Ante todas estas situaciones, José Tarradellas hizo unas declaraciones que levantarían

ampollas: “Estoy convencido de que es inevitable una intervención militar”.

36 El Correo Catalán 27-2-1980

Nada en común

79

Pero el rodillo seguía su ritmo: se publicaba en el BOE el Estatuto de los Trabajadores,

al tiempo que todos los partidos hacían una fuerte propaganda para las inminentes

elecciones al Parlamento de Cataluña. Por cierto, más del 50% de la misma estaba

redactada en español. Todavía tenían una mínima relación con la realidad. El general De

Santiago declaraba: “Nunca la paciencia de un pueblo había llegado a más. Nunca el

orgullo o la dignidad de los españoles había llegado a menos”. Lamentablemente,

ambas cuestiones tendrían que empeorar considerabilísimamente con el transcurso de

los años.

Una de las cuestiones que no se les pasaba por alto a los políticos era el tema del dinero;

así, y a pesar de la legislación por ellos mismos redactada, y que subvencionaba los

escaños obtenidos en el Parlamento de Cataluña con 348.150,- Ptas. cada uno, más 45

pesetas por voto válido obtenido, todo lo cual les daba derecho a recibir ciento sesenta

millones de Pesetas, lo cierto es que se concedió un crédito extraordinario de 465

millones de pesetas. Cifra que, en cualquier caso, es irrisoria si la comparamos con los

tejemanejes que recurrentemente han ido saliendo a la luz a lo largo de los años.

En 5 años habían muerto 13 Jefes militares. Más que en la Guerra de Liberación. El rey

elogiaba la actitud del Ejército37, y la prensa se felicitaba porque en la “jornada de

reflexión” previa a las elecciones de Cataluña no se habían producido incidentes. El 24

de marzo, dos nuevos asesinatos adornaban el sistema. Todo un éxito.

La persecución homosexual sobre la humanidad, también estaba tomando cuerpo; el 4

de Abril se reunió en Santa Cristina de Aro la II Conferencia Anual de la Internacional

“Gay”. Difundieron una pegatina donde aparecía un sol amariconado, circunscrito por la

frase: ¿MARICÓN? SÍ GRACIES. Entre las ponencias se trataban temas como

enseñanza y pedofilia. Ciertamente, en estos campos avanzarían considerablemente en

los siguientes lustros, hasta llegar al momento actual, donde definirse como no invertido

es delito castigado con la ley. Una gran cobertura informativa daba fe del interés que el

sistema opresor tenía por el asunto.

Monseñor Marcelo González, uno de los pocos obispos católicos que había en el

momento, denunciaba en la Misa de Pascua: “La sociedad moderna está asistiendo a un

drama del que no se da cuenta: la pérdida de la juventud. Hay cada día más jóvenes que

no se interesan por nada, ni por la política ni por la transformación social. Es que no

creen en nada. Se empieza por no creer ni en Dios ni en Cristo y se termina por no creer

ni en el hombre ni en sus programas”38.

Los políticos y los Elipandos sabían, de manera tan cierta como el propio Cardenal

Primado la certeza de esta afirmación. Sin duda, por ese motivo ahondaban más y más

en la cuestión. Aturdiendo la mente de los jóvenes, imbuyéndoles un conformismo

pasivo y letal que acabaría convirtiéndolos precisamente en lo que quería verlos

convertidos el régimen opresivo: autómatas, consumidores, televidentes..... estúpidos.

El sistema ha conseguido crear generaciones enteras de autómatas; personas a las que

con una edad física de poquísimos años se las adormece y se las convence que su

igualdad equivale a hacer lo que les plazca; no admiten maestros, con lo que acaban en

las zarpas de quién únicamente ejerce el magisterio: el sistema. De ahí que el propio

sistema haya eliminado los sistemas educativos conocidos hasta el momento;

37 El País 23-3-1980

38 El Alcázar 8-4-1980

Nada en común

80

democratizó la escuela, consiguiendo generaciones de personas sin el menor criterio;

niños viejos de alma que, transcurridos los años han conformado una sociedad

manipulable y convencida que, precisamente eso, es libertad. Niños viejos y “adultos”

infantiloides, ahítos de televisión, pornografía, deporte televisivo y droga, incapaces de

distinguir el bien y el mal, donde el relativismo se ha convertido en el único dios. El

relativismo y el conformismo más borreguil, que acepta como derecho los peores vicios,

combatidos durante toda la historia por la Humanidad: homosexualidad, aborto,

eutanasia. A partir de ahí, todo lo que el sistema quiera.

Don Marcelo apuntaba lo que se estaba gestando, pero nadie le hacía caso. Todos le

acallaban. Además, el índice demográfico comenzaba a declinar. En 1970 se produjeron

19,45 nacimientos por cada mil habitantes, mientras las defunciones fueron de 8,41; en

1978 las cifras variaron sensiblemente, siendo de 16,17 y de 7,07 respectivamente. Con

los años, la situación, como el resto de situaciones en España, ha ido empeorando hasta

conseguir una sociedad gravemente envejecida y egoísta. Éste es otro fruto del sistema.

La inseguridad ciudadana continuaba su escalada; un editorial de “El Periódico” de

Barcelona39 daba datos que entonces resultaban alarmantes, aunque hoy resulten

hilarantes : “El pasado año 1.300 millones de pesetas fueron robados; el número de

viviendas desvalijadas aumentó un 25% en relación al año anterior; circulan alrededor

de 2500 millones de monedas falsas; hubo un millón de lesionados por accidentes

laborales, a causa de los cuales murieron 2.000 personas...”

El fraude, también económico, se hizo escandaloso en lo relativo al INEM (Instituto

Nacional de Empleo); curiosa denominación para una institución que se encarga del

desempleo.

El inmenso volumen de parados que en estos tiempos venía generando la democracia,

podría haber hecho tambalear y caer el sistema... Pero para algo tenían los dineros

generados por los trabajadores, así que optaron por sufragar el paro. Miles y miles de

personas tendrían a partir de entonces una profesión peculiar: parado.

De entre ellos, lo que durante décadas ha resultado más lacerante, ha sido el PER (Plan

de Empleo Rural), otro curioso eufemismo para denominar a quién no trabaja. Resultaba

bastante cómodo recibir una nómina mientras el beneficiario se dedicaba a otros

menesteres, o a dormitar. Con éstos asuntos, y pagando los de siempre, han ido

manteniendo el tipo los políticos.

Por estas fechas, el denominado Batallón Vasco Español llevó a cabo varios atentados

terroristas que segaron la vida de un terrorista etarra. Nuevamente el sistema en pleno

tomaba la posición que le correspondía... Y le cargaba lo que quería. Cualquier

barbaridad, como la voladura de una cruz del siglo XV, en Durango, les era achacada.

Algo raro el asunto... Máxime cuando los ayuntamientos democráticos se significaban

en esas fechas por todo tipo de iconoclastias; se exigía retirar crucifijos por parte de

algún politiquillo pardillo que no se había enterado que todavía no tocaba, se derruían

monumentos a los Caídos por Dios y por España, se destruían monumentos a Cervantes

y a Unamuno...

En el aspecto económico, el hundimiento de España, la venta a las potencias extranjeras,

comenzaba a tomar posiciones. La SEAT entraba en crisis; los Altos Hornos entraban

en crisis; más adelante serían los viñedos, el olivar, los altos hornos...

39 de fecha 30-4-1980

Nada en común

81

Por su parte, el estado emitía deuda pública al 12,5% de interés y con una desgravación

del 22 por ciento, y el Director General del Tesoro enviaba millares de cartas incitando

a su suscripción, en apoyo “de los intereses generales de la nación”. Curiosamente aún

citaban “nación” para referirse a España y usaban el escudo con el águila de San Juan.

Eso era confundir el culo con las témporas, o los políticos con la Nación... Mucho es

que no citaban la Patria... Y Marcelino Camacho y Nicolás Redondo hacían publicidad

en TVE para que los trabajadores realizasen la declaración de renta. Por su parte,

Alianza del Trabajo Nacional Sindicalista dijo que aconsejaría a sus afiliados que no

hiciesen la declaración. También confeccionaron un sello que se ponía en los billetes de

banco y que rezaba: BOICOT TOTAL A LA DECLARACIÓN DE LA RENTA”. Otro

sello decía “TEJERO LIBERTAD”.Mientras, los políticos seguían subiéndose los

sueldos (El Periódico” 18-5-1980).

La declaración de renta agudizó aún más las diferencias y las injusticias. Se gravó a la

familia; se castigó fiscalmente tener hijos; se fomentó la individualidad; se controló

hasta el último céntimo que ingresaba un trabajador, mientras los poderosos tenían

exenciones de todo tipo y color, y facilidades para evadir impuestos, y los políticos,

excluidos de la obligación. Eso es justicia democrática.

España, según el periódico “El Alcázar”40 estaba a punto de batir, por lo menos, dos

marcas mundiales: el mayor precio pagado por un futbolista y el índice de desempleo

más alto logrado en menos tiempo. Evidentemente, ambos extremos deben ir juntos. A

partir de éste momento, los nueve millones de dólares pagados por su traspaso, serían

irrisorios comparados con los nuevos pagos.

Los titulares de prensa pendulaban entre noticias terroristas, hecatombe económica,

esplendor separatista, trinchamiento de la educación, huelgas, inseguridad ciudadana,

partidos de baloncesto internacionales de la selección catalana, extorsiones, inflación,

persecución del idioma español y de la idiosincrasia española, homenajes institucionales

a terroristas muertos, guerrilla urbana, desmelene de los invertidos, suciedad,

pornografía, droga, vicio, llamadas contra “los ultras” y crisis de gobierno. Vamos, el

inicio de lo que se iría perfeccionando paulatinamente hasta conseguir lo que ahora

mismo tenemos.

Pero lo que preocupaba al sistema era que la libertad de expresión no fuese ejercida por

los españoles. Así, los periódicos “Tele Exprés” de Barcelona y “Punt diari” de Gerona,

arremetían contra las emisiones que desde ambas capitales llevaba a cabo la emisora

“La Voz de la España Nacional”, demandando su clausura41.

Un enfrentamiento acaecido en la facultad de derecho de Madrid entre españoles y

demócratas, naturalmente tuvo un especial tratamiento por parte de la prensa

democrática. Todos sabemos que sólo hubo unos culpables. Es innecesario remarcarlo.

El 6 de Mayo fueron juzgados por la “Operación Galaxia” el Teniente Coronel Tejero y

el comandante Sáenz de Ynestrillas.

40 de fecha 4-5-1980

41 de fechas 24 y 29 de Abril de 1980

Nada en común

82

Desde “La Voz de la España Nacional” que fue clausurada el 6 de Mayo, se hacían

constantes llamadas a la libertad de estos dos patriotas, que fueron recibidos con

grandes muestras de cariño por parte de las personas que se concentraron en el Gobierno

Militar de Madrid.

“La Voz de la España Nacional” no dejó de emitir. Se confeccionó una nueva emisora,

y desde el vehículo de Cesáreo se hacían las transmisiones. Cierto día de tormenta

estaba Cesáreo transmitiendo, y observó cómo los rayos caían cada vez más cerca de

donde él estaba. A Dios gracias, cayó en la cuenta que debía estar atrayendo los rayos, y

desconectó sin avisar. No había terminado de recoger cuando hizo acto de presencia en

el lugar, Jorge, temiéndose lo peor. Finalmente se adquirió un pequeño local en el

Carmelo, desde el que, cada día se repetía la operación con seguridad.

Pero los problemas, que parecían minimizados con la nueva instalación, donde se ubicó

una antena de 6 metros, se agudizaron, porque los vecinos dejaron de poder ver la

televisión cuando se emitía.

Cesáreo, que pasaba por ser empleado de una empresa de transportes que había

efectuado esas instalaciones para el servicio de sus camiones, ya no sabía qué cuento

contar a aquella gente, hasta que, por fin, el técnico, Jorge, tuvo a bien poner lo

necesario para minimizar las interferencias.

La revista democrática Punto y Hora dedicó un monográfico a “La escalada de los

ultras”. Digno de ser leído, en sus páginas 24 y 25 hace un panegírico de Fco. Javier

Aranzeta Egizabal alias “Trautxiki” y alias “Lepo”, un demócrata que acababa de

asesinar a un guardia civil, valientemente, por la espalda, como es costumbre.

El panegírico empezaba así: La vida de Francisco Javier Aranzeta Egizabal,

“Trautxiki”, “Lepo”, se apagó a las dos y cuarto de la tarde del lunes, 28 de abril, entre

Rentería y Oyarzun, en el cruce de Arkale. Su cuerpo, con un disparo en el tórax, quedó

tendido en el suelo del autobús que cubre la línea Fuenterrabía-San Sebastián. A menos

de dos metros de él yacía, también sin vida, el guardia civil Rufino Muñoz Alcalde,

objetivo del comando de ETA militar del que “Lepo” formaba parte.”... “Con su muerte

la izquierda abertzale en particular y Euskadi en general, acaban de perder la figura de

un militante honrado y desinteresado...”

“El Periódico”42 destacaba que en cinco meses habían sido asesinados cinco marxistas,

así como asaltadas diecinueve sedes políticas o sindicales. Para nada hacía referencia a

los 34 asesinatos de ETA cometidos desde Enero hasta entonces (por cierto, ese mismo

día moriría asesinado José Mª Espinosa Viscarret, y ocho personas más durante ese

mismo mes de Mayo), ni de los ametrallamientos de edificios, extorsiones, bombas,

amenazas... llevadas a cabo por sus correligionarios. Con dos particularidades, dos de

los muertos marxistas lo fueron como consecuencia de crímenes sin aclarar, que

seguidamente fueron cargados sobre las fuerzas nacionales por parte de la prensa del

sistema, y los otros tres, consecuencia de la autodefensa de sus matadores, en

enfrentamientos abiertos, y sin organización alguna responsable de los hechos.

Naturalmente, esos incidentes llegaron hasta el congreso de los diputados, para aclarar

el asunto. Lo otro no hacía falta. Era totalmente democrático.

42 En su edición de 8-5-1980

Nada en común

83

Las campañas contra la Guardia Civil eran manifiestas. La prensa del sistema, la misma

que a los terroristas definía como “jóvenes”, cargaba constantemente contra la Guardia

Civil, acusándola de torturar. La tortura, por lo que se ve, debía circunscribirse al hecho

de que morían pocos guardias civiles...

En su afán de completar la desinformación, la estupidez de un pueblo cada día más

inerme, se repartían octavillas con textos como el que sigue: “Los partidos abajo

firmantes, ante los graves acontecimientos ocurridos durante la última semana en

Madrid y Bilbao, fruto de la actuación de bandas fascistas, hacemos un llamamiento a

todas las organizaciones políticas, sindicales y asociativas a dar respuesta a la creciente

oleada de violencia desatada por parte de las bandas fascistas...”

En su ansia de coadyuvar al bienestar general, los demócratas estaban entre tanto,

también, reorganizando la forma de asesinar más y mejor. Para ello, estaban trabajando

fuertemente el en asunto del aborto. Así, en la “Setmana d’Informació sobre els

disminuits psíquics” (la opresión lingüística ya empezaba a asomar el hocico) se

defendía que “el aborto puede ser una medida preventiva de la subnormalidad”.

Posteriormente se darían cuenta que también puede ser una medida preventiva de la

libertad.

Este asunto importaba grandemente a Cesáreo. No en vano, su hermano Fernando era

disminuido psíquico, y estaba como interno en un centro especializado, en Santa

Coloma de Gramanet.

El lamentable tratamiento que recibían estos enfermos era inenarrable. Parece como si

las instituciones democráticas tuviesen como prioridad hacer sufrir a ellos y a sus

familiares. Lo único que al parecer les importaba era que, cada vez que se convocaban

unas elecciones, no engrosasen la abstención. Nunca supo Cesáreo si, además, les

ponían en la mano la papeleta que debían introducir en la urna.

Enfermos con una difícil convivencia, eran forzados a una asistencia primaria,

secundaria. Eran forzados a convivir con su familia aún en unas circunstancias

complicadas, con un tratamiento médico complicado, sin las mínimas atenciones que un

deficiente de estas características precisa. La familia no lo rechazaba, sino que se

declaraba incapaz de atenderlo.

Cesáreo llevaba, desde siempre, de excursión a su hermano, cuando no iba a escalar, a

esquiar o de espeleología; vamos, cuando iba de marcha por montaña. La verdad era

que, en estos últimos tiempos, había descuidado un poco este aspecto, urgido por la

vorágine política, pero continuaba atendiendo el asunto.

Eso iba bien para su hermano e iba bien para él. Lo que el sistema pretendía, e implantó,

no. No era su hermano persona que pudiese aguantar la convivencia familiar de una

manera continuada. Necesitaba compatibilizar ésta con su estancia en un centro

especializado. Pero no era esa la idea del sistema. Tal vez por eso, y atendiendo que “el

aborto puede ser una medida preventiva contra la subnormalidad”, acabó aplicando el

aborto retroactivo sobre su pobre hermano, un día que, interno en el centro tras infinitas

peleas, le aplicaron una sobredosis de calmantes que lo llevó a la tumba.

Nada en común

84

Nunca denunció la familia el hecho, aunque los gestores del centro lo temían tanto que,

sin pedirlo, facilitaron un vídeo donde aparecía Fernando la misma noche de su muerte.

Nunca denunciaron el hecho. No estaban dispuestos a sufrir nuevamente con el acoso de

la justicia democrática y de la prensa democrática, recibiendo insultos que cuestionarían

la atención prestada por la familia. Insultos que a los defensores del sistema no les

hubiesen afectado... Pero es que ellos no tienen alma. Descanse en paz Fernando.

Descansó él y descansó la familia, eso no obsta el dolor. Pero eso sucedería en 1985; al

menos había podido disfrutar de alguno de sus sobrinos.

Pero no fue eso lo peor. El PNV echaba más leña al fuego del asesinato, y afirmaba que

admitía la legalización de prácticas abortivas en los supuestos de malformación del feto,

embarazo por violación o ante riesgos para la salud física o psíquica de la madre. La

legalización del terrorismo intrauterino se abría paso.

Cesáreo terminaría este año 5º de Pedagogía. Ya tenía veintiséis años. No había corrido

en la carrera, pero estaba dispuesto a marcharse a América a ejercer en la educación, por

supuesto dejando el banco. Pero el destino le había deparado otras cosas.

En la comida de despedida por jubilación de un compañero, tomó contacto con él

Joaquín Andréu, subdirector regional del banco en esos momentos... y padre del asesino

fallido de Fco. Javier Camí.

Nació una relación entre ellos. Indudablemente había un interés paternal por parte de

Joaquín Andréu, pero la relación acabó en una sincera amistad que perduró algunos

años. Ciertamente Cesáreo se vio moralmente obligado a hacer una gestión cerca de

Camí, pero como moralmente estaba más cercano a Camí, y como lógicamente la

víctima de un intento de asesinato difícilmente se encuentra predispuesta a olvidar, la

gestión quedó en nada.

Hubo otra persona que, también en aquellos precisos momentos, cuando el ambiente

político se encontraba francamente caldeado, tomó contacto con Alianza del Trabajo. Se

trataba de Mari Carmen; un personaje extraño; una mujer de edad cercana a los cuarenta

años, culta, inteligente, atractiva... muy atractiva incluso para un hombre catorce años

más joven que ella.

Esta mujer, que se presentó como interesada por el movimiento nacionalsindicalista, por

la emisora “La Voz de la España Nacional”, que intentaba sacar adelante un periódico

infantil, “mi periódico chico”, centró su atención en Cesáreo, que a la sazón estaba

saliendo con una muchacha nicaragüense, Aura, hermana de su amigo Roger. Cesáreo

sacó tiempo para compaginar sus actividades: trabajo, facultad, radio, sindicato, Aura y

Mari Carmen.

Extraña mujer Mari Carmen. El inocente Cesáreo cayó como un pajarillo en sus redes.

Dejó de usar vehículo propio porque Mari Carmen se empeñó en que condujese su

propio vehículo; no para hacer de chofer, sino para su uso diario.

Mari Carmen tenía una amena conversación; le manifestó a Cesáreo que su marido, José

Luis, a la sazón Subdirector General de Tráfico, no sería nunca ministro porque era un

gilipollas y un cornudo. Cesáreo nunca había corroborado ninguno de esos extremos; en

todo caso, si era cierto todo lo anterior, de lo único que podría dar fe sería de la última

Nada en común

85

afirmación. Por otra parte, y contrariamente a la opinión de Mari Carmen, le extrañaba

que, reuniendo esas prendas, no llegase a ocupar el cargo que deseaba.

Estas cuestiones, que eran relatadas en los primeros días de la toma de contacto,

imbuyeron en Cesáreo una gran compasión. Evidentemente, estaba superando el

varapalo de Gema; su misoginia estaba declinando a pasos acelerados. Cierto que

perduraba; cierto que había perdurado, siempre viva en su ánimo desde diciembre de

1976, pero ya no era lo mismo, y esta pobre mujer, parecía que merecía toda su

compasión.

Mantuvieron largas conversaciones en multitud de lugares, pero donde más tranquilos

estaban era, sin lugar a dudas, en casa de ella. Allí, como las noches eran calurosas, la

buena mujer dejaba, además de las puertas abiertas para que corriese el aire, puesto que

sólo tenía aire acondicionado en el dormitorio, luces indirectas, al tiempo que se ponía

un vestido ligero que, combinado con las luces indirectas, se convertía en transparente.

Cesáreo observaba las perfectas formas de la mujer al tiempo que intentaba borrar todo

pensamiento ajeno a la conversación planteada: un matrimonio deshecho, unos hijos

que sufrían la situación; unos hijos que eran transportados en helicóptero a los

campamentos de verano... No era justo que en su ánimo pudiesen hacer presencia unos

deseos que enturbiarían aquella amistad, por lo que eran insistentemente rechazados,

muy a pesar de los constantes paseos de Mari Carmen entre Cesáreo y la lámpara

situada en un rincón de la habitación.

Cesáreo contaba casi todas estas cosas a su madre, quién intentaba prevenirlo de las

intenciones de la mujer. Cesáreo le reprochaba sus malos pensamientos, la defendía

incondicionalmente, y procuraba ayudarla.

Mari Carmen presentó a Cesáreo a sus amistades. Lo invitó varias veces a su

apartamento en Castelldefels, donde continuaron sus entrevistas, sus largas

conversaciones; los consejos por parte de Cesáreo; las comidas, las cenas, los vermuts,

las confidencias... Mari Carmen regalaba los oídos de Cesáreo diciéndole que tenía

cualidades, que llegaría muy alto. Era Mari Carmen, sin lugar a dudas, una mujer

experimentada en la vida a quién los consejos de quién pretendía ser amigo le debían

resultar grotescos.

Cierto día de verano, por la tarde, estaba Cesáreo en casa, atormentado. Se había vuelto

loco por Mari Carmen. Cogió el coche y marchó a Castelldefels, donde ella estaba. Iba

descompuesto.

Mari Carmen lo atendió, pasaron la tarde juntos, y ya tranquilizado, probó lo a gusto

que, con los calores, se dormía en una habitación con aire acondicionado. El pajarillo

había caído en la red. ¿Qué buscaba la señora del subdirector de tráfico? Parece que

algo más que diversión.

Cesáreo, por contra, empezó pronto a sentir una cierta inquietud. Pensaba en la

posibilidad, nada peregrina, de que el marido de Mari Carmen hiciese acto de presencia

en el momento más inoportuno; pensaba en una pareja de la Guardia Civil que

acompañaría al afrentado... al de la frente abultada... No dormía del todo tranquilo

Cesáreo, aunque como el riesgo siempre le había atraído bastante, casi era un acicate.

Nada en común

86

Mientras el sistema democrático ponía en escena una moción de censura al gobierno,

una sopa de letras donde se congregaba toda la escoria, viciosos, drogadictos,

invertidos, socialistas, comunistas, asociación por las Naciones Unidas y demás

cochambre, echaban el resto convocando para una nueva manifestación “antifascista”,

donde reclamaban la ilegalización de FE de las JONS y de Fuerza Nueva. A esta

llamada se unía la llamada Falange Española Auténtica, que en Barcelona estaba

compuesta por Javier Gracia y su mujer, Ana Mª Fernández Llamazares, conocidos

confidentes de los servicios de la Presidencia, que en los círculos falangistas eran

reconocidos como “El bragas” y “la tía sonrisas” y “la sierpe”.

Sí, ciertamente una mentira repetida cien veces, los idiotas la confunden con verdad.

Como no podía ser menos, la manifestación se desarrolló con los desórdenes habituales,

con agresiones a quienes estimaban “fascistas”.

Las agresiones marxistas, de carácter permanente cuando se efectuaban por la espalda,

tenían diversos resultados cuando se producían cara a cara. Así, los tenderetes de

propaganda que se instalaban en diversas calles de Barcelona, y que eran visitados por

Cesáreo, conocieron algunos incidentes en estas fechas. Un falangista resultó herido con

arma blanca en las ramblas el día 31 de Mayo, mientras uno de sus agresores resultó

gravemente herido, a golpes. El mismo día, en Paseo de Gracia esquina C. Aragón, un

saltimbanqui llamado Jaraba, de los servicios de información del gobierno, adscrito a la

F.E.A. arremetió contra el tenderete de Alianza del Trabajo. Cesáreo le acarició

debidamente la cara.

Por si las cosas no estaban suficientemente calientes, Marruecos apresaba pesqueros;

Francia quemaba camiones españoles, los incendios quemaban España, Hacienda hacía

sentir su presencia en el cogote de los españoles; los terroristas pedían amnistía; en

Andalucía quemaban cosechas; el gobierno dialogaba con los terroristas, mientras éstos

hacían una gran campaña de bombas en la costa... y avanzaba el ataque contra la

familia, esta vez en el estudio de la ley de divorcio.

El sistema iba asentando, poco a poco, o mucho a mucho, sus bases. Esos extremos han

sido siempre atendidos, como atendida ha estado la prostitución de todo tipo y color, y

por supuesto la pederastia, también seña identitaria del sistema. Así, el 27 de Junio de

1980, podía leerse en la prensa (“El Periódico”): “Gran aumento de la prostitución de

niños en Barcelona”. Pujol afirmaba que “la autonomía catalana no nace de la

constitución”.

El ambiente en Barcelona estaba caldeado. Las fuerzas nacionales se enfrentaban con

sus puños, y todo lo más con alguna porra, a los demócratas.

Por estas fechas, se confeccionaron unos tirachinas potentes, que los tenía depositados

Cesáreo. Como fuera que se temía una inmediata acción policial sobre los miembros de

ATNS, de la que Cesáreo era delegado Local de Barcelona, entregó la bolsa con los

tirachinas a su amigo y camarada José Manuel.

Quiso la fortuna que éste depositase la bolsa en su coche. Quiso la fortuna que, junto a

José Antonio, se encontrasen paseando cerca de donde se estaban manifestando un

grupo de invertidos; al caer en la cuenta de ello, y recordando que tenía el coche

decorado con tres pegatinas con la bandera de España, fueron al mismo, montaron e

Nada en común

87

iniciaron la marcha, cuando fueron descubiertos por los invertidos, quienes atacaron en

tropel, sin dar tiempo de reaccionar a los ocupantes que, para mayor inri, se habían

olvidado por completo del paquete que llevaban. La policía, en lugar de protegerles, los

registró y fueron detenidos.

La prensa democrática trató así el tema: “La manifestación transcurrió sin incidentes,

aunque tras su disolución un automóvil embistió a un grupo de participantes, sin que

nadie resultase lesionado (difícilmente puede ocasionar lesiones un vehículo parado).

Los ocupantes del automóvil fueron detenidos por la Guardia Urbana, que escoltó a los

manifestantes durante el recorrido. A los agresores les fueron intervenidos diversos

objetos contundentes, como porras y cadenas.”

Como no podía ser menos, la prensa del sistema se cubrió de gloria; nada nuevo. Su

máxima es: si no sabes algo, lo inventas, y siempre tergiversas.

El 27 de Junio se daba uno de los primeros hachazos a la educación de los españoles:

Era publicado en el B.O.E. el estatuto de centros docentes. Ya empezaban los

demócratas a reescribir la Historia de España.

Por estas fechas publicaron un TBO en cuya primera viñeta, unos rojos del 36 cantaban:

“Si los curas y monjas supieran, la paliza que les van a daaar, subirían al coro

cantando...”. Es de agradecer que, en este caso, se atuvieran a la verdad histórica. En

general, es de agradecer la fidelidad histórica de este panfleto. Al menos tenían la

vergüenza, sencillamente, de identificarse con la bazofia, pero sin negar que la bazofia

sea bazofia.

La jaula de grillos que ya por aquellos entonces era España, dio una estridencia más que

sin embargo no volvería a reproducirse hasta treinta años después: Se creó la “Casa

nacional de los Países Valencianos”, que reclamaba los derechos de autodeterminación.

Las tarifas eléctricas subían un 14%43, y los autobuses de toda España, tres pesetas, y el

metro... Mientras, la Dirección de la Seguridad del Estado daba consejos para evitar

atracos en las viviendas. El ayuntamiento de Arrigorriaga acordó pagar el sueldo a dos

policías municipales acusados de terrorismo44.

La prensa democrática y no democrática llamaba “fontaneros” a los inquilinos de la

Moncloa, y este hecho propició que los auténticos profesionales de la fontanería

emitiesen una nota de prensa reclamando respeto a su profesión45. Pero este extremo no

acabó afectando a los políticos, a quienes les traía sin cuidado el desprecio de quién

pensase mientras no se les impidiese seguir viviendo del cuento.

Por su parte, el separatismo catalán, ya instalado en la Generalidad, acometía una de las

tareas que tenía en cartera: la persecución lingüística que empezaba en esas fechas, pero

iría perfeccionándose con el tiempo. Persecución a los comercios, persecución en las

instituciones públicas, y por supuesto, persecución en el sistema educativo.

Muchos profesores de EGB comenzaron a plantearse marcharse de Cataluña. Un gran

porcentaje de los mismos acabaría llevando a término este planteamiento, y es que el

43 El Periódico 1-6-1980

44 El Alcázar” 8-7-1980

45 ABC 9-7-1980

Nada en común

88

proceso de asfixia fue incrementándose con el tiempo, hasta prohibir hablar español

(ellos le llaman castellano) en determinados ámbitos, con la idea no ocultada de que ese

extremo se llevase a efecto hasta en los niveles más privados. La escuela sufriría éste

ataque de una manera muy especial.

Por su parte, el paro alcanzaba cotas inaguantables... Tres millones de parados eran

mantenidos a costa de la Seguridad Social. En otras situaciones hubiese significado un

levantamiento; una guerra civil que ya, en ese momento, era temida por unas

administraciones incompetentes. No es que de entonces ahora hayan variado las

circunstancias. Lo único que ha variado es la capacidad de raciocinio y de dignidad de

un pueblo, el español, que ya no puede caer más bajo. Un pueblo que es hábilmente

manejado por unos medios “de comunicación” anuladores de toda voluntad y creadores

de criterio colectivo dirigido.

El 12 de Julio se hizo pública una de las cuestiones que son pilares del sistema

democrático; el ministro de Economía declaró que “no hay ninguna ley que impida a la

banca cobrar sus servicios”.... Mucho ocultaba tal afirmación, porque la banca, antes,

durante y después de esas declaraciones fue la única fuente de financiación de todos los

partidos políticos.

“Los bancos podrán fijar libremente las comisiones que crean oportunas para la

domiciliación de recibos” declaró el ministro de economía José Luis Leal el once de

Julio, quién saltándose el espíritu de las leyes vigentes hasta el momento, apoyó la

autorización de las citadas comisiones en el hecho de que la ley de 29 de Febrero de

1972 no hacía referencia a las mismas. ¡Olé libertad de interpretación de la ley!

Quedó manifiesto el agradecimiento de los políticos a los banqueros cuando el señor

ministro, haciendo el triple salto mortal y medio, afirmó que “el cobro de dichos

servicios no supone tampoco ninguna contradicción con el artículo 43 de la ley de 31 de

diciembre de 1946, ya que en tal artículo se hace referencia a las comisiones máximas y

mínimas de operaciones activas –préstamos, créditos- no de servicios bancarios, y

tampoco se opone a la orden de 10 de Octubre del 64, que otorga al Banco de España el

control de las tarifas que se cobran”.

Esas tarifas, como es lógico y natural, han ido extendiéndose hasta lo inverosímil, y

siempre con la connivencia de todos los partidos políticos. Las tarifas bancarias, el

reajuste de sus plantillas... lo que quieran, cuando quieran, como quieran, porque

quieran... El amo es el amo, y los demás, a legislar para el amo, y a cobrar.

Mientras tanto, las Cajas de Ahorro, que en un principio tenían un carácter social,

pasaron a ser entes financieros controlados por los políticos.

Por su parte, la desaparición del sistema de Seguridad Social fue gestado por los propios

políticos ya en los primeros años de la democracia. Un sistema de Seguridad Social

ejemplar en el mundo que ha devenido en la vaca lechera del sistema opresor. No les ha

bastado con la banca, con las Cajas de Ahorro... han tenido que exterminar la Seguridad

Social. En definitiva, a ellos, ¿qué les va? Lo único que tienen que hacer es mantenerse

en el machito, y coger, usar, hacer y deshacer con todo lo que los incautos, y capones,

españoles, les ponen delante.

Nada en común

89

Así, el declive de la seguridad social ya empezaba a manifestarse peligrosamente en

aquel lejano 1980, cuando las previsiones de ingresos y gastos aparecían deficitarias por

setenta mil millones de pesetas... y eso que el incremento de ingresos era del 22,39%

con relación al año anterior, las matrículas universitarias, un 25%; los libros un 12%; las

medicinas subieron un 33% para los beneficiarios de la S.S. Los fondos destinados a

apoyar a la familia, aceleraban su franco retroceso en una marcha que acabaría con su

desaparición pocos años más tarde.

La tergiversación de la realidad y el engaño permanente, como en red de araña

envolvían los partidos políticos y el gobierno democrático en primer lugar, al pueblo

español, queda manifiesto en la declaración realizada por el ministro de Defensa, el 22

de Julio: “La localización del atentado de hoy evidencia las dificultades que encuentran

los terroristas en el País Vasco”.... Y creerlo era obligación democrática, porque,

evidentemente, y dejando aparte amenazas, bombas contra bienes, tiroteos, heridos,

etc..., tan sólo en lo relativo a vidas humanas, hasta la fecha, la ETA se había llevado

por delante, en lo que iba de año, la módica cifra de 55 personas (5 en ese mes de Julio);

claro, que hasta final de mes sólo serían asesinadas dos personas más... y cuarenta y tres

hasta final de año. Un buen ejercicio que se saldó con pocas protestas ultras. Siete

toneladas de goma dos eran robadas de una cantera por el brazo armado del sistema: la

ETA, y el sistema, ofrecía recompensa económica a quién diese pistas sobre el

explosivo.

En lo laboral, en lo concreto que afectaba a Cesáreo, recordaba éste cómo en el banco,

en aquellos momentos, los sindicatos estaban dedicándose a la causa de un buen chaval

(de veras, así lo recordaba Cesáreo), pero de un buen chaval que, bajo ningún concepto

merecía en ese momento el apoyo de nadie honesto; quizás por eso recibió el apoyo de

todos los grupos sindicales, menos de ATNS, naturalmente.

Resulta que este buen chaval, que a diario pedía en el bar donde desayunaba una

cerveza y una botella de agua, y volcaba el agua en una gran maceta que allí había con

la sana intención de cultivar una planta alucinógena que allí había sembrado con sus

manos, había sido detenido en Suecia por tráfico de drogas.

En la tarea específica de desmontar España, el sistema democrático desgajó del

ordenamiento nacional la Educación General Básica, que pasó a depender, en Cataluña,

de la Generalidad. Se culminaba así una de las primeras aspiraciones separatistas,

imprescindible para seguir acometiendo el resto de felonías que en exclusiva se iban a

realizar en Cataluña. Luego sucedería lo mismo con otras competencias; entre las

primeras, Sanidad, y por supuesto también por el resto de autonosuyas, como dio en

calificar el genial Fernando Vizcaíno Casas. Comenzó una potente campaña

institucional tendente a exterminar el idioma español, y consistente en divulgar

pegatinas que proclamaban: “EN CATALÀ SI US PLAU”.(“EN CATALÁN POR

FAVOR”). Empezó siendo “por favor”, y en breve tiempo pasó a ser “POR

IMPOSICIÓN”. Lo mismo sucedería años más tarde en Galicia y en Valencia.

Con la educación en sus garras exclusivas, los políticos separatistas catalanes, como en

su ámbito los vascos, los gallegos, los andaluces.... han conseguido desestructurar el

pensamiento de los educandos; han conseguido unas generaciones de personas faltas de

la menor información; desconocedores de los más señeros acontecimiento de la historia

o de los descubrimientos, aspectos que los siempre avizores mercachifles están

Nada en común

90

pretendiendo cubrir desde entonces con producciones antiespañolas y europeizantes

como es el caso de “Érase una vez los descubridores”, donde los malos,

inequívocamente son los españoles.

El curso 1980-1981 comenzó en Cataluña, por decreto, en catalán para todos los

estudiantes de Primaria y de Secundaria. En la Universidad se habían hecho intentos,

pero resultaron absolutamente infructuosos. La verdad es que, a través de los años, y a

pesar de la permanente opresión, no se ha conseguido eliminar todavía el español hasta

la fecha.

Cesáreo iniciaba la confección de su Tesis de Licenciatura. Había decidido investigar

sobre los Campamentos del Frente de Juventudes; un tema políticamente incorrecto que

le cerraría las pocas puertas que permanecían abiertas.

Confeccionó una extensa lista de personas que destacaron en el Frente de Juventudes; la

práctica totalidad respondió con satisfacción al requerimiento de Cesáreo; Pilar Primo

de Rivera, la primera.

En Barcelona comenzó a entrevistar a los personajes más destacados, quienes facilitaron

una extensa documentación que suplió la negativa obtenida en la Biblioteca de

Cataluña, y en la Biblioteca Nacional, de Madrid, donde, al parecer, no tenían ningún

fondo.

La idea gustó sobre manera a Rafael Borrás Betríu, a la sazón, director literario de la

Editorial Planeta, quién recibió a Cesáreo de manera sumamente amable. Era Rafael un

hombre de unos cincuenta años. Recuerda Cesáreo que la primera entrevista discurrió

principalmente en el bar de la editorial.

Cesáreo pidió una cerveza y Rafael Borrás un güisqui doble. Cuando terminaron,

repitieron la ronda. En una tercera ocasión, Rafael pidió directamente dos güisquis

dobles… y otros dos… y otros dos.

Era viernes y concertaron cita para las doce del sábado, pero a las doce del sábado

Cesáreo no pudo presentarse a la cita, por motivos obvios. Llamó Cesáreo para

disculparse, y Rafael estaba en su puesto. Admirable.

En cita posterior, le fue presentado un promotor literario que animaba a Cesáreo en la

redacción de la obra, aunque la redacción no había comenzado, ya que se limitaba a

recoger testimonios y datos diversos.

Cesáreo estaba sumamente contento: Le habían calentado los cascos poniéndole como

objetivo el Premio Espejo de España. Las reuniones fueron sucediéndose, y en un par de

ocasiones coincidió con Pilar Jaráiz Franco, la sobrina “roja” de Franco, que estaba

redactando sus memorias.

Mientras tanto, el gobierno democrático, incapaz de luchar contra el terrorismo,

coadyuvaba, según las informaciones deglutidas por otros partidos políticos

democráticos, como el PNV, grupos que devuelven terrorismo al terrorismo (AAA o

Batallón Vasco Español). La verdad es que sus mínimas actuaciones, si bien no

representan nada, hacen probar a los protegidos del sistema, a los generadores del

Nada en común

91

sistema, su misma medicina. Pero siendo impropio de la lucha antidemocrática, siendo

producto de la misma democracia, lógicamente desapareció como había surgido cuando

interesó al sistema.

Los políticos democráticos siempre han considerado que los medios están a su servicio;

todos los medios; por supuesto la prensa, la televisión, la radio... Pero también los

servicios públicos. Periódicamente saltaba a la prensa el abuso en este campo; así, la

esposa de Suárez, usaba para su uso exclusivo el servicio de RENFE, instalando una

locomotora adicional (por si se estropeaba la que arrastraba su tren). Pero esa práctica

era bastante habitual, y alcanzaba desde desalojar una piscina militar para que pudiese

nadar en ella la señora del señor Felipe González, hasta desabastecer la vigilancia de las

costas de Canarias para asegurar la estancia de la señora del señor Zapatero, o usar un

avión oficial para ir a hacer compras a Londres la familia del señor Zapatero. Todo

normal; ¿dónde acabarían esos usos y abusos? Porque los hijos del Subdirector General

de Tráfico, también se desplazaban en helicóptero para asistir a un curso de

campamentos...

Esporádicamente, algún auténtico pastor de la Iglesia denunciaba alguna de las

situaciones inhumanas a que aboca el sistema, pero la respuesta definitiva era algo que

la jerarquía eclesiástica se cuidaba muy mucho de callar. Así, el Obispo de Málaga,

monseñor Buxarrais, el 8-11-1980 publicaba una carta pastoral en la que proclamaba

que “estamos sometidos a un terrorismo sexual”. La declaración no pasaba de ser una

gota de agua en el océano de perversión, donde, en su conjunto, la jerarquía eclesiástica

callaba de manera cómplice.

El exilio de Vascongadas continuaba a buen ritmo. Eso, o caer asesinado. Mientras

tanto, los políticos democráticos paseaban tranquilamente. No eran ellos, precisamente,

los destinatarios del acoso terrorista.

El ataque a España, en todos los ámbitos, es manifiesto en todos los órdenes del sistema

democrático. Uno de ellos, como no puede ser menos, el deportivo. Tan es así que

durante un tiempo, en Barcelona, se pretendió cambiar de nombre al C.D. Español.

Finalmente, por lo que parece, no lo estimaron oportuno. No obstante, uno de los loros

del sistema, Alex J. Botines, publicaba en “El Periódico”46 un artículo contra la

selección española de fútbol, que a la sazón jugaba en Barcelona. Sus argumentos, los

de siempre: “Barcelona va a hacerle un nuevo vacío a la Selección Española de Fútbol.

No hace falta ser espiritista para saber que esta noche, en Sarriá, faltará el espíritu del

acompañamiento. No habrá nadie y los pocos que vayan quizá lo hagan para poder

ondear sin abucheos la bandera de España”.

En el mismo periódico, que con tanta delicadeza ha tratado siempre a los terroristas, una

tira de “humor” hacía apología del terrorismo: Un demócrata choca con un vehículo de

la policía y piensa: “espero que no consideren esto apología del terrorismo”...

Para el servicio del capitalismo, la “liberalización” del sistema financiero se

manifestaba como escalonada, y anunciada su imparable marcha para el año 1981.

Empezarían a cobrar por efectuar transferencias, por mantenimiento de saldos, por

movimientos, por consultas, por ingreso de cheques, y ya en 2006 acabarían cobrando

hasta por recepción de transferencias. En el ínterin habían generalizado el uso de la

46 de 12 de Noviembre de 1980

Nada en común

92

banca para todos los detalles; desde los más importantes hasta los más nimios. Se

acabaría cobrando absolutamente por todo lo imaginable, aunque no existiese, como la

reclamación de saldos deudores o el correo.

Las cifras oficiales de desempleo alcanzaban en este momento 1.313.064, un 10,24% de

la población activa. Algo que, con los años, sólo sería parcialmente absorbido por el

empleo precario, sin derechos...

Las inversiones públicas estaban abandonadas en esa época; sólo había presupuesto para

prisiones, veinticuatro mil millones. Avanzando los años, ni eso sería necesario, aunque

la verdad es que el número de prisiones se multiplicó. España pasaría a ser un inmenso

presidio con las celdas instaladas en el cerebro de cada español. Un dólar costaba 75,50

pesetas.

El 14 de Noviembre era asesinado Vicente Zorita, candidato del A.P. al parlamento

vasco. Era el primer político democrático asesinado. No obstante, los demás políticos

democráticos no corrían peligro. Ahora sí, la UCD denunciaba la manifiesta

colaboración de Francia con el terrorismo etarra, una realidad que siempre ha puesto de

manifiesto las intenciones de Europa en relación a España.

Mientras tanto, los partidos políticos, con la tranquilidad de que el asunto no iba con

ellos, estudiaban la formación de un “frente por la paz”, del que nunca se supo sus

exactas intenciones, y naturalmente, sin consecuencias que fuesen más allá de

tranquilizar a las gentes, que con el gesto se quedaban conformes, creyendo que los

políticos hacían algo contra el terrorismo.

Todo dentro de la normalidad... CDC, publicaba el decálogo del buen catalán.

Naturalmente escritos en catalán, son los siguientes principios47:

1.- Cataluña es nuestra patria.

2.- Registra tu nombre en catalán.

3.- Habla siempre en catalán.

4.- Hay que escribir y leer en catalán.

5.- Compremos libros, revistas y diarios en catalán.

6.- Queremos la radio y la TV en catalán.

7.- Hay que trabajar por los Países Catalanes.

8.- Debemos levantar Cataluña entre todos.

9.- Queremos una Cataluña válida para todos.

10.- Un buen catalán debe afiliarse a CDC.

Lógicamente, y con estas premisas, es comprensible la sanción impuesta a un empleado

municipal de El Prat de Llobregat que, encargado de arriar las banderas, se le ocurrió

cantar el Cara al Sol mientras realizaba la labor48. Cesáreo se preguntaba si la sanción se

la hubiesen impuesto por negarse a izar la bandera nacional, o si, en vez de el Cara al

Sol”, hubiese cantado “la Internacional” o “Els Segadors”. Ya empezaba Cesáreo a

desear un cambio radical de las cosas. Todavía no pensaba en exiliarse de Cataluña.

Los Elipandos de Cataluña, coreógrafos de los políticos, decretaron por su cuenta y

riesgo que el día de la Inmaculada dejaba de ser de precepto.

47 El Periódico” 15-11-1980

48 La Vanguardia” 15-11-1980

Nada en común

93

Entretanto, una ingente manifestación en Madrid, no sólo recordaba la memoria de

Franco y de José Antonio, sino que manifestaba a las claras su disconformidad con el

sistema imperante. Poco le importaba al sistema imperante ese hecho, que se entretenía

observando cómo el amedrentamiento a cualquier virtud campaba por sus respetos;

cómo las agresiones iban en crescendo, cómo las huelgas, además de paralizar la vida

nacional, obstruían la mente de los españoles; se paralizaba la enseñanza en un valle del

que acabaría partiendo lo que sería seña identitaria del sistema: la ineducación, la

estupidez generalizada. Lo único que aprendían los educandos españoles era su derecho

a la huelga... y su capacidad de inacción; su capacidad de llegar a ser autómatas al

servicio del sistema.

Mientras, militantes de CCOO y UGT, encabezados por Ramón Tamames “El

burguesete”, se manifestaban en Madrid al grito de “ETA, MÁTALOS”49. Y es que, “lo

que ocurrió con el tránsito de la dictadura a la democracia fue, sencillamente, que se fue

comprobando que los resortes y los mecanismos de la vida pública no funcionaban: los

partidos políticos han venido prefiriendo satisfacer sus interese electoralistas antes que

ocuparse del interés nacional” (“La Vanguardia 20-11-1980). En el mismo artículo se

señala que la policía, y todos los resortes del estado, habían perdido su efectividad.

Un mal que, en estas fechas, determinó retirar la denominación de “nacional” a los

institutos de enseñanza. Se evidenciaba el verdadero objetivo del sistema que se estaba

instaurando: la eliminación de España.

El día 22 de noviembre, la prensa democrática se despachaba a gusto porque en la

facultad de Biológicas unos estudiantes reventaron un acto divorcista. Hasta cuatro

páginas dedicó al asunto “El Periódico”. Al asesinato de un guardia dedicaba un

recuadro de 20 por 20 centímetros. Evidencia de cuales son las preocupaciones del

sistema.

Por esos tiempos, y en aras del premeditado aniquilamiento de España, el gobierno de

su majestad cedía, ante las exigencias británicas para que pudiese producirse el ingreso

en la C.E.E., y que consistían en ventajas especiales para los productos británicos,

mientras el gobierno, además, renunciaba a los derechos históricos de España sobre la

pesca en aguas irlandesas.

Comenzaba a imponerse la exclusividad del catalán en las escuelas de Cataluña. El

Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Ciencias de Cataluña hizo

público un documento que serviría para un inmediato futuro proclamando que

profesorado, padres y alumnos catalanoparlantes “tomarán la iniciativa de denunciar

ante las autoridades toda desviación de su derecho a impartir y recibir la educación en

catalán”.

Efectivamente esa fue la política que se impuso de inmediato en todos los centros de

enseñanza. Para nada se tenía en cuenta otros derechos. Lo que resultaba curioso, ahora

para Cesáreo, es que no fuese hasta el año 2006 cuando se iniciase un movimiento

reivindicativo de los derechos no acogidos en ese proyecto y en las leyes que lo

perfeccionarían.

49 El Alcázar 20-11-1980

Nada en común

94

Decir algo en contra de lo impuesto por el rodillo democrático significaba, en el mejor

de los casos, la marginación más absoluta que Cesáreo sufrió de manera muy especial

en todos los ámbitos, civiles, culturales y religiosos. El único derecho que le asistía era

el de callar, y como no lo hacía, ni en la Universidad tendría proyección, ni en el ámbito

laboral tendría proyección.

Por eso, cuando en 2006 se iniciaron movimientos tendentes a hacer oír los derechos

generales en éste ámbito se preguntaba Cesáreo qué había ocasionado tal hecho, y sobre

todo, por qué no se había hecho lo mismo treinta años antes, cuando la bestia era

pequeña. ¿Estaba todo organizado por los mismos? ¿Con qué móviles? Por supuesto, en

2006 apoyó la iniciativa, pero sin fe y sin otra esperanza que una acción violenta por

parte del pueblo español; como ya sucediera en 1808 o en 1936... Vana ilusión.

Dada la situación, empezaba a pensar claramente en el exilio. Lo tenía decidido:

acabaría la tesis de licenciatura y se marcharía a algún lugar de América, por

determinar. La vida tenía otras ideas, por lo que finalmente no conseguiría realizar su

sueño.

El terrorismo, verdadero dueño y señor de España, contaba con la colaboración

desinteresada de los políticos, quienes, como Rosa Posada, secretaria de Estado para la

Información, ejercían sus puestos de “responsabilidad” como si de payasos se tratase.

Así, la citada señora Posada, se refería al terrorismo indicando que las Fuerzas de Orden

Público “no siempre saben protegerse bien”.... También, en otra parte de su actuación

no se le cayó la nariz cuando afirmó que “la única manera de conseguir la pacificación

del País Vasco es profundizar en su autonomía”... A la misma hora de las declaraciones,

dos guardias civiles sufrían un atentado en Tolosa. Uno resultaba muerto y el otro

gravemente herido. El boletín oficial del sistema, “El País” trataba el asunto, como era

habitual, de manera “aséptica”: “El atentado se produjo cuando los guardias, a pie, se

acercaron a dos jóvenes para pedirles que se identificaran”50. Al tanto: trato

respetuoso... “jóvenes”. Tuvo el órgano del sistema un detalle en esta ocasión: No dijo

“los números” para referirse a las víctimas. Todo un detalle. El 25 de Noviembre, el

órgano del sistema realiza una particular recopilación de asesinatos cometidos durante

1980 por lo que etéreamente llaman la “extrema derecha”; Vg..: todo lo que no era

directamente controlado por el sistema: 22 personas. No hace la misma recopilación

respecto a los manifiestamente realizados y reivindicados por los “muchachos” de la

ETA o del GRAPO.

Adolfo Suárez, presidente del gobierno, y haciendo uso de su particular condición de

mentiroso, no dudaba en insultar la verdad aseverando que aunque “soy plenamente

consciente de la sensación que existe en toda España, y de manera muy especial en el

pueblo vasco, de desazón ante el constante golpeteo de los actos terroristas... Quizá no

sea obvio resaltar que el terrorismo es un tema que ya estaba antes del proceso

democrático...51 Y es que sí, el terrorismo existía antes de la democracia, pero antes de

la democracia se perseguía, encarcelaba y, si era necesario, se ejecutaba a los terroristas.

Sin embargo, en democracia se les da acta de diputado...

El 23 de Noviembre se conmemoró en 20-N. Un gentío impresionante tomó las calles

de Madrid. El gobierno democrático y la prensa del régimen disputaban frenéticamente

50 El País 22-11-1980

51 Ya 23-11-1980

Nada en común

95

por ver quién de ellos era el que menor cifra facilitaba. Da igual. Cesáreo estuvo allí

presente, en medio de España. La antiespaña estaba, como siempre, en el gobierno y en

la oposición; en las instituciones públicas y en la prensa. Lamentablemente, Napoleón

tenía razón: Para la guerra son necesarias tres cosas: dinero, dinero y dinero... Y el

dinero ya sabemos dónde está...

La prensa democrática, tanto la española como la europea se hacía eco del evento.

Quizá la menos tendenciosa era la extranjera. Así, “Le Monde”52 decía: “Los

nostálgicos del franquismo y los jóvenes que se les une, más por disentimiento con la

“sociedad moderna” que por convicción fascista....Están listos para pasar a la acción?

España no está al borde de la guerra civil.”

La prensa democrática española afirmaba: “El peligro ultra ruge y cada vez amenaza

con más fuerza”53. Era evidente, el sistema de gobierno mundial tenía todo bajo su

control. Mientras, se repartía 1000 millones de pesetas en subvenciones estatales, que

serían pagadas por el pueblo español y usadas para manipular a ese mismo pueblo

español. El principal perceptor, el órgano del sistema por excelencia: El País. Por cierto,

“El Alcázar” no recibió un céntimo54.

En la apertura de la XXXIII Asamblea Plenaria del Episcopado Español, el Elipando

Tarancón dio un nuevo respaldo a las actividades laicistas de un estado antiespañol, en

temas tan sensibles como el divorcio y la catequesis en la escuela, sobre la que afirmó

“que habrá de tener matices distintos a los que ha tenido durante años”. También se

trató de las festividades religiosas. Sobre este asunto, algo significativo: “Otros temas

de esta plenaria será el de las fiestas religiosas, cuyo número será fijado

definitivamente, existe la clara convicción de que el 1 de noviembre, por ser fiesta

religiosa de gran arraigo popular, no será eliminada”55. Todo muy democrático. No tuvo

la misma suerte Corpus Christy, la Ascensión, Santiago y el Pilar. Olé por los pastores.

Lo que nos marca el sentido del tal Tarancón, a éste mismo respecto, fue lo relativo a la

vigilia cuaresmal. Manifestó que le parecía una soberana tontería mantener la

prohibición de comer carne los viernes de Cuaresma; que entendía mejor que se

propusiese el cumplimiento de un sacrificio... Pero que lo mantenía porque “la gente así

lo reclamaba”. Este precepto sí lo mantuvo... Pero los que tanto él como Cesáreo

consideraban importantes, esos todos, sin excepción, fueron talados por la mano de

Tarancón. Una tranquilidad le cabía a Cesáreo: que no pasaría la eternidad junto a

Tarancón. Él procuraría gozar de la presencia del Padre.

A primeros de Diciembre, José Antonio, José Manuel y Cesáreo hicieron una excursión

a Andorra, donde compraron algunas cosas ilegales, y continuaron viaje, por Francia,

hasta entrar por Irún. En el camino, José Manuel, que se había bañado en un lago helado

de Andorra, iba sentado en el asiento trasero, y como era muy callado, José Antonio y

Cesáreo no hicieron muchas cuentas de él, hasta que observaron que pasito a paso,

tranquilamente, había trasegado una botella de güisqui. Estaba divertido el chiquillo.

Poco antes de entrar por Irún, y ya recuperado José Manuel, recogieron en campo

francés algunas flores (pocas debían ser dada la estación), y tras pasar la frontera,

52 De fecha 25-11-1980

53 Diario de Barcelona 25-11-1980

54 El Periódico 27-11-1980

55 Ya” 25-11-1980

Nada en común

96

preguntaron a los guardias el sitio donde habían sido asesinados tres guardias civiles

hacía pocas fechas. Se lo indicaron y allí mismo depositaron el ramo de flores.

Cuando llegaron a Barcelona se encaminaron a casa de Mari Carmen, la amiga de

Cesáreo, quién les invitó a cenar. Cuando ya pasaba la hora prudencial, decidieron

marcharse, pero José Manuel indicó que tenía mucho sueño, a lo que Mari Carmen le

invitó a quedarse a dormir… lo cual provocó un rápido despertar del amigo, y cierta

contrariedad en Cesáreo, que se convirtió en jolgorio cuando, al día siguiente, el

sinvergüenza de José Manuel enseñó a Cesáreo las llaves del coche que hasta hacía

pocos días había conducido él mismo. Lo celebraron comentando la jugada frente a unas

cervezas. A partir de ese momento, quién dispondría de vehículo ajeno era,

naturalmente, el bueno de José Manuel.

Ya estaba claro desde hacía días que la amiga Mari Carmen no era otra cosa que un

agente del gobierno; un agente del gobierno que estaba muy bien, por cierto, pero

bueno, no era cosa de que fuese acaparada por un solo camarada. Además, ¿no

estábamos en épocas de cambio?

El 30 de Diciembre cayó abatido en Francia un asesino: Usúrbil. Ejecutor fue el

Batallón Vasco Español. Esta muerte produjo una gran indignación en la clase política

española y francesa. El cónsul español en Biarritz Pedro Manuel Arístegui se personó

en el depósito para dar el pésame56.

Mientras, el Ayuntamiento de Bilbao concedía un premio literario a José Sarrionandía,

terrorista de ETA. El premio sería llevado a la cárcel de Carabanchel por una delegación

del Ayuntamiento57.

El terrorismo se llevó 127 vidas durante el año 1980. El paro se colocó en 1.800.000

personas.

1981

En lo económico, las previsiones del gobierno para 1980 fueron ampliamente

desbordadas, según nota de Fomento de Trabajo Nacional58, creciendo el paro, la

inflación, el endeudamiento exterior, la presión fiscal… y el agujero del gasto público.

La peseta, cayendo en picado en el comercio exterior.

Los conflictos laborales florecían por doquier: docentes, estibadores, camioneros, altos

hornos, aeropuertos… Cerca de ciento veinte mil trabajadores dependientes del estado

se encontraban en huelga59.

La leche incrementó su precio un siete por ciento, consiguiendo uno de los objetivos

políticos de mayor envergadura, y es que los políticos, ante cualquier subida,

argumentaban que el producto en cuestión tenía el precio más barato que en Europa.

Con la leche consiguieron batir esa referencia, ya que pasó a ser más cara que en

Europa. La peseta se depreció casi un 20% frente al dólar en 198060, la flota pesquera

56 El Periódico 3-1-1981

57 El Periódico 3-1-1981

58 La Vanguardia 1 y 2 de Enero de 1981

59 El Correo Catalán 22-1-1981

60 La Vanguardia 4-1-1981

Nada en común

97

perdía doscientas mil toneladas de registro, la tecnología dependía totalmente del

extranjero61, el teléfono subía un 14%62, las licencias de importación aumentaron un

80%63, las tarifas postales se incrementan un 30%64, la electricidad un 19,17%; las

cotizaciones a la Seguridad Social un 12,5%; el transporte también subía. En definitiva,

la inflación anual de 1980 se elevó al 15,1%. El pato lo pagó el director general de

estadística, José Antonio García Díez, que presentó la dimisión. La banca obtuvo los

mejores resultados de su historia.

Con esa realidad económica, con la implantación de la declaración de IRPF, que

comenzaba a afectar a todos los españoles, surgió como profesión de futuro el “experto

fiscal”65.

En lo que los Ayuntamientos democráticos obtenían excelentes resultados era en el

cambio de placas de las calles. No obstante, a Cesáreo le llamaba la atención que la

calle Sancho Dávila, en Barcelona, no cambiase de nombre, extremo que atribuía a la

cultura de que siempre han hecho gala las corporaciones municipales democráticas, y

que les ha impedido identificar personajes.

Huelgas, asesinatos, insultos, inseguridad ciudadana, acciones ilegales de los

ayuntamientos… provocaba ruido de sables que era acallado por los militares

paniaguados del régimen, fuese por el Jefe de la Oficina de Información del Ejército, o

por propio general Gabeiras, en la celebración de la Pascua Militar, donde Juan Carlos

de Borbón manifestó: “Sabemos a dónde vamos y de dónde no se puede pasar”, extremo

del que nunca dudó Cesáreo. De lo que tampoco dudó es que quién no sabía donde iba

era el pueblo español. Pero ellos, ¡vaya si sabían dónde iban!

El cinco de Enero, ETA volvía a asesinar, en esta ocasión a un traficante de drogas. Este

hecho era destacado por la prensa democrática66, lo que a Cesáreo le pareció curioso, ya

que le pareció que era presentado como un acto de limpieza que el estado se mostraba

incapaz de realizar. También pensó que, tal vez, el difunto pudo invadir terrenos de

actuación de la banda.

La presión de la banca obtuvo sus resultados: su liberalización; la total libertad para

cobrar los servicios67. Pero la banca manifestó que quería más; así Rafael Termes,

presidente de la AEB declaró que las disposiciones no habían satisfecho a la banca68.

Luego llegaría el cobro de servicios ficticios. Por ahora era suficiente. Era el siete de

Enero de 1981.

El día 13 de Enero era secuestrado Luis Súñer, de 70 años. España llevaba un mes sin

atentados terroristas, consecuencia de la tregua concedida por los asesinos ante la

actitud llevada a cabo por el gobierno de la UCD, encabezado por Suárez, cuya

antiespañolidad parecía satisfacer a los terroristas. En Barcelona, un colegio era

desalojado dos veces por falsa amenaza de bomba el 15-1-1981. Por su parte Francia,

histórico santuario de terroristas, manifestaba por boca de su primer ministro Raymond

61 La Vanguardia 7-1-1981

62 El Periódico 8-1-1981

63 El Alcázar 8-1-1981

64 El Alcázar 13-1-1981

65 La Vanguardia 4-1-1981

66 El Periódico 6-1-1981

67 El Periódico 8-1-1981

68 El Correo Catalán 21-1-1981

Nada en común

98

Barre que estaba “siempre dispuesta a aportar su contribución a España en la lucha

contra el terrorismo”.

El 14 de Enero se produjo en Madrid un hecho que en sí carece de excesiva

importancia, pero que es muestra de la realidad vivida en el momento: “Un vigilante

jurado del ‘’metro’’ resultó gravemente herido por un gamberro a quién un grupo de

viajeros ayudó a escapar tras la agresión”69. No era un hecho aislado… Y con el tiempo,

lo que fue sucediendo es lo que ahora mismo tenemos: nadie interviene en nada.

Por su parte, la UCD se estaba descomponiendo a marchas aceleradas. Celebrarían su

segundo congreso en Palma de Mallorca los días 29-30 y 31 de Enero, mientras su

interlocutor, la ETA, reiniciaba los asesinatos el día 14, coincidiendo con la puesta en

marcha de la policía autónoma vasca con una dotación de mil millones de pesetas. Al

propio tiempo, el PNV, por boca de Iñaqui Anasagasti manifestó que “ETA es un

movimiento de lucha armada y le resultará muy difícil abandonar este terreno para

situarse en el de la lucha política”… “El gobierno vasco y el PNV han hecho un

llamamiento para que ETA se integre en la vida política…”. La UCD y luego el PP; el

PSOE, los partidos separatistas; todos han tenido en uno u otro momento relaciones más

o menos cercanas con los terroristas. Eso, a Cesáreo ni le alarma ni le extraña; es

normal, porque, a la postre, quién únicamente no tiene cabida en la vida política de la

democracia es España.

El desmontaje de España llevaba marchas aceleradas. Las llamadas transferencias

comenzaban a tomar cuerpo. Casi todas eran profundamente injustas y disgregadoras,

pero las referidas a educación significaron un acto de genocidio cultural en aquellas

regiones que cuentan con otra lengua. El genocidio cultural tomó especial cuerpo en

Cataluña.

El Ministro de Educación, Gonzalo Gómez Dacal declaraba que “desde el punto de vista

educativo, técnico y pedagógico y de acuerdo con lo que dice la Constitución, tenemos

que lograr una educación realmente bilingüe que, en las comunidades con lengua

propia, fomente el uso y el estudio de su idioma y del castellano en igualdad, de modo

que no creemos analfabetos en ninguna de ellas”70. Evidentemente, y como venían

denunciando quienes eran acusados de “fascistas”, eso no era sino buenas palabras que

se decían mientras se aplicaba una certera puñalada. Para demostrar que lo dicho era

una falacia, nada mejor que el titular de Diario de Barcelona71: “Catalunya no és

bilingüe”. Otros artículos, como el titulado “Escola i reconstrucció nacional”, en el

mismo número, dejaban claro el significado de las palabras del ministro de educación.

El 24 de Enero, una reunión extraordinaria de Obispos y Elipandos trató de la inminente

ley del divorcio que iba a sacar adelante la UCD. La Comisión permanente, a pesar de

Tarancón y otros Elipandos, acabó proclamando la doctrina de la Iglesia sobre el

divorcio, si bien sin energía, ya que señalaba “respetamos la justa autonomía de la

autoridad civil, a la que corresponde legislar”, sentencia con la que dejaban abiertas las

puertas de par en par. A todo ello la prensa democrática respondió que “la estrategia de

intromisión de las jerarquías eclesiásticas…” Ruiz Jiménez aseguró que este tema no

competía a los obispos72.

69 El Alcázar 15-1-1981

70 Ya 30-1-1981

71 de fecha 5-2-1981

72 Diario de Barcelona 5-2-1981

Nada en común

99

Y lo curioso es que el 24 de Enero, cinco días antes de producirse la dimisión de Adolfo

Suárez como presidente del gobierno, diez mil personas se manifestaron en la marcha

sobre Torrejón de Ardoz, contra la OTAN y la presencia militar norteamericana en

España. Manifestación que fue convocada por quiénes poco después seguirían

vendiendo España a los invasores: El PSOE.

El 29 de enero de 1981 Adolfo Suárez presentó su dimisión al Rey. El 31 de Enero, la

Calle José Antonio de Bilbao cedió el nombre a un ser nefasto: Sabino Arana73. Todo

conforme al martirio que empezaba a sufrir España.

“Hacia las 7,45 horas de la noche de ayer un grupo de tres jóvenes pertenecientes a ETA

(m) secuestraron a punta de pistola a José María Ryan Estrada, ingeniero de explotación

de la central nuclear de Lemóniz”74. Eso es tratar con respeto. Y es que “ETA (m) exige

la demolición de la central de Lemóniz en el plazo de una semana”75.

En el mismo periódico, un artículo de Pedro Conde Zabala comenzaba así: “El ‘alto el

fuego’ que mantiene la rama militar de ETA desde hace varias semanas estaría

motivado, según fuentes solventes consultadas, por un replanteamiento de su estrategia

armada, a causa de los cambios habidos en el País Vasco, tras la firma de los Conciertos

Económicos y la constitución de la Junta de Seguridad y, en general, por el desarrollo

del tema estatutario”76.

Mientras tanto, “no hubo incidentes” en la manifestación celebrada en Valladolid contra

el terrorismo de la extrema derecha77. Ejemplar el trato dado a los terroristas; ejemplar

la información de primera mano de la que llama “organización vasca”. Ejemplarmente

democrático; ejemplar connivencia con el terrorismo.

Por su parte, los sindicatos democráticos, ante la amenaza de asesinato que la banda

terrorista anunció contra José María Ryan, publicaron anuncios en prensa con el

siguiente texto: “UGT-VIZCAYA. Ante el secuestro del trabajador de Iberduero JOSÉ

MARÍA RYAN y la dramática amenaza de asesinato que sufre, la U.G.T. pide a todos

los trabajadores vascos que con su esfuerzo y su presencia en la manifestación

convocada para el próximo día 5, a las 7,30 de la tarde, en La Casilla, tratemos de salvar

su vida”78. Diversos Colegios oficiales se unían a la convocatoria al grito de “Euskadi,

¡defínete!”79, siendo manifiesto que la única definición estaba y está claramente

defendida por los terroristas. La convocatoria era apoyada también por el sindicato de

ETA, ELA80.

Muy loable el intento… Y muy comedido el texto… Aunque UGT se pasó citando la

palabra “asesinato”. Lo que de verdad estaba a la orden del día era que los

ayuntamientos democráticos estaban calentando motores para realizar lo que más

adelante llevarían a cabo: nombrar hijos predilectos de sus respectivos pueblos a los

asesinos etarras.

73 El Correo Español-El Pueblo Vasco 30-1-1981

74 El Correo Español-El Pueblo Vasco 30-1-1981

75 Pueblo 31-1-1981

76 El Correo Español-El Pueblo Vasco 30-1-1981

77 Pueblo 31-1-1981

78 El Correo Español- El Pueblo Vasco 4-2-1981

79 DEIA, 5-2-1981

80 DEIA 5-2-1981

Nada en común

100

El día 7 fue finalmente asesinado José María Ryan. El día 8, la prensa democrática

calificaba de organización terrorista a la ETA. Ese era su castigo. Los terroristas

consiguieron su objetivo. Lemóniz cerró.

El 19 de Febrero ya nadie se acordaba del asesinato, y “Diario de Barcelona” decía una

de sus genialidades: “Las obras de la central nuclear de Lemóniz, iniciadas en 1972, han

supuesto la inversión de 126 mil millones de pesetas. En las obras participan 3700

personas, de las cuales 700 pertenecen a Iberduero y el resto a empresas de contrata.

Con tantos millones habría que preguntarse cuántos puestos de trabajo podrían haberse

creado en industrias menos peligrosas ni menos contaminantes.”

Curiosamente, años más tarde, España importaría de Francia energía eléctrica,

curiosamente generada en centrales nucleares que, por supuesto, serían menos

contaminantes que la de Lemóniz.

Para mayor “INRI”, los idiotas máximos del sistema, que sólo tienen relumbrón porque

sus estupideces convienen a los verdaderos dueños del sistema, largaban el veneno

oportuno llamando “fascista” a ETA81. Cambio16, órgano de la opresión que popularizó

“este país” para evitar citar el nombre de España; lo cual, a la postre, Cesáreo se lo

agradecía, porque entendía como un insulto que el sacrosanto nombre de España

apareciese en semejante panfleto.

El acoso a España desde dentro y desde fuera no cejaba; así, la muerte de un terrorista

seis días después del asesinato de José María Ryan, acaparó todos los titulares,

insinuando que las fuerzas del orden habían sido culpables de la misma. Cesáreo se

preguntaba que ¿y qué? si habían sido culpables. El caso es que ya no se volvió a hablar

más de Ryan, y los otros atentados… formaban parte del escenario. Manifestaciones

marxistas dando vivas a ETA alegraban la cuestión, y ya volvía la cosa a la normalidad;

los terroristas con sus acciones, y los periodistas y políticos llamando a las cosas por su

nombre; así en la portada de el Heraldo de Aragón de 20-2-2981 podía leerse: “EIA

PIDE UNA TREGUA A LAS ORGANIZACIONES ARMADAS”; y en “Hoja del

Lunes” de Barcelona de 16-2-1981: “incidentes en protesta por la muerte del preso

vasco”. El dedo en la llaga lo puso un titular de Diario de Barcelona de 18 de Febrero:

“La depuración de la policía, cuestión de fondo en el caso Arregui”.

Por su parte, los Elipandos vascos Setién, Larrea y Uriarte, que ante el terrorismo

siempre guardaron un “angelical” silencio, ante la muerte de un terrorista no hicieron lo

mismo. Un terrorista que murió en la cárcel… de bronconeumonía.

La prensa democrática, y en concreto el órgano de los terroristas, “EGIN”, se volcó con

la muerte del terrorista. “EGIN” dedicó más del 50% de su edición del día 17 a relatar el

entierro, la manifestación y la vida y milagros de este asesino, en la que remarcaban la

“Valoración positiva del PNV, PSE, PCE y EE”. Toda la basura en el mismo cubo.

Todos de acuerdo.

Naturalmente, en el terreno internacional, se institucionalizaría el ninguneo de España

por parte de todos. Marruecos, con su roña y su chulería, rompía las negociaciones

pesqueras y ponía de rodillas a España en una tragicomedia representada por

81 Txiki Benegas en Cambio16 de 23-2-1981

Nada en común

101

actorzuelos que, como el ministro de Asuntos Exteriores, Carlos Robles Piquer, basaban

su renombre y sus emolumentos precisamente en eso: en poner de rodillas a España, que

veía cómo sus pescadores eran expulsados de sus pesquerías, también de otros lugares,

como las de Irlanda, que aplicaba sanciones a veintidós pesqueros por un monto de cien

millones de pesetas82, o firmaba unos acuerdos pesqueros con la CEE que ponían de

rodillas a los pescadores españoles83.

El tres de Febrero Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia fueron a Vitoria. En Bilbao,

donde también fueron, “El despliegue policial por todo centro de Bilbao, casco viejo y

barrios periféricos impidió que diversos grupos se manifestaran contra la visita de los

reyes”84. Otros incidentes se produjeron en San Sebastián, Rentería, Pasajes y Oyarzun.

Pero el mayor escándalo se produjo en Guernica. Cuando Juan Carlos de Borbón

intentaba pronunciar un discurso, fue abucheado por los separatistas (por parte de los

separatistas), sin que ello le borrase la sonrisa del rostro. Lo peor no es que lo

abucheasen a él; lo peor es que él, los abucheadores y los coreógrafos, a quien

abucheaban e insultaban era a España, y Cesáreo estaba convencido que la coreografía

era conocida de antemano por todos. Luego, la prensa democrática apoyó la actitud

cobarde de Juan Carlos afirmando que “La serenidad del Rey venció a la

provocación”85. Sin ningún rubor titulaban: “Lección soberana en Guernica”. Siempre

confundiendo cobardía e incompetencia con serenidad…Lección, ¿de qué? Pero el

pueblo ya estaba bien amordazado.

La prensa extranjera hizo de amplificador de lo que la prensa “nacional” (¡!) cacareaba,

defendiendo los mismos conceptos86, y es que, evidentemente, todos reman en la misma

dirección: destruir España. Por su parte, el gobierno no autorizó una manifestación por

los ultrajes a España ante el rey en Guernica mientras que la organización terrorista

ETA felicitaba a TVE por la información facilitada sobre el terrorista muerto87 … Y es

que había que evitar la desestabilización. ¿Y Ryan? ¿Quién es Ryan?

En el mismo orden de cosas, socialistas araneses se declaraban partidarios de la

autodeterminación de los pueblos y la afirmación occitana88. En el terreno del

funcionariado, en “Hoja del Lunes” de Barcelona de fecha 16 de Febrero de 1981 se

anunciaba que la Generalidad, ojo, sólo la Generalidad, tendría 60.000 funcionarios a

finales de año. Si a ello añadimos los funcionarios del Ayuntamiento, las policías

locales, las autonómicas, las policías privadas, y los que viven de la mamandurria en los

múltiples parlamentos y ayuntamientos, ¿cuántos funcionarios necesitaba el sistema?

Suárez había dimitido, y su sucesor, Leopoldo Calvo Sotelo, no conseguía los apoyos

necesarios, con lo que la juerga parlamentaria ocupaba todos los comentarios, hasta el

extremo que el 22 de Febrero, la prensa anunciaba que el día 23 no habría debate previo

a la investidura del nuevo presidente.

El 23 de Febrero dio comienzo la trigésimo cuarta asamblea plenaria del Episcopado

Español, donde Tarancón, tras destacar la crisis de identidad de sacerdotes, religiosos y

82 El Alcázar, 5-2-1981

83 Diario de Barcelona 18-2-1981

84 El Correo Español-El Pueblo Vasco 4-2-1981

85 La Vanguardia 5-2-1981

86 LE SOIR 5-2-1981

87 El Alcázar 17-1-1981

88 El Periódico 14-2-1981

Nada en común

102

cristianos, la falta de vocaciones y la relativización del concepto de pecado, manifestó

que la Iglesia no necesitaba un cambio de rumbo89. Evidentemente, ese es el rumbo que,

por lo que parece, marcó el señor Tarancón.

Por su parte, la Asamblea Diocesana de Barcelona, clausurada el día 22, y que fue

presidida por Jubany, acordó solicitar que el celibato de los sacerdotes fuese opcional,

que los secularizados puedan reinsertarse en el ministerio sacerdotal y la propia

ordenación de la mujer, así como que se incite a practicar primero el matrimonio civil, y

luego, el sacramental. También se pedía revisar las posiciones doctrinales sobre la

indisolubilidad del matrimonio y el divorcio. También se pedía que la Iglesia

modificase sus posiciones con respecto a la natalidad. El voto, según fotografías, se

realizó puño en alto. Y el señor Jubany manifestó su intención de viajar a Roma para

exponer el asunto al Papa90.

El 23 de Febrero, a las 18:30, estaba Cesáreo entrevistando a Manuel Sacristán Luzón

en su despacho de la Universidad. Era una entrevista de trabajo, en la que recogía datos

para su tesis de licenciatura. Era Sacristán miembro del comité central de PSUC, y años

atrás había sido miembro destacado del Frente de Juventudes, a cuya responsabilidad

tuvo aspectos importantes de la organización falangista.

Llevaban conversando un cuarto de hora cuando de pronto se abrió la puerta del

despacho dando paso a un elemento greñudo que, visiblemente alterado gritó más que

dijo: - Manolo, la Guardia Civil ha entrado en el Congreso de los Diputados-. Sin más

cerró la puerta y se marchó.

No fue idéntico el efecto en la cara de Sacristán que en la de Cesáreo. Manolo quedó

sentado y Cesáreo dio por concluida la reunión. Ofreció un cigarrillo, sabiendo que

Manolo no fumaba, Manolo no lo aceptó y Cesáreo salió corriendo hasta la estación de

Metro, con dirección a su casa.

¿Qué había sucedido? Un puñado de guardias civiles demostraba que, a pesar de todo,

aún quedaba un poquito de hombría de bien en España, y echando el resto, había

tomado por las armas el parlamento. Todos los valientes allí reunidos, entregados al

descuartizamiento de la Patria, se tiraron al suelo cuando los patriotas dispararon sus

armas contra el techo del hemiciclo. Todos menos Gutiérrez Mellado, el sempiterno

espía, traidor a la Patria que, con toda seguridad estaba más al corriente de lo que

sucedía que el propio Tejero o el propio Milans del Bosch, y el famoso criminal

Santiago Carrillo, marqués de Paracuellos del Jarama, con toda probabilidad también

conocedor de lo que estaba sucediendo. Pero no todos los culpables conocían la realidad

de la situación; algunos creían lo que estaban viendo (en esto coincidían con el héroe

don Antonio Tejero), hasta el extremo que manifestasen su intranquilidad, lo que

ocasionó que el rey transmitiese un “tranquilo, Jordi, tranquilo” a Jorge Pujol.

Por aquellos entonces, el sistema estaba apretando el acelerador, y anunciaba que “el

nivel cero de población, posible salida de la crisis”91. Una mentira más del sistema para

instaurar el asesinato de nonatos... Y una mentira más en lo económico...

89 AVUI 24-2-1981

90 El Periódico 24-2-1981

91 Diario de Barcelona 24-2-1981

Nada en común

103

La mente corría más que el tren, y Cesáreo sólo deseaba llegar a su casa. Cuando

finalmente lo consiguió, de inmediato ordenó la mochila, cuerda, mosquetones, pitones,

carabina del 22 y doscientos cartuchos, y vestido con vestimenta cómoda se paró junto

al teléfono, esperando una llamada, mirando el televisor al tiempo que escudriñaba en

el dial de un aparato receptor de radio.

Las noticias eran esperanzadoras. Valencia estaba controlada por el General Milans del

Bosch, y don Antonio Tejero había transmitido tranquilidad, esperando que llegase la

autoridad competente. Militar, naturalmente.

Hizo varias llamadas a quién estimaba que podía darle alguna instrucción, pero la

instrucción no llegó. Nadie sabía nada. Tocaba esperar.

Cesáreo deseaba que llegase la llamada. Ya se imaginaba asaltando la Generalidad, en

Plaza de San Jaime. La espera se hizo eterna. Las horas pasaban y no ocurría nada. Un

hilo de esperanza apareció con el comandante Pardo Zancada entrando en el

parlamento, pero el teléfono seguía sin sonar.

A las tres de la madrugada, finalmente, sonó el teléfono, pero para disgusto de Cesáreo

no era la llamada que esperaba, sino de la amiga Mari Carmen, la agente del gobierno,

quién, con pelos y señales, dio relación cumplida de las personas que estaban

implicadas en la intentona. Evidentemente, todo había acabado… mal.

Lo que dejó perplejo a Cesáreo es que esa relación de personas no vio la luz en la prensa

hasta pasada una semana. Malas compañías…

El Principal implicado, el hombre del rey, no era otro que Alfonso Armada Comín.

Evidentemente, él y el rey eran los únicos que estaban al cabo de todo, y él fue el

encargado de reclutar a personas que fuesen capaces de llevar a efecto la jugada tramada

en La Zarzuela… Como si de un folletín se tratase.

Pero el general Armada no contó con la integridad de D. Antonio Tejero, quién se

mantuvo firme en su puesto hasta que constató la inutilidad de su heroica actuación, que

tantas veces recordó a Cesáreo los héroes del Alcázar y los héroes de Baler.

El 24 de Febrero la prensa estaba comedida. Muy comedida. Así, “Deia” titulaba:

“Tejero pide la disolución de las Cortes y la formación de una Junta militar que

erradique el terrorismo”; “Avui” se refería a España como tal, como España, en el

editorial, y no insultaba; “El Periódico”, también con comedimiento, aunque con más

veneno que los demás, largaba un editorial titulado ¡Viva la Constitución!

El “Diario de Barcelona” titulaba: “Valencia durmió aterrorizada”, cuando la verdad,

según contaba Fernando Vizcaíno Casas era bien otra, ya que en la ciudad desapareció,

por una noche, la delincuencia, y se podía caminar sin peligro de ser asaltado. Quienes

únicamente pasaron miedo aquella noche de esperanza fueron los delincuentes.

Aprovechando la situación, la sopa de letras (LCR, MCC, NE, PSUC, PTC, USTEC…)

hizo un llamamiento a la huelga general, pero el pueblo no la secundó.

Nada en común

104

El 24 de Febrero todo el mundo estaba en su puesto de trabajo… Y don Antonio Tejero

en el suyo, hasta las 12:05 cuando finalmente depuso las armas, y tras negarse a

exiliarse, fue detenido por las fuerzas represivas de la democracia.

Y es que todo, al parecer, estaba preparado por la casa real para fortalecer la figura del

rey. Así, el 24 de Febrero los titulares de los periódicos de todo el mundo podían decir

“EL REY ABORTA EL GOLPE DE ESTADO”. Efectivamente, su figura fue la única

que, de momento, salió reforzada tras el 23-F. “Partidos políticos y centrales sindicales

expresaron su total adhesión al rey”92.

A Tejero le ofrecieron la posibilidad de exiliarse, pero ese era un extremo que no

figuraba en la mente del héroe, y era un contratiempo para el sistema, que se vería

obligado a juzgarlo.

La libertad de expresión democrática tomó cuerpo en el secuestro de la edición del

diario “El Alcázar” correspondiente al día 24 de Febrero que, por cierto, no mostraba

ningún signo de apoyo a la intentona. Mientras tanto, la prensa democrática, los

papanatas democráticos, investidos públicamente como “intelectuales” de una

intelectualidad democrática fuera de la cual no existe intelectualidad, naturalmente,

lanzaban continuos panfletos disfrazados de reseña histórica, con la única intención de

atacar a quienes les tenían prohibido responder. Como les resulta propio, exigían que

quién era lanceado por ellos se encontrase maniatado. De otra forma, como es natural,

hubiese quedado a la luz la cualidad y el nivel intelectual de ambos. Así Eduardo Haro

Tecglen, Juan Cruz Ruiz… y otros cuyo nivel intelectual es medido primero por su

condición de demócratas y luego por otras cosas, pudieron difundir su versión de los

hechos. Los demás, democráticamente, fueron acallados.

Entre el lanceamiento de moros se produce en el seno del pueblo español un hecho

sumamente lamentable, consecuencia de la avaricia y la incompetencia de la clase

política. El día uno de Mayo moría un niño en Madrid por causas desconocidas

(curiosamente no fueron culpabilizados los “ultras” por ello). Las investigaciones que

comenzaron en ese momento llevaron a detectar una rara y nueva enfermedad en

España, que afectaba rápidamente a un importante número de personas. En los primeros

días surgieron diversas hipótesis de urgencia sobre el origen que desencadenó la

epidemia, hasta que el gobierno anunció por televisión que la culpa de todo la tenía una

partida de aceite de colza desnaturalizado, distribuido en venta ambulante. Los

industriales y comerciantes que intervinieron en el proceso de importación,

manipulación y distribución de este aceite fueron quienes se sentaron en el banquillo de

los acusados. Pero a lo largo de los años siguientes una serie de científicos evidenciaron

que el aceite presuntamente tóxico no pudo haber sido el causante de la tragedia.

Este nuevo estraperlo afectó a veinte mil personas y se llevó la vida de cerca de

setecientas.Pero la verdad del asunto no ha llegado a ser determinada. Hay quién

asegura que la ocultación de la verdadera causa del síndrome tóxico impidió la curación

de miles de españoles mientras la ciencia a los 3 meses ya sabía que el aceite de colza

no podía ser el causante del síndrome, el poder acusaba y encarcelaba a los industriales

del aceite de colza. Mientras la ciencia a los 3 meses ya sabía como curar a los

92 El Noticiero Universal 24-2-1981

Nada en común

105

afectados, el poder ocultaba a más de 60.000 enfermos la posibilidad de su curación.

Esta afirmación podía leerse en internet93.

A los muertos por “síndrome del aceite de colza” se siguen incorporando los muertos

por el “síndrome del terrorismo” Entre el 5 de Marzo y el 30 de Mayo, fecha en que,

contra el interés nacional, el parlamento decide convertir a España en miembro de la

OTAN, lo que se convierte en triste realidad el día 10 de Diciembre del mismo año, se

producen los atentados con la cadencia que le viene siendo natural, y se lleva por

delante a 14 personas. La democracia se consolida a pasos agigantados; al mismo ritmo

que se descompone España.

En estas fechas, el árbol demográfico entraba en el quinto año de claro retroceso, que ya

sería imparable hasta nuestras fechas. En este año, los mayores de quince años

marcaban el punto de inflexión por el que la población sería cada vez más vieja. Las

diferencias entre el número de quienes tenían quince años y el de quienes tenían cinco

eran mínimas, pero empezaban a marcar una clara evolución negativa; los habitantes de

15 años representaban el 0,9% de la población, mientras que los recién nacidos no

llegaban al 0,8%. Los bancos comenzaban a frotarse las manos y a preparar una nueva

fuente de ingresos: los planes de pensiones. Las administraciones, por su parte, pasaban

sobre el asunto sin mostrar ningún interés aparente, conociendo, como conocía la banca,

que esa evolución acarrearía graves problemas en muchos ámbitos, y en concreto en el

de previsión social, que, lejos de preocuparse por dar estabilidad a unos fondos creados

para la atención de las pensiones, los dilapidaban en el mantenimiento gratuito de dos

millones de parados.

Por estas fechas Cesáreo estaba enfrascado en la confección de su tesis de licenciatura,

entrevistando a una multiplicidad de personas radicadas en Barcelona, que le pusieron al

corriente del asunto. Llegado a este punto, emprendió la misma labor con personas que

vivían en otros lugares de España, y aprovechó la etapa vacacional en el banco para

cubrir esta faceta, de vital importancia.

Así, emprendió un viaje que debía llevarle por toda España. Comenzó marchando hacia

el sur; Tarragona, Valencia, donde trató con el industrial Luis Súñer, recientemente

liberado del secuestro que sufrió por parte de terroristas de la ETA en Enero del mismo

año, y finalmente llegó a Granada, donde vivían unos primos suyos, y en cuya casa se

hospedó.

La fortuna quiso que estos primos tuviesen amistad con una chica granadina, y el buen

gusto de que su primo la conociese. Era el día 3 de Junio.

Como ellos estaban atareados, fue esta chica la encargada de ejercer de cicerone, tanto

para enseñarle la ciudad como para acompañarlo en las visitas que debía hacer, y que

principalmente se centraban en un catedrático de hebreo, Pascual Pascual Recuero, que

acabó siendo la principal fuente documental de Cesáreo.

Tenía previsto Cesáreo permanecer dos días en Granada, para continuar viaje a Sevilla

Badajoz..., donde tenía otros contactos, pero el destino había pensado otra cosa, por lo

que cesó el periplo, y dejó sin visitar esas ciudades. Sólo acabaría desplazándose en

alguna ocasión a Madrid antes de completar el acopio de datos. El motivo no fue otro

93 http://www.sangrefria.com.es/2006/04/30/el-fraude-del-aceite-de-colza/9

Nada en común

106

que aquella chiquilla, llamada Francisca. La excusa tampoco fue manca, porque Pascual

Pascual tenía toda la documentación que podía desear Cesáreo.

El caso es que el segundo día de estancia en Granada, bajando de la Alambra, y tras

haberla cogido en brazos para evitar un porrazo, consecuencia de un resbalón, Cesáreo

le dijo muy serio que acabarían casándose, entre sí, naturalmente. La risa de la chiquilla,

como no podía ser menos, no se hizo esperar.

Cuatro días después partía Cesáreo para Barcelona. Lo primero que hizo al llegar fue

escribir una carta a Francisca, acto que repitió casi a diario durante algunos meses hasta

que, finalmente, tras algún encuentro que comportó mucho esfuerzo por parte de

Francisca, ya que Cesáreo tenía obligaciones laborales que le impedían ser él quién lo

hiciese, finalmente se casaron en Granada, el día 3 de Enero de 1982, siete meses

después de conocerse, y es que la distancia hizo que ambos se liasen la manta a la

cabeza, y confiasen mutuamente en lo que se habían comunicado por carta.

Cesáreo le exponía sus principios filosóficos, asegurando que “del pasado intento

asumir las experiencias, intento aprender a superar las dificultades, no imitando

actitudes, sino conociendo actitudes. Asumo valores del pasado, sí, pero esos valores,

considero, no son retrógrados, sino justamente todo lo contrario. En el pasado está la

justicia y la injusticia; el honor y el deshonor; la verdad y la mentira; la Patria y la antipatria;

la libertad y la esclavitud; el amor y el odio… y todas las opciones y sus

contrarias. Yo, desde luego, en ese pasado he aprendido que por ejemplo en el ámbito

de la familia, las ha habido buenas y malas; que en un pasado cercano y contemporáneo,

la familia es atacada salvajemente; sin embargo puedo considerar que lo malo es la

“antifamilia”; lo atípico la familia mala. Lo mismo sucede con el honor, la libertad, la

justicia, etc.

Largas cartas, larguísimas cartas que inicialmente comenzaban con un liviano “Querida

Francisca” y que pronto mudaron a un “Hola, cariño”.

El noviazgo a distancia fue fortificante; fidelizó profundamente los espíritus de ambos.

Cesáreo deseaba agilizar la confección de su trabajo intelectual, decidido a dejar su

trabajo en el banco, casarse y marchar a vivir a América, donde presumía campo abierto

para él y para la que sería su esposa, a la sazón, maestra de EGB.

El día 7 de Julio, las Cortes aprobaban el asesinato de la familia. Con la Ley del

divorcio, aseguraban, iban a arreglar la vida de miles de familias rotas que se veían

forzadas a una convivencia indeseada. La realidad nos demuestra que la realidad es bien

al contrario. Es el sistema quién produce discordias.

1982

En 1982, primer año completo de esta ley antifamiliar apoyada por la Conferencia

Episcopal, presidida por Enrique Tarancón, se produjeron 21.463 divorcios, una cifra

que en el año 2005 se elevó hasta 93.536, lo que supone un aumento del 355,8 por

ciento, con el agravante de que la mayoría de los mismos son llevados a cabo por

personas cada vez más jóvenes. Estos datos nos indican que el divorcio es un objetivo

del sistema, que el sistema es contrario al matrimonio. Modificaciones posteriores

convertirían al matrimonio en un sinsentido legal que posibilitó situaciones como la

Nada en común

107

llevada a cabo por un amigo de Cesáreo, que acabó casándose por la Iglesia y nunca

pasó por el Juzgado.

Ya en el discurso de apertura de la XXXII Conferencia Episcopal, Tarancón anunció

que apoyaría la ley de divorcio; con un lenguaje en clave lo dejaba manifiesto:

«Nosotros creemos firmemente que el matrimonio es indisoluble. Y todos los cristianos

que sean coherentes con su fe no podrán acogerse a una práctica que ellos no pueden

admitir. » Estas palabras de monseñor Tarancón, seguidas de «nosotros sabemos que el

divorcio es un auténtico mal social, de graves consecuencias de orden humano», fueron

matizadas con la declaración de que la Iglesia no trata de imponer a nadie sus creencias

y que «ni somos los llamados a legislar civilmente, ni queremos interferirnos en la

actuación de quienes tienen esa responsabilidad».”De esta manera, si la Conferencia

Episcopal aprueba la tesis inicial del cardenal Tarancón, la Iglesia. reafirma los pactos

Gobierno-Santa Sede, firmados en enero pasado y que permitirán, en cuanto dichos

acuerdos se publiquen en el Boletín Oficial del Estado, comenzar las separaciones por

los tribunales civiles de los matrimonios católicos.”, afirmaba el periódico “El País” de

20-11-1979.

Por su parte, el Obispo Iniesta, colaborador de Tarancón, había declarado cosas como

las siguientes: “creo que la sociedad que busca el marxismo es extremadamente

coherente con mis planteamientos”94; “la sociedad que yo desearía es una sociedad

socialista en el más amplio sentido de la palabra” (y) la “inclusión en un programa

socialista de la legalización del divorcio, no me haría cambiar de opinión. Mi conciencia

(añade) rechaza el aborto totalmente, pero mi conciencia no rechaza la posibilidad de

que la ley deje de condenarlo como un hecho delictivo; (y) en cuanto a los

anticonceptivos no sólo no los rechaza mi conciencia, sino que hay que abrirles el

camino completamente”95.

Sin lugar a dudas, la Jerarquía de la Iglesia coadyuvó el advenimiento de la peste

democrática. Así lo proclama Gabino Díaz Merchán, Arzobispo de Oviedo: “Los

obispos hemos contribuido a la transición democrática de España sin proponernos la

consecución de ninguna fórmula política concreta96. Así, Tarancón, y la Jerarquía

eclesiástica, en no poca medida, fueron responsables directos de ese proceso y sus

consecuencias.

Cuando Tarancón se retiró de su cargo en 1983 (tenía entonces 76 años), España había

pasado de ser una nación confesionalmente católica, a ser una nación con una

constitución atea en la que no se mencionaba a Dios. Una nación con un neopaganismo

rampante, con el divorcio y el aborto legalizados y con partidos en el poder

responsables de la mayor y más sangrienta persecución de la Iglesia española durante la

II República. Y todo eso, además de unas cuantas guindas más (apostasía masiva,

desesclaustración escandalosa, caída brutal de las vocaciones, o inmoralidad pública

rampante) se lo debemos a la activa y cooperativa actitud de la jerarquía eclesial

española de la época, encabezada por su líder natural, el cardenal Enrique y Tarancón.

Durante el año 1981, la posición del PSOE se fue radicalizando conforme avanzaban los

contactos y los acercamientos del gobierno a la OTAN. En febrero, durante el discurso

94 El País, 26-3-1979

95 El País 1-5-1979

96 Conferencia en la Fundación Hidroeléctrica del Cantábrico el 9-10-2001

Nada en común

108

de investidura del presidente Calvo Sotelo, González como jefe de la oposición rechazó

de lleno sus argumentos a favor del ingreso en la Alianza, aduciendo que se trataba de

una organización que no se encontraba al servicio de los intereses occidentales sino de

los de Estados Unidos. En aquel discurso, González llegó a manifestar que “Si algún día

llegásemos al poder, propondríamos la salida de la Alianza Atlántica si el procedimiento

de entrada no es un referéndum mayoritario al pueblo español”. Lo que no dijo es que

aplicarían todo el poder de los medios de manipulación social para conseguir el apoyo

“popular” justamente a esa medida.

En lo que resta de este año, la legislación continuó en la conformación de los reinos de

taifas. Así, El 6 de Abril se había proclamado el estatuto de Galicia, con una

participación popular del 28,4%; el 1 de Julio la Ley Orgánica 5/1982 el de la

Comunidad Valenciana; el 30 de Diciembre, el estatuto de autonomía de Andalucía, de

Asturias, de Cantabria, de Madrid. Pero la abstención no cuenta. Históricamente, en

Galicia “pasa” de las elecciones democráticas más de un cuarenta por ciento de la

población; en Canarias pasa de las elecciones un 35% de la población; en Asturias,

Navarra, Vascongadas, Cataluña, Baleares y Andalucía pasa de las elecciones un 30%

de la población, y sólo las regiones menos pobladas, y Madrid tienen una abstención

media del 25%.

Eso parece no importar al sistema. Parece, porque el CIS realizaba estudios al respecto,

y resulta que un 28 por ciento de los encuestados afirma que la abstención es una

manera como cualquier otra de manifestar lo que se piensa… Un 28 por ciento, aunque

las estadísticas tengan el valor que tienen, sería suficiente para poner en cuestión la

validez del sistema.

El día 5 de Junio se firmaba a espaldas de los trabajadores, y por UGT, CC.OO, CEOE,

CEPYME y Gobierno UCD, el ANE (Acuerdo Nacional de Empleo), que llevaba

implícito, además de un seguro de cobro por parte de las organizaciones sindicales, que

se mostraban incapaces de generar suficientes recursos para mantener a sus liberados,

una reforma de la Seguridad Social que venía a cortar un poco más los derechos

conseguidos por los trabajadores desde los años cuarenta.

Las reformas laborales sufridas por España en estos años de democracia vinieron a

significar, en mayor o menor medida, pasos dados para mantener el estado de las cosas.

Lejos de mejorar las condiciones de los trabajadores, lo que hizo fue agravarla a pasos

agigantados. Las movilizaciones y huelgas en el movimiento obrero no se han llevado a

cabo para reivindicar nuevos derechos a conquistar, sino para protestar por aquellos de

que se veían privados, siendo que los sindicatos han hecho el paripé de defender los

derechos de los trabajadores, mientras lo único que han negociado es su propia

subsistencia a costa de los trabajadores.

Tras la aprobación del latrocinio a los trabajadores que representó el ANE, el 13 de

noviembre de 1981 dimitió el Presidente y el Secretario General de UCD, Agustín

Rodríguez Sahagún y Rafael Calvo Ortega, respectivamente. Ya habían cumplido con

su labor; la UCD también. Estaba sentenciado el partido de la transición, que debía dar

paso a otros partidos, más duchos en la aplicación de la nueva tiranía.

Pero Cesáreo estaba ya muy cansado del fragor de la política. Para mayor desgracia,

tuvo un importante rifirrafe con un infiltrado en ATNS, con quién mantuvo una

Nada en común

109

discusión que acabó a puñetazos, con ambos contendientes en el hospital. Rifirrafe que

dejó marcada la cara de Cesáreo con una cicatriz en el ojo izquierdo.

Consecuencia final fue el alejamiento de la participación activa en política. A partir de

ese momento se dedicaría a su vida profesional y formativa. Continuaría con su tesis de

licenciatura y sería trasladado a una agencia del banco, fuera del ambiente enrarecido de

la oficina principal.

El año acaba con 32 españoles menos, asesinados por la organización que más se

benefició de la democracia: la ETA… y con un parque público en honor a un terrorista

que se había llevado por delante la vida de varios españoles. José Manuel Aristimuño,

que era, como no podía ser menos, correctísimamente tratado por el diario propietario

del sistema político: “El País”, de éste modo: “El cadáver de José Manuel Aristimuño,

presunto jefe de un comando de ETA Militar, muerto el domingo en un enfrentamiento

con la policía, en Vitoria, recibió sepultura, a la una de la tarde de ayer, en el cementerio

de Hernani (Guipúzcoa). Por la mañana, la familia desistió definitivamente de celebrar

un funeral de cuerpo presente, ante la negativa de la policía a permitir el traslado del

féretro hasta la parroquia de San Juan Bautista. Antes del sepelio se rezó un responso97.

En este 1982, el ayuntamiento democrático de Hernani erigía en su honor un parque

público que no sería descabezado de su titularidad hasta el año 2008, cuando el día 5 de

Junio, en una demostración de la energía con que trata la democracia al terrorismo (en

este terrible insulto debemos reconocer que actuó con inusitada rapidez y energía, ya

que sólo tardó veintiséis años en decir algo al respecto). Nunca en ese tiempo, ningún

grupo democrático instó que fuese retirada la placa conmemorativa en honor del

asesino. Pero ahora, las circunstancias, el interés de la democracia, requería esta

pantomima.

Pero la acción no podía ser llevada a efecto sin que el sistema democrático infligiese un

nuevo insulto a las víctimas, al afirmar que, tras sólo 28 años de insulto público a toda

dignidad humana, procedían a retirar ese homenaje porque el mismo supone “validar el

uso de la violencia para la consecución de fines supuestamente políticos” y conlleva

“una humillación constante en el sentimiento de las víctimas y ciudadanos con

principios democráticos”... Por supuesto, las víctimas no democráticas, que por cierto

constituyen el 90 y mucho por ciento de las víctimas del terrorismo, que se aguanten,

para eso están. Por su parte, Cesáreo no pasaría estas Navidades en su casa. Se marchó a

Granada para ultimar los preparativos de su boda, que se celebraría el día 3 de Enero.

Las fechas fueron, así, de doble alegría. Para colmo, reunidos en Granada las hermanas

y los primos de Francisca, y celebrando la despedida de solteros, no se les ocurrió otra

cosa que entrar en un bingo, con la buena suerte de los tontos, y que consistió en un

primer premio que sirvió de regalo para el nuevo matrimonio.

Después de reyes emprendieron viaje de novios que les llevó a Gascueña, Barcelona, y

el norte de Italia, donde, en los Apeninos, pasaron un mal rato en las carreteras de

montaña por las que circularon.

En Italia se sintieron como en casa, después de haber pasado un poco de largo por la

Costa Azul. Un baño en cultura clásica y en relaciones personales con los italianos, en

97 El País 1-4-1981

Nada en común

110

unas fechas libres del turismo masivo, posibilitó a la pareja profundizar en el

conocimiento mutuo, de donde Cesáreo salió plenamente confortado; Francisca era, sin

lugar a dudas, la mujer de su vida, la serenidad que complementaría su propia

personalidad. Quedaba claro que Cesáreo no sería Cesáreo sin Francisca; apreciación

que sería más real con el transcurso de los años.

De Italia se trajeron algo que rompería a llorar el cinco de Octubre de ese mismo año.

Pero en España las cosas no llevaban el mismo curso. El día 18 de Febrero comienza

ante el Consejo Supremo de Justicia Militar el juicio a los 33 implicados en el intento de

golpe de estado del 23 de febrero de 1981.

Una bufonada del sistema que no aclaró la cuestión y que el 3 de Junio se saldó con la

condena de inocentes y de algún culpable que, como el general Armada, se inmoló en

beneficio de su amo, el rey Juan Carlos. El caballero hispánico D. Antonio Tejero tuvo

la gallardía de negarse a asistir a la última sesión del juicio.

El dos de Abril, el ejército argentino tomaba las Malvinas, mientras el gobierno

español, fiel servidor de intereses extranjeros calificaba el asunto de “distinto y

distante” al de Gibraltar. Otra vez ingleses contra españoles como en otras muchas

ocasiones desde hace casi medio milenio; una oportunidad que, como no podía ser de

otra manera, era desaprovechada por un gobierno de España, títere de intereses ajenos a

España.

La España descubridora, conquistadora y civilizadora y los pueblos por ella

incorporados a la civilización occidental estaba, por supuesto, con nuestros hermanos

del Atlántico Sur, y se hacía imprescindible una clara manifestación unitaria frente a los

intereses foráneos, pero los enemigos, encumbrados en todos los estamentos decisorios

de España, decidieron otra cosa. A los españoles, oprimidos, sólo nos quedaba

proclamar lo que otro español integral proclamaba ... “Bravo, hermanos de América;

formemos una prieta comunidad fraterna –España es sólo la hermana mayor- para

defendernos en el mundo contra los zarpazos de los anglosajones, hermanados ahora

contra la Argentina, hasta ayer orgullosamente explotadores de la comunidad de pueblos

hispanos”98. Cesáreo recordaba con dolor aquellos tristes momentos. Hubiese querido

estar capacitado para ofrecer sus servicios a Argentina; hubiese querido que en España

hubiese algo de dignidad y se hubiese aprovechado la ocasión para tomar lo que es

nuestro: Gibraltar. Sin embargo sólo le quedaba sentirse fortalecido por lo que escribía

su admirado Claudio Sánchez Albornoz.

Nunca entenderá Cesáreo por qué Claudio Sánchez Albornoz se mantuvo exiliado, ni

por qué ostentó el cargo de Presidente de una grotesca República Española, que si de

algo se podía vanagloriar era de haber provocado uno de los mayores desastres en la

Historia de España.

Y es que, para Claudio Sánchez Albornoz, Cesáreo siempre tendrá un lugar especial en

su mente, y un claro dolor por no haber llegado a conocerlo personalmente, como era su

voluntad. Sentía por el una gran admiración como historiador y como patriota, porque

D. Claudio era un manifiesto patriota y un excelente historiador. En fin, dos aspectos

que lo hacen incompatible con la democracia. Y sin embargo…En fin, algo

98 Claudio Sánchez Albornoz. “Índice”. 1982

Nada en común

111

incomprensible para Cesáreo desde el desconocimiento de la mayoría de las

circunstancias que rodearon a don Claudio.

El 25 de Mayo el Congreso aprobaba los proyectos de Estatutos de Autonomía de La

Rioja y de Murcia, y el 9 de Junio el proyecto de Estatuto de Autonomía de Canarias. El

proceso de destrucción de España llevaba un buen ritmo, lo que permitía que el hasta

entonces genocida mayor de la democracia, y uno de los padres de la constitución,

Santiago Carrillo, pudiese dimitir como secretario de su partido. El 16 de Junio, otro

tumor de la Patria reclamaba su derecho, y se aprobaba el proyecto de Estatuto de

Autonomía de Aragón… y el día 17 el proyecto de Estatuto de Autonomía de Castilla-

La Mancha, y el día 18 el Estatuto de Autonomía de Extremadura… Es un frenesí

antiespañol que no para.

Pero el asunto parece atado y bien atado; por eso Carrillo había dimitido ya, y por eso

ya preparaban la defunción de la UCD. Adolfo Suárez ya dejó el timón; ahora, el 6 de

Julio, lo dejaba “la sonrisa del régimen”, Leopoldo Calvo Sotelo, quién dejaba en

manos de Landelino Lavilla, el que nunca durmió suficiente, la función de enterrar sin

ruido a quién cumplida su función de asesinar España debía ya dejar de existir, para

ocultar pruebas: La U.C.D.

Se disolvieron las Cortes generales y se entraba en una nueva juerga electoral, con el

concurso de los matarifes materiales de España en agrupaciones marginales y

enfrentadas, UCD y CDS, con el claro objetivo de facilitar la ascensión de quienes

acabarían la labor iniciada: el PSOE. Era, no un enfrentamiento, sino una cesión de

trastos de matar.

El sistema democrático veía fantasmas por todas partes, ya que, desgraciadamente, la

auténtica oposición no existía, si bien el sistema no acaba de creérselo, como tampoco

se lo creían quienes, como Cesáreo, deseaban acabar con el sistema que estaba

oprimiendo al pueblo español. Siendo así, el dos de octubre fueron arrestados los

coroneles Luis Muñoz Gutiérrez y Jesús Crespo Cuspinera, así como el teniente coronel

José Crespo Cuspinera, por presunta conspiración contra el Estado al preparar un golpe

de Estado para el 27 de octubre, víspera de las elecciones. Por cierto, se produjo un

20,13 de abstención. Puro montaje del sistema para justificar el arrinconamiento, no ya

de los militares que tuviesen lo que debían tener, sino incluso de quienes osaban

discrepar en privado y sin ser oídos, y sin ánimos de cumplir con su obligación…

Por su parte, aunque Cesáreo no participaba en ninguna actividad política, no es menos

cierto que continuaba doliéndole España. Quizás por eso se volcó en la investigación

que daría pase a su tesis de licenciatura, que justamente presentaba en estas fechas. El

día 30 de Junio, en la Facultad de Pedagogía de Barcelona exponía “Los Campamentos

del Frente de Juventudes”. Con él expusieron también otras tres personas, cada una su

estudio, evidentemente.

Recuerda cómo una compañera, que presentó un trabajo sobre Piaget, recibía un serio

correctivo por parte del tribunal por el hecho de no haber tratado una determinada obra,

a lo que ella respondió que si bien la buscó no la había localizado, donde nuevamente

remachó el tribunal indicándole que la obra en cuestión se encontraba en la biblioteca de

la Facultad. Finalmente la calificaron con un ocho.

Nada en común

112

La exposición de Cesáreo fue un poco peculiar, ya que recibió más de un centenar de

preguntas que fue respondiendo una a una hasta que finalmente le cortaron la

exposición por agotarse el tiempo. La calificación que obtuvo fue de un ocho.

Mientras tanto, la única obra pública acometida por las administraciones públicas de un

sistema político inicuo, se vino abajo, provocando la muerte de cuarenta personas y

dejando sin hogar a más de trescientas mil. Era el 21 de Octubre de 1982, y el desastre,

el ocasionado por la rotura de la ampliación de la presa de Tous, en Valencia.

Pero no fue la rotura de la presa de Tous el único desastre que conoció España en

Octubre de este año, porque el día 26 entró en funcionamiento la policía autónoma

vasca, para un mejor servicio a la democracia y, lógicamente, un mejor ataque a España.

Finalmente, el 28 de Octubre, los borreguitos acudieron a las urnas y se produjo lo que

estaba previsto en el calendario del amo: El Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

obtuvo la mayoría absoluta con 202 escaños. Resto de resultados: Alianza Popular, 107

escaños, Convergència i Unió (CiU), 12 escaños, Unión de Centro Democrático (UCD),

11 escaños, Partido Nacionalista Vasco (PNV), 8 escaños, Partido Comunista de España

(PCE), 4 escaños, Centro Democrático y Social (CDS) y Herri Batasuna (HB), 2

escaños cada uno, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Euskadiko Eskerra

(EE), 1 escaño cada uno.

Un hecho dulcificaba la vida de Cesáreo, el día 5 de ese mismo mes nacía su

primogénito. Lástima, se dijo, hubiese preferido que esperase una semana para nacer, y

hacerlo el día de la Hispanidad. En fin, un error de cálculo sin importancia. Su nombre

sería Ramiro.

Por cierto, que a los pocos días recibía el matrimonio, en su casa, una carta del “Molt

honorable President de la Generalitat de Cataluña”, por supuesto escrita exclusivamente

en catalán, y acompañada de un folleto ilustrado sobre cómo cuidar a un niño, también,

por supuesto, escrito totalmente en catalán que hablaba sobre el porvenir de Cataluña y

el bien que el nacimiento de un hijo aportaba.

Cesáreo, al que esas cosas siempre le quemaron sobremanera, devolvió el paquete

entero, rogando que, si así lo estimaban, le enviasen lo mismo, pero en español, e

indicando que podían quedarse tranquilas las instituciones, porque, por supuesto,

educaría a su hijo en el amor a Cataluña, dentro del amor a España que, sin lugar a

dudas, iba a inculcar.

La sorpresa fue mayúscula cuando a los pocos días recibió otra carta con el folleto

escrito en español y sin más explicaciones.

El día 28 de Octubre, el PSOE tomaba el relevo en la función de esclavizar al pueblo

español. Ya había acabado el periodo de la UCD, que había cumplido a la perfección

con su función. Ahora, con 10.127.392 votos, el 48,11 por ciento de los votantes y 202

diputados, el nuevo títere del tirano podría seguir con la función ejercida por la UCD

hasta el momento.

El 24,7% de la población se abstuvo. Fue la ocasión en la que más se pudo engañar al

pueblo. Un 36,23% fue el porcentaje real de votantes que eligió al PSOE; un altísimo

Nada en común

113

porcentaje de votantes. El otro 39,5% se repartió entre las otras hienas encargadas de

descuartizar España. La abstención era la segunda fuerza política del sistema. Pero eso

no interesa al sistema.

El 31 de Octubre, Juan Pablo II iniciaba su periplo por tierras de España. Fue una de las

pocas alegrías que conoció España. El Papa denunció las presiones que sufre la familia

por parte de las instituciones democráticas, en la misa para las familias del día dos de

Diciembre; denunció la presión de una sociedad sin norte el 3 de Noviembre en su

saludo a los universitarios; hizo un canto a los valores hispánicos y de la juventud el

mismo día 3; hizo un permanente canto a España y a la Virgen María, especialmente el

seis de Noviembre, en Zaragoza; en fin, nuestro querido Santo Padre, en diez días

pronunció más veces el sacrosanto nombre de España que los políticos, todos juntos, en

diez años. Y por supuesto, contrastando con los políticos, lo pronunció con cariño y con

respeto, recordando la importancia de España en la salvaguarda de la Justicia, de la

Libertad y de la Religión. Pero ni los políticos ni los españoles de a pie supieron recoger

las exigencias de coherencia que una y otra vez lanzó.

Y es que los políticos llevaban su marcha sin importarles nada. Así, el 15 de Diciembre

procedieron a efectuar una nueva felonía: la apertura de la verja de Gibraltar. Cumplían,

así, una de las exigencias de sus amos. A cambio, en 1985 España firmaría el Tratado de

Adhesión a la CE. Doble puñalada.

1983

Empieza 1983 consagrando el sistema democrático lo que siempre consagra: la mentira,

al tiempo que el terrorismo seguía con sus acciones y la inoperatividad del sistema. El

gobierno democrático continuaba con sus relaciones íntimas con el terrorismo. Nada

que objetar. No obstante, el año acabaría con la creación de los GAL, con un escándalo

añadido: el “robo”, el 28 de febrero, de más de un centenar de pistolas a la policía

autónoma vasca.

Un gobierno que se había constituido garantizando que España no participaría en la

estructura de la OTAN, iniciaba su legislatura manteniendo la presencia castrense y

diplomática española en los comités civiles y militares de la OTAN… Tres meses más

tarde, el 20 de Abril, renovaban el tratado por el que España seguiría ocupada

militarmente por los EE.UU. Por las bases, años más tarde, pasaría todo tipo de bombas

y secuestrados con destino a otras bases norteamericanas. Para justificar este dislate, no

dudaron en convocar un referéndum sobre la OTAN, para lo cual posibilitarían una

manifestación que acogería un importantísimo número de personas seis meses más

tarde, el 18 de Junio. Llegada la hora del referéndum, y como viene siendo costumbre

en las convocatorias de referéndum, se dijo sí a la propuesta del gobierno…

El 18 de Febrero, cubiertos sus objetivos, desapareció totalmente la UCD, cinco días

antes del golpe financiero contra RUMASA, en el que se malbarató, en beneficios

particulares, el imperio económico de José María Ruiz Mateos. El Ministro de

Economía, Miguel Boyer, exponía ante el Congreso de los Diputados los presuntos

delitos fiscales del grupo Rumasa que motivaron la expropiación, y las razones que

avalaban la constitucionalidad del Decreto-Ley. El portavoz del Grupo Parlamentario

Popular, Miguel Herrero, acusaba al Gobierno de atentar contra la Constitución y las

libertades. Es el juego perfecto organizado por el sistema. Todo queda bajo control. El

Nada en común

114

sistema expolia; el sistema levanta una polvareda controlada sobre el expolio. El

sistema va callando paulatinamente, hasta que, pasado un tiempo prudencial, los hechos

consumados se imponen y el asunto se va olvidando.

Pero es que, es evidente que algo tenía que hacer el sistema para poder mantener el

entramado que estaba organizando. El estado tenía claro que el mantenimiento de una

situación económica caótica, con un paro galopante, con un terrorismo desbocado; con

una delincuencia álgida… sólo podía sostenerse con subsidios a los vagos, y eso es

francamente caro; ¿de dónde iban a sacar los recursos? De varios sitios; primero

vaciaron el patrimonio sindical; luego dejaron sin recursos la Seguridad Social; a

continuación se incautaron de Rumasa; crearon un nuevo impuesto para mantener a los

parados. El hecho de ser parado, que para muchos, evidentemente, era un grave trauma

que el estado democrático se mostraba incapaz de resolver, para otros era un modus

vivendi que se perpetuaba con escándalos socio-laborales como el del P.E.R. en

Andalucía y Extremadura, que no era sino un fraude a gran escala.

Y es que en enero del año 1984, casi un año después de haber deglutido a Rumasa,

existía en España un total de 2.432.522 personas en situación de paro laboral; el 18,32%

de la población. O lo que es lo mismo, un 1084,12% del total de parados existentes en el

mismo mes del año 1975, que era del 1,69%. El crecimiento del paro había sido

relativamente moderado en los dos primeros años de democracia; en 1977, el total de

parados era de 471.119; el 209,97% del total de parados en 1975. Porcentaje que se

duplicó en 1979, y que volvió a duplicarse en 1982, volviendo casi a duplicarse en

1984. Todo un éxito del sistema, que supo mantener correctamente esta estadística. Así,

en 1989, los parados eran 2.563.800, el 17,20% de la población activa, y en 2006

1.837.100, el 8,51% de la población activa. Evidentemente, la democracia garantiza que

los parados tienen derecho a existir, y en esto, sin lugar a dudas, gana de goleada a

cualquier sistema conocido.

Pero no quedaba ahí la cosa. El balance comercial, que históricamente ha sido

deficitario para España, principalmente como consecuencia de la dependencia

energética, en este año 1983 llegó a los 1.330.300,00 millones de pesetas, o lo que es lo

mismo para la moneda que tenemos hoy, a los 7996,18 millones de euros, un 126,17%

más que en 1976, cuando fue deficitaria de 3.535,50 millones de euros. Nada de

importancia si lo comparamos con el resultado de 2007, cuando fue de 95701 millones

de euros, un 2606,86% más que en 1976.

Pero es que todo anda en consonancia. En 1981, estadística más cercana al año que nos

ocupa, había en España 37.742.561 habitantes, siendo que en 1970 eran 33.956.047. En

11 años la población había crecido un 11,15%, y los pobres alcanzaban la cifra de

8.000.000, cifra que contrasta con el nivel de pobreza existente en 1975.

El dos de Febrero, el estado genocida despenalizaba el asesinato de nonatos. Por esas

fechas, el conocido titiritero de las ondas, Federico Jiménez Losantos, publicaba un

artículo en Diario 16 en el que afirmaba: “El ginecólogo valenciano Pedro Enguix está

en la cárcel por practicar abortos, con todas las garantías médicas, a cuantas mujeres se

lo pidieron. A mí, como partidario de la despenalización del aborto, o más exactamente,

de que las mujeres y los hombres puedan disponer libremente de su propio cuerpo, la

noticia me pareció terrible… Encima, trataba a las pacientes con extrema delicadeza,

explicándoles cada paso que daba y cada objeto que usaba. Si todos los médicos

Nada en común

115

hicieran lo mismo, se acabó el halo de misterio que los ha convertido en los brujos o

sacerdotes de nuestro tiempo. Hasta les explicaba las responsabilidades penales en que

incurrían ambos. ¡Intolerable! … ”

Pues eso, ¡intolerable si hubiese dignidad! Finalmente el genocidio podría ser

practicado libremente en España a partir de la Ley Orgánica 9 de 5 de julio 1985 que

modificaba el Art. 417 bis del Código Penal. ...

El 15 de Marzo, El Ministro de Trabajo, Joaquín Almunia, anunciaba la entrada en

vigor a partir del 1 de enero de 1984 de un nuevo subsidio de desempleo para los

trabajadores del campo que sustituiría al empleo comunitario. El paro, así se

consolidaba como uno de los medios de subsistencia de un importante colectivo de

“trabajadores”.

En Abril, personas muy cercanas a la cúpula del gobierno, con las que el gobierno,

siempre atento a su honestidad posteriormente manifestaría que no mantuvo contactos al

respecto, se reunieron en la sierra de Guadarrama. Eran Barrionuevo, Vera,

Sancristóbal, Benegas, Jáuregui y Damborenea, entre otros. Este último afirmaría que

allí se habló de actuar en Francia. Posteriormente, y en un sitio tan clandestino como el

CESID, se elaboraría en Julio el acta de constitución del GAL.

¿Qué significaba la afirmación de Damborenea? Terrorismo. Terrorismo aplicado contra

los terroristas por parte de quién estaba donde estaba gracias a los terroristas.

Disidencias, al fin, entre bandas rivales que llevarían a la creación de un grupo

terrorista, los GAL que, caso de haber surgido por generación espontánea y real, tal vez,

hubiesen contado con la simpatía de algún sector de españoles. Pero al cabo, esa

actividad no resulta propia a los españoles, quienes preferimos una acción violenta, con

un carácter de sublevación militar, que pondría a cada uno en su sitio. Entonces

veríamos quién estaba con los terroristas, y quién contra ellos. Pero el GAL no era

precisamente eso, sino el conocido como terrorismo de estado. Al fin, disidencias entre

terroristas.

No en vano, el mismo Ricardo García Damborenea publicaría en 1987, un escrito

propio de su estilo que con el título de “Manual del buen terrorista” fue publicado,

como no podía ser menos, por el tristemente célebre Cambio16.

La primera frase del prólogo es de antología. Afirma que “Este es un libro contra el

terrorismo y, más específicamente, contra el terrorismo etarra considerado en su

condición de parásito de la democracia…” Que me expliquen si no es para que los

amigos del señor Damborenea se sintieran ofendidos.

No obstante, pocas líneas más abajo dice una verdad que conoce a la perfección: “Los

terroristas, siendo enemigos de la libertad, viven a expensas del régimen democrático,

que les facilita el clima idóneo para multiplicar su capacidad de acoso”… “pueden

desplazarse sin barreras, movilizar a sus simpatizantes, contar con el eco publicitario de

los medios de comunicación de masas, etcétera. Se amparan en la legislación

democrática…” En fin, para qué seguir. Está claro que los militantes socialistas saben

de lo que hablan. No sucede lo mismo con quién se manifiesta contrario al terrorismo,

quién se encuentra acallado por los medios de comunicación si no es, llegado el caso,

para marcar a los terroristas algún dato que les pueda resultar de interés.

Nada en común

116

En la explicación del propósito del curso, el señor Damborenea hacía una amplia

relación de los grupos marxistas que emplean el terrorismo como elemento principal,

pero se callaba, tal vez por desconocimiento (…) que el terrorismo es el instrumento

que Lenin marca como necesario para alcanzar la dictadura del proletariado.

Este hijo de… la democracia, no tarda mucho en destapar su filiación y su intención; así

en la página 13 del panfleto, en lo que titula “La Causa”, escupe “Ya lo había dicho

antes José Antonio Primo de Rivera”... “La violencia puede ser lícita cuando se emplea

por un ideal que la justifique”. Así, entrecomillado. ¿Y dónde dice semejante cosa José

Antonio? Pues en los Puntos Iniciales de Falange, cuando, refiriéndose a la conducta

sigue afirmando: La razón, la Justicia y la Patria serán defendidas por la violencia

cuando por la violencia –o por la insidia- se las ataque. También en el discurso

fundacional hace referencia a la violencia, y afirma, efectivamente: “ ¿quién ha dicho

que cuando insultan nuestros sentimientos, antes que reaccionar como hombres,

estamos obligados a ser amables?”...

“No hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas cuando

se ofende a la Justicia o a la Patria”. Porque sí señor, José Antonio, como Cesáreo, no

desprecia la violencia, sino cuando se emplea contra la Justicia, y esa posibilidad

enmarca la vida de todo hombre, incluidos los terroristas, incluido el señor

Damborenea: El hecho de la concepción es un hecho violento, y el hecho de la muerte,

cualquier muerte, no deja de ser también un hecho violento. Pero claro, eso, los

terroristas no pueden entenderlo. Por cierto, José Antonio, asesinado por la democracia

en 1936, en un juicio inicuo, murió confesando y pidiendo perdón por sus pecados… y

perdonando a quienes lo asesinaban. Eso, es propio de mártires, según creía Cesáreo, y

no acababa de explicarse por qué la Iglesia no abría un proceso de beatificación. ¿Sería

por prejuicios democráticos?

En fin, curiosamente también cita este individuo nada menos que a San Agustín. Es que

este Damborenea es muy leído… ¿o tiene quién le sirva? Sea como fuere, refiere de “La

Ciudad de Dios”, la siguiente sentencia: “La misma autoridad divina señaló algunas

excepciones al precepto de que no es lícito matar al hombre, conviene a saber: aquellos

que Dios manda matar.” Sería interesante seguir leyendo a San Agustín.

Este reconocido terrorista, cita por los pelos, relacionándolo con el terrorismo, todo lo

que el marxismo combate, pero se ve incapaz de citar una actuación terrorista que no

sea democrática, marxista. Tan incapaz que su única actuación contra el terrorismo fue,

justamente, terrorista.

Así, viene a dejar en imprenta tanto grito democrático escuchado hasta la saciedad:

“vosotros, fascistas, sois los terroristas”, siendo que fascista es todo aquel que cree en

Dios, es patriota, cree en la familia, es contrario al aborto, a la eutanasia, al terrorismo…

y a otras actividades que, inexorablemente, son democráticas.

En paralelo, y haciendo caso omiso de las estadísticas, ocultando el resultado de las

mismas al conocimiento general, el 8 de Mayo se celebraba una nueva juerga electoral,

para engaño de incautos y autocomplacencia de los parásitos, donde se dilucidó cual de

ellos llevaría la voz cantante en su tarea de desmembrar España. ¿Resultados? ¿y a

quién le interesan los resultados? Todos los puestos fueron ocupados por enemigos de la

Patria.

Nada en común

117

Bombas, altercados, asesinatos, ultrajes, terrorismo, vandalismo, tiroteos… democracia.

Ese era el triste estado de postración de padecía España.

El treinta de Julio de éste año tiene un hito sumamente curioso: Entra en vigor la Ley de

las 40 horas semanales de trabajo y 30 días de vacaciones al año. Algo así es un punto

que se puede apuntar quién lo lleve a efecto…. Pero la realidad acabó siendo bien

distinta y se concretó en que las grandes empresas cogieron el rábano por las hojas,

negociaron con los sindicatos “de clase” lo acordado por el gobierno, y sobre el papel, y

para aplicar a los sindicalistas, se aplicó lo acordado… Pero para el resto el asunto no

pintó precisamente tan bonito.

El resto, huérfano de derechos y de instituciones como la CNS, el Fuero del Trabajo o

Magistratura de Trabajo, se vio abocado a jornadas laborales interminables, sin

posibilidad de dedicar tiempo a la familia, a los amigos, al ocio o a los estudios, porque

el sistema, obviando lo acordado, comenzó a exigir a sus trabajadores una dedicación

muy por encima de lo que marcaba la ley, pero cobrando, eso sí, lo que marcaba la ley,

y dejando claro que el resto de dedicación se efectuaba, y efectúa, por voluntad

exclusiva del asalariado. Y el despido, libre; no gratuito, pero sí libre. Y todos

contentos.

En el proceso de desmontaje de España, el nueve de Agosto se anulaban catorce de los

38 artículos de que constaba la LOAPA, ley proclamada tras la intentona del 23-F para

intentar ralentizar el movimiento centrífugo de las comunidades autónomas. Y es que

las aguas disolventes estaban volviendo a su cauce.

Aguas disolventes que, por supuesto, no se limitaban a la destrucción política de

España; también abarcaban aspectos económicos, como el desmontaje de Altos Hornos

del Mediterráneo, en Sagunto; y es que unas instalaciones como esas, no interesaban a

los amos del sistema, que exigían su desmantelamiento. Siguiendo esas instrucciones, el

28 de Septiembre se declara Sagunto zona de preferente localización industrial, lo que

significó, como puede entenderse, el cierre de unas magníficas instalaciones que servían

a los intereses económicos de España y que daban trabajo a un importantísimo número

de personas.

Las revueltas sociales que conllevó este acto de terrorismo económico no repercutieron

sino en un mayor pago a los afectados, y es que el dinero, para quienes destruyen

España, no es obstáculo.

Se limitaban a proclamar, según el artículo primero del Real Decreto Ley 8/1983 de 30

de Noviembre que “la declaración de un sector industrial o, excepcionalmente, de un

grupo de empresas en reconversión se realizará por el Gobierno, a propuesta de los

Ministros de Economía y Hacienda, Trabajo y Seguridad Social e Industria y Energía,

mediante Real Decreto y conforme al procedimiento que se establece en el presente

Real Decreto-ley, cuando dicho sector o grupo de empresas se encuentre en una

situación de crisis de especial gravedad y la recuperación del mismo se considere de

interés general”. Y Altos Hornos ¿se encontraba en esa situación? Literalmente no.

Mes calentito este Octubre, el día seis, el Congreso de los Diputados aprobaba el

Proyecto de Ley de despenalización parcial del aborto con el voto favorable de los

Nada en común

118

socialistas y de tres diputados de la Minoría Catalana. Desde entonces, es legal el

asesinato de nonatos, y las carnicerías de seres humanos podían ejercer libremente y

protegidas por las ley. No deja de llamar la atención la coincidencia de la fecha con los

acontecimientos revolucionarios acaecidos en 1934 en Cataluña. Nada en común, salvo

la sangre.

Para regodeo general, el cinco de Diciembre, Sus Majestades los Reyes entregaron unos

diplomas a los Parlamentarios de las Cortes Constituyentes en reconocimiento a su

servicio a España y participación en la elaboración de la Constitución de 1978.

No iba a acabar el año sin una gran alegría en la vida de Cesáreo. Alejado como estaba

de la vida política, inmerso exclusivamente en su familia y en su trabajo, Dios le regaló

una preciosa hija que nació el día 20. Se llamaría Belén, en honor a la fecha cercana de

Navidad.

1984

Empieza el año 1984, pero no se cumple el deseo de “año nuevo, vida nueva”. Bien al

contrario, todo lleva el curso marcado por el enemigo. Con el año empezaron las

excarcelaciones de terroristas. El Defensor del Pueblo, a la sazón Joaquín Ruiz-

Giménez, era el encargado de solicitar las mismas una nueva ley que recortaba todavía

más los contenidos educativos y facilitaba la manipulación: La LODE.

Por su parte, José Barrionuevo compaginaba su función dentro del GAL con su

actividad como Ministro del Interior de cara a garantizar la seguridad ciudadana, y Pujol

era reelegido jefe de la taifa catalana con el apoyo de Alianza Popular.

En Julio se concentraban dos decisiones que marcaban el carácter de la legislación en

España: Se declara que no es delito el aborto de las españolas en el extranjero, y se

genera un niño probeta, y en Agosto, el gobierno hace un llamamiento a ETA para

negociar. Ante esta situación, claramente en la línea marcada por los amos, los amos

dan muestras de su beneplácito con dos acciones significativas: El once de Septiembre

impulsan la deglución de España por parte de la Comunidad Económica Europea, y

Francia, el 23 de Septiembre, extradita por primera vez a tres terroristas, a fin y efecto

que, tras una plácida estancia en los hoteles que para ellos son las cárceles, fuesen

puestos en libertad y con sueldo pagado por todos los españoles.

Pero como el asunto económico no escapa a las miras de quién manda, el cuatro de

Octubre, El Presidente del Gobierno, Felipe González, el Presidente de la patronal

CEOE, José María Cuevas, y el Secretario General del sindicato UGT firmaban el

Acuerdo Económico y Social (AES). El sindicato Comisiones Obreras rechazó tal

acuerdo, y es que, evidentemente, CCOO siempre ha cumplido su papel a la perfección,

para no dejar al descubierto la jugada, que sin embargo está tan clara en lo laboral como

en lo económico y en lo político.

Y es que el sistema siempre deja en la recámara alguno de sus propios repuestos para

sacarlo a colación cuando los otros se encuentran quemados. Es un juego perfecto en el

que de manera irremisible el pueblo español acaba siempre pagando a los mismos, y

siempre encuentra el “apoyo” de uno de ellos que a la postre no sirve para arreglar nada,

sino para, llegado el caso, sea aupado quien apoya en su momento para que todo siga

Nada en común

119

igual; entonces, uno de los descabalgados representará el papel de apoyar algo justo que

es esquilmado por el aupado, a fin y efecto de suplirle en un futuro cercano… Y todo

sigue igual.

Cesáreo, entre tanto, alejado como estaba de la vida política, y enfrascado en su

voluntad de prosperar en la vida laboral, promocionaba también su trabajo universitario;

lo entregó a todas las personas que de una manera u otra le ayudaron, y es que Editorial

Planeta, que tanto le jaleó en un principio, acabó dándole la espalda cuando acabó la

investigación.

Le dijeron que con el mismo ganaría el premio Espejo de España, pero la triste realidad

es que el final fue muy otro. El trabajo no respondía a las expectativas de la editorial,

quién acabó pidiendo a Cesáreo la confección de una novela, extremo que Cesáreo

rechazó de plano… Y el libro durmió el sueño de los justos.

El caso es que ni Pilar Primo de Rivera, que recibió muy amablemente a Cesáreo en su

domicilio particular (siempre recordará Cesáreo que estuvo sentado bajo el retrato de D.

Miguel Primo Rivera, ése que tantas veces había visto en los libros), ni José Antonio

Girón, que no se dignó responder a sus escritos, ni Roberto Cuñat, quién por otra parte

acabaría prestando un extraordinario servicio a la vida personal de Cesáreo, ni José

María Gutiérrez del Castillo, a quién no procedía atosigar ya que en esos momentos

había sufrido la muerte de una hija… ni absolutamente nadie, acabó prestando el menor

apoyo a Cesáreo y a sus “Campamentos del Frente de Juventudes”.

Cierto que la Hermandad de Antiguos Miembros del Frente de Juventudes, ese mismo

año, el día 6 de Diciembre, cuadragésimo segundo aniversario de la fundación del

Frente de Juventudes, le invitó a dirigir unas palabras en la cena de hermandad

celebrada en un restaurante de Montjuich. Fecha memorable para Cesáreo, donde

recibió todos los halagos imaginables y el obsequio de una insignia del yugo y las

flechas, de oro y de considerable tamaño, obsequio de una mujer allí presente, de quién

mucho lamenta Cesáreo no recordar su identidad.

Ahí acabó la aventura de intentar difundir la obra. Tampoco obtuvo respuesta de Pilar

Primo de Rivera a su ofrecimiento para realizar una investigación histórica sobre la

Sección Femenina, de la que tenía abundantes datos, y para lo cual pedía apoyo; todo

tipo de apoyo, también económico.

Tras este tremendo fracaso, Cesáreo reafirmó su voluntad de dedicarse en exclusiva a su

vida como profesional de banca, expectativa de la que no estaba lejos alguien que ya era

su amigo, Joaquín Andréu Oriol.

Tras el periodo de formación que acometió a su salida de la oficina principal del Banco

Exterior de España, y que le llevó a dos agencias de Barcelona, una de reciente apertura

y otra de consagrada trayectoria de negocio, fue propuesto para desempeñar las labores

de Apoderado, pero también en esta ocasión, y cuando el asunto parecía abonado, surgió

un inconveniente inesperado.

Cierto día, Enrique, un compañero que Cesáreo había tenido años atrás, y que a la sazón

desempeñaba las funciones de delegado sindical por la CNT, lo cogió aparte y le dijo en

sumo secreto que la propuesta de ascenso que estaba en los Servicios Centrales había

Nada en común

120

sufrido una enmienda por parte de los sindicalistas y como consecuencia del

pensamiento político, suficientemente conocido por todos, de Cesáreo.

De inmediato lo puso Cesáreo en conocimiento de su valedor, Joaquín Andréu, quién le

manifestó su imposibilidad de interferir en ese asunto, y le aconsejó que acudiese a

otros contactos que sabía tenía Cesáreo.

Con esa desazón, llamó Cesáreo a Roberto Cuñat. Esta buena persona no lo defraudó.

Era la segunda ocasión que intervenía. La primera fue con motivo de su solicitud de

traslado a Chile, cuando queriendo huir del ambiente intoxicado que respiraba España,

pretendía marchar a este país hermano; la respuesta de la alta dirección fue que carecía

de la formación necesaria. Esa respuesta propició en parte la dedicación al banco.

Ahora, con el porvenir laboral en entredicho, viendo que los enemigos políticos

intervenían de manera decidida para cortar su carrera profesional, no dudó en ponerse

nuevamente en contacto con quién fue el “inventor” del Frente de Juventudes.

Afortunadamente el asunto pudo resolverse con su intervención. La Providencia quiso

que esa misma noche cenase con Francisco Fernández Ordóñez, a la sazón presidente

del Banco. Al día siguiente recibía un comunicado de la dirección en el que se le

informaba que era ascendido al cargo de apoderado en la sucursal de Tarrasa.

Años más tarde coincidió en una residencia para empleados que el banco tenía en la

playa de Mazarrón, con alguien que era chofer de la alta dirección, y que en pocas

palabras explicó quién era Fernández Ordóñez, manifestando que él había sido “chofer

del señor Fernández Ordóñez y del hijoputa de Miguel Boyer”. Concluyente, y en lo

que respecta al primero, la única referencia que tenía Cesáreo era para abonar lo que le

decían.

Para finalizar el año, el XXX Congreso del PSOE aprobaba la permanencia de España

en la OTAN, Felipe González apoyaría personalmente la campaña por el sí a la

OTAN… y el terrorismo, a lo largo del año, segó la vida de 34 personas más.

1985

El año comenzó con un sarcasmo del sistema: el día 14 de Enero, el sistema enquistado

en España ratificaba el protocolo número seis de la Convención Europea de Derechos

Humanos en el que se afirma el principio de abolición de la pena de muerte.

Siempre pensó Cesáreo si tal declaración no iría dedicada en exclusiva protección de los

legisladores; ahora confirmaba esa sospecha. Y es que los legisladores de la democracia

tienen su particular y sofista manera de entender las cosas. La pena de muerte, de la que

siempre fue partidario Cesáreo, es en definitiva un acto de misericordia aplicado a los

manifiestos culpables de gravísimos crímenes, y tan sólo es aceptable en esos términos;

incluso San Agustín defiende que así sea, pero el sistema democrático, usando

permanentes sofismas cambia el sentido de todas las cosas. Así, se declara contrario a la

aplicación de la pena de muerte a culpables de los mayores crímenes (siempre recordó

Cesáreo el caso del famoso criminal de Juana Cháos…o de Carrillo), y sin embargo

apoya, promueve, justifica, legaliza y da carácter de derecho humano (¡toma ya!) al

asesinato de inocentes, sean éstos nonatos, enfermos o ancianos.

Nada en común

121

Al menos, a Cesáreo jamás le pasó por la cabeza entender la pena de muerte como uno

de los derechos humanos… Y la idea que siempre tuvo de, llegado el caso, promover un

tribunal especial que analizase la actividad genocida, por supuesto debería acoger la

posibilidad de aplicar la pena capital a los máximos responsables de la actividad

genocida llevada a cabo por el sistema democrático. Y ello como acto de clemencia

hacia los culpables, porque llegado el caso, preferirían ser ejecutados a tener que

soportar la pena alternativa.

Pero no es el caso. El caso es que el sistema es omnímodo, todopoderoso… y

desvergonzado. ¿Qué representa abolir la pena de muerte? Ni más ni menos que la

voluntad del abolicionista por presentarse con cara humana, cuando su realidad es bien

otra.

La triste realidad se vio con una chinita en el camino; el 11 de Abril, el Tribunal

Constitucional fallaba en contra de la ley del Gobierno socialista que despenaliza tres

supuestos de interrupción voluntaria del embarazo (violación, malformación del feto y

peligro de la vida de la madre), por entender que la misma no contiene las garantías

suficientes que exige el artículo 15 de la Constitución, que protege el derecho de "todos

" a la vida. El asunto sería resuelto sustituyendo a los miembros del tribunal. Y es que

no hay quién pare a la apisonadora de la muerte.

El doce de Junio España firmaba el Tratado de Adhesión a la CE, tras 23 años de

conversaciones y negociaciones. Caramelito envenenado para España que para colmo,

había sido comprado con una nueva indignidad: La apertura de la verja de Gibraltar.

El 23 de Julio, mediante ley 26/1985 de medidas urgentes para la racionalización de la

estructura y de la acción protectora de la Seguridad Social, el sistema democrático

inflige un importante hachazo a la familia, a la cual margina afirmando que las ayudas

económicas que venían percibiendo, y que con esta ley se suprimen, irán destinados a

colectivos de afiliados con menores ingresos...

Evidentemente, no será por palabrería. Lo único cierto es que esta nueva ley venía a

castigar de manera directa a la familia... y a la sociedad entera, ya que al amparo de la

misma, desde entonces se está sufragando la manutención de vagos amparados en el

PER, y llevaron a la puerta de la banca rota al sistema de Seguridad Social que con tanto

esfuerzo había organizado el pueblo español.

Pero no acabó ahí el ataque feroz a la familia en el terreno económico, porque pocas

fechas después, el 11 de Septiembre, el Consejo de Ministros aprobaba la reforma del

IRPF, un nuevo hachazo a la economía familiar... Pero se apoyaba al especulador,

quién a partir de este momento podía compensar con las rentas ordinarias las pérdidas

patrimoniales de sus inversiones. Así, si un contribuyente gasta 500.000 pesetas en

acciones de una empresa, pero posteriormente su inversión se ve reducida a 400.000, la

diferencia (100.000 pesetas), podrá restarla de sus rentas. Es, en definitiva, un nuevo

despropósito y un agravio a la mayoría, que ni invierte ni puede invertir en bolsa... Y un

nuevo agravio a la familia, ya que favorece el trabajo de la mujer fuera de casa y castiga

el trabajo de ésta en casa.

Así, si la familia “A” y la familia “B” tienen los mismos ingresos totales, pero la familia

“A” dedica el esfuerzo a tener hijos y a educarlos y la madre ejerce de tal, sólo tienen un

Nada en común

122

ingreso, y la obligación contributiva es superior a la de la familia “B”, que tiene los

mismos ingresos, pero provenientes del trabajo realizado por ambos cónyuges fuera del

hogar. La familia “A” hace una aportación social extraordinaria, cual es los hijos, que

con el tiempo pagarán las pensiones que cobrarán los miembros de la familia “A” en sus

condiciones concretas, y los de la familia “B” en las suyas.

Esto lo proclamaba Cesáreo, pero no tenía ningún altavoz, ninguna representatividad....

y ahí quedaba el asunto, porque quienes controlaban, conocían el asunto a la perfección,

pero era algo que les traía sin cuidado.

Y es que, al sistema, nada le importa el bienestar de los súbditos, y sólo pretende

justificar su actuación con los votos; maniobra que es claramente manipulable por quién

controla los resortes.

Un triste hecho había sucedido en los primeros días de Julio. Un toro había empitonado

y matado en un pueblo de Teruel a Fco. Javier Camí, el mismo que años antes sufriese

el apuñalamiento por parte de los separatistas. Le parecía increíble la desgracia y el

destino de este pobre chico. El toro vino a rematar en él la acción de los separatistas.

El 25 de Septiembre, asalariados del gobierno asesinaban en Bayona a cuatro terroristas

de ETA. No lamentó Cesáreo que esos asesinos probasen su medicina; lo que no

comprendió es que la probasen de forma ilegal, aunque dadas las circunstancias,

Cesáreo entendió muy bien que el asunto no era sino el ajuste de cuentas entre bandas

mafiosas que circunstancialmente disentían.

Retomando el tema de la OTAN, y según encuestas del Centro de Investigaciones

Sociológicas, el número de españoles que se mostraban poco o nada partidarios del

ingreso en la OTAN en octubre de 1978 rondaba el 15 %, el 26 % en julio de 1979, el

30 % en julio de 1981 y el 43 % en septiembre de ese mismo año. Y a pesar de ello, se

produjo finalmente ese cambio de opinión que antes hemos mencionado.

La crisis en España es permanente, y de forma constante es el pueblo español quién la

paga. La banca ya cobra por todo; absolutamente por todo; llegaría el momento en que

se cobraría hasta por pedir un saldo de la propia cuenta... hasta por mantener saldo en

cuenta sin darle movimiento; eso ya sería dentro del siglo XXI, pero los pasos se fueron

dando de manera inexorable años antes. En Octubre de este 1985 se desprende de un

informe realizado por el Tribunal de Cuentas que la crisis bancaria ha costado al Estado

1,2 billones de pesetas. Lo que jamás llegó al conocimiento público es lo que la

mentada crisis representó para los bolsillos de los clientes de la banca. Constantemente

la banca se inventaba nuevas comisiones aplicables a las cuestiones más peregrinas, sin

que el estado democrático pusiese ninguna cortapisa a tales desmanes. ¿Y cómo podía

ser de otro modo si la banca no paraba de dar créditos a los partidos sin necesidad de

que éstos lo devolviesen? Ya lo devolvían con legislaciones que permitían la constante

mordida a los inermes clientes.

En el terreno internacional, las cosas iban por el mismo camino. El 17 de noviembre de

1985, Felipe González declaraba:”Creo que los intereses de España se defienden mejor

permaneciendo en la Alianza. Nuestra anterior valoración sobre la Alianza y sobre su

funcionamiento no era correcta (...) En la Alianza, de verdad, están los países que tienen

mayor ejercicio de la soberanía popular del mundo, mayor nivel de desarrollo

Nada en común

123

económico, de democracia, de libertades y de respeto a los derechos humanos y mayor

nivel de paz”.

Y llegó el día 21 de Noviembre. Gran día para Cesáreo. Y es que, a las 10 de la mañana

nacía el tercero de sus hijos: una preciosa niña, Eugenia.

Pero este gran acontecimiento vino a estar enturbiado con la situación del padre de

Cesáreo, que en circunstancias desagradables acabaría trasladándose a vivir a Santa

Cruz de Tenerife con el hermano mayor de Cesáreo. Había sido operado de cáncer de

colon y a los pocos meses moriría. No estaba ni para atender a su nieta recién nacida.

La situación laboral de Cesáreo comenzaba a viciarse con el director de la oficina, Juan

A. Labarta, personaje cuyos modos dictatoriales no acaban de cuadrar con el espíritu de

Cesáreo, lo que motivó que finalmente acabase pidiendo el traslado de oficina, y de

localidad.

Cesáreo estaba profundamente desanimado, sin ganas absolutamente para nada. Sólo

sobrevivía gracias al amor de su siempre adorada Francisca, que se ha ganado el cielo

con su paciencia, y al jolgorio de sus niños.

38 fueron las víctimas mortales del terrorismo este año no más ni menos fúnebre que el

resto de los años de democracia, y nueve las víctimas del aborto legal.

1986

El uno de Enero de 1986 España es, finalmente, deglutida por la Comunidad Económica

Europea, “de pleno derecho”. A partir de aquí, la persecución económica a España iría

in crescendo. Para desayunarse, entró en funcionamiento este día primero de año la

aplicación del IVA. ¡Adiós ITE!; ¡Adiós 3% de impuestos! Bienvenido el 16%, el

25%.... Y lo que quieran, que para eso está el pueblo español. ¡Si ya les había salido

redondo el impuesto de las tarjetas de crédito, de las transferencias, de los descubiertos

en cuenta, de las valoraciones en los ingresos y en las disposiciones en las cuentas

bancarias! ¿Les iba a salir mal la aplicación de estos nuevos impuestos? Además, son

absolutamente necesarios para mantener el ejército creciente de parásitos que compone

las administraciones públicas.

En el terreno político, finalmente, el día 12 de Marzo se celebró la pantomima del

Referéndum sobre la OTAN, que naturalmente fue ganado por el enemigo, y que

insertaba España en el entramado de esta organización.

Sobre un número total de 29.025.494 electores se contabilizaron 17.246.458 (59,42 %)

de votos emitidos: 9.054.509 votos a favor (52,49 %), 6.872.421 votos en contra,

1.127.673 votos en blanco (6,53 %) y 191.855 votos nulos (1,11 %)... O lo que es lo

mismo: el gobierno, con el apoyo del 31,19% de los españolitos (supuestamente

aquellos que creen que votando, y votando lo que les dicen que voten, son libres), nos

metieron de hoz y coz en una organización contraria a los intereses de España.

Evidentemente, el 68,81% de los españoles somos manifiesta minoría. Evidentemente,

quién convoca un referéndum, es para ganarlo.

Nada en común

124

El 22 de Junio, una nueva juerga electoral pagada en principio por los bancos,

confirmaba que a éstos les seguía yendo bien con el PSOE.

Los ataques a la familia y a la vida tomaban auténtico cuerpo en el sistema; 85.633

rupturas se contabilizaron durante el primer semestre de 2006; una separación

matrimonial cada 20 minutos). Por otra parte, los datos de 2006 del Instituto Nacional

de Estadística revelaban que había diez veces más madres solteras que hacía 30 años y

que uno de cada cuatro niños nacía ya fuera del matrimonio; no obstante los

matrimonios, en alta proporción solo civiles (el 39%; cuatro de cada diez matrimonios,

es decir, 81.206 en 2006) no decaían, aunque sí es cierto que las bodas eran cada vez

más tardías (las españolas ya se casaban con los 30 años cumplidos, y ellos con 33; la

edad media de la maternidad se situaba en los 30.8 años.

Pero es que todo estaba en sazón; el Cardenal Tarancón, Presidente de la CEE,

declaraba en 1981: “Con un gobierno menos católico España estará mejor”. El 25 de

septiembre de 1982 Mons. Carlos Amigo, nada más hacerse cargo del Arzobispado de

Sevilla, decía a la prensa ser “bueno para España que los católicos voten opciones de

izquierda, como el PSOE” (casualmente la Diócesis de Sevilla, que él preside, es la

única que no ha iniciado causas beatificación por los mártires de la guerra), y una

semana antes Mons. Echarren se ufanó públicamente de “tener más amigos en el PSOE

que en la derecha” (el 13-V-2007 el “último de Tarancón”, como se conoce al Obispo

Emérito de Canarias, saltó a la prensa arremetiendo contra los demás obispos,

acusándolos de “afinidad” con la derecha y de haber puesto en marcha una “estrategia

de polarización con el Estado”, para que legisle “de acuerdo con el Magisterio de la

Iglesia).

Durante el año 1985, la democracia española segó legalmente la vida a 5 niños nonatos.

Finalmente había tomado cuerpo el primer gran genocidio legal de la democracia.

Una de las excusas para la aprobación del aborto fue que, según sus promotores había

que dar un marco legal a los 300.000 abortos anuales que se practicaban de forma

clandestina; sin embargo, al año siguiente de la despenalización se registraron 467

abortos legales; pero, con lógica demoníaca, a partir de ahí el aborto no ha hecho sino

crecer en España. El año 2005, diez años después de que el Tribunal Constitucional

ampliara los supuestos “por el bien de los españoles”, se produjeron, “oficialmente”,

86.000 abortos en España.

La Conferencia Episcopal, frente a la legislación abortista, se ha limitado a condenar en

abstracto el aborto y en 1989, el Cardenal Suquía, Presidente de la Conferencia

Episcopal, lo calificaba de “crimen abominable” en una conferencia pronunciada en el

Club Siglo XXI el 20 de marzo 1989... y poco más; ni una sola manifestación pública en

su contra ha sido siquiera alentada por la CEE. Esta “política” de la Conferencia

Episcopal, poco congruente con la doctrina de la Iglesia y la ley natural, está,

desgraciadamente, bastante generalizada; por ejemplo, el año 2005, los obispos

catalanes dijeron, sin que nadie les corrigiera, algo así como que el proyecto de estatuto

independentista “es profundamente contrario al espíritu cristiano en su título primero, lo

cual es negativo, pero como desde el punto de vista político consigue mayores cotas de

autogobierno (sic) para Cataluña, lo que es positivo, pues que dejan libertad de voto a

los cristianos para que éstos decidan cuál de ambos aspectos tiene más peso”. Ahí queda

eso.

Nada en común

125

La ley nazi (“Schawangerschaftunterbrechung”), de 1933 y 1935 fue 50 años anterior a

la nuestra y mucho mejor, y seguramente sirvió de inspiración a los también socialistas

legisladores españoles. El mismo subterfugio de interrupción voluntaria del

embarazo fue empleado en ambas, porque si aquí se quisiera aplicarla íntegramente, los

médicos-abortistas irían a la cárcel: el caso del Dr. Santamaría, en Málaga, que fue

varias veces condenado, y las manifestaciones callejeras de las “feministas”

encabezadas por Cristina Almeida para pedir una ley “mejor” lo prueban; estas

condenas judiciales hicieron que Felipe González tuviera que utilizar la concesión de

indulto personal en 3 ocasiones por lo menos. De hecho, en los centros de la Seguridad

Social apenas si se había practicado un solo aborto, siendo ejecutada toda la carnicería

en centros privados (muchos de ellos, por no decir todos, subvencionados, como

veremos, tanto por Gobiernos y Ayuntamientos del PSOE como del PP). Y en cuanto a

los abortorios privados, si se aplicara la ley española como lo hace el Gobierno polaco,

es decir, en serio, dice Eulogio López99, el número de abortos en España no alcanzaría

los 600; incluso si se aplicaran las normas de tratamiento de residuos médicos humanos,

muchos “médicos” irían a la cárcel, pues no es caso aislado el que aparezcan fetos en la

basura de muchos abortorios.

Si bien es cierto que esa legislación fue promovida y promulgada durante mayoría

parlamentaria del PSOE (donde se encuentran también políticos que se declaran

católicos), no menos cierto es que durante 8 años en que el Partido Popular estuvo en el

Gobierno, (con mayoría parlamentaria durante los 4 años de su segundo mandato), no se

derogó la legislación sobre tal “crimen abominable”. Públicamente José Mª Aznar,

Presidente del PP, en campaña electoral, se declaró a favor de la legislación sobre el

aborto en vigor (igual que muchos de los senadores de su partido). No solo eso, el

aborto quirúrgico se disparó bajo su mandato y se legalizó el químico; la píldora asesina

se introdujo en 2001, siendo ministra de sanidad Celia Villalobos, antigua comunista, y

presidente José María Aznar … Huelga señalar que en el Partido Popular la mayoría de

los parlamentarios se declaran católicos, incluso cuentan con miembros del “Opus Dei”

(uno de los cuales fue Presidente de las Cortes y luego Ministro). Citando a Alfonso

Guerra (“Dejando atrás los vientos”): “… la CEE no le pidió al Partido Popular la

derogación de la Ley del Aborto”.

Eso en el tema del genocidio institucionalizado, porque en otros asuntos, la cuestión no

era de menor entidad; así, el Ministerio de Cultura, a través del Instituto de la Juventud,

subvencionaba diversas actividades entre las que, presumiblemente, se encontraba la

actividad campamental de todos los grupos dedicados a la educación en el tiempo libre.

La AEJECA (Asociación Española de Jefes de Campamentos), vinculada al extinto

Frente de Juventudes, presentó en Febrero del año en curso siete programas (material,

actividades...) avalando la petición de subvención en el hecho de realizar cursos de

instructores y de directores de campamentos en los que participan alrededor de 200

personas de forma continuada a lo largo del año, así como una campaña de

campamentos que movilizaba anualmente alrededor de 1500 muchachos, entre

acampados y mandos, distribuidos en dieciocho turnos a lo largo y ancho de la

geografía nacional.

99 Hispanidad.com 26-III-07

Nada en común

126

Las razones para acceder a la citada subvención, dadas las experiencias de la AEJECA,

y comparándolas con las de los demás grupos, parecían obvias... para personas

normales; no así para quienes tenían en sus manos el erario público, que por lo visto

preferían subvencionar campamentos y asociaciones que de antemano se anunciaban

como problemáticos.

La AEJECA solicitó subvenciones a lo largo de tres años consecutivos (1984-1985-

1986); en todas las ocasiones, la respuesta, además de sobrepasar largamente los plazos

legales, siempre resultó denegatoria. Y es que, por lo que parece, el sistema prefería

subvencionar campamentos que acababan siendo un escándalo por multiplicidad de

razones, desde las sanitarias hasta las educativas.

¿Y en otros ámbitos? Más de lo mismo. Al pueblo, en la mayoría de las ocasiones, le

toca ser impotente espectador de lo que sucede a su alrededor. Esa es cosa sabida.

Esos días se sufrió el acoso de prensa y radio contra un hombre, el juez Fortesa, sobre

cuya trayectoria Cesáreo nada sabía (¿sería justo? ¿sería injusto? no lo conocía), y sobre

el que recayeron los más furibundos ataques por el hecho de haber defendido su

intimidad. Y es que parece como si el hecho de ser juez (no de ser juez para la

democracia, naturalmente), como el hecho de ser policía o guardia civil, sea delito

suficiente para que la caterva de manipuladores de la opinión pública ponga en ellos el

punto de mira de su inquina, cuando no de sus metralletas.

¿Qué se ataca cuando se dispara contra un policía? ¿Al policía, o a España?; ¿qué se

ataca cuando por una nimiedad, razonable o irreflexiva, se vilipendia a un juez? ¿Al

juez o a la Justicia? En ambos casos la víctima física no es sino un objetivo secundario

de los francotiradores.

Lo importante no era eliminar a un pobre hombre que vestía un uniforme al servicio de

la sociedad, ni poner en ridículo, quizás retirar, a un hombre que administraba justicia;

lo importante era demostrar que España se encontraba indefensa y que es mejor que

sucumba para que de esa forma sus hombre no caigan acribillados a balazos o

destrozados por una bomba.

España, en estas fechas, estaba sufriendo el principio de lo que después ha ido viniendo:

un ataque frontal contra su integridad, y en todos los campos; desde la institución

familiar hasta la existencia como nación; desde su hecho de madre de naciones hasta su

condición de defensora histórica de la moral cristiana.

En democracia, nada digno se libra de los más furibundos ataques; nada rastrero se libra

de recibir los mejores aplausos; los delincuentes son comprendidos; los policías y los

jueces, vilipendiados y asesinados. Los vicios, sobre todo los de ámbito sexual,

exaltados; las virtudes, vejadas; la falta de educación, comprendida; la educación,

ridiculizada. La inmoralidad, propagada; la moralidad, escarnecida.

Así, nada extraña. Estamos en un mundo al revés donde lo bueno es un atentado contra

la libertad de los demás (habría que ver quienes son esos “demás”), y lo malo es una

expresión de la libertad particular; libertad que nadie tiene el derecho, no ya de

cercenar, sino de poner en entredicho.

Nada en común

127

Aquí, cualquiera puede decir una barbaridad sobre otro acogiéndose a la libertad de

expresión, pero ¡Ay del receptor de la vejación si no tiene el beneplácito del tirano!

Cualquiera puede ofender la moralidad de los circundantes, pero ningún circundante

puede hacer otra cosa que cerrar los ojos si no quiere ser acusado de las mayores

estupideces... porque además son estúpidos.

¿Y en el terreno internacional? Nuestros amantísimos amigos del norte se fotografiaron

con nuestros políticos (¿sería por las vacaciones y el sol de España?) y proclamaban que

de una vez por todas iban a colaborar en la extinción del terrorismo, y como muestras de

buena voluntad, enviaron con vacaciones pagadas al principal cerebro de ETA,

Domingo Iturbe “Txomín”, y entregaron a la policía española a cuatro “supuestos”

terroristas. Y mientras, los bosques ardiendo, los patriotas muriendo, y España, al sol.

Para colmo, TVE bombardeaba sin compasión a los tristes telespectadores dando

resonancia a las supuestas medidas antiterroristas; afirmaban por la caja tonta que

entonces sí estaba acorralado el terrorismo, que con la colaboración de nuestros siempre

amigos los franceses se iba a dar la puntilla definitiva a ETA, y que claro, si antes había

sido Francia cobijo de terroristas, era porque en España no había régimen de libertades

y en ese caso todo está justificado.

Pues vaya con los defensores de la libertad. Pretenden darnos una nueva moral que ríete

de Maquiavelo.

Resulta que el asesinato, el sabotaje, el incendio, están permitidos cuando van dirigidos

contra los demás, pero no cuando van dirigidos contra ellos (bueno, contra ellos

tampoco iban, ¿por qué será que los atentados no iban contra los políticos?) o cuando se

realizan en un estado donde ellos mandan, porque claro, los espíritus se soliviantan, las

gentes creen que los chicos que deben hacer algo no hacen nada, y se crean conciencias

“involucionistas”, y eso no, ¿eh? que les quiten el chollo, no.

A todo eso, Cesáreo escribió un artículo en el que afirmaba que a pesar de las

definitivas medidas antiterroristas que nos aseguraban se estaban llevando a cabo, el

terrorismo seguiría funcionando como Pedro por su casa, y afirmaba más, la traca que

estaban montando en ese mismo momento, no era sino el prolegómeno de las

conversaciones “a alto nivel” que la alternativa KAS estaba propiciando y que su

interlocutor se empeñaba en negar que fuesen a existir. La triste realidad le dio la

razón... Pero claro, era por el bien de la democracia... Y esta era una muestra de lo

importante que era estar en la Comunidad Económica Europea... Así, el cuatro de Mayo

del siguiente año, el periódico El País informó que Julián San Cristóbal, ex director de

la Seguridad del Estado, ofreció a Domingo Iturbe Abásolo, Txomin, antes de su muerte

en Argelia, un plan global de reinserción para ETA en nombre del Gobierno.

¿Y en el terreno educativo? El 26 de Junio, El Tribunal Constitucional declaraba que las

leyes sobre normalización del catalán, el eusquera y el gallego eran constitucionales.

Con estas medidas, los despropósitos alcanzaron situaciones inconcebibles que sólo

fueron parcialmente aireadas por los medios de comunicación del sistema veinte años

después, imposibilitando a los oprimidos tan siquiera disentir.

La quema de España llevaba buena marcha. Y no sólo en el sentido económico, político,

educativo o social, que eso olía a chamusquina desde hacía tiempo, sino que también en

Nada en común

128

el sentido puramente físico de la palabra día a día iban quedando calcinados trozos de

nuestro suelo sin que la encomiable labor de los bomberos, de la Guardia Civil y de

todas las personas que participaban en la extinción de los incendios pudiese evitar la

catástrofe. Año tras año los pirómanos atacaban a placer el interés general quemando

hectáreas y hectáreas de monte, sin que se oyese en ningún momento que las fuerzas del

orden detuviesen a algún responsable.

¿Qué interés oculto podían tener esos pirómanos que cometían semejantes felonías? En

multitud de ocasiones se oía que el móvil era un interés puramente económico de los

propietarios de los terrenos al objeto de conseguir permiso para proceder a la

urbanización de los mismos; permiso que estando el terreno poblado de árboles no iban

a obtener.

Admitiendo que en algún caso la locura del dinero llevase a alguien a cometer este tipo

de delito; lo que bajo ningún concepto era asumible es que año tras año, y en monte

público, propiedad del pueblo español, estos locos del dinero se dedicasen a sembrar su

mortífera semilla de fuego. Tras los pirómanos existía algo más que intereses puramente

económicos. Sin ser catastrofista, ¿qué mano puede estar detrás de la antorcha asesina?;

ocasionalmente la casualidad, el descuido, pero ¿quién ha manifestado una y otra vez su

odio a España y a lo español?

Sólo nos queda una senda a seguir para localizar a los criminales. El terrorismo, retoño

adelantado y expresión violenta de los nacionalismos, separatistas y trasnochados,

parásitos de las diversas regiones españolas tiene la antorcha en la mano.

Los atentados no eran reivindicados por nadie, pero sería interesante un repaso de las

hemerotecas; allá por los años 1976 ó 1977 se puede encontrar alguna referencia a lo

comentado por parte de algún elemento separatista vasco que acusaba a algún tipo de

árboles nada menos que de fascistas.

Asesinatos, sabotajes, atentados, incendios forestales, pueden estar perfectamente

ligados por la trama terrorista. Con ello cumplen un doble objetivo: primero, seguir

fomentando el terror en pueblo español, procurando por este medio que los miembros

de cada región nos sintamos más y más distantes de los de las demás regiones...

procurando que los españoles todos sintamos recelo de los que no son de nuestra propia

aldea, que identifiquemos a los miembros de una región con terroristas o con

separatistas, sin caer en la cuenta que el pueblo de esa región es precisamente quién más

sufre los zarpazos del separatismo, que ni tan siquiera se atreve a emitir su opinión en

voz alta, porque se encuentra acosado...

El segundo objetivo, empobrecer más y más del solar patrio, procurando que todas y

cada una de las personas acaben opinando que es preferible que se desgaje la Patria

antes que los que la quieren desgajar acaben físicamente con sus habitantes y con sus

medios de subsistencia.

En fin, todo en sazón. Cesáreo seguía limitándose a cuidar a su familia y a ser

espectador de la triste realidad de España. En esto, falleció su padre en Tenerife, y allí

marchó.

Nada en común

129

A la vuelta, en el aeropuerto coincidió con Manuel Cantarero del Castillo, que volvía a

Madrid tras un acto político de la nueva juerga electoral que se celebraba al día

siguiente, y a quién había conocido como consecuencia de su investigación sobre Los

Campamentos del Frente de Juventudes, y como el vuelo llevaba retraso, charlaron un

buen rato.

Comentaron la situación, y el político confesó que no iban a ganar las elecciones, y no

porque otra formación política, en la dinámica democrática pudiese con ellos en las

urnas, sino por otra cuestión que si esa misma persona la hubiese expuesto a un

supuesto votante, éste hubiese engrosado el partido de Cesáreo: la abstención.

Es el caso que la Coalición Popular no quería ganar las elecciones (¿existe mayor

fraude?), y ¿cuál era el motivo? Tenía varias vertientes; todas, al modesto entender del

interlocutor, ciertas, pero que en ningún caso justifican la postura. El citado

parlamentario justificó su voluntad de no ganar las elecciones porque, dijo, si Coalición

Popular ganaba era más que probable que España acabase enfrentada en una contienda

civil a medio plazo.

¿Y eso por qué? Porque los partidos marxistas no iban a aceptar el resultado y les iban a

crear el más absoluto vacío, dedicándoles exclusivamente críticas y dificultando

sobremanera sus tareas de gobierno. Porque los sindicatos marxistas y anarquistas iban

a redoblar la presión de la huelga salvaje, llevando a España a un estado de postración

económica todavía peor del que se padecía. Ambos aspectos, para cualquier observador,

se presentan como síntomas inequívocos de enfrentamiento civil, como señaló el

parlamentario.

Entonces le preguntó Cesáreo si jugaban a engañar al pueblo. Los votantes están en la

vacuidad más absoluta. Son eso, meros votos que se precisan para mantener en pie el

castillo de naipes, y nada más. Puro espejismo. Literal. Se produjo una abstención del

29,23%

Los periodistas del sistema, por su parte, necesitan mantener en la inopia al pueblo; al

cabo, para eso están; así, por estas fechas, el director de “El País”, Cebrián, don Juan

Luis, afirmaba que su periódico no era progubernamental. Buen chiste.

Y es que al diario del señor Cebrián, lo correcto sería identificarlo como órgano del

gobierno, asiduo beneficiario de los momios de ministerios y secretarías generales, y

fiel laudatorio de las acciones de sus amos. Vamos, que leyéndolo vienen a la memoria

los históricos discos Odeón y su leyenda: “la voz de su amo”.

La verdad es que la prensa del sistema sirve con exactitud al sistema. Tan es así, que,

obviando los problemas manifiestos que estaba padeciendo España en todos los

órdenes, los órganos de propaganda, toda la prensa, radio y televisión, volcaba todos sus

esfuerzos en vituperar a un país hermano, Chile, como consecuencia de la permanencia

en el poder de D. Augusto Pinochet, desde 1975.

Chile estaba, en 1975, corroída a lo largo y ancho de su geografía por la hecatombe

económica y social; las huelgas eran el pan nuestro de cada día; sólo pedían derechos y

nadie concedía la posibilidad de tener ningún deber; todo, absolutamente todo, estaba

Nada en común

130

pendiente de lo que la voluntad de la mayoría dispusiese, sin pensar un momento que,

por lo general, en las decisiones importantes poco puede decir la mayoría.

La delincuencia asolaba el país; la pornografía asolaba su parcela y los sicarios del

régimen gozaban de la mayor impunidad. Ellos eran los destinatarios de la libertad;

ellos los únicos merecedores de las atenciones generales; ellos los depositarios del

derecho, y eso, lógicamente, debía acabar, y afortunadamente para nuestros hermanos

chilenos, acabó un Once de Septiembre.

Lo curioso del caso es que algunos de aquellos que incitaban a los militares para que

acabasen con el caos reinante, en éste 1986 estaban en la oposición democrática; la

Democracia Cristiana, el señor Frei, eran quienes más coadyuvaron la intervención

militar que se llevó a efecto en el Palacio de la Moneda sin que las masas adoradoras de

la democracia dijesen “ésta boca es mía”; ¿dónde estaban? ¿dónde estaba ese ardor

defensor del sistema?

Pero, ¿qué esperaba la DC? Tal vez que una simple vuelta de la tortilla, pero el pueblo

chileno, el pueblo hispánico no se merece esa tomadura de pelo, y como así fue

entendido por quienes debían entenderlo, en ese momento la Democracia Cristiana

estaba contra quién acabó con el intento de Allende.

Desgraciadamente, a la opinión pública española sólo le llegaba la información

manipulada de lo que ocurría en el país andino, y desgraciadamente, la opinión pública

española parece no saber leer entre líneas.

Lo que llama profundamente la atención es que, si tal información era veraz, nos llegase

en películas perfectamente grabadas la actuación de los grupos políticos contrarios al

general Pinochet manifestándose libremente por las calles de Santiago y que los

políticos se permitieran dar manifiestos públicos en contra de la “dictadura”, y no

ocurriese prácticamente nada.

Eso parecía un tanto inverosímil a Cesáreo. Lo lógico, si fuese cierta la información que

se recibía, sería que sucediese lo que ocurría en Cuba, Nicaragua o países de detrás del

Telón de Acero, por ejemplo. Lo lógico sería que el régimen del señor Pinochet

impidiese, como se impedía en los países citados, que los discrepantes se manifestasen;

¿cómo podía impedirlo? Tendría que preguntarlo a los países “libres”.

Y el pueblo español, ¿tiene memoria histórica? A lo largo de varias décadas, las de

progreso español, por Europa se corría el bulo de que España era un inmenso campo de

concentración donde nadie podía abrir la boca; Radio Pirenaica daba noticias que a los

españoles nos producían risa, y nos presentaban como salvajes enjaulados que

acosábamos a los turistas a través de verjas, en los aeropuertos. Pues bien, cualquier

persona mínimamente culta sabe que eso sólo son patrañas.

Lo que no eran patrañas era la destrucción de las fuentes de riqueza nacionales: Este año

pusieron en funcionamiento el “P.E.R.” o Plan de Empleo Rural. Luego seguirían otras

actuaciones similares en el ámbito industrial.

Nada en común

131

Recordaba Cesáreo que años atrás era enemigo declarado del régimen (y esperaba que

Dios le hubiese perdonado), y jamás tuvo problemas graves con el sistema. Cierto que

algunos amigos los tuvieron, pero comparativamente carecían de importancia.

Quienes sí tenían problemas de verdad eran los delincuentes, y aún así estaban más

anchos en las prisiones; los policías circulaban en solitario por las calles, de uniforme y

con el arma engrasada, cuando no envuelta en plástico, para que no se oxidase; el

pluriempleo era un hecho, escandaloso, pero un hecho…otra vez, ¿hace falta seguir con

el etcétera?

En este mar revuelto, del que Cesáreo se limitaba a ser espectador, y no pudiendo sufrir

el enfrentamiento psicológico que en la oficina del banco en Tarrasa mantenía con el

director, consiguió salir de la oficina, en este caso, destinado a Manresa.

Buscó vivienda en un pueblo cercano, Navarcles, donde alquiló una vivienda pareada en

un barrio habitado por multitud de parejas jóvenes con niños de la edad de sus hijos. Un

barrio sumamente tranquilo donde los niños estaban permanentemente en la calle,

jugando y gozando de una agradable libertad.

Los vecinos, agradables todos, se convirtieron pronto en amigos con los que se

compartían actividades; desde jugar a las cartas hasta la búsqueda de setas. El cambio

resultó interesante para toda la familia. Para redondearlo todo, el entorno era magnífico:

campos y montañas en derredor invitaban a hacer excursiones o caminatas a lo largo del

río Llobregat, al Monasterio de Sant Benet de Bages, a Montserrat, a Mura, a Moyá, a

Talamanca...

La relación laboral era también mejor. Había relación extra laboral con los compañeros;

en casa de Cesáreo se celebraron “caracoladas” al estilo de Lérida y “calçotadas” al

estilo de Valls en las que participaron todos los compañeros de la oficina. Pero como

todo no podía ser perfecto, el Colegio Santa María, regentado por monjas, espetó a

Cesáreo su ideología, que era “cristiana, democrática y catalana”, a lo que sorprendido,

respondió a la directora que él era “Católico, Apostólico y Romano”. La directora, que

no era precisamente tonta, encajó y comprendió el mensaje de Cesáreo, y creyó Cesáreo

que también ella estaba de acuerdo con lo expresado... Pero la corrección política...

Estas Navidades Cesáreo se aficionó al arte belenístico, y es que el Ayuntamiento de

Navarcles convocó concurso de Belenes. Joan, un artista vecino, confeccionó un belén

de marquetería, impresionante, perfecto, y ocupando un más que mediano espacio del

garaje de la vivienda. Luego llegó la procesión de visitantes de belenes, y con ellos, la

afición por la confección de los mismos, que muchos llevarían a cabo en años

sucesivos.

Pero el jurado del Ayuntamiento no pasaba... Lo hizo el día 7 de Enero, fecha en que,

tradicionalmente, en casa de Cesáreo se desmontaba el Belén.... como también sucedió

en ésta ocasión, con lo que el jurado tan sólo pudo ver los escombros del mismo, en la

basura.

En el año el terrorismo de pistola y bomba acabó con la vida de 40 personas, y el

terrorismo intrauterino con 411 víctimas. El 31 de Octubre había sido nombrado

Director General de la Guardia Civil, Luis Roldán.

Nada en común

132

1987

El sistema, no contento con la debacle que en todos los órdenes había impreso en

España, presentaba, por boca del ministro de economía, Carlos Solchaga, un nuevo plan

de desmantelamiento industrial, conocido con un eufemismo arte en el que habían

demostrado un profundo conocimiento: Reconversión Industrial, y que no era sino un

desmontaje paulatino del entramado industrial forjado en España y particularmente

reforzado en los “Planes de Desarrollo” impulsados a partir de 1963, y que habían

aportado progreso a importantes núcleos de población en Galicia, Extremadura,

Andalucía, las dos Castillas, Valencia, Murcia, Baleares, Melilla, Aragón, Canarias,

Extremadura, Valle del Cinca, Campo de Gibraltar...

La Reconversión industrial, democrática, aportó a la libertad de los españoles la

eliminación de 798.495 puestos de trabajo100. Cierto que la crisis se remite a cuando

todavía había libertad en España, pero, evidentemente, el grueso de la misma es obra, no

contenida, sino apoyada por la democracia.

Cesáreo dudaba si esa realidad era muestra de la incompetencia de los administradores

democráticos o, sencillamente, era muestra de la valía de mismos, siendo que su función

era, precisamente, destruir.

Es el caso que éstos administradores abordaron lo que eufemísticamente denominaron

“Zona de Preferente Localización Industrial”, y que en 1983 significó el desmontaje de

“Altos Hornos del Mediterráneo”, en Sagunto y de las zonas industriales de Cádiz,

Asturias, Madrid, Vigo, Ferrol y Barcelona en 1985. En la primavera de 1987 las calles

de Reinosa estallaron de indignación y protesta ante una nueva feroz reconversión

industrial que amenazaba con el despido de casi 500 trabajadores de la empresa “Forjas

y Aceros de Reinosa”. La población se unió ante una medida que amenazaba la propia

supervivencia de una ciudad que dependía por completo de esa factoría. Los violentos

incidentes ocasionados por la dura represión que llevó a cabo el sistema democrático

sobre los huelguistas que defendían sus empleos generaron un muerto, decenas de

heridos y el principio del fin para la ciudad de Reinosa.

El posteriormente famoso director de la Guardia Civil, Luis Roldán, habló de

“actuación ejemplar” de sus subordinados. José Barrionuevo tildó de “violentos y

vergüenza de la clase trabajadora” a los reinosanos. La prensa democrática cada día

echaba mas leña al fuego, acusando a la población de todo tipo de falsedades, llegando

algunos periodistas a relacionar a los trabajadores con la banda terrorista ETA.

Con la que estaba cayendo, que no es otra que la que ha generado el propio sistema, sus

órganos ocupaban su tiempo en distraer al personal. Así, tocaba el turno a los conflictos

internos de la derecha del sistema. AP estaba en crisis, y sus alfiles se tiraban los trastos

a la cabeza entre sí. El siete de Febrero de este año era elegido presidente del partido

Antonio Hernández Mancha, un chico dicharachero que acabaría en la sentina de la

democracia empujado por quién luego llegaría a presidente de la democracia: José

María Aznar.

100 Fuente: CEUMT Renta Municipal nº 89-90 pag. 11

Nada en común

133

Mientras, los profesores dejaron sin clase a dos millones y medio de alumnos. Total,

para lo que enseñan... pensaba Cesáreo, que comenzaba a sufrir en las carnes de sus

hijos el látigo de la contra-educación democrática.

También en estas fechas, y tras seis años de haber sido descubierto el SIDA,

enfermedad sin duda creada por el sistema, sea de forma voluntaria o como resultado de

la sacralización laica de la homosexualidad, el ministerio de sanidad imponía la

obligación de realizar las pruebas de esta enfermedad para toda donación de sangre.

Mientras tanto, la inseguridad ciudadana tomaba fuerza cuando delincuentes

amenazaban a sus víctimas con jeringuillas que, anunciaban, estaban infectadas por el

terrible virus democrático.

Mientras, el hermano querido del Borbón, instalaba nuevos muros en el Sahara con el

objeto de combatir a los saharuis que fueron abandonados a su suerte por éste, para

vergüenza histórica de España, y en plena impunidad, los artífices principales del

sistema ejecutaban un terrible atentado el día 19 de Junio en el Hipercor de Barcelona,

con el resultado de 21 muertos y cuarenta y cinco heridos graves de los que veintidós

quedaron inválidos. La mayoría, mujeres y niños anónimos. Un éxito de las actividades

democráticas.

Todos los partidos democráticos condenaron con palabras el atentado y fueron a dormir

tranquilos tras constatar que habían cumplido con su obligación. El pueblo, mientras,

tuvo que disponerse, una vez más a aguantar el chaparrón sin elevar un poco la voz no

fuese que les señalasen con el dedo como elementos antidemocráticos.

Ricardo García Damborenea, publicaba el “manual del buen terrorista”, algo sobre lo

que no cabe duda, tenía gran experiencia, como ya había recordado Cesáreo horas antes.

El 30 de Junio, el Fiscal General del Estado, Javier Moscoso, solicitaba al Gobierno que

regulase la inscripción en el Registro Civil del cambio de sexo, extremo que acabaría

siendo admitido como “derecho humano”, mientras en el terreno de sumisión

internacional, se daba a conocer que España y Reino Unido habían alcanzado un

acuerdo para el uso conjunto del aeropuerto de Gibraltar. ¿Dignidad? ¿qué es eso? se

preguntaban los demócratas cuando un español hacía referencia a ese sentimiento.

Dignidad que nuevamente fue dinamitada por las hordas marxistas de ETA el día 11 de

Diciembre, cuando democratizaron la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza,

produciendo 11 asesinatos de los que cinco eran niños. Con los años, Francisco José

Alcaraz, hermano de un guardia asesinado y tío de dos de los niños también asesinados,

sufriría el acoso del sistema, y no es de extrañar, ya que este hombre era presidente de la

Asociación de Víctimas del Terrorismo. Y es que lógicamente, los hermanos acaban

apoyándose.

El año acabó con cincuenta y tres asesinatos a añadir a la particular cuenta de los padres

de la democracia, más los asesinatos acaecidos en las clínicas abortistas, que

ascendieron a 17.180.

Nada en común

134

1988

Este año sería interesante en la vida profesional de Cesáreo, ya que en la Dirección

Regional del Banco se constituyó un servicio de intervención de oficinas, al que fue

adscrito.

La experiencia le resultó interesante. Recorrió la geografía catalana y tuvo que

enfrentarse a una serie de retos tanto administrativos como de personal, que le

enriquecieron profesionalmente. El único inconveniente era que pasaba muchos días

fuera de casa, pero siempre era recibido con el hogar encendido y con la alegría de

Francisca y de los niños.

Los padres del sistema anunciaron a primeros de año, a través de un comunicado en el

diario Egin, su disposición a mantener un alto el fuego de sesenta días a cambio de que

el Gobierno reiniciase inmediatamente los contactos en Argel con la organización

terrorista, interrumpidos desde el atentado registrado el pasado 11 de diciembre en la

casa-cuartel de Zaragoza. El gobierno, como no podía ser de otro modo, accedió a la

propuesta el 19 de Febrero, y como firma del acuerdo, los terroristas secuestraban el 25

de Febrero a Emiliano Revilla, que finalmente sería liberado el 30 de Octubre.

Ramón Tamames, un personaje digno de estudio, que militó en el Partido Comunista y a

pesar de todo acabó dando muestra de honestidad, fue perseguido por el colectivo de

parásitos del reino por haber declarado que algunos diputados eran adictos a las drogas.

El asunto acabó diluyéndose, y Ramón Tamames acabó condenado al ostracismo, en

una actuación típica del sistema.

El 20 de Junio, una nueva alegría en casa de Cesáreo. Nació su cuarto hijo, Elvira. El

pobre Ramiro, hermano mayor, no daba crédito al asunto, y es que él quería un varón,

extremo en que los sanitarios de Manresa estaban de acuerdo; estaban convencidos que

se trataba de un niño, a pesar de las ecografías que confirmaban lo contrario.

El dieciséis de Noviembre, el Tribunal Constitucional hacía pública una sentencia por la

que estimaba que los matrimonios podían hacer la declaración sobre la renta de las

personas físicas por separado, ya que la obligatoriedad de realizarla juntos “introduce

factores de discriminación que no pueden ser aceptados”. Finalmente, y de nuevo el día

de los Inocentes, se decretaba que los matrimonios que percibían dos rentas podían

efectuar la declaración de renta por separado. Se confirmaba la discriminación a la

familia.

También coincidiendo con el día de los Inocentes, el Tribunal Constitucional declaró

conforme a ley “toda actuación sobre el embrión o feto ¡VIVO!”101, ampliando la

jurisprudencia con su Sentencia 116/1999: … “los no nacidos no pueden considerarse

en nuestro ordenamiento constitucional como titulares del derecho fundamental a la

vida que garantiza el Art. 15 de la Constitución”. El terrorismo adquiría forma legal en

el ámbito de la vida prenatal.

Discriminación que se enmarca en la actuación general del sistema y que nuevamente

tomaba cuerpo el veintitrés de diciembre, cuando el Gobierno acordaba conceder el

indulto al ex general Alfonso Armada, condenado a 26 años, 8 meses y un día de prisión

por el intento de Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, y que confirmaba la

101 Ley 42/88 de 28 de diciembre de 1988

Nada en común

135

creencia generalizada de que este hombre no era sino un traidor más a la Patria al

servicio de su amo y señor, Juan Carlos.

El año 1988 acaba con 20 asesinados por el terrorismo y 26.069 asesinados en las

clínicas abortistas.

1989

El brazo tonto del PSOE seguía dando bandazos; no acababa de acoplarse; así, el 20 de

Enero de 1989, decidía marcar un profundo cambio de rumbo: dejaba de llamarse

Alianza Popular para llamarse Partido Popular. Dos días después se anunciaban los

contactos del gobierno de la democracia con los padres de la democracia. ETA y el

gobierno iniciaban conversaciones en Argel, que serían rotas por los terroristas oficiales

el 6 de Abril. Este calentito mes de Enero acabaría también con la ruptura entre

parásitos, y es que el gobierno de su majestad puso peros a las demandas económicas de

CCOO y UGT que inexorablemente iban encaminadas a su propio beneficio y al

perjuicio de la sociedad, como quedaría manifiesto.

En lo que el sistema no queda atrás es en el desarrollo de aquellos aspectos que más

alejan de la naturaleza a la persona. Así, mientras no existe dinero para atender a la

familia, a la que ya se ha privado de las ventajas que tenía por matrimonio y por hijo, el

sistema opresor se gasta los fondos de los españoles en que un aprendiz de brujo,

Aurelio Usón, un maldito 4 de Febrero realice un cambio integral del sexo a una mujer

mediante la "técnica Shangai", nuevo método quirúrgico.

En lo relativo a la familia, José Miguel Ortí Bordás, portavoz del grupo popular,

presentó en el senado una proposición de ley de fomento de la natalidad y protección a

las familias numerosas para que fuese debatida y aprobada y pudiese entrar en vigor el

primero de enero: “La madre, con tres o más hijos, que para dedicarse exclusivamente a

la atención de éstos y del hogar familiar renuncie a todo tipo de situación laboral

externa activa o de expectativa de empleo por cuenta ajena, percibirá por la

Administración Pública una asignación mensual equivalente al importe del salario

mínimo interprofesional”... Decía más la proposición de ley… o la propuesta de

engaño… “Los poderes públicos –artículo siete- “establecerán una asignación fija de

30.000,- pesetas, por el nacimiento del primer hijo, 40.000 por el segundo, y 50.000 por

el tercero y sucesivos. Además mensualmente se asignará un complemento familiar en

función del número de hijos y como ayuda a la familia desde el primer hijo. El importe

de las asignaciones será de 5.000 pesetas mensuales por hijo menor de 25 años, no

emancipado, que conviva en el hogar.

Pero desde ese momento, Cesáreo, como el resto de familias numerosas, tan solo

recibió persecuciones por parte de Hacienda en vez de las ayudas prometidas. Desde ese

momento, se vio en la obligación de incrementar sus ingresos, con el único objetivo de

poder poner un plato de comida en la mesa para que los futuros contribuyentes pudiesen

llegar a ser eso, contribuyentes, con el consiguiente desasosiego de no poder llegar

ningún mes al día treinta, y debiendo pagar a la Hacienda del estado (¡que no pública!),

su osadía de incrementar sus ingresos y de incrementar el número de personas que

dependían de los mismos.

Nada en común

136

De igual manera (¡exactamente igual!, ¡palabra!), tendrán descuentos en las tarifas de

transportes terrestres, aéreos y marítimos entre el 25 y el 50%… Y prioridad en cuanto

al acceso de viviendas y préstamos sociales de los organismos oficiales y cajas de

ahorro… ¡Y olé!

Ahí está el resultado. Pasaron dos mayorías parlamentarias del PP, pero casualmente

nunca se trató del tema.

Este año, en el ámbito internacional, fue particularmente intenso, tanto en Oriente

Medio como en la Hispanidad, pero dos hechos destacan con luz propia: La masacre

llevada a cabo por los marxistas en la Plaza Tiananmen, en Pekín el 4 de Junio y la

caída del muro de Berlín el día 10 de Noviembre. Las circunstancias curiosas de la caída

le serían relatadas a Cesáreo, años más tarde, en la visita que realizó a Berlín. Todo fue

un error; una falta de decisión por parte de las autoridades de Alemania Oriental a la

hora de permitir pasar a Berlín Occidental a los habitantes del Este, que dejaron en

manos del jefe de puesto la decisión final. Se jugó ser fusilado, pero las declaraciones

erráticas del portavoz del gobierno provocaron que el pueblo de Berlín acudiese en

masa con la idea de traspasar el muro, y como el jefe de puesto no recibiese

instrucciones sobre cómo actuar, permitió la libre circulación, con lo que, de facto, cayó

el muro.

El 29 de octubre el PSOE ganaba las Elecciones Generales (con un 30,08% de

abstención), renovando la mayoría absoluta con 175 escaños. PP conseguía 107, CiU

18, IU 17, CDS 14, PNV 5, HB 4, PA 2, UV 2, EA 2, EE 2, PAR 1 y AIC 1. Por estas

fechas, existía entre los políticos una manifiesta preocupación, y es que, desde el inicio

de la etapa democrática, se venía registrando una abstención media del 26,4%, muy por

encima de la media europea, siendo que había pasado del 20,98% en 1977 al 30,52% en

1987. Pero a los políticos, y de cara a la galería, les da lo mismo, pues todo sigue igual,

como podía esperarse de un pueblo adormilado, y además, hacen las lecturas que más

les conviene. Evidentemente, esa tercera parte de la población que no vota no representa

nada para el sistema, que se esfuerza en manifestar que quién se abstiene da un voto en

blanco para uso y abuso del sistema.

El 12 de noviembre moría en Madrid, a los 93 años de edad, Dolores Ibárruri, la

Pasionaria, Presidenta del Partido Comunista de España, y famosa por su participación

en el genocidio llevado a cabo por la democracia en 1936.

El 20 de noviembre era asesinado en Madrid el Diputado de HB Josu Muguruza, en la

víspera de que diputados de Herri Batasuna acudieran por primera vez al Congreso. Este

hecho no conmocionó a Cesáreo. Lo que sí conmocionó a Cesáreo este mismo día fue la

invasión de Panamá por parte del ejército de los Estados Unidos. No es que estuviese de

acuerdo con Manuel Antonio Noriega, a quién le había enviado un telegrama de apoyo,

es que entendía Cesáreo que, por muy malo que fuese Noriega, los intereses de la

Hispanidad deben estar por encima de los intereses de los extranjeros.

El año, internacionalmente hablando, terminaría con otra barbaridad: el asesinato de

Nicolae Ceausescu, tirano de Rumanía, y de su esposa. En la retina se representan

aquellas imágenes de sus asesinos, pugnando por salir en la foto. Triste forma de pasar a

la historia. Y tal juicio no lo producía una mente que se sintiese, precisamente, próxima

Nada en común

137

al tirano asesinado; lo que sucede es que esas formas no son admisibles ni tan siquiera

con el tirano.

Lo más triste es que la caída del comunismo no representaba una esperanza de libertad

para el mundo, como cabría esperarse, sino justamente lo contrario: el refuerzo sin

límites de la otra cabeza del monstruo: el sistema liberal capitalista, donde el

comunismo se encuentra tan cómodo. Quedaba claro que el experimento marxista era

una farsa, y todos se replegaban hacia la otra farsa: el experimento democrático ya

iniciado por el eurocomunismo, amparado en la doctrina marxista de Gramsci.

A finales de 1989, Juan Guerra, hermano del entonces vicepresidente del Gobierno,

Alfonso Guerra, fue contratado por el PSOE para trabajar en un despacho oficial de la

Delegación del Gobierno en Andalucía en calidad de asistente de su hermano. El

despacho era utilizado para actividades diferentes a las asignadas, lo que le valió a Juan

Guerra ser acusado y juzgado por los delitos de cohecho, fraude fiscal, tráfico de

influencias, prevaricación, malversación de fondos y usurpación de funciones.

Y en medio de este mundo feliz, Cesáreo seguía viviendo plácidamente en Navarcles

con una familia adorable, en un entorno social estupendo, rodeado de buenos amigos...

Pero como no todo puede ser perfecto, tuvo un encuentro con el cura del lugar; un

individuo que se negaba a hablar español, lo que motivó que, estando reunido con él y

su esposa (que no hablaba catalán), en relación a algún asunto que ya no recordaba, se

levantó de la reunión y se marchó. Su mujer se quedó, sonrojada y sin entender lo que

aquel individuo le decía.

Al día siguiente apareció en la casa rectoral una carta totalmente escrita en símbolos

árabes (sobre incluido), en la que ponía de chupa de dómine al cura trabucaire, y con

toda seguridad ateo y consecuencia directa del Vaticano Segundo.

Este año 1989 había engrosado la estadística terrorista con 19 nuevos asesinatos, y la

del genocidio de bata blanca, 30.552.

1990

El uno de febrero comparecía el Vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, en

relación con las actividades de su hermano Juan Guerra.

Juan Guerra, que pocos meses antes estaba en el paro, cobrando 28.023 pesetas, pasó a

gozar de suculentos beneficios, chalés y lujosos coches. En muy poco tiempo, el

“hermanísimo” pasó de operario en la fábrica sevillana de Santa Bárbara y de vendedor

de enciclopedias junto al comunista José María Torres Zapico, a mandar más que el

propio delegado del Gobierno, gracias a los buenos oficios de su hermano Alfonso, que

hizo realidad en su propia familia las promesas de redimir al proletariado, ya que su otro

hermano, Adolfo ya era director de Mercasevilla y se distinguía por la liberalidad con la

que utilizaba la "visa oro", mientras Antonio, "el patillas", recorría España abriendo

gasolineras o comprando solares con la tarjeta de presentación de "hermano de

Alfonso". El caso Juan Guerra, oficialmente modesto empleado del PSOE con un sueldo

de 129.370 pesetas líquidas mensuales, saltó a la luz pública por mediación de su ex

mujer Ángeles López Rubio, quien harta de las palizas de su marido (así consta en la

denuncia que formuló contra él en comisaría) inició una peregrinación con la

Nada en común

138

documentación que comprometía a su marido hasta que la información acabó en manos

de Manuel Fraga.

Finalmente, en 1995, Juan Guerra solo fue condenado por un delito fiscal. El y su socio

Juan José Arenas fueron condenados a dos penas de un año de cárcel por un fraude

fiscal de 253.627 euros cometido durante los años 1988 y 1989 en su empresa Corral de

la Parra, en un caso sentenciado definitivamente por el Tribunal Constitucional en abril

de 2001. Además de la devolución de estos 253.627 euros (42,2 millones de pesetas),

ambos fueron condenados a pagar dos multas de 150.200 y 210.000 euros.

Jamás se recuperó lo defraudado. Así, en marzo de 2004, el Juzgado de lo Penal número

4 de Sevilla ordenaba subastar dos pisos y un Mercedes propiedad de Juan Guerra para

devolver a la Agencia Tributaria la cantidad antes citada. Fuentes judiciales afirmaban

que este procedimiento se debió a que Juan Guerra se declaró en su día insolvente y “al

haber resultado infructuosos todos los intentos de cobrar por otras vías”. El juzgado

decidió subastar estos bienes embargados, consistentes en un piso con plaza de garaje y

otra finca urbana en Sevilla, valorados, respectivamente, en 120.200 y 144.200 euros,

así como un coche Mercedes sin tasar. Los fondos procedentes de este embargo se

destinaron en primer lugar a saldar la cuenta con Hacienda, luego las costas del proceso

y finalmente la multa, si se pudiera. En cuanto a las dos penas de un año de cárcel cada

una, el juzgado concedió a Juan Guerra en julio de 2002 la suspensión de la condena

dado que carecía de otras penas de cárcel y sólo fue condenado a seis años de

inhabilitación en uno de los cinco juicios celebrados contra él, en la denominada Trama

Fridex sobre la recalificación de unos terrenos en Alcalá de Guadaira (Sevilla). El

hermano del dirigente socialista Alfonso Guerra fue absuelto en otros cuatro sumarios

referentes al uso de un despacho oficial en la delegación del Gobierno; el de Fracosur

sobre la compra de unas fincas; el de Comasa, referente al proyecto para construir un

hotel en vísperas de la Expo 92 de Sevilla, y el de Litomed, sobre el desvío de enfermos

renales de la sanidad pública a una clínica privada. El angelito lloraba amargamente y

protestaba diciendo que “a ver si un socialista no podía enriquecerse”...

Ese es un asunto que no acabó de resolverse. Tan es así que en 2005 aparecieron más

facturas falsas en Sevilla relacionadas con el ex socio de Juan Guerra, un ex miembro de

Al Qaeda. Y es que la corrupción es inequívocamente democrática.

El gobierno seguía inexorable con su peculiar lucha antiterrorista, y el dos de febrero

indultaba a siete terroristas de ETA. La otra parte liberó al industrial Adolfo Villoslada,

secuestrado el 24 de noviembre del año anterior, tras recibir un rescate de 300 millones

de pesetas.

El 20 de marzo de este año, José María Aznar sucedió a Manuel Fraga en la presidencia

del PP y se presentó ante el congreso de su partido como la alternativa al PSOE. Y

como no podían dar otro cargo a Fraga, lo situaron de presidente de la Junta de Galicia

el 5 de Febrero.

En el terreno de la mutilación educativa, es publicada la LOGSE el día 3 de Octubre,

que sólo sería cumplida en los aspectos negativos de la misma, como por ejemplo el

marcado en el artículo 13 c), que reza: aplicar a las situaciones de su vida cotidiana

operaciones simples de cálculo y procedimientos lógicos elementales. Por cierto el

cumplimiento fue estricto, ya que los chavales terminaban sus estudios sabiendo

Nada en común

139

resolver a duras penas cuestiones muy, pero que muy elementales, y saltándose

olímpicamente, por ejemplo el artículo 13-a), que regula utilizar de manera apropiada la

lengua castellana y la lengua oficial propia de la Comunidad Autónoma. En lo que sí

incidieron muy especialmente fue en la instrucción marcada en el artículo 13 g) que

señalaba como objetivo conocer las características fundamentales de su medio físico,

social y cultural, y las posibilidades de acción en el mismo. Tan es así que los niños no

aprendían los ríos más importantes de España, de Europa y del Mundo, que les quedaba

muy lejos, y sin embargo conocían al dedillo las acequias y los “termos” del lugar.

Lo de los “termos” lo recordaba Cesáreo con una cierta sonrisa burlona, recordando que

cierto día volvió su hijo del colegio muy contento porque conocía los “termos” de

Navarcles, que habían sido muy pedagógicamente mostrados por el profesor (que no

maestro) del chiquillo.

Como no encontraba forma de determinar qué cosa fuesen los “termos”, decidió salir de

excursión con el chiquillo, que lo llevó hasta las lindes del pueblo. Eso eran los

“termos”, traducción lógica que el chiquillo hizo de la palabra catalana “termes”, y es

que el artículo 13 a) era de libre interpretación para el sistema contraeducativo impuesto

por el sistema. Ni Geografía, ni mucho menos Historia, era de interés. Tan es así, que

años adelante, la pelea con los chiquillos por infundir cultura encontraba en muchas

ocasiones una triste respuesta por parte de los educandos ¿Y para qué me va a servir

eso? Para continuar con el ¿para qué me van a servir las matemáticas? o el ¿para qué me

van a servir los estudios? Preguntas que han sido y son tan generalizadas en los

chiquillos que han tenido la desgracia de nacer, vivir y malformarse en democracia.

Como confirmación de lo afirmado, y remate de la jugada, el artículo 15-2 reza: Los

alumnos accederán de un ciclo educativo a otro siempre que hayan alcanzado los

objetivos correspondientes, cosa que hace pensar cuales son los objetivos, ya que en el

punto siguiente sigue rezando: En el supuesto de que un alumno no haya conseguido

dichos objetivos, podrá permanecer un curso más en el mismo ciclo con las limitaciones

y condiciones que, de acuerdo con las Comunidades Autónomas, establezca el Gobierno

en función de las necesidades educativas de los alumnos.

Total: que los chicos pasaban los cursos sin aprender nada. Habían convertido la escuela

en una guardería donde el guardador carecía de autoridad, y en demasiadas ocasiones

hasta de formación... Hasta el momento presente, cuando aquellos niños se han

convertido en maestros y en catedráticos. Ja, ja, ja. Ésa es la cultura democrática.

En este año se produjeron 24 asesinados por el terrorismo y 37.231 niños asesinados en

los centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia.

1991

El año empieza con una norma democrática; así, el día dos de Enero es asesinado el

Gobernador Militar en funciones de Guipúzcoa, D. Luis García Lozano. Evidentemente,

ETA cumplía con puntualidad su parte en el contrato.

El día 16 de Enero, EEUU empieza su ataque militar contra Irak. Por estas fechas,

Cesáreo estaba desempeñando sus labores de intervención en la Dirección Regional de

Cataluña del Banco Exterior de España, en Gerona, ciudad donde residía Ahmed, un

Nada en común

140

palestino que había residido en Navarcles, y al que había impartido clases de catalán a

cambio de clases de árabe, y de un te que hacía, muy dulce y muy bueno, recordaba.

Dada esta coincidencia, buscó a Ahmed y lo invitó a cenar. Pero Ahmed no quiso salir

de casa, así que cenaron comida árabe mientras seguían las noticias que sobre Irak daba

la televisión.

Pero se dio cuenta Cesáreo que Ahmed lo recibió de forma precavida. Luego dedujo que

resultaba francamente curioso que, dadas las fechas en que se encontraban, y dado que

Ahmed era palestino, apareciese él, como caído del cielo. Con toda seguridad, pensaba

Cesáreo más tarde, éste creía que era objeto de seguimiento por parte de los servicios de

seguridad del Estado. Vamos, que Cesáreo era un espía... Pues si..., espía, y de la

democracia y de los gringos. Si ese era su pensamiento la acertó de pleno el pobre

Ahmed. Es el caso que, dado el trato recibido y sin caer en la cuenta de lo que pudo

motivar la actitud del palestino, Cesáreo no volvió a hablar jamás con Ahmed.

Por estas fechas, Antonio Comas, consejero de bienestar social de la Generalidad de

Cataluña impuso mediante circular que las conversaciones privadas de sus

subordinados fuesen en catalán, en aras de lo que llamaban “normalización lingüística”;

evidentemente, la normalidad democrática es la siega de la libertad.

El terrorismo seguía su propio ritmo en su tarea de asentar la democracia; así, el

veintinueve de Mayo atentaron contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Vic,

segando la vida de nueve personas, entre ellas, dos niños.

Por su parte, Cesáreo llevaba su evolución profesional. Tras varios meses viajando por

toda Cataluña interviniendo oficinas que adolecían de algún problema, fue puesto al

frente de la oficina de Malgrat, donde tuvo su particular peregrinaje. Lo habían puesto

al frente de una sucursal bancaria indicándole que era un “bombón”, pero pronto pudo

constatar que el mismo estaba envenenado.

El anterior director había repartido, como en una mesa de tahúr, préstamos que jamás

serían devueltos, y fue Cesáreo el encargado de limpiar como pudiera aquella

cochambre, con lo que acabó convirtiéndose en el enemigo público número uno de

Malgrat de Mar. En las actuaciones que inició no se libró ningún sector, y cuando

manifestó que todo estaba listo, no se portó mal el banco... Le facilitó la salida a un

destino más tranquilo, con la alegría general de Malgrat y del propio Cesáreo, a quién

anunciaron que cuando marchase lanzarían un castillo de fuegos de artificio... Pero eso

sería más adelante. Mientras tanto, debía seguir lidiando con lo que tenía.

Los conflictos profesionales, que acabaron produciendo la aparición de algunas canas en

su cabeza, se armonizaban a la perfección con las inundaciones de aguas fecales que

sufría el condenado pueblo cada vez que caían cuatro gotas. Pero esas aguas fecales no

eran nada comparadas con las aguas fecales existentes en la sociedad civil.

Los niños fueron inscritos en un colegio regido por religiosas, lo que acabaría marcando

el espíritu de Cesáreo, que se prometió llevar a sus hijos exclusivamente a colegios

públicos. Y cumplió su promesa.

Nada en común

141

¿Por qué esta radical medida? Porque, lamentablemente, el clero, y en concreto el clero

catalán, tenía absolutamente perdido el norte. Si en Navarcles las monjas manifestaron

que la educación de su colegio era “cristiana, democrática y catalana” al tiempo que la

sonrisa maliciosa de la monja dejaba relativamente tranquilo a Cesáreo, en Malgrat no

dijeron semejante barbaridad, pero por contra demostraron que la educación que

impartían era evidentemente democrática, anticristiana y catalanista.

Las formas cabareteras de alguna de las “monjas” del Colegio Vedruna sacaban de sus

casillas a Cesáreo, pero lo que acabó provocando un enfrentamiento con ellas fue algo

que le parecía increíble. Es el caso que, de manera milagrosa, en este colegio leían el

Nuevo Testamento, cosa que tranquilizaba a Cesáreo, pero como el diablo todo lo lía, y

éste tenía aliadas en el colegio, éste sería el motivo del principal conflicto.

Cesáreo envió al niño con el Nuevo Testamento al colegio, pero el niño, y los padres,

fueron afeados por las cabareteras travestidas; motivo: la edición era en español, y ellas

exigían que fuese en catalán.

Lógicamente, Cesáreo explicó razonadamente el motivo por el que así era, y finalmente

expuso la razón principal de que así fuese: porque le daba la gana. Quedó convencido

que debía haber empezado por ahí, porque ya no se habló más del asunto.

El cura del lugar, que tampoco sabía muy bien por donde andaba, no dejaba de

comprender a Cesáreo y de prevenirlo respecto de algunas fuerzas vivas del lugar. Así,

cuando sus hijos mayores tomaron la Primera Comunión, por cierto, el mismo día que

era bautizada Julia, tuvo el detalle y la previsión de facilitar los correspondientes

certificados que sabía necesitarían en el futuro.

Por aquellas fechas el CF. Barcelona ganó la liga, y ese extremo, que a Cesáreo lo traía

sin cuidado, tuvo una repercusión indeseada. Circulaba toda la familia en su coche,

cuando por la calle se manifestaban unos forofos que exigían a los conductores que

tocasen el claxon. Lógicamente, Cesáreo no lo tocaba, y por tal motivo fue objeto de

una agresión sin mayores consecuencias por parte de la borregada futbolera, que le

acusaba (pobre gente), de madridista. Algo que jamás llegaría a entender Cesáreo.

El año acabó con 45 asesinados por el terrorismo de pistola y bomba y con 41.910 niños

asesinados en los centros de exterminio de la democracia.

1992

El 1 de febrero se reforzaba legalmente la destrucción de España con el nuevo pacto

autonómico llevado a cabo por el gobierno socialista y el partido popular. Diez

comunidades autónomas (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Murcia,

Cantabria, Asturias, Baleares, Madrid, Aragón y La Rioja) aumentaban su poder, en

detrimento de España, con 32 nuevas competencias.

La acción antiterrorista de los gobiernos españoles era nula; así, la dejación de esa

función era tomada por Francia, quién pasaba a ser el principal perseguidor de la banda

terrorista ETA, llegando a detener a la dirección de la banda el 29 de Marzo de este año.

No deja de llamar la atención la trayectoria llevada a cabo por Francia, histórico

santuario de los terroristas antiespañoles.

Nada en común

142

Los actos del Quinto Centenario del descubrimiento de América pasaron prácticamente

inadvertidos. No en vano el hecho fue casi ocultado por una clase política que se limita

a liquidar todos los activos del pueblo español. Se realizan los Juegos Olímpicos de

Barcelona y Expo de Sevilla, donde se remarca algo la gesta de la Conquista, pero para

dejar manifiesto que se trata de un asunto que nada tiene que ver con ellos.

Lo que sí tiene que ver con ellos es el control de las personas; así, el 29 de octubre

aprueban la LORTAD, Ley Orgánica reguladora del tratamiento automatizado de los

datos de carácter personal, supuestamente encaminada a la protección de las personas.

En principio, esta ley parece proteger los intereses de quienes dan sus datos personales a

terceros, pero la realidad es bien distinta, dado el entramado de relaciones existentes

entre organismos y empresas, siendo que, finalmente y con los años y el desarrollo de

internet sólo sirve para coartar las posibilidades de quienes no tienen una estructura al

servicio del sistema.

El 18 de noviembre se hace público parte del entramado de financiación ilegal del

PSOE. Parece que, por esta época, ya habían consumido los políticos los recursos

acumulados por España hasta la fecha. El caso Filesa, uno de los más significativos

casos relacionados con la financiación de partidos políticos, sacaría los colores al

PSOE, pero sería un asunto pasajero como el caso Juan Guerra o el caso Roldán. Algo

propio de la normalidad democrática.

Pero como todo no tiene que ser negativo, el 4 de Diciembre nace Julia, la quinta hija de

Cesáreo.

Jornada memorable, recuerda Cesáreo, porque la niña nació a las nueve de la noche,

pero el niño estuvo enfermo todo el día, y todo el día anduvo en coche de Malgrat a

Calella, donde estaba el hospital... Y de Malgrat a Blanes, donde estaba la escuela de

música en la que las niñas tenían clase.

Estando Cesáreo con el niño en Calella empezaron los dolores de parto. Llamó Cesáreo

a casa a las siete, y Elvira, con tres años, le puso al tanto de la situación. Corriendo llegó

a casa, y los dolores de Francisca auguraban un parto rápido. Las otras dos niñas

estaban en Blanes, por lo que decidieron que aún tardaría un poco. Llamó a su hermana

y a la mujer que iba a limpiar a casa, y marchó a Blanes a buscar a las niñas. La

circulación era densa, y los nervios apretaban.

Llegó a casa, cogió a Francisca y partió con ella a Calella, dejando a los niños con Paca.

Y todo ya fue muy rápido: entró en silla de ruedas y, directa, al quirófano, dio a luz a

una niña preciosa.

Cuando comunicó el nacimiento, su hermana ya estaba en casa con los niños, y Ramiro,

al comunicarle el sexo del recién nacido dijo: ¡oh, no! Y es que era el único varón entre

cinco hermanos.

El 28 de diciembre, nuevamente en día de los inocentes, los políticos hicieron una

nueva gracia a España: El Congreso de los Diputados ratificaba el Tratado de

Maastricht para la Unión Europea, que entraría en vigor el día 30, cuando Cesáreo

cumplía 39 años.

Nada en común

143

Durante el año, el terrorismo había segado la vida de 26 personas mediante pistola y

bomba y de 44.962 mediante sus acciones legales en las clínicas de genocidio de

nonatos.

1993

España estaba ya atada a la cadena que le imponía Europa. Este día nace la Europa del

Mercado Único para un total de 345 millones de consumidores. Y en eso ha devenido

España; ha pasado de una unidad de destino a una unidad de mercado.

El quince de febrero la policía desarticulaba en Madrid una banda de trata de blancas

que había introducido ilegalmente en España a más de 2.000 ciudadanas dominicanas

para dedicarlas a la prostitución. Era una demostración palpable de lo que había acabado

siendo España. Eso no se hace en dos días...

El 16 de febrero de 1993 Tejero, el único español ejemplar vivo, pasó a gozar de un

régimen de prisión abierta, que él no solicitó. Acudía a la cárcel solo para dormir los

días laborables, pasaba los fines de semana con su familia y tenía permisos de hasta

siete días seguidos por un total de 48 días al año. Siempre habían deseado que se

escapase, de hecho tenía todas las facilidades para huir desde el momento de haber

fracasado la intentona en 1981, pero él, ejemplar, permaneció donde creía que estaba su

puesto.

En el ámbito de lo que ya era manifiestamente España, el 22 de marzo, el juez del

Tribunal Supremo Marino Barbero recibía el informe de unos peritos de Hacienda

referido al escándalo Filesa, en el que se afirmaba que esta empresa recibió más de mil

millones por informes inexistentes y que al parecer realizó pagos para financiar al

PSOE. Ya se evidenciaba que los fondos heredados empezaban a languidecer si no es

que, acaso, ya habían dejado de existir, y se hacía necesaria una nueva fuente de

ingresos para que los partidos continuasen gozando de su tren de vida.

Ya, casi, ni quedaba para celebrar los funerales de Juan de Borbón, el paréntesis de la

monarquía que nunca debió cerrarse, y que falleció el 1 de Abril de este año. Curiosa

fecha, quincuagésimo cuarto aniversario de la victoria de España contra la anti-España.

El sistema, calculador de sus necesidades, y previendo lo que podría durar el engaño

periódico sobre el pueblo, ordenó la disolución anticipada de la IV legislatura de la

democracia el 12 de abril, y convocó una nueva juerga electoral para el 6 de Junio.

Juerga que, nuevamente, y siguiendo con la norma declarada por Cantarero del Castillo,

ganaba el PSOE por cuarta vez consecutiva, aunque perdiendo la mayoría absoluta. El

PSOE lograba 159 escaños, mientras que el Partido Popular conseguía 141 diputados,

habiendo desaparecido ya totalmente el CDS, heredero de la UCD. El porcentaje de

abstención fue del 23,56%, siendo de 0,8% el del voto en blanco.

Ganó el PSOE con el 38,78% de los votos emitidos (siempre la misma canción; siempre

la misma mentira)... que realmente es el 29,49% de los votos posibles.

Nada en común

144

Al inicio de la V Legislatura un total de 28 diputados repetían escaño de manera

ininterrumpida en el Congreso desde 1977, mientras que 134 diputados eran nuevos. Ya

el ser político era el modus vivendi de los perfectos parásitos.

La forzada estabilidad del gobierno es aparente y basada en técnicas jurídicas que

simulan la participación popular. Sin embargo, esconde una absoluta falta de

legitimación, manifestada en los altos niveles de abstención que se producen en las

elecciones. La legitimidad del sistema se basa más en la aceptación pasiva de los

súbditos que en el consentimiento positivo de los mismos, que dan claras muestras de

desinterés y apatía, no sólo política, sino hasta de pura supervivencia.

Y es que los partidos políticos, fuertemente centralizados y burocratizados, son

instrumentos de una élite, y eso no es malo; lo malo es que pretenden hacer creer otra

cosa, con lo que se convierten, no en instrumentos de dirección, sino de opresión,

perdiendo en el cambio su función de socialización política. Han perdido radicalidad y

coherencia ideológica con el fin de ajustarse al mercado en que han convertido la lucha

política. Como consecuencia, la vida política no es un reflejo de los conflictos sociales,

sino de los conflictos de poder existentes entre las élites dirigentes de los propios

partidos, que no tienen relación con la sociedad, a la que tienen como destinatario de un

producto más de consumo. Así, es manifiesta la discordancia existente entre la voluntad

popular presuntamente expresada en las elecciones y las decisiones de gobierno, siendo

que los partidos modelan lo que debe expresar la voluntad ciudadana y contribuyen a la

alienación política. En una palabra, no existe libertad.

Entre tanto, Cesáreo había culminado una etapa laboral. El asunto de Malgrat había

quedado visto para sentencia. Setenta y cinco expedientes contenciosos son suficientes

para agotar a cualquiera, y llegado este punto manifestó a sus superiores que nada

quedaba por hacer sino seguir los asuntos iniciados.

Le ofrecieron la apertura de una oficina nueva, en Murcia o en Castellón de la Plana.

Castellón era la ciudad elegida. En Abril se presentó en la Jefatura de Zona del Banco

de Alicante, filial del Banco Exterior de España, donde desde ese momento prestaría sus

servicios. La familia seguía residiendo en Malgrat hasta la finalización del curso.

Entre tanto, Cesáreo dedicó las tardes a buscar vivienda en Castellón. Tarea

complicada... hasta que finalmente dio con lo que buscaba: un chalet con un jardín de

800 m2 y piscina, colmaba las expectativas que tenía para sus niños.

Luego, la búsqueda de colegio se hizo prioritaria. Tenía claro que colegio religioso no

quería, ya que con la experiencia habida en Malgrat de Mar tenía suficiente. Hizo

gestiones cerca del Opus Dei, pero en aquellos entonces no tenían colegios en Castellón.

Le quedaba la única opción a la que ya se había determinado: la contra educación

pública.

Puesto en contacto con la concejalía de educación, le informaron que no podría hacer

nada hasta Septiembre, con lo que descansó del asunto durante los meses de Julio y

Agosto. Llegado Septiembre, se puso en marcha y se encontró con que el concejal de

educación Guillermo Badenes, a la sazón cura rojo, pero no en el sentido de Vivaldi,

sino ateo con sotana, distribuyó a los cinco hijos por colegios a lo largo y ancho de

Nada en común

145

Castellón, sin atender a razones de ningún tipo, al tiempo que declaraba en prensa la

inexistencia de problemas en la escolarización de Castellón.

Cesáreo, imprudentemente dada su situación laboral, arremetió en prensa y radio contra

el concejal y lo dejó en el mayor de los ridículos, instándole a que el primer día de clase

enviase a la policía a su casa, ya que sus hijos estarían sin escolarizar.

El asunto finalizaría con una patada para arriba en el culo del politiquillo, que fue

cesado de concejal y dado de alta como diputado provincial, y con un democrático “ahí

te apañes” para Cesáreo, que tuvo que arreglar la escolarización de sus hijos acudiendo

a un colegio privado.

El 17 de septiembre El Consejo de Ministros denegaba el indulto al ex-teniente coronel

Antonio Tejero, aunque le concedía la libertad al permitir su paso al tercer grado

penitenciario y al régimen abierto. Y todo, como siempre, sin que el caballero hubiese

pedido nada. Y es que Tejero, como Cesáreo, nada puede pedir a quién nada tiene en

común con él.

Tejero en esas condiciones, y el 11 de noviembre se presentaba una querella contra el

Director General de la Guardia Civil, Luis Roldán, en la que se le acusaba de un delito

de malversación de caudales públicos consistente en presentar avales con cargo a fondos

públicos para pagar fianzas de guardias civiles. Así es la democracia. Este individuo,

que había falsificado hasta su currículum escolar al objeto de presentarse con un título

universitario del que carecía, es un ejemplo que años después sería seguido por otros

demócratas.

Este demócrata había demostrado su valía como economista ya que, con su sueldo

público, que en 1993 era de 600.000 pesetas mensuales (lo que no está nada mal), había

acumulado un patrimonio integrado por un chalet en Cizur Menor (Navarra), otro en

Aravaca (Madrid), un piso de 332 metros cuadrados en la Castellana madrileña, otro

terreno en Cambrils y una excelente finca de árboles frutales en Mequinenza, en La

Rioja, además de otras propiedades que, tras su divorcio, habían pasado a su ex mujer.

Todo un ejemplo de economía...

Este mes de diciembre estallaba el caso de la PSV, cooperativa de viviendas promovida

por UGT, que suspendía pagos y dejaba en el aire las aportaciones de 19.135 personas.

El año acabó con 14 asesinados por el terrorismo de metralleta y bomba y 45.503 niños

asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia, y es

que el aborto, "IVE" en España, (Interrupción Voluntaria del Embarazo), se liberalizó a

partir de este año. Desde entonces, ha crecido sostenidamente. Las cifras son oficiales,

ya que hay que firmar un "consentimiento informado" y los médicos que aceptan

efectuarlo reciben dinero del Estado por la práctica. El estado democrático garantiza y

paga el asesinato de nonatos.

1994

El 2 de febrero, el Banco de España abre expediente disciplinario por sus actuaciones al

frente del Banesto al ex-presidente de la entidad, Mario Conde, y a todos los consejeros

destituidos con anterioridad.

Nada en común

146

Mario Conde había pasado de ser el ejemplo recurrido por progres y menos progres,

quienes le copiaban el peinado, a ser maldito en todos los foros. Hasta a Cesáreo le

habían puesto como ejemplo a este personaje antes de su hecatombe.

Pero por estas fechas se había apagado la estrella del banquero con aspiraciones de

estadista. Todo era descubierto como un gran pelotazo, de donde acababa deduciendo

Cesáreo que el tal Mario Conde no debía ser tan nefasto cuando el propio sistema que lo

había creado procuraba su caída.

Pero lo que llenó los bolsillos de este banquero fueron unas operaciones que

inexorablemente iban en detrimento de los intereses de España; desde la venta de los

Laboratorios Abelló a la multinacional Merck Sharp and Dohma por 2.700 millones de

pesetas hasta la venta a BP de la refinería de Castellón, por ejemplo.

La ingeniería financiera, en principio tan mal vista por toda la banca, y luego

desarrollada hasta el extremo por todo el sistema, le hicieron aparecer como un fuera de

serie de las finanzas capaz de elaborar un complejo entramado de sociedades

interpuestas que le sirvió para desarrollar un sistema de operaciones de dudosa legalidad

pero de grandes beneficios mientras el banco generaba un agujero de 600.000 millones

de Ptas.

El 28 de diciembre del 93 el banco fue intervenido por el Banco de España, y Mario

Conde se vio obligado a visitar los tribunales más de lo que hubiese querido, hasta que

en 1994 fue ingresado en prisión por estafa de 7000 millones de Ptas.

En abril de este año, Conde aseguraba haber pagado 600.000 millones de Ptas. en

comisiones a los dirigentes socialistas, pero no aportó suficientes pruebas, y el sistema

acabó condenándolo de manera ejemplar. Evidentemente, Mario Conde había fallado al

sistema en algo, y el sistema no perdona.

Es el caso que el escándalo Banesto no es sino una minucia en comparación con la

situación que tendría la banca catorce años más tarde, y la reacción del ejecutivo fue

bien distinta.

El agujero de 600.000 millones de Ptas., que parece se fue en “propinas” a los

socialistas, costó la intervención de Banesto, y sin embargo, en 2008, el agujero de toda

la banca se saldó con la entrega a la banca de 250.000 millones de euros (unos 42

billones de pesetas) por parte del estado y por cuenta del pueblo español. Distinta vara

de medir que viene a confirmar la creencia de que lo de Mario Conde fue una condena

impuesta por la gran banca a un miembro díscolo.

El 11 de Febrero el gobierno intervino la cooperativa de viviendas PSV, al suspender

temporalmente la actuación de sus órganos sociales. La PSV, (Promotora Social de

Vivienda) fue la primera cooperativa de viviendas fraudulenta creada en los años 90 por

la UGT, que impulsó la construcción masiva de viviendas sociales baratas. La mala

gestión de los directivos de IGS-PSV en grandes operaciones inmobiliarias le llevó a

declararse en suspensión de pagos en 1993.

Nada en común

147

Los 947 querellantes de la promoción madrileña Valdebernardo cifraron en 5.000

millones de pesetas (unos 30 millones de euros) el fraude en esa cooperativa.

La querella iba dirigida contra el consejo rector de PSV, el consejo de administración de

IGS Gestión e IGS Mercado Hipotecario y se hizo extensiva al órgano rector del

sindicato UGT, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y la compañía de seguros

UNIAL, por las posibles responsabilidades penales y civiles subsidiarias, y se presentó

por apropiación indebida, estafa y delito de falsedad en documentos mercantiles, y

recogía las circunstancias agravantes de «situar a las víctimas en grave situación

económica y haberse realizado abusando de superioridad en relación con las

circunstancias personales de aquellas y por haber revestido especial gravedad,

atendiendo al valor de lo defraudado -que se evalúa en 5.000 millones-, y afectar a

múltiples perjudicados».

La mayoría de ellos renunciaron a reclamar tanto a la PSV como a la constructora IGS

al pactar con ellas la devolución del 75% del valor de la deuda con la mediación ICO.

El Tribunal Supremo cerró deprisa y corriendo el caso al considerar que quien renunció

a reclamar ante PSV e IGS también lo hizo ante la UGT. La consecuencia directa de

este fallo judicial es que, aunque el tribunal supremo sigue considerando a la UGT

responsable civil subsidiario del caso PSV, le absuelve de pagar la indemnización de 78

millones de euros.

El ICO pagó la estafa que los socialistas infligieron a sus propios afiliados, con lo que

los estafados no acabaron siendo los pobres mentes unineuronales que se fiaban de los

sindicatos, sino nuevamente, todos los españoles.

En otros campos por demás lacerantes, y que tuvieron repercusión directa en la vida de

Cesáreo hasta el punto que le animaron a marcharse de Cataluña (el siempre dijo que

exiliado), el 16 de febrero, el Tribunal Supremo consideraba que la "ley del catalán"

violaba derechos fundamentales, pero el asunto no tuvo ninguna repercusión. Todos los

partidos políticos están implicados en el genocidio cultural, como también lo están en el

genocidio del aborto.

Una de las principales señas de identidad del sistema democrático, la corrupción, es

llevada en estos momentos con un descaro absoluto; tanto que la gente hasta se muestra

ocasionalmente alarmada, lo que ocasiona que el 1 de marzo se constituya en el

Congreso de los Diputados la Comisión de Investigación para estudiar la gestión de

Luis Roldán al frente de la Guardia Civil. Hasta el momento no habían tenido

oportunidad ni tan siquiera de comprobar la veracidad de los títulos que el individuo en

cuestión prometía poseer.

Era tal la situación de escándalo por la corrupción que el 19 de abril se produjo en la

sede parlamentaria el noveno debate del estado de la Nación. En este debate, que se

centró en la corrupción existente en el país, se aprobaron una serie de medidas

destinadas a endurecer las penas por delitos relacionados con estas prácticas. Puro

trámite, ya que tanto los terroristas como los malversadores de fondos públicos se

verían irremisiblemente beneficiados por una legislación penal hecha a su medida. Lo

único que interesa a la clase política es dar golpes de efecto como anunciar el 21 de

Abril que el Congreso revisaría las cuentas de todos los partidos desde el inicio de la

democracia y que la Comisión que estudiaría e investigaría la financiación de los

Nada en común

148

partidos políticos desde 1979 sería de carácter público. Pura fachada. Todo mentira.

Todo democrático.

En medio del relumbrón democrático, y como se estaba esperando, aprovechando el

privilegiado tratamiento que como demócrata consagrado merecía, el 29 de abril se fugó

Luis Roldán, cuando tenía que comparecer en el juzgado para declarar. Cosas de los

estados democráticos de derecho... No el quinqui, no, el Director General de la Guardia

Civil se fuga... naturalmente con una mediana fortunita.

Como consecuencia, y más que nada por el qué dirán, el ministro del Interior, Antonio

Asunción, dimitió por su responsabilidad política en la huida. Ese hecho llama la

atención dada la evolución de los acontecimientos, cuando los ministros, reiteradamente

inmersos en corruptelas, se permiten el lujo de defender públicamente sus actuaciones y

salir vitoreados como toreros por parte de su clientela.

Pero todos seguían felices y; así, el 12 de junio, una nueva juerga electoral al

Parlamento Europeo garantizaría la mamandurria a toda una pléyade de vividores, entre

los que logró colocarse Ruiz Mateos, con dos escaños. Al cabo le sirvió de poco. El

hombre lo hacía por reclamar lo que el estado democrático le robó un 23-F, pero todo

estaba atado y bien atado.

El 1 de Junio se proclamó la ley 14/1994 por la que se regulaban la empresas de trabajo

temporal, y que a la postre no es sino un medio más en contra de los trabajadores. ¡Qué

lejos aquellos tiempos en los que los sindicatos, verticales por su puesto, impedían tales

atrocidades! ¿Seguridad en el trabajo? Ahora la dependencia pasaba a ser absoluta. Y

mientras, los sindicatos del sistema, mantenidos en su función de comparsa por todos

los españoles.

Cesáreo inscribió a sus hijos en centros del Opus Dei. Como consecuencia de ello, y

como el Opus Dei tiene gran habilidad para la captación, se puso en contacto con él una

bellísima persona, Germán, quién en tiempos fuera subjefe provincial del Movimiento

en Castellón y ahora supernumerario de la Obra.

La labor de caza y captura fue manifiesta, hasta el extremo que Cesáreo manifestase lo

que al final, y de forma sorpresiva iba a resultar literalmente cierto: Ni había sido, ni era

ni sería miembro del Opus Dei.

El año acabó movidito en todos los ámbitos, con 13 asesinados por el terrorismo y

47.832 niños asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la

democracia.

1995

El 23 de enero ETA asesinaba de un tiro en la nuca a Gregorio Ordóñez, presidente del

Partido Popular en Guipúzcoa y candidato a la alcaldía de San Sebastián. Era el segundo

político democrático asesinado por los terroristas, y casualmente el segundo del PP.

Desde que la madre de la democracia, la ETA, empezó a ejercer, y hasta este momento,

había asesinado a 797 personas, de las cuales, para no encontrar mala disposición en los

entes democráticos, lo correcto era no hablar. Y es que la consecuencia del terrorismo

Nada en común

149

era todavía más inaceptable en los meses y años posteriores al hecho, que el mismo

hecho terrorista en sí mismo. Los asesinados debían ser enterrados a escondidas,

algunos por la noche, para evitar actos “desestabilizadores de la democracia”. Cesáreo

pensaba que esto parecía un cuento, un sueño... Pero no, era una pesadilla padecida por

el pueblo español; una gangrena que iba “in crescendo” hasta ese mismo momento, y

una gangrena que selectivamente se comía las neuronas que al sistema democrático le

interesaba que fuesen eliminadas de las mentes de sus súbditos. Era, continuaba siendo,

una situación ajena por completo a una mente mínimamente inteligente.

Era el caso que, hasta la fecha, los deudos de los asesinados por el terrorismo se veían

literalmente acosados por el mundo terrorista... y por el mundo de la democracia, su

hija. Hasta tal extremo que curas y obispos adeptos al terrorismo se negaban a oficiar

una misa por los asesinados. Eran curas democráticos. Y era justamente ahora, cuando

el terrorismo había dado el segundo zarpazo a la clase política, cuando los políticos se

daban cuenta de la situación. Cesáreo también se daba cuenta de la situación: El

asesinado era de los suyos, aunque fuese militante del PP, aunque fuese miembro de la

organización que estaba asesinando España en connivencia (en muchos casos

desconocida) con el terrorismo de bomba y metralleta. Pero no cesaba de recordar que,

desde 1968, entre 797 asesinados por el terrorismo, tan sólo dos víctimas eran

democráticas.

No obstante, todavía los políticos en Vascogadas no se cuestionaban en serio que el

pueblo les pagase a ellos sólo, escoltas suficientes. Eso llegaría más adelante.

El 18 de febrero, el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ordenó el ingreso

en prisión del que había sido secretario regional de los socialistas vizcaínos, Ricardo

García Damborenea, por participar en el secuestro de Segundo Marey y el 23 de

noviembre el Congreso de los Diputados concedía autorización para el procesamiento

de José Barrionuevo Peña, Ministro del Interior entre 1982 y 1988. En la votación se

registraron 122 votos en contra de conceder el suplicatorio, pero el delito era tan

evidente que ni el señor Garzón ni el gobierno ni la oposición estimaron conveniente

dejar de proceder judicialmente. Además, teniendo en cuenta que la legislación

existente beneficia al delincuente, el asunto quedaría en un maquillaje perfecto para la

democracia.

El sistema notaba que le faltaba credibilidad. La gente empezaba a ver la democracia

como algo lejano, y se preguntaba si acaso, los enemigos del sistema, como siempre se

definió Cesáreo, tendrían algo de razón. Para evitar esas veleidades estaba actuando el

sistema de forma que daba la impresión de ajustarse a la Justicia; así, el 27 de febrero de

1995, Luis Roldan fue detenido por la policía española en el área de tránsito del

aeropuerto de Bangkok, presumiblemente entregado por las autoridades laosianas. Un

día más tarde, después de viajar a Madrid vía Roma, fue puesto a disposición de la juez

Ana Ferrer quien decretó su ingreso en prisión, y para ello eligió una cárcel de mujeres

en Brieva (Ávila) Puro teatro.

El 24 de Marzo quedó aprobada la modificación del Estatuto de los Trabajadores, donde

se perfeccionaba la legislación contra los trabajadores ya impuesta en 1980. En el

artículo 1º del mismo se abre la veda de “las personas contratadas para ser cedidas a

empresas usuarias por empresas de trabajo temporal legalmente constituidas”, y tienen

Nada en común

150

el detalle de dejar al margen “Los trabajos realizados a título de amistad, benevolencia o

buena vecindad”.

En su artículo 3 afirma que el contrato de trabajo no puede establecer condiciones

menos favorables a las existentes en otros convenios colectivos. Cesáreo no dejaba de

sonreír ante esta afirmación, porque los contratos preexistentes habían desaparecido,

habiendo aparecido en su lugar una legislación que sólo nominalmente defendía al

trabajador.

En este teatro, el 19 de abril ETA intentó asesinar al Presidente del Partido Popular,

José María Aznar, con un coche bomba cargado con 40 kilos de explosivos, del que

salió ileso gracias al blindaje del vehículo. Cesáreo siempre estuvo convencido que el

atentado estuvo organizado por los amos del cotarro a fin y efecto de conseguir un

cambio de partido en el gobierno que aparecía como imprescindible para la subsistencia

del sistema. Efectivamente, saldría elegido presidente del gobierno en las elecciones

generales (o juergas generales) del año siguiente. Algo similar ocurriría años más tarde

con un atentado más trágico: el del 11-M.

El 8 de mayo de 1995 era secuestrado José María Aldaya. Durante 341 días, en

condiciones infrahumanas estuvo perdiendo literalmente la salud hasta el 14 de abril de

1996. Casi un año sin poder salir de un diminuto agujero de tres metros de largo por uno

de ancho y 1,7 de alto, sin ventilación y casi sin luz, en el que las filtraciones de agua

eran tales que «llenaba palanganas a diario con una bayeta que me daban». Fue liberado

por sus captores, después de haber pagado su familia un rescate de unos 150 millones de

pesetas. «Tenía callos en las manos por escurrir el agua que había en aquel agujero

maldito. Me llené de postillas y granos, me estaba pudriendo», afirmó lloroso

describiendo su cautiverio mientras exclamaba: «Tuve suerte de salir vivo de allí».

Su captor, Gregorio Vicario Setién, apellidado igual que el otrora obispo de San

Sebastián que con sus curas se negaba a oficiar responsos por los asesinados por ETA

mientras lo hacían por terroristas muertos, y que sería nombrado "hijo adoptivo" de

Astigarraga, como un etarra cualquiera.

La marcha del sistema es absolutamente demoledora; así, el 11 de mayo ponían en

funcionamiento la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado, que regula la democratización

en la Administración de Justicia. A partir de este momento, la suerte del reo no

dependerá del criterio de los expertos, sino de la voluntad popular, siendo irrelevante el

hecho de que sea culpable o inocente. A partir de este momento, el asunto es cuestión

democrática; quién mejor hable; quién sea capaz de embaucar a un colectivo de

personas colocadas aleatoriamente en una situación que les supera, ese será quién se

beneficie de la justicia.

Cesáreo, ante este hecho, manifestaba que, si acaso él era llamado para tomar parte en

una pantomima de jurado popular, garantizaba que, ya que le obligarían a ejercer,

sencillamente votaría lo contrario de lo que creyese. Ahí no podrían sancionarle. La

verdad es que nunca fue llamado para participar en una mesa electoral ni en un jurado...

ni en nada que tuviese que ver con el sistema democrático. El secreto era que en la

confección de los censos, de los cuales recordaba sólo el último, que debió efectuarse en

1997 aproximadamente, se inscribió como analfabeto, con lo que obtuvo un resultado

no buscado, aunque ciertamente deseado... Que no fuese tenido en cuenta para la

Nada en común

151

constitución de una mesa electoral, de un jurado, y esas cosas inequívocamente

democráticas.

Cuestión que, por cierto, también criticó, porque no acababa de entender por qué un

analfabeto no puede constituir una mesa electoral o ser miembro de un jurado, y sin

embargo sí puede votar, cuando supuestamente, la máxima responsabilidad está

justamente en votar, y no en otras actuaciones.

En la juerga electoral de 28 de Mayo, el PP ganó las elecciones municipales y

autonómicas. El triunfo de los populares alcanza a 40 de las 50 capitales de provincia,

más Ceuta y Melilla, y a 17 de las 20 mayores ciudades. El Partido Popular

obtuvo24.653 concejales, el PSOE, 21.138; Convergencia i Unió, 4.239, e Izquierda

Unida, 3.492. Además, los populares superan al PSOE en 11 de las 13 autonomías que

renovaban parlamentos. El PP obtuvo el 35,14% de los votos, contra el 31,10% del

PSOE y el 12% de IU. El resto del porcentaje no cuenta.

El 27 de junio, un nuevo acto democrático: Desapareció Publio Cordón Munilla,

propietario del grupo asegurador Previasa y de las clínicas Quirón, cuando hacia deporte

en las inmediaciones de su domicilio de Zaragoza. Su secuestro es reivindicado por los

Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO) en una carta

enviada desde París a varios medios de comunicación. No volvería a aparecer. El asunto

es inaceptable, como inaceptable es que el grupo Quirón desarrolle su actividad

económica en campos como la eugenesia.

En Diciembre, una gran actividad terrorista con cuatro asesinatos y multitud de bombas

pone el broche final a un año especialmente democrático que termina con 15 asesinados

por el terrorismo y 49.367 niños asesinados en los centros abortistas o de exterminio al

servicio de la democracia.

1996

El 17 de enero es secuestrado por ETA, el funcionario de prisiones José Antonio Ortega

Lara, que permanecería en manos de los terroristas hasta el 1 de Julio del siguiente año,

1997, cuando fue liberado por la Guardia Civil. Utilizado políticamente por el PP, acabó

enfrentándose al brazo tonto del PSOE por discrepancias ideológicas.

El 26 de Enero, el Congreso de los Diputados concedió la nacionalidad a los

delincuentes internacionales que vinieron a España en los años treinta para combatir

junto a la tiranía, cumpliendo así la promesa realizada por Juan Negrín cuando estos

abandonaron España en 1938.

Estos delincuentes, que se hicieron famosos por asesinar a sus propios compañeros

cuando a alguno se le ocurría denunciar los desmanes provocados por los vándalos,

veían reconocida su labor 50 años después.

La situación de enfrentamiento interno en el seno de los enemigos de España empezaba

a evidenciarse. Así, el 6 de Febrero se producía el asesinato número 812 de los

terroristas, que correspondía al tercer político asesinado por ETA, y primer político

adscrito al PSOE. Su nombre: Fernando Múgica.

Nada en común

152

Esto le iba bien al sistema, ya que desde este momento podía presumir de contar con

víctimas del terrorismo entre los suyos. Cierto que ya existían dos precedentes, pero

estaban en las filas del brazo tonto, y eso daba menos caché. Otro crimen que sería

ampliamente utilizado por el sistema es el que el 14 de Febrero de este año se cometió

sobre Francisco Tomás y Valiente, a la sazón presidente del Tribunal Constitucional...

A todos los efectos democráticos, la ETA inició su actividad terrorista justamente en

estos momentos. Lo de antes.... era lo de antes.

El 3 de marzo, El Partido Popular ganó las elecciones legislativas con 156 escaños,

seguido por el PSOE que obtuvo 141; IU consiguió 21 diputados; CIU 16; PNV 5; CC

4; BNG 2; HB 2; ERC, EA y Unión Valenciana 1, cada una. Votos obtenidos, 9.425.678

(el 37,63 por ciento de los votos emitidos), lo cual con un censo electoral de 32.531.833

da un porcentaje real de voto de 28,97, algo más que la abstención, que se quedó en un

segundo puesto con el 22,62% de los votos. El PP no tenía la mayoría necesaria para

hacerse con el gobierno, pero contaba con el apoyo de los suyos, los separatistas vascos

y catalanes, que negociaron su apoyo.

Una de las funciones que debía desarrollar el nuevo gobierno de derechas era el

desmontaje de lo que quedaba del entramado económico de España. Así, el patrimonio

nacional se vio privado de Telefónica, Tabacalera, Transmediterránea, Gas Natural,

Repsol, Endesa, Aldeasa... y la parte del sistema financiero que todavía no estaba

controlado directamente por el capitalismo feroz: Argentaria. Y todo dentro de la

palabrería que convenía al sistema; así Aznar declaraba: “El Gobierno elaborará un plan

estratégico de privatizaciones presidido por los criterios de máxima transparencia,

incremento de eficacia de las empresas, mayor competencia de los sectores en que

opera, teniendo siempre en cuenta los intereses generales”. A la vista queda dónde

quedaron los intereses generales... Lo que sí quedó como cierto fue uno de los objetivos

marcados en las privatizaciones: amortizar deuda pública.

En definitiva, seguían el camino marcado, que había sido cumplido fielmente por el

gobierno socialista saliente que “no había sido parco en privatizaciones”, como señala el

libro de BBVA “ciento cincuenta años, ciento cincuenta bancos”, donde se sigue

afirmando que “la mayoría respondieron a motivos de tesorería”. En fin, todo destinado

a pagar la gran merienda de negros que se venía llevando desde 1975 y que deglutió el

46% del PIB español, que era lo que representaba la actividad de estas empresas.... ¿Y

luego, qué? Luego el endeudamiento de los hijos, de los nietos, de los tataranietos; de

los tataranietos de los tataranietos de los españoles, porque la merienda no conoce fin.

El tema del terrorismo era una cuestión que evidentemente no podía ser combatida por

el régimen que al fin y al cabo era producto de ese mismo terrorismo. Lo que sí es cierto

es que entre un segmento y otro de los enemigos que estaban desmantelando España,

había alguna disensión que se había visto de forma plausible en los últimos atentados

terroristas, consecuencia de las últimas actuaciones del estado, que no cuadraban

demasiado con lo que de él esperaban los terroristas. Es el caso que el estado ya

declaraba públicamente su incapacidad de luchar contra el terrorismo, por lo que el uno

de junio Aznar pidió en París a Chirac que destinase más policías y recursos a la lucha

contra ETA.

Nada en común

153

Curioso. Francia, que siempre había sido el santuario de los terroristas que actuaban

contra España pasaba a ocupar el primer plano en la lucha antiterrorista. El precio...en

carne.

La actitud de los políticos induciría a risa si no fuese por lo trágico del asunto. Así, el 25

de Mayo de este año entra en vigor el Código Penal aprobado por el Congreso el 8 de

noviembre de 1995, que introduce como principales novedades el "cumplimiento

efectivo" de las condenas y establece la mayoría de edad penal a los 18 años, si bien

suspende la entrada en vigor de esta medida. Acto seguido demostraron la cuadratura

del círculo. Lo que sí queda claro es que las diferencias entre los terroristas y los

políticos son estrictamente circunstanciales, de oportunidad de métodos; así, el 26 de

Junio, El Pacto de Ajuria Enea apoya el diálogo con ETA, pero ojo, de manera enérgica,

¿eh? que no se crea la ETA nada que no es. El diálogo será si libera a Ortega Lara y

alarga la tregua. ¿Actitud y declaración propia de quién?

Mientras tanto, la campaña de verano de ETA ponía en alarma a toda la población. Así,

no dudaba en estas fechas en acceder públicamente a una de las aspiraciones de la

banda: que los terroristas presos lo estuviesen en las cárceles que señalaba la ETA. El

cinco de Agosto de 1996 el gobierno cumple la primera orden recibida en este sentido,

al tiempo que el PNV exige diligencia.

Pero el Calvario de España debía conocer otros hitos; el 7 de Agosto una avalancha de

agua y barro arrasaba el camping Virgen de las Nieves de Biescas, en Huesca. Morían

22 personas y otras cien resultan heridas. Los listillos preguntaban a Cesáreo si también

la democracia era culpable de este desastre, a lo que Cesáreo respondía, sin pestañear,

que efectivamente, por permitir la ubicación de estas instalaciones en lugares que la

Naturaleza tiene prohibido.

Pero el sistema no está hecho para actuar conforme a la Naturaleza, sino conforme a

otras cosas; así el 21 de Septiembre, el príncipe pedía la libertad de Ortega Lara al

terminar su visita a La Rioja, y al día siguiente, Ardanza y Garaicoechea sugerían

diálogo y acercamiento de presos para liberar a Ortega Lara. ¿Petición? ¿diálogo?

Lógicamente, ya que las peticiones y las sugerencias de diálogo se efectúan, bien a

nuestros superiores, bien a nuestros iguales.

Tanto cariño, tanto calzón bajado hace que llegue el día 6 de noviembre, y que Aznar

admita un final dialogado si los terroristas dejaban las armas, y el 2 de diciembre el

Elipando de San Sebastián, José María Setién, afirmaba que la negociación con ETA es

el camino para la paz en el País Vasco. El 27 de diciembre, el diputado vasco del PP

Jesús María Arteaga era amenazado por ETA, dejaba el cargo y se marchaba a América.

Permanentemente la misma música y la misma letra, y el pueblo español, en la inopia.

El control social, sea como sea, lleva su marcha; la anulación de la libertad, aunque

parezca que no puede avanzar más, sigue avanzando; así, el 31 de octubre, el Congreso

aprobaba que se iniciase la tramitación del proyecto de videovigilancia. Todos nos

sentiremos más a gusto y mejor si el ojo que todo lo ve controla todos nuestros actos. La

excusa es perfecta: Se pretende controlar la acción de los delincuentes... ¿O tal vez lo

que se pretende es lanzarlos en el negocio del cine? porque lo que es perseguir el delito,

no se ha perseguido en la España democrática, donde han tenido que crearse

asociaciones para defender a las víctimas del delito. Pero bueno, ¿No se había creado el

Nada en común

154

ministerio de Justicia, con todo su entorno, con las fuerzas de seguridad... para ese

cometido? ¡Asociación para la defensa de las víctimas del delito! Como la

videovigilancia, una nueva castración de la libertad.

Cesáreo seguía llevando la vida gris que le permitía mantener a su familia a viento y

marea. A pesar de haber conseguido unos ingresos por encima de la media, las

dificultades económicas eran muy grandes, pues el castigo infligido por el sistema

democrático a la familia se incrementaba cuando ésta era numerosa, y la de Cesáreo lo

era. Cinco niños, con todo lo que comporta, y la legislación democrática recortando

derechos. Así, Cesáreo supo lo que era cobrar por el nacimiento de sus dos primeros

hijos gracias a las leyes heredadas por la democracia, y supo lo que fue la eliminación

de esas leyes y el recrudecimiento de la presión fiscal, que tenía en cuenta los ingresos

percibidos por Cesáreo, como persona física y no como unidad familiar, siendo que

había familias que, con menos hijos, o sin hijos, trabajando marido y mujer y

obteniendo ingresos superiores a los obtenidos por Cesáreo, pagaban menos a Hacienda

que Cesáreo.

Pero el nivel de injusticia en el sistema no es mayor que el nivel de estupidez, y eso se

manifestaba en multitud de situaciones, pero a Cesáreo le hacía especial gracia, porque

la veía encima de la mesa, la representada por los libros de imposición del valenciano

(por no decir de intento de erradicación del español) que el sistema opresivo imponía a

los miembros de su familia. Así, el libro “Llengua pràctica”, de editorial Marfil editado

en Alcoy este año 1996, le llamaba poderosísimamente la atención por el apellido de

dos de sus autores: Josep Martines y Caterina Martines. Curioso. Sólo eso.

El 3 de Diciembre ponían en libertad a D. Antonio Tejero Molina, hombre ejemplar,

caballero del honor. Contaba 64 años, pasó 15 años y 9 meses encarcelado por creer en

España. Jamás pidió el indulto.

El año acaba con 5 asesinados por el terrorismo y 51.002 niños asesinados en los

centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia.

1997

La labor más sucia de la democracia no había llegado a su fin todavía; por eso, la ETA

seguía siendo considerada ilegal; para poder purgar aquellos aspectos a los que el

sistema, legalmente, no puede llegar. Así, el 8 de enero de este nuevo año, es asesinado

el teniente coronel Jesús Agustín Cuesta Abril en Madrid, mientras el sistema

organizaba una gran parada teatral en la que el Tribunal Supremo citaba a los 25 jefes

de HB y les advertía que serían detenidos si no acudían, mientras Francia expulsaba de

su territorio al etarra "Josu de Mondragón", ex número 2 de ETA. Es de señalar que las

detenciones, las expulsiones, las sanciones sobre los terroristas, se producen cuando

éstos ya no son útiles a la banda.

Mientras tanto, el 16 de enero, Ortega Lara cumplía un año en manos de ETA, y

Arzalluz pedía a Aznar un gesto político con el traslado de presos. El 17 de Enero,

decenas de miles de personas se manifestaron en toda España “solicitando” la libertad

de Cosme Delclaux y de José Ortega Lara, y la policía descubría un piso de ETA en

Madrid, pero todo sin consecuencias.

Nada en común

155

El 20 de febrero, el Parlamento vasco presentaba, a Interior y a ETA, su plan sobre los

terroristas hospedados en las residencias penitenciarias donde pasaban plácidamente su

retiro tras ejecutar los más terribles asesinatos, y el día 28 del mismo mes, tras un paripé

mediático del ministro del interior, el gobierno de la anti-España autoriza a cuatro

parlamentarios a entrevistarse con el etarra Juan Lorenzo Lasa Michelena, alias

“Txikierdi”, que se encontraba preso en Alcalá Meco. Asunto que traía a malpensar a

Cesáreo, porque nunca se facilitaba la suficiente información sobre la situación de estos

criminales. Así, no acababa de comprender cómo estando encarcelado en estas fechas,

pudo ser juzgado en 2005, ocho años después, por ordenar en 1983 el atentado contra

las instalaciones del Ejército del Aire en las Bárdenas Reales (Navarra) en el que cuatro

militares resultaron heridos. Tampoco acababa de entender cómo es posible que pudiese

ser extraditado por Francia en Agosto de 2004.

No cuadra nada en la mente de Cesáreo; ni tan siquiera que Francia, el santuario del

terrorismo anti-español, sea quién ejecute las acciones contra los terroristas. Eso sí, es

quién controla la situación y llama a capítulo al ministro del ramo radicado en España

para que explique la situación y reciba instrucciones al caso.

El terrorismo de metralleta y bomba tuvo un importante desarrollo este año, y es que

algo no hacían bien los políticos; algo desagradaba a sus amos, que pagaban su rabia

sobre los súbditos comunes, mientras la familia de Ortega Lara pedía al parlamento

vasco que exigiera a ETA su liberación. Evidentemente, la familia de Ortega Lara sabía

donde elevar la voz para ser escuchada por los terroristas.

El 15 de junio, diez encapuchados atacaban la Casa del Pueblo de Portugalete con 30

personas en su interior. ¡Otro atentado terrorista contra los demócratas! Esto ya era

demasiado. Estupendo argumento puesto en manos de los históricos colaboradores del

terrorismo. Cada día podían argumentar que ellos, justamente ellos, eran las víctimas

del terrorismo.

Afortunadamente no hubo ningún herido. Los terroristas se marcan un punto de respeto

ya que no hacen daño a los demócratas, y ETA libera a Cosme Delclaux tras embolsarse

un rescate de 1.000 millones de pesetas. Todo normal, como normal era el clima de

violencia callejera, unos cuantos asesinatos, unas cuantas bombas... bien, normal.

Como normal sigue siendo la postración de España ante Europa y en concreto ante la

Gran Bretaña, que sigue insultando permanentemente con la usurpación del Peñón de

Gibraltar, mientras el uno de Julio devuelve a China, después de 156 años su colonia de

Hong Kong. Pero es que hay una diferencia entre China y España. China tiene lo que

tiene que tener.

El 1 de julio, la Guardia Civil liberaba a Ortega Lara después de permanecer 532 días

secuestrado. En el momento de su liberación "presentaba aspecto de extremo

sufrimiento y angustia con gran debilidad física", entre otras secuelas. Tras la

liberación, el portavoz del Partido Nacionalista Vasco y presidente del Gipuzko Buru

Batzar (GBB), Joseba Egibar, insinuó que José Antonio Ortega Lara realizaba «alguna

función añadida» en la prisión de Logroño al margen de sus obligaciones como

funcionario de prisiones. Declaraciones a las que el gobierno cipayo reaccionó

asegurando que prefería creer que lo que le había pasado a Egibar era que no había

Nada en común

156

sabido «expresar correctamente» sus sentimientos. Todo normal, todo suave, como

corresponde a un buen colectivo de demócratas, que tienen un objetivo claro y común.

La suerte que tienen los terroristas es la suerte que tienen los demócratas: los juzga el

juez estrella: Garzón. Muchos años de condena; muchos años... y es que la democracia

es severa, ¿eh? ¡muy severa! ¿Dónde estaban estos criminales diez años después?

Pero lo que realmente interesa a la gente, evidentemente son otras cosas de mayor nivel.

Así, el 4 de Julio, Bimenes, muy conocido en el entorno, y enclavado en un lugar

francamente privilegiado, se convierte en el primer concejo en declarar la oficialidad de

la lengua asturiana dentro de su territorio, originando una reacción en cadena entre

varios municipios asturianos. Eso, eso es lo importante y lo que tiene futuro en

democracia.

La actividad terrorista de este año es francamente espectacular. No es que otros años

pasase precisamente desapercibida o fuese de menor intensidad, sino que este año era

francamente espectacular. Bombas, asesinatos y secuestros adornaron todo el año con

sello más espectacular del sistema. Los terroristas sabían cumplir a la perfección el

papel que les demandan sus superiores en el objetivo de acabar con España, y el 12 de

Julio asesinan, como siempre de manera cobarde, pero esta vez con la emoción de haber

ido anunciándolo por minutos, a Miguel Ángel Blanco, frente al clamor del ganado

nacional por salvar su vida. Una inmensa marcha de solidaridad desbordó Bilbao, como

antes lo había hecho en toda España. Al final, todo teatro.

Miguel Ángel Blanco contabilizaba así, el cuarto político asesinado por la banda

terrorista ETA; tercero del PP.

El sistema, molesto porque los disparos de quienes en definitiva más habían hecho por

la democracia se dirigían últimamente contra algunos demócratas (con toda seguridad

los que guardaban algún resquicio de honorabilidad), acabó señalando una evidencia

que había venido siendo negada con anterioridad: El partido democrático Herri

Batasuna, era la expresión política más pura del terrorismo etarra; no la única, pero sí la

más pura.

La consecuencia, los mismos partidos políticos usaron la indignación nacional para

mostrar a quienes no eran más que sus rivales en esos momentos, que podían usar en su

favor la indignación nacional. El 14 de Julio, millones de españoles manifiestan

públicamente su dolor y su rabia en el entierro de Miguel Ángel Blanco. Pero todo

queda en eso. Los políticos y la ETA tienen suficiente.

Para continuar con el pueblo en la inopia, terminaron con la farsa de un supuesto

atentado a Juan Carlos imponiendo una cárcel que siempre resulta ficticia para los

terroristas. Treinta y siete años.... Como si les ponen treinta y siete mil. Les da

exactamente igual, y es que saben que, en democracia, también eso es mentira.

Por estas fechas, la llamada Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del

Genocidio de Paracuellos del Jarama pretendió sentar en el banquillo al histórico líder

comunista Santiago Carrillo como responsable de los fusilamientos masivos de 1936.

Garzón desestimó la querella y acusó a sus promotores de «mala fe procesal» y de

«abuso del derecho» porque, según adujo en su auto, «con el respeto que me merece la

memoria de las víctimas, no puede dejarse de llamar la atención frente a quienes abusan

Nada en común

157

del derecho a la jurisdicción para ridiculizarla y utilizarla con finalidades ajenas a las

marcadas en el artículo 117 de la Constitución Española y los artículos 1 y 2 de la Ley

Orgánica del Poder Judicial, como acontece en este caso». Pese a que en esa misma

época Garzón había ganado protagonismo con el «caso Pinochet», el juez titiritero adujo

que «los preceptos jurídicos alegados son inaplicables en el tiempo y en el espacio, en el

fondo y en la forma».

Consiguientemente desestimó el asunto. Curiosamente, en 2008, este mismo jueztitiritero

protagonizaría una de las fantasmadas más gloriosas de la por sí

fantasmagórica democracia: En plena crisis económica proyectó el gasto de una muy

importante cifra en procurar el cambio de la historia, achacando a las fuerzas nacionales

vencedoras en la rebelión contra la tiranía, allá en 1936, fosas comunes que sólo son

propias de esa misma democracia.

Más asesinatos, más bombas, más chantajes, más democracia, más mentiras de los

políticos. Esa era la realidad de España, en manos de un gobierno títere que se ponía en

brazos de sus amos para que resolviesen papeletas que les eran propias, y que llevaba

una actividad antiterrorista cuya principal acción consistió en distribuir en 17 países un

vídeo donde se mostraban los crímenes de ETA. Parece ser que se circunscribía a los 4

asesinatos cometidos contra sendos políticos, ya que hasta entonces lo que hacían era

condenar el terrorismo “venga de donde venga”, y daban el tratamiento de

“organización revolucionaria vasca” a la ETA.

Se les fue la mano, y el 23 de septiembre murieron dos terroristas en un tiroteo con

guardias civiles en Bilbao. Como consecuencia, el Gobierno vasco acusó a Interior de

romper el consenso antiterrorista con el vídeo sobre ETA. Y es que, evidentemente, los

terroristas pueden matar a quién quieran mientras quién quieran no pertenezca a la clase

política, pero la Guardia Civil, nunca puede actuar de esa manera tan antidemocrática.

Francia, los amos, entra en acción y detiene etarras, incauta arsenales y ejerce funciones

que manifiestamente han dejado de ser controladas por un gobierno títere que sólo sabe

recibir instrucciones.

En el paripé judicial seguido contra HB., el 5 de Diciembre, la policía autónoma vasca

detuvo y condujo a prisión a 19 dirigentes de HB, al tiempo que el 8 del mismo mes,

trasladaba a 15 etarras a cárceles más próximas al País Vasco, conforme a las

instrucciones emanadas de ETA, quién sigue marcando quién manda, y el día 11 asesina

al concejal del PP en Irún José Luis Caso. Pero es el caso que a este, siendo que fue el

quinto político asesinado, cuarto del PP, no se le dio la misma importancia que al

anterior político asesinado (cuarto de su particular contabilidad).

El año 1997 termina con un total de 14 asesinados por el terrorismo (dos de ellos

políticos) y 49.578 niños asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio

de la democracia.

1998

El año empieza con la veda abierta para los cazadores de ETA. La especie perseguida

parece incomodar a los políticos, ya que, cosa rara, les toca a ellos. Esta circunstancia, a

Nada en común

158

los ojos de Cesáreo, ennoblecía a los asesinados, que de forma casi automática

quedaban excluidos del estigma que lleva consigo el adjetivo “político”, pero ponía

nerviosa a la clase que vivía tranquila mientras condenaba el terrorismo “viniera de

donde viniera”, y es que ahora, se daban cuenta de dónde venía.

Así, el 9 de enero era asesinado el concejal del PP en Zarauz José Ignacio

Iruretagoyena. Era el sexto político asesinado, quinto del PP, y el día 29 del mismo mes

eran asesinados en Sevilla a tiros Alberto Jiménez Becerril, concejal del PP (el séptimo

político asesinado, sexto del PP), y Ascensión García Ortiz, su esposa. Y es que el brazo

tonto del PSOE está para estos menesteres, naturalmente.

Se redactó la nueva Ley del IRPF de 1998, con la que la diferencia entre la protección

económica de las familias de clase media y alta y las de condición más modesta se

ampliaba. En efecto, tras la puesta en vigor de la nueva ley, las familias obligadas a

declarar tenían una desgravación de la base imponible de 200.000 pesetas para el primer

y segundo hijos y de 300.000 pesetas para el tercer y posteriores hijos, con una prima de

50.000 pesetas para los hijos de menos de 3 años y de 25.000 para aquellos que tenían

entre 3 y 16 años. Aun teniendo en cuenta la reciente subida de las prestaciones

familiares por hijo a cargo, el tratamiento de los declarantes del IRPF era más favorable,

ya sea porque los beneficios fiscales de las desgravaciones pueden ser superiores en el

caso de las familias con rentas más elevadas, porque su importe varía con arreglo al

rango y a la edad del hijo y porque pueden ser alegadas para hijos solteros dependientes

de hasta 25 años, mientras que sólo son causantes de los subsidios familiares los hijos

de hasta 18 años, recibiendo todos ellos la misma prestación independientemente de su

rango. Este conjunto de circunstancias contradice el mismo espíritu de la reforma de

1990 de favorecer a las familias más pobres dedicándoles mayores recursos.

Pero, si se quiere entender cabalmente el sistema de apoyo económico a la familia, debe

tenerse en cuenta que, en España, éste no pasa tanto a través del pago de asignaciones o

de la aplicación de desgravaciones por hijos a cargo, sino sobre todo a través de otras

transferencias que nominalmente no tienen carácter familiar. Básicamente son las

desgravaciones por adquisición de vivienda, que benefician especialmente a los

contribuyentes con rentas medias y altas, y a la prestación y subsidio por desempleo,

cuyos perceptores son trabajadores fijos en paro.

El 26 de febrero de 1998, cuatro años después del comienzo del escándalo, Roldán fue

sentenciado a 28 años de cárcel por los delitos de malversación, estafa, cohecho y cinco

delitos contra la hacienda pública. Además, la Audiencia Provincial de Madrid le

impuso una multa de 1.600 millones de pesetas y le condenó al pago de dos

indemnizaciones al Estado por valor de 578 y 957 millones de pesetas. El 21 de

diciembre 1999, el Tribunal Supremo aumentó de 28 a 31 años de cárcel la pena que la

Audiencia de Madrid le impuso el año anterior.

Cesáreo se preguntaba que para qué hacían tantísimo teatro, con lo caro que va el

atrezzo y lo que cobran los actores... Total, estos sinvergüenzas, como los terroristas

condenados a miles de años, estaban en la calle a los pocos años, tan contentos. Y ya lo

dice el refrán: El muerto al hoyo (el pueblo español y cada uno de sus miembros), y el

vivo al bollo (políticos y terroristas al alimón).

Nada en común

159

Por otra parte, Cesáreo tenía otros problemas. Eran de carácter laboral. Su situación en

el Banco de Alicante había llegado a extremos que no estaba dispuesto aguantar más.

Los malos modos de su Jefe de Zona le llevaron a plantarse definitivamente y a

denunciar el contrato de cesión de servicios que firmó en 1993, y puso como excusa la

desaparición del Banco Exterior de España, entidad cedente, que en esas fechas pasaba

a integrarse dentro de la nueva “Argentaria”.

Su jefe de zona, con quién había llegado a una situación insostenible, le propició una

inspección, que tuvo un resultado muy satisfactorio para los intereses de Cesáreo, quién

desde ese momento pasó a adoptar una actitud pasiva que le llevó a no ejercer ninguna

acción comercial, quedándose en el despacho, leyendo lo que más le gustaba: Historia, y

en concreto “Vida de los Césares”, de Suetonio, que le fue obsequiada por sus

compañeros de oficina.

Los sindicatos, a los que jamás recurrió Cesáreo, propalaron alguna historia que nunca

llegó a conocer. Tal era el interés que sentía por lo que pudieran decir estos parásitos.

Finalmente, en Octubre dieron el visto bueno para la vuelta a Banco Exterior, pero no le

dieron la oficina que pretendía. No obstante, calló y marchó a la Oficina de Onda, que

estaba en una situación pobrísima, sin negocio, no fuese que el Banco acabase

ejecutando el contrato conforme estaba firmado y que comprometía a Cesáreo a

reincorporarse en Mataró, lo que, dada la situación familiar hubiese significado un grave

problema.

En otro ámbito, las cosas se ponían francamente feas para los militantes del brazo tonto

del PSOE; así, el 6 de mayo era asesinado en Pamplona Tomás Caballero, concejal de

UPN. (octavo político asesinado, séptimo del PP). Para celebrarlo, el 25 de mayo es

excarcelado el dirigente de HB Jon Idígoras, principio de lo que acabará siendo una

anulación de la sentencia contra HB, que tendría lugar el siguiente año, durante el mes

de Julio, y el 25 de junio era asesinado en Rentería Manuel Zamarreño, que sustituyó a

otro concejal del PP asesinado. (noveno político asesinado, octavo del PP).

Tal era la inseguridad física en que estaban incurriendo los miembros del PP que se

asemejaba a la inseguridad física de los españoles; así, el 3 de julio, Mayor Oreja y

Atutxa pactan reforzar la seguridad de los ediles del PP vasco, y es que los políticos no

pueden darse la espalda de verdad. Los jefes se estaban pasando, y había que protegerse.

Lo de reforzar la seguridad del pueblo español, que llevaba ya sufridos unos cuantos

atentados más que, en muertos sobre el asfalto, llevan una proporción de 100 a 1 con

relación a los políticos, puede esperar. Pero claro, un político vale mucho más que 100

españoles. En cualquier caso, curioso, muy curioso. Estamos en el año 1998. Hasta

entonces no habían necesitado escolta los políticos. Total, sólo moría asesinada gente

del pueblo, guardias civiles y tal... que para eso estaban, naturalmente.

El 29 julio 1998 el Tribunal Supremo condena a 13 años a José Barrionuevo y Rafael

Vera por el secuestro, a manos de los GAL, de Segundo Marey. En 2011 ya hacía

lustros que estaban en la calle estos personajes.

El dos de septiembre de 1998, la sopa de letras AB, PNV, HB y EA, IU, BATZARRE,

ZUTIK, ELA, LAB, ENHE, ESK-CUIS, STEE-EILAS, EZKER SINDIKALA

(IZQUIERDA SINDICAL), HIRU, GOGOA, AMNISTIARES ALDEKO

BATZORDEAK (GESTORAS PRO-AMNISTIA), SENIDEAK, BAKEA ORAIN,

Nada en común

160

ELKARRI, EGIZAN, HERRIA 2000 ELIZA, GERNIKA BATZORDEA,

AUTODETERMINAZIOAREN BILTZARRAK/SOCIEDAD A FAVOR DE LA

AUTODETEMINACION sellaron un acuerdo en el que anunciaban su compromiso de

iniciar un proceso de negociación y diálogo para solucionar el “conflicto vasco”, y el 16

del mismo mes, ETA anunciaba un alto el fuego "total, unilateral e indefinido" que se

prolongaría hasta el 28 de noviembre de 1999, al tiempo que Aznar prometía ser

generoso si se afianzaba la tregua, iniciando a partir de ese momento una serie de

actuaciones que permitieron a ETA afirmar por TV, en concreto en la BBC, que no

tenía que pedir perdón por sus 800 asesinatos.

Como contrapartida, y para acallar a los desestabilizadores, anunciaron indemnizaciones

para las víctimas; para las mismas que el sistema obligaba a vivir la clandestinidad.

Todo se compra. Las fechas corren como la pólvora; así, el 3 de noviembre Aznar

anunciaba el inicio de contactos directos con el entorno de ETA; el 10 el Congreso

pedía por unanimidad medidas a favor de los presos de ETA, mientras guardias civiles y

policías protegían a los ediles del PP que se quedaban sin escolta de la Ertzaintza. Tras

varias concesiones por parte del gobierno, el 21 de diciembre ETA comunicaba que

aceptaba negociar y que mantenía la tregua indefinida. El 24 de diciembre el Rey

abogaba por el "diálogo y la justicia" tras la tregua de ETA en su mensaje navideño.

Y es que el maridaje entre ETA y los otros enemigos de España volvía a sus mejores

tiempos, al menos eso parecía.

Este año 1998 acumuló 6 asesinados por el terrorismo (cuatro de ellos políticos del PP)

y 53.847 niños asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la

democracia.

1999

El 1 de Enero España se incorporó al Euro. De esta manera, se iniciaba la tercera y

última fase de la Unión Monetaria Europea, al ceder los países miembros sus

respectivas políticas monetarias al Banco Central Europeo. España reconocía su

dependencia de Europa. Europa estaba feliz; había conseguido doblegar a quién durante

siglos impidió la hegemonía del genocidio que implantaron allí donde hollaron sus pies.

En este mismo orden de postración nacional, que es más reiterativo que reiterativo

pueda ser su recuerdo, el 5 de enero, los miembros de la Mesa Nacional de HB se

niegan a aceptar el tercer grado y exigen su libertad. Y puestos a analizar, hicieron bien.

Si no hay autoridad que impida las felonías, ¿qué impide que el felón convierta su

pecado en virtud? ¿Por qué van a ser ellos menos que los otros parásitos, si el parasitado

es él mismo? Además, esta postura fue revalidada por el rey el día 7, cuando en la

Pascua Militar manifestó su deseo de que continuasen las negociaciones con ETA.

Reforzando esta postura apoyada por todos, el 21 de enero fue elegido representante de

EH en la comisión vasca de Derechos Humanos el terrorista Josu Ternera.

Evidentemente es un cargo pintiparado para un demócrata de esa categoría. En eso

nadie dudaba.

Al gobierno sólo le quedaba quejarse porque pasaban los días y ETA no designaba

interlocutores, pero todos estaban por la labor y así, EH anunció que condenaría todo

Nada en común

161

tipo de violencias cuando comenzase el “proceso de negociación”. ¡qué ecuánimes! El

“proceso” llevaba su marcha, y como la voluntad del gobierno era contentar a todos, el

9 de Abril anuncia el precio que cobrarán las familias víctimas del terrorismo por cada

canal aportado: 21 millones de pesetas, medida que sería aprobada el 16 de septiembre

por el Pleno del Congreso. Buen precio para la carne, máxime si se tiene en cuenta que

el 14 de Enero, los nacionalistas vetaron una comisión sobre las víctimas del terrorismo

en el Parlamento vasco. Eso sí, también requieren compensación en ese sentido los

terroristas, por lo que se llama amistosamente a más de trescientos terroristas que se

encontraban huidos de España al tiempo que se excarcela a más de cien, y el juez

impone 71 años de prisión al general Galindo, por su responsabilidad en el terrorismo

de estado llevado a cabo por el GAL.

Pero llegados a este punto, el 26 de agosto ETA anunciaba que suspendía, por el

momento, los contactos directos con el Gobierno, alegando que había falta de

discreción, mientras el 7 de septiembre el Gobierno acercaba al País Vasco a 105 presos

de ETA tras un año de tregua. Todo, por supuesto, en beneficio de España. Es

manifiesto.

La energía del gobierno democrático es también manifiesta... no hará más gestos hasta

que ETA acelere el proceso de paz. ¡Resulta que sólo eran gestos! ¡vade retro!

El 1 de octubre el Gobierno francés entregaba a la Audiencia Nacional el documento

que refleja el pacto secreto firmado entre ETA, el PNV y EA. El PNV admite que

mantiene contactos con ETA, pero niega pactos firmados...

Finalmente, el 28 de noviembre, y una vez conseguidos los objetivos marcados, ETA

puso fin a 14 meses de tregua. Interior ordenaba intensificar la vigilancia y las medidas

de seguridad tras el anuncio etarra mientras el PNV proponía la creación de un Estado

vasco para que ETA alargase la tregua.

Algunos pocos procuraban mantener un poco de dignidad y se enfrentaban al sistema,

ya en su versión de gobierno, ya en su versión etarra, y es en estas situaciones cuando el

sistema muestra, hasta en sus organismos, sus formas democráticas; así la Dirección

general de Relaciones Informativas y Sociales, dependiente del Ministerio del Interior,

el 5 de Junio de este año titula en su página los enfrentamientos habidos entre

estudiantes de ideología patriótica y separatistas como sigue: Batalla campal en

Pamplona entre ultras y radicales de EH. El tratamiento peyorativo dado a los “ultras”,

no parece equipararse con el de “radicales de EH”. Al cabo, es comprensible que los

demócratas defiendan a los suyos y ataquen por todos los medios a quienes defienden a

España.

Los aficionados a la Cábala, y hasta los escépticos no dejaron de asombrarse de un

hecho: el 6 de febrero, un total de 666 ediles creaban una asamblea de municipios para

defender la "nación de Euskal Herria". Pura casualidad de cifras, ¡seguro!

El PP gana las elecciones del 13 de Junio, municipales, autonómicas y europeas. En los

comicios locales el Partido Popular obtiene 24.625 concejales, frente a los 21.907

conseguidos por el PSOE, los 4.086 de CIU y los 2.297 alcanzados por IU. El PP

obtiene la victoria en cuatro comunidades autónomas, el PSOE en tres y Coalición

Nada en común

162

Canaria en una. Pero la primera fuerza política fue, sin lugar a dudas, la abstención, con

el 36% de los votos.

Y este año, como sea que la principal característica del sistema, además del terrorismo,

la barbarie, la suciedad, la incultura, la perfidia, la extorsión y la falta de libertad, es el

jolgorio, celebraban el fin del milenio. En fin... propio de estúpidos. La única razón

aducida para justificar la celebración: que ya no figuraba el uno como principio del año

entrante... Pero la realidad, como siempre iba por otra parte. Cada milenio tiene mil

años, y no 999, por mucho que aparezca un nuevo guarismo. ¿O es que acaso el primer

milenio tuvo sólo 999 años, y el segundo, sin embargo abarcó del año 1000 al año

1999? En fin, lógica democrática que no era entendida por Cesáreo, que no podía

creerse, por otra parte, que esta contabilidad fuese llevada conforme se llevaba en la

antigüedad, y que permite, entre otras cosas rezar “y al tercer día resucitó de entre los

muertos”, siendo que fue crucificado el viernes y resucitó el domingo. Pero es que en la

antigüedad se contaba como primer día el día de autos... Culturilla que no demuestran

tener los demócratas.

El año, con la tregua que gobierno y ETA dieron, no se cobró ninguna víctima del

terrorismo. Evidentemente, el gobierno estaba satisfecho ya que podía considerarse sólo

en la consecución de estos objetivos: 58.399 niños fueron asesinados este año en los

centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia.

2000

La merienda de negros de los políticos determinó directamente el destino de Cesáreo,

que con la fusión por absorción de Argentaria por parte del BBV, vio cómo se aceleraba

la resolución de su situación profesional.

Estaba de director de la oficina de Onda. En aquel momento tenía 46 años, una

calificación profesional que contaba con muchas otras personas en su misma situación,

con una duplicidad de oficinas que requería la eliminación de un importante número de

puestos, y con un sueldo por encima de la media, obtenido gracias a la movilidad de que

había sido objeto. La cuestión estaba clara: Debía ser eliminado. Todo era cuestión de

tiempo; de poco tiempo.

De momento le asignaron la oficina de empresas de Villareal, lo que le ocasionó una

gran alegría, pues era un objetivo acariciado desde hacía años... Pero en Villareal se

concentraron dos oficinas de empresas: la proveniente de BBV y la proveniente de

Argentaria. Situación por demás ilógica que tuvo una evolución negativa para Cesáreo,

que fue sufriendo un día la retirada de un empleado; otro día la retirada de una gran

empresa, en un círculo sin fin que acabó dejándolo solo en el despacho de la oficina, sin

empleados y prácticamente sin negocio. A los pocos meses de haber recalado en ella, la

que era principal oficina de empresas pasó ser nada.

En esta situación, deprimido, llegó un día a casa y se sentó frente al televisor (cosa

extraña en quién se jactaba de no ver la televisión). Cambiando de canales decidió

finalmente ver un vídeo: “El último emperador”, que acabó deprimiéndolo todavía más,

pues con el transcurso de la película acabó identificando su situación con la del último

emperador de la China, Xuantong. Solo en una oficina sin negocio y sin empleados.

Terrible.

Nada en común

163

Al día siguiente marchó a Valencia para tratar de su situación, ya absolutamente

insostenible. Allí le ofrecieron formar parte del equipo de control de riesgos de la

Dirección Regional, destino que aceptó y acabó disfrutando, pues realizaba labores que

le resultaban sumamente cómodas, si bien se veía obligado a viajar a diario, pero eso

tampoco le importaba, porque en el tren leía y escribía a placer. No perdía el tiempo y

realizaba una labor sin compromisos, y para colmo estaba bien considerado. No le

hubiese importado seguir en este cometido hasta que lo hubiesen jubilado.

Pero otras cosas pasaron este año último del milenio; el 5 de enero, el Ministerio del

Interior avisó a dos políticos y varios policías de que eran objetivo de ETA. La policía

detenía en Bilbao a Francisco Javier Cano Arce al que acusaba de ser un miembro no

fichado de ETA, miembro de la agrupación de Peñas del Atlético Club de Bilbao, al

tiempo que el 6 de enero, un informe elaborado por el Ministerio del Interior sobre los

actos de violencia callejera, señalaba que a lo largo de 1999 hubo 390 actos de

terrorismo “de baja intensidad” en el País Vasco y en Navarra.

Todo no iban a ser malas noticias; así, el 13 de Enero la Iglesia conoció una gran

alegría: el Elipando José María Setién dejaba de hostigar a la Iglesia y a España desde

su condición de Obispo de San Sebastián. Un individuo que, ya en 2007 declaraba al

periódico El País, en una entrevista en la que manifiestamente quedaba como adalid del

terrorismo: “yo no vine en 1972 al obispado de San Sebastián para ser un obispo contra

ETA. Vine sabiendo que ETA estaba aquí y que tenía que situarme ante ETA.”, seguía

diciendo: “Defiendo una pluralidad nacional vasca para que se pueda convivir en paz.

Yo no quiero para Euskadi la unicidad del modelo soberanista de la llamada

nacionalidad española. ¿España es una nación? Se afirma la unidad española y a partir

de esa unidad se legitima una soberanía, que se impone por objetivo defender la unidad

española. ¿Quién se traga eso?”

El 5 de Febrero, un inmigrante marroquí asesinó a Encarnación López. Tras el funeral

por el alma de la víctima, miles de personas se enfrentaron violentamente a los

inmigrantes marroquíes, que imponen su ley allí donde van y se atrevían a amenazar a

los naturales. Era la explosión de algo que se veía venir y que, milagrosamente, no se

generalizó.

Lo curioso del caso es que los marroquíes ocupan puestos de trabajo que no son

ocupados por trabajadores españoles, pero ¿por qué sucede esto? No porque no exista

mano de obra nacional, que existe, sino porque esos trabajadores españoles sin trabajo

son mantenidos en la sopa boba del PER. Cobran por no trabajar, y esto interesa

sobremanera a los amos del sistema. En una palabra: el sistema fomenta la existencia

del vago, y a cambio obtiene los votos que le mantienen en el machito.

El 12 de Marzo, el PP obtuvo la mayoría absoluta en las elecciones legislativas,

renovando así su mandato por otros cuatro años. En estas elecciones tenían derecho a

voto 33.036.260 personas, de los que el PSOE obtuvo 7.918.752 votos (34,16 por

ciento de los votos emitidos) y 125 diputados, resultado que llevó a la dimisión del

entones secretario general del PSOE, Joaquín Almunia. La abstención fue el 44,24%.

Nada en común

164

La dimisión de Almunia auparía a la cabeza del PSOE a quién con el tiempo acabaría

siendo reconocido como el memo mayor del reino: José Luis Rodríguez Zapatero, el 22

de Julio siguiente.

La normalidad democrática es manifiesta. Tan es así que se hizo pública la noticia de que

grandes bancos habían concedido “créditos irregulares” al llamado Movimiento Nacional de

Liberación Vasco (MLNV). Estamos en normalidad democrática. Otra cuestión sería que

créditos similares hubiesen sido concedido a organizaciones legales patrióticas. Eso hubiese

entrado de lleno en lo inadmisible. Cesáreo lo comprendía, así como que no se hiciesen

públicos los nombres de las entidades inmersas en tan democrática labor.

Pero el pueblo no tenía de qué preocuparse; ya lo hacían los demás por él. Así, la

televisión daba una vuelta más de tuerca en la porción de cloaca que manejaba, y el 24

de Abril, con gran despliegue informativo, ponía en antena Gran Hermano, al frente del

cual estaba una periodista, pelotilla anal del sistema: Mercedes Milá.

Y en el asunto del terrorismo... El asunto de los GAL, grupo terrorista al servicio directo

del gobierno, había sido desmantelado por chapuzas, y al sistema no le quedaba otra

opción que encarcelar a los responsables del mismo. Primero fue Barrionuevo,

Sancristóbal, Vera, García Damborenea... y ahora les tocaba el turno al ex gobernador

civil de Guipúzcoa, Julen Elorriaga, y al general Enrique Rodríguez Galindo... Pero

Felipe González salió de rositas... Curioso... No tenía nada que ver con la chapuza.

El 4 de Junio, ETA asesinaba de un tiro en la cabeza al concejal del PP de Durango

Jesús María Pedrosa (décimo político asesinado, noveno del PP), de 57 años, afiliado al

sindicato nacionalista ELA; el 15 del mismo mes, al concejal del PP José María

Carpena (decimoprimer político asesinado y décimo del PP), y el 29 de Julio al ex

gobernador socialista Juan María Jáuregui (decimosegundo político asesinado y

segundo del PSOE), el 29 de Agosto al concejal del PP Manuel Indiano, independiente

en la lista popular (decimotercer político asesinado y decimoprimero del PP), el 21 de

Septiembre le llegaba el turno al concejal del PP en el Ayuntamiento de San Adrián del

Besos José Luis Ruiz Casado, de 42 años (decimocuarto político asesinado, y

decimosegundo del PP).

Estaba visto que la refriega entre bandas ponía en peligro, no la vida de las personas,

que eso, ya había quedado demostrado con 837 asesinatos, no importaba al sistema, que

condenaba el terrorismo viniera de donde viniera, sino la vida de los propios políticos, y

¡hasta ahí podíamos llegar! Ahora acabaron descubriendo de dónde venía el terrorismo.

¡Qué maravillas produce que le pisen a uno el callo!

Estaban tan preocupados los políticos por el hecho de contabilizar catorce bajas en sus

filas que el 27 de septiembre acabaron por rendir un homenaje a las víctimas del

terrorismo en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso, donde su presidenta, Luisa

Fernanda Rudi; la presidenta del Parlamento Europeo, Nicole Fontaine y el jefe del

Gobierno, José María Aznar, impusieron a 254 familiares la Gran Cruz de la Real Orden

de Reconocimiento Civil. ¡Qué nivel!

Pero el brazo armado del sistema estaba dispuesto a que los políticos pudiesen seguir

condecorando a más gente; así, el 9 de octubre asesinaba en Granada de un tiro en la

nuca al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Luis Portero,

Nada en común

165

y el 21 de Noviembre al ex ministro socialista Ernest Lluch (decimoquinto político

asesinado, y tercero del PSOE).

La preocupación de los políticos comenzaba a ser máxima; así, el 1 de diciembre, los

ministros del Interior de la UE declaraban que ETA era una amenaza para toda Europa.

El 14 de diciembre era asesinado Francisco Cano Consuegra, concejal del PP en

Viladecavalls (decimosexto político asesinado, y decimotercero del PP).

Ana Conejo Pérez, hija de una víctima de ETA declaraba: "Mi madre me dijo que

habían matado a mi padre. No tuve ayudas de psicólogos ni especialistas, sólo me

dieron un valium". "Lo peor de todo fue pasar de la noche a la mañana de tener un padre

muy cariñoso con nosotras a no tenerlo".

¿Y qué se pensaba ésta mujer? Su padre no era político. Hombre, ¡que todavía hay

clases!

El año terminó con 20 asesinados por el terrorismo (13 españoles y siete políticos, y

63756 niños asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la

democracia. En Vascongadas se registraron 534 acciones de terrorismo “de baja

intensidad”.

2001

El Opus Dei seguía intentando captar a Cesáreo. Ya eran varios años que había eludido

la cuestión, pero en estas fechas fue puesto contra la espada y la pared. No había motivo

alguno para que eludiese el compromiso, y con toda la alegría del mundo pidió el

ingreso en la organización, porque eso sí, los métodos son tan sutiles que es el candidato

quién solicita el ingreso y debe someterse a pruebas previas antes de ser aceptado.

Tras escribir la famosa carta al “padre”, llegaron las charlas de adoctrinamiento y de

manifestación de sus sentimientos por parte de Cesáreo; algo que no le resultaba

extraño, pues siempre fue claro en la exposición de sus pensamientos.

En este ínterin fue animado a desarrollar su vena literaria, y justamente ésta sería la que,

finalmente, le vetaría la entrada en la organización, cuando, sin dudar, comenzó a lanzar

sus dardos literarios contra tirios y troyanos.

Por si eso fuera poco, manifestó su postura favorable para reimplantar la pena de muerte

contra el terrorismo, el infanticidio y la traición ala Patria, y confirmó que, llegado el

caso, no salvaría la papeleta a ningún culpable por mucho que fuese de la Obra. El

resultado fue que le invitaron a salir por donde había entrado. A Cesáreo le quedó cara

de tonto.

El 13 de enero, la Iglesia vasca y Navarra pedía a ETA que dejase de matar en un acto

que congregó a 50.000 personas en Vitoria. Llamaba la atención este acto, y es que

durante largos años los políticos han dejado tranquila a la Iglesia porque sus ministros

han convivido en extraño maridaje con quienes en cada momento han detentado el

poder, llegando a unas situaciones que inexorablemente han confundido a los fieles,

haciendo que unos se alejasen de la fe y otros, inducidos por la confusión en que se

Nada en común

166

encontraban inmersos adoptasen posturas socio-políticas que nada tienen que ver con la

doctrina de Cristo, cuando no le son manifiestamente contrarias.

Cesáreo pedía que, de una manera decidida, los pastores marcasen las pautas a seguir

por los fieles. Y decía estas cosas porque en esas fechas eran permanentes los ataques de

los políticos a los obispos, y el motivo no era otro que los obispos habían puesto los

puntos sobre las íes en algunos capítulos de la vida civil, con lo que señalaban que

habían encontrado el camino y empezaban a cumplir con su obligación.

Los políticos están interesados en una Iglesia que calle, que se desentienda de los

problemas sociales y humanos creados por los políticos como consecuencia de su

icompetencia o de su mala fe. ¿Que se degenera la vida social con la proliferación de

todo tipo de inmoralidades a todos los niveles (aceite de colza, vacas locas, aborto,

especulaciones atroces, corrupción a todos los niveles, pornografía, prostitución,

suciedad televisiva y en general informativa, movida, droga, indigencia...)? Si la Iglesia

calla, cumple con la obligación impuesta por el sistema, y la paz (y el miedo, y la

desidia...) reina en la sociedad. No hay problema. Pero si algún pastor tiene la

desfachatez de criticar en alta voz las barbaridades que los políticos nos hacen tragar

como derechos conseguidos por nosotros mismos, entonces sale a flor de piel la

verdadera cara de los quema frailes.

Y es que debemos tener en cuenta que los quema frailes no serían tales si en su

momento los frailes quemados hubiesen aceptado los postulados anticristianos e

inhumanos que los políticos de hoy nos están haciendo tragar como paradigma de la

justicia y de la libertad.

En aquel momento, ese paradigma consistía en reconocer a las parejas de hecho y a las

parejas contra-natura (Vg..:homosexuales) los mismos derechos que a los matrimonios.

Pero esa sólo era (y es) una esquina del problema; ¿otra esquina? El 15 de Enero se

hacía pública una encuesta en la que quedaba patente que sólo un tercio de los jóvenes

vascos se creía libre para hablar de política, según el informe "Juventud Vasca 2000"

hecho público por el Gobierno Vasco. ¿Y los otros dos tercios? ¿y el resto de la

población española?

Los políticos se creen el ombligo del mundo; la fuente del derecho y de la verdad, hasta

el extremo de que el 26 de enero de éste mismo año, el Subsecretario de Asuntos

Exteriores convocó al Nuncio del Vaticano en España para manifestarle el malestar del

Gobierno por las críticas del Papa Juan Pablo II a las restricciones a la libertad religiosa,

vertidas durante la "Visita ad Limina" de los obispos españoles. Sencillamente

impresionante.

No obstante, algo daba la sensación de moverse. Tras cerca de novecientos asesinatos a

las espaldas de los terroristas, los donostiarras, finalmente, se atrevían a convocar una

manifestación de repulsa a ETA. Sucedió el día 27 de Enero, y se congregó en San

Sebastián a varios miles de personas, entre ellas los principales representantes

institucionales y de todos los partidos democráticos y los sindicatos... Para hacerse la

foto, naturalmente. Es que, el hecho de llevar contabilizados 16 políticos muertos en las

mismas condiciones que novecientos españoles, parece que les “picaba”. Parece ser que

por eso, y sólo por eso, llegó a convocarse la concentración.... Silenciosa, por supuesto.

Nada en común

167

Y fue más allá el asunto, ya que pocos días después, el 7 de Febrero, el comisario de

Derechos Humanos del Consejo de Europa, Álvaro Gil-Robles, calificaba de "atroz" la

situación en la que “vive parte de los ciudadanos vascos, cuya libertad está restringida

por el terrorismo etarra”.

Los obispos no dejaban de reconocer en las parejas de hecho sino una aberración. Los

invertidos, como los políticos, dicen que es inaceptable hacer prevalecer los

mandamientos de la ley de Dios sobre la constitución que nos han dado a nosotros

mismos. Los cristianos siguen sin norte.

Ninguna ley ordinaria puede sobreponerse a la Ley Natural; por principio. Ninguna

tiranía, por muy democrática que sea puede prevalecer sobre la Justicia. Y si así sucede,

a los cristianos no nos queda más que recordar la máxima agustiniana que afirma la

justificación de toda rebelión contra el tirano…

El colectivo de invertidos proclamaba que la iniciativa de los obispos era

antidemocrática… ¿Y qué? Lo importante es que la iniciativa de los obispos sea

cristiana. ¿Lo es?… pues amén. Lo que debían plantearse los obispos es si tantas y

tantas cosas malas ejecutadas contra las personas, aquí y ahora por el sistema,

democrático o no, son acreedoras de su atención y de su condena directa y sin

paliativos.

Los cristianos seguimos sedientos de directrices. Con ellas serían innecesarias las

amenazas dirigidas a algún partido sobre encaminar la intención de voto; sencillamente

porque, quizás, en ese momento los cristianos sentirían por las urnas el mismo respeto

que siente Cesáreo... y sabrían sobradamente dónde poner su voto.

En esas fechas no era la primera vez que alguien plenamente identificado con el

sistema, espetó a Cesáreo que las dificultades que sufría como consecuencia de tener

cinco hijos eran pura y estrictamente problema suyo, ya que él, bajo su libre albedrío

había preferido estar en esa situación.

Eso, en el mejor de los casos, porque en alguna ocasión le habían insinuado, e incluso

aconsejado abiertamente el asesinato de alguno de sus hijos en su etapa de gestación. En

otra ocasión, en un centro de planificación familiar le enseñaron las más sencillas de sus

desfachateces: condones y d.i.u.

Cesáreo, efectivamente era libre a pesar de los pesares, a pesar de las trabas de todo tipo

(económicas, sociales, laborales, educativas…) que el sistema imperante le ha impuesto

cada día y en cada circunstancia.

El sistema exige que los padres se “liberen” de la obligación de educar, pero esa

exigencia tiene otro resultado de extrema importancia para el sistema: también libera

una fuerza de trabajo que inmediatamente provoca un exceso de mano de obra que es

hábilmente manejada por el propio sistema para reducir las remuneraciones que antes

podía tener un solo miembro de la familia, exigiendo que para alcanzar ese nivel, sean

los dos miembros del matrimonio los que se vean forzados a vender su fuerza de

trabajo, y a dejar un poco de lado la atención de lo que es más importante: la familia.

Nada en común

168

Consecuencia de todo ello es la baja natalidad; la ruptura de las familias… el descalabro

de la sociedad.

Pero, ¿qué sucedería si los padres de familia numerosa insuflasen en sus hijos la idea de

que cuando ellos sean fuerza productiva se nieguen a colaborar con las instituciones

públicas que cuando han sido requeridas les han dado la espalda? ¿Tal vez serían

acusados de insolidarios? Pues si tal sucede será la confirmación de quienes afirmaban

que las dificultades que sufren las familias numerosas son sólo su problema. Tal vez

cuando ellos necesiten la colaboración de gente joven entiendan que ese “es su

problema”, y no pretenderán ser ayudados por quienes ellos han perseguido.

Pero esa era una cuestión que ni preocupaba ni preocupa a los políticos, cuya principal

preocupación es asegurar sus propios ingresos y garantizar su seguridad. Así, y sólo

cuando alguno de ellos acabó engrosando el número de los asesinados, se plantearon

alguna medida antiterrorista; sólo entonces llegaron a firmar un pacto antiterrorista...

Las víctimas seguían otro curso; así, la plataforma ¡Basta Ya! comenzó a estudiar la

responsabilidad penal que pudiera desprenderse de las amenazas contenidas en una serie

de carteles aparecidos en las tres capitales vascas y firmados por la organización juvenil

de ETA, Haika, en los que aparecían posibles objetivos de ETA. Pero eso no

preocupaba a los terroristas, que el 22 de febrero asesinaba a dos trabajadores más:

Ángel Santos Larrañaga y Josu Leonet.

Era tal la preocupación de los políticos por el terrorismo en estas fechas, que el 7 de

marzo, la Familia Real recibió en audiencia a la junta directiva de la Asociación

Víctimas del Terrorismo horas después de que el monarca expresara "el firme apoyo del

Estado" a todas las personas que ven amenazada su libertad.

Por estas fechas, la Iglesia institución parecía decidida a sacar del ostracismo a los

mártires del cristianismo asesinados por la democracia en la persecución religiosa de

1931-1939. El 11 de marzo, en la mayor ceremonia de beatificación de la historia, Juan

Pablo II elevó a los altares a 233 hombres y mujeres mártires de la persecución religiosa

en España, a cuya intercesión encomendó el final del terrorismo. El Papa exhortó a

denunciar la "lógica perversa" que se transforma en "una serie horrenda de violencias y

asesinatos", que ofenden a Dios y que "ninguna causa o ideología pueden justificar".

Pero se cuidaron muy mucho de celebrar el acto en España. Los demócratas se quejaron

con expresiones como “La iglesia española está organizando para el próximo otoño una

peregrinación a Roma, para beatificar a 498 religiosos que fueron muertos en la guerra

civil por los republicanos españoles. De esta beatificación masiva no hay ninguno del

bando republicano asesinado por los fascistas.” Sin comentarios... Pero con

comentarios, y es que esta estupidez forma parte del conglomerado anulador de la

cultura y del conocimiento desarrollado por la democracia. Por eso escribía Cesáreo:

Desde hace ya demasiados años, el uso de adjetivos tales como “cultura”, “libertad”,

“social”...ha sido monopolizado por los nuevos señores feudales, que por cierto no son

ni cultos, ni libres ni sociales, si bien detentan todos los órganos de poder y control

social. Quién no coincida con sus ideas (¿o manías?) es sencillamente inconcebible; no

existe... y si existe lo es como raro espécimen inculto y fuera de contexto.

El Sr. José A. Piqueras, catedrático de historia contemporánea (las minúsculas son a

conciencia) en la Universidad Jaime I, y en el artículo publicado en el diario El País del

Nada en común

169

12 de Marzo tomaba claramente partido por las brigadas del amanecer, generadoras de

la democracia de los años treinta; verdugos de miles de inocentes que ni supieron ni

quisieron defenderse.

233 valencianos...los entonces beatificados, porque los asesinados, siempre en

retaguardia, fueron 830... valencianos. Los alicantinos, los castellonenses, los catalanes,

los castellanos, los vascos... llevan su propia contabilidad. No fue una epidemia... ¿o sí?

Y ¿se acabó con ella?

Pero este asunto no quieren tocarlo los demócratas, y si tocaban el del terrorismo era

porque estaban probando en propia carne el mordisco que España sufría desde hacía

décadas. Así, el 14-3 Álvaro Gil-Robles, comisario de Derechos Humanos del Consejo

de Europa, en el informe sobre su visita, en febrero, al País Vasco, hablaba de

"responsabilidad del Gobierno vasco con relación a la falta de protección suficiente y

eficaz de los derechos fundamentales de los ciudadanos". Pero no actuaba, sino que

seguía dando cancha a quién iba obteniendo en las instituciones los mismos fines que

mediante el asesinato persiguen los terroristas de bomba y pistola.

El 20 de Marzo ETA asesinaba al primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de

Lasarte-Oria (Guipúzcoa), el socialista Froilán Elespe Inciarte (decimoséptimo político

asesinado, y cuarto del PSOE). Al día siguiente no se condenaba el terrorismo “viniera

de donde viniera”, sino que era convocada una manifestación contra el terrorismo.

Los medios del sistema, siempre callando las noticias que les resultan contrarias;

siempre resaltando lo circunstancial que va a favor de su cochambre, sacaron a la luz un

supuesto escándalo surgido entre misioneros católicos.

Sea verdad (que lo puede ser, dado el colectivo del que estamos hablando), o mentira

(que es lo más seguro, dado el colectivo del que estamos hablando), lo que resulta

extraño es que los medios democráticos de comunicación se preocupen del asunto.

Si un programa informático tiene un virus, lógicamente los servidores de ese programa,

gestionan un producto que elimine al enemigo. Del mismo modo, el sistema que nos

domina tiene sus anti-virus que de manera metódica atacan e intentan eliminar aquellos

elementos nocivos para el propio sistema. Así, del mismo modo que en los años treinta

el antivirus tomaba forma de brigadas del amanecer que daban el “paseo” a quienes no

seguían sus directrices, la perfección del programa informático que nos domina ha

evitado tan sucias maneras (sucias para ellos que se ensucian las manos), y se ha

convertido en un medio más sutil, y limpio, como la maledicencia, la mentira y el

dominio mental. Así, una noticia que en principio no tiene razón de ser atendida por los

medios de comunicación, es elevada a primer rango y de paso atacada la religión

católica (que a la postre es lo que interesa), pretendiendo dar preeminencia a los dogmas

democráticos sobre los dogmas católicos”.

El sistema seguía a la suya; así, el 27 de marzo, el Ayuntamiento de San Sebastián

autorizó el reingreso en la Policía Municipal del colaborador de ETA Francisco Javier

Añorga Azpiazu, tras cumplir una condena por dar información utilizada para cometer

varios atentados. Por su parte, comenzaba a quedar claro para qué pedía el gobierno a

Francia la extradición de los terroristas que tenía detenidos: El 28 de Marzo, el juez

Nada en común

170

Guillermo Ruiz Polanco dejó en libertad al etarra José Félix Pérez Alonso -entregado

por Francia el 16 de enero-.

La sangría continuaba, y el 29 de marzo, medio centenar de osados convocados por la

plataforma 'Basta Ya' se concentraron ante el Palacio de Ajuria Enea, simulando estar

en el "corredor de la muerte", para reclamar a Juan José Ibarreche, que impidiese "más

ejecuciones entre los insumisos al nacionalismo". ¿Señalaban como culpable de los

asesinatos al presidente del gobierno vasco? ¿Se equivocaban acaso?... ¿O tal vez se

equivocaban por defecto?

Lo que sí tenían claro los políticos era que no querían seguir siendo víctimas de las

represalias entre bandas, por lo que acabaron poniéndose escoltas los del PP y los del

PSOE. Lógicamente a los otros no les hacía falta, pero... ¿y al pueblo español que

llevaba más de ochocientas víctimas?

En 2002, el Ministro del Interior, a la sazón Mariano Rajoy explicaría que las fuerzas de

seguridad del Estado destinaban 5.000 agentes a labores de escolta para proteger a las

personas amenazadas por ETA (a los políticos, naturalmente), lo que generaba un gasto

de 66,1 millones de euros (11.000 millones de pesetas) al año, que lógicamente

pagamos todos los españoles. Antes de ser objetivo del terrorismo, el estado no tenía

esos problemas...

En esos momentos estaban instalando el diálogo sobre la clonación de personas. Es tal

la dinámica llevada a efecto por el poder mundial establecido, que cuestiones como el

divorcio ya son consideradas normales por la “moral” obligatoriamente implantada por

el taladro del poder, y ya, hasta aspectos tan horribles y despreciables por inhumanos

como la homosexualidad y el aborto son tenidos por muchos como derechos sociales.

Y es que quienes se atreven a detectar, juzgar y condenar hechos que son presentados

como actuaciones genocidas (que efectivamente puede llegar el caso de que lo sean),

favorecen, subvencionan, aplauden y fomentan crímenes contra la humanidad presente,

pasada y futura, amparados en una aureola de “libertad” y democracia.

Pensaba Cesáreo que nos encontrábamos en una situación que exigía medidas drásticas,

ya que no de los poderes públicos, implicados hasta la raíz en tanta irracionalidad, de las

personas que deseamos un mundo limpio… o aún sucio… pero mundo, donde la

persona tenga lugar.

Han conseguido estos asesinos de la humanidad que demos como bueno aquel grito que

dio la tristemente conocida Dolores Ibárruri: “hijos sí, maridos no”. Un grito que en su

día fue signo de la basura intelectual reinante, ¡qué grito tan revolucionariamente

humano es hoy frente a la sociedad actual! Nos han generado todo tipo de males: el

aceite de colza, las vacas locas, los cultivos transgénicos… y ahora, directamente, el

asesinato de la Humanidad.

¡Qué grito tan revolucionariamente justo el del históricamente criminal Partido

Comunista de la Unión Soviética!: ¡Proletarios de todos los países, uníos! Hoy se puede

traducir como ¡Personas de todos los países, uníos! Uníos y defended el derecho a la

existencia. Vuestra, y de los caballos, de los perros, de las serpientes, de las plantas o de

las amebas…, porque el actual enemigo ha dejado como enemigo menor de la

Nada en común

171

humanidad al liberalismo, al marxismo, al ateísmo, y a sus productos. El actual

enemigo, encarnado, con nombres y apellidos que todos conocemos es la perfección

más pérfida del Apocalipsis…

El 25 de Abril, el terrorismo, según el barómetro del Centro de Investigaciones

Sociológicas de marzo, era el principal problema del país para el 74,7% de los

ciudadanos, seguido del paro, con un 60,7%. En el sondeo realizado en febrero el paro

ocupaba el primer lugar. Curioso, muy curioso observar cómo en los mismos análisis,

realizados años atrás cuando no había ninguna víctima entre los políticos, el terrorismo

no ocupaba el primer lugar de preocupación entre la población.

La atención sanitaria conocía también momentos críticos. Desde que la Seguridad

Social fue desmembrada a nivel nacional, dependiendo a trozos de cada una de las

administraciones territoriales, se ha dado una excusa para desatender cada día más las

necesidades de los pacientes, y si eso es lamentable cuando tratamos aspectos de

medicina general, alcanza cotas inadmisibles cuando los afectados son enfermos

mentales.

En estos días volvió a saltar a la palestra pública el drama de los enfermos psíquicos. El

2 de Agosto fue noticia en televisión la terrible situación en que se encontraban unas

familias de Valladolid y otras provincias por el abandono que de sus hijos hacían las

administraciones públicas, supuestas servidoras del interés general. Resulta que las

citadas administraciones manifestaban carecer de fondos para mantener el centro donde

se encontraban internos los citados enfermos.

A Cesáreo, que había sufrido un drama similar con su hermano, se le ocurría la

siguiente pregunta: ¿Tenían dinero para apoyar asociaciones de invertidos sexuales?

¿Tenían dinero para mantener bolsas de parados, en vez de fomentar empleo para esos

parados? ¿Para qué tenían dinero?... Para mantener parásitos, como el cura rojo

Guillermo Badenes, quién por estas épocas se dedicaba a insultar a su Obispo,

casualmente el de Cesáreo, D. Juan Antonio Reig Pla.

Pero sus insultos no dejaron de ser respondidos por Cesáreo, quién le dirigió uno de sus

“misiles literarios” titulado “ladran, luego cabalgamos”.

En el mismo felicitaba a Monseñor Reig por los ataques que recibía, porque provenían

de elementos cuyo silencio nos puede resultar ofensivo. Su defensa, ni la tenemos ni la

queremos, pero sus ataques,… ¡qué bien saben! Son la certificación de que andamos por

el camino correcto.

Por las mismas fechas su hijo hacía gestiones para marchar de cooperante a Nicaragua;

una experiencia que resultó muy enriquecedora para el chiquillo, y que a Cesáreo le

llenaba de satisfacción, porque cuando repasamos los momentos heroicos de la

Conquista de América, quedamos perplejos por la audacia de aquellos grandes

representantes de la raza española, que en irrisorio número conquistaron grandes

imperios, se juntaron con las nuevas gentes y abrieron para España y para Dios ingentes

horizontes.

Nada en común

172

Pero la cruda realidad seguía machacando de continuo; así, el 6 de Mayo era asesinado

el senador Manuel Giménez Abad, presidente del PP de Aragón. Era el decimoctavo

político asesinado; decimocuarto del PP.

Como corresponde a que el crimen fuese llevado a cabo sobre un político, el 7 de Mayo

Zaragoza se echó a la calle para gritar "Por la libertad y contra el terrorismo. ETA basta

ya", al tiempo que el vicepresidente primero y ministro del Interior, Mariano Rajoy,

destacaba que "cada vez es más necesaria la ayuda del Gobierno vasco y de la Policía

Autónoma" para ganar la "batalla" contra ETA y que es "imprescindible que no haya

posturas de ambigüedades y que se combatan no sólo los medios, sino también los fines

de la organización terrorista". Sí, sí, no es cuento. Eso lo decían las administraciones

públicas... de las administraciones públicas. Pero no acaba ahí la cosa, porque el 31 de

Mayo, los concejales de PNV y EH en el Ayuntamiento de Bilbao votaron en contra de

la propuesta de PP y PSE-EE para conceder una Medalla de Oro de la Villa a las

víctimas del terrorismo. PNV-EA presentó una enmienda alternativa para crear una

comisión de homenaje a los fallecidos, aunque el Consistorio rechazó ambas iniciativas.

Pero no acababa ahí la cosa, porque en otros ámbitos también se ejercitaba el

terrorismo. De otra manera... pero terrorismo a la postre.

La familia, ya en ese momento, era ruinmente atacada: presión fiscal insufrible,

disociación y menosprecio de los roles familiares, acoso económico, desconsideración

de sus necesidades y desconocimiento de los aportes de capital humano, futuro de la

sociedad y futuros pagadores de impuestos; desprecio de sus valores en supuesto

beneficio de la individualidad...

El ataque a todo lo humano, a todo lo digno, a todo valor intrínseco de la persona,

parece ser objetivo inequívocamente democrático; por eso, Cesáreo, que manifestaba su

desprecio por el medio televisivo no dejaba de ver ese cubo de basura cuando sus hijos

se sentaban para ser bombardeados.

Así, y como resulta prácticamente imposible evitar que los niños se envenenen con la

programación televisiva, cuando podía se sentaba en un ángulo de la habitación, a leer o

a escribir, mientras ellos recibían su ración de veneno visual, trasegando alguna película

o alguna serie con las que eran atacados intelectualmente. De ese modo aprovechaba

para remarcar las falacias con que constantemente eran bombardeados, y si era

necesario, como en bastantes ocasiones sucedía, imponía su autoridad y los apartaba (no

sin lucha) del peligro que generalmente representa situarse delante de esa escopeta

llamada televisión.

El 14 de Julio, ETA asesinaba al concejal de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en Leiza

(Navarra) José Javier Múgica Astibia, el decimonoveno político asesinado,

decimoquinto del PP, e insistía en pensar Cesáreo, ¿qué numero hace en el total de

asesinados por el terrorismo? ¡Ah!, ¿pero hay más?

Resulta que los políticos se alarmaron porque los Obispos se habían negado a suscribir

una proclama política contra el terrorismo, cuando la Iglesia institución, a lo largo de

todos estos años se ha limitado a callar mientras los políticos se habían limitado a

condenar el chorreo de atentados terroristas, “vinieran de donde vinieran” con la

tranquilidad que daba saber sobre quienes recaían los mismos, y con la conciencia de

que tal expresión creaba confusión.

Nada en común

173

Cuando el mismo terrorismo provocó un goteo de muertos sobre personas insertas en

los partidos políticos, entonces sí, los partidos exigían que los demás les apoyasen en su

condena, y en vez de apoyar a quienes siempre habían estado en contra del terrorismo,

se volvían a cubrir de gloria, volvían a crear confusión calificando de fascistas a los

asesinos, cuando hasta hacía poco los únicos que morían eran “fascistas”, y cuando los

terroristas son tan marxistas, o más que los señores del PSOE o de Izquierda Unida, y

tan nacionalistas como Convergencia y Unión o el PNV.

Pues bien, con una lógica hasta entonces inexistente en la Iglesia institución, los

Obispos se desmarcaron del manifiesto. Y eso parece correcto, porque la Iglesia no debe

alinearse con ideas políticas que no beben de la propia Iglesia, y mucho menos si

defienden posturas radicalmente contrarias…

La Iglesia tendría que ir más allá. ¿Por qué no plantearse la excomunión de los políticos

por una retahíla de cuestiones como las siguientes?:

Connivencia de silencio mientras el terrorismo no les ha tocado a ellos.

Implantación de leyes abortistas, enfrentadas de raíz con la fe católica y con el mismo

Derecho Natural. Estas leyes abortistas son el terrorismo más cobarde.

Implantación del divorcio.

Constante siembra de vicios de todo tipo y color.

Creación de enfermedades por su pertinaz complejo todopoderoso (lluvia ácida, sida,

vacas locas…) Tampoco éstas son cuestiones de las estén libres de culpa los políticos,

ya que tales enfermedades son consecuencia de una actuación permanente, no ya

inhumana, sino contra-natura, sembradas de manipulaciones de todo tipo y color: desde

la manipulación de la información hasta la manipulación genética.

Implantación de la verdad colectiva e irracional por encima de la Verdad.

El etcétera puede seguir, y los doctores deben impartir doctrina; doctrina que no deben

inventar, sino seguir lo que dicen los padres de la Iglesia, y aún más fácil, aplicar las

encíclicas papales del último siglo y medio.

El 3 de Agosto de 2001, el Dr. Días Farrés en la UIMP. decía algo a lo que las

instituciones no hacían el menor caso: UNA DE CADA DIEZ ESPAÑOLAS

PADECERÁ CÁNCER DE MAMA. La razón se viene barajando hace tiempo: La baja

natalidad.

No sólo es conveniente tener hijos para que la raza no desaparezca, ni para que sigan

existiendo contribuyentes, ni para que la Seguridad Social pueda seguir pagando las

pensiones a los jubilados... La natalidad es salud, y todo lo que la contravenga es

enfermedad, deficiencia, o vicio, o ambas cosas.

El Once de Septiembre llegaba Cesáreo a casa después del trabajo. Eran las 3 de la tarde

y algún comentario llamó su atención. Comentario que certificó en casa, contemplando

Nada en común

174

por televisión el desastre de las Torres Gemelas en Nueva York. Una barbaridad que

traería consecuencias a nivel internacional. Tras el trágico acto terrorista apareció una

cruz formada por dos vigas de hierro que, milagrosamente, se había conformado sin

ayuda de nadie.

Conocía a la perfección que el materialismo reinante lo dejaría en casualidad, pero él

creyó ver una señal del Cielo que nos indica el triunfo divino sobre la barbarie; sobre

toda barbarie; sobre la que segó la vida de miles de personas en un momento, y sobre la

barbarie materialista reinante. Quiso ver en esa Cruz una señal del fin del materialismo

y del ateismo capitalista, y no el triunfo del islamismo, enemigo de la libertad.

Cesáreo era católico, apostólico, romano y español, y como consecuencia de ello, tenía

una ideología política que absolutamente nada tiene que ver con los partidos al uso.

Ahora, con el desastre de las torres gemelas, todos estaban alterados… pero no

igualmente alterados, porque los partidos políticos que, siguiendo instrucciones de sus

jefes extranjeros metieron a España en la OTAN y en la CEE, azuzados por esos

mismos amos transmitieron a la sociedad española unos mensajes subliminales que,

como siempre por su parte, confundían y no aclaraban, tergiversaban y engañaban.

El asesinato ocurrido en las torres gemelas de Nueva York es absolutamente

incalificable… pero tras actuaciones llevadas a cabo en el mundo por la prepotencia y el

ateísmo norteamericano, capitalista, liberal y anticristiano es una cuestión que,

personalmente, y en sus círculos hacía tiempo que comentaba como plausible…Como

lógica… Cuando a un escape de gas se le aplica fuego, lo más probable es que se

incendie…Y los EE.UU. han acercado fuego a demasiados escapes de gas…

Lo curioso era que entonces, cuando la barbaridad había tomado cuerpo en sus

intereses, en todo el mundo, y en España a través de sus títeres, los partidos políticos,

pretendían sensibilizar la conciencia española, justificando una intervención militar en

la que, por supuestos, nos implicaron. Y eso no llamaba la atención a nadie. En España,

el terrorismo marxista ha asesinado a centenares de personas, y los asesinos, en

ocasiones, han sido presentados como héroes; cuando eran perseguidos, el Sr. Peces

Barba fue su defensor en el Proceso de Burgos, y aquí nadie se ruboriza…

En estas fechas España seguía con su normalidad democrática; así, destapó el caso

Gescartera. Fue un escándalo financiero ocurrido en el que desaparecieron unos 20.000

millones de pesetas (más de 120 millones de euros) y que registró más de 2000

afectados, incluyendo mutualidades públicas, fundaciones, ONG, congregaciones

religiosas, y empresas públicas.

El hecho de que alguna institución religiosa resultase afectada por la sociedad de

valores provocó que, quién nunca se había acercado a una iglesia si no es para

quemarla, lanzase una andanada sobre aquellas instituciones católicas que habían

cometido el error de invertir en Gescartera. Por eso, la falta de respeto, la ordinariez y la

incultura fueron las tres flores perennes en el florero de los enemigos de la Religión, que

en esos días, y como cortina de humo sobre el caso Gescartera, incrementaron sus

ataques.

Nada en común

175

La Iglesia institución, no obstante, fue culpable de lo que pasó, pero no por las actitudes

del momento, totalmente sensatas y acordes con la doctrina, sino con las actuaciones

anteriores, cuando por querer parecer lo que no somos los cristianos, se dio paso en

determinadas funciones a personas cuya ideología no solo no era cristiana, sino que era

manifiestamente anti-cristiana.

Un campo que el sistema ha aprendido a atender de manera extraordinaria ha sido la

manipulación del ocio. Ya en 2001 hacía unos cuantos años que los jóvenes habían sido

acostumbrados a que las salidas de diversión debían efectuarse a horas intempestivas,

volviendo a casa en tiempo y hora para demostrarse incapaces de realizar la más mínima

función; sea fregar un plato, sea asistir a una reunión social con la familia o sea para

cumplir con sus deberes religiosos.

Todo parece girar en torno a la noche, cuando la noche es un tiempo natural de

descanso. Dadas estas realidades, y comentadas con los padres de los noctámbulos,

inexorablemente se emiten quejas al respecto; incomprensiones hacia una situación de

todo punto incomprensible... pero nada más. Acto seguido, esos mismos padres vuelcan

todas sus capacidades de ayuda en apoyar situaciones inadmisibles desde un punto de

vista racional. Les facilitan vehículos para desplazarse; les facilitan dinero para que

gasten, los van a buscar a horas que hasta hace poco no existían en el reloj...

Al exigir a los jóvenes que salgan a horas normales, nos espetan que las horas normales

de salida son las que ellos dicen, porque a otras horas no hay nadie.

¿Por qué se ha dado esta situación? Porque ha sido milimétricamente buscada,

calculada, diseñada e impuesta por quienes controlan la sociedad; por los que se

benefician política y económicamente de nosotros y de nuestros hijos. Y es que nadie

sirve mejor que un bruto domesticado... Y si para colmo se cree libre y basa su libertad

en hacer sin medida aquello que le place, el titiritero que lo maneja estará del todo

contento.

Crían memos que traguen lo que les cuenten sin rechistar. Así, y con relación al

asesinato llevado a cabo en las torres gemelas de Nueva York se decían en este tiempo

muchas cosas propias y muchas impropias.

Las propias, bien están, pero las impropias es necesario atajarlas. Así, entre las cosas

que se escribían podía leerse algo como lo siguiente: “Más que gastarse billones de

dólares en armamento ha llegado la hora de invertirlos en la generación de riqueza al sur

de la confortable cristiandad”.

Se escriben esas cosas, y el autor se queda tan tranquilo, como el que acaba de liberarse

de un molesto peso intestinal.

Los billones se los gasta un mundo capitalista, ateo, liberal, enemigo de los principios

cristianos, a los que a diario combate en todos los ámbitos.

El asunto es que el combate que este mundo lleva contra el cristianismo no puede

enmarcarse en el asesinato convencional llevado a cabo en otros momentos. A los

cristianos, hoy, no se nos da el paseo al amanecer como se daba a nuestros abuelos en

los años treinta. Ahora, los nietos de aquellos que democratizaban con un tiro en la nuca

Nada en común

176

sólo utilizan esos métodos en algunos cientos de ocasiones. Para lo demás utilizan otras

armas como la televisión, la radio o la prensa, con lo que cambian las costumbres,

envenenándolas y pervirtiendo a la juventud con costumbres y principios contrarios a

toda moral tradicional y cristiana.

… Y ahora, para terminar de rizar el rizo, hacen creer al personal que la sociedad en que

vivimos es “la confortable cristiandad”, cuando el mundo en que vivimos es

descaradamente democrático, y ese no es un principio cristiano; descaradamente

vicioso, y el vicio es la negación del cristianismo; descaradamente insolidario, y el

cristianismo no tiene sentido sin amor; descaradamente relajado, “comprensivo” de todo

lo bajo y sucio de cada uno, y el cristianismo es exigente en ese campo.

Decididamente, el cristianismo tiene muchas batallas que librar, y el peor enemigo que

tiene, es lo que el propio enemigo denomina “confortable cristiandad”, la sociedad

putrefacta que el liberalismo ha conseguido en el llamado mundo capitalista tras la

Segunda guerra Mundial, del que, por desgracia, y contra natura, España forma parte.

Pero la capacidad de asombro de Cesáreo hacía ya años que llegó a cubrir todos los

límites. Cualquier cosa que se diga, siempre que sea estúpida, es normal en nuestra

sociedad.

Es el caso que las autoridades eclesiásticas vetaron en estas fechas que unas profesoras

de religión siguiesen ejerciendo su función porque no daban testimonio de lo que

supuestamente enseñaban. La estupidez, lógicamente, no es que la Iglesia vete estas

situaciones; la estupidez es que las autoridades eclesiásticas hayan permitido que se

produzca esa situación.

Se palpaba en esos momentos un clima prebélico que a nosotros, como cristianos y

como españoles nos quedaba en las más absolutas antípodas, si bien como colonia

militar, económica y cultural nos pillaba de lleno, pues uno de sus contendientes es

nuestro huésped.

Si fuésemos colonia de los musulmanes, nos dirían que en el mundo capitalista,

enemigo de los talibanes, no se cree en Dios, que a los niños se les asesina en el vientre

de sus madres, que a las personas mayores se las confina a doradas cárceles llamadas

asilos, que a los enfermos terminales se les quiere asesinar, que se experimenta con

seres humanos, que el desarrollo de la ciencia se está desviando a límites contra natura

y contra Dios, que la economía se está sirviendo de las personas, en vez de estar al

servicio de las personas, y que aprecian más las cosas materiales que las personas…

Nos dirían que estamos en un mundo ateo, enemigo de Dios y del hombre… Y tendrían

razón.

Pero como somos colonia de los otros, de los ateos, se nos dice que los talibanes (y los

musulmanes), consideran a la mujer poco menos que a un animal; que no conocen la

libertad, que no respetan la condición humana de quienes consideran sus enemigos, y

que enemigo es todo el que no es musulmán; se nos dice que destrozan todos los

vestigios de cultura que resultan ajenos al Islam… Y tienen razón.

España ha conocido la invasión de los moros durante ocho siglos; tan sólo podemos

pedir a Dios que la invasión del materialismo no dure tanto.

Nada en común

177

Contra lo que el materialismo capitalista quiere darnos a entender, la guerra que se

gestaba no es entre el Islam y el Cristianismo; en todo caso será entre el Islam y el

materialismo. Allá ellos. A los cristianos, a los españoles, a la cultura romana, no nos

afecta. No es nuestro problema. Es más, habría que determinar quién de los dos es más

enemigo nuestro.

Sin embargo, todo el ser y la esencia de España continuaba diluyéndose gracias a los

experimentos democráticos. Ya nos habían impuesto, con todas las consecuencias, el

modelo jurídico anglosajón que nos domina, bajo el cual, en esos justos momentos de

2001, unas cuantas personas tuvieron que sufrir la situación en el asunto del asesinato

de una chica por parte de una lesbiana. Por cierto, esta condición de la homicida parece

que fue casi ocultada por los medios.

Se tira por la borda la tradición del derecho español, romana por excelencia, y se asume

la norma de los bárbaros, de los que jamás fueron romanizados, y para colmo, se trata

de un deber constitucional que está por encima de la moral individual, y tal vez hasta el

hecho de ser lesbiana la asesina fue tenido como un atenuante de pena.

Se nos impone la figura del jurado, democrática por excelencia, donde unas personas sin

el más mínimo conocimiento de leyes, determinan la culpabilidad o la inocencia del reo.

Lo de menos en este caso es alcanzar la justicia. Lo importante es cumplir el deseo de la

mayoría, aunque la mayoría se declare manifiestamente incapaz.

Cesáreo había tenido la suerte de no ser llamado a ser actor de ese teatro, y aseguraba

que si le forzasen a formar parte de un jurado, diría todo lo contrario de lo que en el

momento preciso pensase. Si creía que el reo era culpable, diría que es inocente, y si

creía que era inocente, diría que era culpable. Tal es el respeto que le causa la figura del

jurado.

El 25 de Septiembre quedaba estupefacto al leer en el editorial de un periódico que el

señor ex secretario de estado, D. Enrique Giménez Reyna había sido citado por el

juzgado, pero con una salvedad: estaba “eximido de la obligación de veracidad”.

Teniendo en cuenta que eso de la veracidad no es más que un principio obsoleto, que

tan solo nos lleva a que la gente de la calle se percate de que los sinvergüenzas y

vividores esquilman sus bienes y su alma, es lógico que este señor fuese “eximido de la

obligación de veracidad” al ser citado como imputado en el asunto Gescartera. ¿Qué

menos se puede pedir? ¿Cómo va nadie a exigir veracidad en las palabras de un

político?

Cesáreo se consideraba tan desagradecido, que aunque llegase el día que como a los

políticos le honrasen con eximirme de la obligación de ser honrado y veraz, rechazaría

el generoso don.

Lo que el sistema quiere es que cada quién resida en su capillita... Y cuantas más

capillitas, mejor para controlarlo todo. En ese orden de cosas, los días 29 y 30 de

septiembre de 2001 se celebró en Castellón una reunión de asociaciones de voluntarios

que ejercían su actividad en diversos campos.

Nada en común

178

Resultaba llamativo que de 122 casetas, entre las que había representación municipal,

autonómica y anexos, treinta y cuatro de ellas (la cuarta parte larga de las concentradas)

se preocupaban por un asunto baladí: LA FAMILIA.

Hemofílicos, viudas, celiacos, adoptantes, familias numerosas, diabéticos, superdotados,

enfermos mentales, renales... todos con problemática familiar, y todos olvidados,

cuando no perseguidos por quienes tienen compromiso de procurarles soluciones.

También había otros defendiendo asuntos diversos y cuando menos curiosos, y aún

otros reflejo de la sociedad y perfectamente ubicados en el sistema.

La única solución que da el sistema para todos los citados es la legalización del aborto y

la implantación de la eutanasia, y su única preocupación es que no haya ruido, y caso de

haberlo, por favor, lo más disperso posible. Una asociación para cada problema es la

expresión de su axioma: divide y vencerás.

Cuando la derecha, la izquierda y el centro consensuaron la ley de destrucción de la

familia (por otro nombre conocida como del divorcio), la derecha planteó la necesidad

de crear una ley compensatoria de protección a la familia (y en aquellos tiempos se

estaba esperando 22 años), al tiempo que esa misma derecha, personificada en el

ministro de Hacienda del momento, que era conservador (¿estará vigente algo que

merezca la pena ser conservado?), desestimaba el asunto movido por las críticas de la

oposición de izquierdas, que les acusaba de pretender llevar a cabo una contrarreforma

fiscal que iba a hacer inútil la ley del divorcio102.

Mientras tanto, las familias numerosas padecían la presión fiscal, por momentos más

agobiante. A pesar de todo, y como muestra de que sus intereses y los intereses del

sistema llevaban caminos opuestos, seguían teniendo hijos y seguían aguantando los

insultos de las administraciones locales, regionales o nacionales (póntelo, pónselo…,

tercermundistas… ¿no tenéis televisión?…), sin darse cuenta que quién debía habérselo

puesto era su padre; quienes moraban en el tercermundismo cultural, ellos, y que la

televisión, su gran arma de control social, era cada día menos adorada en sus hogares.

En aquellos entonces se empezaban a escuchar voces de los políticos diciendo que era

necesario defender la familia, y nunca llegó el momento que las familias cerraran filas

en torno a ellos mismos y negar el mínimo voto y la mínima confianza a quienes tan

solo podemos calificar de enemigos. Pensemos en la alternativa… Y pensemos en la

alternativa a la Seguridad Social; ¿o es que van a ser los hijos de las familias numerosas

quienes mantengan la vejez de sus perseguidores?… Porque da la coincidencia que

quienes se han negado a tener hijos, no han facilitado nuevos afiliados; quienes han

negado ayudas a los hijos nacidos, y a las familias, no han aportado nuevos

contribuyentes que mantengan la estructura económica… ¿Y ahora resulta que nuestros

hijos los van a mantener a ellos?

Y Cesáreo escribía: “Cuando resulta que el veinticinco por ciento de la población

española es miembro de familia numerosa, sin creer en mayorías, pienso que es el

momento de que las familias numerosas nos planteemos alguna acción política que nos

permita representarnos a nosotros mismos, en confrontación directa con los partidos

políticos para conseguir nuestros objetivos.

102 Noticias del miércoles 7 de noviembre de 1979

Nada en común

179

Los periodistas también echaban capotes al sistema; así, Javier Arnal, destacado

miembro del Opus Dei y delegado de RTVV en Castellón publicó un artículo que

Cesáreo no pudo obviar, por lo que envió a la prensa, el 25 de noviembre, un texto que

significaría el rechazo a su ingreso en la Obra.

El ataque a la familia, que nunca fue ajeno al sistema democrático, alcanzaba en estos

momentos cotas muy importantes. Así, los Obispos españoles se vieron en la necesidad

de editar un documento bajo el título “LA FAMILIA, SANTUARIO DE LA VIDA Y

ESPERANZA DE LA SOCIEDAD”

Cesáreo lo analizó en profundidad y plasmó uno de sus pensamientos: “No sé si cada

día somos más los que nos sentimos huérfanos en esta sociedad deshumanizada; lo que

sí sé decir es que cada día me siento más huérfano en una sociedad que por momentos

me resulta más hostil; en una sociedad que ha cerrado las puertas a Dios y al hombre.

Poco es lo que me une a esta sociedad. Echo en falta la persecución religiosa física;

echo en falta el asesinato y el presidio de quienes tenemos fe cristiana, y sin embargo no

noto que falte el odio y la persecución a todo lo que huela a cristiano y español.

Esta falta de persecución física no es más que una nueva vuelta de rosca en la actividad

exterminadora sobre la cultura occidental y cristiana, que ha descubierto como más

efectivo que el asesinato físico, equiparar en igualdad el bien y el mal; la justicia y la

injusticia; la verdad y la mentira; la suciedad y la limpieza; la vida y la muerte… y lo

demás viene por añadidura. El relativismo es el arma más letal del liberalismo, nuestro

amo y señor. Los partidos políticos son sus instrumentos dispersores, pero ha quedado

demostrado que los asesinatos que cometían en otros tiempos tan sólo acabaron

provocando el levantamiento armado de las víctimas, que por pura lógica resultaron

vencedores en el campo de batalla.

Ahora, sin embargo, se amparan en un letal pacifismo. Ahora, en vez de disparar en la

nuca (hechas unas cuantas de salvedades, claro está), envenenan con los medios que

antes llamábamos de comunicación y que efectivamente han demostrado ser de masas.

Antes asesinaban el cuerpo, y ahora, salvo en los casos citados, prefieren asesinar el

alma. Y a fe que les sale mejor la cuenta.

Ante esta sociedad, los cristianos nos hemos enfrentado en inferioridad de condiciones,

porque hasta quienes debían dar luz en nuestro camino han apagado sus luminarias.

Muchos somos los que hemos mantenido nuestra fe a pesar de los que pasaban por ser

nuestros pastores y no eran sino sicarios del Enemigo; muchos somos los que hemos

tenido verdaderas crisis de identidad religiosa cuando hemos comprobado que nuestros

pastores defendían a las claras principios liberales y democráticos, cuando las

enseñanzas de la Iglesia al respecto parecen estar en las antípodas de los mismos.

¿Desde cuando, en la Iglesia Católica, una mentira repetida mil veces es tomada por

verdad? Bien, pues en esencia, ese es el principio democrático por excelencia. Ésa, la

base del liberalismo triunfante.

Nada en común

180

Pastores, Obispos, sacerdotes y catequistas han marginado durante años a los cristianos

que, aturdidos, navegando en un mar de dudas y a punto de la esquizofrenia, defendían

los principios que habían aprendido de niños: los principios estrictamente cristianos.

Y pastores, Obispos, sacerdotes y catequistas, han estado enseñando, y aun enseñan

hoy, principios liberales en las parroquias.

Como los Obispos señalan en su documento nos sentimos huérfanos, nos seguimos

sintiendo huérfanos, porque conocemos que de esta sociedad no cabe esperar nada

bueno, y de la Iglesia esperamos ánimos para cambiar (dudo mucho que el cambio

pueda ser pacífico), este mundo liberal y ateo que domina todo nuestro ser.”

Los obispos afirman en el documento que “uno de los logros que se ha dado en la

sociedad española y que queremos de nuevo poner de manifiesto es la progresiva

maduración de nuestra convivencia democrática”.

Tan sólo esta frase y otra del mismo artículo que afirma que en nuestra sociedad hay un

“mayor reconocimiento de la igualdad de hombre y mujer” son la única nota

discordante que encontró en el documento con relación a su propio pensamiento. Pero

no es cierto que la maduración democrática implique la mejora de ningún valor humano

ni cristiano, porque, por propia definición la democracia subordina todos los principios

a la decisión soberana de la mayoría. La democracia es, por propia definición fiel tan

sólo a sí misma; subordinada sólo a sí misma; principio y fin de todas las cosas. La

democracia es la sublimación de toda herejía.

No es cierto, por otra parte, que sobre una base como la citada, pueda ser la democracia

base de ningún valor, ni privado ni público; lejos de fomentar la convivencia en un

clima de libertad, impone la tiranía de la mayoría, manipulada por los desaprensivos,

que jaleando todos los vicios públicos y privados, se garantizan el apoyo de la sentina

de la sociedad, que como multitud sin sentido, sin libertad y sin conocimiento arrastra al

abismo a la sociedad entera.

El respeto democrático se limita a aceptar que sus súbditos admitan sin discusión sus

dictados; que la persona libre e inteligente admita como verdad indiscutible cualquier

barbaridad que la inculta e insensible masa mayoritaria dicte como norma.

El pluralismo democrático no es sino una pura ficción alucinógena creada para que las

masas incultas y manipuladas crean que eso es la libertad, y exijan a las mentes libres

sumisión a sus dictados.

En aquellos momentos había bienestar económico, bienestar físico…. ¿Quién es el

idiota que quiere otra cosa?

El hombre libre. Y es que el hombre libre se niega a aceptar al hombre como lo concibe

el materialismo. El hombre no es la evolución del mono; el hombre actual no es la

evolución del hombre de Neandertal al Homo Económicus. El hombre es un ser que

debe realizarse siendo libre, que es cobijo de un alma inmortal, capaz de salvarse y

capaz de condenarse… Y esos principios “per se” son contrarios a los principios

democráticos; no admiten ser rechazados o aprobados por la voluntad popular.

En cuanto a la “defensa de las libertades” que hace la democracia, es mucho más propio

de la persona adquirir LA LIBERTAD, y LIBERTAD, en la mayoría de las ocasiones

Nada en común

181

consiste precisamente en renunciar en hacer uso de las libertades que tan generosamente

son concedidas por la democracia.

La democracia, es más bien creadora de nuevos métodos de esclavitud para la

humanidad entera, para los hombres y para las mujeres. A la mujer le han vendido la

idea que para ser libre debe renunciar a aquello que es la base de su máxima expresión

humana: la maternidad.

Para “liberarla” han creado controles varios de maternidad; asesinatos de niños

nonatos... y cuando a pesar de todo es madre, guarderías…… aparcamientos donde

niños aprenden a llorar sin que su madre los consuele … fábricas de resabiados con la

humanidad…. Caldo de cultivo de seres con alma adormecida, capaces de nutrir,

pasados los años, la nómina de votantes y de políticos mentirosos que la sociedad liberal

necesita para perpetuarse. Autómatas al servicio del materialismo.

La solidaridad democrática para con los desfavorecidos no es más que pura filantropía

vacía de sentimientos humanos, de amor al prójimo, y por supuesto de amor a Dios.

El sistema, por sí mismo es creador de desigualdad, y como parche para evitar

levantamientos sociales que acaben con el propio sistema, suscita las ONG. de todo tipo

y color al objeto de perpetuar las desigualdades, reclamando derechos para permanecer

en esas situaciones denigrantes o parasitarias, en vez de reclamar caridad y justicia, y en

vez de facilitar los medios para la superación económica moral y humana de los

desfavorecidos.

El sistema democrático, enemigo mortal de la persona humana, dificulta la subsistencia

de la familia, fomenta las uniones de hecho sin compromiso provocando, entre otras

cosas, una afrenta y una manifiesta desigualdad con los matrimonios, y lo que es peor,

presentan como naturales las relaciones de homosexuales, y quién sabe si en breve plazo

el bestialismo.

Nos encontramos en un mundo enemigo de la vida y de la libertad, favorecedor de la

muerte y de la esclavitud: eso es liberalismo; eso es democracia.

Siguiendo la misma exposición del documento, Cesáreo escribía: “creo que la

democracia es un modo erróneo de concebir la conciencia social. Es más, creo que es un

modo calculadamente erróneo de concebir la conciencia social, y ciertamente los

cristianos, con sus pastores a la cabeza (y descabezando a quién corresponda

descabezar), debemos denunciar y combatir activamente, y por supuesto nunca

democráticamente, la cultura de la muerte y de la perversión, que tan elegantemente

saben vendernos como derechos de los administrados”.

Hablan también de una determinada censura que relega a Dios al último rincón. Y

remachaba Cesáreo: “Todo, en esta sociedad es censura; todo es tabú; todo es

incomprensible si no es pasado por el tamiz del liberalismo… Ni tan siquiera yo creo

que en la Hispanidad, mi Patria, existan muchas personas que suscriban lo que aquí

apunto. Tal es la situación humillante y aniquiladora de raciocinio y de libertad que el

rodillo ateo y liberal (criminal y criminal) tiene impuesto no solo en nuestra Patria sino

en ámbitos mucho más amplios.”

Nada en común

182

La gente, armada con una supuesta libertad de pensamiento se encuentra esclava de la

mentira que sustenta el sistema imperante. Las personas deambulan ahogadas y sin

libertad, creyendo que nadan justo en lo que les falta. Esclavos del capricho de sus

opresores, solo saben revolcarse en sus vicios, como signo de libertad, y califican

justamente de falta de libertad pretender superar esos mismos vicios con el esfuerzo y

con el sacrificio. Les falta inteligencia para comprender que esa merma de libertad que

supone renunciar a los vicios es simiente de una superior y más clara libertad que de

otro modo nunca alcanzarán.

Pero viven en la ilusión de la ignorancia. En la ilusión, que no en la alegría, ya que

alegría es un concepto que desconocen, del que hablan pero que en realidad confunden

con la risotada, y por supuesto no logran ver la alegría que puede sentir una persona

que, por ejemplo, llora de amor... o se encuentra en la indigencia por haber cumplido

con su obligación como persona o como padre de familia…

No conciben que alguien renuncie a “libertades” con el ansia de conquistar la Libertad

con mayúsculas, a la que solo se llega a través de la renuncia y del esfuerzo personal…

y de la gracia de Dios.

Ese nihilismo, esa satisfacción por la acumulación de porquería personal y colectiva,

como bien apuntan en el documento, conduce a que al hombre se le considere como un

objeto sexual, de placer, de trabajo… Un objeto en el más amplio sentido de la palabra.

Tanto haces, tanto vales.

Dicen los panegiristas del sistema democrático que estamos en el estado del bienestar, y

esa es otra de sus grandes mentiras… Y ni tan siquiera es deseable estar en el estado del

bienestar…

Muchas veces manifestó Cesáreo su envidia, no ya por los patricios romanos, sino por

los esclavos, de quienes entendía que eran más libres que cualquiera de los trabajadores

españoles de hoy, desde el barrendero hasta el alto directivo de una empresa.

También afirman que el hombre se encuentra incapacitado para construir su vida en la

verdad, y esa afirmación es radicalmente cierta; el hombre siente miedo, y ese miedo le

incapacita, le embota los sentidos. ¿Y por qué sucede tal cosa si en cuestiones de

envergadura aparenta mostrarse capaz? ¿Cómo es posible que una persona que

supuestamente sabe elegir un sistema de gobierno para la sociedad, es capaz de

distinguir qué personas podrán gobernar con más acierto el cuerpo social… sea incapaz

de gobernarse a sí mismo?

Esa es otra de las atrocidades del sistema democrático. Crea en el hombre una dicotomía

que le embota. Mientras la religión le dice claramente que el hombre tiene una parte

física, con unas necesidades materiales, y una parte espiritual, con unas necesidades

espirituales, y que a la postre, lo más importante, sin olvidar la parte física, es, sin lugar

a dudas, la parte espiritual, el sistema liberal, la democracia, el materialismo, dice a la

persona que es un ente puramente autónomo, que no necesita más que manifestar su

voluntad para hallar la verdad, y que la religión es el opio del pueblo.

Ese pobre hombre que cree toda esa falacia, cuando se encuentra solo, cuando apaga la

televisión y circunstancialmente piensa, cuando realiza una actividad puramente

Nada en común

183

humana, encuentra que el sistema que le oprime no le ha dado armas para defenderse,

sino una retahíla de palabras encadenadas, argumento para defender su nadería

intelectual y humana si alguien pretende quitarle la venda de los ojos… y absolutamente

nada más. Ese pobre hombre, que tal vez ha facilitado la comisión de un aborto; esa

mujer, que tal vez ha cometido el aborto, cuando se encuentran solos, liberados de sus

obligaciones por los propagandistas de la muerte, ¿qué sienten?

Las sociedades democráticas registran los mayores índices de criminalidad y los

mayores índices de suicidios… y los mayores índices de depresiones… y los mayores

índices de delincuencia… y los mayores índices de abandonos familiares…El hombre,

en democracia, realmente encuentra demasiadas dificultades para construir su vida en la

verdad.

Ciertamente, al hombre se le valora prioritariamente como “homo faber”. Esta sociedad

que tanto alardea de libertad, de justicia, de opulencia… mantiene a sus esclavos atados

a la mesa de trabajo; al banco de carpintero, al volante del camión… a lo que constituye

el material de cada quehacer. El hombre, que supuestamente debía estar liberado por la

acción de las máquinas, es cada día más esclavo de las máquinas, y sobre todo, del

sistema. Efectivamente, el trabajo de hoy, cualquier trabajo, sea de oficina o de

albañilería, de siderurgia o agrícola, es mucho más liviano que hace veinte o hace

cuarenta años; la maquinaria y los otros medios técnicos han facilitado francamente la

realización de todos los cometidos, pero la libertad ha llevado un proceso radicalmente

contrario.

Cuando debíamos suponer que la suavidad en las tareas conllevaría una libertad a las

mentes; cuando suponíamos que se iba a tener más consideración con las personas, en

detrimento de las máquinas, resulta que sucede justamente todo lo contrario.

El mundo laboral, que antes estaba habilitado prioritariamente para los hombres, ha sido

francamente abierto al trabajo de la mujer, y eso no ha representado más libertad,

porque a la mujer se le ha presentado el trabajo como una liberación y la maternidad

como una esclavitud, siendo que la mujer ha acabado siendo esclava de su trabajo

liberador.

Cuando la mujer ha salido a trabajar fuera de casa, se ha convertido en competencia

directa de su marido; las leyes capitalistas se basan en la oferta y la demanda. Si la

oferta de trabajo se ha multiplicado por dos, la remuneración de ese trabajo,

automáticamente se ha visto dividida, siendo que, trabajando los dos miembros del

matrimonio, acaban aportando los mismos ingresos que uno solo (los ingresos siguen

siendo X, y el esfuerzo, el doble), con el perjuicio subsiguiente de dejar abandonados a

los hijos en lugares que en el mejor de los casos no les van a resultar lesivos, salvo la

“maldad” de faltar la presencia de la madre.

En cuanto al maltrato psíquico que, ya los dos cónyuges, cada uno por su parte están

recibiendo, no tiene parangón en la historia de las relaciones laborales. Hoy resulta poco

menos que imposible que una persona que desarrolle una actividad laboral pueda

rematar la jornada con la realización de estudios ajenos a su profesión o

complementarios a su formación humana. La exigencia es de absoluta dedicación, en un

“sistema de producción impersonal, competitivo y tiránico”, como bien señalan en el

documento, impide la realización de actividades puramente humanas. Ciertamente, “la

Nada en común

184

libertad queda reducida a la elección de cosas según un arbitrio personal, al margen de

la verdad del hombre”.

Y ahí, todas las ideologías ateas que estallaron de su atrofia en el siglo XIX y se han

desarrollado extraordinariamente en el XX, coinciden. Ahí no hay discusión; en todo

caso, llegan a discutir aspectos secundarios del maltrato humano de las personas. Los

sindicatos exigen que los lugares de trabajo sean cómodos, que los servicios de

mantenimiento físico estén a pleno rendimiento; que no haya humos, que se permitan

locales de esparcimiento, que se controle es estrés… pamplinas.

Ahí se encuentra la explicación final del porqué no se asesina a la gente (hechas las

salvedades convenientes) como se asesinaba en España en los años treinta, como se

asesinaba en la URSS… Es, en definitiva, el triunfo del modelo capitalista de

explotación y de aniquilación de la persona, sobre el modelo marxista de explotación y

de aniquilación de la persona. El materialismo ha desechado, por inconveniente, uno de

sus métodos, y tan sólo porque el otro método ha resultado más efectivo, más

productivo, más limpio.

Efectivamente, estamos viviendo “un concepto perverso de la libertad” donde la única

salida es la exclusión social, y esa posibilidad también está prevista en nuestro mundo

liberal.

Quién se autoexcluya va a poder seguir viviendo en este mundo; va a ser indigente; va a

poder practicar libremente la mendicidad. Pero hay otra gente, poca, muy poca,

alarmantemente poca, que se autoexcluye tan solo espiritualmente porque carece de

medios para combatir al sistema enemigo del hombre y enemigo de Dios. Como medio

de control social de esos autómatas que a la postre, ocasionalmente, pueden sacar a flor

de piel su capacidad de pensamiento, el sistema ha desarrollado ampliamente algo que

es intrínseco al hombre: la sexualidad.

No es ningún secreto que la sexualidad, además de ser elemento procreador, es

instrumento de placer. El sistema opresor ha conseguido desvincular ambos aspectos

utilizando todos sus medios para distraer las posibles inquietudes propiciatorias de

disturbios. Si el desarrollo de la sexualidad tuviese un ámbito natural, todo el entramado

se vendría abajo, porque de una relación sexual racional y humana, la procreación

facilitaría en la mente del material humano del sistema el desarrollo del espíritu y la

necesidad de proteger a la prole.

Por eso se hace necesario fomentar la idea de que el cuerpo es de cada uno, y que cada

uno es libre de hacer lo que le plazca, al tiempo que se procura exponer y sobre valorar

los sacrificios que conlleva la constitución de una familia y la crianza de los hijos.

Sobre las familias hacen recaer todas las cargas imaginables. Para ellas no hay ayudas

de ningún tipo, siendo que ellas facilitan a la sociedad la posibilidad de seguir

existiendo. Ellas son las que deben correr, en desigualdad de condiciones con el

egoísmo reinante, con todas las dificultades, y sus hijos, dentro de unos años, serán

quienes se vean obligados a mantener a una sociedad de viejos, que les ha negado el pan

y la sal, que incluso ha aconsejado su asesinato cuando habían sido concebidos, y

entonces les exigirá todos los esfuerzos para el mantenimiento del entramado social y de

Nada en común

185

un sistema de pensiones que ellos, por pura lógica estarán incapacitados para sostener…

Si no se han suicidado antes, hartos de la basura que han acumulado.

Que no se tiene en cuenta a la familia en la organización laboral es una evidencia, pero

es que no existe capítulo en la vida donde no se tenga olvidada a la familia. Por eso

vuelcan tanto las tintas insistiendo que la dignidad de la mujer es incompatible con la

vida de familia. El sistema necesita que eso sea así; por eso no existen leyes que

amparen a la familia, ni tan siquiera a la maternidad en el trabajo.

No es conveniente que la mujer ejerza habitualmente funciones fuera del hogar mientras

existan obligaciones con los hijos, pero este sistema, que fuerza a las mujeres a que

vendan su fuerza de trabajo, exige dedicación total al trabajo sin ningún respeto por las

obligaciones familiares. Las organizaciones feministas favorecen la explotación de la

mujer, presentándola como derecho de las mismas mujeres; contrarían la natural

vocación maternal de las mujeres, presentándola como un método de esclavitud al

servicio de los hombres, y todo ello de acuerdo con la actividad del feroz liberalismo

que procura que las mujeres se inhiban de casarse y de tener hijos al objeto de poder

entrar de lleno en el mercado de trabajo.

Pero no sólo se encuentra la mujer perseguida en los momentos de noviazgo,

casamiento, embarazo, parto, o lactancia. No sólo ve mermado su “derecho” a

incorporarse al mercado laboral en la primera infancia de sus hijos, sino que incluso

cuando ya los tiene crecidos; incluso cuando los niños tienen ya una relativa

independencia que puede permitir a una madre responsable buscar trabajo, el sistema

sigue persiguiendo a esa mujer. Entonces, si después de haber criado a cuatro o cinco

hijos, después de haber dedicado quince o veinte años a dirigir su evolución, y

comprobando que el agobio familiar persiste, decide desarrollar su facultad laboral,

entonces el sistema sigue cerrando las puertas alegando que le falta experiencia, y claro,

ya no es tan joven como veinte años atrás…

El asunto de las familias numerosas traía a los políticos a maltraer. No estaban

acostumbrados a que las familias se movilizasen, y estaban decididos a controlarlas. Se

dieron cuenta, sí, aunque parezca mentira, que es el único colectivo que puede

encumbrar o hundir a un partido político, y desarrollaron todo su arco de mentira para

engatusar a quienes protestaban. Las familias numerosas de Castellón hicieron un

pequeñito ruido, y los políticos decidieron acallarlas... Y lo consiguieron.

En el Pleno celebrado por el Ayuntamiento el día 25 de Octubre, los políticos se

cubrieron de gloria con su actuación; primero, dilataron la cuestión hasta horas que para

las familias era intempestivas, con lo que consiguieron un importante objetivo: que a la

hora de tratar el tema para el que se había convocado en un principio importante

cantidad de público, el salón de plenos estuviese ocupado por cuatro (4) representantes

de la Asociación de Familias Numerosas. Siendo así, el éxito de los políticos estaba

garantizado.

A continuación, la representante de la moción de censura alegó contra el equipo de

gobierno que no había tenido sensibilidad hacia las familias, a lo que el equipo de

gobierno comentó, entre sonrisas cruzadas de uno a otro grupo, que no era cierto, que

habían facilitada la legislación sobre…las parejas de hecho.

Nada en común

186

También se plantearon tratar sobre la Ley de Mediación Familiar, y lo que resultó

alarmante es que esos políticos, de izquierda y de derecha, se pusieron de acuerdo. ¿Qué

perjuicio diseñaban para las familias?

Primero decretaron una ley de divorcio que, como tal, ataca la integridad de la familia, y

de paso, evitaron la redacción de una ley de protección a la familia y se facilitó un

descenso de natalidad que está acabando por ser letal para la sociedad.

En esos momentos, tras la imposición de la ley de parejas de hecho, donde nuevamente

socavan la institución familiar, planteaban una de mediación que significaría una nueva

carga de profundidad contra la institución familiar. El hecho de que los partidos en liza

estuviesen de acuerdo, nos lo garantiza, y la realidad nos lo ha corroborado.

Mientras, los derechistas del PP, que tan sólo oyen el tintineo de los números en su

cuenta corriente, iban a debatir los presupuestos generales del estado abandonando, una

vez más, los intereses de las familias, e iban a atender, eso sí, los intereses de las parejas

de hecho; los intereses de los homosexuales, y los intereses de sus amos anglosajones.

Desde su atalaya de embaucadores, temerosos de ver peligrar sus prebendas, anunciaron

en noviembre, para general sosiego, que iban a tratar de dar guarderías para los niños y

asilos para los ancianos; que como método de reforzar la familia, iban a promover

desgravaciones fiscales para quienes paguen guarderías, o para quién contratase a

alguien que cuide de sus niños o de sus ancianos.

El pueblo no necesita guarderías que vacíen el cerebro y el corazón de nuestros hijos;

nosotros hemos evitado en lo posible que nuestros hijos recalen en esos lugares

inhóspitos para el hombre; no queremos asilos para ancianos; morideros donde se pierde

el calor familiar; no queremos desgravaciones fiscales para quienes contraten a alguien

que cuide de sus seres queridos; queremos que nuestros seres queridos estén cuidados

por nosotros mismos, y para ello sobran guarderías y asilos y falta dignidad humana;

falta apoyo a la familia para que esa madre pueda ejercer su función de madre, que está

por encima de toda profesión; falta apoyo para que esos hijos y esos nietos puedan

atender como a personas a sus ancianos; y finalmente, falta dignidad nacional para tener

el coraje de afrontar lo que hay que afrontar, sin cobardías y sin traiciones históricas.

Y falta respeto por la dignidad humana. Sobra verborrea y engaño, y falta respeto por

todos, y en particular por las madres que han dedicado su vida y su poder económico

para criar unos hijos.

En Noviembre, el Consejo de ministros, con intervención cruzada de varias carteras,

volvió a crear una potente cortina de humo para seguir manteniendo en la inopia las

familias de España. Y es que no acordaron nada… ¿Para qué variar en una táctica que

les mantiene en el poder? se plantearon…

Anunciaron que iban a hacer… Pero ¿qué iban a hacer? y ¿cuándo lo iban a hacer? Su

política es muy sencilla: para tapar agujeros de algún necesitado del partido, con asuntos

como Gescartera lo solucionan en un pis-pas. Pero cuando se trata de abordar un asunto

de alcance nacional como es el tratamiento en Justicia de la familia, ahí todo consiste en

diferir, en alargar, que mientras barajan no pierden… Y si dentro del plazo marcado no

están en el gobierno es que… claro, no les han dado tiempo a realizarlo. Pobres chicos,

Nada en común

187

¡qué incomprendidos que son! Eso sí, aumentaron en un 50% las ayudas por hijos a

partir del tercero. Eso lo tenían fácil, porque claro, no se trata el 50% de cero… pero

casi casi.

En otro orden de cosas, el 24-10-2001 el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad

Valenciana determinó la repetición de un juicio por discrepancias con la actuación del

jurado, que al parecer, demostró su radical incapacidad para juzgar un hecho. Pero eso

es lo que los maestros del derecho español… y romano, han entendido siempre. Siempre

han dejado las graves decisiones en manos de un juez, de una persona especialmente

preparada para sancionar los hechos legales, del mismo modo que el cirujano se dedica

a su función sin escoger en medio de la calle el personal preciso para llevar a efecto una

intervención.

Liberalismo es a libertad lo que mentira a verdad, y liberales son todos los partidos

políticos representativos de la voluntad popular; liberales son los periódicos, las

emisoras de radio y las de televisión, y como producto de la alquimia de sus partidarios,

el concepto liberal se ha implantado como expresión de igualitarismo y de libertad de tal

manera en la sociedad que declararse enemigo del liberalismo es poco menos que

inimaginable.

Hoy, el liberalismo es unánime, no tiene antagonismos militantes internos, sino

antagonismos políticos internos; medios para imponer su mandato, lo cual evita, en gran

parte, derramamiento de sangre y favorece la común y general explotación de las

personas, individual y socialmente hablando.

Hoy el liberalismo es unánime, ¿o es que alguien encuentra diferencia entre partidos?

¿En qué se diferencia la ideología del Sr. Giménez Reyna de la del Sr. Roldán? ¿En qué

se diferencia las vacas locas del aceite de colza? ¿en qué el Sr. Guerra del señor

Camacho? ¿en qué la ley de parejas de hecho defendida por el Partido Popular de la

defendida por el PSOE? ¿en qué la ley de asesinato de niños no nacidos? ¿en qué la

persecución de la familia realizada por la derecha de la realizada por la izquierda?

Todos, absolutamente todos son liberales; todos, absolutamente todos son parásitos;

todos, absolutamente todos son contrarios a los principios cristianos…y por multitud de

conceptos; todos, absolutamente todos se ven reflejados en la encíclica de León XIII

sobre la libertad y el liberalismo; todos, absolutamente todos, siguiendo la doctrina de

mosén Félix Sardá Salvany deberían ser reos de excomunión, y por supuesto, del mayor

de los desprecios de los cristianos.

Y manifestaban sin rubor esa enemistad, eso sí, enmascarada en amistad; así, en el mini

diario de la Comunidad valenciana de 11 de Diciembre podía leerse que las madres, las

abuelas… las prostitutas…, y siempre según el presidente de la Generalidad, tienen

mucho en común.

Tal afirmación, tal vez la emitió el presidente de la Generalidad por conocimiento

cercano de alguna realidad propia de quienes se reunieron para decir tal genialidad. Pero

además de los señores políticos, y aunque les parezca mentira a los señores políticos,

están las abuelas, las madres, las esposas y las hijas del resto de los mortales.

Nada en común

188

En un pensamiento sobre Europa publicado en esas fechas se decía que los principales

elementos de su cohesión son la democracia y el estado de derecho. Y parece que tienen

razón quienes tal afirmaban.

Por el contrario, los valores que conforman la Hispanidad, son: la libertad, la

cristiandad, la honestidad, la generosidad, el mestizaje, la cultura, el respeto a la

vida…todos se encuentran en la tradición greco-romana que conforma el espíritu de la

Hispanidad, tan alejado del espíritu liberal europeo.

Y el mangoneo económico, a flor de piel. Por un lado, Giménez Reina estaba eximido

de la obligación de veracidad, y por otro, el Banco de España pedía al SHBC, inglés él,

que facilitase datos sobre las operaciones realizadas por el Sr. Camacho durante su

gestión de Gescartera.

La pretensión del banco de España era irrisoria. ¿Cómo pretenden demandar datos a un

banco inglés sobre alguien que ha hecho daño a España? ¿Acaso no se ha enterado el

banco de España que los ingleses pueden hacer con nosotros todo lo que quieran sin que

por nuestra parte tengamos otro derecho que dar las gracias por haberse fijado en

nosotros?

Ellos no tienen problemas. Mientras nuestros gobiernos sean serviles nos consideran y

nos usan como su vanguardia contra sus enemigos, y nos usan como retrete para sus

necesidades, y desde su pedestal nos dicen que somos buenos chicos. Pero si España

tuviese un mínimo de dignidad y de sentido patriótico, en vez de servilismo

“euro”…”peo”, no sería lo mismo…

Ni en lo histórico ni en lo político, ni en lo religioso tenemos semejanza alguna con el

mundo anglosajón. Ellos están orgullosos de sus atropellos históricos allí donde ha

hollado su pie, mientras los españoles nos avergonzamos de las más grandes hazañas de

la Humanidad. Ésa es nuestra gran diferencia con ellos.

Los sucesos de Nueva York del 11 de Septiembre seguían coleando, y la prensa

española dedicaba bastante más a éste tema que al terrorismo padecido por España.

En las últimas décadas del siglo XX, y en los primeros años del siglo XXI, en España,

tras haber efectuado una purga materializada en miles de crímenes extendidos durante

treinta años, ya no asesinan a nadie por defender los principios patrios; sencillamente

marginaban al que tal se le ocurría. Ahora lo correcto es insultar a la Patria, defender los

principios nacionalistas, y preocuparse por los inconvenientes que puedan tener los

Estados Unidos de Norteamérica. Eso sí es importante.

Pero lo verdaderamente importante, así como en los años treinta era gritar ¡Viva Rusia!

y ¡Muera España!, hoy, sin tanta vehemencia, lo correcto es desentenderse de las

permanentes acciones tendentes a la descomposición nacional, al tiempo que se siente

como propio lo que pueda ocurrir en los Estados Unidos de Norteamérica.

Lo que resulta inadmisible es que en España se presente el holocausto que el marxismo

está aplicando sobre el pueblo español como un mal llevadero, y provocado por

fascistas, y el macro crimen cometido los EEUU, como algo que nosotros, españoles,

debemos cortar.

Nada en común

189

El 31 diciembre 2001 se puso fin al Servicio Militar Obligatorio. Total, para lo que ya

servía el Ejército...

Este año se produjeron 15 asesinados (3 políticos y 12 españoles) por el terrorismo y

69.857 niños asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la

democracia.

2002

En estas fechas, y como consecuencia de la política antinatalista, se estaba llegando ya a

unas situaciones alarmantes por falta de los medios necesarios para el mantenimiento

de unas estructuras sociales a las que nos hemos acostumbrado, y los políticos, en una

nueva pirueta, encontraban la solución atornillando un poco más la presión fiscal,

incrementando alegremente el precio de los carburantes, lo que acarreó un incremento

generalizado de todos los precios.

Así las cosas, el relativismo reinante se encuentra, de cuando en cuando, en callejones

sin salida que embotan más, si eso es posible, su mente ayuna de humanidad. Uno de

esos callejones era en este 2002, sin lugar a dudas, la cantidad creciente de embriones

congelados que quedan tras los tratamientos de fecundación in vitro.

¿Cuándo, antes del 11 de Septiembre de 2001 se había oído a los políticos imperantes

citar a Dios? ¿Cuándo, desde ese fatídico día y antes de tener dominado el panorama en

Afganistán han hablado de asuntos tan criminales como la clonación?

Pasado el trago no dudaron en volver a la carga, en continuar con sus campañas de

asesinato de nonatos, de fabricación de humanoides, y con sus campañas empeñadas en

esclavizar la humanidad.

En estos principios de 2002, con los embriones que dejaban congelados en los

tratamientos de fecundación in vitro, se planteaban hacer nuevos experimentos para

demostrar su valía como armas del Demonio.

Empezaba el año con un dato sobre la criminalidad: Interior atribuía a la inmigración el

aumento de la misma en más de un 9%. Por otra parte, en los seis últimos meses del año

anterior, la Guardia Civil detuvo a 3.282 inmigrantes africanos, de los que más del 99%

llegaron a las costas del sur de Fuerteventura y Lanzarote. El 19-11, el fiscal general del

Estado, Jesús Cardenal, afirmaba que “hay extranjeros que han sido detenidos hasta 119

veces y que el 3% de la población de extranjeros en España genera el 33% de la

población reclusa”. Al finalizar el año, la Guardia Civil había interceptado en Ceuta

desde el inicio de 2002 a un total de 36.405 inmigrantes indocumentados que intentaron

burlar las normas de seguridad establecidas en el perímetro. En ese momento, más de un

millón trescientos mil inmigrantes residían legalmente en España, lo que representaba el

3,1 por ciento de la población, que ascendía a 41.837.894.

La problemática de la inmigración llevaba una escalada imparable; así, el 4 de

septiembre, el responsable de Extranjería, Ignacio González, apostaría por acelerar las

Nada en común

190

repatriaciones para paliar el colapso en Fuerteventura, pero el goteo continuaría

incrementándose de manera alarmante, hasta el extremo que el 18 de Septiembre UGT

de Canarias denunciaría "la situación calamitosa" en la que vivían los inmigrantes

recluidos. Por su parte, el Ministerio del Interior habilitó créditos por 64,2 millones de

euros, para hacer frente a gastos corrientes de ejercicios presupuestarios anteriores. Una

parte de ese dinero, en concreto 365.176 euros, serviría para pagar lo que se había

invertido desde los años 1996 a 1999 en transportes para repatriar a inmigrantes. España

acogió en 2001 al 24% de toda la migración neta de la UE, muy por delante de países

como Alemania e Italia con un 17% o el Reino Unido con un 15%.

La preocupación por la inmigración descontrolada era creciente, y no es para menos...

El 3 de Marzo, la comunidad musulmana solicitaba que el Estado español pagase la

enseñanza de la religión islámica en los centros públicos y concertados en los que exista

demanda, mientras, curiosamente, la religión católica era manifiestamente perseguida en

esos ámbitos.

Simultáneamente, el barrio de Ruzafa de Valencia se convertía en un campo de batalla,

en el que hubo 23 detenidos y numerosos destrozos. “El grupo ultraderechista España

2000 había convocado una manifestación autorizada ‘contra la inmigración’ y, en

respuesta, 500 antifascistas comenzaron una protesta pacífica con cacerolas y

silbatos”103. Y el 6 de Abril, hasta la organización terrorista ETA mostraba su

preocupación, en su boletín interno "Zutabe”, por el hecho de que la población del País

Vasco esté aumentando por la llegada de inmigrantes, “lo que repercute negativamente

en la identidad de Euskal Herria y puede poner en peligro la supervivencia del

eusquera”.

Pero la inmigración que se perseguía con más saña era la proveniente del mundo

hispánico: la única que debía ser protegida y amparada. En éstas fechas, Cesáreo tomó

contacto con un grupo filipino, en internet. A ellos les manifestaba que en España,

hablar de España, desde el advenimiento de la democracia, es una osadía que ha sido y

es castigada con el ostracismo.

Quienes hablan de España y de Hispanidad, quienes manifiestan nuestra idiosincrasia

hispánica, son fascistas… Y no hay más que hablar.

El 12-4-2002, el Cuerpo Nacional de Policía desarticulaba 16 redes de inmigración

ilegal y detenían a 17 personas, de ellas 12 en Ceuta, que introdujeron en España en el

último año a más de 2.000 inmigrantes marroquíes.

Y es que el problema de la inmigración lo capeaban a su aire, pero ¿y el genocidio? Ahí

no hay quién los pare. Así, en Francia, en Europa, “indemnizaron” a un niño por no

haber sido asesinado antes de nacer. El motivo: era mongólico.

Y en el camino de ese genocidio está, lógicamente, la familia. Así, en el periódico

órgano del sistema “El País” de 30 de Noviembre el Sr. Vicente Verdú, propaló una

serie de grandes mentiras. Decía que a finales de los años 60 no se era de verdad

moderno si no se era antifamiliar, cuando la verdad es que se empezó a combatir a la

familia en el gobierno de la UCD; se concretó un primer ataque con la formalización de

103 texto tomado literalmente del Ministerio del interior

Nada en común

191

la ley del divorcio, siendo redondeado el ataque con la legislación fiscal, y escudándose

en que, caso de contemplar ayudas a la familia, la oposición, en ese momento el PSOE,

pondría el grito en el cielo (…o en el infierno). El caso es, que entre todos la mataron y

ella sola se murió.

También decía que la felicidad de la familia radicaba en que “frente a la rigidez

jerárquica de antaño, la paternidad ha abierto una holgura y contra la severidad de los

horarios el día se ha dilatado… familia y libertad eran antagónicas”, y seguía diciendo

que los jóvenes no se emancipan ahora como se emancipaban antes, porque el ámbito de

familia “es más humano y placentero”. En fin, todo sea para justificar el sistema y

cerrar los ojos a la realidad, porque si los jóvenes no se emancipan es porque la

sociedad que hoy padecemos, niega a esos jóvenes la capacidad de emanciparse y les

encarece la vida de manera tan atroz que no les deja resquicio.

Y como muestra de esta evidencia, el día 10 de Enero, Cesáreo recibió la “CIRCULAR

INFORMATIVA-CONVOCATORIA AYUDAS PARA LIBROS DE TEXTO CURSO

2002-2003”, donde volvió a encontrar la falta de sensibilidad en los poderes públicos.

Y es que los requisitos exigidos para percibir las ayudas se efectuaron, nuevamente, con

criterios poco reales, porque una familia de tres miembros con ingresos brutos anuales

de 14.900,01 euros (2.483.578 Ptas.) quedaba excluida.

No obstante, el agravio se incrementaba con aquellas familias que tenían más de tres

hijos, que para recibir la mentada ayuda debían encontrarse en la más profunda de las

indigencias.

Una familia de siete miembros, que no accede absolutamente a ningún lujo, precisaba

estrictamente para vivir 1.258.188,- Ptas. anuales más del máximo requerido para tener

acceso a la ayuda por libros.

Las familias numerosas, oprimidas fiscalmente por un sistema que penaliza la natalidad

y el matrimonio, exigían una atención inmediata; que se despenalice el trabajo en el

hogar, que se despenalicen los ingresos cuando son obtenidos por uno solo de los

cónyuges, que se despenalice no ser familia desestructurada, que se despenalice, en una

palabra, a la FAMILIA.

Pero la legislación no está por la labor; así, el Tribunal Constitucional sentenció en estas

fechas que un contribuyente no podía acogerse al supuesto de unidad familiar con hijos

y al propio tiempo presentar una declaración conjunta en el IRPF si su cónyuge optaba

por la declaración individual. Eso, que en principio parece correcto, no es sino una

nueva trampa saducea; un nuevo ataque a la familia, cuando resulta que los divorciados

sí se benefician de esa posibilidad.

Pero la política antifamiliar está fomentada desde los tiempos de la UCD, cuando se

redactó la ley de divorcio y no se redactó una ley de apoyo a la familia para evitar que la

izquierda se molestase (ver hemerotecas). Ahora, Celia Villalobos, del PP, tan impuesta

en la propagación del aborto “del día después”, propiciaba el suministro de condones en

los colegios.

Nada en común

192

Pero no quedaba ahí la cosa. El señor Ramón Cardona, representante de la organización

marxista Izquierda Unida, reclamaba para los homosexuales, derecho a la pensión de

viudedad, a beneficios de la Seguridad Social, y a garantías para los hijos…Y se

quedaba tan ancho y tan contento ese señor.

En la Comunidad Valencia fue publicado el PIFI (Plan Integral de Familia e Infancia),

en un renovado ataque contra la familia; plan al que, en sus siglas, y para ser honestos,

Cesáreo decía que parecía faltarle una “A”.

El PIFI mereció especial atención por parte de Cesáreo, que le dedicó un extenso

comentario que fue debidamente divulgado y llegó hasta las manos del que en aquel

entonces tomaba posesión del cargo de Director Gral. de Familia e Infancia, D. Agustín

Domingo Moratalla. Era el 9 de Marzo de 2002. Criticaba que empezase hablando de

la pluralidad de “tipos de familia” y se congratulaba porque los políticos habían

descubierto una de las realidades de la familia; a saber “la consideración de la familia

como un protagonista de la modernización, la mejora de la comunicación, y la creación

de redes voluntarias de solidaridad”.

En una sociedad donde los poderes públicos llevaban más de un cuarto de siglo

atacando el ser y la esencia de la familia, no estaba mal que acabasen diciendo una

afirmación como esa, pero, y contra lo que se afirmaba en el mismo texto, no era cierto

que hubiesen consensuado nada con las organizaciones de familia. Lo único que

hicieron fue tener en cuenta una serie de opiniones que una persona (a la sazón el propio

Cesáreo), por su cuenta y riesgo, fue enviando casi a diario a la sede del Partido

Popular.

Como no podía ser menos, también por estas fechas el PSOE hizo su particular

pantomima y publicó sus “Políticas para el bienestar de las familias”, que lógicamente

también debidamente diseccionado, criticado y divulgado... sin ningún resultado,

naturalmente.

Pero si lamentable era el Plan Integral para la Familia y la Infancia con que nos castigó

la Generalidad Valenciana, más lamentable fue la declaración de conformidad al mismo

dada por AVAFAM, asociación que debería defender los derechos de las familias.

Cesáreo quería creer que la declaración efectuada por AVAFAM era una opinión

personal y no el sentimiento de sus miembros, quienes tuvieron acceso tanto al

documento redactado por la Generalidad como al documento de crítica, transmitido

también a la prensa, y que ponía en evidencia el oportunismo político, la falacia y el

nada más que caracteriza al PIFI.

Resultaba curioso que hasta Unión Valenciana ¡un partido político!, ¡harto de comer a

base del expolio que el sistema ejerce sobre las familias!, observó pegas que la

Asociación de Familias no veía. El presidente de AVAFAM acabó dimitiendo.

Cesáreo intentó constituir una agrupación electoral con el nombre de AGRUPACIÓN

CASTELLONENSE DE LA FAMILIA, con el objetivo de presentarse en las

elecciones municipales. Dieciocho puntos programáticos marcaban el ideario en defensa

de la familia. Fue uno de los fracasos a los que ya estaba acostumbrado. Ni tan siquiera

consiguió los avales necesarios para presentar la candidatura.

Nada en común

193

Más efectiva era la administración. En Junio presentó el PIAF (Plan Integral de Apoyo a

la Familia). Redactado por el Gobierno comenzaba dando un dato significativo: “de un

total de 39.852.651 españoles, 38.848.133 viven en familia”.

Cesáreo hizo un extenso comentario al mismo en el que expresaba sus ideas:

“La inexistencia de votantes, la inexistencia de mano de obra, es lo que realmente

preocupa al sistema. No le preocupa la familia, ni le preocupa la salud de sus miembros.

Por eso llevan adelante estudios contra natura. Por eso favorecen realidades

antinaturales como el divorcio, la homosexualidad, la eutanasia o el aborto.

Se les ha ido la mano, y ahora parece que quieren corregir algo la situación; así,

proclaman que su preocupación por la familia se ha plasmado en “la ley de conciliación

de la Vida Familiar y Laboral aprobada en 1999, la aprobación del “coste cero” para las

cotizaciones de la Seguridad Social de los contratos de sustitución por maternidad, la

reforma del IRPF del año 1999 y la mejora de la protección familiar de la Seguridad

Social”, y que tales extremos “ son una muestra de que el Gobierno ya ha venido

situando a la familia como eje de su labor”

Afirman que el “plan 2001-2004… (es) para garantizar el principio de continuidad

demográfica. No se trata en ningún caso de hacer políticas que interfieran en la vida de

las familias, sino de facilitar que éstas puedan tener la seguridad y estabilidad necesarias

para tomar sus propias decisiones.”

Ninguna medalla para el estado por cumplir con su obligación, que no debe ser otra que

el amparo de los derechos de la persona, de la familia y de la sociedad, y la promoción

de un orden social justo en el que todo interés particular quede subordinado al bien

común.

El plan afirma que “tiene 4 grandes objetivos: 1) Incrementar la calidad de vida de las

familias; 2) Fomentar la solidaridad intergeneracional; 3) apoyar a la familia como

garante de la cohesión social; 4) Prestar apoyo a las familias en situación de riesgo

social y otras situaciones especiales.”

Todo parece correcto pero, ¿se han enterado de la función principal del estado? ¿Se han

enterado que esos cuatro grandes objetivos que citan no son sino la recuperación de

parte del terreno perdido? Y es que no es lo mismo dar servicio a un extraño que servir a

quién se debe… Y muy distinto es dar un servicio a alguien del que se pretende sacar

algo. Aquí, quién únicamente debe dar es el estado, y quién únicamente debe recibir, es

la familia.

El número de hijos por mujer en edad fértil es de 1,07. “Esta cifra confirma la caída de

la natalidad que se ha venido produciendo en nuestro país desde el advenimiento de la

democracia. De hecho, el umbral de reemplazo generacional (2,1) no se alcanza desde

1981.”

Es realmente cierto este aserto, pero ¿quién lo ha propiciado? Todos sabemos que los

partidos políticos españoles pertenecen a diversas internacionales. Todos sabemos que

esas internacionales marcan un rumbo a seguir, que cada uno de los partidos aplica en

Nada en común

194

su respectiva nación. Así, la implantación del divorcio, la implantación del hijo único, la

implantación de las parejas de hecho, el aborto, la eutanasia, la homosexualidad… Todo

son conceptos tratados en los congresos internacionales de los partidos políticos, y todo,

consignas que posteriormente se ven reflejadas en las leyes.

No es creíble que los partidos políticos afronten estas realidades como cuestiones

ajenas. Más correcto es que las afronten como consecuencia directa de sus actuaciones

anteriores.

En lo tocante a la natalidad, afirma el documento que “las respuestas de las mujeres que

no tienen hijos, sobre cuántos les gustaría tener ofrecen la esperanza de un posible

aumento de la natalidad”. En España existen 6.280.467 mujeres entre 20 y 39 años104

1.324.269 entre 15 y 19 años, y 1.343.937 entre 40 y 44 años.

También afirma que “Las razones principales…por las que algunas parejas no quieren

tener hijos…son… económicas (83%), cargas que implican los hijos (28%) que la mujer

trabaja fuera de casa (22%) y el pesimismo ante la situación económica y social (17%)”

La redacción del aserto es magnífica. Con ella no hay lugar a error. No obstante, sí da

lugar a error, y saliendo al quite, no parece corresponderse el mismo con las

investigaciones realizadas por el INE. en 1999, donde si bien no se aborda

específicamente, se reflejan aspectos que lo contradicen.

Por ejemplo, el número de familias españolas con más de cinco hijos cuya vivienda

tiene tres o cuatro habitaciones (dejamos aparte las 2319 familias que con ese número

de hijos tienen una vivienda con dos habitaciones), es de 89.060, mientras matrimonios

sin hijos con viviendas de más de cinco habitaciones hay 374.912; matrimonios sin

hijos con viviendas de tres o cuatro habitaciones, 3.673.526…

Es de destacar que, dando por supuesto que el mayor número de hijos lo tienen las

mujeres que se dedican a las laboras del hogar y las pensionistas (1,97 y 1,52 de media,

respectivamente)105, las mujeres que trabajan por cuenta propia tienen una media de

1,46 hijos, y las en general ocupadas, 1 hijo como media. Es evidente por tanto que la

justificación es errónea. Ninguno de los grupos relacionados cubre las necesidades

sociales.

Lo que es evidente es que la inmensa mayoría de las familias españolas (el 87%),

indistintamente de que trabajen o no los dos cónyuges, indistintamente de que posean

una vivienda con más o menos dimensiones, indistintamente de su poder económico,

no tienen los hijos necesarios para que la sociedad siga siendo.

El 46,61% de la población no tiene hijos; el 15,55% de esa misma población tiene un

hijo; el 26,31% tiene 2 hijos; el 8,54 cumple con la ley de reposición social teniendo

tres hijos; y tan sólo el 2,94% de la población, por supuesto con porcentajes que alejan

considerablemente al que tiene cinco hijos del que tiene trece, nutren a la sociedad de

contribuyentes.

104 Encuenta de fecundidad INE año 1999

105 Encuenta de fecundidad INE año 1999

Nada en común

195

Esto da lugar a agravios comparativos notorios, como puede ser el despilfarro de

medios privados por parte de ese 46,61% citado, por ejemplo, que, sin embargo piensa

en una jubilación dorada que estará alimentada por los hijos de ese 2,94% de población

que sufre lo indecible para poder mantener a lo que sin lugar a dudas podemos calificar

como “esclavos del futuro”.

Basándose en encuestas deducen que “la mejora de la situación económica tiene sin

duda un efecto positivo sobre la decisión de las familias de tener hijos”. Teniendo en

cuenta lo relatado, parece que esta afirmación no acaba de ser correcta. Queda

manifiesto que el núcleo de población con mayor número de hijos está constituido por

89.068 familias cuya vivienda tiene tres o cuatro habitaciones, no más.

Esta situación es claramente demostrativa de que esas familias no tienen capacidad

económica suficiente, y sin embargo, prefieren renunciar al fregaplatos; al coche en

mejores condiciones; por supuesto a la segunda vivienda; al cine, a las cortinas… y a

tantas cosas normales, porque el amor a sus hijos es superior a los contravalores hoy

dominantes en una sociedad vacía de conceptos humanos.

No parece del todo acertado aseverar que la mejora de la situación económica favorezca

la natalidad; lo que favorece la natalidad es la existencia de valores; la creencia en la

trascendencia del hombre; el patriotismo; el entendimiento del hombre no como un ser

de consumo, sino como un ser portador de valores eternos, capaz de salvarse o de

condenarse.

Tan sólo los valores son capaces de conseguir que un matrimonio acepte feliz la venida

de los hijos; la merma de sus capacidades económicas y los inconvenientes que acarrea

un nuevo miembro de la familia. Tan sólo los valores, enfrentados a los contravalores

que el sistema establecido difunde por doquier, permiten que un matrimonio, con

medios económicos cada día más exiguos, afronte la crianza de sus hijos, que son el

sostén de la misma sociedad que los persigue.

Dice el documento del Gobierno que “Unas unidades familiares cada vez más reducidas

en cuanto a su composición, tendrán que hacer frente de manera creciente a problemas

de dependencia.”…Según y cómo.

Hemos hablado que un 46,61% de la población no tiene hijos. Ese 46,61% de la

población, se permite los lujos orientales que sus ingresos, combinados con su

capacidad profesional les facilitan.

Sin embargo, un padre de cinco, de seis hijos…, con las mismas condiciones

profesionales que un soltero, o que un casado sin hijos, paga a Hacienda mucho más que

un soltero o que un casado sin hijos. Para referencia, nada más cercano que la

declaración de renta relativa al año 2001.

Concretamente 7.200,-€, es lo que una persona casada y con cinco hijos paga de menos

a Hacienda, si comparamos su situación fiscal con otra persona que tenga sus mismos

ingresos e inversiones, y se encuentre sin cargas familiares. Con una condición: mismas

inversiones significa una vivienda con unas dimensiones que, en el caso de un soltero,

pueden ser sinónimo de lujo oriental…

Nada en común

196

7200,- euros con los cuales se justifica que, a la edad de jubilación, sus cinco hijos

paguen la pensión de la persona soltera, quién para mayor inri, además de un plan

personal de pensiones que habrá podido crearse, de una vida de jolgorio que no se la

salta un galgo, tendrá prevalencia sobre los servicios sociales pagados por los hijos de

quién los ha tenido, en atención a que el soltero (o casado sin hijos) no tiene hijos que le

puedan cuidar… A eso se le llama esclavitud.

Llegada la edad de jubilación de unos y de otros, de ese 46,61% de la población que

libérrimamente ha decidido no tener hijos y gastárselas en lo que ha preferido y de ese

sector de la población que representa el 2,94% de la población, ¿es justo que los hijos

del segundo segmento (que representan el 50% de la nueva población cotizante) se

hagan cargo de las necesidades del 46,61% de la población que en su momento les

brindó la más “comprensiva” de las sonrisas cuando aquellos manifestaban la necesidad

de apoyo social?

La Seguridad Social, que es un elemento en el que todos hemos cotizado, no puede

convertirse en un medio de esclavitud para con los hijos de familias numerosas. La

Seguridad Social debe, inmediatamente, repercutir beneficios, con carácter retroactivo

sobre las familias numerosas, o de otro modo, las familias numerosas deberán escindirse

de la Seguridad Social, en evitación de un hecho manifiesto de esclavitud sobre sus

hijos.

El documento reconoce que “Existe un número de familias (13%) que tienen tres o más

hijos… La sociedad española se enriquece demográfica y económicamente del esfuerzo

de los padres y madres de familias numerosas.” Bien está que la Patria se beneficie del

aporte efectuado por las familias numerosas; lo que no es de recibo es que nadie los

parasite.

Ese 13% ha recibido durante los últimos veinte años los insultos (póntelo, pónselo; ¿no

tenéis televisión?; conejas…) del sistema imperante. A ese 13% se le ha llegado a decir

que habría que cuestionar la atención sanitaria del tercer hijo y sucesivos, porque

acarrean un costo extraordinario a la Seguridad Social.

En un principio fue el hombre y la mujer. En un estadio inmediatamente superior, fue la

familia. Ésta, núcleo primigenio de la sociedad, se asoció con otras familias, y

constituyeron el poblado… el municipio… el estado.

Todo poblado, todo municipio, todo estado que no esté basado en el servicio primero a

la familia, debe ser eliminado. El estado no es sino un instrumento creado por la

familia, creado por el desarrollo natural de la familia, para proteger a la propia familia,

para desarrollarla, para engrandecerla…

También señala el PIAF que “Algunos estudios sitúan en algo más del 8% los hogares

monoparentales”. Esa situación no es sino otra lacra social que, si ocasionalmente está

producida por accidentes que han dejado sin la compañía y el apoyo de uno de los

cónyuges, en otras ocasiones es consecuencia de una pésima política familiar llevada a

cabo en un estado que ha dejado de creer en el hombre.

Nada en común

197

Tan es así, que “desde la aprobación de la legislación reguladora de la separación, el

divorcio y la nulidad matrimonial en 1981, se ha producido un incremento gradual y

progresivo de casos de rupturas matrimoniales.”

La ley de divorcio, lejos de enmarcarse en el “derecho de familia”, se enmarca de

manera manifiesta en “la manipulación del derecho en contra de la familia”, y como

consecuencia en contra del propio estado, en principio, servidor de la familia. Las

víctimas principales de semejante lacra social son en principio los hijos, pero a la postre

lo es la sociedad entera.

El niño necesita referencias claras para educarse de una manera correcta, para dirigirse

en la vida, para tener un norte… El divorcio vuelve loca su brújula. Su Santidad el Papa

Juan Pablo II se ha referido a ellos como “huérfanos con padres vivos”. Algo

equivalente a muerto viviente, a zombi.

Los poderes públicos presentan el divorcio como la solución a un problema, cuando es,

en sí, el problema propio de una sociedad sin valores y sin norte. Incapaces de resolver

el problema por ellos mismos creado, se dedican a fabricar parches que aparenten

solventar los agujeros del sistema; así su preocupación es el “desarrollo de los servicios

de orientación y/o mediación familiar”.

El propio documento reconoce que el incremento de casos de divorcio se corresponde

con la aplicación de la ley de divorcio. La ley, en vez de atajar el problema, le da vida y

justificación.

De la fuente del divorcio surgen, de menor a mayor importancia otros problemas, como

el fracaso escolar; la insolidaridad y el egoísmo de los hijos; la delincuencia, la droga y

finalmente la homosexualidad, como demanda del cariño y la comprensión de que se

han visto privados por la separación de los padres.

Existe “violencia entre la pareja… maltrato de niños… maltrato de ancianos… violencia

de los hijos hacia sus padres…“ Problema grave el del maltrato y la violencia. No

obstante, se les olvida citar el aborto y los aplausos a la eutanasia. Tampoco deberían

olvidar el maltrato infantil infligido por los medios de comunicación y por la escuela

antipedagógica que padecen los niños. Ese maltrato es el más generalizado, es el que

padece la práctica totalidad de los niños españoles, y que deja peores secuelas que las de

una bofetada.

También debían especificar qué entienden las instituciones por maltrato, porque lo

educativo de una bofetada a tiempo debe ser tenido en cuenta y debe ser considerado

benéfico, del mismo modo que debe ser considerado pernicioso y tipo de maltrato, el

vicio de la permisividad.

Afirman que “El objetivo prioritario del gobierno es mejorar la calidad de vida de todas

las familias españolas… estabilidad, autonomía, comprensión, acceso a la educación y a

la cultura.” Pero eso se contradice con su objetivo de “fomentar las nuevas relaciones

intrafamiliares”. El estado no debe dedicarse a eso, sino a no minar las relaciones

intrafamiliares.

Nada en común

198

El estado debe garantizar, más que la disolución del matrimonio, la indisolubilidad del

mismo; la atención prioritaria a la prole, y por su puesto, para ello, primero debe

conocer el grave daño que un divorcio puede ocasionar en un niño.

También hacen un voto por el reconocimiento y la gratificación expresa de la labor

solidaria que la familia realiza dentro de la sociedad."

Con esa afirmación parecen presentarse como los máximos representantes del hecho

social, cuando los únicos que constituyen el ser y la esencia de la sociedad, son las

personas, por naturaleza enmarcados en familias. No el estado, y mucho menos el

gobierno.

Marcan diez líneas estratégicas de actuación. Buenas palabras para contentar a los

únicos señores del estado, cuando las necesidades de los señores del estado (convertidos

en esclavos del estado) son de carácter inminente, dado que sobreviven casi de milagro.

Parece fuera de lugar que el estado pretenda organizar la vida familiar. No obstante, se

atreven a decidir por la familia afirmando que “en primer lugar en las propias familias

deben fomentarse actitudes favorables para que las responsabilidades familiares sean

compartidas de manera equilibrada entre el hombre y la mujer. En segundo lugar, es

muy importante que las empresas, a través de su propia actividad y de sus políticas de

recursos humanos, cooperen en la creación de un clima más favorable a la conciliación

del trabajo con la vida familiar”.

¿Cómo puede un estado delegar en las empresas la creación de un clima favorable a la

conciliación del trabajo con la vida familiar? Ésa es una responsabilidad directísima del

estado servidor, que el estado tirano elude.

No sólo eso, sino que, además, el estado debía crear las instituciones necesarias para

que en las horas libres y en los recreos de los trabajadores, tengan éstos acceso al

disfrute de todos los bienes de la cultura, la alegría, la salud y el deporte.

En vez de eso, el estado promueve y facilita diversiones alienantes como es el caso de la

televisión, y permite todo tipo de manifestaciones verídicas o falsas (generalmente

falsas), que acaban siendo aceptadas como verdades indiscutibles al ser

machaconamente presentadas como ideales por unos medios de comunicación que nada

tienen de servicio a la sociedad.

Lo que anunciaban era “incrementar los servicios de atención a la primera infancia…

para niños y niñas menores de 3 años hasta cubrir la demanda existente.”

El asunto de las guarderías no es sino un nuevo método de disociación familiar y de

destrucción de la persona. El niño, en su más tierna infancia, más que atenciones

profesionales, necesita los brazos de su madre…

No es necesario incrementar la oferta de servicios públicos y privados de atención

infantil para favorecer a la familia, sino en todo caso para favorecer un supuesto

encauzamiento de la fuerza de trabajo femenina, no hacia intereses propios de la mujer;

no hacia intereses propios de su familia, sino para satisfacer la avidez de producción y el

Nada en común

199

abaratamiento de la misma, como lógica de la ley de oferta y demanda en la que nuestra

sociedad está sumida.

Pero el peor problema que tenía el gobierno es que estaba inmerso en la ardua tarea de

justificarse. Así, exponían todo lo que habían hecho a lo largo de la historia en orden a

la familia, que se concentra en… “ley 21/1987 de 11-11 sobre adopción…Ley 1/1996

de 15-1, de Protección Jurídica del menor…”. Y todo con una lamentable apostilla; a

saber: “ todas ellas han respondido a una necesidad o demanda social ampliamente

manifestada.”

Sería interesante saber si todo lo que se debe legislar debe ser porque existe “una

demanda social ampliamente manifestada”; teniendo en cuenta otro detalle: ¿quién y

cómo se determina lo que es “necesidad” y lo que es “demanda ampliamente

manifestada”?

La familia, una evidente realidad, consecuencia de la existencia del estado, es humillada

por el propio estado porque su voz, el estado, ha perdido la noción de sí mismo; ha

perdido la razón de su existencia, y pide que hable el ser del que él mismo debiera ser

voz.

Se estaba viviendo una interesante “movida”, en la que Cesáreo participaba

directísimamente caldeando los ánimos a través de Internet. Así. el 27-9-2002 largaba

uno de sus “misiles” diciendo:

“El próximo 2 de Noviembre, día de difuntos, se celebra en Madrid Asamblea General

de las Asociaciones de Familia Numerosa de España. No se ha podido escoger peor

fecha, ya que justamente la familia es sinónimo de vida.

Pero la fecha no es sino una anécdota. Lo que realmente resulta doloroso y

contrasentido es que a la clausura de esa asamblea haya sido invitado nada menos que el

presidente del gobierno español, que por supuesto acude encantado.”

El día 29-9-2002 volvía a la carga diciendo:

“El mayúsculo insulto debería ser prevenido, porque, ¿quién dice que la indignación de

las familias españolas no ocasione una situación de alteración del orden público?.

Nuevamente, como en el caso de las clínicas abortistas, el gobierno es responsable de la

situación. Lo mejor es que el señor Aznar se entere por la prensa de las conclusiones de

la Asamblea”.

En esas mismas fechas se celebraba el Congreso del PP en Valencia, con el boato propio

de las grandes empresas especulativas, pero con la improductividad propia de los

parásitos.

Prudente, Paciente y Perseverante, fue la auto calificación complaciente de su

presidente. Tres virtudes que ciertamente están presenten en la actuación del Partido

popular. Es prudente para pactar hasta con el Diablo. Es paciente para dinamitar la

sociedad española, y es perseverante en su persecución de la familia.

Nada en común

200

Al congreso asistieron 79560 afiliados, que los más malvados del planeta aseguran que

son asalariados. ¡79560 sueldos públicos atendidos por los trabajadores!

¡Aproximadamente unos 1.500 millones de euros anuales en sueldos!

A estas misivas recibió bastantes adhesiones... y algún tirón de orejas. Así, hubo quién

le manifestó: “debes darte cuenta de que, aparte de denunciar las agresiones a la familia,

lo que haces muy bien, debemos hablar con los que gobiernan el país o pueden

gobernarlo en el futuro para tratar de hacerles ver la necesidad de cambiar”.

A lo que respondió Cesáreo:”La mano criminal, hoy, se llama Partido Popular. Es la

zorra que asedia el gallinero, y me parece una gran irresponsabilidad abrir la puerta del

gallinero a la zorra. Seguiré con mi campaña particular contra la asistencia del matarife

mayor”.

Y siguió... El 30-9-2002 largaba un nuevo torpedo: “Normalmente, en las asociaciones

de fumadores, por ejemplo, no tienen cabida como invitados de honor los presidentes de

las ligas antitabaco. O viceversa.

Lo que no parece tan lógico es que el señor Aznar, presidente del PP y del gobierno

instalado en España, haga acto de presencia en la Asamblea General de las Familias

Numerosas de España, a celebrar el próximo 2 de Noviembre, siendo que el gobierno

que preside legisla y actúa permanentemente en contra de los intereses de la familia”.

El intento, finalmente, tuvo éxito. José Ramón Losana, a la sazón presidente de la

Asociación Nacional de Familias Numerosas, llamó a Cesáreo, visiblemente alterado,

exigiéndole que parase la pitada a Aznar, a lo que Cesáreo se opuso en redondo, lo que

ocasionó un mayor enfado en Losana, quién colgó el teléfono... para volver a llamar a

los pocos minutos anunciando que ya había conseguido Cesáreo lo que quería... Aznar

no asistiría a la Asamblea.... Pero no le comunicó la segunda parte; a saber, que en su

lugar asistiría nada menos que Eduardo Zaplana.

Francamente se molestó Cesáreo, y el 16-10-2002 lanzó un nuevo mensaje bajo el

título “ZAPLANA POR AZNAR: ABUCHEO POR PITOS”.

Finalmente, y tras nuevas presiones recibidas, especialmente centradas en la visita

personal del presidente de FANUCAS (Asociación de Familias Numerosas de

Castellón), y teniendo al teléfono a José Ramón Losana, Cesáreo acabó desistiendo y

desconvocó la pitada, no sin la presión añadida de su esposa.

Creía sinceramente que el objetivo había sido cumplido: los políticos se enteraron que si

había paz se trataría de paz armada. Y a eso les instaba. No continuaba en el intento

porque si seguía apretando en la misma dirección podía ocasionar una escisión en la

Federación.

Finalmente se celebró en Madrid el III Congreso Nacional de la Familia Española. El

señor Zaplana pudo seguir haciendo creer que engañaba a la familia española, ¡en su

propio congreso!, y se permitió el lujazo, él, campeón de la lucha contra la familia, de

inaugurar el Congreso.

Nada en común

201

La indignación de Cesáreo se produjo en el mismo congreso, pero alcanzó altura el

lunes cuando leía la prensa, ya que en primera página vio al señor Zaplana, en plena

campaña electoral, manipulando la imagen de una niña que estaba en el Congreso.

Pero no acabó ahí el asunto, porque a la salida del acto, unos funcionarios repartían a los

asistentes, como si de caramelos se tratase, cheques por importe del kilometraje;

presentaban un papel que debía ser rellenado con unos datos que podían ser todos

falsos, puesto que no se pedía ninguna identificación; multiplicaba la cifra puesta por

0,17 céntimos de euro, y el resultado lo plasmaba en un cheque que le era entregado a la

persona en cuestión.

En el ínterin, el 5-10-2002, un nuevo escrito decía: Hace un año, los políticos del

Ayuntamiento de Castellón se reunieron para conceder unas supuestas ayudas a las

familias numerosas. En su momento me permití indicar que tan sólo se trataba de

declaraciones políticas huecas, ya que se concedían en unos términos tales que su

aplicación era pura nebulosa. Un año después seguimos en el mismo punto. El asesinato

del aborto sigue institucionalizado; la enfermedad de la homosexualidad no sólo no es

médicamente tratada, sino políticamente fomentada; la ineducación en los colegios

prosigue su cabalgadura; la televisión sigue sembrando bazofia… y el Ayuntamiento de

Castellón sigue sin cumplir su promesa de “ayuda”, siendo que tal promesa no era sino

una pura ridiculez.

Mientras se desarrollaba toda esta “movida”, el sistema seguía impertérrito su marcha;

así, el 4 de Noviembre, el director general de la Guardia Civil, Santiago López

Valdivieso, mediante una nota oficial, anunciaba que se modificaría con carácter

inmediato la normativa para que se pudiera autorizar el uso de pabellones oficiales a

todas las parejas de hecho estables, independientemente de su naturaleza heterosexual u

homosexual.

Para la familia no hay resultados de ningún tipo, pero cuando un invertido infiltrado en

la Guardia Civil reclama estrambóticos deseos transmutados en derechos con la

anuencia de la plaga nacional, una medida de urgencia le permite vivir en sodomía

dentro de los cuarteles, pasando por encima de todo derecho, y pisoteando nuevamente

a la familia española, encarnada en ese caso en las familias de los guardias civiles que

se ven condenadas a convivir con el vicio y la irracionalidad homosexual.

Para compensar, como siempre, palabras. En la Convención para el Programa de

Elecciones Autonómicas y Locales celebrado por el PP en Sevilla el 26-10-2002,

formularon UN BALANCE DE APOYO A LA FAMILIA cuya frase inicial decía que

“las políticas sociales de apoyo a la familia son la prioridad básica del Partido Popular”.

Cesáreo sentía en estos momentos la necesidad de participar en la vida política. Parecía

que Familia y Vida iba a ser el cauce, pero al final no fue. Coalición Valenciana se puso

en contacto para captarlo, y lo mismo sucedió con el PADE... Pero nada cuajaba. Nada

acababa por llenar el vacío.

En su negativa al PADE, Cesáreo apuntaba algo que, sin creer en la democracia,

estimaba que debía ser perseguido como objetivo primordial: el voto de los niños, pues

del mismo modo que en su momento se consiguió la universalidad del voto restringida a

los varones; del mismo modo que posteriormente se consiguió el voto femenino con el

Nada en común

202

mismo valor que el masculino; del mismo modo que posteriormente se acortó la edad

legal para votar, ahora procede reconocer los derechos electorales a los hijos menores; a

los hijos en estado de gestación; a todos los hijos menores sin distinción de edad o

condición.

La tramitación de ese voto, por supuesto, tendría que estar realizada a través de sus

progenitores, cuyo voto valdría como uno, multiplicado por el número de hijos menores

que tenga, más uno.

Pero si la inmigración y la familia seguían estando como unos zorros, ¿qué podemos

decir de la libertad?

El clamor que reclamaba a la jerarquía eclesiástica claridad frente al terrorismo

consiguió que el día 9-1-2002 la Conferencia Episcopal Española recopilase en un libro

los pronunciamientos de los obispos contra la violencia terrorista desde el asesinato de

Carrero Blanco. Paupérrima aclaración.

Pero el clero vasco, a lo que parece, llevaba su propio curso; así, el 13 de Octubre, unos

curas de la zona guipuzcoana de Rentería leyeron al terminar la misa un manifiesto en el

que expresaban su total acuerdo con lo manifestado por el cura de Oyarzun, Ramón

Elkoro, en el trabajo realizado por EL MUNDO TV y emitido por Tele 5. Ese sa-

“cerdote”, en la conversación mantenida con las periodistas, equiparaba a los asesinos

de ETA con sus víctimas.

En sentido contrario, el 20 de noviembre, Jaime Larrínaga, párroco de la localidad

vizcaína de Maruri, señalaba que "ha habido sacerdotes vascos que se metieron en ETA,

cobraban impuesto revolucionario y participaban en los secuestros". Según él, hay "una

cúpula ahí arriba, que puede ser Ibarreche o Arzalluz que domina a todos". Por su parte,

el 22 de Noviembre, la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal sacó adelante

con 63 votos a favor, 8 en contra y 5 abstenciones, una instrucción pastoral de

condenaba a ETA y al nacionalismo totalitario... Pero no excomulgaba a los 13

Elipandos que se opusieron.

Y en este enfrentamiento que el enemigo estaba llevando a cabo en el propio seno de la

Iglesia, el obispo de San Sebastián, “Elipando” Juan María Uriarte, expresaba su

confianza en que se termine con la "incomunicación política, los asesinatos y las

amenazas", y se pueda garantizar los derechos humanos "incluso de los culpables" y

traer "alivio" a los familiares de los presos.

Cesáreo reclamaba en sus escritos que la jerarquía de la Iglesia, de una vez por todas,

perdiese el miedo a predicar la doctrina de Jesucristo; a llamar al pan, pan y al vino,

vino; a decir, fuerte y claro, lo que está permitido y lo que está prohibido a un católico,

indicando, con nombre y apellidos, los partidos políticos a los que un católico pueda

apoyar, sin temor a apoyar algo contrario a la fe. Y si no hay partidos que tal cumplan,

que nos atengamos a las consecuencias…

Porque no es cierto que la Iglesia deba desentenderse de estos asuntos, del mismo modo

que no es cierto que deba desentenderse de la formación espiritual y humana, de la

formación moral, de la televisión, de la prensa… y de toda cuestión que pueda influir,

positiva o negativamente en su grey.

Nada en común

203

¡Que cada palo aguante su vela! Y la vela de los pastores de la Iglesia no es otra que dar

luz en la oscuridad. Luego cada uno hará lo que quiera, y será cuestión de su conciencia,

pero lo que no es admisible es que alguien eluda su responsabilidad. Sea grumete o

capitán, el barco depende de él.

Pero la Iglesia institución seguía navegando sin rumbo. Así, el 13 de Febrero, Cesáreo

asistió a una conferencia en el Centro Arrupe de Valencia.

La conferencia disparada por D. Antonio Ríos, “sa-cerdote” y médico terapeuta sólo

puede ser calificada con un adjetivo: lamentable. El conferenciante dijo unas cuantas

cosas lógicas sobre la educación. Pero como sea que la cosa no podía quedar ahí, pues

entonces se hubiese tratado de una conferencia con nivel, conocimiento y honor, el

señor Ríos embutió esas verdades en un rosario de barbaridades contrarias al espíritu

cristiano, y gemas del materialismo científico; destructivas de la familia y propias del

espíritu engueliano y freudiano que caracterizó la esencia del discurso.

Aclaró el señor Ríos que él, (sa-cerdote), no podía entrar en el terreno moral (terreno

propio de los sacerdotes), y expresó unos cuantos “modelos” o formas de entender la

familia, desde la desestructurada, hasta la constituida por actos sodomíticos. Todo, para

el señor Ríos es familia, y un niño no tiene por qué avergonzarse, por ejemplo, de tener

dos padres…

En el turno de preguntas, Cesáreo espetó: HA DICHO COSAS BUENAS, POCAS,

PERO LE HAN SERVIDO PARA CONDUCIR UN DISCURSO POBRE Y UN

MENSAJE PÉRFIDO.

PODEMOS DECIR QUE SU DISCURSO HA SIDO UN LADRILLO; ESO SÍ, UN

LADRILLO PREVIAMENTE IMPREGNADO EN LAS SUSTANCIAS PROPIAS DE

LA SENTINA QUE USTED PROPAGA.

Lógicamente se marchó sin escuchar la respuesta. Ya estaba ahíto de contaminación.

En el mismo orden, en órganos cercanos o controlados por gente de Iglesia, se defendía

que se puede ser cristiano y nacionalista. Así sucedía en ACEPRENSA de 9-1-2002.

También, en el número 14/02 de 30-1-2002, y bajo el título SANTOS

POLÍTICAMENTE INCORRECTOS", hacían una relación de hechos interesantes. Sin

embargo, cuando trataban de los mártires de la Cruzada de Liberación (no le dio

Cesáreo ese título) acaecida en España entre 1936 y 1939, lamentablemente se

achicaban, se acobardaban (cuando la Iglesia Universal no lo hace), y afirmaban que

"tampoco se les puede considerar víctimas de un bando... además, en la misma zona

republicana no faltaron voces de condena..."

Evidentemente tienen miedo a un sistema opresor como el que sufrimos, pero eso es

puro malabarismo dialéctico... un sofisma, y es vergonzoso que una publicación titulada

católica propale tales falacias. Nunca se ha asesinado a tantos católicos como durante la

democracia española de los años treinta del siglo XX. Nunca una persecución religiosa

fue tan metódica como la llevada a cabo en España por el PSOE, la UGT, la CNT y

demás siglas democráticas de los años treinta el siglo XX.

Nada en común

204

Y los asesinatos se producían en la zona roja (llamada así por ellos mismos), mientras

en la zona nacional (llamada así por los rojos), los cristianos eran libres. Para mayor

INRI, las mismas siglas que en 1936 asesinaban a religiosos... y no religiosos, en los

años 70 defendían en el Proceso de Burgos a los asesinos de ETA; en los años 80

condenaban el terrorismo "venga de donde venga", y en el 2002, tras haber casi

aniquilado a la familia, asesinaban a los nonatos y daban pábulo a la inversión sexual.

Decididamente, es lamentable que quién se reconoce católico considere a los mártires

de la Cruzada de 1936-1939 como "políticamente incorrectos".

Eso la Iglesia institución. ¿Y la gente?... El 11 de enero, y según datos del

Euskobarómetro, la encuesta del departamento de Ciencia Política de la Universidad del

País Vasco, seis de cada diez vascos no se atrevían a entrar en política por miedo, una

percepción que había aumentado diez puntos en un año, y por si eso fuera poco, el 12 de

Enero, diez jueces abandonaron el País Vasco después de que ETA asesinara al

magistrado José María Lidón. Más adelante, el 17 de Abril, el presidente del Tribunal

Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Hernando, negó que se

estuviese produciendo una "fuga" de jueces del País Vasco, pero para suavizar el asunto

estaba el Elipando obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, que comparó el

sufrimiento por el terrorismo con la dispersión de presos etarras.

Pero por si no había dudas de lo que preocupaba el terrorismo a los políticos, el 1 de

Octubre, el Gobierno y el PSOE llegaron a un acuerdo para crear un fondo público

destinado a gastos de seguridad...de todos los partidos, y el 29 del mismo mes PP y

PSOE consiguieron que ningún grupo político se opusiese a la toma en consideración de

la proposición de Ley sobre la seguridad de los concejales amenazados por el

terrorismo. La misma implicaría un gasto anual de 122,9 millones de euros (20.448

millones de pesetas).

Pero el asunto del terrorismo lo invade todo; así, el 16 de Octubre, la ministra de

Educación, Pilar del Castillo, reconocía una evidencia por todos conocida desde hacía

mucho tiempo: vinculaba las escuelas vascas a la violencia proetarra...

El miedo acumulado durante décadas de democracia empezaba a ser asimilado, y ello

provocó que algunos, extrañamente hartos, llegasen a manifestarse el 19 de Octubre, en

San Sebastián con gritos de "¡libertad!" contra la "limpieza étnica" en Euskadi. La

manifestación, convocada por ¡Basta ya!, contó con una representación de víctimas del

terrorismo de ETA y exiliados. Al final de la marcha se leyó un manifiesto en el que se

denunciaba el terror y la persecución en que viven los ciudadanos vascos no

nacionalistas.

Mientras, el 23 de Octubre era excarcelado el etarra Félix Ramón Gil Ostoaga,

condenado a 298 años de cárcel por seis asesinatos.

Lo cierto es que, en España, durante toda la negra etapa democrática se está

reescribiendo la Historia de una forma anti-histórica. Ahora resulta que, quienes en los

últimos años han asesinado a miles de personas (la ETA, el GRAPO, etc.), son

presentados por los demócratas como fascistas. Resulta que quienes en 1936 se

levantaron con las armas en la mano en defensa del más elemental derecho a la vida,

Nada en común

205

que a diario era pisoteado por los demócratas del momento, hoy son presentados como

asesinos. Y se quedan tan frescos.

Dentro del absoluto marasmo social, algunos jóvenes, tras ser pervertidos por la

sociedad comenzaban a terminar, en un sinnúmero de ocasiones, a las puertas de los

dispensarios de la Seguridad Social reclamando, como derecho, la administración de “la

píldora del día después”… Y lo que es todavía más execrable, es que la obtenían y la

obtienen, y para colmo, el precio económico de ese asesinato, corre a cargo de las

familias españolas.

Y en el campo de la cultura, ¿qué recordaba Cesáreo de estos momentos? El 9 de

Febrero de 2002 se hacía público que los alumnos españoles no sabían matemáticas, y

que los universitarios no sabían escribir... y no era de extrañar, ya que en un examen de

lengua de una de sus hijas, con una extensión de un folio, detectó hasta 22 faltas de

ortografía... en las preguntas redactadas por el profesor.

Pero sucedían más cosas. El 14 de Febrero se publicaba que el número de delincuentes

extranjeros en España se dispara hasta el punto de que más de la mitad de los detenidos

en 2001 procedían de otros países, sobre todo del norte de África y Europa del Este.

Curiosamente, el 25 de Octubre de 2007, el ministro de Justicia afirmaría que nadie con

“sentido común” puede establecer la “ecuación falsa” que identifique inmigración con

delincuencia, tal y como manifestó el miércoles el fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix.

Evidentemente, Cesáreo, como su maestro Unamuno, frente al sentido común prefería el

sentido propio.

Para contrarrestar esta realidad, Ángel Acebes, ministro del Interior, no podía hacer otra

cosa que asegurar el 18 de Agosto que "España no va a ser nunca un lugar cómodo, ni

de refugio para las redes organizadas de delincuentes" y anunciaba que el Gobierno

pretendía desarrollar el plan de lucha contra la delincuencia desde el diálogo con los

sindicatos policiales y los grupos parlamentarios. Así, si los delincuentes

internacionales lo creían, podría alejar la lacra... Buen intento que no dio los resultados

deseados, ya que al día siguiente se creó el tercer grupo de Homicidios en la Policía.

Como acuse de recibo al señor ministro, el 21 de Agosto, varios agentes de la Guardia

Civil fueron apedreados por un centenar de marroquíes en las inmediaciones de la playa

próxima al puesto fronterizo del Tarajal cuando intentaban detener a los conductores de

dos motos acuáticas que habían trasladado hasta la orilla a dos inmigrantes irregulares,

que consiguieron huir.

El 12 de Septiembre, el ministro del Interior presentó en La Moncloa el Plan de Lucha

contra la Delincuencia. El proyecto planteaba reformas legislativas y medidas

operativas para combatir el aumento de las tasas de delincuencia, y anunciaba que el

Ejecutivo iba a convocar un total de 12.845 plazas de policía y 7.145 de guardia civil y,

además, invitaba a los agentes de 55 años (edad de la segunda actividad o retiro previo a

la jubilación) a que siguieran trabajando en tareas burocráticas.

Siete nuevas cárceles se abrieron para albergar a una población reclusa que crecía

espectacularmente, y el 16 de Septiembre, el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal,

daba cuenta, en su discurso ante el Rey, en la ceremonia de apertura de Tribunales, de

que el aumento de la inseguridad ciudadana en 2001 alcanzó cotas que duplicaban la

Nada en común

206

cifra más alta de crecimiento en el último decenio. El 14 de Octubre, España, con 3,3

homicidios por cada 100.000 habitantes, se había convertido en el país de la Unión

Europea con mayor proporción de homicidios, siendo que los jóvenes españoles son los

europeos que más fácilmente acceden a los estupefacientes. El 71% de los jóvenes

españoles asegura disponer de droga en las proximidades de su vivienda y el 66%, en

los alrededores del colegio.

Por este colapso penitenciario, es de suponer, el 6 de Diciembre es puesto en libertad

Luis Roldán para que disfrute de su primer puente de cuatro días desde que se le

concediera el tercer grado penitenciario. A partir de Octubre de 2004 disfrutaría de

semilibertad y acudiría a la cárcel sólo para dormir de lunes a jueves.

Mientras, medio centenar de concejales del PSE-EE y una decena de dirigentes locales

de Vizcaya estaban dispuestos a abandonar sus responsabilidades públicas y orgánicas

si los responsables de su partido no atendían con la "máxima urgencia" su petición de

mayor seguridad frente a posibles atentados de ETA. Mira qué bien, no engrosaban, a

pesar de todo, el número de exiliados vascos. Iba recordando Cesáreo distintos aspectos.

Ahora le asaltaba el de la coeducación. También ahí había tenido problemas.

Es evidente que un niño y una niña son eminentemente diferentes…en casi todo. Es

evidente que el desarrollo de un niño es distinto al desarrollo de una niña. Es evidente

que la atención que debe prestar la escuela a un niño es distinta a la que debe prestar a

una niña. Los niveles de aplicación son distintos, y sus prioridades también. No es

machismo ni es feminismo… es Humanismo.

La coeducación es, entonces, un fatal error de los políticos que han padecido nuestros

hijos (principalmente nuestros hijos varones), que les ha acarreado, en demasiadas

ocasiones, males de difícil o imposible superación.

En estas fechas se publicaba que en Canadá, un grupo de personas quería crear un

colegio para chicas… pero ¡claro!, para no ser tenidos por retrógrados, en vez de estar

dirigido por monjas que formen el espíritu de los educandos, sería dirigido… ¡por

feministas! que intentaían desbaratar por completo el espíritu de las pobres chicas.

Llegados a ese punto sólo le quedaba proclamar: ¡VIVA LA COEDUCACIÓN!

Eso pasaba en Canadá, pero... ¿y en España? En España los políticos estaban volcados

en una extrema necesidad: instalar dispensadores de preservativos en los colegios. Y es

que la legislación europea “recomendaba” a los países miembros, y por lo visto impone

a los países oprimidos por su tecnocracia, como es el caso de España, que estas medidas

sean llevadas a efecto. Nuestros políticos, cuyos padres, en vez de hacer otras cosas

debieron aprender previamente lo que sus hijos enseñaban, se lanzaban alegres como

mariposas en jardín a esparcir su enseñanza.

A mediados de Marzo fue hecho público el DOCUMENTO BASE DE LA LEY DE

CALIDAD DE LA ENSEÑANZA, y Cesáreo lo revisó en profundidad y escribió sobre

el mismo:

“El lamentable estado de postración en que se encuentra España en el ámbito

internacional es consecuencia inequívoca del lamentable estado de postración

intelectual a que está sometido su pueblo, y todo ello es consecuencia inequívoca, entre

Nada en común

207

otras cuestiones, y sobre muchas de ellas, de la negativa calidad de la enseñanza en

España.

En el Preámbulo afirma el proyecto: “Debemos felicitarnos porque en las modernas

sociedades democráticas de comienzos del siglo XXI la educación ya no sea un artículo

de lujo, sino un derecho básico; un artículo de primera necesidad, podríamos decir.”

Esta afirmación, que constituye el segundo párrafo del preámbulo del documento base,

tiene la virtud de ser radicalmente cierta y radicalmente errónea. Ocupa ambos

extremos, porque la educación, la auténtica educación, hoy, más que en la Grecia

clásica, es un artículo de lujo. Es un artículo que ha dejado de ser popular, como lo fue

años pasados, y ha pasado a ser un artículo prácticamente inexistente en nuestra

juventud actual.

El sistema ha erradicado los métodos de estudio, imbuye en las mentes de nuestros hijos

lo innecesario del esfuerzo y lo conveniente del disfrute sin límites del rampante ocio

deformativo… de la dulce muerte mental… de la ardorosa contemplación de la

televisión… del manifiesto desprecio por la cultura y por los libros.

Como sigue diciendo el preámbulo, “la educación es la pieza esencial entre nuestro

presente y nuestro futuro”. La formación es, sin lugar a dudas un elemento

imprescindible para la Libertad, individual y colectiva, y por supuesto no se puede mirar

adelante sin tener un conocimiento del pasado. Tal vez esa sea la razón por la que las

humanidades, en nuestro sistema educativo, pueden ser calificadas como “las ausentes”.

Tal parece que el sistema educativo actual haya sido concebido para la creación de

autómatas; de seres capaces de realizar una serie de funciones mecánicas que permitan

hacer seguir funcionando el sistema, pero absolutamente incapaces de pensar y de ser

libres.

Como bien indican, “sólo una educación de calidad permite a los alumnos contar con

los instrumentos adecuados para ocupar un lugar en una sociedad del conocimiento

como la nuestra, sometida además a cambios continuos, altamente compleja y

fuertemente competitiva, que reclaman, por eso, una educación permanente.”

Esa certeza, en unos padres formados que han comprobado cómo el sistema educativo

aboca inexorablemente a sus hijos a la incompetencia, es sumamente dolorosa. La

actuación que el sistema educativo ha efectuado sobre la juventud española en el último

cuarto de siglo puede ser catalogada entre los crímenes contra la humanidad. Es

evidente que la cuestión educativa, en España, ha llevado el mismo camino que todo el

ser de España… La descomposición.

Hoy, en la Universidad existen profesores cuyas faltas de ortografía les duelen a ellos

mismos… pero las tienen. Eso es inaceptable desde el más elemental punto de vista. Y

siendo así, ¿qué es de extrañar que un chico que tenga el Título de Graduado en ESO no

sepa, por ejemplo, cual es la capital de Cuba?

A nuestros hijos se les ha educado en el permanente error, en el convencimiento de que

las faltas de ortografía, si se cometían en matemáticas, no tenían importancia, y que si se

afirmaba que 8 más 8 eran quince, el error era mínimo, porque la aproximación era

grande.

El nivel de fracaso escolar es consecuencia directa de la política educativa llevada en

España en los últimos años y es la demostración de que los objetivos planteados en la

política educativa implantada en España han sido un rotundo éxito.

El sistema educativo ha fomentado la igualdad a la baja. La adecuación de lo óptimo a

lo pésimo. La prevalencia de lo inferior sobre lo superior. Lógicamente esas

circunstancias han acarreado el desánimo y la falta de motivación.

Esa desmotivación, además, conlleva problemas familiares, y problemas entre los

padres de los alumnos y el profesorado, amén de problemas mentales entre el propio

Nada en común

208

profesorado, que se ve convertido en mero “trabajador de la enseñanza”, con horario

tasado, con “derechos” que se enfrentan a otros “derechos”, y práctica ausencia de

“obligaciones” por parte de cualquiera de los depositarios de esos derechos.

Nos encontramos así en un mundo de “derechos”, donde apoyándose en ese mismo

concepto nadie hace nada por nadie; todos nos encastillamos en nuestros “derechos”…

y nos morimos de soledad y de asco.

Una herramienta imprescindible para alcanzar la cultura del esfuerzo es, así, la

recuperación de la figura del maestro, de la “auctoritas” del maestro, de la ejemplaridad

del maestro.

“El actual modelo educativo, que permite el paso de un curso a otro sin haber alcanzado

los conocimientos y las destrezas intelectuales necesarias, defrauda a los alumnos, a sus

familias y al conjunto de la sociedad; habitúa a un pretendido éxito inmediato, fácil y

sin esfuerzo”. Y eso era manifestado por el propio gobierno.

“La cultura del esfuerzo y la calidad en el aprendizaje están vinculadas a la exigencia

de procesos objetivos de evaluación: no se ha aprendido lo que no se sabe que se ha

aprendido”.

“Hoy se sabe que el derecho a estar escolarizado no es simplemente el derecho a ocupar

un puesto escolar: es el derecho a estar bien escolarizado”.

Estas afirmaciones son de una simpleza aplastante. Parecen afirmaciones tan sencillas

que hasta el mentarlas debía causar rubor. Pero es tan triste la situación de la educación

en España que suenan a conceptos revolucionarios.

Sí señor, el derecho a estar escolarizado no es el derecho a ocupar un puesto escolar. No

es el derecho a alborotar desde ese puesto escolar; no es el derecho a formar parte de

una estadística. ¡Que gran descubrimiento!, ¡qué revelación tan revolucionaria!

Habla el documento de autoridad y de responsabilidad. Dos conceptos que han sido

erradicados de la escuela catalogados de “fascistas” por quienes han impuesto el letal

sistema educativo.

Ciertamente, sin autoridad y sin responsabilidad sólo podemos obtener seres

insolidarios e incapaces de defender la Verdad y la Justicia. A los alumnos se les

imbuye que todo lo que signifique respeto, autoridad, dignidad, honradez,

responsabilidad, generosidad, entrega… todo lo que lleve implícito algún valor humano

es contrario a la libertad, mientras todo lo zafio, grotesco, irresponsable, impío… todos

esos antivalores son los que determinan su libertad y su independencia.”

La lectura de este plan producía un doble desasosiego ante las tristes realidades sufridas

por el pueblo español en las últimas décadas como consecuencia de la aplicación de un

sistema educativo que minaba (y que sigue minando) las más elementales estructuras

sociales, humanas y personales, y por otra, que estaba hecho para no ser aplicado, como

efectivamente sucedió.

Ya el 29 de Octubre fue contestada esta iniciativa legislativa de forma violenta por la

casa matriz del gobierno. ¡Vaya tirón de orejas del jefe!

Y es que la casa matriz veía peligrar la hecatombe que en su día impuso en la escuela…

y en todo el sistema educativo, que ha devenido en el mejor de los sistemas existentes

en contra de la inteligencia, de la educación y del pensamiento.

Nada en común

209

La casa matriz temía que con una reforma como la planteada llegase a perderse el nivel

de esclavitud social a que han sumido al pueblo español. Sí, se trataba de un mediocre

plan que en comparación con lo existente parecía la panacea, pero todo acabaría en

nada, pues cuando debía ser puesto en funcionamiento, casualmente, había cambiado el

gobierno, y la excusa para no ponerlo en marcha, fue proverbial.

Sí, en el ámbito de la educación tomaron bien el pelo, y en el ámbito más puro de la

libertad, el 20 de Febrero, el partido marxista Izquierda Unida, en Valencia, proponía a

las autoridades que no se autorizase una protesta (desconocía Cesáreo contra qué), para

“evitar alarma social”. Y eso lo decía un partido político, y un partido marxista.

Ellos, los políticos, que son el principio y la ocasión de cualquier alarma social. Ellos,

que tan bien saben defender los principios más abyectos. Ellos, que tan bien conocen el

grito “ETA MÁTALOS”; ellos, que tan bien saben cómo defender y propagar la

homosexualidad; ellos, que tan a gusto se encuentran entre quienes conocen el camino

de la droga...

En seis días, los comprendidos entre el 6 y el 11 de Febrero, los terroristas callejeros

perpetraron 15 atentados contra cargos públicos, sedes de partidos, entidades bancarias

y medios de transporte o inmuebles. Las pérdidas económicas ocasionadas por los

ataques cometidos durante la semana contra medios de transporte públicos ascendieron

a 1,8 millones de euros (300 millones de pesetas). ¿Cosa extraordinaria?.... No, cosa

habitual.

Ante esta situación de ajuste de cuentas a los políticos democráticos, el día 13 de

febrero, PP y PSOE apoyaban la disolución de ayuntamientos que exaltasen a

terroristas. Los partidos firmantes del Pacto Antiterrorista aprobaron un fondo público

de ayuda para los ediles amenazados. Está claro que nadie más, y mucho menos antes,

conoció la garra del terrorismo. Así, el 11 de Abril los partidos vascos pactarían cambiar

dos leyes para proteger a los ediles amenazados.

El 21 de Febrero, el Instituto Internacional de Prensa denunciaba las condiciones de

'amenazas y miedo' en que realizaban su labor los periodistas en el País Vasco, y el día

22, la mesa de partidos vascos convocada por Juan José Ibarreche decidía aprobar

declaraciones institucionales contra ETA en los ayuntamientos donde había concejales

amenazados. ¿Por qué no habrían atentado antes contra los políticos?, se preguntaba

Cesáreo.

El día 27, cuarenta y dos profesores universitarios vascos suscribieron un manifiesto en

el que denunciaban la presión de los violentos sobre los no nacionalistas, hasta el punto

de que éstos se veían obligados a dejar la Universidad mientras que 'los que viven

amenazando pueden ocupar los puestos que la violencia deja vacantes'. Esa siempre ha

sido la normalidad democrática. El 18 de Abril, un estudio elaborado por el sindicato

Comisiones Obreras sobre salud laboral entre profesores no universitarios en el País

Vasco, aseguraba que el 43% de ellos había conocido algún episodio de violencia

escolar, una tasa 20 puntos superior a los registrados en informes similares elaborados

en el resto de España (del estado, decían ellos). Nadie se acordaba ya del exilio vasco.

El 21 de marzo era asesinado en Orio Juan Priede, edil socialista del ayuntamiento. (El

vigésimo político asesinado, quinto del PSOE), y el 1 de Abril, más de 5.500 agentes de

Nada en común

210

seguridad se encargaban de dar protección a más de 1.000 personalidades, la mayoría

cargos públicos del PP y del PSOE en el País Vasco y en Navarra, según EL MUNDO.

El costo de este operativo hay que añadirlo al ya aplicado para la protección de

políticos.

El 13 de Abril, los archivos de los servicios antiterroristas revelaban que, desde 1978

hasta el último golpe policial propinado a ETA (la desarticulación, entre el 25 y 30 de

marzo, del núcleo del 'complejo Donosti') las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del

Estado detuvieron por pertenecer o colaborar con ETA a 442 personas que también

ocupaban cargos en Euskal Herritarrok o Batasuna, mientras que el Departamento de

Interior detectaba en 2001 el doble de bajas por ansiedad y depresión en la Ertzaintza

que las registradas el año anterior, un aumento que coincidía con la ofensiva de ETA

contra toda la plantilla de la Policía autónoma.

Por su parte, la Audiencia Nacional consideraba víctima del terrorismo a Norma

Menchaca, “asesinada por la ultraderecha en 1976”. La sentencia acordaba que Interior

debería indemnizar con 140.000 euros a la familia.

Al menos resulta curiosa la sentencia, ya que, según se declara en el fundamento

segundo de la misma, los hechos ocurrieron el día 9 de julio de 1.976, durante la

celebración de una fiesta popular en Santurce (Vizcaya), cuando una manifestación no

autorizada recorrió diversas calles de la localidad, produciéndose choques con las

fuerzas de seguridad así como interviniendo en los incidentes individuos no

identificados, al parecer de ideología opuesta a la de los concentrados, efectuándose

incluso disparos, uno de los cuales alcanzó a Da MARÍA NORMA MENCHACA

GONZALO, ocasionándole la muerte.

Y lo curioso es que en el fundamento tercero se dice que El Art. 2 de la Ley 32/1999

establece en su apartado 1 que las víctimas de actos de terrorismo o de hechos

perpetrados por persona o personas integradas en bandas o grupos armados o que

actuaran con la finalidad de alterar gravemente la paz y seguridad ciudadana tendrán

derecho a ser resarcidos por el Estado, que asumirá con carácter extraordinario el abono

de las correspondientes indemnizaciones, en concepto de responsabilidad civil y de

acuerdo con las previsiones contenidas en la Ley.

La pregunta que surge es... ¿La víctima formaba parte de una manifestación violenta

que se enfrentó a las fuerzas del orden? Evidentemente, debe recibir indemnización de

un estado que da actas de diputado y de concejal a los terroristas. Todo resulta normal...

Menos la pasividad del pueblo español.

El 1 de Abril, Holanda se convertía en el primer país que legalizaba la eutanasia,

adelanto democrático que pone un nudo en la garganta a Cesáreo, ya que hoy ,18 de

Julio de 2015, es ampliamente superado por la democracia española, que si fue la

primera en paro, en malversación de fondos públicos y demás flores, pone una bonita

flor en su florero: la eutanasia por interés social. Y el afortunado con la inauguración es

justamente él, Cesáreo. Felicidades.

El día siguiente (seguía recordando Cesáreo), el ginecólogo italiano Severino Antinori

aseguraba haber clonado con éxito un ser humano, a pesar del radical rechazo de la

Nada en común

211

comunidad científica internacional a la clonación reproductiva. Evidentemente, el

sistema seguía avanzando...

En el terreno industrial no podía quedar atrás la mutilación de España; así, el 11 de abril

el Pleno del Congreso aprobaba el Protocolo de Kyoto sobre cambio climático. El

documento señala compromisos cuantificados de reducción de las emisiones de gases de

efecto invernadero para los países industrializados, pero como no podía ser menos, los

recortes son aplicados a una modernísima industria que ya había aplicado las medidas

técnicas en ese sentido, y como los políticos no habían tenido en cuenta el detalle a la

hora de las negociaciones, les obligaba a efectuar unos recortes imposibles de llevar a

efecto, con lo que automáticamente abocaba a las empresas a un obligado

endeudamiento improductivo para la compra de derechos de emisión... ¡No haber

modernizado!

El 20 de Junio, los parásitos sindicales convocaban a una huelga general que, por

supuesto no fue secundada por Cesáreo. Evidentemente, nadie podía acusarle por ese

hecho de adicto al PP. Desconocía los motivos y las esencias de la huelga general, y se

manifestaba decidido a no apearse de su desconocimiento (era contra la reforma del

Gobierno de la protección por desempleo). Se negaba a conocer; a leer lo que los

sindicatos puedan llegar a decir o a eructar, y afirmaba: “Los sindicatos, en connivencia

con el gran capitalismo han abocado al pueblo español a la más humillante de las

sumisiones… Con una peculiaridad: En la humillación debemos proclamar que nunca

hemos sido más libres.

Ahora, por la acción directa de los sindicatos no tenemos patrimonio sindical… Pero

tampoco tenemos derechos laborales.

Ahora, gracias a la acción de los sindicatos, el gran capitalismo puede hacer y deshacer

a placer con el mundo trabajador; puede dictar horarios de pura esclavitud; puede

marcar salarios de hambre; puede despedir cuando le plazca; puede contratar, si así lo

desea, por minutos trabajados… Puede hacer lo que le plazca… Y todo, gracias a los

sindicatos de clase. ¿Y ahora convocan una huelga? ¡Anda ya...!”

Luego el señor Rajoy se jactaba que la huelga había resultado un fracaso, y todo por

privar al pueblo de un gran mérito: haber descubierto en los sindicatos uno de sus

peores parásitos.

Políticos, sindicalistas, pero ¿y la Jerarquía eclesiástica? El 30 de Mayo, los obispos del

País Vasco expresaron en una carta pastoral conjunta su preocupación por 'algunas

consecuencias sombrías' previsibles de la eventual aplicación de la Ley de Partidos, que

afectarían negativamente 'a la convivencia y a la causa de la paz', y el 1 de Junio, un

total de 358 sacerdotes y religiosos de las tres diócesis vascas, la navarra y la

vascofrancesa de Bayona enviaban una carta a sus respectivos obispados, a la

Conferencia Episcopal y al Vaticano en la que reivindicaban la "identidad colectiva de

Euskal Herria" y el reconocimiento de los derechos "individuales y colectivos, sin

excepción".

En otro sentido, el 4 de Junio, el Foro El Salvador -un colectivo católico nacido en 1999

para denunciar la "hegemonía nacionalista" en la Iglesia vasca y reivindicar el

reconocimiento moral a las víctimas del terrorismo, respaldado en ese momento por

Nada en común

212

unos 700 sacerdotes y laicos- ultima el manifiesto "informativo" con el que pretende

"cubrir los vacíos y silencios" de la polémica carta pastoral de los obispos vascos, en la

que los prelados alertan de las "consecuencias sombrías" que podría acarrear la

ilegalización de Batasuna. El cisma era evidente... ya hacía años, pero nadie quería ni

quiere verlo.

Por su parte, el nuncio del Vaticano en España, Manuel Monteira, reconocía el día 5

ante el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, que la carta pastoral de los obispos

vascos contenía "claros aspectos de inoportunidad".

“Inoportunidad” que recibe una más acertada calificación por parte de la agrupación de

víctimas del terrorismo en el País Vasco, quién destaca la indefensión que sienten ante

la actitud de una parte de la iglesia vasca que suscribe las tesis nacionalistas.

También el colectivo pacifista “Basta Ya” difundía entre los feligreses vascos una carta

contra la última Pastoral para que la remitieran a sus respectivos obispados.

Manifestaban su oposición ante "una institución que toma descarado partido por una

política nacionalista y excluyente". Más que inoportunidad parecen detectar

habitualidad, y recuerdan a los obispos de las tres diócesis vascas que 'el quinto

mandamiento de la Ley de Dios es 'no matarás'. Este colectivo reunió frente a la catedral

del Buen Pastor de San Sebastián a unas 200 personas para protestar contra 'la pastoral

política pro nacionalista'. Ni el Nuncio ni la Conferencia Episcopal dijeron “ésta boca es

mía”. Quién sí habló fue uno de los Elipandos, Carmelo Echenagusía, obispo auxiliar de

Bilbao y miembro del equipo redactor de la pastoral contraria a la ilegalización de

Batasuna, quién aseguraba que "la situación aquí (en el País Vasco) no se ve igual que

en Madrid".

Los cismáticos y terroristas pusieron en un brete al sacerdote y presidente del Foro El

Salvador, Jaime Larrínaga, quién el 23 de Julio se convirtió en el primer sacerdote vasco

que requirió la protección de un escolta para garantizar su seguridad, después de que el

Ayuntamiento de esta localidad distribuyera por todo el pueblo una nota oficial en la

que le acusa de ser "nostálgico" del régimen franquista.

Ante esta situación, el 15 de Agosto, el Elipando de Bilbao, monseñor Blázquez,

rectificó sus últimos posicionamientos al subrayar la "perversión moral" que supone el

asesinato como instrumento para lograr objetivos y respaldar a las víctimas del

terrorismo, en un contexto de difícil interpretación.

Y en el ping pong de una Iglesia sin norte, el 17 de Agosto, Fernando Sebastián,

arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, condenó por "ilícito" el apoyo de los

nacionalistas a Batasuna y denunciaba la actitud del PNV en el libro "La Iglesia frente a

ETA". Mientras los Elipandos de Vic y Solsona reclamaban una vez más el derecho a la

autodeterminación a través de una hoja diocesana en la que se calificaba a la comunidad

catalana de "nación sometida".

Esta partida de ping-pong entre cristianos y enemigos de Cristo con sotana perduró, y en

el espíritu perdurará más, hasta la redacción de la pastoral de la Conferencia Episcopal

Española, aprobada el 27 de Noviembre, y en la que condenaba el terrorismo de ETA,

criticaba los planes soberanistas de Juan José Ibarreche y limitaba el derecho a la

soberanía "a los casos de colonización o invasión injustas". Pero esta condena provocó

Nada en común

213

rechazo entre los Elipandos de la Iglesia catalana. Así, el 1 de Diciembre, el Elipando

emérito de Solsona, Antoni Deig, reclamaba el derecho de autodeterminación para

Cataluña y criticaba el documento de la Conferencia Episcopal Española sobre el

terrorismo en que se rechazaba esta vía.

El 11 de julio gendarmes marroquíes ocuparon el islote de Perejil, enclave español al

norte de Ceuta. El Ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Mohamed Benaisa,

declaraba que "el islote de Leila es parte integrante desde siempre del territorio

marroquí". El 15 de julio se produce el debate sobre el estado de la Nación que concluye

con la aprobación de 39 resoluciones, entre ellas, una suscrita por todos los grupos de

rechazo a la ocupación del islote de Perejil y otra conjunta del PP y el PSOE en defensa

de la Constitución y el Estatuto de Guernica. El 17 de julio el Ejército español desaloja

el islote de Perejil después de que el Gobierno español llamara a consultas a su

embajador en Rabat,... y el 20 de julio España se retiraba del mismo tras acordar con

Marruecos desmilitarizarlo en un pacto en el que intervino EE UU.

Ante semejante caos, y ante la “protesta” del ejecutivo “español”, Cesáreo se expresaba

así: “¡Sí señor!, ¡A eso se le llama energía! La ministra Ana Palacio habla de

“incomprensible incoherencia” y de “calma absoluta” ante la invasión del islote Perejil

por parte de Marruecos. ¿Qué entenderá ésta señora por invasión?

Si se tratase de un gobierno español hubiesen sobrado las explicaciones dadas por la

ministra Ana Palacio sobre que “España no tiene intención de mantener presencia

militar en el islote perejil”. Porque...y si la tiene, ¿qué?

Por supuesto sobran también los comentarios sobre Ceuta y Melilla. ¿Por qué no

hablamos mejor sobre recuperar la soberanía sobre el Sahara Occidental o sobre Río de

Oro? Personalmente me parecería bastante más lógico y menos antihistórico el

comentario.”

Pero los políticos tenían otros frentes abiertos. El 20 de Septiembre se hizo público que,

durante el año 2001, el Defensor del Menor había investigado 400 casos de violencia

sobre niños, lo que supone un incremento de un 20% con relación a al año 2000.

El 26 de Septiembre, el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, el

de Justicia, José María Michavila, y el presidente del Consejo General del Poder

Judicial (CGPJ), José Hernando, firmaron un convenio de colaboración y dieron luz

verde al Observatorio sobre Violencia Doméstica, organismo de vigilancia en la lucha

contra los malos tratos.

El 22 de Octubre la última encuesta sobre violencia doméstica realizada por el Instituto

de la Mujer revela que, durante el último año, quince de cada 100 mujeres habían

sufrido algún tipo de malos tratos en su hogar.

En lo que iba de año, 70 mujeres habían muerto a manos de sus maridos o compañeros

sentimentales, una media de una a la semana, según datos dados a conocer por las

asociaciones de mujeres. Todo alcanzaría, con el tiempo, los volúmenes deseados. Estas

cifras eran poco significativas para el gobierno. Era necesario hacer algo... Y vaya si lo

hicieron.

Pero es que, evidentemente, donde deben incidir no inciden. Así, el 19 de Septiembre,

la Junta de Jueces de la Audiencia Nacional decidía expresar su preocupación por ‘la

Nada en común

214

quiebra que para el Estado de derecho conlleva el incumplimiento de resoluciones

judiciales’. Los cinco magistrados salían así al paso de las decisiones del Gobierno y el

Parlamento Vasco de no cumplir las resoluciones dictadas por su compañero Baltasar

Garzón en el sumario contra las estructuras del entorno de ETA y de presentar sendas

querellas por delito de prevaricación contra el juez instructor.

Por su parte, el Gobierno garantizaba al PSOE que no tomaría medidas excepcionales

contra el Ejecutivo vasco. «Basta Ya» y «Foro Ermua» convocaban la primera marcha

contra los nacionalistas, mientras el 67 por ciento de los encuestados por IBECOM para

LA RAZÓN se mostraba a favor de que el Gobierno de la Nación aplicase, en último

término, el artículo 155 de la Constitución, contra la autonomía vasca, y recuperar así

competencias, si persistía la actitud de desobediencia de su Ejecutivo. Pero en este caso

no es aplicable ni la ley ni la opinión general.

Pero eso, al separatismo le da igual. Sabe que el león está dormido... o agonizante, y el

21 de Septiembre, Juan José Ibarreche anunciaba que tomaría nuevas iniciativas y que

las instituciones controladas por el PNV seguirían recurriendo contra el cerco a

Batasuna, y no conforme con eso, el 27 de septiembre presentaba en el Parlamento

vasco un plan para otorgar a “Euskadi” "un estatus de libre asociación" con España y de

"nación asociada" en Europa, basado en la "cosoberanía", y el día 30 incluía a

representantes de Batasuna, cuyas actividades habían sido suspendidas judicialmente. El

21 de Marzo de 2003, anunciaría en el parlamento su intención de someter a consulta

popular su plan sobre la libre asociación de Euskadi al Estado español, “haya o no

acuerdo y autorización de las Cortes”.

Acto seguido, el 27 de Octubre, iniciaba una campaña internacional, dándosele una higa

que el "estatus de libre asociación con el Estado" que el mismo constituyese un grave

factor de división en la Comunidad autónoma. El 13 de Noviembre anunciaba la

creación de cinco "embajadas" vascas en Argentina, México, Venezuela, Chile y

Madrid, con el fin de "impulsar y mejorar la imagen del País Vasco", además de

incrementar su presencia política, económica y cultural en dichos países, el 11 de

Diciembre rogaba a los medios de comunicación, responsabilidad en el traslado de su

plan soberanista a la sociedad "porque nos jugamos la convivencia de un país, Euskadi,

y su relación con otro país, España". Más claro, agua. Por su parte, ETA diría en su

boletín interno, "Zutabe", el 16 de Marzo del siguiente año, que el plan soberanista de

Ibarreche era un logro de sus atentados terroristas.

Naturalmente, los formulismos fueron atendidos. Se presentó la demanda por

desobediencia... y el 8 de Noviembre de 2005, calmado ya el gallinero, se hizo público

que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dictaba sentencia absolutoria del

delito de desobediencia por no disolver el grupo Parlamentario Sozialista Aberzaleak,

para los ex miembros de la Mesa del Parlamento Vasco Juan Maria Atutxa, Gorka Knör

y Kontxi Bilbao. Todo normal. Un perro no mata a otro perro.

Y todo en un ambiente que permanentemente es caldeado por el presidente del PNV,

Xabier Arzalluz, quién el 15 de Junio dijo en un mitin ante centenares de afiliados que

"ha llegado el momento" de movilizarse por la independencia del País Vasco.

Nada en común

215

En ese mismo orden, casi la mitad de los etarras encarcelados en prisiones españolas se

encontraban matriculados en la Universidad del País Vasco (UPV). Y muchos de ellos

aprobaban sin tener que pasar ningún examen, según informaba EL MUNDO.

El director del Instituto Cervantes, Jon Juaristi, denunciaba la existencia en la

Universidad del País Vasco (UPV) de "departamentos enteros controlados por

Batasuna" desde los que se ejercía "una presión extra académica" sobre el conjunto de la

comunidad universitaria. Todo en el orden de lo que nos depara el sistema, pues hay que

reconocer que poco se diferencia la situación de estos terroristas con la de algunos

profesores universitarios que lo son por ser poseedores de un carné, pero que sólo

aportan a la Universidad la nulidad intelectual que les caracterizaba ya en estas fechas.

Mientras tanto, los políticos seguían confundiendo la mente del respetable con un

lenguaje estrictamente mentiroso. Así, el 31 de Julio, el portavoz de la Comisión

Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, pedía a la sociedad vasca que "se rebele y

denuncie" las "actuaciones fascistas" de Batasuna contra los representantes socialistas.

Pero la preocupación del sistema tenía otros ámbitos; así, el 1 de enero de este 2002 el

euro se había convertido en la nueva moneda oficial de España y otros 11 países de la

Unión Europea. Sería, a la postre, un excepcional medio al servicio del sistema para

encadenar, si cabe más, al pueblo español. La subida de precios se generalizó. El

“redondeo” significó incrementos de precios que conocieron todos los porcentajes...

Pero el pueblo español es pasivo; buenos bueyes que lo aguantan todo.

En el asunto estricto del genocidio, y en la trigésimo primera sesión del Comité de

seguimiento de la convención de los Derechos del Niño, organismo dependiente de la

ONU, reunida en Ginebra desde el 16 de Septiembre hasta el 4 de Octubre, se llamó al

orden a la República Argentina en el sentido de que cambiase su legislación y su

constitución. La ONU, siempre preocupada por los niños…

Y es que, según la ONU, los niños tienen derecho a ser asesinados en el vientre de su

madre. La ONU, en defensa de ese “derecho inalienable”, pretendía instaurar en

Argentina, y en todo el mundo, como ya había hecho en España, y con el eufemístico

título de “salud reproductiva”, el crimen del aborto. Que al propio tiempo pretenda

controlar la educación es algo tan evidente que no hace falta mentarlo, y que su

principal enemigo es la familia, evidentemente tampoco.

Estamos en un mundo perfectamente reflejado en la película MATRIX, y MATRIX,

buscando el bien de todos sus esclavos, aconseja que para liberarse de la esclavitud lo

mejor es que no se llegue a nacer.

El 13 de noviembre, el "Prestige", un petrolero griego con bandera de Bahamas, cargado

con 77.000 toneladas de fuel-oil, encalló frente a Finisterre y acabó partiéndose en dos

el día 19, derramando parte de su carga. La operación llevada a cabo fue de opereta, con

el triste resultado de provocar una enorme marea negra que destrozó la costa gallega y

que fue aprovechado por los separatistas gallegos para arrimar el ascua a su sardina. A

limpiar la costa se desplazarían desde toda España alrededor de 10.000 voluntarios. El

desastre obligó a cerrar para la pesca el 80 por ciento del litoral gallego.

Nada en común

216

El desastre no es sino una muestra más de la culpabilidad y la incompetencia de un

gobierno que no atiende las necesidades de su Patria, que confunde servicio con

prebenda, que sirve intereses bastardos, contrarios a los intereses patrios y a las

necesidades de sus señores naturales.

Estafas, engaños, fraudes, crimen del aborto, legislación contraeducativa que ha dejado

generaciones enteras de malformados culturales… connivencias con las situaciones más

abyectas y antisociales. ¿Hay que recordar las frases, opiniones, contactos… tenidos con

la ETA? ¿Hay que recordar el Contubernio de Munich? Y ahora, en esta situación, y

con argumentos sobrados, nos decían que con el PSOE sería peor. Por supuesto que

sería peor. Y luego, cuando volviesen a ser ellos quienes tomasen el relevo… aún peor.

¿Hasta cuando? ¿Hasta cuando aguantará el pueblo español semejante sangría y

semejante expolio? No son dos partidos, sino uno y su apéndice.

El gobierno títere que los Estados Unidos de Norteamérica tiene instalado en Madrid

se estaba preparando para ofrecer la sangre de los españoles al servicio de los intereses

norteamericanos en el Cercano Oriente. No les bastaba con el ridículo manifiesto que

habían puesto a toda España con la intervención de un barco norcoreano, siguiendo las

instrucciones de esos mismos señores, sino que, además, como perros sumisos, se

disponían a derramar la sangre española en asuntos que en nada interesan a España.

Por mucho menos que eso se produjo la Semana Trágica. Claro, que la semana trágica

fue promovida por los mismos intereses que ahora se disponía a defender “nuestro”

gobierno.

En la comparecencia que el Presidente del Gobierno español hizo ante el parlamento el

18-2-2003 manifestó que los ejércitos “liberadores” del señor Bush, iban a hacer resonar

las armas para dar al pueblo iraquí un futuro digno.

Un futuro tan digno como el que esos mismos ejércitos dieron a los pueblos hispánicos

de Guam, Filipinas, Cuba, Marianas, Panamá, Puerto Rico… Un futuro sembrado de

coca-cola, abortos, donuts, invertidos sexuales, televisión infecta, eutanasia, ruido

disfrazado de música, perritos calientes… basura física; basura cultural, basura

espiritual… Productos inequívocamente norteamericanos a los que no hay que sustraer

la nueva forma de las chekas que tan efectivamente serían desarrolladas en Bagdad y en

Guantánamo. Pero bueno, ¿acaso no son hijos del mismo padre liberalismo y

comunismo?... Pues dan los mismos frutos.

Y frente al presidente del gobierno… títeres del señor Bush; títeres que tienen su

particular Prestige; su particular invasión de Irak; su particular reclinatorio ante el jefe

norteamericano; su particular ración de veneno alimentario, cultural y visual.

En esta ocasión les tocaba el papel de defensores de principios que les resultan ajenos,

porque con su defensa cultivaban votos que en un futuro les permitiría servir a sus amos

de una manera más correcta de lo que lo estaban haciendo sus hermanos del PP.

El terrorismo “de baja intensidad” realizó 446 actos terroristas. Las acciones de ETA y

los actos violentos relacionados con el terrorismo obligaron al Consorcio de

Compensación de Seguros a asumir más de 20,21 millones de euros en indemnizaciones

a las víctimas de los 33 atentados cometidos a lo largo del año, que ocasionaron, además

Nada en común

217

de los fallecidos, 101 heridos. El número de inmigrantes irregulares detenidos tras

arribar en pateras a Canarias se había cuadruplicado en sólo dos años: de 2.410 en 2000

pasó a 9.756 en 2002. Por delitos relacionados con el tráfico de drogas fueron detenidas

17.430 personas. Gesto por la Paz estimaba que eran cerca de 42.000 las personas que

vivían amenazadas por la organización terrorista en la Comunidad Autónoma Vasca y

Navarra.

De 8.000 a 10.000 personas murieron o desaparecieron entre 1989 y 2002 en su intento

de entrar en territorio español desde Marruecos, según los datos del «Informe 2005

sobre Migraciones Mediterráneas» del Instituto Universitario Europeo.

El año acabó con 4 españoles y 1 político asesinados por el terrorismo. 77.125 niños

fueron asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia.

2003

Que vivimos en el reino de la mentira es algo tan evidente que su sola mención es pura

terquedad, pero es que los que mienten, los que mandan, son la máxima expresión de la

terquedad. No se sabe si para auto justificarse o tal vez para burlarse de los oprimidos,

de los pisoteados, de los asesinados, una y otra vez insisten en sus falacias.

Estos pensamientos escribía Cesáreo al comienzo de este año, y es que la última vez que

se ruborizó fue el día 2 de Enero, a las cinco de la tarde, hora de toros, cuando cayó en

sus manos un artículo escrito por uno de los múltiples padres de nuestra constitución.

Decía el Sr. Solé Tura que hay fosas comunes procedentes de la represión de los años

treinta, y debemos convenir que sabía de lo que hablaba, a pesar de que muchas de ellas

fueron vaciadas, y depositados los restos en el gran mausoleo que es el Valle de los

Caídos.

¿Quién no recuerda tantas y tantas cruces plantadas en los bordes de las carreteras

españolas, que recordaban el lugar donde fueron inmolados miles y miles de españoles

por las famosas brigadas del amanecer? ¿Quién no recuerda Paracuellos del Jarama?...

Sí hay fosas comunes. Y es que, en demasiados ocasiones, a lo largo y ancho del siglo

XX y de la geografía mundial ha actuado a sus anchas la ideología marxista, bajo cuya

actividad, y en ese periodo, se calcula que se han asesinado a más de 300 millones de

personas. Toda una marca, que ni el segundo de la carrera ha soñado alcanzar.

Eso a título de privacidad marxista, porque lo que es en connivencia con el liberalismo,

tendríamos que elevar el número hasta alcanzar cifras astronómicas. Tan sólo en

España, y dejando aparte las víctimas del marxismo etarra (por cierto, ¿qué ha dicho el

PSOE sobre el terrorismo etarra desde sus inicios hasta que ha acabado con alguno de

sus militantes?), sesenta y tres mil asesinatos anuales de niños nonatos tienen unos

culpables. ¿Sabe el señor Solé Tura identificar a esos culpables?

En ese sentido se había iniciado una campaña a nivel de internet y de teléfono para

protestar por el crimen del aborto, del que los políticos son los principales protagonistas.

Se facilitaba el teléfono de La Moncloa.

Nada en común

218

Llevaba otras acciones; así, el 20 de Febrero tomó parte en una mesa redonda con todos

los partidos políticos, donde por primera vez FAMILIA Y VIDA, y en su nombre

Cesáreo, debatió públicamente con todos los partidos políticos sobre un tema que

FANUCAS había convocado: LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y LA FAMILIA, y el 28

del mismo mes, la Decana del Colegio de Economistas de Madrid, invitada por el

Director General de la Familia de la Comunidad Valenciana, dio una extraordinaria

conferencia en defensa de la familia.

Sobre estos asuntos, el día 13 de Febrero escribió Cesáreo al presidente de Familia y

Vida, Alberto Fernández, un reporte de sus actividades en el que se declara incapaz de

organizar el partido. Finalmente, el 1 de Mayo volvía a escribir a José Alberto

declarándose incompetente a la hora de organizar el partido en Castellón, donde sólo

había conseguido que se afiliase una persona, y doliéndose de veras porque los

personajes que procedentes del PP habían aterrizado en Familia y Vida lo hubiesen

excluido de las listas electorales ante las inminentes elecciones regionales.

Le dolió la forma, pero no le preocupó lo más mínimo. Él estaba haciendo bastante

ruido con el asunto de la familia. En ese orden, el 16 de Febrero publicó un texto

relativo a la última declaración del Ayuntamiento de Castellón en la que se anunciaba la

reducción en el IBI a las familias numerosas. Cesáreo ponía en duda que la reducción se

llevase a efecto.

Finalmente tuvo que rectificar, porque el Ayuntamiento, alarmado ante el acoso que

sufría por parte de la Asociación de Familias Numerosas, acabó eximiendo del pago del

impuesto... Pero como siempre, resultó una medida de última hora, realizada deprisa y

corriendo y sin analizar... Todo para causar buena sensación.

No le vino mal a Cesáreo la exención del pago, puesto que su situación económica era

más que delicada, pero resultó una exención que sería suprimida al año siguiente,

cuando se marcaron unas condiciones que, como siempre cuando se trata de ayudas

públicas, no beneficiaba a las familias numerosas, sino a las familias numerosas

indigentes.

Pero no paraba ahí la cosa. Plantearon un proyecto de ley de familias numerosas que no

era sino un nuevo insulto a la familia. Con el único objeto de ganarse los votos de los

que consideran idiotas y movidos por una persistente campaña en defensa de la vida y

de la dignidad humana.

Lo que hacían en realidad era socavar más la familia y la sociedad, ya que a partir de

entonces podría ser considerado como familia numerosa un conglomerado de personas

constituido, por ejemplo, por un divorciado con sus dos hijos y una divorciada con su

hijo. Y lo que es peor... un divorciado con sus dos hijos y un divorciado con su hijo...

Una familia como Dios manda, con tres hijos, y atendiendo el hecho de que la mujer

caiga en la trampa saducea de trabajar fuera de casa, abandonando a sus hijos en

instituciones educativas de dudosa reputación, como las existentes en España, podrá

tener acceso a dos sueldos, para atender a 5 personas (tres de ellas niños).

Nada en común

219

En cualquiera de los otros casos señalados, y que son presentados como signos de

progresía, y de equiparación a la familia cohesionada, da la coincidencia que para

mantener a los tres vástagos, se van a juntar cuatro adultos; cuatro sueldos… No parece

muy lógica la equiparación tampoco en este sentido.

Hablan de dos categorías de familias numerosas: categoría especial para las de cinco o

más hijos, y general para las de tres o cuatro; estamos hablando, como poco, de un

nuevo error. No es lo mismo una familia de cinco que una familia de diez. Parecería

más lógico que las ventajas fiscales, laborales, sociales… que no se reflejan en la ley,

fuesen parejas al número de hijos, variando con cada uno de ellos, usando barremos

similares a los aplicados en la declaración de la renta, y considerando en ambos casos

que no exista tope, como el impuesto para quienes tengan más de siete hijos.

En cuanto a la conciliación de la vida familiar y laboral consideran que las mujeres que

se dedican a cuidar a su familia no trabajan. Parece vislumbrarse la voluntad de inundar

el mercado de trabajo, casualmente de signo puramente capitalista, de oferta y demanda,

con un sinnúmero de personas dispuestas a competir por el mismo puesto de trabajo que

sus respectivos maridos.

Habla también el proyecto citado de preferencia en viviendas protegidas… Pero ¿existe

tal figura? Porque en la Ley de Protección a la Familia Numerosa de 1971, dicen que

vigente en la actualidad, ya se hace mención de ese mismo asunto, que es papel mojado

si no se lleva a cabo la construcción de viviendas de estas características, como para el

caso, así sucede y venía sucediendo desde hacía veintisiete años. También habla de

exención y reducción de matrículas, pero… ¿Y las becas?, ¿y los derechos para la

admisión de alumnos en centros públicos; y los derechos de los alumnos a recibir una

educación moral acorde con el espíritu de sus padres? De eso, nada.

Cesáreo escribía a este respecto:

“Y es que el concepto cristiano y romano de libertad ha sido extirpado del alma

colectiva. Ahora sólo prima el concepto bárbaro de libertad”... “Y todos debemos estar

felices y contentos si no queremos ser tachados de retrógrados. ¡Qué horror! La

incultura es galopante, pero todos los incultos tachan de retrógrados a quienes les

denuncian la falsedad y la opresión imperante.

Parece evidente que la libertad no puede ni debe estar sometida a la voluntad de ninguna

mayoría, ya que ello lleva inexorablemente a su opresión. Parece evidente que la

libertad no es un bien que esté al alcance de todas las almas (esa afirmación tiene poca

prensa, pero es cierta). Sin embargo, el gobierno sí debe estar detentado por personas

con alma libre, y eso, jamás será proveído por las urnas.

En este estado de ánimo se animó a escribir algo sobre la Pasión del Señor; “LA

PASIÓN DEL SEÑOR REVIVIDA 2000 AÑOS DESPUÉS”. Unas meditaciones que,

antes de difundirlas, las pasó al Obispado para obtener el “nihil obstat”. La respuesta no

se hizo tardar, con una anotación que indicaba que no era apta para su representación en

actos litúrgicos. Bien, nada más. Nunca pensó que sus meditaciones pudiesen

representarse litúrgicamente. Quedó satisfecho de la respuesta, que no indicaba nada

que pudiese dañar la fe, y distribuyó su trabajo por internet. Duras meditaciones...

lamentablemente reales.

Nada en común

220

Y es que Cesáreo se había volcado ya en lo que más le llenaba: la lectura,

principalmente de Historia y de Filosofía, y la expresión escrita de sus ideas. Eso le

estaba ocasionando serios problemas que irían irremisiblemente in crescendo.

Ahora acababa de escribir un discurso sobre Don Quijote y Hernán Cortés, que

finalmente utilizaría para la presentación de su libro “El Aprendiz de Quijote”, que ya

tenía escrito hacía años, pero que acabaría publicando en 2004, y como tenía por

costumbre, lo difundió por Internet. Al poco se encontró con una sorpresa: El texto

había sido traducido al inglés, y era a su vez distribuido en una aureola de grandes

elogios. Le hizo gracia a Cesáreo, hasta que cayó en la cuenta que su nombre no

figuraba por ninguna parte. Localizó al traductor y le dio las gracias por el trabajo. Era

el traductor una buena persona con quién estaría en contacto por Internet durante años.

Agosto es el mes que Gascueña se ve repleta de visitantes, principalmente descendientes

de gentes del lugar, como Cesáreo. Con tal motivo, y con el ansia de promover algo la

cultura, organizó unos actos culturales en la Peña Cultural y Recreativa “El Cubillo”, de

la que formaba parte, y consistentes en un concurso de cuentos y tres conferencias. Así,

los deportistas Manolo Plaza y Nacho Salvador, corredores de “todo terreno”,

expusieron sus interesantes experiencias en el Rally París Dakar, y los chicos del lugar

tuvieron la oportunidad de admirar uno de los camiones utilizados en los rallys por estos

deportistas.

D. Domingo Escudero López, Doctor Ingeniero Aeronáutico e Ingeniero Geógrafo,

miembro de la Comisión de Lenguaje Científico de la Real Academia de la Lengua

impartió una lección magistral sobre sociolingüística, y la última conferencia, expuesta

por Cesáreo que versó sobre “Don Quijote, el alma del caballero hispánico”.

Un Concurso de Cuentos, dirigido a niños de hasta 16 años culminó la semana cultural,

idea que sería retomada años más tarde por el consistorio, sin que nadie se acordase de

quién la inició.

La nueva alcaldesa se acercó a Cesáreo ofreciéndole su inestimable colaboración en la

promoción de su obra literaria, y le prometió la publicación de “El Aprendiz de

Quijote”.

El sistema comenzaba a amasar una nueva forma de ataque a la familia, fomentando de

una manera descarada la violencia doméstica. El modo... magnificar los hechos fútiles,

con la intención de generalizarlos con una supuesta voluntad de erradicarlos. Así, el 17

de Enero, el Consejo de Ministros acordaba enviar a las Cortes un proyecto de ley que

suponía una profunda reforma del Código Penal de 1995.

El 26 de enero, el Ministerio del Interior construía en Fuerteventura el mayor centro de

internamiento de inmigrantes de España y uno de los más grandes de Europa (¿Y desde

cuando es Canarias Europa?). Situado en un antiguo cuartel de la Legión, tenía

capacidad para 1.200 internos, lo que suponía el 50% del total de plazas para extranjeros

existentes en toda España. Pronto empezaría a ser alimentado; pronto rebosaría de

ocupantes. Una medida que por lo visto resultó estupenda, ya que las fuerzas de

Seguridad detuvieron a lo largo del año a 19.000 inmigrantes que trataban de entrar en

España a bordo de pateras. La cifra supuso un aumento del 14% respecto a los

interceptados el año anterior (16.670).

Nada en común

221

En el ámbito internacional, el señor Aznar aseguraba el 2 de Febrero que el régimen de

Sadam Husein amenazaba la paz, y ello era motivo suficiente para organizar una

asonada bélica en la que España debía ir de comparsa y de servidora fiel de intereses

ajenos.

Mientras tanto, en las clínicas abortistas creadas por el PSOE y mantenidas por el PP, se

asesinaba a un niño nonato cada ocho minutos.

A la propuesta de Aznar, el 15 de febrero, cientos de miles de personas participaban en

55 manifestaciones en rechazo a una guerra contra Irak. El Gobierno acordaba el envío

a Irak del buque de asalto anfibio "Galicia", la fragata "Reina Sofía", el petrolero

"Marques de la Ensenada" y 900 militares, “en misión humanitaria”. El 16 de marzo,

José María Aznar, Tony Blair y George Bush se entrevistaban en las islas Azores para

estudiar las posibles acciones, y el 20 de marzo EEUU ponía en marcha la operación

"Libertad para Irak", que dio comienzo de madrugada con el bombardeo de la capital

iraquí. El 7 de abril, el enviado especial del diario El Mundo, Julio Anguita Parrado,

moría alcanzado por un misil iraquí. Un día después, el cámara de Telecinco, José

Couso, fallecía en Bagdad víctima de un proyectil lanzado por un tanque

estadounidense contra la planta del Hotel Palestina en la que se encontraba. El 9 de abril

tropas estadounidenses y británicas entraban en Bagdad. Cinco días después caía Tikrit,

el último bastión en poder del régimen de Sadam Husein. El 1 de mayo, el Presidente de

Estados Unidos, George W. Bush, anunciaba el final de "las operaciones militares de

envergadura", pero no la terminación de la guerra. El 13 de Diciembre, en Tikrit, fue

detenido y posteriormente ajusticiado Sadam Husein. Pero el 29 de Noviembre iban

muertos ocho soldados españoles en una aventura que nada tenía que ver con España.

España se metió en un berenjenal que no le correspondía, y ello era consecuencia de

que, desde los inicios de la democracia, los políticos españoles se habían empeñado en

que España es Europa… y en Europa nos metieron... Hasta en la constitución europea,

que en estos momentos era redactada.

En España, y por razones más que justificadas, se decretó la expulsión de judíos (por

cierto, en varios países europeos, también), moros y gitanos, y ese hecho es

injustamente calificado de racista, sin caer en la cuenta que santa española por

excelencia es Santa Teresa de Jesús, de raza judía; y el maestro de la Hispanidad, Jesús,

de raza judía…

El mundo hispánico es integrador y libre; romano. El mundo europeo (incluido en este

concepto el mundo estadounidense) es liberal, ateo, hedonista. Lógicamente, y como

nuestro gran Carlos I, una mente cultivada e hispánica no puede sentirse europea. Y

ahora, artificialmente incrustados en la Europa política, pretenden anular la historia y la

idiosincrasia de nuestra Patria; pretenden anular de un plumazo el cristianismo y la

libertad, imponiendo definitivamente el espíritu de la Ilustración.

Así, en el preámbulo al proyecto de Constitución europea afirmaban cosas tan

peregrinas como que “Inspirándose en las herencias culturales, religiosas y humanistas

de Europa, que alimentadas inicialmente por las civilizaciones griega y romana,

marcadas por el impulso espiritual que la ha venido alentando y sigue presente en su

patrimonio, y más tarde por las corrientes filosóficas de la Ilustración, han implantado

Nada en común

222

en la vida de la sociedad su visión del valor primordial de la persona y de sus derechos

inviolables e inalienables, así como del respeto del derecho”

Lo único real de semejante afirmación es lo relativo a las corrientes filosóficas de la

Ilustración, cuya realidad es tan radicalmente opuesta a la Historia de España y a la

historia de la Cristiandad.

Corrientes filosóficas que, caso de no haber existido España, con su poder militar,

durante los siglos XVI, XVII y XVIII, hubiese significado, sin lugar a dudas, la

desaparición de razas enteras en América, así como la destrucción de los pocos valores

que perviven en nuestro mundo.

El espíritu de la Ilustración, y nunca el espíritu greco-romano, y por supuesto siempre

en contra del espíritu cristiano ha sido la constante en la actuación europea, como

mínimo desde Trento.

Ese mismo espíritu fue el que propició el exterminio del cristiano Imperio Austro

Húngaro; el mismo que produjo la Revolución Francesa y el que propició el

bolchevismo, con una colaboración más que decidida por parte de la Masonería, en sus

versiones francesa e inglesa, contra la cristiana Rusia en 1917.

La instauración de la monarquía borbónica en España fue otro hito en el avance de la

Ilustración, del europeísmo, y el declive de lo hispánico y lo cristiano.

Finalmente, el siglo XX y lo que va del siglo XXI no es sino el siglo del fortalecimiento

e instauración, a nivel mundial, del liberalismo, de la Ilustración, del europeísmo, y un

permanente debilitamiento de lo Hispánico, Romano, Cristiano y Humanista.

Afirmaba el proyecto de Constitución europea “que la Europa ahora reunida va a seguir

por esta senda de civilización, progreso y prosperidad en bien de todos sus habitantes,

incluidos los más frágiles y desfavorecidos” y en su artículo I-2, que “La Unión se

fundamenta en el respeto de la dignidad humana, la libertad, la democracia, el Estado de

Derecho y el respeto de los derechos humanos”, y cabe preguntarse si ese respeto a la

dignidad y a los derechos humanos es continuación de la actividad que, a lo largo de los

siglos, han desarrollado los estados europeos a lo largo y ancho del mundo; En

América, en Asia, en África, en Oceanía o en Europa.

Cuando los conquistadores españoles pisaron el Nuevo Mundo, escribieron a los Reyes

Católicos diciendo: Aquí todo es diferente, plantas y animales; sólo los hombres son

iguales a nosotros.

Esa es la esencia de la Hispanidad; tan contraria a la máxima europea aplicada en

Norteamérica, donde “el mejor indio es el indio muerto”, o en Oceanía, donde a

mediados del Siglo XX, tuvieron a bien tratar a los aborígenes fuera del punto de vista

zoológico.

En el mismo artículo, refiriéndose a sí mismos señalan sin rubor que “en una sociedad

caracterizada por el pluralismo, la tolerancia, la justicia, la igualdad, la solidaridad y la

no discriminación…”.

Nada en común

223

Un pluralismo y una tolerancia que condena al más completo de los ostracismos a toda

persona que cometa la felonía de pensar por sí mismo, independiente del pensamiento

único; una tolerancia y un pluralismo que debe estar inexorablemente circunscrito al

dirigentismo obligado de los partidos políticos (y de los medios de “comunicación” de

los que dependen).

En su artículo I-3-2, afirman que “La Unión ofrecerá a sus ciudadanos un espacio de

libertad, seguridad y justicia sin fronteras interiores y un mercado único en el que la

competencia sea libre y no esté falseada.”

Pero la Libertad es algo más que palabras, y resulta que todos somos libres, por

ejemplo, de crear una cadena de televisión, de radio o de prensa, que promulgue la

Libertad y la Justicia, pero para ello hace falta un considerable número de millones de

euros que, casualmente, no está a disposición de todos… Entonces, da la casualidad

que, quién los tiene, se dedica a emitir basura televisiva, radiofónica o literaria

disfrazada de libertad de expresión. ¿Dónde quedan tan bonitos conceptos?… En una

sola realidad… El mercado único; pero un mercado único que obedece tan sólo a la

libre competencia de quienes tienes capacidad de oprimir. A los demás, a la inmensa

mayoría, le queda la satisfacción de saberse libre a la hora de elegir la basura ofrecida

por uno o la basura ofrecida por otro. ¡Bonita libertad!

En el mismo artículo señala que “En sus relaciones con el resto del mundo, la Unión

afirmará y promoverá sus valores e intereses”

Pero, ¿Sus valores e intereses son acaso compatibles con los valores e intereses de

España? ¿Son acaso compatibles con los valores e intereses de la Hispanidad? Del

mismo modo que el mundo árabe es in consustancial con el mundo hispánico por

multitud de razones que parten del entendimiento de la persona, el mundo europeo

también es in consustancial con el mundo hispánico por la misma razón.

Ocho siglos de dominación árabe de España no sirvieron sino para constatar el hecho

del abismo existente entre el pensamiento hispánico y el pensamiento árabe.

Sencillamente, el cruce de sangre entre los invasores árabes y los invadidos españoles

no va más allá de lo testimonial. Los árabes no conquistaron España, sino que la

invadieron. Con el mundo europeo pasa prácticamente lo mismo.

Roma, nuestra madre, conquistó la mayor parte del mundo conocido; lo culturizó; lo

liberó. Posteriormente, con la invasión de los pueblos bárbaros, los pueblos

romanizados fueron reculando hasta sucumbir o quedar relegados a las penínsulas

mediterráneas.

Avanzando en la historia, los europeos iniciaron unas “cruzadas” contra Tierra Santa.

Cruzadas que tuvieron, como casi todas las cosas de la vida, cosas buenas, pero sobre

todo tuvieron cosas malas. Así, la primera cruzada, anterior a la primera cruzada, la

conocida como “cruzada popular” (cuánta semejanza dialéctica con momentos más

cercanos), arrasó literalmente el este de Europa, y sólo la inteligencia de Bizancio

impidió que arrasase Constantinopla. Mientras tanto, los europeos no participaban en la

expulsión de los moros invasores de España, salvo excepciones.

Nada en común

224

Pero no acabó ahí el dislate de los europeos. Las “cruzadas”, en principio dirigidas a

liberar Tierra Santa, fueron un cúmulo de atentados contra la romanidad del Imperio de

Oriente; hasta el extremo que llegaron a arrasar Constantinopla… y se ocasionó el

Cisma de Oriente en la Iglesia.

Esa actuación europea que sufrió el Imperio Romano de Oriente; ese hostigamiento por

parte del mundo hedonista europeo, es el mismo que desde hace cinco siglos ha venido

sufriendo España (y el conjunto de la Hispanidad) por parte del mismo enemigo. Sí,

ciertamente tropas europeas tomaron partida en ocasiones en la lucha contra los moros

en España, pero sólo los templarios lo hicieron de una manera decidida y con espíritu

cristiano.

La norma, en cualquier caso, era diametralmente opuesta al espíritu de la Cruzada

española. Hasta el extremo que la Batalla de las Navas de Tolosa, hecho de primordial

importancia en el desarrollo de la Reconquista, se vio libre de la intromisión europea,

aunque se hallaban presentes en el terreno.

Sencillamente la voluntad de los europeos no coincidía con la filosofía de la

Reconquista, y se automarginaron. La batalla de las Navas de Tolosa fue el primer

hecho histórico, tras la asonada árabe, donde todos los reinos hispánicos plantaron cara

al invasor… Y lo hicieron sin los europeos, como siempre.

Mientras tanto, la mezcla de sangre era el síntoma esencial del pueblo español. Sólo

dejaba de mezclarse quien se automarginaba.

España expulsó al moro, y su ímpetu la lanzó al Atlántico, a África y a Europa, pero ni

en África ni en Europa tuvo éxito; hasta el extremo que en el apogeo de la Historia, uno

de los mejores reyes que jamás han sido en la historia de la humanidad (por cierto,

medio europeo de sangre), Carlos I, se vio en la obligación de dividir su imperio,

separando definitivamente Europa de la Hispanidad.

Indios araucanos durmieron en el fuerte Santiago la noche en que fueron vencidos

militarmente, y sólo el pensamiento humanista y cristiano, hispánico, puede ser capaz

de crear la figura del “defensor universal del indio”, encarnado nada menos que en un

fraile, Fray Bartolomé de las Casas, cuya “Brevísima noticia histórica de la destrucción

de las Indias” no es sino una sarta de majaderías; eso sí, emitidas con la noble voluntad

de defender la Justicia.

A los diez años de que el gran Hernán Cortés conquistara México, existían diccionarios

quechua-español; escuelas… Y a los cien años, universidades distribuidas en toda

América. Y las relaciones con los nativos, de guerra y de amor. El mismo Hernán

Cortés tuvo unas relaciones más que íntimas con Malinche desde el primer momento de

pisar tierra mexicana.

Igualito que los europeos en Norteamérica, donde la primera escuela primaria se

constituyó en el siglo XIX, para los hijos de los conquistadores, y donde a los indios se

les trató peor que a animales.

¿Muertes?, ¿guerras? Naturalmente que hubo muertes y hubo guerras; como en la

conquista de España por parte de Roma, pero en ambos casos, con Roma y con España,

Nada en común

225

la guerra terminó con integración, con reconocimiento de los mismos derechos y

libertad… O más. Hasta el extremo que en algunos lugares, especialmente en Bolivia y

Perú existieron amargas quejas por parte de los conquistadores, al ser severamente

castigados tras haber sido acusados injustamente de malos tratos a los indios.

Las mayores mortandades eran ocasionadas por las enfermedades que cruzaron el

Atlántico. El sarampión y otras enfermedades acabaron con la vida de tribus indígenas

enteras, pero también las enfermedades de América acabaron con tanta gente española

que la población se quejaba, y hasta sectores de la población llegaron a exigir el

abandono de la Conquista.

El contrapunto lo tenemos en la Patagonia, donde lo inhóspito del terreno impidió una

colonización en condiciones, y sólo fue ocupada por temor a incursiones de los ingleses.

Pero, ¿qué sucedió en Patagonia cuando en el siglo XIX fue roturada para la crianza de

ganado? El peor de los males; una situación tan desastrosa y tan de vergüenza; tan poco

hispánica como la descolonización del Sahara Occidental.

Una y otro fue vendida a los extranjeros. Centrándonos en Patagonia, grandes

capitalistas alemanes y británicos adquirieron inmensas extensiones de terreno con el

beneplácito de gobiernos títeres, y aplicaron árnica a los pacíficos habitantes del lugar.

¿Dónde están hoy los patagones?; ¿mezclados racialmente con los alemanes y los

ingleses? El exterminio llevado a cabo por los europeos fue similar al que siglos atrás

llevaron a cabo con los pueblos indígenas de Norteamérica.

¿Acaso es equiparable la Conquista llevada a cabo por España con el exterminio llevado

a cabo por los europeos? Ahí radica nuestra gran diferencia con los europeos. Y siendo

así, ¿qué valores deben prevalecer?

En su artículo I-10 dice que “La Constitución y el Derecho adoptado por las

instituciones de la Unión en el ejercicio de las competencias que les son atribuidas

primarán sobre el Derecho de los Estados miembros”.

Este principio, así como lo afirmado en el I-11 (Cuando la Constitución atribuya a la

Unión una competencia exclusiva en un ámbito determinado, sólo ésta podrá legislar y

adoptar actos jurídicamente vinculantes, mientras que los Estados miembros, en cuanto

tales, sólo podrán hacerlo si la Unión los autoriza a ello o para aplicar los actos

adoptados por ésta) atenta directamente al ser de España y de la Hispanidad,

pretendiendo prevalecer sobre la propia naturaleza de nuestra Patria, que no puede

circunscribirse a la geografía, mero accidente, sino que se extiende por los cinco

continentes con una idiosincrasia que nos es común.

Para colmo, en el artículo II-181, se incluyen en la unión europea “Los países y

territorios no europeos que mantienen relaciones especiales con Dinamarca, Francia,

los Países Bajos y el Reino Unido”, y por supuesto no se hace mención a la Hispanidad,

siendo que la mención a las colonias europeas se hace por meros asuntos mercantilistas.

“Las importaciones de mercancías originarias de los países y territorios se beneficiarán,

a su entrada en los Estados miembros, de la prohibición de los derechos de aduana entre

Estados miembros prevista en la Constitución.”( Artículo III-183).

Nada en común

226

“Los [antiguos artículos 182 a 187] serán aplicables a Groenlandia sin perjuicio de las

disposiciones específicas para Groenlandia que figuran en el Protocolo sobre el régimen

particular aplicable a Groenlandia.” Artículo III-187, pero no a Cuba, Filipinas o

Argentina, por ejemplo.

En el artículo I-13 se afirma que “En los ámbitos de la investigación, el desarrollo

tecnológico y el espacio, la Unión tendrá competencia para llevar a cabo acciones, en

particular la definición y realización de programas, sin que el ejercicio de esta

competencia pueda tener por efecto impedir a los Estados miembros ejercer la suya”,

todo lo cual y en el ámbito filosófico que impregna el espíritu europeo, la Ilustración,

condena al Humanismo y condena al Cristianismo a perecer sin derecho a réplica.

Las acciones de que habla dan lugar a la investigación con seres humanos; a la

consideración del ser humano como un objeto de investigación donde no se respeta su

dignidad (clonación, etc.).

En el Artículo I-4 afirma que “La Unión adoptará medidas para garantizar la

coordinación de las políticas económicas de los Estados miembros, en particular

adoptando las orientaciones generales de dichas políticas”

Políticas que inexorablemente se circunscriben a políticas económicas liberales,

desentendidas de la libertad humana y que tan sólo obedecen a la ley del máximo

provecho económico, y que supeditan al hombre, a la familia y a la sociedad a esas

mismas leyes.

En su artículo I-51, afirma que “. La Unión respeta y no prejuzga el estatuto reconocido,

en virtud del Derecho nacional, a las iglesias y las asociaciones o comunidades

religiosas en los Estados miembros”

Para nada cita la inequívoca importancia que en todos lo ámbitos ha desarrollado a lo

largo de los siglos la Iglesia Católica. No cita ni aquí ni en ninguno otra ocasión, la

importancia del Cristianismo, lo que reafirma la inconsistencia moral e ideológica de un

sistema político como el que auspicia.

En el artículo II-2 se reconoce el derecho a la vida, pero nada indica del aborto y de la

eutanasia, dos atentados contra la vida que los partidos que auspician la unión europea

están imponiendo sin respetar esos principios que dicen defender.

En el artículo II-5, afirman que “Nadie podrá ser sometido a esclavitud o servidumbre.”,

pero no hacen mención a la situación actual de esclavitud a que se ve sometida la

sociedad; una esclavitud que es presentada como un acuerdo libre entre los trabajadores,

que carecen de fuerza legal, y un sistema capitalista de producción que exige dedicación

completa mucho más allá de lo que permite la ley natural, que impide la construcción de

una familia normal y la atención a la misma.

En su artículo II-21, “Se prohíbe toda discriminación, y en particular la ejercida por …

orientación sexual.”

Con esta afirmación se discrimina directamente a toda persona que no sea homosexual o

no practique el bestialismo.

Nada en común

227

La Familia recibe un ataque frontal al ser equiparada con situaciones que requieren una

discriminación positiva, como los homosexuales, quienes debían tener derecho a recibir

una adecuada asistencia médica que atienda y corrija su desviación.

En el articulo II-24, afirma que “. Los menores tienen derecho a la protección y a los

cuidados necesarios para su bienestar. Podrán expresar su opinión libremente. Ésta será

tenida en cuenta en relación con los asuntos que les afecten, en función de su edad y de

su madurez.”

Este extremo, que sí es asumible por un pensamiento humanista, no atiende, sin

embargo, el derecho de los menores a ejercitar el voto, siendo, como son, destinatarios

de numerosas e importantes medidas que, afectándoles directamente, son dictadas sin su

concurso. Otra cosa sería concederles derecho a voto, que sería ejercido por sus padres.

En su artículo II-34, en lo relativo a seguridad social y ayuda social “La Unión reconoce

y respeta el derecho de acceso a las prestaciones de seguridad social y a los servicios

sociales que garantizan una protección en casos como la maternidad, la enfermedad, los

accidentes laborales, la dependencia o la vejez”. Pero no habla para nada de los costos

del mantenimiento de la citada Seguridad Social.

Parece indicar que todos tienen los mismos derechos, pero sucede que quienes no tienen

hijos acaban resultando parásitos de quienes sí los tienen, y de éstos propios hijos, ya

que no se atiende una debida atención a la familia, que a la postre es quién aporta

nuevos cotizantes, y sin embargo se ve privada de todo apoyo, social, fiscal,

económico…

En su artículo II-40, indica que “Todo ciudadano de la Unión tiene derecho a ser elector

y elegible”, cuando todo hace indicar que tal afirmación, en los estados que la

constituyen, no se cumple, porque para ser elegible se ha de ser miembro de un partido

político. Si una persona no se encuentra representada por ninguno de los partidos en

liza, no puede presentarse a las elecciones, con lo que la afirmación es una nueva

falacia.

El 25 de mayo se celebraron elecciones municipales y autonómicas en 13 comunidades.

En los comicios municipales el PP obtuvo 23.286 concejales, seguido por el PSOE con

22.915, CIU con 3.687 e IU con 2.192. En las elecciones autonómicas, el PP obtuvo la

victoria en 8 comunidades, el PSOE en 4 y CC y UPN en una cada uno. El partido que

obtuvo más votos, la abstención, con el 36,8% de los votantes.

El 14 de diciembre, en el salón del Tinell de Barcelona, y tras el triunfo de la izquierda

en la elecciones al Parlament celebradas el 16 de noviembre, Joan Sardá (ICV-EUA),

Pascual Maragall (PSC-Ciutadans pel Canvi) y Josep-Lluis Carod-Rovira (ERC)-el

Tripartito- firman un "acuerdo para un gobierno catalanista y de izquierda" y se

comprometen a gobernar para obtener estos cuatro objetivos: Más y mejor

autogobierno. Más calidad democrática; un nuevo impulso económico para Cataluña;

Cataluña una nación socialmente avanzada; una nueva política territorial ambiental.

Nada en común

228

En el terreno medioambiental no llevaba el sistema camino distinto: el “Prestige”

seguiría siendo durante meses el caballo de batalla para seguir entreteniendo al pueblo

mientras era devorado por otros sitios.

El asunto era lo suficiente sangrante para que un gobierno honesto dimitiese, y lo

suficiente grave para que una oposición justa, exigiera su dimisión. Pero esperar tales

actuaciones de los políticos españoles sería creer en su honestidad. En la de unos y en la

de otros. Cosa que, al parecer, pertenece al reino de los sueños. El asunto es que, a

cuento del desastre del “Prestige”, los políticos, hacían juegos malabares con el pueblo

español para hacer comprender a todos que “el otro” es peor que ellos. Y tienen razón:

el PP es mucho peor que el PSOE… y el PSOE mucho peor que el PP. Uno y otro, y

ambos en unión, pueden confeccionar y firmar un “Manual para la destrucción del

Hombre y para la destrucción de España”.

El sector de lacayos que critica la actitud del otro sector de lacayos decía que, cuando

ellos detentaban el poder, no sufrieron críticas, y sí apoyo cuando ante situaciones

idénticas actuaron, sumisamente, a las órdenes del amo. Los mismos argumentos serían

usados a la inversa poco después. Y todo seguía igual, en la misma marcha de

exterminio humano y nacional.

Ocasionalmente, alguien se descolgaba con una actuación digna y estéril. Así, el 1 de

Mayo, el día del trabajo, el señor José Mª Fidalgo, máximo responsable de CCOO,

recibió un bastonazo en la cabeza, propinado por un damnificado de SINTEL, empresa

en crisis.

Marejadillas... El 28 de Junio, el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad

de Madrid, Rafael Simancas, no obtuvo la mayoría absoluta necesaria para ser investido

presidente, al abstenerse los dos diputados del Grupo Mixto, Eduardo Tamayo y María

Teresa Sáez, por lo que tuvieron que acudir a una segunda votación.

Una marejadilla que sacó a la luz posibles actos de corrupción, y que propició un

comentario de Cesáreo: “Si yo fuese democrático llevaría tres días lleno de gozo. Si yo

fuese democrático, la actitud de D. Eduardo Tamayo y de Dª Teresa Sáez no me hubiese

causado hilaridad. Si yo fuese democrático, tampoco me hubiese molestado. Si yo fuese

democrático vería en la actuación de D. Eduardo y de Dª Teresa un acto de afirmación

del sistema. Hubiese visto en ese acto, una afirmación de su libertad”.

Y quienes estaban en la obligación de alumbrar el camino seguían nadando entre dos

aguas. Así, el 17 de Noviembre, Antonio María Rouco Varela, durante la celebración de

la Conferencia Episcopal, defendió el valor de la Constitución española sin atender sus

aspectos profundamente anticristianos e hizo referencia al «plan Ibarreche» como grave

cuestionamiento de la misma, sin caer en que la constitución es más cercana a las tesis

separatistas que a las tesis cristianas. Todo el Episcopado (reunido esos días en

Asamblea Plenaria), aplaudió la exposición... Todos, a excepción del obispo de San

Sebastián, Juan María Uriarte, quién el día 22 se desvinculó explícitamente de las

manifestaciones formuladas. Pero no era la vida ni los valores espirituales de la Patria lo

que les separaba, sino la manifiesta alineación de Uriarte con el más exacerbado

separatismo; con el más exacerbado constitucionalismo.

Nada en común

229

Pero la marcha de la democracia era imparable. Ya contaba España con el mayor

número de presos jamás conocido en la Historia (en números absolutos y en números

relativos), y el asunto seguía progresando adecuadamente. Así, el ministro del Interior,

Ángel Acebes, anunciaba que el Gobierno proyectaba construir tres nuevas prisiones en

España, dos en Madrid y una en Andalucía, y tenía en proyecto edificar cuatro más en

una segunda fase "como respuesta al incremento de la población penitenciaria" que

provocará la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Y es que las cárceles

españolas, según datos oficiales, tenían un 106% de ocupación. En los últimos 12 meses

la población reclusa había crecido casi un 10%, con 4.500 nuevos presos.

Cárceles y presos, los puestos de trabajo más seguros para los españoles. El 21 de

Febrero, el Consejo de Ministros aprobaba la creación de 4.275 nuevas plazas del

Cuerpo Nacional de Policía y 2.432 de la Guardia Civil, en la oferta de empleo público

para 2003, mientras los alcaldes de Móstoles, Getafe, Fuenlabrada, Leganés y Parla -

todos del PSOE- anunciaban el 24 de Marzo que solicitarían al Delegado del Gobierno

en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, que se reuniera con ellos para intentar buscar

soluciones a la situación de inseguridad ciudadana que afectaba a estos cinco

municipios, al tiempo que el 28 de Noviembre, el vicepresidente y consejero de Justicia

e Interior de la Comunidad de Madrid, Don Alfredo Prada, ponía en marcha el proyecto

para combatir la inseguridad ciudadana con la incorporación de 5.000 nuevos agentes,

3.000 Policías Nacionales y 2.500 locales.

27 años de democracia que había puesto en libertad a terroristas; 27 años de democracia

que había repartido honores de todo tipo a los terroristas; ahora, el 3 de enero, tras 20

políticos asesinados (los que no son políticos nunca cuentan), el Consejo de Ministros

aprobó un Proyecto de Ley para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas para

delitos de terrorismo que contemplaba el aumento de 30 a 40 años el tiempo que un

terrorista puede pasar en prisión. El 4 de enero, el miembro de ETA Ángel Alcalde

Linares, buscado internacionalmente por pertenencia a esta organización terrorista,

reaparece en San Sebastián en un acto público celebrado a favor del reconocimiento de

la nación vasca. Cuatro días después de que el Gobierno apruebe endurecer las penas

para los delitos de terrorismo, la juez de vigilancia penitenciaria de Bilbao Ruth Alonso

concedía el tercer grado penitenciario y puesta en libertad de los presos etarras Luis

María Azkargorta Belategui y María Ángeles Pérez del Río. El primero había cumplido

14 de los 45 años a los que fue condenado y la segunda, 10 de los 27 a los que se la

sentenció. La juez Ruth Alonso justificaba su decisión de excarcelar a otros dos etarras

con el argumento de que ninguno de los cerca de 350 presos de ETA excarcelados desde

la etapa del Gobierno socialista "ha vuelto a las armas".

El 12 de Enero de éste 2003, Gesto por la Paz se marcó como una de las líneas

prioritarias de su trabajo para este año la lucha contra la "violencia de persecución" que,

según sus estimaciones, afectaba a 42.000 personas en Vascongadas, si bien consideraba

que incluso la cifra podía ser más elevada. El 17 de Enero, la Asociación de Víctimas

del Terrorismo, fue obligada a pagar 2.475 euros a un ex edil de HB absuelto de

terrorismo. El 18 de Enero, el ex diputado prófugo de HB, Ángel Alcalde, se presentó

en su localidad natal de Portugalete al homenaje público que le rindió la plataforma

radical Euskal Herria Bai, sin que la policía lo detuviera. El 23 de Enero, Joseba Mikel

Garmendia Albarracín, acusado de pertenecer al entramado financiero de ETA, se

examinaba en San Sebastián para obtener una plaza fija de profesor de Economía

Aplicada en la Universidad del País Vasco, asignatura que impartía en el campus de

Nada en común

230

Vitoria. El 24 de enero El preso Joseba Mikel Garmendia, acusado de pertenecer a la

estructura financiera de ETA, fue nombrado profesor titular de la Escuela de Estudios

Empresariales de Vitoria. El 12 de Mayo tomaba posesión de su plaza. Y es que,

democráticamente hablando, los terroristas poseían mayor cualificación académica que

el resto. Demostrado quedaba, ya que el 94% de los presos de ETA lograba acceder a la

UPV frente a sólo el 40% de los comunes.

Dentro de la normalidad democrática, el 29 de Enero, el portavoz de Batasuna, Arnaldo

Otegi, afirmaba que la izquierda abertzale seguiría "subvirtiendo el orden constitucional

español todos los días y a todas horas" porque de ello depende, a su juicio, lograr "una

paz estable y duradera" en Euskadi.

El 31 de Enero, el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra,

proponía que el Congreso suspendiera o aplazase la celebración de las elecciones

municipales en el País Vasco mientras no hubiera libertad para los concejales socialistas

y populares. Evidente. A los demás, ¡que los zurzan!

Y como evidencia, el 18 de Febrero, la Comisión Constitucional del Senado aprobaba

por unanimidad la reforma de la Ley de solidaridad con las víctimas del terrorismo

“para que no puedan ser condecoradas personas con comportamientos contrarios a la

Carta Magna y evitar, así, casos como el del comisario franquista Melitón Manzanas”.

El 28 de Febrero, El TSJPV prohíbía al Ayuntamiento de Oyarzun (Guipúzcoa),

gobernado con mayoría absoluta por la suspendida Batasuna, incluir en el futuro lemas

a favor de ETA en los impresos oficiales, ni colocar pancartas con consignas semejantes

en la fachada del consistorio. Nada se dice de las capillas ardientes que, desde la

implantación de la democracia, se vienen instalando en los ayuntamientos para rendir

homenaje a los terroristas fallecidos “en acto de servicio”.

El 5 de Marzo, la Universidad de Barcelona (UB) decidía no autorizar la conferencia de

la profesora de la Universidad del País Vasco, Gotzone Mora, miembro del colectivo

¡Basta ya! e impulsora de la plataforma Profesores por la Libertad en el País Vasco.

Alegaban que no se garantizaba "la pluralidad y la vocación de tolerancia".

¿Y cómo garantiza el estado la seguridad de los súbditos?... El 25 de Marzo se hizo

público que las personas amenazadas por el terrorismo que lo deseasen podían solicitar

que sus datos personales fuesen excluidos de las copias del censo electoral.

Hasta la reina se involucraba en un concierto en favor de las víctimas del terrorismo

celebrado en Madrid el 25 de Junio.

El 9 de Julio La Audiencia Nacional imponía 3.492 años de cárcel a los miembros de

ETA Santiago Arrospide Sarasola, "Santi Potros", e Idoia López Riaño por el atentado

que la banda terrorista cometió el 14 de julio de 1986 contra un convoy de la Guardia

Civil. Doce muertos, 77 heridos y cuantiosos daños materiales en 51 vehículos y 279

inmuebles fue el balance de aquel atentado, al que el Tribunal dedica adjetivos como

"brutal", "catastrófica acción" o "auténtica matanza".

Miles de años de sentencia que inexorablemente corren a una velocidad inusitada y se

cumplen con unos pocos lustros en la vida de los demás mortales. ¿Será que el sistema

quiere transmitir la idea que el terrorismo es inmortal? Mientras, el terrorismo es

permanentemente subvencionado en todos los ámbitos con las arcas del estado; como

Nada en común

231

ejemplo aleatorio, Gaiak, empresa editora de un libro escolar que incluye entre los

personajes históricos vascos a una decena de militantes de la organización terrorista

ETA.

Pero el terrorismo y el separatismo tienen los mismos objetivos. Por lo mismo, reciben

trato igual por parte de las administraciones. Así, el 21 de Enero, la Generalidad de

Cataluña decide aprobar una serie de medidas para fomentar el uso social del catalán.

Entre las mismas figura la no concesión de subvenciones y licencias de apertura a

aquellos establecimientos que no cumplan con la Ley de Política Lingüística... y en

Vascongadas, el 29 de Octubre se decreta que los niños procedentes del extranjero, así

como del resto de España que sean escolarizados en el País Vasco serán considerados

inmigrantes, según las instrucciones emanadas del viceconsejero de Educación del

Ejecutivo a los centros escolares, cuestión que es respaldada el 12 de Diciembre, por el

órgano oficial de ETA, Zutabe, al considerar que desvirtuarían un hipotético referéndum

sobre la autodeterminación, así como la ausencia de recursos para la integración de los

inmigrantes o para educarlos en las costumbres y lengua del País Vasco.

En línea con lo estipulado por el sistema, el 2 de Febrero, el presidente del PNV, Xabier

Arzalluz, consideraba que la meta de su partido debía ser la independencia del País y el

29 de Enero Ibarreche se entrevistaba con Arnaldo Otegi, pese a ser portavoz de un

partido cuya actividad había sido suspendida judicialmente por su relación con ETA.

El 23 de Marzo, CiU propone un nuevo Estatuto de Autonomía que convertía a

Cataluña en una nación soberana asociada voluntariamente a España al tiempo que la

Generalidad inauguraba en Casablanca una oficina.

El 1 de Mayo, 530 sacerdotes de las diócesis de Bilbao, San Sebastián, Vitoria,

Pamplona-Tudela y Bayona (Francia) firmaban una carta que enviaban al Papa, en la

que defendían el derecho de autodeterminación de los vascos.

El 29 de Octubre, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo

condenaba al Estado a pagar al PNV 8,8 millones de euros (1.465 millones de pesetas)

como compensación por la incautación de seis «batzokis» -nombre de las sedes sociales

de dicho partido- en otras tantas localidades de Vizcaya y Guipúzcoa durante la Guerra

de Liberación.

Evidentemente, el separatismo siempre se ha mostrado rampante en democracia. La

policía no ha existido en democracia para combatir a los enemigos de España, sino tan

sólo para controlar la delincuencia, que gracias a la legislación ha conocido un auge sin

precedentes.

El 12 de Marzo, una nueva unidad policial compuesta por 500 funcionarios en segunda

actividad se encargaría de velar por las mujeres maltratadas, con un doble papel de

carácter preventivo y de protección, según anunciaba el ministro del Interior, Ángel

Acebes. El presupuesto destinado a esta dotación era de 2,7 millones de euros.

La ley de violencia doméstica era un paso más en la instauración de la democracia.

Nunca antes de su existencia se habían producido tantos ataques a la integridad en el

seno de la familia. Así, en agosto entró en vigor la ley que regula la orden de protección

inmediata contra la violencia doméstica. En apenas cinco semanas, se presentaron 1.390

Nada en común

232

solicitudes, de las que fueron admitidas 1.074 (el 77%). El 25 de Septiembre, un total de

37.959 mujeres habían presentado denuncia por malos tratos contra su cónyuge,

compañero, novio o ex pareja.

En medio de esta vorágine, que según todos los comentarios era expresión de libertad,

Cesáreo seguía su particular y exclusiva lucha por la supervivencia pura y dura... La

abundancia no era sentida, desde hacía muchos años, por la familia de Cesáreo, que

como la mayoría de familias numerosas, venía padeciendo una crisis agravada por el

incremento de precios y por la persecución de las administraciones.

Con la nueva ley de educación en ciernes (que por cierto no llegaría a ser aplicada),

seguía preocupado Cesáreo, pues una familia con cinco hijos, en el nuevo curso y tras

aprovechar todo lo aprovechable del curso anterior, se encontraba con unos gastos

mínimos de 1500 euros. Y eso sin librarse de las protestas de los niños que veían

truncados radicalmente sus caprichos más infantiles. ¿Vacaciones?, a Dios gracias

podían hacerlas en el pueblo, pero la casa familiar se iba desmoronando sin que, a pesar

de darse cuenta, pudiese hacer nada Cesáreo para evitarlo.

Pero los problemas económicos no le arredraron nunca. Siempre decía que, ojalá

siempre fuesen sólo económicos sus problemas. Más le dolía la situación de su hermana

Maribel, que por un accidente vascular se encontraba en estado vegetativo desde

Septiembre de 1998, y así seguiría hasta septiembre de 2006, cuando Dios, apiadado, se

la llevó.

Cesáreo afirmaba que no es verdad que el liberalismo acepte todas las ideas. Bien al

contrario margina, persigue y extermina todas aquellas ideas que se alinean con el

Humanismo, con el Cristianismo. Si damos los mismos derechos al bien y al mal, no

estamos dando libertad sino promocionando la esclavitud; si damos los mismos

derechos a la Justicia que a la injusticia, estamos oprimiendo a la Justicia; Si damos los

mismos derechos a la limpieza y a la suciedad, estamos oprimiendo a la limpieza... Y

así sucesivamente.

En Noviembre, y ante las elecciones catalanas, comenzó a difundir un juicio que D.

Miguel de Unamuno emitió en 1916 y que ya siempre acompañaría sus razonamientos.

Dice D. Miguel de los políticos: “Mienten cuando afirman, mienten cuando niegan, y

sobre todo, mienten cuando callan. Porque el silencio puede ser una gran mentira. Y el

silencio que oprime a España es un silencio de mentira”...

Ya expresaba Cesáreo con claridad meridiana sus opiniones. Ya era conocedor que el

sistema no podía infligirle mayores males que los que ya le estaba infligiendo. Así,

lanzaba al aire sus ideas, que muchos no entendían y otros condenaban al ostracismo.

Decía que “parece que ahora todo debe ser democrático, cuando democrático es el

liberalismo,.... pero lo hispánico, ¿desde cuando es democrático lo hispánico? Nos

presentan lo democrático como un valor sobre el que no existe nada, y con lo

democrático nos oprimen. La democracia no es precisamente la verdad... ni mucho

menos.

La Iglesia no es ni ha sido democrática jamás... Pero es que las grandes empresas que

controlan los estados y los sistemas democráticos (Vg.. la gran banca), no son

precisamente democráticas, sino jerárquicas.

Nada en común

233

Habrá que apearse de conceptos que aletargan nuestro espíritu. Podremos ser

democráticos en algún momento y en algún aspecto muy concreto de la vida, pero la

democracia no debe ser entendida como principio y fin de todas las cosas si no

queremos ser esclavos permanentemente.

¿Democrático?...Bueno, ¿y por qué no en algún momento? ¿Dictatorial?... Bueno, ¿y

por qué no en algún momento? ¿Justo, Libre?... Siempre”.

En el Círculo Hispanofilipino Cesáreo disfrutaba con las discusiones que se planteaban;

así tuvo la oportunidad de, entre otras cosas, decir sobre su admirado D. Miguel:

“Unamuno combatía ferozmente el racionalismo. Llegó a escribir contra esos que ‘no

tienen sino razón’. Despreciaba y combatía el racionalismo, pero lo hacía desde el único

lugar que una mente cultivada puede hacerlo: desde el racionalismo; no como doctrina

filosófica, sino como vivencia. También combatía el socialismo, pero ello no quiere

decir que combatiese las cuestiones sociales, sino la doctrina política que ha privatizado

el concepto.

El problema que tenía Unamuno, y que a la postre tenemos todos los creyentes, es que

no se puede sintonizar FE y RAZÓN. A ésta podemos llegar con relativa facilidad, pero

llega un punto en el que forzosamente debemos dar un salto; debemos abandonar todo

apoyo intelectual y lanzarnos a los brazos de Dios, con FE ciega. Si no, ¿cómo, desde la

razón podemos defender la virginidad de Santa María?; ¿cómo, desde la razón, podemos

defender la Resurrección de Nuestro Señor y su ascensión a los cielos?; ¿Cómo, desde

la razón podemos defender la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro?

La razón, Unamuno lo tenía muy claro, es limitada. Por eso, en su ‘Vida de Don Quijote

y Sancho’ hace un canto a la Fe; le da la ‘razón’ a la Fe y proclama la supremacía de la

Fe.

Una fe que no se parece en nada a la fe del carbonero. El carbonero, pobre hombre, se

salvará y vivirá eternamente pobre hombre, pero Unamuno, dubitativo, también se

salvará eternamente, porque Dios sabrá premiar su titánica lucha en pos de la verdad; en

pos de una verdad que está vetada al conocimiento del género humano. Una verdad que

sólo es alcanzable por la fe.

En este mismo orden trataron en profundidad fue la encíclica ‘Fides et Ratio’, del Santo

Padre Juan Pablo II, y en concreto cuando afirma: ‘lo católico es una fe que busca

entender y un entender que busca la fe’... Unamuno también cree eso. Pero a partir de la

conciencia de esa realidad, parece evidente que la razón se queda sin armas; armas que

deben ser aportadas por la fe. La misma encíclica lo afirma. En este punto, poca

diferencia parece existir con el pensamiento de Unamuno.

Pero lo que da basamento a la doctrina filosófica de Unamuno, más que cualquier otra

influencia, más que el propio Kierkegaard, es el omnipresente Quijote. ¿Otras

influencias?, pues claro que tiene otras influencias. Todos las tenemos, y los

intelectuales, más que el común. Pero Don Quijote es, para Unamuno la reencarnación

de Nuestro Señor, pero ¿reencarnación?, ¿no estamos acaso hablando de un personaje

literario?

Manifiestamente no. Don Quijote, la filosofía que proclama Unamuno, es el espíritu del

pueblo español que trasciende los siglos y se manifiesta periódicamente en personas

físicas extraordinarias. En su momento pudo ser Omar Ben Hafsún, en el suyo Rodrigo

Díaz de Vivar, Hernán Cortés...

Personajes históricos que han concebido su propia existencia como servicio, que

parecen ir disminuyendo en número y en influencia.

Hoy parece evidente que el poder del cura, del barbero y demás malandrines que

permanentemente persiguen al genial caballero (¿no es la prensa el barbero?, ¿no es el

Nada en común

234

sistema político el cura o el bachiller Sansón Carrasco?) lo tienen amordazado, y éste,

como cuando iba en el carro de bueyes, se encuentra sin fuerzas para soltar dos

mandobles y salir nuevamente a cabalgar, como es su destino.

Lo que pueda opinar Don Quijote es callado miserablemente por el poder establecido,

por la prensa y por la televisión, y es bien conocido que lo que no tiene reflejo en los

medios de comunicación, sencillamente no existe.”

En España, hasta los malditos siglos XIX y XX, las influencias filosóficas europeas, el

protestantismo..., no han tenido nunca una influencia significativa, y ello como

consecuencia de un hecho que destaca el propio Unamuno: El español protestante es

sospechoso de traidor a la Patria. Y es que lo español, lo hispánico, va cogido de la

mano del catolicismo.

La filosofía unamunesca está transida del dolor de España, y eso, España, lo hispánico,

es la nota significativa de la misma.

En esta actividad literaria se cruzó Cesáreo con el historiado Pío Moa, a quién el 27 de

Noviembre acabó alabándole uno de sus escritos, sin dejar por ello de criticar algún

aspecto. Así, le manifestaba que estaba casi al 100% de acuerdo en lo que decía el señor

Moa. No obstante, le decía, “personalmente me considero enemigo del sistema

democrático. Ya no dudo en proclamarlo, porque el sistema democrático es un régimen

asesino que se basa en la sangre; en la sangre del terrorismo de bomba y metralleta, si,

pero también en el terrorismo de bata y bisturí. Y no sólo eso, sino que además ha

esclavizado a una sociedad que era libre. Nos ha puesto a los pies de los caballos de la

explotación laboral, de la anulación nacional y de la anulación humana.

Entiendo que un esclavo en la Roma Imperial podía sentirse más libre que un trabajador

español actual (sea cual sea su especialidad laboral, desde peón hasta magistrado).

Además, desde el punto de vista filosófico, yo, como católico, no puedo ser nunca

democrático, porque la filosofía democrática ataca radicalmente la espiritualidad

cristiana.

La democracia, por encima de Dios, se pone a sí misma. Por encima de la Patria, se

pone a sí misma. Se puede despotricar de Dios y de la Patria, pero no de la democracia.”

A esta misiva contestó Pío Moa con un brevísimo texto: “Yo estoy de acuerdo con Vd.

en el 100% de lo manifestado”. Bueno, decía alguna cosa más, pero la esencia y la

literalidad de la frase era lo que recordaba Cesáreo.

En lo relativo a los aspectos estrictamente democráticos, durante este año se presentaron

76.267 denuncias por violencia doméstica. A lo largo del año se juzgó por violencia

doméstica a 50.450 hombres (recibió condena el 62%) y 6.718 mujeres (el 39% fueron

condenadas).

Este año 2003 se cerró con 3 asesinados por el terrorismo cometidos hasta el 11 de

Marzo (por cierto, ninguna de las víctimas era político) y 79.788 niños asesinados en los

centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia.

Nada en común

235

2004

Empezaba el año 2004 con un regalo para Cesáreo que daría mucho de sí; Pensamiento

Hispánico; en la red pensamientohispanico.com iniciaba su singladura el día de los

Reyes Magos de éste año.

Pero junto a ésta, para Cesáreo buena noticia, la triste realidad de España seguía

manifestándose en sus peores aspectos, muestra del tiempo que vivimos. El 10 de

Enero, la Comunidad de Madrid pondría a disposición de determinados juzgados de

Instrucción y de lo penal los brazaletes “antimaltratadores”.

Esa... y alguna más. Así, el día 24 del mismo mes, el Gobierno invertía algo más de 258

millones y medio de euros en la construcción de cuatro nuevos centros penitenciarios.

Nunca había existido en España número similar de presidios; nunca había existida en

España semejante número de presidiarios. Se dirá que nunca antes había existido el

nivel de población que ahora tiene España... pero Cesáreo no pensaba en números

absolutos, sino en números relativos. Porcentualmente, nunca había sido equiparable el

porcentaje de población reclusa al de la actualidad... Salvo el que existió en la anterior

etapa democrática. Se preguntaba Cesáreo si acabarían reduciendo la población reclusa

como la redujeron en 1936...

Y es que el sistema se preocupa mucho porque la población reclusa y marginal alcance

niveles impensables en otros tiempos. Para ello, el 15 de Mayo, un estudio de la

Comunidad de Madrid sobre los hábitos de los madrileños de 15 y 16 años advertía de

que casi uno de cada cuatro fumaba porros y uno de cada diez era bebedor de riesgo.

Proporción que, con los debidos esfuerzos por parte de la administración, ya ha sido

francamente superada.

Cualquiera que se interese por la evolución de la violencia, y se informe, no ya por los

medios del sistema, que son todos, sino por la fuente directa del sistema, cual es el

Ministerio de Interior106, no puede menos que asombrarse, porque violencias de todo

tipo y color, salpican... e inundan el calendario, pero inexorablemente, todas, salvo muy

honrosas y ocasionalísimas excepciones, son de corte inequívocamente democrático, sea

de ETA y su entorno, sea de algaradas de otros grupos marxistas... sea de actos

violentos ocasionados por individuos de baja estopa... Todos inequívocamente

democráticos.

Este régimen “de libertades”, se veía impelido, de manera agobiante, a construir

prisiones y a poner en la calle a los delincuentes; así el 5 de Julio, Mercedes Gallizo,

directora general de Prisiones, anunciaba un plan de choque para aliviar la saturación de

las cárceles. La primera medida consistía en una flexibilización del tercer grado

(semilibertad) para que los presos insolventes accedan a este beneficio aunque no hayan

pagado a sus víctimas las cantidades fijadas en concepto de responsabilidad civil. ¡Olé

por la democracia!

El 20 de Agosto la saturación de las prisiones disparaba la alarma en la Dirección

General de Instituciones Penitenciarias, que detectó un preocupante aumento de la

tensión entre los reclusos. Las cárceles españolas albergaban ya 59.199 presos, unos

106 http://www.mir.es/ca/DGRIS/Cronologia/

Nada en común

236

4.700 más que la media alcanzada el año pasado. Y el 9 de Septiembre se declaraba que

en las prisiones de Dueñas en Palencia, Topas en Salamanca, Ávila, León y Soto del

Real en Madrid ya había una mayoría de presos extranjeros. En la cárcel de Dueñas, el

porcentaje de internos foráneos alcanzaba el 71% de la población total.

Pero el asunto no acababa ahí. El 12 de Noviembre, el delegado del Gobierno en

Madrid, durante la presentación del Plan Estratégico de Seguridad, manifestaba que la

región necesitaba 2.285 policías y guardias civiles más para acabar con el alto nivel de

delincuencia que sufría. La inseguridad ciudadana, en democracia, alcanza todos los

ámbitos. Hasta el 2 de Agosto, los incendios en Galicia, habían quemado 26.900

hectáreas. Pero eso, según comentarios emitidos por militantes de base del BNG, a las

que Cesáreo tuvo acceso, no tenía importancia en Galicia.

Tampoco tenía importancia que España se situase ya en esos momentos en los puestos

de cabeza de la UE en consumo de cocaína y cannabis; al fin y al cabo no es sino

consecuencia del destino que da a España el Tratado de la Unión Europea. Lugar de

asueto para el vicio europeo.

En ese mismo sentido, el 8 de Enero, el señor Zaplana, ministro de Asuntos Sociales del

Partido Popular y célebre por sus ataques a la familia, seguía en su particular carrera por

dar carta de naturaleza a la enfermedad y al vicio a expensas de las personas y de la

familia, y anunciaba que iba a legalizar las uniones de hecho, pero no sólo las uniones

de hecho zoológicamente aceptables, sino las uniones civiles entre homosexuales. Y eso

lo hacía mientras, para la tranquilidad de sus votantes, proclamaba que el PP había ido

siempre a la contra del PSOE... Y lo bueno es que los votantes, tanto del PP como del

PSOE, lo creían. Pensaba Cesáreo si es que, acaso, ponen algo en el agua para idiotizar

al respetable.

El 22 de Febrero se celebró en Santiago de Compostela la asamblea nacional de

Familias Numerosas. Cesáreo intentó repetir la jugada anterior, pero ya todo estaba

atado y bien atado, y Manuel Fraga Iribarne, José Luis Rodríguez Zapatero y Eduardo

Zaplana, torearon a placer con el beneplácito estúpido de todos.

Cesáreo se desplazó a Santiago... porque allí residía su madre y quería acudir, en viaje

pagado, a abrazarla. No fue sólo eso, sino una ruta turística por La Coruña, con destino

final Alicante, alquiler de vehículo incluido, lo que pagó el gobierno... y el hotel,

naturalmente... A Cesáreo y a los miles de personas que se desplazaron a Santiago desde

toda España.

Y es que los amos del dinero hacen lo que quieren, cuando quieren y como quieren... y

ocasionalmente dan un puñado de trigo al semoviente, para que quede contento...

Cesáreo se preguntaba cómo se justificaba todo ese gasto... y cuántos gastos menos

justificados que éste estaban siendo atendidos por todos los españolitos, porque lo de los

partidos políticos... Anda que lo de los sindicatos... Y lo de las comunidad autónomas...

Y...Y....y... ¡pero qué rica es España!... Y luego nos quejamos.

Claro que, en esos mismos momentos se empezaba a escuchar que sería

democráticamente conveniente que la Seguridad Social, que atiende las necesidades de

salud de todo el pueblo español (y añadidos), y el sistema educativo, que hace lo propio,

debía pasar al ámbito estrictamente privado.

Nada en común

237

Otro logro a destacar fue la supresión de los anteriores planes educativos, que tenían el

vicio de formar, cultural y profesionalmente, a unas generaciones de españoles. Nada

que ver con los actuales planes, donde todos los educandos son igualados... a la baja,

cierto, pero igualados, y eso, convendremos, es de agradecer...

Y es que, España va bien. Ya lo afirmaba Aznar, quién por otra parte daba muestras de

lo que es un régimen de libertades como el que vive España. Aquí se puede atacar el ser

y la esencia de España; se puede asesinar a un niño nonato; se puede asesinar a una

persona en situación vital límite... pero al tanto con nombrar de malos modos a los

políticos... Eso nos puede costar el formar parte en uno de los anteriores grupos de

riesgo...

El señor Aznar, entonces presidente del gobierno de lo que un día fue España, tuvo a

bien visitar la ciudad de Cuenca en los últimos días de Enero, y algunos jóvenes

defensores de la vida y de la dignidad nacional tuvieron a bien darle la bienvenida.

Parece ser que a alguno de esos jóvenes se le escapó la palabra “ASESINO”, tras lo

cual, las fuerzas policiales del sistema, encargadas de la represión física del pueblo

español, se apresuraron a cumplir con su misión.

En estos días primeros de Febrero, los políticos y los medios de comunicación se

llevaban las manos a la cabeza porque los pastores de la Iglesia, en contra de lo que

venían haciendo en las últimas décadas, se decidieron a defender las verdades de fe; a

llamar las cosas por su nombre, y acabaron llamando enfermo al enfermo, justo a lo

justo, sucio a lo sucio, y limpio a lo limpio en un documento que hicieron público.

Ciertamente, en las últimas décadas, y probablemente gracias a esa actuación impuesta

por los Elipandos del momento, no se ha conocido más sangre cristiana que la de las

víctimas del terrorismo, antes de que éste se dedicase también a acometer contra

políticos (curiosamente no ha acometido contra la Iglesia, como sucedió en los años 30).

Sí, es cierto, con su prudencia, parece que la Jerarquía eclesiástica había evitado la

persecución sangrienta; pero, ¿acaso es ese el objetivo que debe alcanzar la jerarquía

eclesiástica?

Al socaire de tanta cordialidad, el sistema, el mismo que años atrás asesinó a miles de

cristianos por el mero hecho de ser cristianos, ha optado por otro camino; o por otros

caminos; a saber, por el abecedario del sistema, que abarca todos los sinsentidos.

Frente a este abecedario de realidades atentatorias contra la dignidad humana y contra la

familia, la Iglesia española, tras décadas de silencio cómplice y de colaboración

lacerante había decidido recordar que “la familia es una de sus tareas esenciales”, y los

hijos de la Iglesia y de España, nos felicitamos por el descubrimiento. La Pastoral

Familiar, ¡alabado sea Dios!, proclama que es necesario vencer la dificultad de un

temor al rechazo para responder con una convicción profunda a los que se erigen a sí

mismos como los ”poderosos” de un mundo al cual quieren dirigir según su propia

voluntad e intereses”.

Y decía más... “Se trata de vivir el arrojo de no adaptarse a unas convenciones

externas de lo que se viene a llamar “políticamente correcto”... Esto supone vivir con

Nada en común

238

radicalidad la libertad profunda de los hijos de Dios, buscar la verdad más allá de las

redes que tienden los sofistas de cada época que se adaptan exclusivamente al aplauso

social.”

Sí señor, de eso se trata; de llamar a las cosas por su nombre, de vivir conforme con lo

que se piensa, para no acabar pensando de conformidad con lo que se vive. ¡Cuánto

desprecio hemos recibido durante tantos años quienes hemos mantenido esa postura

contra viento y marea! ¡Cuánta duda han imbuido en nuestro espíritu los lobos vestidos

con piel de cordero! ¡Cuánto mal han hecho los malos pastores!

Ahora, algunos pastores nos daban fuerza al recordarnos que “no hay que dejarse

engañar ante determinadas fascinaciones ofrecidas con todo su atractivo por una

cultura pagana dominante”... que “ignora el valor trascendente de la persona humana

y exalta una libertad falsa y sin límites que se vuelve siempre contra el hombre”.

¿Es mucho pedir a los pastores de la Iglesia que identifiquen a quienes exaltan todos

esos valores anticristianos? ¿Podemos dar alguna idea? ¿Tal vez esos agentes

anticristianos y hasta antihumanos responden a nombres tribales como PSOE, PP, IU,

CIU, PNV,....? Si es así, no sería flaca ayuda que los pastores tuviesen la valentía de

citarlos como a inequívocos enemigos de la religión y del hombre.

También señalan los padres de la Iglesia que “no pocas veces ante el desafío implacable

de la cultura dominante en lo referente a este tema vital, muchos cristianos, incluso

algunos pastores, sólo han sabido responder con el silencio, o incluso han promovido

ilusamente una adaptación a las costumbres y valores culturales vigentes... tal silencio

o desorientación no puede sino calificarse como culpable”. Está claro que la Jerarquía

eclesiástica daba señales de ir encontrando el camino que había perdido.

Hay que apoyar a nuestros pastores cuando afirman que “es necesario alzar la voz para

desenmascarar determinadas interpretaciones... que proponen a su vez una pretendida

liberación que vacía de sentido la sexualidad”.

Señalaba el documento que, en el sistema actual, “primero, la sexualidad se separa del

matrimonio... Posteriormente...se desvincula de la procreación... El último paso ha

sido... convertirla en un elemento de consumo...”, y denuncia que “la sociedad, cada

vez más farisaica,... ha querido ocultar la multitud de dramas personales que se han

producido por la extensión de las ideas anteriores... nos hallamos ante una multitud de

hombres fracasados... y ...un alarmante aumento de la violencia doméstica”.

Efectivamente, el sistema actual es la madre y el padre de todas las perversiones. Desde

lo más público hasta lo más privado, se dedica a deshumanizar. A nivel social, las

mejoras conseguidas a lo largo de décadas, han sido inmoladas en aras de una supuesta

libertad que sólo ha aportado esclavitud, individual y colectiva; el más feroz de los

capitalismos es el único que puede hacer uso de su libertad; la colectividad ha sido

desprovista de leyes y bienes (muebles, inmuebles y legales) alegando que aquellas le

oprimían y le quitaban libertad, y ha sido dejada a merced del más feroz de los

capitalismos, donde sólo es encomiable el más feroz de los liberalismos, el que anula

radicalmente a la persona, y por supuesto, a la familia.

Nada en común

239

En esta situación, “los medios de comunicación y la comunidad política... hacen de

altavoz a determinados grupos de presión, como... los “lobbies” homosexuales”.

La propuesta que todos ellos hacen de “familias alternativas” y sandeces por el estilo,

no son sino la expresión manifiesta de la enemistad del sistema hacia el género humano.

La proliferación de todo tipo de abominaciones que cada día nos son presentadas como

derechos inalienables enfrentados a la vida, da lugar a situaciones de maltrato

psicológico generalizado y admitido como positivo por el sistema, y a situaciones de

violencia doméstica, jamás conocida en la historia, y que es consecuencia inequívoca de

la falta de todo valor en una sociedad cuyo mejor destino es ser cambiada en formas,

estilos, modos, pareceres, ideas, expectativas, costumbres...

El sistema seguía dando una de cal y una de arena; así, el 19 de Abril, un “teólogo” no

tuvo empacho al afirmar que “no es lo importante que se tenga fe o no, sino que se

practique el bien…

Las virtudes cristianas por excelencia son FE, ESPERANZA Y CARIDAD, y San Pablo

aclara debidamente el asunto indicando que sin caridad, sin amor, de nada valen las

otras… pero sin fe y sin esperanza, ¿qué le queda al que practica la caridad?...

¿Filantropía?...

La filantropía está muy bien… cuando está muy bien. Un “filántropo” puede dedicarse a

abortar, a facilitar la eutanasia, o a colaborar con cualquier otro tipo de terrorismo. De

hecho, todos estos citados manifiestan que asesinan por amor…

Si la fe sin obras devino en una ideología materialista y hedonista que tan bien estamos

conociendo a lo largo y ancho del mundo, las obras sin fe están condenadas a la

anulación de la propia fe; a la creación de seudo valores; a la sumisión de las personas a

las leyes humanas, desentendiendo estas del objetivo de alcanzar la Justicia y la

Libertad.

Hoy, el modo de perseguir a Dios pasa porque supuestos representantes de la Iglesia

proclamen desde la televisión que lo importante no es que se tenga fe…

Y es que el enemigo, hoy, prefiere no ensuciar el pavimento con la sangre de los miles

de asesinatos cometidos en otras épocas. Hoy visten de “derecho” el crimen del aborto o

de la eutanasia. A la postre, la misma vestimenta para los mismos actos. Lo curioso

sigue siendo la actitud de la Iglesia.

Mientras en 1936 los edificios eran quemados, las tumbas profanadas, las imágenes

mutiladas, y los religiosos y los fieles perseguidos y asesinados por el propio estado, en

la actualidad, los mismos partidos políticos que tal hicieron, sonríen y permiten la

emisión de programas religiosos en igualdad de condiciones que los programas

pornográficos o estúpidos con que nutren la programación televisiva.

Evidentemente, el modo de perseguir a Dios ha variado. Las palabras huecas,

embaucadoras y engañosas aplicadas en 2004 son más efectivas que los incendios y los

disparos en la nuca de 1936. Los modos de persecución han cambiado. Los

protagonistas no. La ventaja es que hoy los perseguidos, idiotizados, confunden

persecución con libertad.

Nada en común

240

Pero lo que de verdad importa, e importaba en España en esos momentos eran otras

cosas. “Crónicas Marcianas”, el programa basura de la televisión basura encargada de

adormecer el poco espíritu que queda en lo que antes hubiésemos llamado españoles,

fue condenado al pago de una multa de 1500 euros. El motivo es el haber maltratado a

un pollo (de los de pluma) en el curso de un programa televisado.

Y es que, por televisión pueden retransmitirse asesinatos, pornografía, vicio de todo tipo

y color; se puede hacer apología de todo lo sucio y vil; se puede defender (y por

supuesto se prohíbe atacar) el crimen del aborto, la homosexualidad y cualquier otro

tipo de aberración... Pero ojo con maltratar un pollo. Eso tiene sanción legal. ¡Caro

pollo! Y baratos crímenes.

Menos mal que las administraciones públicas están atentas para defender lo que de

veras interesa, y como el suministro de demencias está garantizado y asegura la quietud

mental y física de las masas, así como su estupidez supina, han decidido que quién

necesita ayuda es el pollo, el burro, el cerdo o la lombriz que la mendaz televisión

necesite para llevar a cabo sus estupideces, motivo por el cual, y para próximos

programas donde participen animales, impuso la presencia de un veterinario para evitar

a los animales posibles daños psicológicos.

Lo más triste de todo esto es que no se trata de la actuación de unos humoristas, sino el

relato de un hecho real... la triste verdad de España, que si en el trato de los animales

avanzaba y sigue avanzando, lo hace a la misma velocidad que avanza en el maltrato a

las personas. Claro que, como vivimos en el reino del eufemismo, todo debe ser

observado desde fuera del sistema para no caer en el engaño.

En Julio, la Generalidad Valenciana y el gobierno de Madrid se enfrentaron a cuenta del

I.V.I. (Instituto Valenciano de la Infertilidad), que contra lo que pueda parecer, se

dedica, no a la defensa de la vida, sino a la manipulación genética: al servicio del

enemigo del hombre, y donde, como si se tratase de un hospital nazi, un equipo de

“científicos” encabezados por Carlos Simón experimentaba con seres humanos.

La Generalidad Valenciana, gobernada por el Partido Popular, acusaba al gobierno del

PSOE de bloquear el asunto por cuestiones políticas. En definitiva, lo mismo que pocos

meses atrás hizo el gobierno del PP con los socialistas gobernantes en Andalucía, y por

idénticas cuestiones.

Se peleaban por ver quién de ellos atacaba con más efectividad al hombre. Se trata, en

definitiva, de un enfrentamiento entre colegas. Pero por desgracia no llegarán nunca a

las manos, sino al cuello de las personas, ajenas a unos y a otros.

Cuentan que los científicos nazis se dedicaban a fabricar jabón con las personas que les

eran asignadas. Nada que ver con las actividades de estos servidores de la humanidad,

que se dedican a fabricar cosméticos con seres humanos por ellos asesinados... y para

trocear a personas que no tienen capacidad de queja, eso sí, con la alta tarea moral de

engrosar sus bolsillos.

Stalin, el marxismo, fue aliado del pestífero Nacionalsocialismo... y del capitalismo,

vencedor de la Segunda Guerra Mundial. Marxismo y Liberalismo, ya perfectamente

Nada en común

241

cohesionados en el sistema que nos oprime, llevan a efecto el mayor de los genocidios

jamás conocido; la mayor de las opresiones jamás conocida; la mayor de las mentiras

jamás conocida. Y los esclavos, a votar, a embotarse con las mentiras del sistema, de

sus medios de comunicación y de dominio social, mientras esperan que les llegue el

turno de ir al matadero.

El 12 de Julio, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, dijo en

Santander durante la inauguración del curso Los retos de la Seguridad Social

organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que los matrimonios

homosexuales “son un tipo de organización familiar muy positiva”.

Así, mientras a la familia, y más concretamente a la familia numerosa, se la penaliza

con impuestos crecientes, de forma y manera que cuantos más hijos se tienen más se

paga al sistema opresor, los invertidos se convierten en los parásitos por excelencia.

Son, sin lugar a dudas, los dueños y señores del sistema. A su servicio debe estar todo el

entramado social, y en particular, la familia.

Que las uniones de invertidos son organizaciones familiares muy positivas…

Evidentemente, el imperio del opresor se extiende como el aceite, y con la

complacencia estúpida de los oprimidos, quienes se cruzan de brazos diciendo que no

pueden hacer nada.

Resulta ser que la Seguridad Social es un sistema que garantiza las pensiones de los

padres con las aportaciones de los hijos. Así, nuestros padres están siendo mantenidos

con las aportaciones que nosotros, sus hijos, estamos efectuando mes a mes a las cajas

de la Seguridad Social. Cuantos más hijos se tengan, más se aporta a las Cajas de la

Seguridad Social… Y curiosamente, gracias al sistema, menos se recibe de las mismas

cajas.

Los impuestos son crecientes, y contrarios a los intereses de las familias más

numerosas… Y a la hora de la pensión, sucede lo mismo, pues quienes más aportan, las

familias numerosas, deben mantener a quienes no han podido tener hijos, pero también

deben mantener a quienes no han querido tener hijos, e incluso a quienes han asesinado

a sus hijos, con el añadido de que quienes sí han tenido hijos, tienen menos derechos

frente al sistema, que quienes no los han tenido.

Quienes no han querido tener hijos, han disfrutado de las mieles soeces del sistema, de

vacaciones, de juergas, de la constitución de un plan personal de pensiones que les

garantice la vejez… y de una seguridad social que les garantice la pensión, las

atenciones que necesiten en la vejez… y lo que sea, y que será atendida por los hijos de

quienes no han podido ni podrán gozar de todas esas mieles…

Por su parte, la Conferencia Episcopal Española pedía a los políticos católicos que no

suscribiesen el matrimonio homosexual, y la respuesta a bote pronto es… ¿Hay

políticos católicos?

La respuesta de los políticos tampoco tardó en producirse. Los diputados “católicos” del

PSOE anunciaron que no romperían la disciplina de voto, y por supuesto no la

rompieron.

Nada en común

242

Lo que no acababa de entender Cesáreo era qué impedía a los Obispos españoles

excomulgarlos. ¿O es que los políticos tienen patente de corso para declarar qué es

democrático y qué no lo es, y los Obispos católicos no tienen patente para determinar

qué es católico y qué no lo es?

Y en cuanto a los diputados “católicos” del PP y de los otros partidos, la pregunta

seguía siendo la misma… ¿Hay políticos católicos?... ¿Hay políticos españoles?

Parece evidente que no. En la vida política española no existen los políticos españoles ni

los políticos católicos. Éstos han sido exterminados a través de los medios.

Finalmente, sin más discusión, el 1 de Octubre, el Consejo de Ministros aprobaba el

proyecto de ley que permitiría el matrimonio y la adopción a las parejas homosexuales.

En esos momentos, en España, se asesinaba a un niño nonato cada siete minutos. En

esos momentos estaban preparando el terreno para ampliar la legislación sobre el

asesinato.

No les basta con los niños. Llevaban tiempo dando la tabarra con el asesinato de

ancianos y de enfermos. El camino, antes de ser ocupado por la infantería, es allanado

por la artillería. Así, los medios de comunicación, el cine, y lo que les viene a las

manos, es utilizado por el enemigo para dar paso, en el tiempo preciso, a la aplicación

legal de la eutanasia.

Así, el 31 de Julio, el secretario general del PSOE hizo ostensible presencia en la

presentación de una película que hacía apología de la eutanasia.

La cuestión estriba en si estimamos que todo vale, o si por el contrario consideramos

que sólo lo justo, lo limpio, lo benéfico, vale. La cuestión estriba en si vamos a esperar

que nos llegue el turno para entrar en el matadero, si vamos a permitir que la

subsistencia de la Humanidad dependa de la casualidad. La cuestión estriba en

considerar si la vida y la muerte depende de lo que digan “las mayorías” o por el

contrario depende exclusivamente de Dios.

Lo que parece evidente es que todo sistema que deposite el respeto a la vida en algo que

dependa exclusivamente de la “voluntad popular”, que siempre es manipulable -y que se

lo pregunten si no a los publicistas- es digno de ser exterminado.

Dentro del eufemismo global, Cesáreo estaba a punto de padecer, nuevamente, el

aguijón del sistema, concretado en el camelo de la prejubilación.

En estos momentos se presionaba a los trabajadores para que se prejubilasen,

ofreciéndoles a cambio mantenerles un 80 o un 90% del salario percibido a la fecha de

su prejubilación, y hasta la jubilación definitiva. Y Cesáreo, con cincuenta años recién

cumplidos, estaba en el saco de los “privilegiados”. Tan es así que el 1 de Junio firmó el

convenio de prejubilación.

El asunto tiene un interesante atractivo para los desprevenidos. No cabe duda. ¿Qué

sucede sin embargo? Por una parte, a la empresa que prejubila, tal extremo le resulta

gratis, porque con los salarios no pagados a personas de difícil maleabilidad, pagan los

salarios de los nuevos contratados, que se ven forzados a ofrecer sus servicios sin límite

Nada en común

243

de tiempo y con una capacidad casi infinita para aguantar presiones. Poco importa que

éstos se vean mutilados en su condición humana, principalmente en lo tocante al tema

familiar.

El primer beneficiado, así, es el gran capitalismo. Pero no acaba ahí la jugada. El

prejubilable, que en la mayoría de las ocasiones cae en la trampa con excesiva alegría, y

con el consejo culpable de las organizaciones sindicales, amarradas a la ubre del gran

capitalismo, acepta la oferta sin caer en la cuenta de lo que le cuesta, a él

personalmente, permitir que se lleve a efecto la jugada. Sólo se da cuenta que si sus

ingresos actuales son 100 (no tendremos en cuenta el pago empresarial a la Seguridad

Social, y que forma parte de su salario), de inmediato se quedan, en el mejor de los

casos, en 90.

Con estos noventa, y como su capacidad de gasto, históricamente es 80, sólo observa

que aún puede ahorrar 10. Pero no tiene en cuenta el efecto de la inflación.

Prudentemente la dejaremos en un 3% constante.

Así, suponiendo un caso real de prejubilación a los 50 años que cobre cien, vamos a

hacer un desarrollo de sus ingresos, hasta la edad de jubilación (65 años) teniendo en

cuenta que a partir de ese momento no puede volver a trabajar, y sin tener en cuenta las

reales depresiones que acaban apareciendo en algunos.

Año 1º.- Pasa a cobrar noventa y tiene capacidad de ahorro de 10 (antes, 20)... Pero de

forma creciente se llega al año decimiquinto, cuando sigue cobrando 90 y necesita

recuperar de su ahorro 36,13.

Añadiendo el 10% (también los hay del 20%) que de golpe le es detraído del sueldo en

el momento de la prejubilación, el prejubilado de 50 años, que antes de la prejubilación

podía ahorrar el 20% de sus ingresos, a los 65 años tendrá su capacidad económica

castrada en un 56,13% con relación al momento de su prejubilación, y así seguirá, si es

que acaso la Seguridad Social no es antes aniquilada, hasta el día de su muerte. Gracias

que todavía quedan muchas iglesias en España donde poder ponerse a pedir en la puerta.

Esa pérdida de poder adquisitivo se produce paulatinamente, dando la sensación, al

principio de la operación, de tratarse de un gran negocio que, a la postre, sólo es tal para

el gran capitalismo... Para el sistema que nos oprime.

Pero los políticos estaban preocupados por otras cosas: la financiación de la religión

musulmana a través de los Presupuestos Generales del Estado.

Tan acertada medida fue anunciada por el ministro de "justicia" Juan Fernando López

Aguilar, quién aseguraba que "impulsará las clases en los colegios y la presencia en los

medios de comunicación".

¡Ah!, pero la Iglesia institución estaba tranquila. También recibía dinero de los

Presupuestos Generales del estado... Como los moros.

La Jerarquía eclesiástica parece estar acallada por el oro del enemigo. De cuando en

cuando eleva la voz para protestar, tímidamente, eso sí, democráticamente, dentro de un

orden, sin estridencias... por el genocidio del aborto... Pero comedidamente, no le da ese

Nada en común

244

nombre.

Y la Iglesia institución, que bendijo y proclamó Cruzada la Guerra Civil iniciada un 18

de Julio de 1936, ¿no veía en 2004; no ve acaso, en el momento actual, una situación

infinitamente peor que la existente en aquella época?

¿Qué hace que la Iglesia institución no actúe hoy como actuó en 1936? ¿Qué hace que

se esté convirtiendo en madrastra? ¿Quizá que no cambian el nombre de la Calle “San

José de la Montaña” por “Pepe el montañero” como hicieron en 1936 en Barcelona?...

¿O que no destruían las iglesias para levantar mataderos con sus piedras como también

hicieron en esas mismas fechas los mismos demócratas en Castellón? Suerte tenía

Cesáreo de poseer una gran Fe. De otro modo, con toda seguridad, hubiese caído en la

apostasía, dada la actuación de tantos obispos que con tanta indignidad detentaban el

cargo.

El 27 de Enero, José Luis Pérez Díez, alias Josep Lluis Carod-Rovira, Secretario general

de Esquerra Republicana de Cataluña y Consejero Jefe de la Generalidad de Cataluña,

dejó su cargo en el ejecutivo catalán -treinta y ocho días después de ser nombrado-, tras

conocerse la entrevista que mantuvo con la cúpula política de ETA en Perpiñán los días

3 y 4 de enero. El objetivo de la entrevista con Josu Ternera y Mikel Antza era llegar a

un acuerdo para que ETA no atentase en Cataluña, a cambio de una declaración a favor

del derecho de autodeterminación de los pueblos de Estado. Esa fue toda la

consecuencia legal de la traición. El 18 de Febrero, la organización terrorista madre del

sistema anunciaba una tregua; circunscrita al territorio de Cataluña.

Pero la Fiscalía General del Estado no pediría al tribunal Supremo que interrogase al

jefe del separatismo catalán. El motivo es que, según el Ministerio Público, el alto

tribunal sólo investiga la participación del terrorista en el atentado de la casa cuartel de

Zaragoza, no si el prófugo seguía siendo de ETA, ni cual era su paradero.

A eso se le llama profesionalidad. Como profesional puede ser un médico que, en medio

de una epidemia, sepa cómo atajarla, pero deje de hacerlo porque su misión se limita a

investigar las causas de la misma. Y con los meses todo se olvida...

Por su parte, el señor Mariano Rajoy, manifestaba públicamente que las conversaciones

eran un delito de “alta traición”. Cesáreo se preguntaba: ¿traición a quién? Y es que la

traición a España es manifiesta, desde hace muchos años, por demasiadas personas

públicas, y eso no parece que haya preocupado demasiado a los políticos.

El 29 de Febrero, la Guardia Civil evitaba una matanza en Madrid con la detención en

Cañaveras (Cuenca) de los presuntos terroristas de ETA Irkus Badillo Borde y Gorka

Vidal Álvaro, que tenían previsto hacer estallar una furgoneta bomba con 506 kilos de

cloratita, reforzados con otros 30 kilos de dinamita. A los etarras se les incautó un plano

con un gran círculo que abarca desde Madrid hasta Alcalá de Henares. ¿Eran los

preparativos de la matanza del 11M? Justo ahí acabarían produciéndose los atentados...

Sea como fuere, el 11 de marzo cuatro atentados simultáneos perpetrados en otros tantos

trenes de cercanías que se dirigían desde Alcalá de Henares hasta la estación de Atocha,

en el centro de la capital dejan 190 muertos y más de 1.400 heridos. Los atentados,

ocurridos a partir de las 7:39 de la mañana, en plena hora punta y en zonas muy

Nada en común

245

concurridas de la capital, se perpetraron mediante la colocación de mochilas cargadas de

explosivo en vagones de cuatro trenes de cercanías. Las deflagraciones, de las que no se

recibió aviso alguno, ocurrieron de forma casi simultánea en un tren detenido en la

estación de Atocha, en otro que circulaba junto a la calle Téllez, y en sendos convoyes

de la línea que comunica Madrid con el corredor del Henares cuando se encontraban en

las estaciones de El Pozo del Tío Raimundo y Santa Clara. Además de las bombas que

explosionaron, los TEDAX desactivaron de forma controlada varios artefactos, uno de

ellos hallado en la estación de El Pozo.

La “contundente” respuesta del sistema no se hico esperar... como siempre desde que

empezaron a ser asesinados algunos políticos, las fuerzas democráticas hicieron todo lo

que saben hacer para lavarse la cara ante los actos terroristas: Una manifestación. Y el

Parlamento europeo, ante tan terrible atentado, hizo lo que saben hacer: declarar el 11-

M como el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. Pero ¡qué energía!

El 13 de Marzo, en lo que los demócratas llaman “jornada de reflexión” previa a las

elecciones generales, y convocadas por el PSOE, se produjeron manifestaciones ante las

sedes del Partido Popular, a quién acusaban de manipular la información, mientras el

Ministro del Interior, Ángel Acebes, informaba de la detención, por su presunta relación

con la masacre del 11 de marzo, de los marroquíes Jamal Zougam, Mohamed Bekkali y

Mohamed Cahoui y los hindúes Vinay Kohly y Suresh Kumar.

El 14 de Marzo, el PSOE ganaba las elecciones generales al obtener 164 escaños en el

Congreso, frente a los 148 logrados por el PP. CiU conseguía 10 diputados, seguido por

ERC con 8, el PNV con 7 escaños, IU que obtenía cinco representantes, CC con 3

parlamentarios y el BNG que conseguía 2 diputados. Obtuvieron un parlamentario

CHA, EA y Nafarroa Bai. El atentado había conseguido variar la estupidez de los

votantes... En vez de votar estúpida y mayoritariamente al PP, habían votado estúpida y

mayoritariamente al PSOE... Casi doscientos muertos fueron necesarios para evitar que

la reforma de ley de educación planteada por el PP, y que venía a frenar en parte la

nefasta formación a que el sistema ya había abocado a los niños españoles, llegase a

feliz término.

Hubo una abstención del 24,34%, votos nulos 1,01%, y votos en blanco 1,58%. Total

26,93%

Este mes de abril de 2004, la 'kale borroka' desapareció de los pueblos de Vascongadas.

La Ertzaintza no registró ni un ataque, ni un sabotaje, ni una denuncia por amenazas, se

trata del primer mes en la historia reciente del País Vasco en el que la violencia urbana

cerró su negro balance con cero incidentes. Pero en Julio habían experimentado un

aumento en relación al año anterior, ya que durante este ejercicio se habían producido

111 ataques frente a los 105 que se cometieron hasta el mismo mes de 2003... Y con lo

de Atocha, ya tuvieron bastante.

El 13 de diciembre y tras una comparecencia de casi 15 horas ante la Comisión del 11-

M, el presidente del Gobierno insistía en que "la responsabilidad exclusiva del 11-M

recae en el terrorismo internacional islamista". Además, denunciaba que el Ejecutivo de

Aznar había mantenido desde la tarde del 11-M "un engaño masivo" sobre la autoría de

los atentados. El 15 de diciembre, Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M de

Afectados por Terrorismo, acusaba a los partidos de utilizar su dolor como «arma

arrojadiza» y de «hacer política de patio de colegio”, en su comparecencia ante la

Nada en común

246

comisión parlamentaria de investigación de los atentados del 11-M. Las palabras de la

señora Pilar Manjón, cargadas de razón como ninguna, no se circunscribieron a los

políticos. Fueron dirigidas también sobre los periodistas, auténticos directores de la

política, a quienes acusó de tener “vendida la conciencia a cambio de audiencia”. A

continuación tuvo la oportunidad de hablar D. Fco. Javier Alcaraz, presidente de la

asociación de víctimas del terrorismo, quién reafirmó las palabras que ya habían dejado

sin voz a los parásitos, y apuntó connivencias de terroristas y políticos... y El Gobierno

nombró a Gregorio Peces-Barba alto Comisionado de apoyo a las víctimas del

terrorismo; el mismo que históricamente es conocido como defensor de terroristas,

quién el 19-12 exigía que "se evite la reproducción de las imágenes del 11-M que ya

todo el mundo ha visto", porque consideraba que "se pueden plantear las cosas sin

necesidad de volver a esas visiones". La verdad es que 18 de Julio, el 64% de los

españoles creía que los partidos no tenían interés en saber lo que pasó el 11-M, según

una encuesta de CELESTE-TEL para LA RAZÓN. Las víctimas tragaron... de

momento. El 28 de Febrero de 2005, una delegación de la Asociación Víctimas del

Terrorismo (AVT), encabezada por su presidente, José Alcaraz, comunicó al presidente

del Gobierno su decisión de romper toda relación con la oficina del Alto Comisionado

mientras su titular fuese Gregorio Peces-Barba.

Con la que estaba cayendo, el sistema democrático estaba pletórico por el gran éxito

policial acaecido en Barcelona sobre una peligrosa banda de neonazis.

Les intervinieron, nada más y nada menos que un importante alijo de libros, insignias y

propaganda varia, y una pistola de juguete. Un material altamente peligroso, agravado

por la existencia de otro elemento que no fue difundido: un matasuegras.

Lo del matasuegras no fue difundido para evitar alarma social, ya que con el mismo se

podría ocasionar un genocidio similar al que se está llevando a cabo con el aborto, con

70.000 asesinatos anuales en clínicas legalizadas en esas fechas.

La verdad es que, de los neonazis poco se puede decir. No vamos a defender ni su

racismo ni su europeísmo ni su materialismo. Y no, no nos referimos a los miembros de

CIU. Nos referimos a los pobres chicos que, aparte de su parquedad intelectual,

producto sin duda de la sociedad que ahora les persigue, nada peligroso tenían en sus

manos.

Lo curioso es que, en definitiva, tienen las mismas ideas y los mismos objetivos que

CIU, PNV y Esquerra Republicana, pero si se quiere, aunque no coincidamos en nada

con ellos, de manera bastante más honesta.

En España se puede propagar tranquilamente el racismo siempre que sea

convenientemente maquillado de “respeto a la interculturalidad”; se puede defender el

terrorismo siempre que se maquille de “derechos históricos” o de “pacifismo islamista”;

se puede defender la destrucción de los valores humanos y cristianos siempre que se

apele a la “libertad de expresión” y siempre que se acalle a quienes los defiendan,

tachándolos de retrógrados... Pero repartir libros... Eso no. Eso es lo verdaderamente

peligroso. Luego, la gente piensa, llega a encontrar semejanzas entre el Mein Kampf y

las ideas dominantes; acaba leyendo otras cosas, llega al humanismo cristiano... Y acaba

con el sistema.

Nada en común

247

Mientras tanto, el 1 de Septiembre, El PP presentó en el Parlamento vasco una

proposición no de ley en la que instaba al Gobierno autonómico a retirar el decreto

aprobado por la Consejería de Justicia para la concesión de subvenciones por valor de

194.000 euros destinadas a sufragar los desplazamientos de los familiares de los

reclusos en centros penitenciarios ubicados fuera del País Vasco. Y es que hay que dar

sensación de honestidad, aunque no se sea honesto y se acabe asumiendo, el 27 de

Septiembre, que las familias de los presos de ETA que cumplen sus penas en cárceles

situadas fuera del País Vasco reciban 3.000 euros más de los 194.000 anunciados

inicialmente por la Consejería vasca de Justicia. En 2005 recibirían 200.000.

En estas fechas, el “señor” Javier Arzalluz, perfecto conocedor del entorno de ETA,

declaraba que el gobierno de lo que quedaba de España estaba negociando con la banda

terrorista, mientras el gobierno, y su brazo tonto, el PP, decían que las afirmaciones del

ex jesuita no eran ciertas... Lo cual, como acabó siendo demostrado, no era cierto.

Pero como lo que les importaba a los políticos era exclusivamente su seguridad, el 6-10-

2004 José Antonio Alonso anunciaba en rueda de prensa que el presupuesto de su

departamento para el año próximo contemplaba un incremento en el gasto destinado a

escoltas de personalidades y cargos públicos de más de 18 millones de euros. El

presupuesto contemplaba también 5.176.000 para el nuevo Centro Nacional de

Coordinación Antiterrorista. El 12-12 El Ministerio del Interior anunciaba que iba a

destinar el próximo año más de 92 millones de euros a contratar escoltas privados para

las personas necesitadas de protección en el País Vasco y Navarra a causa de la

persistencia de la "amenaza explícita" de ETA. Esta partida era un 26% superior a la de

2004.

Para rematar la jugada, el 15 de diciembre, el Gobierno vasco pedía perdón, en nombre

de la ciudadanía de Euskadi, a todos los afectados de Cataluña por atentados

perpetrados por ETA. Al resto no hace referencia, siendo que, aparte las víctimas, los

daños económicos causados por el terrorismo de ETA en los 10 últimos años sumaban

casi 8.000 millones de euros. Además, el Partido Popular gastó en seguridad un total de

30.870.138 euros (5.136 millones de pesetas) entre 1994 y 2003; importe que no

sabemos de dónde lo ha sacado.

La política democrática y el terrorismo tienen demasiadas coincidencias. Y la Jerarquía

eclesiástica ha tenido demasiados silencios en ambos casos. No obstante, en Febrero de

este año, y ante la convocatoria de elecciones generales, la Comisión Permanente de la

CEE, emitió una nota que fue valorada negativamente por Cesáreo, quién criticaba el

punto de partida de la misma, ya que partía de un principio erróneo, cual es suponer

justo el sufragio universal, cuando desde los principios de la Iglesia, tal sufragio no pasa

de ser una aberración que supone dar como buena la preponderancia de mil estúpidos

sobre novecientos noventa y nueve inteligentes; de mil injustos sobre novecientos

noventa y nueve justos.

Seguía diciendo el documento que votar es un derecho, y que “Los candidatos y los

medios de comunicación tienen la obligación moral de facilitar a los votantes el

conocimiento de la verdad de los programas y de los propósitos de los diversos

partidos.”, sin atender la triste realidad de que eso no es sino palabrería liberal propia de

los agentes del aborto, de la eutanasia, del divorcio, de la explotación del hombre; de la

pornografía, del vicio, de la traición...

Nada en común

248

Argumentaba Cesáreo que “en democracia no ganan las ideas sino el poderío

económico. ¿Quién conoce el programa de los poquitos partidos políticos que defienden

la vida, que no tienen dinero para darse a conocer?, ¿quién conoce el programa de los

partidos que van a ganar las elecciones, y que todos sabemos cuales van a ser?....

Sencillamente, nadie.”

Seguían diciendo que era un deber votar, “aunque ninguna de las ofertas políticas sea

tampoco plenamente conforme con el ideal evangélico, ni siquiera con el ideal racional

de un orden social cabalmente justo”.

Cesáreo se hacía cruces ante tamaña barbaridad emitida ¡nada menos! que por la

Jerarquía eclesiástica, máxime cuando en democracia se da el mismo valor a la opinión

de un filósofo que a la de un demente o a la de un borracho... Y la verdad es que se

cumple el aserto... Ninguna tiene valor.

Así, la democracia no pasa de ser un sistema de opresión como otro cualquiera, con la

salvedad que, para colmo, los explotados deben mostrarse felices y agradecidos con el

sistema que los oprime si no quieren ser condenados al peor de los ostracismos.

Hoy, quienes mandan, los que tienen el dinero, lo regalan a quienes no lo tienen,

siempre que éstos que no lo tienen lo inviertan para engatusar con propaganda falaz a

los votantes, y cuando están en el poder, desarrollan leyes que permiten, a quienes

tienen el poder económico, sangrar a la población (comisiones bancarias de todo tipo y

color para las operaciones más inverosímiles).

El 22 de Mayo, los Borbones casaron, por fin, al niño. No obstante, parece que los

padres del artista no estaban del todo contentos. No les hacía mucha ilusión que su

vástago contrajese matrimonio con una divorciada; con una persona que según el dicho

que corría por los mentideros del pueblo español era calificada por el Sr. Juan Carlos de

Borbón como recatada. Más exactamente, como re-catada. El pueblo español se enteró

del acontecimiento por la machaconería de la prensa, radio y televisión del sistema, pero

las calles de Madrid permanecieron desiertas para que el paseo de los novios no tuviese

contratiempos. Es de suponer que, con el mismo fin, la bandera nacional brilló por su

ausencia en el evento.

La boda del niño no era sino un paréntesis; un espectáculo para distraer al respetable.

Mientras, la triste vida de opresión seguía... El 28 de Mayo, el alcalde de la localidad

vizcaína de Guecho desalojaba del Pleno a la representante de "Basta Ya" Gotzone

Mora por pedirle que retirara la palabra a los representantes de HZ... que participan

habitualmente en las sesiones, pese a no formar parte de la corporación.

Y el 13 de Junio se celebraron las elecciones al Parlamento Europeo con un porcentaje

de participación del 45,14. El PSOE obtuvo el 43,46 % de los votos válidos y 25

escaños; el PP el 41,21 y 24 escaños; Galeuska-Pueblos de Europa, 5,15 % y 2 escaños;

Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds, 4,15 % y 2 escaños y Europa de los

Pueblos, 2,45 % y 1 escaño. ¿Cuántos parlamentarios le correspondieron a la

abstención?

Nada en común

249

Por estas fechas cumplía un año la promesa efectuada a Cesáreo por la alcaldesa de

Gascueña en lo tocante a la publicación de "El Aprendiz de Quijote", y se hacía

manifiesta la predicción que el propio Cesáreo hizo al respecto: no lo publicaría, porque

no era políticamente correcto.

La respuesta, prepotente, fue que la publicación estaría dispuesta para las fiestas de

Gascueña, justamente de este año 2004. En ese sentido, a primeros de año, facilitó el

prólogo, escrito por una persona de prestigio cultural; la portada, que fue realizada por

un catedrático de arte, y unos dibujos, realizados por Isabel, la hija de su primo Regino.

Pero la publicación nunca fue realizada por la Diputación de Cuenca, quién acabó

devolviendo los originales, sin una palabra en el escrito de devolución, cuando ya a

finales de año reclamó Cesáreo los dibujos originales que había facilitado para ilustrar

la obra. Sí, cometió un error: dar los originales de los dibujos.

Releyendo a Platón le llamó la atención un pensamiento: “Aquellos que se creen

demasiado inteligentes como para involucrarse en la política reciben su castigo al ser

gobernados por otros que son mucho más tontos que ellos”.

Puede, y seguramente sea cierto, que Platón tenga toda la razón. La cuestión, en el

momento actual, es cómo participar en política. ¿Participar en política significa

colaborar activa o pasivamente con el sistema?, ¿significa, acaso, entrar en el juego

democrático? Si es así, Cesáreo sigue considerándose demasiado inteligente para el

caso, y condenado, por lo mismo, a ser dirigido por alguien que considera mucho más

estúpido que él.

Una persona digna e inteligente no puede implicarse con la tiranía con la vana intención

de cambiar las cosas, sencillamente porque las cosas están absolutamente controladas.

Da exactamente igual quién sea su ejecutor, porque su ejecutor debe someterse,

siempre, al “sometedor”.

En nuestro sistema, todo es supuestamente decidido por las mayorías, pero las mayorías

son manipuladas hasta la aprobación de su propio exterminio. Por eso tiene tantísima

importancia la propaganda. Por eso, cualquier empresa, sea de cosmética, de

alimentación o de electrodomésticos, dedica tantísimo dinero a la publicidad. Y el

control social, la gobernación de la sociedad, no se escapa a tal realidad. Los

controladores sociales lo saben pero, ¿y los controlados?

Vivimos en un estado “de derecho” que se cree conocedor de todas las cosas y titular de

todos los derechos que impide a cada persona, individual o colectiva, actuar de modo

autónomo.

Y no es cierto que el sistema haga que nos superemos, que seamos dueños y señores de

nuestro actuar, porque somos dueños de nuestro actuar cuando obedecemos lo que es

bueno y justo, natural, por encima de nuestras propias apetencias, y combatimos lo que

es injusto y contrario al Derecho Natural.

Por eso, hoy, sí se puede participar en política, pero desde fuera del sistema, contra el

sistema, porque el sistema es, intrínsecamente, la expresión política del Enemigo del

Hombre.

Nada en común

250

En el sistema, los socialistas se encontraron con una victoria electoral que no esperaban,

y el PP con una derrota que tampoco esperaban, y ello desestabilizó a ambos. Esa

circunstancia se resolvió de forma sorpresiva para el propio sistema, que por supuesto

tenía preparado el recambio, pero no para estas elecciones, sino para las siguientes, y les

cogió a todos con el pie cambiado.

Así, en la Comunidad Valenciana, donde se conocían algunos escándalos de

envergadura, se calmó la situación, habiendo llegado a un entente por el cual ninguna de

las partes implicadas iba a disparar los misiles capaces de destruir a los otros, y a la

postre al propio PP. Pero entonces surgió en Galicia una nueva disidencia.... Y luego en

Madrid. ¿Qué hacía el PSOE al respecto?... Guardar silencio por si acaso.

Y es que, a la postre, PP y PSOE son más que hermanos… El cotarro lo tienen sorteado

de una determinada forma, y ahí se remiten, y el PSOE no permitirá jamás que el PP

desaparezca, como sería lo lógico, porque el PP es sustento imprescindible del PSOE.

Quienes parecen no enterarse son los díscolos que encabezan los movimientos

disidentes dentro de cada uno de los partidos. Éstos, que sólo piensan en su medro

personal, son quienes provocan esos movimientos sísmicos que si un día llegan a ser

aprovechados debidamente por el pueblo español, servirán para acabar con el sistema.

¿Y la prensa?... ¿Y qué mas da? "El País", "El Mundo", "El Periódico",

"LaVanguardia"... o lo que se quiera?... Todos mienten. Todos están al servicio del

sistema, y ninguno apoya la verdad.

Afortunadamente, la lectura de periódicos de papel iba disminuyendo en España de

forma espectacular en estos días. Los periódicos de papel viven en exclusiva de las

subvenciones del estado, que se ve forzado a volcar su maquinaria venenosa más en la

alienante televisión, donde converge más del 90 % del pueblo español. Sólo un mínimo

porcentaje, insignificante, basa su información en los confidenciales de internet, donde

ha quedado refugiada la mínima libertad que pueda existir.

El Mundo (de derechas), es órgano de expresión del grupo de presión de los invertidos;

El País, es órgano de expresión del PSOE; TVE, órgano de expresión del PSOE; Antena

Tres, órgano de expresión del PP... Así, todos y cada uno de los medios "de

comunicación" que manipulan el pensamiento general de España.

Que esta gente saque adelante leyes como las que desde hace tantos años están sacando,

no tiene nada de extraño. Que pretendan dar como norma la enfermedad y el vicio,

tampoco; que pretendan esclavizar a toda persona, es su objetivo.

Lo que no es lógico es que el pueblo asista impasible ante semejante actuación. Es lo

peor que ha ocurrido en el mundo a lo largo de la historia. Ni la caída del Imperio

Romano; ni la invasión árabe del 711 son equiparables a la presente debacle.

La única alternativa es un levantamiento popular contra este sistema, y lo que llama

profundamente la atención es que un pueblo como el español sea incapaz de dar una

respuesta adecuada, cuando un 18 de Julio, por menos de lo que está pasando, dijo lo

que debía decir.

Nada en común

251

En el exterior no iban mejor las cosas para España. El 4 de Febrero fallecía en Madrid el

comandante de la Guardia Civil Gonzalo Pérez García, jefe de Seguridad de la Brigada

Plus Ultra II en Diwaniya, Irak, herido el 22 de enero de un disparo en la cabeza,

mientras José Mª Aznar, todavía presidente del gobierno defendía la intervención de

España en el conflicto, a la sombra de sus amos, en el congreso de EE.UU.

Posteriormente no se cumpliría la predicción de Cesáreo: Contrariamente a lo que había

predicho, Zapatero retiró las tropas de Irak.

En lo referente a Europa, se discutía si Turquía debía o no debía formar parte de ella.

Cesáreo se manifestó también a este respecto: “Pues yo soy partidario de que Turquía

entre en la Comunidad Económica Europea… Y Marruecos… y Argelia…Quién debe

salir de semejante club es España. ¿Qué pinta España ahí?

Para ellos, la Hispanidad no existe, y salvando los intereses políticos sienten un

manifiesto desprecio por lo hispánico, por los hispánicos y por la Hispanidad. Para ellos

(lo han manifestado reiteradamente, la Hispanidad es una creación de Franco). Su

incultura, su animadversión al ser y la esencia de España y la Hispanidad se va

manifestando a diario en cada una de sus actuaciones, manifiestamente tendentes a la

desmembración de España y a su inclusión en un ente que nos resulta extraño, como es

Europa... Y ello conlleva el entendimiento de la Hispanidad como algo contrario y

enemigo de sus intereses. Trocean y aniquilan España.

La Hispanidad no es la tierra. Eso es nacionalismo. La Hispanidad, la Patria, es más

espiritualidad. El nacionalismo es la negación de la Patria; es lo primario, es lo vegetal.

No hay ningún ser más nacionalista que una planta; nadie más apegado a la tierra que

ella. El Patriotismo, la Hispanidad es otra cosa... que tampoco se parece en nada al

internacionalismo. Es una manera de sentir (es más que una manera de pensar).

El nacionalismo es una raza, es una lengua, es una tradición. El internacionalismo es un

"entendimiento" donde los pueblos, las lenguas, las tradiciones... se mantienen

separadas o son eliminadas. El Patriotismo no es nada de eso. Los pueblos se integran;

las razas se funden, las tradiciones se asimilan. Eso es la Hispanidad.

Los amos, los bancos, cada día encontraban nuevas formas de atornillar su extorsión. La

última comisión que hacía aparición en estas fechas y en el largo listado que de las

mismas existe es: Comisión por ingreso en cuenta.

No es broma. En la Sucursal que la Caja de Ahorros del Mediterráneo tiene sita en la

Avda. Rey Don Jaime, en Castellón de la Plana, una persona tuvo la osadía de pretender

pagar un recibo de la Asociación de Padres de Alumnos del colegio al que asisten sus

hijos, y la caja tuvo la desfachatez de exigir el pago de dos euros para llevar a cabo la

transacción. Esto sucedía en los últimos días de Mayo.

La banca cobra comisiones por disponer de una tarjeta de crédito, o por ejemplo, por

disponer de dinero en los cajeros, cuando su uso, por sí mismo, le acarrea un ahorro

impresionante de costos de personal.

Nada en común

252

La banca cobra comisiones a los comercios por el uso de las tarjetas de crédito, y los

comercios, por lógica, las repercuten a los clientes de una u otra forma. ¿Se podría

llamar impuesto a esto?

El estado obliga a las empresas a facilitar una información que debe ser suministrada

por los bancos, y éstos, cobran por ella. La banca cobra por la solicitud de información

de los clientes... Pero también cobra cuando es ella la solicitante de información de los

clientes.

La banca cobra por instalar servicios de banca electrónica a las empresas, cuando esto le

acarrea una disminución en los puestos de trabajo de sus oficinas.

Pero todo eso lo hace bajo la más estricta legalidad. Todo, absolutamente todo es legal.

Todo, absolutamente todo, está autorizado por las autoridades monetarias. Pero bueno,

¿a quién obedecen las autoridades monetarias?... A la legislación marcada por los

legisladores. Y los legisladores, ¿quién se encarga de ponerlos?... Los votos. Y los

votos, ¿Cómo se consiguen?... Con dinero. Y el dinero, ¿quién lo pone?... La banca.

¿Hacen falta más comentarios?

Por su parte, las televisiones llevan su marcha... Así podía leerse el 15 de Junio:

“Telecinco provisiona 48 millones de euros en concepto de demandas.” Y es que en esta

sociedad todo está medido y calculado. Así, todo el mundo es libre de hacer y de decir

lo que le plazca, sea verdad o sea mentira, siempre que tenga los medios económicos

suficientes para ello.

De tal forma, que uno de los medios de opresión del sistema, calcula el costo de su

felonía en 48 millones de euros... Que paga, que tiene previsto, que tiene incluido en sus

presupuestos.

48 millones de euros para defender mentiras, frente a nada, para defender verdades... Y

es que estamos en una sociedad libérrima... Con la salvedad que para ser libre, y para

empezar, necesitamos 48 millones de euros.

En el “Forum de las Culturas”, bacanal del separatismo catalán, cosechan fracasos a

diario... Pero ello no les impide haber encontrado un agujero que también tiene su

precio... 400 millones de euros, que nadie (¡milagro!) sabe dónde están.

Jaime de Marichalar y Sáez de Tejada, el pasado año 2003, cobró de la Cementera

Pórtland Valderribas, filial del grupo constructor FCC de Esther Koplovitz, la módica

cantidad de 70.300,- euros.

Y es que Don Jaime es Consejero de la empresa desde Marzo de 2001, además de

miembro de la comisión ejecutiva, donde aporta sus experiencias de “economista

autodidacta” (figura nueva en el ámbito empresarial). En total, el Consejo se reunió

siete veces a lo largo del año.

Queda claro que ser “economista autodidacta” tiene mucha más importancia que ser

economista, a secas... O al menos, muchos más ingresos.

Zeltia pagó a su consejo 1,7 millones de euros (el 61% del beneficio de la compañía).

Algo más de 1 millón fue para el presidente José Mª Fernández Sousa-Faro y otros dos

consejeros ejecutivos.

Nada en común

253

En Junio de este mismo año, la Fiscalía Anticorrupción aseguró que UGT, se apoderó

de 7 millones de euros (mil doscientos diecinueve millones de pesetas) que debían haber

sido destinados a la formación continua de los trabajadores. Del total de gastos

presentados entre 1997 y 2000, la FORCEM no considera admisibles el 96,65%.

A ver... sumando... ¡Sí que es rica España!

Cesáreo no dudaba en lanzar mensajes tendentes a la unión de la Patria Hispánica, y se

dolía por hechos como el protagonizado por el entonces presidente del gobierno

español, que tenía la desfachatez de presentarse en público bajo una inmensa bandera de

barras y estrellas, norteamericana. Él que nunca hizo ostentación de la bandera nacional

española, como sería lógico, tuvo la valentía de insultar a la Patria toda, obedeciendo las

instrucciones emanadas de los perennes enemigos de la Patria.

Uno de sus contertulios en Internet, Zerol, mestizo de EEUU que había padecido la

persecución gringa preguntaba si con PSOE irían mejor las cosas. Cesáreo le

respondía:” Claramente irá a peor, pero no porque el PP sea mejor, sino porque el

monstruo del cual PP y PSOE son miembros inseparables, ordena que PP pase a

retaguardia y deje al PSOE seguir organizando el desaguisado, hasta que el pueblo,

nuevamente, escandalizado del vicio de los gobernantes, clame contra ellos. Ése será el

momento en que el PP vuelva a resurgir... para continuar profundizando en la opresión

del pueblo hispánico. Triste destino el de España y el de la Hispanidad. El mundo

hispánico, y no sólo la lengua española, sino su idiosincrasia, debe ser la respuesta

necesaria para evitar que sucumba la Humanidad. Valores hispánicos frente al “modo de

ser norteamericano” y europeo. Menos Superman y más Don Quijote”.

Disfrutaba francamente con las discusiones del “Círculo Hispano Filipino”. Ahí expresó

ideas interesantes como la siguiente: “El mundo hispánico debe darse cuenta de su

realidad histórica y cultural; debe darse cuenta que ésta debe plasmarse en algo más que

en un elenco de buenas intenciones. Nuestro destino es vivir unidos, libres... y

libertadores del resto del mundo. Nuestro destino es constituir una única patria

hispánica, con un único estado, que gobierne justamente todo nuestro territorio. Algún

gringo querrá pensar que este ideal se manifiesta para que España se erija en

gobernadora general. Nada más lejos de la idea.

Llegado que sea ese ideal, España no debe, bajo ningún concepto, albergar ningún

núcleo de gobierno de nuestra Patria Hispánica... Y es que España está demasiado cerca

de Europa. Incito a la lucha por la consecución de éste ideal patrio. Es un ideal lógico

que debe romper con la triste realidad de separación política entre los pueblos

hispánicos que tan solo beneficia a nuestros enemigos.

Nuestro nexo de unión no es la lengua, aunque la lengua nos facilite el entendimiento.

Nuestro nexo de unión no es el territorio, ni es el interés... Nuestro nexo de unión es

nuestra Unidad de Destino en lo Universal, manifestado claramente en nuestras

vivencias de cada día y que a través de los siglos, el pueblo hispánico viene

transmitiendo.

Un nexo de unión que se manifiesta a través de la distancia y a través del tiempo, y que

hace más semejante en el alma a un filipino y a un español, que a un español y a un

francés; más semejante a un italiano y a un español que a un español y a un gitano; más

semejante a un mexicano y a un guineano que un mexicano y a un gringo... Unas

semejanzas que hacen del mundo hispánico una raza blanca, negra, amarilla, cobriza,

Nada en común

254

malaya… Una única raza, la hispánica, que sólo excluye a quien se autoexcluye, y que

siempre está dispuesta a abrir los brazos en hermanamiento a quién se muestre

dispuesto a ser hermano.

Nada que ver con el europeísmo, con el waspsismo que, racista, enemigo del hombre,

pretende vendernos como ejemplo a seguir su sistema de supuesto respeto hacia los

demás, y que implica un manifiesto "apartheid", un racismo mutuo, una incomprensión

mutua, un desprecio mutuo. El mismo desprecio que permitió a los gringos descubrir

que los aborígenes australianos no pertenecían a la fauna del lugar.....en 1948.”

A Miguel, de Argentina, le decía:” La independencia, ¡qué te voy a decir!, es una pura

utopía; la libertad, un engaño, y la Justicia un sueño.

Somos esclavos atados con cadena de oro, y en cuanto seamos capaces de romper las

cadenas, mucho me temo que, como ahí, todo caerá como un castillo de naipes, ya que

las grandes empresas, incluso las multinacionales (¿españolas?), como BBVA, SCH,

etc., están controladas en gran parte por inversores gringos (europeos y

norteamericanos), al tiempo que han hecho matar vacas y arrancar cepas de viñedos,

entre otras barbaridades sin cuento, para "hacernos el favor" de admitirnos en Europa.

Pero bueno, si España no es Europa...

Pero, ¿sabes lo que te digo?: que es preferible morir con honra que vivir con vilipendio,

y de veras que no merece la pena vivir en esta pocilga, donde los excrementos ahogan la

verdad, la justicia y la libertad.”

Y mientras, en Julio, el gobierno español se alineaba con Marruecos y con Francia en un

asunto de pura dignidad nacional: la independencia del Sahara.

Desde los conflictos de 1975, resueltos alegremente por una monarquía naciente, con el

contubernio de personajillos como José Solís Ruiz (la sonrisa del régimen) y la

asechanza de los enemigos internos que en breve acabarían apoderándose del poder en

España, la posición oficial de España, varió radicalmente de su postura inicial, basada

en la justicia internacional y en la trayectoria histórica, hasta alinearse en unas posturas

que la dignidad no acierta a calificar.

En 1975, con las Fuerzas Armadas españolas dispuestas a hacer cumplir la justicia

internacional con nuestros hermanos saharauis, el sistema naciente aprovechó la

postración comatosa de Franco para dar marcha atrás en todos los frentes; para provocar

una retirada vergonzosa del territorio saharaui por parte del Ejército, dando paso así a la

invasión del territorio por parte de Marruecos, con la anuencia de Francia y de los

Estados Unidos. Desde ese momento, la posición del gobierno de su majestad ha sido

indeterminada, marcando una vergüenza histórica que España jamás había conocido.

Pero la guinda la ponían ahora los mismos. Eso sí, con otro color político. Pero eso,

¿qué mas da? El enemigo es siempre el enemigo, sea del color que sea, y es que ya lo

dice el refrán, que aunque la mona se vista de seda…

El señor Zapatero, vasallo de los intereses europeos, y sobre todo de los intereses

franceses, lanzó un nuevo insulto contra el pueblo saharaui y contra España, dejando de

hacer lo único que por una supuesta dignidad venían haciendo los gobiernos españoles:

apoyar la independencia del pueblo saharaui.

Nada en común

255

Poco antes del día de la Hispanidad, Juan Goytisolo lanzaba una andanada contra los

principios hispánicos al tiempo que alababa al mundo árabe, y es que, Juan Goytisolo es

un eminente demócrata.

Cesáreo respondía diciendo:”Personalmente soy de Simonet, una eminencia en lo

tocante a la invasión árabe. Claudio Sánchez Albornoz también nos puede dar una

buena introducción a ese periodo.

No parece cierto del todo que el mundo árabe sea un componente de lo hispánico.

Contrariamente a nuestra Madre Roma, los moros fueron invasores y no conquistadores.

Los moros representaron la decadencia de lo hispánico y el dominio de lo sensual.

Juan Goytisolo habla de que los españoles destruyeron muchos monumentos moros, y

parece que fue cierto... Y lo señala como penoso... Pero no señala, por ejemplo, que la

Catedral de Córdoba (ahí, ahí, dirán los papanatas), inicialmente mezquita, más

inicialmente fue catedral cristiana, que fue derruida para, sobre su planta, construir la

mezquita... Y es sólo un ejemplo de la generosidad árabe, que destruyó arte y cultura

allí por donde pasó.

Es absolutamente incierto el mito del supuesto entente entre Cristianos, Moros y Judíos.

La matanza del Foso de Toledo; las persecuciones terriblemente sanguinarias de

Córdoba y de Sevilla, la destrucción a sangre y fuego, sin dejar piedra sobre piedra de la

histórica Iliberri... son muestras de lo que el Islam benefició a España. El Islam fue, y

desgraciadamente volverá a ser, el peor cáncer de España, y a cambio, una casa de

azúcar, una casa de muñecas, como dio en definir un antiguo amigo de Cesáreo,

Catedrático de Arte, mientras le mostraba la Alhambra de Granada. ¡Qué poco tiene que

ver con la solidez de El Escorial o de la Catedral de Burgos! Sirva la Alhambra como

decoración. De acuerdo. Lamentémonos incluso lo inadecuado que puede ser la sólida

construcción del Palacio de Carlos I, literalmente pegado a la Alhambra, pero ni en arte,

ni en cultura, ni en arquitectura... ni en nada, y mucho menos en humanidad, pueden los

moros aspirar a compararse con el mundo que parasitaron y aspiran a parasitar de nuevo

con la connivencia de los políticos y monarcas españoles actuales.

Los moros distinguían muy bien a un español de un moro. Un español seguía siendo

español aunque fuese renegado...” Pero en la actualidad, ¿qué sucede?... El siete de

Julio, y según el estudio "La inmigración musulmana en Europa", editado por la

Fundación la Caixa, la segunda generación de inmigrantes se está integrando peor que la

primera. Señala también el estudio que los marroquíes son los inmigrantes peor

valorados en España.

Y como muestra, el 8 de Septiembre de éste 2004, un grupo de 110 presos musulmanes

impuso sus reglas en la prisión de Topas (Salamanca), donde convirtieron la antigua

escuela en una mezquita en la que no podía entrar ningún otro interno que no profesase

su religión.

Como contrapartida, el 30 diciembre de 2004 se aprobó el Reglamento de Extranjería,

que permitía regularización de inmigrantes y cuya fase de presentación de solicitudes

concluyó el 7 de Mayo, tras haberse presentado cerca de 700.000 solicitudes. El número

de inmigrantes fallecidos durante 2005 en su intento por arribar a las costas del sur de

España se elevó a 368... La medida, supuestamente, se tomaba para liquidar el

problema, que seguiría agudizándose por momentos. Así, el 6 de Septiembre del

siguiente año, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, y según el Ministerio del

Interior, “vuelve a lanzar un nuevo mensaje de firmeza frente a la avalancha de

Nada en común

256

subsaharianos en Canarias, y advierte que España ‘no acepta la inmigración

clandestina’. Y lo peor es que se lo creían.

Que en asuntos de inmigración y delincuencia el sistema estaba inexistente queda

manifiesto en que el 2,3 por ciento de los ciudadanos extranjeros residentes en Madrid

fue detenido este año frente al 0,33 por ciento de españoles, según datos facilitados por

el Gobierno. España fue el país de la Unión Europea que recibió mayor número de

inmigrantes durante 2004 (610.100), seis veces más que Francia, 7,5 más que Alemania

y 3 más que el Reino Unido, según datos de Eurostat.

Termina el año 2004, con 191 muertos por terrorismo (ningún político) y 84.985 niños

asesinados en los centros abortistas o de exterminio al servicio de la democracia.

2005

Cuando el pasado 15 de Diciembre Pilar Manjón denunció ante los políticos la situación

de las víctimas del terrorismo, entendíamos que hablaba del 11-M por tratarse, primero,

del atentado en que fue asesinado su hijo; segundo por ser el más cercano y tercero por

tratarse de la mayor masacre organizada por el terrorismo en España, mayor incluso que

el del Hotel Corona de Aragón.... Pero también entendíamos que hablaba, en definitiva,

del terrorismo.

Y habló muy bien; y lo que dijo fue suscrito, de cabo a rabo por una inmensidad de

españoles, entre los que personalmente se encontraba Cesáreo, que quiso ver lo que no

era: Que ponían una boñiga en la cara de los políticos, y la felicitó.

Recibió reproches por su aclamación, a los que no hizo caso (alguno procedía de gente

cercana al PP, pero alguno provenía de gente honesta). Se equivocó Cesáreo, porque

Pilar Manjón es compinche de quienes ejercieron la persecución sangrienta de 1936 en

España; de quienes están provocando el mayor genocidio de la Historia, asesinando

80.000 niños en el seno de su madre; de un sistema político cuyo principal objetivo es la

destrucción de España... y es presidenta de una asociación que “habla de yihad y de 11-

M”, pero asegura que ETA no es de su competencia.

El 11-M de 2004, los amigos de la ETA se sintieron satisfechos porque a partir de ese

momento podían condenar tranquilamente al terrorismo sin tener que añadir el

consabido “venga de donde venga”.

Los partidos del sistema, que hacía treinta años jaleaban a los terroristas de la ETA, que

prestaban sus abogados para que defendiesen a los asesinos que eran juzgados; los

partidos del sistema, que por incumplir acuerdos que habían firmado con la banda

terrorista allá en los años 70 han tenido que pasar a tener escoltas personales para

defenderse de sus aliados, carecían de credibilidad para manifestarse contra el

terrorismo, que había significado un arma política más. Y encontraron en la masacre del

11-M una excelente forma para pasar a manipular, también, las asociaciones de víctimas

del terrorismo.

Tras el 11-M se permitieron poner a un “defensor de las víctimas del terrorismo” que en

tiempos se mostró muy cómodo como defensor de terroristas. Y ahora se les llenaba la

boca (y las urnas) con condenas inconcretas al mismo terrorismo.

Nada en común

257

Se permiten la chulería, una más, de seguir desoyendo a las víctimas, que exigen un

defensor en condiciones, y la chulería de traer, en la conmemoración del “evento”, al

califa que nos está inundando España de indocumentados entre los que, ¿de macuto?, se

encuentran los nuevos terroristas. En su conjunto, la situación de España es la misma

que en el año 711.

Se buscaba la división entre las víctimas, gracias a que entre los asesinados en la

masacre se encontraban algunas relacionadas con los partidos que tradicionalmente han

servido de tapadera al terrorismo que ha sufrido España, de marcado carácter socialistamarxista.

Ahora, con el terrorismo de ”sus amigos del sur”, tenían la oportunidad de

implicarse en el cotarro... y hasta presentarse realmente como contrarios a esos actos

vandálicos.

TVE obsequió con un documental sobre la barbarie de Auschwitz. El hecho debe servir

de muestra, para que una sociedad adormecida despierte y se muestre decidida

defensora de la vida y de la Justicia, pero parece que tal no llegará a suceder. Parece

más bien que el documental servía para que las mismas mentes dormidas se consuelen

con el convencimiento de que, en definitiva nada ha cambiado en el transcurso de la

vida.

Las masas constatan que lo que ahora mismo está sufriendo nuestra sociedad no es sino

un Auschwitz ampliado donde todos tenemos nuestra plaza asegurada en las cámaras de

gas que esta sociedad, tan generosamente nos facilita; en este inmenso campo de

concentración que es nuestra sociedad, donde las mayores perversiones son presentadas

como derechos inalienables de las personas, y donde lo justo, lo limpio, lo digno, lo

libre... es presentado como oprobioso.

En nuestro actual Auschwitz, las cámaras de gas han sido sustituidas por las clínicas

abortistas... Pero no sólo utilizan las clínicas abortistas, sino que están preparando, con

toda la parafernalia masónica, la implantación del “derecho” a la eutanasia... ¿Alguna

diferencia con Auschwitz?

Lo que sigue siendo muy curioso, por otra parte, es que, quienes tienen en su poder los

medios de comunicación, hagan el alarde que han hecho con los crímenes de

Auschwitz, cosa que, como decimos, nos parece muy correcto, y sin embargo callen

aspectos como el de la Revolución Francesa, inequívocamente masónica, donde la

barbaridad de Auschwitz se desarrolló casi dos siglos antes.

¿Y qué tenemos que decir de lo que los liberadores de Auschwitz hicieron en los

Gulag?; ¿acaso fue inferior el nivel del crimen en esta ocasión? Debemos recordar que

el marxismo, a lo largo del siglo XX ha asesinado a no menos de 300 millones de

personas en el mundo entero. Debemos recordar que quienes vencieron a Alemania

junto al marxismo, el mundo llamado “libre”, el mundo liberal-capitalista, tiene sobre

sus espaldas las mayores atrocidades cometidas sobre la especie humana, desde el

exterminio de pueblos enteros en lo que actualmente es Estados Unidos (el mejor indio

es el indio muerto...), Australia (en 1948 los ingleses tuvieron a bien decir que los

aborígenes dejaban de estar considerados fauna del lugar), Filipinas (más de un millón

de filipinos asesinados por los gringos tras la ”liberación” en 1898), España (la

persecución religiosa llevada a cabo por el gobierno del Frente Popular de los años 30)

Nada en común

258

..., hasta la consagración del crimen en aspectos como el aborto o la eutanasia o la

dignificación de enfermedades como la homosexualidad (máximas muestras de libertad

en nuestra sociedad actual)...

El Consejo del Poder Judicial, finalmente, aprobó un texto en contra del llamado por los

súbditos del sistema “matrimonio homosexual”. Como corresponde a seres inteligentes,

el texto es contrario a semejante felonía y hecho antinatural. No obstante, atendiendo las

presiones del sistema, el máximo órgano de los jueces borró de su comunicado las

referencias al bestialismo que habían formulado en una primera redacción. Y es que el

sistema opresor no quería que nadie se adelantase a los pasos previstos.

El 20 de Febrero se celebró el referéndum sobre el Tratado por el que se establece una

Constitución para Europa, que fue apoyada decididamente por representantes de

grandes empresas como Telefónica, Iberia, SCH, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, NH

Hoteles, Fundación ONCE y Fiat, pidiendo el voto. En la misma participó el 41,77 por

ciento del censo, los votos a favor fueron el 76,30 % del total de votantes; los votos en

contra, el 16,92 % y los votos en blanco y nulos el 6,77. En Mayo, el día 29, se celebró

en Francia con una participación del 69,80 ganó el "no" con el 55,2 % de los votos. El 1

de Junio, se celebró en Holanda con una participación del 62,80. El "no" a la

Constitución alcanzó el 61,6 % de los votos. El 6 de Junio, El Reino Unido deja en

suspenso su anunciado referéndum de ratificación del Tratado constitucional europeo.

El 17-6 Concluyó en Bruselas el Consejo Europeo que había comenzado el día anterior.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 25 decidieron la paralización del proceso de

ratificación del Tratado constitucional.

La información que sobre los resultados obtenidos en España ponía Ministerio del

Interior en su página de Internet rezaba: “El cuarto referéndum que se celebra en España

desde la Transición se salda con una victoria aplastante del sí a la Constitución europea

(un 76,73%, frente a un 17,24% de votos en contra) y con una participación del

42,32%.”... Y tan tranquilos. Se abstuvo o votó en contra el 76,25% de la población... Y

fue una victoria aplastante. Así escribe la historia la democracia.

Los políticos, que son quienes hacen y deshacen, leen lo que quieren, hacen lo que

quieren, imponen lo que quieren... Insisten, una y otra vez, tanto desde un bando como

desde otro, que el “SÍ” ha triunfado... Y quedan tan tranquilos... No en vano son ellos

quienes tienen todos los resortes. No en vano son ellos quienes dan voz a quien quieren

y callan a quién les da la gana.

El poliedro que conforma las múltiples caras de los males que padece España merece,

por cada una de sus peculiaridades, un tratado en profundidad. Todas, desde el

terrorismo hasta la delincuencia; desde la perversión de todos los valores hasta la

manipulación informativa que los medios ejercen sobre una población inerme, tienen

una historia.

Es arduo tratar del opresor poliedro; requiere tiempo e independencia mental, porque

transversalmente a todos ellos, la manipulación y el engaño es el arma principal del

sistema... aunque no la única.

En pocas fechas ocurrieron en España dos hechos que, por su magnitud, son en extremo

llamativos, y ninguno de los dos, por lo que se trasluce, es casual.

Nada en común

259

En Barcelona, en el populoso barrio del Carmelo, una actuación irresponsable en el

suburbano dejó literalmente sin vivienda a más de mil personas, y con el “ay” a un

colectivo mucho mayor que temía, no sin razón, engrosar la situación de los

damnificados.

Casualmente, y tras el primer escándalo barcelonés, mientras los políticos se esforzaban

en acallar las protestas de los afectados, se produjo en Madrid un pavoroso incendio

que, sin víctimas, acabó con uno de los edificios señeros en la ciudad: El rascacielos

Windsor.

Nadie dijo que tal incendio fuese provocado... Pero sirvió de excelente tapadera para

amortiguar los hechos del barrio del Carmelo de Barcelona...

Pero el incendio de Azca no pudo suprimir el clamor popular, a pesar de ser ignorado

por todos los medios... y es que, en la misma ciudad de Barcelona, y en otros barrios

populares, se desató la misma alarma, por los mismos hechos, que acabarían siendo

acallados con unas indemnizaciones económicas que sumieron los hechos en la

antología del silencio.

Esos hechos no preocupan a los políticos. Lo que preocupaba en estos momentos eran

otras cosas. Por ejemplo, tergiversar la Historia.

En esa labor, el gobierno procedió a retirar el 2 de Abril la última estatua que de

Francisco Franco quedaba en la ciudad. Así conjuraban todos sus temores. Como

infantes temerosos de ser descubiertos en sus desobediencias por algún ser superior

actuaron con las inermes estatuas de quienes muchos de ellos aclamaron como Caudillo

y ahora reprobaban como dictador.

Desde la tranquilidad de quienes nunca han sido franquistas, se puede afirmar que ésta

gente ha hecho verdad el famoso dicho: OTROS VENDRÁN QUE BUENO ME

HARÁN. Parece evidente que siguen temiendo, aún hoy, a quién en otra época tuvo el

valor de parar los pies a un gobierno y a un sistema político que tenía las manos llenas

de sangre. Tienen miedo hasta de las estatuas que lo representan.

Entretanto, en un reconocido hotel de Madrid, las diversas aves rapaces rendían

cumplido homenaje al Duque de Paracuellos del Jarama. Se desconoce si le regalaron

4900 claveles recordando cada una de las víctimas inmoladas bajo su personal registro.

El 17 de Abril se celebraron elecciones al Parlamento Vasco con una participación del

69%. La mayoría, nuevamente, quedó desoída... Y 200.000 votos de exiliados de

Vascongadas no entraron en ninguna contabilidad.

Entretanto, la política nacional quedaba en manos de un grupúsculo separatista, de

marcadas características masónicas, ERC. Pero una luz lejana se mostró en público. El

día 24, en la misa celebrada en Roma con motivo de la investidura del Santo Padre

Benedicto XVI, fueron abucheados los señores Juan Carlos de Borbón y Sofía de

Grecia, a la sazón reyes de España por decisión personal de Francisco Franco.

Nada en común

260

Los miles de fieles españoles, arremetieron contra la familia Borbón, y se manifestaron

contrarios a la trayectoria llevada por las políticas antifamiliares aprobadas por los

gobiernos de su majestad, en particular, la última ley aprobada por el Congreso de los

Diputados, en la que a un colectivo de enfermos (los homosexuales), no sólo se les priva

del derecho que tienen a un tratamiento para curar su enfermedad, sino que, para mayor

ataque a la Justicia y a la Humanidad, se les da carta de naturaleza, reconociendo a sus

uniones contra natura los mismos derechos que a los matrimonios, incluido el derecho a

adoptar niños.

La prensa, radio y televisión mundiales callaron el hecho, privando del derecho a la

información a todas las personas que no tengan la prerrogativa de tener acceso a

confidenciales de restringido uso.

El poder mundial impide que noticias como la comentada tengan la debida difusión. El

motivo no parece ser otro que el del puro control social que acalla el clamor popular, no

sólo presente en la Plaza de San Pedro el día 24 de Abril de 2005, sino en los

comentarios privados de la generalidad de españoles, que son sistemáticamente

acallados.

Millares de estúpidos asistieron el 15 de Mayo, en el campo del Club de Fútbol

Barcelona a un acto manifiestamente antiespañol, donde las banderas separatistas daban

color a un triunfo deportivo (por lo visto habían ganado la liga) en un entorno que

permitía cualquier cosa menos una referencia favorable a la Patria común.

Pan y fútbol para todos como morfina que atontece a un pueblo sin espíritu y a unas

masas sin alma. Inmersas en un relativismo sacralizado por un sistema que presenta

como virtud el vicio, y como vicio la virtud. Esa realidad tiene una expresión material:

la cadena que se echa sobre el pueblo español que no es de acero, sino de un material

más duro: la mentira, la división de la sociedad, y la explotación de la misma.

Pero, ¿cuales son los eslabones de esa cadena?. Conviene identificarlos: Además de los

estrictamente filosóficos, debemos tener en cuenta la existencia de otros, cuales son los

medios de transmisión de los antivalores, y también los más llamativos, aunque

ciertamente no los únicos.

Entre éstos podemos destacar la siguiente cadena:

ETA – HB .- Podemos considerar, de conformidad con el PP, la primera unión de

eslabones, ya por nadie discutida.

HB – PCTV .- Aquí, también el PP confirma el aserto. Parece que la continuidad es

incuestionable. Los objetivos son los mismos, y los medios son idénticos

PCTV – PNV .- Ésta unión de eslabones es disimulada e ignorada, sin entrar tan

siquiera a considerarla, por mantener incólume los principios democráticos, pero a

muchos nos gustaría saber qué diferencia lo perseguido por unos y por otros.

PNV- I.U. .- Éste eslabón, para el profano, aparece extraño, pero a la postre no es sino

la manifestación de que separatismo y marxismo van de la mano, como fueron en los

años treinta, y desde entonces hasta ahora.

I.U. - E.R. (y demás partidos manifiestamente separatistas).- Destaco este eslabón para

expresar la unidad de voluntades disgregadoras a lo largo de todas las tierras de España

Nada en común

261

E.R. - PSOE.- No es menester centrarse en los pactos políticos vigentes para constatar

esta unión de eslabones. Históricamente hay más ejemplos.

PSOE - PP .- A los votantes del PP no hay manera de mostrarles esta unión de

eslabones, cuando la historia inmediata está plagada de ejemplos, desde la constitución

hasta el divorcio; desde su ataque a la familia hasta la destrucción de España, pasando

por la anulación del Ejército.

Ahora querían cerrar la cadena. Ahora se anunciaba algo que ya venía siendo desde

hace muchos años: el pacto con la organización terrorista ETA.

Para nadie que quiera mantener los ojos abiertos es secreto que las relaciones de la ETA

con el PSOE viene de antiguo; ¿O acaso nos vamos a olvidar de las relaciones que

tenían en los años setenta, cuando hasta el PSOE prestó a uno de sus mejores abogados,

Gregorio Peces Barba, para defender a terroristas?

Tal vez, la memoria de los españoles sea tan corta que no recuerde la actitud

sospechosamente pasiva, y condenando el terrorismo “venga de donde venga”, con cuya

monserga nos obsequió el PSOE durante dos decenios.

Pero sí, la memoria de los españoles es todavía más corta. El propio portavoz del

gobierno tuvo que recordar que no hay que alarmarse por los anunciados contactos

amigables entre el gobierno y los terroristas (no digo antiespañoles, porque esa

circunstancia les resulta común), porque “no hay nada que no estuviese pactado”. Y no

hay nada que no estuviese pactado, le ha faltado aclarar.... con el PP incluido.

Desgraciadamente, no es que la memoria de los españoles sea corta... Lo lamentable es

que no tienen memoria de ningún tipo.

Pero lo que resulta particularmente ofensiva es la autosuficiencia de políticos y

periodistas que, conocedores de su situación preponderante sobre la generalidad de los

mortales, muestran complacientes cuando tratan con uno de sus súbditos.

Es el caso que, a mediados de Mayo, Javier Arnal, un cargo periodístico del sistema,

criticaba las críticas de Cesáreo, indicándole que las mismas serían mejor recibidas si

les quitaba crudeza, si se limitaba a manifestar sus disconformidades de manera

políticamente correcta, haciendo como que no veía la maldad en los actos del sistema.

Le dijo que si exponía sus opiniones de otro modo, complaciente entendió Cesáreo, sus

exposiciones tendrían más eco y podría ir dando “pasitos” en la consecución de los

objetivos que pretendía alcanzar de una vez. Vamos, que le daba cancha si renunciaba a

sus principios...

Gran consejo que no siguió. Y no lo hizo porque no es sino el consejo del tirano. El

consejo que, no exento de razón, a la postre, y caso de ser atendido, siempre le dejaría

desarmado, porque no está bien morder la mano que te da de comer... Lógicamente, la

posición adoptada por Cesáreo acarrea ostracismo. Pero, pensaba, “Bienvenido el

ostracismo si salvaguarda mi libertad”.

Y es que el tirano, no cabe duda, trata de manera favorable a quien le lame la planta del

pie; y hasta en contrapartida le regala prebendas; le reconoce títulos; lo beneficia

francamente en todo lo que puede... siempre que sea consciente de su esclavitud.

Nada en común

262

El 25 de Mayo y por orden del juez Conde Pumpido fue puesto en prisión Arnaldo

Otegui, conocido portavoz de los intereses de la banda terrorista ETA.

Un hecho que debía ser considerado normal es, en España, un hecho extraordinario. Lo

normal, hoy y ayer en España, es que los terroristas y sus jaleantes no sólo estén en

libertad, sino que usen y abusen de los medios de control social para difundir sus

objetivos; para atacar también verbalmente, como si de cualquier político se tratase, al

ser y la esencia de España.

Lo normal en la España democrática, es que sus políticos vayan por el mundo

insultando a España, mientras en España mismo se dedican a dinamitar la nación que,

como continuación de Roma más ha hecho en el mundo por la Humanidad. En la espiral

antiespañola, terroristas declarados y sus “enemigos” parlamentarios, han pasado por

una serie de vicisitudes a lo largo de los últimos cuarenta años.

Desde el contubernio de Munich hasta los días que padecemos, no han parado las

relaciones entre unos y otros. Como buen matrimonio, han tenido desavenencias

ocasionales que no han influido de manera decisiva en sus relaciones. Y es que lo

importante es el fin perseguido... Los medios varían, pero los medios, cuando dos se

quieren bien, pueden ser comprendidos o al menos minusvalorados.

Y en la situación democrática, cuando el gobierno ha manifestado su clara voluntad de

llevar a cabo una nueva felonía que nuestros padres hubiesen cortado por lo sano,

resulta que un juez manda encarcelar al principal vocero de los terroristas.... Aquí no

hay quién entienda nada. Ni el juez, ni Otegui, ni nadie... ¿O sí hay quién entienda?

La jugada no parece sino mera estrategia; de hecho, la imposición de una fianza muestra

al terrorismo que no hay voluntad cierta de combatirlo, sino meramente de darle uno de

los acostumbrados tironcitos de orejas como para llamarle la atención de cara a que les

dejen hacer a ellos, que ahora es su turno.

Efectivamente, la fianza fue pagada por la Caja Laboral, que concedió un aval de

200.000 euros, pese a que la ilegalizada Batasuna mantenía una deuda con la entidad

bancaria de 740.000 euros (123 millones de pesetas)... Y el Banco de España... calló.

Mientras la gente se ocupaba de este asunto, absolutamente intrascendente en el

conjunto del desastre político en que está sumida España, los partidos trataban entre sí

la forma de aprobar una de las aberraciones que tenían en su calendario: La aprobación

del divorcio para el mismo día de la boda (ojo: no es una exageración).

Lo otro, lo de sacralizar a los terroristas, vendrá después. Ya hemos tenido terroristas

concejales, diputados.... Las conversaciones con ETA han existido siempre.... y el paso

que demandan, llegaría en breve, pero en ese momento no.

En breve también las acciones judiciales contra quienes se manifiestan españoles; en

definitiva, la persecución ideológica ha estado presente en España desde el año 1976; en

unos momentos con mayor intensidad.

Llevar un signo de España, es un acto heroico en España; defender la unidad de España

es poco menos que una atrocidad; en determinados lugares, hablar español es una

Nada en común

263

ofensa... A los españoles nos quedan dos salidas: renegar de nuestra esencia e

identificarnos con un sistema destinado a eliminar España, o preparar las maletas para

cuando vengan a internarnos en la cárcel. De momento, ser español no es delito...

Denunciaba Cesáreo a quién le quería escuchar.

Y es que tanto ruido con la “memoria histórica”, y la evidencia es que la voluntad del

sistema es, justamente, eliminarla, ¿o es que, acaso, los "vizcaínos", que es como se

conocía anteriormente a los vascos, no han representado en España hechos como la

creación de Castilla, la conformación de España como nación, la conquista de medio

mundo y la conformación del Imperio, la base ideológica del espíritu hispánico (Ej.:

Caro Baroja, Unamuno)...?

Todos los ámbitos controlados; al sistema no se le escapa nada. Así, uno de sus

principales voceros, Federico Jiménez Losantos, provocaba a primeros de Junio las iras

de Cesáreo.

En la emisión del 2 de Junio, el botarate de las ondas lanzaba una diatriba contra AES,

asociación de la que Cesáreo no era miembro, y contra Blas Piñar, persona de la que

nunca fue adicto.

El caso es que el señor Jiménez Losantos pertenece a una estructura que pretende

cambiar los métodos, aplicando en lugar del tiro en la nuca, el aborto, la eutanasia y la

clonación. Y es que, todos tienen derecho a expresarse, y mientras unos asesinan, otros

pueden afirmar que son partidarios de la vida. Pero que no se les ocurra hacer nada,

porque entonces son despreciables fascistas.

Nuestros políticos entendieron en su momento que, como sus sueldos, el asesinato de

nonatos es un bien social.

Al socaire de la benéfica ley, a lo largo y ancho de la geografía nacional, han

proliferado mataderos dedicados a asesinar a españolitos antes de que crezcan, y que, al

tiempo que llenan los bolsillos de los benefactores, son convertidos en cosméticos para

embellecer la cara y el cuerpo de una sociedad cada día más vieja, más fea y más

cobarde. El genocidio es limpio, y económicamente rentable. ¿Qué más da todo lo

demás?

El 19 de Junio, nueva farsa electoral en Galicia. Con una participación del 68,1 % el

Partido Popular obtiene el 44,9 % de los votos y 37 escaños; el Partido Socialista de

Galicia, el 32,5 % de los votos y 25 escaños y el Bloque Nacionalista Gallego el 19,6 %

de los votos y 13 escaños. Nuevamente, la mayoría no contaba.

En otro ámbito, y en su afán por aparentar lo que no son, el PP facilitó que el senado

rechazase la ley de matrimonios homosexuales, y el hecho fue presentado como un éxito

de la dignidad humana frente a la hecatombe moral que florece por todos los ámbitos de

España. La previsión que había hecho Cesáreo un mes atrás se cumplía.

Afirmó que ambos extremos no eran sino cortinas de humo para entretener al

“respetable”con la única intención de aprobar de macuto el divorcio exprés; extremo en

el que también son coincidentes el PP y el PSOE.

Nada en común

264

Y nos presentan como “la libertad”, su estado; éste estado, cuando la verdad es que

nunca ha existido mayor represión mental; nunca se han violado tanto los derechos

humanos; nunca ha existido tanta violencia escolar y doméstica; nunca se ha asesinado

tanto; nunca ha habido tan desmadrada mala educación; nunca tanta falta de respeto por

el prójimo... Nunca tanta violencia en todos los ámbitos y tanto desamparo.

El 20 de Junio se produjo un hecho impensable: se permitió hablar en el Congreso de

los Diputados a una persona libre e inteligente: D. Aquilino Polaino, catedrático de

Psicopatología, poseedor de una aquilatada cultura y conocedor de su materia por

encima de lo que el propio sistema le reconoce, fue invitado a exponer en el parlamento

la inconveniencia de las uniones de enfermos homosexuales.

Don Aquilino desde la ciencia, y los enemigos del hombre, de Dios y de España desde

la estupidez, protagonizaron un rifirrafe que España necesitaba y necesita... Pero pronto,

el sistema, lo acalló.

Así, D. Pío García Escudero y D. Eduardo Zaplana, por parte del PP, declararon que lo

afirmado por el profesor Polaino eran declaraciones de otro tiempo, afortunadamente

superadas, y el presidente del senado, D. Javier Rojo, que tal lección de salud mental no

podía ser admitida.

Como colofón de los argumentos se exponía que una organización como la OMS

(conocida en algunos círculos como Organización Masónico Sionista), en 1990, y

contraviniendo todo el conocimiento histórico acumulado desde Hipócrates retiró el

calificativo de enfermedad a la homosexualidad, y naturalmente, instaban a que D.

Aquilino, un hombre de ciencia que no quiere mentir, fuese inhabilitado. Y eso es

libertad en democracia.

Molesta D. Aquilino al sistema. Lo que no molesta es la atomización de la cuestión

social. Centenares de ONG se encuentran activas en España. Centenares de asociaciones

que representan otros tantos voluntarismos de diversos grupos que se mueven

motivados por defender particularidades de cada uno de ellos.

El sistema, absolutamente desentendido de la realidad social, centrado únicamente en

controlar el descontento popular, se preocupa en mantenerlo en niveles asumibles por él

mismo. Por ello, estima que le sale a cuenta destinar parte de los presupuestos generales

del estado al mantenimiento de éstas asociaciones, controlando así la evolución de las

mismas, repartiendo más generosamente los recursos que son de todos para

promocionar aquellas que se doblan mejor a la conveniencia del poder establecido, y

negando esa misma ayuda a las que se muestran más díscolas.

Así, sobre el papel, el estado es justo. ¿Que una ONG defiende la vida?... Subvenciona

parte de sus actividades; ¿Que una asociación defiende el aborto o la eutanasia?...

Subvenciona parte de sus actividades…

¿Qué consigue en realidad el estado? Tener dividida a la sociedad; hacer que la buena

gente, que junta puede hacer tambalear y caer al tirano, se encuentre limitada a afilar sus

argumentos para conseguir más recursos económicos que las otras organizaciones,

mientras conforman su conciencia afirmando que si renuncian a tales “ayudas” lo único

Nada en común

265

que conseguirán es que esos recursos terminen en manos de las ONG que defienden

principios contrarios.

¿No sería más positivo que, lejos de las ONG, quienes sienten principios humanistas y

cristianos se uniesen en una sola organización que, con las secciones que se quiera,

tomase una postura decidida en defensa de la vida, de la justicia, de la lucha contra el

terrorismo, de defensa de la familia, de la educación, de la Patria?

Con una peculiaridad: aprovechando el sistema de financiación impuesto por el sistema,

¿qué impediría reclamar esos fondos?... Y si los niegan… o si llega el caso, por propia

decisión, ¿qué falta nos hace que un sistema tiránico devuelva parte de lo que

previamente ha quitado? Claro, que el fin perseguido en ese caso es incompatible con el

propio sistema… ¿Y qué es más importante?, ¿el fin perseguido, o el sistema?

El día 7 de Julio se produjeron unos terribles atentados en Londres, y Cesáreo, que si

histórica, social y políticamente se encontraba en las antípodas de los hijos de la Gran....

Bretaña, reconoció que ante la respuesta que dieron los ingleses a los atentados sentía

auténtica envidia.

¡Qué más quisiéramos en España que los partidos políticos hubiesen actuado el 11 de

Marzo de 2004 como actuaron entonces los partidos políticos ingleses! Pero no. Eso no

puede suceder porque los partidos políticos que parasitan España son eso, parásitos,

auténticas hienas que llegado el caso se pelean entre ellas para despedazar a la pieza.

¿Por qué no actúan igual los partidos políticos de aquí que los partidos políticos de allí?

Parece que lo esencial es que unos y otros defienden los mismos intereses, que nunca

son coincidentes con los intereses de España, y sí con los intereses de los hijos de la

Gran... Bretaña.

Sí, los británicos dieron una lección que no será aprendida por los políticos “españoles”,

porque, en todo caso, los políticos aprenderán que semejante barbaridad es inaceptable

en la Gran Bretaña, pero asumible en España. Lo que debemos aprender de los

británicos es el respeto y el amor a la Patria... Pero a nuestra Patria, España.

Pero es que no quedó ahí la cosa. Resulta que el 1 de Agosto, Francisco José Hernando,

presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), justificaba la actuación de la

Policía británica el pasado 22 de julio, cuando asesinó a un joven brasileño al

confundirle con un terrorista suicida.

Y es que, parece que el señor Hernando entendía que los ingleses tienen todo el derecho

del mundo a defenderse del terrorismo, y hasta tienen derecho a fabricar terrorismo para

que su estado permanezca impoluto.

En España, los políticos defienden la dignidad de los asesinos confesos, porque dicen

defender la dignidad de todos. En España no se puede ni aún ofender de palabra a los

asesinos. Cuando existía España, y allá en 1975 iban a ser fusilados unos cuantos

terroristas, los políticos gobernantes hoy, entonces en la oposición; las potencias

europeas, entre ellas la Gran Bretaña; protestaron enérgicamente intentando evitar el

cumplimiento de la Justicia; se quemaron embajadas españolas en el mundo, y el

Nada en común

266

escándalo no conoció límites. Pero claro, era España quién se defendía de sus

enemigos... Y eso es inaceptable.

Ahora eran los británicos quienes se defendían del terrorismo; y claro, ellos sí tienen

derecho a defenderse, aunque sea asesinando a personas inocentes... Y sobre todo si

esas personas inocentes son de raíz hispánica, como es el caso de la víctima.

En España, lo que procede es el minuto de silencio como solución para todo tipo de

males. Es el ungüento amarillo del sistema. El minuto de silencio que, dadas las

circunstancias, posibilita que el pueblo español esté permanentemente callado, tal es el

cúmulo de despropósitos.

En los días de Agosto que Cesáreo pasaba en Gascueña, pasaron una película para

esparcimiento del pueblo. Su título: “Yo Robot”. Y su mensaje... que los enemigos del

sistema somos robots; estúpidos robots que seguimos las instrucciones de un robot

malísimo y enorme.

Máquinas como somos, resulta que acabamos pensando y queriendo dominar a la pobre

sociedad libérrima que en el gozo de su extrema libertad come y bebe excrementos; no

lee, no piensa, porque ha dejado toda actividad intelectual en manos de sus libérrimos

representantes. El humano, según la interpretación que podemos obtener de “Yo robot”,

es aquel que no piensa, que se goza del sistema, mientras el robot es el que piensa, el

que busca la libertad...

Siendo así, decididamente, pensaba Cesáreo: Yo robot, tú esclavo. Y ese extremo le era

permanentemente apoyado por el entorno. Un amigo, miembro consciente del Sistema,

mostraba a Cesáreo su sorpresa y su alarma ante el hecho de que las opiniones de éste

estuviesen siendo últimamente publicadas.

Le manifestaba que opiniones como las suyas debían ser sistemáticamente acalladas

para el bien del sistema. Creía que la libertad de expresión debe estar limitada a quienes

aplauden, y de la misma deben ser activamente excluidos quienes osen poner en

evidencia su perfidia.

Cesáreo estaba convencido que si el sistema escuchaba sus argumentos era porque el

sistema tenía fisuras; que puede y debe ser vencido utilizando esas fisuras, y que esas

fisuras deben multiplicarse en defensa de los valores que nos definen como españoles,

como hombres y como hijos de Dios.

Ya Su Santidad Juan Pablo II nos reclamó que no tuviésemos miedo. Nosotros somos el

porvenir, mientras el sistema es la carcoma de nuestra sociedad, de nuestra Patria y de

nuestra alma. No podemos permanecer cruzados de brazos mientras el sistema se lleva

por delante todo lo bueno, lo justo, lo libre, lo humano y lo divino.

¿Que nos perseguirán?, ¡seguro!; ¿Que pretenderán obligarnos a callar? ¡seguro!; ¿que

nos insultarán y nos presentarán, con medios extraordinarios, como unos

desequilibrados y una exigua minoría? ¡Seguro! ¿Acaso no es esa la política que vienen

aplicando desde hace demasiado tiempo?

¿Qué podemos esperar de una sociedad cuyo Jefe de Estado, en treinta años, no había

tenido tiempo de visitar todos los territorios de la Patria?, que ha obviado hacer acto de

Nada en común

267

presencia en Ceuta y en Melilla mientras su “hermano” Hassan y luego su “sobrino”

Mohamed tienen la desvergüenza antihistórica de pretender el sometimiento de estas

ciudades mientras ellos se permiten el lujo, y el presidente del “gobierno español” la

villanía, de fotografiarse ante un mapa en el que se incluye a Andalucía dentro de Al

Magreb.

A primeros de Octubre, treinta años después de ser coronado, nos enteramos que Su

Majestad el Rey tenía previsto girar una visita a éstas dos ciudades españolas. Cesáreo

creía que tal evento no lo verían sus ojos, pero se equivocó... Aunque aún tuvo que

esperar dos años... Los que necesitó la corona para obtener la autorización de los moros.

Otras cosas no se hicieron esperar tanto. La ley antitabaco fue aprobada el día 15 de

Diciembre. Una nueva cacicada del sistema que da cancha, p.e., a las máquinas

tragaperras, que al contrario que el tabaco, están al alcance de cualquiera... y acogota la

libertad de los fumadores, presentándolos como quasi-delincuentes. Desde entonces

encontró Cesáreo gracia al vicio de fumar, y es que entendía que si el enemigo marca

algo como maligno, es inequívoco que ese algo es beneficioso... Aunque carezca de

otros argumentos.

Y es que, lo que sí tiene cancha en el sistema es lo perverso, como lo demuestra la

declaración, perfectamente acorde con lo establecido, efectuada el 11de Enero por el

portavoz de la Ejecutiva del PNV, Iñigo Urkullu, quién aseguraba que para que la mesa

de partidos vascos pudiera realizarse sin exclusiones y en ausencia de violencia no se

podía pedir a ningún partido que "renuncie a sus principios, como pretende el Pacto

Antiterrorista", ni hacerlo "con la tutela de organizaciones armadas, sea ETA o el

Ejército español". Todo normal, ¿de qué nos asustamos?

El 12 de Enero se celebró una un acto de Herri Batasuna que había sido jaleado por

todos los medios del sistema al amparo de que “estaba prohibido”, ¿Y cual fue la

realidad?... El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, reveló que fue

permitido por las autoridades vascas de Interior, pero en contacto directo con el Juzgado

y con la Fiscalía «para impedir que en esos actos se pudiera cometer algún hecho

delictivo».

En estos primeros días de Enero, Batasuna proponía al presidente del Gobierno que

iniciase "conversaciones" con ETA, y el día 9, el ministro del Interior, José Antonio

Alonso, aseguraba que «no existe ninguna negociación entre el Gobierno del Estado y

ETA» y pedía que se dejase de especular sobre este supuesto y se atendiese al «rigor y a

la racionalidad» de los hechos. Signo inequívoco de unas amistosas relaciones entre

ambos órganos del sistema.

El 22 de Enero, en una manifestación convocada por la Asociación de Victimas del

Terrorismo, se profirieron insultos contra Gobierno y autoridades y el Ministro de

Defensa, José Bono, fue supuestamente agredido. Los agresores fueron inmediatamente

detenidos. Y es que el trato no puede ser considerado con quienes se oponen al

terrorismo. Quienes son dignos de un trato correcto son otros... Así, el día 26, el

Ayuntamiento de Azcoitia aprobaba una moción de PNV y EA, que defiende el

"derecho a reorganizar sus vidas" de los dos ex etarras que mataron en 1980 a Ramón

Baglieto, pero les reclama que "se arrepientan y cumplan la ley".

Nada en común

268

Los terroristas hospedados en cárceles de cinco estrellas, con un tratamiento de

excelentísimo señor, estaban haciendo las maletas, y uno de los asesinos más

contumaces, José Ignacio de Juana Chaos, tras haber estado hospedado 18 años, de los

3000 a que estaba condenado, tenía prisa por salir, pero aún tendría que esperar...¿3000

años?... No... Unos mesecitos que se le hicieron eternos; así el 7 de agosto comenzaría

una huelga de hambre que no le costó ningún gramo de peso, y se fotografió de forma

grotesca, semidesnudo y encogiendo el estómago. Todo se estaba cociendo. El 6 de

Junio, José Luis Rodríguez Zapatero convocaba a las asociaciones de víctimas del

terrorismo a partir del 21 de junio, una vez celebradas las elecciones gallegas, para

escucharles, explicarles la reforma de la Ley de Solidaridad con las Víctimas del

Terrorismo y "deshacer equívocos". El 13, el juez de la Audiencia Nacional Santiago

Pedraz Gómez decidió no procesar a Juan Ignacio de Juana Chaos por pertenencia a

banda armada, y el día 18, la organización terrorista ETA lanzaba un comunicado en el

que anunciaba el cese de los atentados contra los "electos de los partidos políticos de

España" y aludía a "los importantes esfuerzos que se están haciendo para ofrecer una

solución democrática del conflicto. La cosa volvía a la normalidad, ¡qué tranquilidad!

No estaba mal la decisión de los terroristas. Ellos saben perfectamente dónde tienen el

enemigo; saben a quién deben proteger y a quién deben respetar. Saben, y hacen saber, a

quién sirven. Es un respiro que nuestros políticos anden tranquilos por ahí.

Mientras, el 20 de Marzo, el Círculo de Empresarios Vascos reclamaba el «amparo del

Estado de Derecho» ante las amenazas, chantajes y actos terroristas que sufrían las

empresas y la ciudadanía por parte de ETA, y el 4 de Abril, El 75% de los 'hertzianas'

decía que se daban órdenes verbales para no actuar contra el entorno de ETA y casi el

100% de los miembros de la Policía Autónoma vasca se sentía desmotivado en su labor.

Al tiempo que el Foro Ermua denunciaba la «permanente connivencia» que, a su

entender, mantenía el Gobierno Vasco con ETA. Roberto Delagua, delegado sindical,

corroboró públicamente el hecho, que nuevamente, y a finales de Junio de 2006 volvió a

ser denunciado por parte de policías que permanecieron en el anonimato. Mientras, el

mismo 7 de Abril, el consejero de Justicia y Empleo del Gobierno vasco, Joseba

Azcarraga, anunciaba que el Ejecutivo autónomo seguiría tramitando ayudas para los

familiares de presos que se encentraban recluidos en cárceles de otras comunidades

autónomas mediante la competencia sobre asuntos sociales.

Mientras, el Gobierno seguía con sus maniobras de intoxicación social. Así, el 2 de

Mayo publicaba una encuesta según la cual el 57,2% de los españoles se proclamaba

partidario de que el Gobierno entablase negociaciones de paz con ETA. Estos estudios,

amparados en campañas permanentes de propaganda, irían incrementando

paulatinamente el porcentaje, y finalmente, el 17 de Mayo el Congreso aprobaba, con el

único voto en contra de los populares la resolución promovida por el grupo socialista

que autorizaba al Gobierno a entablar conversaciones con ETA en el supuesto de que la

banda abandonase definitivamente las armas.

Mientras, ETA seguía cometiendo sus habituales atentados. Ningún asesinato, ¡eso sí!...

Y el PP, como no hacía falta, se opuso. A eso se le llama guardar el recambio, porque al

fin y al cabo, ya el PP había hecho lo mismo en 1999.

Nada en común

269

Los únicos que se mantenían firmes en sus principios: Los terroristas. Joseba Permach,

portavoz de la ilegalizada Batasuna, afirmaba el 31 de Mayo que ETA seguiría matando

si no se «reconoce» el derecho a la autodeterminación.

Y por su parte, el alto comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Gregorio

Peces-Barba, no acudiría a la manifestación convocada en Madrid por la Asociación de

Víctimas del Terrorismo (AVT) contra la posible negociación entre el Gobierno y ETA.

¡Alabado sea Dios! Tamaño insulto (el de su presencia), hubiese resultado difícilmente

digerible. Pero no acabaría ahí la acción de los históricos defensores de terroristas.

El señor presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convocó a cuatro mil

guardias civiles, justamente el día 4 de Junio, en Baeza. No se trata de ninguna bajeza

de un colaborador necesario del terrorismo, no. ¿A quién se le puede ocurrir semejante

idea? Sea como fuere, el asunto ocasionó un sentimiento agridulce; por una parte, los

asistentes lamentaron profundamente que esos servidores de España no estuviesen

presentes en el acto, y por otro se sintieron profundamente aliviados conociendo que el

tal Zapatero tampoco estaría.

Alrededor de un millón de personas se concentraron para protestar contra el terrorismo

y contra el chalaneo del gobierno con él.

Parecía que el pueblo español empezaba a darse cuenta de la situación. Lo que estaba

ocurriendo entre el terrorismo y el gobierno es el resultado de un mismo sistema

circulatorio. Un sólo corazón riega todo el cuerpo... Y así debe seguir siendo por los

siglos. Por eso, el gobierno manifestó, ya antes del día 4, que fuese el que fuese el

resultado de la manifestación, no variaría su actuación con respecto al terrorismo. Una

postura que, cualquier mente independiente conocía de antemano.

Los medios destacaron la presencia de Mariano Rajoy y demás jerifaltes del PP, y sin el

menor rubor dejaron en segundo plano a los verdaderos protagonistas de la protesta.

Hicieron de la protesta un acto de refuerzo de su propio partido; una caricatura de

ataque al gobierno, y una anulación de lo que en realidad era la manifestación.

El 28 de Septiembre, y entre atentados terroristas no mortales, el presidente del

Gobierno lanzaba desde el Senado un claro mensaje a sus contertulios: "Este Gobierno,

a pesar de que pueda no contar con el apoyo de algún grupo parlamentario, va a dar

todos los pasos necesarios para que esta vez, si ETA tiene la voluntad de abandonar la

violencia, podamos entrar en una etapa de consolidación de la paz que es tan necesaria

como posible", y el día 30, Mercedes Galdós, "Bitxori", la etarra que fue jefa del

sanguinario "comando Nafarroa", autora de 17 asesinatos consumados, entre ellos el del

niño Alfredo Aguirre, era puesta en libertad.

En el mismo ámbito, José Piqué, presidente del PP regional de Cataluña no sabía qué

decir ante el nuevo paso del separatismo, en lo relativo a declarar nación, como tal

diversa de España, a Cataluña. Felizmente la margarita, determinó que el PP no apoyaba

semejante felonía... de momento.

No dejaba de tener gracia el señor Piqué, que tenía la desfachatez de remitir al juicio de

la Historia el crimen que el Parlamento de Cataluña estaba perpetrando contra la unidad

nacional. Tiene gracia, porque debemos recordar las críticas de toda la clase política

Nada en común

270

democrática cuando analizaron la sentencia de Francisco Franco declarando que Dios y

la Historia lo juzgarían.

A lo largo del año, Vascongadas y Navarra sufrieron 369 ataques de terrorismo

callejero, y los actos de terrorismo duro llevados a cabo por ETA alcanzaron el número

de 22 este año.

¿Y en el ámbito de la inmigración? 2005 estuvo acorde a todo lo demás. El 27 de

Septiembre, varios cientos de inmigrantes negros en su acepción normal e histórica

(subsaharianos en el eufemismo democrático) trataron de asaltar la valla que delimita la

frontera entre Melilla y Marruecos en oleadas coordinadas y sucesivas. Consiguieron

entrar alrededor de trescientos de ellos. El día 29, alrededor de 600 inmigrantes

asaltaron la valla. Las fuerzas de seguridad de España y Marruecos trataron de impedir

la avalancha, pero aproximadamente 160 de ellos consiguieron entrar en Ceuta. En el

asalto murieron cuatro inmigrantes. Posteriormente se comprobó que los cadáveres

presentaban impactos de bala y postas. Se abrió una investigación conjunta para

delimitar responsabilidades, y es que el papeleo es algo que encanta al sistema. Lo

demás es pura estadística. El 3 de Octubre se produjo un nuevo intento de asalto de la

valla de la frontera de Melilla por parte de aproximadamente 650 inmigrantes de los que

135 resultan heridos con cortes, magulladuras, etc. Alrededor de 350 de ellos

consiguieron entrar en Melilla. El 5 de Octubre Alrededor de 500 nuevos inmigrantes

trataron de asaltar la frontera de Melilla. El 6 de Octubre alrededor de 400 inmigrantes

efectuaron un nuevo asalto. Fallecieron seis inmigrantes por disparos efectuados por las

fuerzas marroquíes y por aplastamiento. El resto del año siguieron masivos asaltos, y es

que alrededor de 30.000 emigrantes esperaban en Argelia y Marruecos una oportunidad.

Terrible... y comprensivo. Una sociedad sin alma como la nuestra, se muestra en su

faceta más atractiva, la opulencia, a una sociedad con valores y sin posibilidades de

subsistencia. Lógicamente, los más capacitados se lanzan a una aventura a la que se le

oculta su último fin: la miseria espiritual y la muerte física. Quienes venden mentiras en

nuestra sucia sociedad opulenta son quienes venden mentiras a esa pobre gente... Con

un único fin: conseguir un enfrentamiento de sociedades. Cesáreo, que hacía lo que

podía ejerciendo su función en Cáritas, de la que fue nombrado Administrador el día 3

de Mayo, se desgañitaba ante las formas de las administraciones, que se limitaban a

facilitar unos importes económicos con los que entendían que cumplían sus

obligaciones, y dejaban en manos de los voluntarios una ardua labor... y unas

obligaciones contraídas por unas administraciones públicas que compraban muy barato

la gran labor social ajena que luego lucían como propio logro.

Si en el terreno de la inmigración la sangre sí llega al río, en el terreno de la pobreza

económica, la situación iba a alcanzar cotas inimaginables para ellos, pero evidentes

para otros, entre ellos Cesáreo, que por estas fechas venía denunciando algo que, por

intereses del propio sistema no saldría a la luz hasta 2008: la crisis económica era

evidente, y el informe FOESSA sería determinante. Pero la crisis moral, de dignidad era

la peor, y esa no es sentida por el sistema como algo negativo, sino como su principal

esencia.

El 10 de Marzo, en la juerga parlamentaria de los diputados regionales por los

hundimientos en el barrio del Carmelo, salió a relucir algo que acabaría apagándose

misteriosamente: Pascual Maragall pidió en 1991, siendo alcalde de Barcelona, mil

Nada en común

271

millones de pesetas a Javier de la Rosa para financiar las Olimpiadas Culturales de

1992, a cambio del permiso de obras para la Clínica Teknon que entonces trataba de

poner en marcha la mujer del financiero, Mercedes Misol. Todos empezaron con el “y

tú más”... Y todos tenían razón. Entonces Maragall acusó a CIU de haber cobrado

comisiones del 3% en todas las obras que se realizaban en Cataluña. El asunto forzó a

Jordi Pujol, envuelto en la bandera de Cataluña, a salir a la palestra para defenderse,

ante el riesgo de que Artur Mas, dispuesto a salvarse de la quema, pasara la patata

caliente del 3% a sus predecesores, es decir, al equipo del propio Pujol... Por el bien de

la democracia, todo se calmó y sólo sufrieron las consecuencias quienes debían

sufrirlas: Los vecinos del Carmelo... Y los contribuyentes, naturalmente.

Nunca se sabrá si fue provocado por el desastre del Carmelo, el caso es que el gobierno

sacó a la palestra sus “soluciones habitacionales”; “viviendas dignas” de 30 m2. Resulta

ser que, en España, los oprimidos por el régimen de Franco, además de tener una

Seguridad Social y ..., tenían la osadía de poseer una vivienda en propiedad... Una

vivienda en propiedad era (y es), algo que cruza las neuronas de los políticos. ¿Cómo es

posible que el pueblo español siga siendo tan retrógrado?

Los países “de nuestro entorno”, dicen, los países más democráticos, tienen un régimen

de vivienda basado principalmente en el alquiler. Eso de la propiedad de la vivienda es

retrógrado. Parece como si la propiedad de la vivienda, en un régimen ahíto de la

“libertad” que proponen nuestros políticos, deba estar en manos del estado y de cuatro

propietarios inmobiliarios. Y ahí se dirigen de manera metódica; tan metódica que en

esos momentos, adquirir una vivienda en España era ideal restringido a quienes eran

beneficiarios de alguna lotería o de alguna herencia... o pertenecían a la clase política.

Viviendas dignas de 30 m2. ¡Ah!, y el cuarto de baño, para ahorrar espacio, compartido

con las “viviendas dignas” vecinas. La idea de la “menistra” Trujillo tenía su “conqué”.

Luego llegaría la explosión de la burbuja inmobiliaria... Pero aunque resultaba evidente

aún faltaban tres años.

Entre trapicheos y comisiones, la seguridad ciudadana seguía el camino junto al resto de

desastres nacionales. Nunca antes la población reclusa había sido, porcentualmente tan

numerosa; nunca antes había existido tantísimo policía ni tantas cárceles. Las personas

que fueron detenidas este año fueron 236.183, lo que supone 10.277 más que el año

anterior. El 4 de Febrero juraban el cargo 2.040 nuevos policías en la Academia de

Ávila y el Consejo de Ministros aprobaba los decretos que permitirían que este año se

incorporasen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado 9.654 nuevos policías y

guardias civiles.

El 18 de Noviembre el Consejo de Ministros aprobaría una revisión y actualización del

Plan de Creación y Amortización de Centros Penitenciarios que suponía la construcción

de 46 nuevas infraestructuras penitenciarias con una inversión de 1.647,20 millones de

euros que se suman a otros 1.504,20 millones ya aprobados. Pero es que, el 12 de Mayo,

el Informe España 2005, realizado por la Fundación Encuentro, aseguraba que la

sociedad española se había convertido en pocos años en muy violenta. La seguridad

ciudadana estaba más que en entredicho desde hacía muchos años... pero no sólo por la

violencia ejercida sobre las personas. El 17 de Julio, once personas de las brigadas de

bomberos forestales murieron en el terrible incendio forestal de La Riba de Saelices

(Guadalajara) en una pésima (aunque habitual) actuación de las administraciones

Nada en común

272

públicas. El 30 de Julio, La Comisión de Investigación, constituida en el Parlamento de

Castilla-La Mancha, concluía que se actuó correctamente en la extinción del fuego. Es

que ellos lo hacen todo muy bien.

Pero el asunto no es nuevo. Ya en los años treinta y tantos también proliferaron los

incendios forestales. ¿Casualidad? Durante décadas posteriores, legiones de muchachos

vistiendo camisa azul, dedicaban su tiempo libre a recorrer la geografía nacional

plantando árboles donde antes sólo era erial. Con los años, los bosques repoblaron los

montes y dieron a España un bienestar más.

Hoy, esas legiones se han relajado; ya no hacen bien social, sino que se dedican a asistir

a concentraciones masificadas donde sólo obtienen droga de todo tipo, desde la

convencional a la auditiva. Algo tienen en común las dos legiones: la complacencia del

poder establecido.

Pero todos podemos dormir tranquilos, los árboles que se queman son árboles fascistas,

y en su lugar nos quedan eriales democráticos. ¡Qué felicidad! Los políticos zanjaron la

cuestión del incendio de Guadalajara con una de sus pantomimas, y dieron a luz una ley

a resultas de la cual se dictó una serie de prohibiciones que, como mínimo en un punto

llamaba la atención en el caso de Castilla-La Mancha: Quedaba prohibido el uso de

desbrozadoras para quitar los verdugos a los olivos.

Pero bueno, ¿acaso han visto un olivo los políticos?, ¿saben distinguirlo de una encina?

Si los políticos supiesen algo, sabrían que la distancia existente entre un olivo y otro

olivo hace prácticamente imposible que, caso de incendiarse uno como consecuencia de

una chispa de la desbrozadora (posibilidad más que peregrina), el fuego pueda

transmitirse a los olivos cercanos.

Eso en cuanto al fuego, pero ¿Y la droga? Según los informes de la ONU recogidos en

la memoria de la Fiscalía Antidroga, España figura el 5 de Septiembre a la cabeza

mundial de consumidores de cocaína. España es el país europeo en el que el consumo de

drogas es mayor y la edad a la que los jóvenes comienzan a tomar estas sustancias es

cada vez más temprana, situándose entre los 12 y los 13 años de edad, según datos

aportados por la Federación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

¿Y en el mundo?, ¿Qué hace España en el mundo? El 17 de Agosto, diecisiete militares

españoles mueren al caer el helicóptero en el que realizaban una misión en Afganistán.

El sistema (PSOE) envió soldaditos españoles a la guerra del Golfo Pérsico; una guerra

con exclusivos intereses económicos que exclusivamente sirvieron a los amos de

nuestros políticos; el sistema (PSOE) mandó soldaditos españoles a gestar una

barbaridad en Yugoslavia; el sistema (PP) envió soldaditos españoles a Irak; soldaditos

que fueron retirados, no por los intereses de España, sino por los intereses del sistema,

por el PSOE: y el sistema (PSOE y PP) ha enviado y mantenido soldaditos españoles a

Afganistán, a defender los intereses de sus amos, mientras en España se ha vendido tal

acción, más o menos como la de una ONG. Pero ni el Ejército es una ONG, ni se está

utilizando al Ejército para defender los intereses de España. En el ínterin se han

producido muertos que no saben a quién han inmolado sus vidas, y eso está muy bien;

inmolarlas al servicio de España está muy mal.

Nada en común

273

Todas las tristezas padecidas por España se agravaron con el fallecimiento de nuestro

querido Papa Juan Pablo II. A las 21:37 horas del 2 de Abril se iba al Cielo quién tanto

hizo por la Humanidad, y en concreto desde el 16 de octubre de 1978.

En una separata sobre Juan Pablo Magno publicada por el periódico del sistema “El

País”, insultaban al Santo Padre los siguientes plumíferos: Juan Arias, Peru Egurbide,

Hermann Tertsch, Juan D. Bedoya, Santiago Petschen (catedrático de Relaciones

Internacionales en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad

Complutense), Lola Galán, Enric González, Juan Arias, Juan Jesús Aznárez, José

Ignacio González Faus (teólogo y jesuita), Juan José Tamayo Acosta (director de la

Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones en la Universidad Carlos III de

Madrid), Miriam Mafai, Vicente Verdú, Eugenio Scalfari, José María Castillo, Enrique

Miret Magdalena. No importa. Ladran... Luego cabalgamos.

Para el “teólogggo” Miret “se necesitaba alguien que comprendiera nuestros problemas,

y el Papa Wojtyla no acertó”. ¿Será por eso que allí donde ha ido ha arrastrado

multitudes ingentes de personas que nunca han representado una masa? Será que el Sr.

Miret, el periódico “El País” y toda la caterva de enemigos de Cristo aciertan más.

Tiene una virtud el señor Miret Magdalena: Las estupideces que escupe contra Juan

Pablo II “El Grande” producen respuestas que la realidad adorna con multitud de

argumentos.

También decía ¡que el Papa fue un obseso sexual!... Y Cesáreo le respondía: ¡y usted un

gilipollas!

El Santo Padre, en un rosario de triunfos sobre los amos de los citados, ha conseguido

algo que parecía imposible: poner en jaque mate a uno de los dos sistemas enemigos del

hombre que durante el siglo XX se enseñorearon del mundo: El marxismo, que se ve

obligado a refugiarse en el manto de su hermano, el liberalismo, imperante con todo su

esplendor en el mundo actual.

El liberal-capitalismo, amo hegemónico del mundo deberá ser, para el Santo Padre,

Benedicto XVI desde el 19 de Abril, objetivo a batir. No será fácil.

Ya desde su elección, los noticiarios inundaron con las supuestas discrepancias que la

exaltación estaba provocando en sectores cristianos. Por su parte, Cesáreo le daba su

particular bienvenida: “Sólo manifestar mi incontenible alegría, y los "teólogos"-topos

del marxismo, del liberalismo; esos que tanto han escupido contra Juan Pablo II el

Grande y contra el actual Benedicto XVI... Que se chinchen.”

Si en religión tuvimos tristezas y alegrías, no podemos decir lo mismo en otros

aspectos. En su ánimo por destruir la cultura y la historia, el Consejo de Ministros,

acordaba el 15 de Abril remitir al Congreso el “Proyecto de Ley de restitución a la

Generalidad de Cataluña de los documentos incautados con motivo de la Guerra Civil”,

según el cual se abría la veda para el expolio de los archivos históricos. Algún día le

llegará el turno, por qué no, a Simancas. Lo único que consiguió el expolio es convocar

manifestaciones. El 18 de Noviembre, el Boletín Oficial del Estado publicaba la Ley

21/2005, de 17 de noviembre, “de restitución a la Generalidad de Cataluña de los

documentos incautados con motivo de la Guerra Civil custodiados en el Archivo

Nada en común

274

General de la Guerra Civil Española y de creación del Centro Documental de la

Memoria Histórica”.

La cultura, lo que esta gente entiende por cultura, viene siendo sufrido por el pueblo

español de un a manera más que estúpida.

El Festival Internacional de Benicasim, un cúmulo de suciedad, es noticia de primer

orden donde acuden las principales bandas de algo que injustamente califican de

música, con el único fin de aturdir las mentes de nuestros jóvenes.

Nada es sano en el FIB, como casi nada es sano en la sociedad que lo propicia. Lo que

justifica el FIB es la destrucción de la cultura hispánica. Los asistentes al FIB, ¿qué van

a escuchar? Difícilmente escuchen algo, pero lo que caracteriza el evento es su

anglofilia, y consecuentemente, su antihispanismo.

Ahí, lo que conviene es que la gente se centre en la “cultura” anglófila, en tanto en

cuanto se distancia de la cultura hispánica. No es algo nuevo. Ya llevamos cerca de

cinco décadas acosados por la anglofilia triunfante. Empezaron con los “bitels”,

continuaron con los “biyís” y demás cosas raras, y ahora nos resulta punto menos que

imposible escuchar una canción española, en español, en una emisora que

“supuestamente” sea española. Tanto, que los papanatas, incluso desconociendo el

idioma inglés, osan reírse de quién escribe, por ejemplo “Chéspir”, o de quién lee con

dicción española, correctamente, cualquier palabra inglesa de las que metódicamente

son incluidas en nuestra vida diaria.

Otra cultura era la que prefería Cesáreo. Por esas fechas, en el norte de la Provincia de

Castellón, en lo que es diócesis de Tortosa, se estaba llevando a cabo una exposición de

arte religioso, de una envergadura más que notable que gozó de un éxito extraordinario

en 2001, cuando en Septiembre se inauguró en Segorbe.

El alma de la citada exposición, un hombre fallecido en Noviembre d